Kamigoroshi cap 31

Lo iba a traer ayer para ustedes pero me enferme por bañarme en la lluvia… que cosas tan tontas para enfermarse xd Sigue leyendo

Anuncios

Chaos World: Bouken no Baka Kami

Capítulo 1: Soy Divinamente Trolleado

Supongo que debería explicar cómo acabé en esta situación de vida o muerte.

Siéntense un momento, la explicación será larga.


Me llamó Kamishoji Ken. Tengo 17 años de edad. Estoy en Segundo Año de Preparatoria en la Academia Privada Hoshiyaki. Soy una persona tranquila, que disfruta la paz y el silencio. Desafortunadamente, eso no existe en este mundo.

-¡Ken-chan, espérame!

Y ahí se fue toda mi paz y tranquilidad.

-Myu, ya te dije que no me llames así –le respondo a la chica que viene corriendo detrás mío. Ya que empezó a hablarme, no puedo ir a casa sin tener que hablar con ella un rato para dejarla contenta.

-Ken-chan es Ken-chan –y volvió a decirlo. Siempre usa la misma excusa, con esa sonrisita suya. Si supiera lo mucho que quiero disfrutar del silencio, creo que no dejaría de hacer eso una y otra vez. ¿Tanto le gusta molestarme?

Ella es Kamishiro Myu, mi amiga de la infancia. Una típica japonesa bajita, cabello castaño claro, ojos café y una bonita sonrisa. Una hermosa y maldita sonrisa muy molesta que siempre usa para burlarse de mí. Esta chica parece que no sólo se me ha pegado desde la Primaria, si no que sabe exactamente como meterse conmigo.

¿Ven por qué pido algo de tranquilidad?

Ahora mismo, caminamos de regreso a casa de la escuela. Ella está en mi clase. Un tío suyo que trabaja en Hoshiyaki la pone conmigo cada año, y nuestros compañeros de escuela están complotados para conseguirle el asiento detrás de mí cada año. No tengo manera de quitármela de encima.

Si, sé que parece una acosadora más que una amiga de la infancia, pero no hay más remedio. Porque me hospedo en su casa, y sus padres son quienes me mantienen. He dicho mil veces que podría pagar el alquiler de algún sitio con mi trabajo de medio tiempo e ir a una escuela pública, pero son tan jodidamente amables que no puedo decirles que no. Ni a ellos, ni a Myu.

-No hace falta que me sigas a mi trabajo de medio tiempo, Myu –le dije, tratando de sacármela de encima. Los otros chicos de la escuela están seguros de que estamos saliendo… ¡Pedazos de mierda retrasados! ¿No notan la diferencia entre salir con una chica o ser acosado por ella? ¡Debe ser porque son una manga de virgos que no han visto una puta vagina fuera de Internet! ¡A ver si algún día descubren la diferencia entre realidad, y sus putas fantasías de videos AVS!

-¿No hace falta? ¿Y que pasaría si otras chicas se ponen a coquetear con Ken-chan y le hacen llegar tarde al trabajo? ¡No puedo permitirlo, como amiga de la infancia es mi deber cuidar de Ken-chan! –Myu palmeo su pecho casi imperceptible.

-Ah, claro, la excusa de siempre… ¿Y cómo planeas exactamente hacer eso? Porque con tu inexistente “sex appeal”, dudo que alguna chica dude en acercarse a mí… –respondo sarcásticamente, reforzando mi maldita intención al mirar directamente a sus senos nada destacables.

¿Qué más quieren que haga? ¿Qué sea un buen chico y le deje molestarme? ¡Váyanse a la puta mierda, haré lo que quiera como se me venga en gana!

-¡Eres demasiado cruel, Ken-chan! –Myu comienza a golpearme en el pecho muy débilmente, pero obligándome a retroceder hasta la pared-. ¡Ken-chan cruel! ¡Ken-chan cruel! ¡Ken-chan cruel! ¡Ken-chan cruel! ¡Ken-chan cruel! ¡Ken-chan cruel!

-A este paso, tú me harás llegar tarde…

Estaba comenzando a murmurar una forma de sacármela de encima, cuando sucedió la “Cosa Mas Rara que me ha Pasado en la Vida”.

Una burbuja transparente, como las de jabón, vino flotando hacia nosotros.

Sólo que… ¡La jodida burbuja mide un metro de diámetro!

-¡¿Qué es eso?! –soltó Myu, ocultándose tras de mí como la cobarde que es.

Iba a responderle, pero una persona apareció de repente detrás de la burbuja. Era muy alto, y usaba una larga capa y capucha negras. Comenzó a soplar en nuestra dirección, haciendo que la cosa extraña nos alcanzara de inmediato.

Hubo un destello de luz, obligándome a cerrar los ojos. Sentí que perdí el apoyo de mis pies en el suelo. Frenéticamente, traté de alcanzar algo con mis manos, pero no conseguí tocar nada. Termine girando sobre mi mismo, flotando en el aire…

¡¿Cómo que flotando?! ¡¿Qué mierda esta pasando aquí?!

Abro mis ojos… Y no puedo creer lo que estoy viendo.

Hay hileras de colores desparramados, retorciéndose en el cielo. Parece que alguien hubiera volcado una maldita colección de acuarelas gigantes en el Espacio, provocando este fenómeno súper bizarro. Mis pies no tocan ningún suelo ni fondo, sólo se agitan en el aire como si estuviéramos en gravedad cero.

Frente a mi, sentada en el aire y girando a mi ritmo, esta la persona encapuchada que nos sopló la burbuja en la calle. Me doy cuenta rápidamente de que lo hizo a propósito, y de que esa cosa causo esta situación.

Lo sé porque tengo su burlona sonrisa en mi cara.

-¡Serás hijo de puta! –le grité. Inmediatamente, noté que no podía respirar. El aire que había desperdiciado gritando no lo recuperaría, así que tenia que planear muy bien mis palabras.

La persona, sin previo aviso, se desprendió de su ropa flotante. Bajo la capucha había una mujer hermosa, de larguísimo cabello castaño y ojos rojos. Su cuerpo desnudo se me reveló, absolutamente perfecto y curvilíneo. Sus pechos de tamaño justo eran tan firmes que apenas si se movían en la ingravidez.

-¿Vas a desperdiciar tu aliento y tiempo insultándome? ¿No te parece que hay algo más importante que hacer? –a ella parecía no afectarle la falta de aire respirable. Extendió un brazo, señalando.

Giré la cabeza, notando que una figura se movía sin control a escasa distancia, aparentemente en estado de confusión. Parecía un pez al que acabaran de sacar del agua, retorciéndose en este extraño Vacío de mierda.

Myu también había venido aquí.

-¿Te doy un empujón? –me ofreció, con una sonrisa malditamente maliciosa en su rostro blanco. Me encantaría darle un puñetazo, pero ahora mismo, Myu es prioridad.

Controlé mi cuerpo para girar en su dirección, pero era cierto que no tenia punto de apoyo para acercarme a ella. Entonces, sentí algo apoyado en mi espalda, y luego fui empujado de una manera malditamente rápida hacia mi amiga de la infancia.

¡Puta mierda, que fuerza tiene esa mujer! ¿¡No acabo de recorrer unos veinte metros con su patada?! Aunque tampoco puedo calcular bien distancias sin puntos de referencia, este condenado lugar de porquería no tiene ninguno.

Abrí mis brazos, y en el momento en que choque contra Myu, la sujeté con fuerza. Ella esta inconsciente, pero su cuerpo se revuelve sin control. Entre el golpe, y varios codazos y rodillazos, empiezo a formar una colección de moretones.

-¡Ya basta, estúpida! ¡Para ya! –gritó, intentando desperdiciar el mínimo de oxigeno posible. Afortunadamente funciona, porque deja de retorcerse.

Entonces, esta mierda se comenzó a poner peor.

Un sonido retumbó junto a nosotros. ¿Cómo carazos lo oigo sin aire? ¡Yo que voy a saber, no soy físico teórico! Pero el caso es que se abre una línea en el… ¿Espacio? Una especie de raya horizontal que se ve como vidrio roto, haciendo sonidos acordes. Este lugar sin sentido lógico comenzó a retumbar como si hubiera un terremoto, aunque no hay suelo para que hubiera uno… ¿¡Podemos respetar alguna ley de la Física!?

-¿Leyes de la Física? ¡Quien las necesita! ¡Son para aburridos! O debiluchos… ¡Para ambos! –comienza a salir una voz de la grieta. Acto seguido, algo se cae… ¿Se cae sin gravedad? Y pega contra el suelo… ¡¿Sin suelo?!

Ay, carajo, esto es la mierda más incoherente en toda la puta Creación.

-¿Creación? ¡Yo soy la Creación! ¡Incoherencia es mi segundo nombre! –el sujeto se arregló la cabellera plateada con una mano, mientras se enderezaba para flotar a nuestro lado. Su ropa parecía la mezcla entre un gigoló y un JoJo, dándole un aire putamente raro y excéntrico. Encima de todo eso, el sujeto estaba vestido con gabardina azul, y armado con pistolas y espada…

¿De que condenado videojuego has salido? ¡Aquí sólo aparece gente completamente loca y rara! ¡¿En que sueño de drogas alucinógenas nos hemos metido?!

-Veamos… Ustedes dos me interesan. ¿Quieren que hagamos algo divertido? –una puerta se materializo detrás de nosotros. Encima de eso, el tipo raro sacó una bolsa de secuestrador, y puso una cara de villano sacado de la película más cutre que se te ocurra.

¡Que ni se le pase por la cabeza lo que me estoy pensando!

-Oh, es exactamente lo que estas pensando. No te preocupes, no debería pasarles nada malo… Probablemente. Posiblemente. Tal vez. ¡En todo caso, será tu culpa!

¿Por qué toda la gente con la que me he cruzado hoy son unos bastardos malparidos que no tienen una puta mierda mejor que hacer que joderme?

Entonces, cuando parecía que nos iban a meter en un saco y llevarnos a no sé donde… ¡La puerta se prendió fuego! ¡Y no fuego normal, fuego opaco y negro! Intente alejarme, pero una mano salió de entre las llamas y nos arrastró lejos del Gigoló Divino.

-Ah, no, ellos son míos.

La Loca Desnudista nos tiró a un costado. Salimos volando para cualquier lado a toda velocidad. Empiezo a tener ganas de vomitar.

-¿Cómo puedes escapar del mismo Espacio que estas tocando? –escuché al Gigoló Divino… ¡Aunque sigue sin haber aire respirable! ¡Hagan algo, par de dementes, me voy a asfixiar si seguimos así!

Me quedo completamente anonadado cuando veo que el borde del Vacío se convierte en una mano gigante que se acerca a nosotros… Pero entonces, una niebla negra forma otra mano enorme, y agarra a la primera por la muñeca.

-Hasta aquí llega el largo brazo de la ley –se oyó la voz de la mujer-. Como dije, ellos son mis juguetes. No te metas.

-¿Ósea que quieres jugar? ¡Juguemos entonces! –contestó el sujeto.

La mano espacial hizo aparecer una… ¿¡Raqueta de Ping Pong gigante!? Y la quiere usar para… ¡Ni se te ocurra, Gigoló Divino malditamente drogado!

Si, nos golpeó con ella. Y obvio, dolió como si un camión nos llevara por delante.

-¡Putos locos, ya paren con esto! –grité, dejando mis pulmones peligrosamente bajos de oxigeno. ¡Necesito ya algo de aire! ¿Myu siquiera puede aguantar esto?

-¿Parar? ¿En serio le estas pidiendo a seres como nosotros que paremos? –la Loca Desnudista comenzó a reírse despectivamente-. Tan lindo… Cuando nos volvamos a encontrar, lo pasaremos muy bien.

Onomatopeya de relamerse los labios.

¡Puta loca pervertida!

La mano de niebla sombría apareció detrás nuestro, sosteniendo un… Bate de béisbol… Ay, no… ¡Jodida hija de puta!

Y otra vez, nos golpearon. ¿¡YA QUIEREN DEJAR DE USARNOS COMO PELOTAS!? ¡JURO QUE ALGÚN DÍA LES VOY A PATEAR VUESTROS DIVINOS CULOS!

-Si, claro… ¡Inténtalo! –dijeron al unísono.

Abro mis ojos en este Vacío mierdoso, mientras salimos despedidos a cualquier parte. Puedo ver a lo lejos que el Gigoló Divino esta apuntándole a la Loca Desnudista con sus armas de fuego. Y una pistola arroja témpanos, y la otra dispara rayos láser.

De nuevo, sin oxigeno… ¡SEAN LOGICOS, CARAJO!

Mientras tanto la chica sólo bosteza, mientras llamas negras se comen el fuego de una de las armas, y aparta los témpanos con la otra. De repente, el Gigoló Divino aparece detrás de ella con un raro efecto de succión, espada en mano creando un tornado gigante. Y la Loca Desnudista lo ataja con una espada de niebla negra bañada en llamas opacas. Desenfunda una daga con brillo púrpura, pero el otro loco usa un raro brazalete para recubrir su mano en una armadura de tierra.

Y como siempre, las leyes físicas son tratadas como algo que se come. ¿¡Y POR QUÉ CARAJOS LOS DOS SE ESTAN RIENDO CÓMO SI ESTO FUESE GRACIOSO!?

-Pelear con alguien cercano a mi poder es… Más entretenido de lo que esperaba. ¡Divirtámonos juntos, Yami-kun! –comenzó el Gigoló Divino.

-¿Cercano? Eso es tan gracioso… ¿Desde cuando los novatos se creen tanto? Jikû-chan, aprende a tratar a tus mayores –respondió la Loca Desnudista.

El sujeto saca un reloj antiguo de entre su ropa, el cual despliega una pantalla holográfica. Pone cara de confundido.

-¿Mayores? Que yo recuerde, pronto seré mayor que tú –de la nada, aparece otro portal raro como el que le hizo aparecer. Se metió dentro, y volvió a salir, exactamente igual. Sin embargo, la pantalla del reloj claramente mostraba un número mucho mayor-. ¡Bien, ahora soy tres horas mayor que tú!

-¿¡POR QUÉ DIABLOS ACTÚAN CÓMO JAPONESES!? ¡¿QUÉ CARAJOS ES ESO DE HACERSE MAYOR DE LA NADA?! ¿¡PARA QUÉ MIERDA HACES ALGO CÓMO ESO!? –me cansé de tanta idiotez sin sentido. ¡Les gritare hasta quedarme sin aire!

-Oh, Ken-kun, es que con este reloj puedo registrar mi edad. Se me olvida a veces, ¿sabes? Sólo deje pasar un poco de tiempo para ser mayor –aclaró el Gigoló.

-Eh… ¿Eso no te hace un viejo decrepito? –le rebatió la Loca.

Ella hizo aparecer montones de círculos mágicos detrás de él… ¿Círculos mágicos? ¿¡Eso no me suena familiar!? ¡Ese ataque tiene copyright! ¡Gilgamesh te demandara!

Para defenderse, el sujeto sacó dos portales nuevos… De los que salieron un perro negro y un león blanco… O mejor dicho, ¡armaduras con la forma de esos animales! ¿Eres un Caballero del Zodiaco de porquería?

Hubo una explosión de luz cuando sus técnicas colisionaron, y por fin salieron de mi vista. No quiero saber nada más con ellos.

Si son putos Dioses o lo que sean, no quiero volver a encontrarme con esos seres.


Lo primero que noté fue que podía respirar de nuevo.

Lo segundo… ¡Que caíamos en picada hacia el suelo!

Rápidamente, busqué como parar, pero no teníamos paracaídas. Ya no flotábamos, el Espacio Vacío se había esfumado. Íbamos directo a lo que parecía un enorme cráter de meteorito, deformando el paisaje.

Nos íbamos a convertir en pulpa humana.

Entonces, la velocidad comenzó a subir. Entre mas nos acercábamos al suelo, mas rápido íbamos. Me di cuenta entonces de la burbuja alrededor nuestro, era la misma que nos había atrapado en la calle, pero se había hecho mucho más grande.

Estoy seguro de que cuando lleguemos abajo, ya habremos sido hechos pedacitos por la fricción atmosférica. ¡Tengo que hacer algo!

Justo a unos cinco metros del suelo, nos detuvimos de pronto. Pude entonces ver el paisaje desértico y árido. ¿Dónde carajo estamos?

-¿Ken-chan? –la sacudida despertó a Myu. Soltó un bostezo cansado-. ¿Qué hay para desayunar? ¿O me dormí en la escuela de nuevo?

-¿Te parece que estamos en la escuela? –señalé alrededor con gesto teatral-. Este maldito lugar no es nuestra ciudad… No es Japón… ¡Ni siquiera parece nuestro planeta!

Acabó de notar algo que debí haber visto primero que nada. En el cielo hay, por lo menos, cuatro lunas pequeñas. Y eso que es de día, pero se ven con claridad, mas o menos. Es oficial, este lugar no es la Tierra.

-¿Estaremos bien? –Myu miraba hacia abajo con cara de miedo, revolviéndose en mis brazos-. ¿La burbuja no se romperá si nos movemos mucho?

-No creo. Aguanto todos esos golpes de los otros dos dementes. No creo que se rompa fácilmente –murmuré. No tuve que haber dicho nada.

De un lado, apareció una aguja flotante, acompañada de unas risas maniacas.

Del otro, un punzón de niebla oscura, con unas carcajadas psicópatas.

¡Plop!

-¡Dioses hijos de la grandísima puta madre que los parió!

Y caímos de cabeza al suelo de tierra.


Ay, eso duele.

Cuando caímos, intenté mantener a la frágil Myu fuera de peligro. Así que recibí la mayor parte del impacto. Y mi brazo… Bueno, no esta en una posición normal para los estándares humanos. Esta completamente torcido hacia un lugar antinatural.

-¡Ken-chan! ¡No te muevas! ¡Tu brazo! –el rostro de Myu esta pálido como la cera.

-¡Si no me muevo, seguirá mal puesto! –me quejé. Intentaba aferrarlo, pero era tan difícil alcanzarlo en su posición que no tuve éxito.

-¡Te dije que no te muevas! –Myu me sujetó el brazo malo, el izquierdo, y lo puso fuera de mi alcance. Una oleada de intenso dolor me recorrió todo el cuerpo.

-¡Basta! ¡Ya suéltalo! –escuche un “crack”, seguido de la desaparición total del sufrimiento. Ya ni sentía nada por debajo del hombro. Esperen un segundo… ¿¡No me digas que me lo acaba de arrancar!?

-Ok, así debería estar bien.

Cuando me fijé, afortunadamente estaba en su lugar. Flácido y colgante, pero por lo menos en una posición completamente normal. Escuche un sonido de rasgar, y vi que Myu estaba haciendo tiras con el borde de su uniforme escolar.

-Enrollarlas para que queden firmes… Sujetar bien el cabestrillo al cuello…

Oh, ya recuerdo. Ella es muy buena en las clases de este tipo. Economía domestica era una pasada cuando estabas en su equipo. Y además era la ayudante de la enfermera. Por lo menos, ayudaba a la hora de compensar sus calificaciones en matemáticas.

Pronto, pude tener mi brazo de nuevo controlado. Haría falta tiempo para que sane, pero por lo menos no estorbara. Necesitare estar lo mas libre posible para enfrentarme a… Lo que venga. En la literatura, estos lugares suelen estar repletos de monstruos, bandidos, gente con magia o superpoderes, trampas, y demás cosas asesinas. Digo, si es verdad lo que sospecho: Estamos en un mundo distinto.

-Ken-chan, ¿qué es esa cosa? –Myu señaló en una dirección.

Algo se aproximaba. Parecía una nube de polvo, o mejor dicho, algo que se escondía en una nube de polvo. Sea lo que fuere, iba a una velocidad similar a la de un automóvil en una carretera.

¡Los problemas empezaron demasiado rápido!

-Myu, tenemos que irnos ahora…

-¡Ken-chan! ¡Detrás nuestro!

Ella me advirtió, pero no le hice caso. Porque ya sabía que había visto. Cortinas de polvo similares se acercaban por uno de nuestros costados. Y de reojo vi más por el otro lado. Era claro que, fueran lo que fueran, nos habían rodeado antes de que nos diéramos cuenta. Y ahora estaban estrechando el cerco.

No había donde correr. Venían de todas las direcciones.

-Myu, busca algo con lo que defenderte. Lo que sea. Piedras, palos, sólo encuéntralos rápido –advertí. Estoy tratando de no entrar en pánico.

-¿Eh? Esto… ¡Aquí hay algo! –me alcanzó una larga rama. Se veía seca y frágil, pero serviría para dar al menos un golpe. Ella desenterró una bola de barro dura de la que surgía un manojo de hierba, algo que podía servir para darle en la cara a alguien.

¿Y con esta mierda pensamos defendernos? ¡Estamos muertos!

Entretanto, las cosas nos habían alcanzado. Tragué saliva al ver que se detenían, aminorando la marcha y mostrando sus identidades. Eran enormes lobos rojizos, del mismo tono que el suelo. Sus cabezas eran algo pequeñas, pero no quedaba dudas de sus intenciones al ver la forma en que les caía baba de la boca.

Éramos el almuerzo. ¡El puto almuerzo!

-Eh… Lindos perritos… ¿Quieren una galleta? –preguntó Myu con un hilo de voz. Su rostro ya no estaba pálido, sino azul del miedo.

Los lobos no se ven impresionados.

-Myu… A mi señal, comienza a correr lo más rápido que…

De repente, los lobos hicieron algo muy extraño. Sus pelajes superiores se alzaron de sus espaldas, revelando un interior correoso de entre rosa y rojo. Por un momento, pensé que se habían arrancado el pellejo, pero entonces lo noté.

Un escalofrío me recorrió la espalda.

-Imanos… Imanos ricos…

-Comer Imanos…

-Imanos… Carne…

Los pelajes hablaban.

No eran pellejos. Eran unas criaturas deformes y espantosas que le surgían de la cadera, levantándose hacia arriba. Se ven como fetos de lobo muy grandes y que crecieron mal, tienen tres o más patas cada uno, les faltan o les sobran ojos, un par son muy apestosos y están semi-derretidos, sus articulaciones se giran hacia cualquier parte.

Es la cosa más repugnante y enfermiza que he visto en la vida.

Parece que probablemente estas criaturas están recostadas sobre las espaldas de los lobos durante la carrera, por lo que al ponerse en “Modo Cacería” se alzan por alguna razón. Y cómo acabo de escuchar, no sólo hablan nuestro idioma… Mas o menos… ¡Además saben que somos comida!

Espero que no lancen ácido o algo así, ¿verdad? Digo, seria el colmo.

-¡Comer Imanos! –dijo uno. Tal parece que es la orden para atacar, porque todas estas cosas sueltan unos intentos de aullido patéticos que exaltan a los lobos.

El primero se lanza como un rayo hacia nosotros, o mejor dicho, hacia Myu. ¡Estos Lobos Rojos Deformes aplican la ley de atacar al más débil primero! Antes de que llegara, agité la rama frente a su cara, deteniendo su embestida.

-¡Ken-chan! ¡Por detrás! –advierte ella. Giro rápido la cabeza, viendo como ella parte el pedazo de tierra en el costado de uno de esos monstruos rojos. Sin embargo, este ni siquiera se da por aludido, como si no hubiera sentido el golpe.

-Imanos pelean… Imanos tontos… ¡Comer Imanos! –suelta su verruga deforme, entre carcajadas de burla. ¡Se esta riendo de nosotros! ¡Puta deformidad!

Con mis nervios estallando de furia, agite mi pedazo de madera inservible para golpear en la cara a ese tumor. Y obviamente, la cosa lo atrapó con la boca, mordiéndolo hasta romperlo sin dificultad.

¡Maldito día de mierda! ¡¿Algo puede salir bien hoy?!

No estaba pidiéndole a nadie ayuda, menos al par de Dioses hijos de puta, pero parece que mis ruegos no pasaron desapercibidos para el Universo.

Una cosa extraña salio de la nada, clavando al Lobo Rojizo Deforme que se burlaba de nosotros al piso. Por un momento pensaba que era un proyectil o algo similar, pero luego de seguirlo con los ojos me di cuenta de que era una extremidad. La pata de una cosa más grande, haciendo que Myu soltara un gemido aterrado.

Era un bicho gigante. Me recordó a una mantis religiosa de diez metros de alto, con un color azul pálido. Le salían cuatro cabezas del cuerpo alargado, dos de cada lado mirando en direcciones opuestas. Tenía una docena de patas larguísimas, que se unían al abdomen de ambos lados. En una de ellas estaba clavado el lobo, que no dejaba de retorcerse sin control.

-¡Grojoa, malo! ¡Grojoa come Cimillo! ¡Imanos buenos! ¡Imanos ricos! ¡Grojoa malo! ¡Correr de Grojoa! –chillaba el tumor.

La mantis, ignorándolo, procedió a empalar muy rápidamente a otros tres lobos con la misma pata. Ya con su brocheta de carne terminada, la alzó de manera súper rara, llevándola a su boca más cercana. Se metió toda la pata por la garganta, pero luego la saco sin lobos. Me pareció muy interesante la manera en que se alimentaba, clavando presas para luego comérselas en grupo.

Evidentemente, el resto de los lobos salieron huyendo al instante, mientras la Mantis Brocheta devoraba a sus compañeros.

-¡Esa cosa es enorme! –exclamó Myu. Sus ojos se le salían de las órbitas.

-¡Silencio! –susurré, poniendo mí expresión irritada-. ¡Si esa cosa se da cuenta de que existimos, acompañaremos a los lobos en su estomago!

Sin embargo, ya era muy tarde. La Mantis Brocheta ya nos había visto, y de inmediato, lanzó una de sus patas hacia nosotros. Afortunadamente, falló por varios metros, haciendo un agujero espectacularmente profundo en el suelo desértico. Se me helaba la sangre de sólo pensar en tener esa pata atravesando mi estómago.

-Ken-chan…

-¡Quieta! –murmuré. Ya me había dado cuenta de algo.

La Mantis Brocheta era corta de vista.

Aunque nos veía, no nos atacaba. Y viendo la velocidad con la que apuñalaba, no había forma de que lo esquiváramos. La única explicación para que no estuviéramos muertos todavía era esa. El bicho no nos podía ver bien.

El ataque anterior no fue a nosotros. Golpeo el lugar donde estaba el lobo que intentó atacar a Myu, ese al que le corté el paso. Si tuviera que adivinar, diría que esta atrocidad ve mejor el movimiento que otra cosa. Mientras nos quedemos quietos, no debería ser capaz de vernos, en teoría.

Los hombros de Myu estaban temblando.

Sin embargo, el bicho no reaccionó a ello. Golpeó un par de veces más en el lugar anterior, pero luego se rindió. Se quedo allí parado, sin moverse demasiado, aunque en ocasiones asustaba la manera en que sus cuatro cabezas giraban hacia todas partes.

-No podemos quedarnos aquí para siempre. Nos podría pisar por accidente. Vamos a movernos muy despacio hacia allá, ¿bien? –señalé con cuidado entre las dos hileras de patas de la criatura. Myu asintió, notando que era el lugar mas seguro. No había manera de que el bicho gigante pudiera golpear ahí con sus extremidades asesinas, su cuerpo era muy voluminoso y le estorbaba.

Entonces, ocurrió algo inesperado. Un gruñido nos sobresalto de repente.

-¡Imanos! ¡Imanos ricos! –el tumor estaba aquí, tirado boca abajo en el suelo. No lo habíamos visto por ese pelaje rojizo que tenia. ¿No se lo habían comido? ¡Debió caerse de la boca de la Mantis Brocheta, y justo aquí para jodernos la vida!

Obviamente, el enorme bicho gigante de mierda se dio cuenta de que este tumor seguía moviéndose, aunque es más probable que lo escuchara. Y evidentemente, es comida fácil, así que lo empalara y lo devorara.

Y nosotros estamos justo al lado.

¡Puta suerte de mierda!

La criatura levantó rápidamente la pata, y veo que apunta directo a nosotros. Agarro a Myu por la cintura, tirándonos directo debajo de su abdomen regordete. A nuestra espalda escucho sonidos que parecen dignos de un impacto meteórico, pero seguramente es sólo el ataque continuo de la Mantis Brocheta. Cuando volteo a ver, del tumor del Lobo Rojizo Deforme no queda nada aparte de pedazos de pellejo dispersos por ahí.

¡Eso podríamos haber sido nosotros si reaccionábamos un poquito tarde!

Miro al bicho, pero de nuevo parece que se olvido de registrar nuestras presencias. ¡Carajo, ya muévete de aquí, cosa espantosa! ¡Quiero estar bien lejos de ti!

¿Ah? ¿Por qué esta girando de esa manera?

De repente, una pata golpea el suelo cerca nuestro, dándonos parte de la onda de impacto. La criatura, totalmente advertida ahora de que aquí estamos, esta intentando girar para sacarnos del punto ciego de sus patas. No acierto a entender como sabe que nos pusimos debajo de él, ¡pero ahora mismo no importa! ¡Si no corremos, seremos brochetas humanas!

La criatura se movía muy despacio, pero las patas eran rápidas como misiles. Al fijarme, me doy cuenta que el problema es la coordinación, no logra mover el conjunto de sus extremidades con suficiente velocidad. ¿Cómo es que esta cosa tan lenta se nos acerco tanto, que ni los lobos pudieron darse cuenta a tiempo? ¿Y como carajos se dio cuenta de que seguimos aquí?

Al mirar hacia arriba con rabia, obtengo la solución. El estomago de la Mantis Brocheta es del mismo tono azul del cielo de la mañana. Es mas, esta reflejando las tonalidades, porque su camuflaje es demasiado perfecto. Seguramente se pasa todo el día cazando lobos y demás seres que no pueden ni verle, ni me quiero imaginar de noche.

En cuanto a como sabe que aquí estamos, ese fue mi error. Pensé que el mejor puto lugar para ocultarse era debajo suyo, porque no llega aquí con sus patas perforadoras. Pero no me había dado cuenta de que desde debajo de su cuerpo colgaban esas tiras semitransparentes. Estas cosas nos están tocando, deslizándose en nuestros cuerpos como si estuvieran cubiertas de aceite. Hay decenas de miles de ellas.

Si tuviera que adivinar, son alguna clase de órgano sensorial que este bicho desarrollo, para encontrar presas debajo suyo por medio del tacto. La situación es tan urgentemente peligrosa, que ni me queda tiempo para dejarme llevar por el asco. Mejor no decirle nada a Myu, o le entraran ganas de vomitar.

-¡Rápido! –le insté. Ella jadeaba por el esfuerzo, mientras nos manteníamos justo en medio de las hileras. Esta cosa era lenta, pero su tamaño es tal que un mínimo reposicionamiento suyo equivalía a que nosotros teníamos que seguir corriendo un buen rato, y el ciclo se volvía eterno.

Se movía, corríamos debajo.

Se volvía a mover, y nosotros volvíamos a ponernos en medio.

Continuaba tratando de alcanzarnos, y continuábamos alejándonos de sus patas.

Una y otra vez, interminablemente, se repetía el ciclo. Myu empieza a ponerse pálida, lo que significa que esta llegando a sus límites físicos. No, a juzgar por lo cansado que estoy yo, ella ya debe haber sobrepasado esos limites. En cualquier momento, se va a desmayar, y no creo poder continuar huyendo de esa cosa si tengo que cargarla.

¡Tengo que poner fin a esta persecución en este puto momento!

Hurgué en mi bolsillo mientras corríamos en círculos, buscando entre la basura que suelo llevar. Monedas, llaves de la casa, pañuelo sucio, paquete arrugado del almuerzo, audífonos… ¡Aquí esta! Saqué triunfante el mechero.

No pienso rezarle a esos bastardos, pero… Quien pueda oírme, pido por favor que los órganos sensoriales de este bicho gigantesco horrible sean sensibles.

Lo encendí, alzándolo hacia la tira membranosa más cercana.

Esta se encendió como una línea de pólvora, subiendo rápidamente. En el camino, ligeros roces con las otras provocaron que el fuego se extendiera. ¿Será que ese aceite corporal que tienen impregnado encima es combustible? ¡Tenemos suerte, carajo!

Si mirábamos hacia arriba, veíamos hermosas líneas de fuego que subían espectacularmente hacia el cuerpo de la Mantis Brocheta. Finalmente, ocurrió la reacción que estábamos esperando. La criatura comenzó a soltar aullidos por sus cuatro bocas, o mejor dicho, por una especia de branquias en los cuellos de estas. Su cuerpo comenzó a moverse en una dirección fija, como si intentara huir de aquello que le hacia daño.

-¡Es nuestra oportunidad! ¡Corre, Myu! –grité. Por si acaso, me asegure de sostener siempre su mano, ya que no sabía cuando su malditamente débil cuerpo se vendría abajo. Nos dirigimos hacia unas formaciones rocosas cercanas. No parecían estar tan lejos. ¿Cómo es que no las vimos antes?

-¡Ken-chan! ¡Esa cosa todavía no se ha ido! –chilló Myu. Mire de reojo un segundo, y me di cuenta de que la Mantis Brocheta nos observaba con una de sus cabezas. Los fuegos de su estomago estaban a punto de extinguirse, probablemente porque no había mas para quemar.

La criatura estaba enderezándose para venir hacia nosotros.

¡Maldita sea! ¡Puto monstruo rencoroso! ¿No puede sólo irse a la mierda?

-¡Mas rápido! ¡En cuanto se ponga a correr, nos alcanzara en un instante! –advertí a Myu, para intentar que acelerara un poco mas. Si seguíamos a este ritmo, no íbamos a poder escapar de ninguna manera. Tal parece que funcionó, porque ella consiguió acelerar un poco más.

Volví a ver delante, y las formaciones rocosas… ¿Eh? ¡Ya no están! En vez de eso… ¡¿ESTAMOS EN LA FALDA DE UNA PUTA MONTAÑA QUE SALIÓ DE LA PUTA NADA?!

¡¿QUÉ CARAJOS ESTA PASANDO AQUÍ?!

¿Por qué mierda me hago problemas por eso? ¡Esto es mejor! ¡No hay manera de que ese bicharraco mierdoso pueda atraparnos en este lugar! A menos claro que tenga un cañón láser en la boca o algo parecido, cosa bastante improbable… Espero…

Con toda la velocidad que pudimos sacarle a nuestras piernas, aceleramos para subir por la montaña. Era más difícil, pero ya veíamos la entrada de una pequeña cueva unos metros mas arriba.

Sin embargo, a nuestra espalda se escuchaban sonidos aterradores. Me doy la vuelta un instante, dándome cuenta de que la Mantis Brocheta ya se ha recuperado. Esta avanzando paso a paso hacia nosotros… ¡Pero cada uno de esos pasos vale por mil de los nuestros! ¡Tenemos apenas un par de minutos antes de que cubra la distancia!

-¡Puta mierda de bicho, muérete de una vez! –grité, motivándonos a subir mas rápido. Ya apenas nos quedaba tiempo, así que simplemente tomé a Myu en brazos y salté de piedra en piedra hasta llegar a la cueva. Nos lanzamos dentro tan rápido como pudimos, pero no nos dimos cuenta de que la entrada estaba en el techo del lugar, así que seria más correcto decir que caímos en el interior.

Rápidamente, mire por encima. Una enorme pata de la bestia estaba apuñalando la entrada de la cueva, golpeando todo lo que podía dentro del rango de movimiento que le delimitaba el pequeño agujero. Si no nos hubiéramos caído dentro, esa cosa nos habría hecho papilla en un instante. Literalmente, estuvimos a nada de la muerte.

Finalmente, la criatura se rindió, y después de sacar la pata sólo pude oír una especie de chirridos que interpreté como rugidos de furia. Por fin pude volver a respirar, tirándome al piso rocoso.

-Eso… Estuvo muy cerca… –balbuceé entre jadeos-. Por poco… Nos parte a la mitad… ¿Estas bien, Myu?

No me respondió.

-¿Myu? ¡Contesta! –la sacudí por el hombro. Sin embargo, no hubo respuesta. Puse mi cabeza en su pecho, buscando su respiración. Afortunadamente, ella continuaba con vida. El esfuerzo había sido tal que se había desmayado.

Apenas ahora noté cuan cansado estaba. Mis piernas ardían, me faltaba el aliento, y ambos estábamos cubiertos de sudor y raspones. Esa carrera me había llevado al limite de mis fuerzas, para Myu debió ser una tarea titánica. Mejor dejarla descansar todo lo que pueda, o escapar de la Mantis habrá sido en vano.

Y ahora que me paro a pensar… ¿¡POR QUÉ MIERDA ME PREOCUPO TANTO POR ELLA!? Lleva años molestándome. ¡Pude haberla dejado ahí sin más y salvarme yo solo! Ya hasta se me ocurre una excusa para las autoridades:

“Lo siento, oficial, pero era un monstruo gigante. ¡No teníamos como escapar! Y la pobre Myu-chan, ella tan valiente… ¡Se ofreció como sacrificio para salvarme!”, todo eso entre sollozos fingidos.

Soy un estúpido.

¡Maldita sea! Mejor dejo de pensar en eso. Estamos vivos, aunque en un lugar horrible. No nos pongamos a pensar posibilidades. Además, soldado que huye vive para luchar otra vez. Todavía puedo usarla de sacrificio en otro momento… Como sea, basta con los intentos de asesinato a las amigas de la infancia. ¿Acaso soy un maldito psicópata? Siempre me lo he preguntado.

A estas alturas, estamos en una posición precaria. No tenemos idea de donde estamos, ni con que nos vamos a encontrar, y encima no contamos ni con el equipo básico de supervivencia. ¿Será mejor buscar algo de comida y agua? Empiezo a tener hambre, y conociendo a esta chica, va a estar totalmente desesperada por comer algo apenas despierte. Aunque… Hay un pequeño problemita aquí…

-¡ESTAMOS EN UNA PUTA CUEVA ENORME Y OSCURA! –grité en voz alta. Y tal como imaginé, recibí el eco amplificado. Este maldito lugar es enorme, y seguro que no voy a encontrar nada bueno si me adentro en las profundidades sin luz alguna. Intenté con mi celular, pero en algún momento se había roto, la pantalla estaba destrozada y ni siquiera encendía. Y según recuerdo, Myu perdió el suyo hace un par de días, ni vale la pena revisar sus bolsillos. Saqué el mechero, el cual afortunadamente todavía tiene mucho combustible, y lo encendí.

El lugar era horriblemente feo. Suelo de tierra y rocas afiladas que tenia que esquivar a cada paso, paredes de piedra gruesa, un techo altísimo cubierto de estalactitas, pero curiosamente no hay ni rastros de ningún ser viviente aparte de nosotros.

Comencé a caminar hacia uno de los numerosos pasajes, pero enseguida me di cuenta de que me perdería fácilmente si no hacia nada. Tomé una piedra blanca del piso, y comencé a dibujar flechas en las paredes conforme avanzaba. Así podría regresar en cualquier momento. Debo decir que fue buena idea, porque este puto lugar parecía un laberinto de principio a fin.

Luego de algún tiempo de circular por rendijas que subían y bajaban sin control, me encontré con un agujero. No paraba de bajar. Sin embargo, a pesar de que se veía muy sospechoso y peligroso, había un aroma delicioso viniendo de abajo. Algo que parecía… ¿¡Yakiniku!? ¿En las profundidades de una cueva oscura en un mundo distinto? Aquí hay algo que no tiene el más mínimo sentido. Como todo en lo que va del día.

Me interné con cuidado en el pozo, teniendo siempre seguridad de que podría volver a subir. Afortunadamente, había muchísimos peñaldos naturales que facilitaron la tarea, por lo que llegué al fondo sin problemas. Tras unos minutos de seguir el pasaje y doblar un recodo, vi una luz al final del túnel. Literalmente.

-Así que hay algo aquí. Pero eso no parece un fuego, ni luz eléctrica. Ni siquiera del sol –murmuré, ya cansado de tanto silencio-. ¿Se habrá hecho de noche? Pero no parece la luz de la luna, es muy azul. ¿Una pantalla digital? ¿Una luz de neón?

Sea lo que sea, estoy muy cansado para retroceder sin hallar nada.

Me acerco lentamente. Al llegar al lugar iluminado, notó que es una pequeña sala en la caverna. Dentro no hay nadie, ni tampoco aberturas al exterior, y mucho menos tecnología de mi época. La luz azulada viene de cientos de miles de cristales incrustados en las paredes y el techo, que emiten tal luminosidad. Es un bello espectáculo.

-Si consigo uno de esos, podré ahorrar combustible del mechero –murmuré. Era lo mejor que podía hacer, ya que aparte de ser bonito, no había ni un poco de utilidad en este lugar. Sin embargo, cuando traté de sacar uno de los cristales de la pared, descubrí que estaban totalmente pegados. No lo moví ni un milímetro, así que desistí de la tarea.

El olor de Yakiniku parecía mezclarse con el aroma a humedad, haciendo que se me quitaran las ganas de comer. Por otro lado, ya me había dado cuenta de que las posibilidades de encontrar una parrilla aquí eran nulas. Y aún me sigue extrañando que no viera ningún animal, ni planta. Ni siquiera hay insectos. Busqué telarañas, pero no encontré ni una sola. ¿Todos los bichos en este mundo son así de enormes? En ese caso, mejor ni pensar en salir fuera. En conjunto, me daba muy mala espina.

Terminé de inspeccionar el lugar, pero todavía no encontraba la fuente del olor, o alguna explicación convincente para el brillo que emitían. Estaba por abandonar el lugar, pero me encontré con un cuenco natural en un rincón. Estaba lleno de un líquido blanco azulado. Al acercarme, pude notar que el olor de Yakiniku venia de ese extraño jugo blanco.

-Se ve muy sospechoso… ¿Veneno? –por seguridad, introduje el envoltorio que llevaba en los bolsillos. No se desintegró ni nada, para mi alivio. El líquido se comportó de manera bastante normal, manteniendo una textura de crema aguada.

Probé a encender el papel impregnado, manteniéndolo bien lejos de mi cara, pero la llama no logró encender el aluminio. Parecía la típica reacción de un líquido no inflamable. Me hacia dudar sobre si era tranquilizador, o sospechosamente normal.

Con mucho cuidado, acerque mi dedo a la cuenca. Introduje la punta de mi uña en esta cosa blanca. No paso nada raro. Haciendo todas mis dudas a un lado, lamí la sustancia misteriosa. No sabía mal. De hecho, tenía sabor a Yakiniku… A Yakiniku liquido, más específicamente. Era rarísimo, pero debo aclararlo, amo el Yakiniku.

-Supongo que la siguiente prueba es… Beberlo –con cuidado, forme un cuenco en mi mano, tomando una porción de sustancia blanca. Me la bebí despacio, pero al final casi me atraganté, era muy difícil no devorar este Yakiniku liquido cuando tenia tanta hambre. Bajo por mi garganta sin complicaciones. Espere unos minutos, sentado, pero no hubo la menor reacción adversa. SI esto era venenoso, por lo menos no actuaba rápido.

Sólo por un instante, imaginé que esta cosa era… Bueno, ya saben, ESO. Si, ESO, y ya lo bebí… ¡A la mierda! ¡Ya es muy tarde para volver atrás!

Empecé a beber del charco a grandes sorbos. El sabor no disminuya, de hecho, se hacia mas y mas delicioso. Este Liquido X era de las mejores cosas que he probado en mi vida, y lo estoy bebiendo en una cueva sospechosa en un mundo paralelo. ¿Cómo carajos la situación se puede hacer más rara?

Luego de beber una buena cantidad, terminé por saciarme. Aun quedaba una buena cantidad en el cuenco, y Myu debería despertarse en cualquier momento, así que seria mejor llevarle esto. Busqué la lata de refresco que haba terminado en el bolsillo interior de mi chaqueta del colegio, y la introduje en el charco blanco. El tazón natural era mas profundo de lo que pensaba, así que tuve que meter toda la mano hasta alcanzar el fondo y depositar la lata.

Al hacerlo, algo hizo contacto con mis dedos. Algo duro.

¡No, no lo malpiensen! ¡No fue ESO! Es duro, grueso y largo… ¡Pero porque es un pedazo de vidrio! ¿Qué pensaron que era, malditos bastardos de menta sucia y depravada?

Tomé el objeto, que resultó ser un cristal similar al de las paredes. Era del tamaño y ancho de un lápiz nuevo, pero la mitad de largo. A diferencia de los que podía ver en los muros, este no emitía ninguna luz.

-Te agradecería que volvieras a colocarme en mi Pozo Vital, honorable ser humano.

¿Ustedes oyeron lo mismo que yo?

Yo no he oído nada, así que no sé a que se refiere, honorable ser humano.

¿Esta voz extraña en mi cabeza viene de donde yo creo que viene?

-No soy una voz extraña, honorable ser humano.

-¡Para un poco con eso del “honorable”, ¿si?! ¡Intento procesar que un puto cristal esta hablándome! –le grité al… Ni siquiera sé que mierda es esto. ¿Cristales parlantes? ¿Este mundo se rige bajo las leyes del caos o que?

-Bueno, en realidad… A este mundo se le suele llamar el Chaos World, pero es un asunto no muy agradable del que hablar… Por otro lado, ¿qué sucede con ese vocabulario tan vulgar? ¿Todos los seres humanos afuera son tan irrespetuosos?

-¿Y qué se supone que eres? ¿Un caballero de la alta sociedad? –pregunté.

Estoy teniendo una linda conversación con un pedazo de vidrio coloreado… Ya entiendo porque a este lugar lo llaman “Chaos World”. ¿A qué puto lugar me enviaron esos Dioses de mierda? Espero no volverme a encontrar con otro de esos seres, o le voy a meter la punta de mi zapato en su divino culo…

-¿Caballero? Se confunde usted, honorable humano. Yo en realidad… Soy un Dios. Así como escucha. Por cierto, ¿qué es un “culo”?

¡¡¡MALDITA MIERDA DE SUERTE LA MÍAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

Continuara…

 

​Volumen 1 / Misión de la Vida Capítulo 7-9

Volumen 1 / Misión de la Vida Capítulo 7
TL: LightNovelCafe

T I/E: Jackson

– [Se está acercando debido al ruido del hombre. Te recomiendo huir.]

“¿Su especialidad es la misma que en la Versión de la Realidad Virtual?”

-[Es lo mismo.]

“Entonces está bien. Puedo aguantar la respiración.” 

– [Con su permiso vamos a generar una Misión Especial:

-Misión de Nivel D: La Depredación del Cíclope

-Objetivo: Logro.

-Escenario: El propietario de la Área Cerrada apareció debido a los gritos de un Salvador ebrio. Evita la detección del Cíclope y observa su depredación.

-Recompensa: 5,000 puntos.]

Cíclope.

Era un nombre dado a él porque se parecía a un gigante de un solo ojo en la mitología griega. La única diferencia es que en lugar de uno, había docenas de ojos en su cara.

Él contaba con una fuerza y músculos como el acero, su cuerpo era de 9-10 metros de largo. Su fuerza era tan intensa como su tamaño, por lo que incluso podría aplastar a un camión.

Entre los mutantes con extrañas habilidades, se le dio una fuerza original. Estaba entre la parte superior del Nivel 5.

¡Explosión!

El terreno y el edificio se sacudieron, con polvo en todos lados. Cha Jun Sung contuvo el aliento y miró hacia el edificio de al lado. Podía ver una gran figura.

El Ciclope detectaba vida a través de su respiración. Es peligroso si uno se mueve violentamente, pero el Cíclope piensa que alguien es inanimado si aguanta la respiración y es cuidadoso en su movimiento.

El método del Cíclope es diferenciar entre lo que es potencialmente dañino y lo que no lo es.

“¿CÍCLOPE? ¡JA! ERES UN LOCO, ¿TE MATÉ Y AHORA APARECES EN MI SUEÑO? ”

El hombre habló sin sentido. Cualquier Salvador calificado sabía que para hacer frente a los Cíclopes habría una misión requerida. Fue popular porque había una gran cantidad de premios.

¡Burup!

¡Gulp!

Uno de los ojos del Cíclope se centró en la ubicación exacta de Cha Jun Sung. Apartó la vista después de un momento, porque él no se movió y contuvo la respiración.

“Ven a mí estúpido ¡TE VOY A DAR UNA EXPLOSIÓN CON MI TITÁN 13!”

Aunque el hombre estaba hablando tonterías porque estaba borracho, Cha Jun Sung se dio cuenta de que era un Salvador experto en el juego.

El arma que mencionó fue un láser con un poder tremendo. Tenía un peso y Volumen VM que sólo alguien en un Nivel de elite podía levantar.

Se podría manejar pasando a través de la Modificación Corporal y el uso de la habilidad de Batalla de Disparo, pero costaba cientos de miles de dólares. No era una exageración decir que el hombre había invertido los ahorros de su vida por ella.

Explosión.

El Ciclope se limitó a poner sus ojos en él y no actuó. ¿Se confundió debido a que el hombre no le temía?

¡Kung!

Su grueso brazo se levantó en el aire. Se quedó quieto con paciencia. Observo al hombre por curiosidad, pero eso fue sólo momentáneo.

¡Kwang!

Un solo golpe. Una parte del edificio estaba aplastado bajo el golpe del Cíclope.

“¿Eh?”

El hombre agitó sus brazos. Tropezó cuando el techo se derrumbó bajo esa fuerza. Habría sido lo mismo, incluso si él no hubiera estado borracho.

El Ciclope sujeto al hombre que caía. No fue cuidadoso y su fuerza que era capaz de rasgar a un hombre se mostró, le rompió todos los huesos de su cuerpo.

Los huesos rotos del hombre deben haberse clavado en sus órganos, ya que la sangre salía de su boca. Sus ojos mostraron dolor y comenzó a convulsionar.

“Loc, loco…..”

Cha Jun Sung se alejó de la ventana por un momento para tomar una respiración mientras observaba la escena siguiente. Su cuerpo se sacudió como si sus propios huesos estaban rotos.

Eujuk.

¡Kyak!

El brazo del hombre estaba siendo masticado. Lo siguiente eran sus piernas, cabeza y cuerpo.

Era obvio que tenía la intención de darle dolor, ya que se lo comió. El Cíclope tenía una personalidad horrible y era cuidadoso con sus comidas como un gourmet que disfrutaba de sus manjares.

Smack Smack.

Se había tomado unos segundos para que el hombre desaparezca. El Ciclope toco sus labios como si quisiera más. Era tan grande que el hombre no había hecho una diferencia.

“Tengo que darme prisa y salir de aquí.”

El Cíclope estaba justo delante de él. Él pensó que iba a tener un ataque al corazón si se quedaba más tiempo.

– [La misión no ha terminado. Se considera un fracaso si escapas.]

“¿Qué? Pero él ya mató al hombre.”

– [La muerte de ese Salvador no es la depredación de la que hablé.]

“Pero, eso es…..”

Cha Jun Sung estaba en silencio. De repente, recordó el ojo que había visto a través de la ventana.

Había usado el conocimiento de su especialidad para evitar su vista, pero seguía centrado en su ubicación exacta. Otros Salvadores estaban haciendo tutoriales aquí.

¡Pang!

El Ciclope golpeó el edificio junto al que acababa de derribar.

¡Ack!

Salvadores surgieron. Habían sido descubiertos. El Ciclope repitió la misma acción varias veces. En algún momento, su mano estaba llena.

Brack.

Apretó su agarre. La sangre se vertió abajo como la lluvia. El Cíclope los puso en su boca y apagó su sed. Los mastico y se comió los cuerpos ensangrentados.

”El Infierno.”

3 personas ayer.

6 personas hoy en día.

9 personas han muerto en total.

10 personas, entre ellas Cha Jun Sung. Con una estimación aproximada, la posibilidad de supervivencia fue del 10%. Incluso si había cientos de miles de Salvadores, el número se reduciría rápidamente a este ritmo.

“Puedo irme ahora, ¿verdad?”

– [El último obstáculo permanece. Es parte de la misión. Quédate hasta el final.]

Cha Jun Sung iba a preguntar que era absurdo, pero se cubrió la boca con la mano. Las docenas de ojos del Ciclope lo estaban enfrentando.

¡Goteo!

Su sudor frío cayó al suelo. ¿Por qué se quedó y no se fue? ¿Había sido descubierto? Si es así, tendría la misma suerte que los demás Salvadores que murieron.

‘¡Uf! ¡Vete! ¡Dije que desaparezcas!’

Después de esperar durante 1 minuto, se mareó y su pecho se sentía sofocado.

El Cíclope no se alteró. Sabía por qué Odin le estaba diciendo que no siga adelante. Esta era una prueba. Vivía si conseguía pasarla y moriría si no podía hacerlo.

‘Permanecer más tiempo es demasiado peligroso…..’

Pasaron 2 minutos. A este ritmo, se asfixiaría a la muerte antes de que el Cíclope lo matara.

-[Un poco más.]

Odin puede no haber sabido porque era una máquina, pero no había nada tan doloroso como no respirar por 2 minutos, para alguien con pulmones débiles habría sido suficiente para que se muera.

“Puha!”

-[Felicitaciones. Has pasado la misión de Nivel D, la depredación de Cíclope.

Has ganado 5,000 puntos.

Usted ha cumplido las condiciones para abrir la Tienda. Puedes utilizarla hasta el Nivel D y se abrirá una vez que completes la Misión del Tutorial.]

Había tenido suerte.

Cha Jun Sung estaba dejando escapar el aire, el Cíclope se fue. Se habría convertido en un trozo de carne con su sangre exprimida si él hubiera dejado que su aliento salga 1 segundo antes.

-[Oh no.]

“¿Ahora qué?”

Volumen 1 / Misión de la Vida Capítulo 8
TL: LightNovelCafe

T I/E: Jackson

– [Un Kawod ha recogido tu aroma. Sudaste tanto por miedo del Cíclope que te has librado del efecto del Spray Sin Olor.]

“¡Deberías de habérmelo dicho antes!”

Cha Jun Sung gritó mientras corría hacia los ductos de ventilación. Se había subido y bajado tanto que subió a ella con mucha más facilidad.

-[Es muy tarde.]

¡Kiik!

Dos Kawods entraron en la habitación. Cha Jun Sung detuvo su movimiento inútil y cogió su daga. No debía mostrar su espalda al enemigo.

– [El resto de los Kawods están observando al Cíclopes desde la primera planta. Esta es tu oportunidad.]

¡Tatat!

Cha Jun Sung actuó como si estuviera atacando y cerró la puerta de la habitación. Los Kawods que quedaron atrapados repentinamente se agitaron alrededor antes de centrarse y arremeter contra él.

PUK.

Su pierna larga golpeó el estómago de un Kawod que corrió hacia él.

Se estremeció y voló golpeando la pared. Cha Jun Sung amenazó al otro con la daga y fue a la pared y lo pisó.

¡Kwak!

“¡Keuk!”

Sintió un fuerte dolor en el hombro. El que estaba en buen estado se había aprovechado de él. Podía oír su piel ser rasgada bajo sus dientes afilados.

“¡Pendejos!”

Él estaba enfadado. ¿Debido al dolor? ¿Debido a que había sido mordido por algo que era la mitad de su tamaño? Más que eso, se enojó con la situación en la que estaba atascado.

PUK.

Apuñaló la cabeza del Kawod con la daga que había apretado en su puño.

El Kawod relajo su mandíbula ya que su cerebro fue penetrado y cayó al piso. Él sacó la daga y apuñaló al que estaba pisando.

“Cuatro Kawods.”

Vehemencia se mostró en los ojos de Cha Jun Sung. Sólo había unos pocos que quedaban.

Este infierno terminaría si pudiera matar a estos últimos. No se fue de nuevo por la rejilla de ventilación. Tenía la intención de simplemente matarlos a ellos ya que lo vieron.

 

***
 

¡Kaek!

El último Kawod cayó al suelo. Al fin podía regresar.

-[Felicitaciones. Has pasado la Misión Tutorial en el Área Cerrada.

Has ganado 100 puntos.

La Tienda está abierta. ¿Te gustaría ir a la Sala de Reuniones?]

“Sí.”

Cuando él asintió con la cabeza, su visión se desvaneció en blanco al igual que cuando había llegado a la Área Cerrada y la Sala de Reuniones apareció. El principio parecía ser similar al movimiento dimensional.

– [¿Va a tratar tus lesiones? Puedes ser curado hasta tu estado normal con 50 puntos.]

“Sí.”

Sus ropas habían sido arrancadas como trapos y él estaba cubierto de sangre por todo el cuerpo.

Si volvía así, tendría que vivir en un hospital.

– [Su tratamiento se iniciará una vez que entres en la cápsula de la izquierda.]

Cha Jun Sung siguió las instrucciones de Odín. Se sentía fresco. Sus heridas fueron curadas con 50 puntos. Solo su ropa seguía estando igual.

-[Felicitaciones.]

“¿Felicitaciones?”

Él estaba desconcertado. Si Odín era una persona, tendría que darle una paliza.

– [Si tomas ventaja de los 5260 puntos que tienes, con exclusión de los 50 que utilizó, usted será capaz de aumentar sus probabilidades de supervivencia para su próxima misión.]

“¡Jaja! Es muy gracioso, me duele el estómago. Si vuelvo aquí, ya no sere una persona.”

¿Por qué volvería aquí? Tenía una vida sin prisas, vivía en una buena casa con un buen auto y una buena comida. Esta fue la última vez que iba a venir aquí.

-[Regresarás.]

“¿Estás seguro?”

-[Estoy seguro.]

“¿Tienes alguna prueba de ello?”

– [El Sobrecarga Virtual puede convertirse en realidad.]

Cha Jun Sung parpadeó ante la inesperada respuesta. Odín continuó hablando.

– [Te diré una cosa. La Modificación Corporal es posible en la Tienda de Nivel D.

Se puede comprar una Armadura de Batalla en el Nivel C y la última Hoja de Hades te será premiada en el Nivel A.]

Su cabeza le daba vueltas. Cha Jun Sung estaba en el lado inteligente. Él estaba interpretando lo que eso significaba. Habló de nuevo para comprobar.

“¿Estás diciendo que lo que hice en Misión de la Vida es posible en la vida real?”

-[Sí.]

“Bondad.”

Ciencia.

Nada era imposible a través de la ciencia en Misión de la Vida.

Mientras tengas dinero, podías hacer todo. Un arma temible era el mejor armamento y ciborgs que se parecían a las personas se podían crear en cantidad como rocas.

¿Si eso llegara a suceder en la Tierra? Perturbaría el orden público.

– [Una época en la que uno no puede vivir sin poder pronto llegará a la Tierra. Puede que no quieras asistir por tu propia voluntad, pero otra cosa va a empujarte a regresar.]

“Es a causa de ustedes. Si quisiera podría simplemente dejarlo solo como si tratara de  Realidad o Virtual.”

– [¿Estás seguro de que es así?]

No pudo decir más. Yendo más lejos que esto era ir más allá de lo que se le permitió a Odín. Él sabía que Odín no revelaría nada más.

Pero había una cosa que estaba clara. Habría un momento en el que todos, incluyendo a Cha Jun Sung, comprenderían toda esta situación.

“¡Ah! ¡No lo sé! Sólo tienes que enviarme de vuelta por ahora. Necesito aclarar mi mente.”

– [Hay un manual básico en tu paquete. Léelo cuando tengas tiempo.]

Pat.

La luz brilló. Hizo que le piquen los ojos, pero iría a través de esto innumerables veces si pudiera volver a casa.

– [Salvador Cha Jun Sung

En el Tutorial Nivel E, tuvo éxito en una Misión Especial de Nivel D.]

Odin registro la información de Cha Jun Sung de su éxito en la misión después de su desaparición y Cha Jun Sung volvió de nuevo al mundo real.

“Jajajaja…..”

Cha Jun Sung se lanzó a su cama y se echó a reír. ¿Porque era feliz? Porque él estaba desconcertado. El paquete que había recibido en la Sala de Reuniones estaba justo frente a él.

Él estaba 99,9% seguro de que era la realidad. Pero un 0,1% de él todavía creía que era virtual.

“Casi muero.”

Había experimentado el miedo a la muerte que él pensaba que no habría sentido en los próximos 50 años.

No estaba seguro de si era una broma de los dioses o si era una prueba de los alienígenas, pero estaba seguro de lo que había sucedido y que va a seguir ocurriendo.

“Veamos qué pasa.”

Habían dicho que el primer criterio de selección de Salvadores estaba sucediendo cuando estaba validando su cuenta en Misión de la Vida.

Eso significaba que Cha Jun Sung no estaba pasando por esto solo. Si esperaba un poco, se crearían foros sobre este tema.

La psicología humana le gustaba explorar. Él no tiene que molestarse con ella porque los que tienen naturalezas impacientes se involucrarían en su lugar.

Volumen 1 / Misión de la Vida Capítulo 9

TL: LightNovelCafe

T I/E: Jackson

 

 

A menudo, la gente tiene sueños extraños. Los llaman sueños de perro. Unos pocos no pueden quitárselos de encima. No hay nada que puedan hacer. No es la realidad. Pero les molesta.

Si varias personas tienen el mismo sueño y reconocen que no están soñando y que es la realidad, ellos trabajaran para averiguar qué tipo de fenómeno es.

– [Maté a 5 Kawods con un martillo.]

– [3 Gremlins.]

-[Todo el mundo. Mi amigo no volvió. Creo que murió allí.]

– [Mi misión era robar algo raro.]

-[Lo mismo conmigo. Tuve que robar 2 huevos de Beck y se sentía como si estuviera filmando Misión Imposible.]

Tatak.

Cha Jun Sung miraba a través de la conversación en la sala de chat en su blog.

Tal como esperaba, había una gran cantidad de personas que habían pasado por lo que hizo. Todavía no se había informado en las noticias, pero no estaba muy lejos de que suceda tampoco.

– [Mate 21 Kawods mediante el uso de los depredadores como cebo. Mi objetivo era escapar, pero no había nada que pudiera hacer porque estaban bloqueando la salida.]

-[¡Asombroso!]

– [¿Es usted un campeón del mundo de la UFC o algo? ¿Cómo es posible que alguien mate 21?]

– [No mientas.]

“No puedo creer que ya hay información.”

Cha Jun Sung había estado aprendiendo esgrima desde que era niño y añadido boxeo con el fin de mantener su salud durante sus partidas en Misión de la Vida. ¿Estos habían ayudado?

Al leer el texto en la sala de chat, parecía que el tiempo promedio para entrar y salir fue de 3 horas. Fue rápido, ya que sólo se habían enfrentado a 5 o 6 Kawods.

“Algunas personas tenían una vida fácil, mientras que algunos pasaron un día entero en él. Eso es una mierda.”

El día después de su regreso, tras leer el manual. Si pasaba un día dentro de la misión, pasaba un día en la vida real también. Fue una exacta proporción de 1: 1.

Era importante que no podía traer artículos de la realidad a la Sala de Reuniones o a la misión. El ayudante decide lo que está permitido y lo que no lo es.

– [¿Quieres ir de nuevo?]

Cha Jun Sung pensó por un segundo antes de enviar un mensaje.

-[¿Voy a ir? ¿Por qué?]

– [Hey FalsobSobrecarga, aun no has ido a la Tienda, ¿verdad? Trata de ir.]

Cha Jun Sung miraba el PDA en su muñeca. Era una pieza de equipo con una gran cantidad de funciones. Había tantas que ni siquiera podía mencionarlos todos.

‘Muy bien, vamos.’

No abrió la Tienda como la gente esperaba que lo hiciera. Era curioso, pero se había olvidado por completo de ello, sus pensamientos eran acerca de si volvería otra vez o no.

Ping.

Al operar su PDA. Un holograma y una ventana con una lista destellaron.

– [Tienda: Nivel D]

– [Equipo] [Alimentación] [Medicina] [Materiales] [Refuerzos] [Síntesis] [Transformación] [Varios] [Modificación Corporal] [Necesidades Diarias]

La lista se hizo más detallada cuando hacia clic en un elemento del menú. Por ejemplo, si entró en Equipo, habían armas y armaduras.

– [¿Has abierto?]

-[Sí.]

– [Hay un montón de cosas en el menú, pero trata de entrar solo en uno. Entra en Materiales.]

Cha Jun Sung entró en Materiales. Una abigarrada de materiales le hizo estar mareado. Había una amplia variedad de materiales. La mayoría de ellos eran extraños.

– [Prueba a escribir metales preciosos o piedras preciosas en la ventana de búsqueda. Usted se sorprenderá.]

Intentó buscar metales preciosos. Platino, oro, plata, etc. Se venden por peso.

– [100 g de oro: 100 puntos.

Descripción: El material se usa en la síntesis de objetos, refuerzo, y transformación].

“Era el precio del oro $ 5,000 por 100 g. La recompensa por el tutorial fue de 100 puntos. No, sería de 150 puntos por 150 g desde que había matado a un montón de mutantes. Había ganado $ 7,500 en una sola vez. Así que al final, ¿era dinero? ”

$ 7,500.

Es muy poco para cambiar la vida de una persona, pero era más de un mes de salario en un buen trabajo. Este era un mundo donde la gente vendería su alma por dinero.

Altos riesgos, altas ganancias. Incluso si era un infierno, donde la gente tenía que arriesgar sus vidas, habría un montón de personas dispuestas a hacerlo, siempre y cuando el retorno era apropiado.

– [Si quieres un buen equipo, el dinero entra en juego ¡Es una oportunidad!]

-[¡Estoy de acuerdo!]

– [Si vas a través de la Modificación Corporal y utilizas una Armadura de Batalla, ¡Eres un ejército de un solo hombre! ¡Una oportunidad única en la vida! ¡Vamos a lanzar nuestras preocupaciones hacia Andrómeda!]

– [He comprado 50 gramos de oro con 50 puntos. ¡$ 2500 están en mi mano!]

Este tema específico se convirtió en discusión, el fervor de la sala de chat se levantó. Actuaron en un frenesí como si hubieran ganado todo con sus sueños inflados.

“Aprovechen que aún están vivos. Como si todo va a ir a su manera.”

Cada misión era una cuestión de vida o muerte. Cha Jun Sung había vivido libremente, pero los demás tenían codicia, la ambición y la avaricia.

– [Si te fijas en el menú de Medicina, ¡se venden inhibidores de cáncer, factores de crecimiento, y sangre también!]

Eso fue un poco sorprendente. Cada elemento puede provocar una innovación médica.

Cha Jun Sung salió de la sala de chat para mirar correctamente a través de la Tienda. Incluso si los demás no lo explicaron con claridad, era fácil de entender ya que tenía la PDA.

“Increíble. ¿Hacer puntos te dará dinero y así podras comprar estas cosas? ”

El dinero es lo que ha decidido todo hasta ahora. Ahora, se convertiría en puntos. No había nada que no pudieran hacer, siempre y cuando tuvieran puntos.

“¿Es necesario ir de nuevo…..? Si no me voy, eso significaría que estas personas se elevarían por encima de mí. No me gusta eso.”

Él no estaba despreciando a los demás, pero la gente que estaba debajo de él pasaria encima de su reputación de Sobrecarga si esto continuaba.

‘Prefiero morir antes que perder.’ La advertencia de Odin de que no sería capaz de vivir si no tiene el poder también se había quedado atascado en su mente. Fue confuso por varias razones.

“Puedo seleccionar misiones entre el Nivel D y E. Por dificultad, Nivel E tiene mutantes de Nivel 1 y 2, D tiene el Nivel de 3 y 4. Desde el Nivel 3, su fuerza y ​​su crecimiento se expanden por lo que no podre siquiera dejar una marca a menos que esté correctamente armado.”

Se dio cuenta a través del sentido común. La mochila y artículos básicos eran sólo 100 puntos.

Incluso con 5260 puntos, no sería capaz de adquirir el equipo necesario para completar una misión de Nivel D. Necesitaría muchos puntos.

– [La Modificación Corporal]

Cha Jun Sung hiso clic en la lista que haría posible que pueda luchar contra una multitud de mutantes. En la Tienda de Nivel D, no estaba la cirugía de la segunda etapa.

– [Las ganancias derivadas de la primera Modificación Corporal era de: 100.,000 puntos]

– [Las ganancias derivadas de la segunda Modificación Corporal era de: 200.,000 puntos]

La ganancia y la probabilidad se aseguraron hasta la 4ª etapa en la Versión Virtual.

Sin embargo, la ganancia y la probabilidad cayeron en la 5ª etapa, y el personaje podría morir si la Modificación Corporal fallaba. El personaje se elimina de la 9ª etapa en adelante.

En una situación en la que las personas pueden convertirse en súper humanos, tenía que ser difícil.

Cha Jun Sung miraba a través de la Tienda por un par de horas. Había un montón de cosas curiosas.

Él no se enfermaba seguido. Él eligió un equipo óptimo que podría conseguir con sus 5260 puntos. El Almacén de Nivel D fue tomado fuera de consideración, sus puntos no se lo permitían.

– [Medias de Impacto de Clase Baja: 1500 puntos]

– [Armadura de Plástico: 1500 puntos]

– [Katana de Acero: 1,000 puntos]

Medias de Impacto se ajustan al cuerpo y absorben el choque externo.

El tejido especial de 1 cm de espesor actuó como una esponja. La desventaja es que era vulnerable a los ataques de fuerza focalizada o materiales cortantes debido a su bajo Nivel.

La Armadura de Plástico es ligera, pero alta en la elasticidad y fuerza. Si se usa con las Medias de Impacto, cubrieron desventajas de cada uno.

La Katana es una espada de acero. El poder y la fuerza de corte eran fuertes, por lo que era ventajoso tenerla antes de una batalla. Era el símbolo del Sobrecarga de Cha Jun Sung y un arma con la que estaba muy familiarizado.

“Estoy ganando confianza.”

Este fue el equipo que eligió, tenía un costo total de 4,000 puntos. Si llevara éstos, él sería capaz de luchar con 21 Kawods con los ojos cerrados.

“Creo que voy a necesitar armas. Una pistola es un poco débil, pero una metralleta es bueno.”

– [MP7 de Fuego Rojo: 500 puntos]

Era buena. Tenía una velocidad de ráfaga rápida y su penetración fue significativa.

Tenía 8 cargadores con 271 balas… 30 disparos por cargador. Tenía la intención de dejar 1 ronda cargada.

“Voy a usar los 409 puntos restantes en materiales de consumo. Alimentos y medicinas son importantes.”

Si él no comía, se agotaría incluso sin moverse. Si trataba sus heridas de inmediato, podría prevenir lesiones mayores. Fue un grave error pensar que las armas son los únicos elementos esenciales.

“Perfecto.”

Cha Jun Sung se alabó a sí mismo mientras miraba la lista de elementos. Él no había perdido incluso 1 punto. Había calculado el peso que podía levantar y su eficiencia, así.

“Puedo manejar a los de Nivel 1 con este equipo con seguridad, pero también puedo dar batalla a un Nivel 2, puedo intentarlo.”

Nivel 1 no podía conseguir arañarlo a través de la Armadura de Plástico y las Medias de Impacto. Podría si el daño era acumulado, pero él no se quedaría quieto.

Nivel 2…. era peligroso ir en contra de uno en este momento, pero las probabilidades para una pelea de uno-a-uno fuera superior al 90% si utiliza su metralleta y la daga antes de una lucha.

¿Cómo lo sabía?

Estaba siguiendo la ruta que había pasado como un principiante otra vez. Ni siquiera pensar en el Nivel 3 porque había una alta posibilidad de morir de un solo golpe.

“Uh….. ¿Qué demonios estoy pensando? ¿Qué estoy haciendo en este momento? ”

[J: Instintos muchacho, son instintos.]

[R: Es nomal. Eres el prota. Y como no eres Krilin no tienes que temer.]

​KGGD Capítulo 12-13

KGGD Capítulo 12: Evolución y Mutación

El pecho de Su Yu tenía una herida en la que previamente había sido atacado por un Monstruo Verde. Fue una suerte que la herida no era demasiado profunda y cuando levanto la mirada, vio al Monstruo Verde corriendo hacia Ning Yan. Él no pudo evitar gritar mientras arrojaba el Palo de Madera en su mano, en un intento de salvar a Ning Yan.

“Ssshhhhh” 

El sonido del viento silbante se podía escuchar, el Monstruo Verde notó a Su Yu mientras aullaba. Al ver el Palo de Madera volando en su dirección lleno de poder y ferocidad, lo esquivó rápidamente sin atreverse a tomar un impacto directo.

El Palo de Madera roso el cuerpo del Monstruo Verde y Ning Yan de repente gritó, el palo golpeo por desgracia en su hombro derecho.

La fuerza de este lanzamiento era inmensa y Ning Yan gritó de dolor, su cuerpo era como una cometa rota, ya que se fue volando.

[J: Jaja, lo arruinaste]

Su Yu no esperaba que el Monstruo Verde esquivara el palo y que en realidad golpeara a Ning Yan, se sorprendió.

El Monstruo Verde se dio cuenta de que Su Yu había conseguido levantarse, su cuerpo se volvió y como un fantasma maldito una vez más dio un salto hacia Su Yu.

Los cuerpos de ellos chocaron, el brazo izquierdo de Su Yu serpenteaba alrededor del cuello del Monstruo Verde, intentando destruirlo. La pierna izquierda del Monstruo Verde había sido rota por la patada de Ma Zi Ye y en esta situación crítica, en realidad se rompió con un sonido crujiente.

“¡Crack! ”

Haciendo que pierda su equilibrio, cayendo junto con Su Yu.

Su Yu aprovechó la oportunidad para presionarse hacia abajo sobre el cuerpo del Monstruo Verde mientras estiraba su brazo izquierdo por la parte posterior del monstruo y lo sujeto con fuerza alrededor del cuello.

Un aullido continuó resonando de la boca del Monstruo Verde, luchó y trató de hacer caer a Su Yu de su espalda. Su Yu continuó reprimiéndolo firmemente con una resolución de muerte. El Monstruo Verde quería agarrarlo para tomar represalias y golpear a Su Yu, pero no pudo encontrar la fuerza para hacerlo.

Escamas Negras aparecieron en la parte posterior del brazo izquierdo de Su Yu , la Extraña Energía en su interior continuo explotando, esta era una fuerza que podría matar a cuatro o cinco Duendes Verdes más pequeños, pero en comparación con el Monstruo Verde, no era inferior en lo más mínimo.

Esta fuerza aterradora entró en erupción y en apenas dos segundos, el cuello del Monstruo Verde comenzó a hacer sonidos quebradizos de “Pa Pa” como si algunos granos estuvieran explotando. Pronto, sangre verde comenzó a filtrarse fuera de su boca, la nariz y las orejas.

Su Yu parecía trastornado mientras continuaba presionándose sobre el cuerpo del Monstruo Verde, sus piernas se apoyaron en el suelo, mientras que su brazo izquierdo seguía agarrando el cuello con fuerza. De repente, un “Siii” se podía escuchar y jugo verde salpico, Su Yu había utilizado demasiada fuerza y ​​arranco la cabeza del Monstruo Verde mientras caía al suelo.

La fuerza de la Extraña Energía era simplemente demasiado espantoso para el cuello del Monstruo Verde, toda la carne y el hueso se habían roto, causando que Su Yu sostenga la cabeza del Monstruo Verde mientras caía.

“Huff Huff…………” 

Su Yu finalmente relajó su brazo izquierdo mientras yacía en el suelo jadeando, su corazón estaba latiendo como tambores atronadores.

Todo lo que ocurrió simplemente parecía un mal sueño.

Una Bola de Cristal Negra que era tan grande como la mitad de un puño llegó flotando hacia fuera de la cabeza del Monstruo Verde antes de transformarse en un destello de luz negra y entró en la mano izquierda de Su Yu.

Su Yu que estaba tendido en el suelo y jadeando de repente sintió una fuerza torrencial surgiendo por su brazo izquierdo. Esta fuerza torrencial era totalmente diferente de las veces que había matado a Monstruos Verdes y al absorber la Extraña Energía se hinchó continuamente dentro de su mano izquierda hasta el punto en que parecía que quería explotar.

Algo parecía fuera de lugar, Su Yu gritó en agonía por su puño izquierdo y él lo apretó fuertemente lanzando un puñetazo hacia el suelo.

“¡Explosión!”

Su Yu sintió de pronto como si su puño hubiera golpeado algo suave, la tierra firme se parecía al barro pero era firme y parecía suave, en realidad es su puño.

Después de un corto estupor, Su Yu se sentó y apresuradamente hiso que la Extraña Energía en forma de ondas fluyera de su mano izquierda hacia todo su cuerpo, el dolor que sentía por todo su cuerpo inmediatamente disminuyo y las heridas profundas que podían ser vistas se curaron a un ritmo rápido.

Su Yu estaba en un sueño al sentir los cambios trascendentales que estaban ocurriendo dentro de su cuerpo. Retirando lentamente su mano fuera de la tierra, su mano izquierda se había convertido, estaba cubierta de Escamas Negras y parecía ser la mano de un monstruo. Con un solo pensamiento, cinco garras que eran de cinco centímetros de largo emitían una luz blanca tenue e inmediatamente se extendieron sucesivamente, con su percepción, Su Yu se dio cuenta de que estas cinco garras eran excepcionalmente sólidas y agudas.

“Esto……….. Esto es.” 

Su Yu se sorprendió al ver estas garras negras, sintiendo su poder destructivo y espantoso que estaba contenida dentro de ellos, sintió que con un simple movimiento de su mano podía rasgar a través del suelo y romper las rocas.

Una sensación misteriosa e insondable llenaba su corazón mientras levantaba su mano izquierda que ahora tenía garras negras escamadas. Haciendo circular la Extraña Energía en su interior, las escamas en el dorso de su mano de pronto se torcieron separándose y un globo ocular de color negro azabache apareció allí.

Su Yu estaba atónito, el globo ocular parecía emitir una luz tenue, ya que sentía que veía su interior, de pronto, una cadena de información cruzó por su mente.

Clasificación: Guerrero de Hierro Negro de Nivel 1
Comprensión: Ojo de la Percepción
Habilidades: Garras Desgarradoras.

Su Yu quedó estupefacto, “¿Guerrero de Hierro Negro de Nivel 1? ¿Ojo de la Percepción? ¿Garras Desgarradoras? ¿Qué diablos es eso?”

Fue sólo un corto tiempo antes de que él recupero sus sentidos y miró el dorso de su mano, en el, un globo ocular emitía actualmente una luz tenue. ¿Podría ser este el Ojo de la Percepción? Las cinco garras afiladas que se habían extendido eran claramente las “Garras Desgarradoras”, pero ¿Que es un Guerrero de Hierro Negro de Nivel 1?

[J: Si tienen un mejor nombre para sus garritas, me avisan, aquí se me acabo la imaginación]

En su confusión y desconcierto, Su Yu miró el cuerpo que estaba junto a él actualmente. El gran Monstruo Verde ya estaba muerto y su cabeza había sido arrancada por Su Yu, una muerte trágica.

Con un simple pensamiento, el Globo Ovular Negro en el dorso de su mano comenzó a girar, parecía mirar fijamente el cadáver sin cabeza, a partir de entonces una cadena de información floto por la mente de Su Yu.

Nombre: Duende Mayor
Información: Nivel Bajo de la Raza Bestia
Grado: Bestia Soldado
Le gusta usar sus garras afiladas para desgarrar a su presa.

“¿Duende Mayor? ¿Podría ser el nombre de ese Gran Monstruo Verde ser Duende Mayor? Este ‘Ojo de la Percepción’, ¿podría ser que puede revelar la información de otras formas de vida?”

Su corazón estaba palpitante, Su Yu se puso de pie mientras que el globo ocular en el dorso de su mano giraba, el ojo estaba observando el cuerpo del Monstruo Verde más pequeño y  una nueva cadena de información entró en su mente.

Nombre: Duende Menor
Arma: Palo de Madera
Información: Nivel Más Bajo dentro de la Raza Bestial
Rango: Bestia Soldado de Nivel Cero
Le gusta usar Palos de Madera para aplastar los cráneos de sus enemigos.

Como se esperaba……

Su Yu ahora entendía como el “Ojo de la Percepción” funcionaba, incluso antes de que la información llegara, Qin Jia Gui, Zhao Shi Chang y los demás, toda su información paso  por su mente.

Sin excepción, todos eran Guerreros de Hierro Negro de Nivel Cero, con ninguna otra información disponible.

“Ahora entiendo…… al matar a estos monstruos y obtener su Extraña Energía, vamos a transformarnos en algo conocido como un Guerrero de Hierro Negro. Ahora he sido promovido a un Guerrero de Hierro Negro de Nivel 1, pero los demás no han sido promovidos y de este modo aún siguen siendo Guerreros de Hierro Negro de Nivel Cero.”

Cuando Su Yu relajó su mano izquierda, la Extraña Energía se calmó una vez más y las Escamas Negras que cubrían su mano izquierda desaparecieron. Ese globo ocular que parecía bastante horrible también desapareció, todo se normalizo de nuevo.

Qin Jia Gui tosió cuando volvió a levantarse, con cada tos, escupió pequeñas cantidades de sangre. Sus heridas no eran superficiales y solo la Extraña Energía dentro de su cuerpo le permitió reposar cuando se volvió a parar.

KGGD Capítulo 13: La Excepcional Extraña Energía de Zhang Zhong Mou

Las muertes en esta ocasión eran graves. La cantidad de muertes que un solo Duende Mayor causo en realidad excedía lo que quince de los Duendes Menores causaron.

Había sólo dieciocho personas vivas y uno entre ellos era un estudiante normal que había sufrido lesiones graves y se echó en el suelo, con cada respiración jadeante, sangre podía ser vista desde la nariz y la boca. Por su aspecto, sería difícil que pueda seguir viviendo y ciertamente, no tenía manera de seguir adelante con ellos.

Los otros como Qin Jia Gui, Zhao Shi Chang y Ma Zi Ye también estaban muy heridos pero fueron afortunados ya que la Extraña Energía en sus cuerpos reducía el dolor y aumentaba sus capacidades regenerativas. De entre todos, las capacidades regenerativas de Su Yu fueron los más aterradores.

Puede haber sido debido a haber sido promovido a un Guerrero de Hierro Negro de Nivel 1, ondas de Extraña Energía continuaron siendo lanzadas a través de todo su cuerpo y se reunieron en las áreas lesionadas y las sanaron con una velocidad que podía ser vista a simple vista. En un corto periodo de tiempo, no sólo la herida en su pecho estaba completamente curada, aunque su brazo derecho estaba roto inicialmente también había comenzado a moverse lentamente de nuevo.

Su Yu finalmente volvió en sí después de sentir toda su energía e inmediatamente corrió al lado de Zhang Zhong Mou.

Zhang Zhong Mou había sido aplastado en la cabeza por el Duende Mayor y en base a la fuerza del Duende Mayor y la nitidez de sus garras, su cabeza probablemente estaría abierta.

Cuando Su Yu se fijó en él, se dio cuenta de que el hombre estaba en realidad poco a poco incorporandose y el vendaje blanco que cubría su rostro había sido desgarrado. En su cara, sólo quedaba un corte pero por lo demás no había absolutamente ninguna otra lesión.

“Tu……” 

Su Yu se quedó de piedra.

Zhang Zhong Mou rio mientras sacaba un cigarrillo y lo encendió, dio un gran resoplido como si supiera por qué Su Yu estaba tan aturdido y dijo: 

“Ya lo he dicho, mi Extraña Energía en realidad está dentro de mi cara…… La piel de mi cara se ha vuelto impenetrable incluso para una pistola o un cuchillo. ”

Él tenía un tono de auto burla y también algo de impotencia.

La Extraña Energía de los demás se encuentra dentro de sus manos o pies, lo que les permite ejercer poderosos ataques durante las batallas. Con su Extraña Energía situada en su cara, Zhang Zhong Mou se sintió muy impotente.

Tener la Extraña Energía en el rostro…… La cuestión es ¿cómo utilizar esta cara para matar a los Monstruos Verdes?

A pesar de que estaba sorprendido de por qué la Extraña Energía de Zhang Zhong Mou se centraba en su rostro, aún estaba contento de que Zhang Zhong Mou estaba bien, el dio un suspiro de alivio. La mano izquierda de Su Yu palmeó su hombro antes de mirar en otra dirección, dudando por un momento, finalmente se acercó.

Ning Yan actualmente se estaba agarrando el brazo derecho y lentamente se levantó.

Al principio, el Duende Mayor había iniciado un ataque en Ning Yan y Su Yu lanzo un Palo de Madera hacía él, no esperaba que el Duende Mayor lo esquivara, lo que resulto en que el palo se estrellase contra el brazo derecho de Ning Yan.

Fue una suerte que la Extraña Energía de Ning Yan se encontrara en su brazo derecho, de lo contrario el palo hubiera sido suficiente para transformar su brazo en pulpa de carne.

A pesar de que contenía Extraña Energía, la fuerza del palo era simplemente demasiado vicioso y Ning Yan todavía sentía que sus huesos dentro de su brazo derecho se habían fracturado, un dolor punzante e intenso se podía sentir, ella abrazó su brazo y lentamente se puso de pie, con el rostro de color blanco.

“Lo…… lo siento, ¿estás bien?” 

Su Yu finalmente reunió el coraje para acercarse y tartamudeó cuando preguntó con preocupación.

Ning Yan siempre había sido la diosa de sus sueños, la persona que siempre había admirado en secreto. No fue hasta que Ning Yan se volvio demasiado hermosa y sus estudios fueron excelentes. Dentro de la escuela, casi nunca hablaba con Su Yu y el sólo se atrevió a mirarla de lejos, una especie de indescriptible sentimiento de inferioridad le hizo tener miedo de estar cerca de ella, ya que sólo se atrevió a admirarla en secreto desde lejos.

[J: Espero que no sea  una **puta*** y le ropa el corazón, ya tengo bastante con otras novelas.]

Ning Yan ligeramente apretó sus dientes mientras miraba a Su Yu sin decir una palabra.

Su Yu no esperaba que Ning Yan en realidad lo ignoraría y la atmósfera se volvió rígida y torpe. Fue una suerte que Qin Jia Gui y Zhao Shi Chang se habían acercado, Qin Jia Gui en voz baja preguntó: 

“Su Yu, la mano izquierda de antes, ¿Qué es lo que paso?”

Antes, cuando Su Yu mató al Duende Mayor y absorbió su Extraña Energía, su mano izquierda había sufrido una transformación y de hecho tenía garras extrañas en él. Esto fue notado inmediatamente por muchos del grupo y Qin Jia Gui no pudo contener su curiosidad y le preguntó.

Su Yu los observo e incluso Ma Zi Ye había venido con sus ojos llenos de curiosidad.

El grupo no era idiota, habían pensado que con la fuerza temible de los Duendes Mayores, al matarlos, daría lugar a la absorción de una cantidad alarmante de Extraña Energía. Por lo tanto todos ellos eran muy curiosos al respecto.

Su Yu no ocultó nada mientras apretaba su mano izquierda, todo su puño estaba cubierta con escamas de color negro azabache que parecían como la mano de un lagarto.

En cuanto a esta mano negra escamada, Qin Jia Gui, Zhao Shi Chang y todos los demás tomaron una bocanada de aire frio, ya que claramente podían sentir que había una fuerza aterradora emitiéndose de ella.

“Si no estoy equivocado, al matar a estos monstruos pasaremos por algunos cambios insondables. Los seres humanos que han recibido la Extraña Energía se conocen como Guerreros de Hierro Negro y esto es un Duende Mayor, mientras que este es un Duende Menor……”

Su Yu pasó la información que había obtenido, así como algunas conjeturas que había descubierto en base de la información.

Qin Jia Gui apretó su puño derecho y en la parte posterior de su mano apareció una mancha similar a los metales de color negro azabache y dijo: 

“Lo entiendo, si matamos a suficientes monstruos y recogemos los cristales suficientes dentro de nuestros cuerpos, continuamente evolucionaremos y ganaremos habilidades aún más fuertes. Es sólo que nuestras transformaciones parecen ser diferentes, mientras que escamas aparecen en la tuya, éstos extrañas motas metálicas aparecen en la mía.” 

“No sólo son los cambios que se producen en cada persona diferente, incluso las áreas en las que comienzan las transformaciones también son diferentes. Este Guerrero de Hierro Negro parece ser ciertamente interesante…… ”

Ma Zi Ye habló de repente:

“Esta Extraña Energía no sólo nos da una resistencia excepcional que supera con creces a los seres humanos normales, sino que también nos da una velocidad de regeneración impactante…… Las heridas que han sufrido ya se han curado en su mayoría en un corto período de tiempo. Esta energía es simplemente demasiado inconcebible. Todo el mundo, ¿En qué mundo estamos? ¿Creen que todavía estamos viviendo en la tierra? ”

Nadie continuó hablando, si admitieran que esta no era la tierra, entonces ¿cómo iban a encontrar los equipos de rescate, ¿habría algo que no se convierta en una imposibilidad? Todo el mundo quería estar de vuelta en casa con sus familias, algunas personas incluso recordaron a sus amigos.

El área de repente tenía un silencio mortal.

Su Yu se frotó el pelo mientras miraba a los siete u ocho cadáveres que cubrían el suelo. El profesor de educación física había muerto primero, causando que Su Yu sienta conmoción y rabia. Sin embargo, al ver el suelo que en ese momento estaba lleno de cadáveres, en realidad se sentía tranquilo.

[J: Siiii, ya empezó a cambiar, pensé que sería un cobarde con ideales.]

Un grupo de 31 de ellos habían dejado la escuela y apenas había pasado la mitad de un día, pero sólo dieciocho de ellos estaban con vida. Entre ellos había uno que estaba gravemente herido y si iba a ser capaz de vivir, todavía estaba en cuestión.

El cielo aún estaba oscuro y cumulonimbos cubrían el cielo, Zhang Zhong Mou sacó su teléfono inteligente y de repente dijo: 

[J: cumulonimbos son nubes de gran desarrollo vertical, internamente formadas por una columna de aire cálido y húmedo que se eleva en forma de espiral rotatorio]

“Ya son las 12:00 pm.”

El grupo sintió un estremecimiento al entender el significado de sus palabras.

Era ya las doce de la tarde, tuvieron dos días de tiempo y la mitad de un día ya habia pasado oficialmente.

La mayoría de las personas en el grupo habían resultado heridas y Ma Zi Ye sugirió que descansaran por un tiempo y tener el almuerzo antes de moverse. Nadie tenía ninguna objeción.

Qin Jia Gui miró al estudiante con heridas graves y dijo: 

“¿Qué debemos hacer con él?” 

Todo el mundo observo, no tenía ninguna Extraña Energía dentro de él y con esa lesión grave, era simplemente imposible para él continuar siguiéndolos. ¿Realmente tenían que dejarlo atrás?

GDW Capítulo 78-80

GDW Capítulo 78: Caos

Ji Qing Wu y Chen Yao finalmente alcanzaron a Yue Zhong y lo vieron decapitando por completo a los cuatro Perros Mutantes.

Las estadísticas de Ji Qing Wu también se centraban en la agilidad, pero tenía que defender a Chen Yao, ralentizando así su agilidad.

Yue Zhong se acercó al cuerpo de Tigre. Mirando el cuerpo de Tigre, sus cejas ligeramente se arrugaron.

Tigre era un personaje ambicioso y despiadado. Él fue capaz de controlar a los pistoleros del Pueblo Siempre Brillante. Tan pronto como murió, el orden se rompió. Yue Zhong quería dejar en silencio el plan.

Yue Zhong bajó la voz y gritó mientras miraba a los seis Militantes restantes: 

“De ahora en adelante me obedecerán a mí. Ahora son mis subordinados directos. Tienes que escuchar por completo mis órdenes. ¿Entendido?”

Los seis Militantes se miraron el uno al otro en un estado de confusión. Nunca pensaron que Tigre moriría y ahora Yue Zhong quería tenerlos bajo sus órdenes.

Un Militante forzó un poco de coraje para ir en contra de Yue Zhong: 

“Usted no es el jefe del Pueblo Siempre Brillante, ¿Por qué motivos nos puede ordenar?”

Tan pronto como el Militante terminó de hablar, Huesos Blancos que estaba junto a Yue Zhong salió disparado hacia delante como una flecha, moviendo su Hacha de Hueso como un torbellino, cortó a través del cráneo del Militante haciendo que su cabeza salga volando hacia el cielo, la sangre se regaba por todas partes.

Los cinco Militantes se sorprendieron, nerviosos agarraron sus Rifles de Asalto, sin atreverse a actuar imprudentemente, incluso tanto que no se atrevían a apuntar sus armas hacia Yue Zhong.

Al ver al Militante decapitado por orden de Yue Zhong, las cejas de Chen Yao se arrugaron, y ella se volvió hacia Ji Qing Wu.

Ji Qing Wu sacudió la cabeza para Chen Yao.

Yue Zhong quedó mirando fríamente a los Militantes diciendo: 

“¡Para mi rechazar la orden es la muerte! Todos ustedes pueden elegir, estar bajo mi mando, escuchar  mis órdenes o morir aquí.”

“¡Obedeceré! ¡Obedeceré! ¡Obedeceré sus órdenes! ¡Yue Zhong! ¡Deseo ser su subordinado!”

“¡¡Hermano Yue, quiero ser su subordinado!!”

Los cinco Militantes restantes compitieron con exclamaciones con los demás. Tigre, el hombre al que siguieron, ya estaba muerto. También pensaban en el futuro. Ser capaces de seguir a un hombre fuerte como Yue Zhong era un golpe de buena suerte en el Apocalipsis-Z.

“¡Enciende el auto! ¡Volveremos al Pueblo Siempre Brillante!”

Yue Zhong rápidamente entro en el vehículo y ordeno a un Militante conducir.

El vehículo que fue derribado por el Perro Mutante ya había sido empujado fuera del camino por Huesos Blancos.

Dos jeeps y un camión formaron fila hacia la dirección del Pueblo Siempre Brillante como una caravana.

“¡Jefe! ¡Jefe! ¡Tigre murió! ¡Tigre murió!”

Una persona bajo las ordenes de Zhang Xiang entró en su habitación gritando.

En ese momento en la sala, tres mujeres hermosas que llevan abiertos trajes de cuero negro estaban arrodilladas en el suelo como Perras, tratando con todo su corazón asistir a Zhang Xiang.

“¿Qué? ¡¡Tigre muerto!!”

Zhang Xiang fue originalmente indignado por haber sido perturbado del servicio de las mujeres hermosas. Después de comprender las palabras de su subordinado, su rostro cambió. Pateó a una hermosa mujer de rodillas delante de él, sin dejar de preguntar: 

“Chen Yuan, ¿Estás seguro? ¿Personalmente lo viste?

Chen Yuan habló y miró a la mujer hermosa que lleva el traje de cuero negro al mismo tiempo: 

“¡Estoy seguro, yo personalmente lo vi! Esos Perros Mutantes nos tendieron una emboscada y comenzaron a atacar. Huimos al bosque. Lo último que vi fue que un Perro Mutante se abalanzo sobre el cuerpo de Tigre, mordiendo su cuello.”

Chen Yuan era una persona bajo el mando de Tigre que había sido sobornado por Zhang Xiang.

La cara de Zhang Xiang se convirtió en feliz, aplaudiendo el hombro de Chen Yuan, dijo:

“¡Bien! ¡Bien! ¡Lo hiciste bien! Chen Yuan, espere un momento para que el asunto pase de largo. Estas tres mujeres, ahora te pertenecen.”

Chen Yuan felizmente dijo: 

“¡¡Gracias Hermano Mayor!! ¡Gracias Hermano Mayor!”

Habiendo terminado, Zhang Xiang abandonó rápidamente el lugar, reunió a sus siete secuaces, y completamente equipados, se precipitaron rápidamente a la pequeña casa de estilo occidental, donde vivía Leí Chen.

Leí Chen estaba descansando cuando vio a Zhang Xiang llevar sus hombres corriendo cerca de él. Levantando una ceja, preguntó: 

“Zhang Xiang, ¿Qué pasó?”

Los dos secuaces de Lei Chen ambos levantaron sus armas y las dirigieron a Zhang Xiang.

Los ojos de Zhang Xiang se convirtieron en rojo, llorando, dijo: 

“Gran Hermano Lei, Chen Yan traiciono a Tigre. Él y Yue Zhong se aliaron para matar a Tigre. Esto fue verificado por Chen Yuan, que fue con Tigre. Arriesgó su vida para volver y decírmelo. Vamos a matarlo.  ¡¡Gran Hermano Lei, necesitamos obtener venganza por Tigre!!”

Lei Chen entendió la noticia de inmediato gritando con rabia: 

“¡¡¿Qué?!! ¿Chen Yan se atrevió a traicionar a Tigre?”

Lei Chen se quedó mirando a Chen Yuan, preguntando con frialdad: 

“¡Chen Yuan, Háblame! ¿Lo que dijo Zhang Xiang es verdad? ¡Si te atreves a decir una mentira, papá te va a lanzar a los Zombis!”

Chen Yuan dijo llorando: 

“Hermano Lei! ¡Todo lo que dijo Xiang es verdad! Lin Yu y yo lo vimos con nuestros propios ojos. ¡¡Tenemos que obtener venganza por Tigre!!”

Lei Chen se indignó, agarrando un SubFusil tipo 79 con las dos manos se precipitó a cabo: 

“¡Que se jodan! Wang Yuan, Li Jueji! ¡Vengan conmigo! Papá quiere despellejar a Chen Yan y echarlo a los Zombis.”

Los secuaces de Lei Chen también siguieron corriendo.

Después de que Lei Chen partiera, Zhang Xiang le ordenó a Chen Yuan: 

“¡Chen Yuan! Toma varias personas para agarrar las mujeres de Chi Yang y Yue Zhong, ¡Tráiganlas en este momento! Chi Yang tiene que ser tomado con vida, si lo golpean no es ningún problema. Traten de atrapar a las otras mujeres con vida, si no pueden hacerlo no es la gran cosa.”

“¡Entiendo Jefe!”

Chen Yuan asintió, se precipitó con tres hombres a la ubicación del grupo de Chi Yang.

Zhang Xiang se movió rápidamente hacia delante, encontrándose con Lei Chen.

“¡Chi Yang! ¡Chi Yang! ¿Estás aquí? ¡¡Soy Da Gouzi!!”

En la villa en la que el grupo de Yue Zhong residía, Da Gouzi se acercó y habló con ansiedad.

Chi Yang salió de la villa diciendo: 

“¿Qué pasó Da Gouzi?”

Chi Yang sabía de Da Gouzi por Yue Zhong en el Pueblo Siempre Brillante. Ellos no tenían ningún espía en el Pueblo Siempre Brillante.  Da Gouzi era su única fuente de inteligencia.

Da Gouzi con impaciencia, dijo: 

“¡¡Tigre murió!! Esta es la información que he recibido de un amigo.”

Los ojos de Chi Yang se hicieron solemnes. Les dijo a las mujeres que se prepararan y guardaran la comida, la ropa y los suministros: 

“Wang Qian y Zhang Xin cierren inmediatamente la puerta. Todo el mundo escóndanse en la casa. Wang Shuang y Su Jing Guan agarren las armas!”

Terminando de hablar, Chi Yang agarró un SubFusil tipo 79 y 3 cartuchos y se los dio a Da Gouzi diciendo: 

“¡Gracias Da Gouzi! Después de esto serás uno de nosotros. Protégete a ti mismo.”

Da Gouzi recibió la Ametralladora Tipo 79 y los 3 cartuchos, luego salió de la villa en un instante. Sólo podía difundir la noticia, no podía luchar, aun no estaba listo.

Las dos mujeres, Wang Qian y Zhang Xin cerraron la puerta con urgencia y se escondieron en la villa.

Rápidamente, el Pueblo Siempre Brillante resonaba con golpes feroces.

Chen Yuan trajo tres personas a la villa y gritó: 

“¡Rápida! Abran la puerta.”

GDW Capítulo 79: Precipitándose a la lucha

Chen Yuan se acercó a la puerta y gritó:

“Todo el mundo escúchenme. Cada uno salga de inmediato. ¡El Hermano Xiang quiere verlos de inmediato a todos! ¡Si ustedes no vienen por su cuenta, entonces no me culpen por mi mala educación!”

Chi Yang fríamente dijo: 

“¡Largo! ¡Nadie puede entrar en por esta puerta antes de que Yue Zhong vuelva!”

Chen Yuan dijo indignado a los tres hombres a sus órdenes: 

“¡Destrócenlo!”

Los tres hombres de Chen Yuan extendieron una ráfaga de fuego hacia la cerradura de la puerta, le dieron una patada y la abrieron.

Chi Yang que agarraba su SubFusil tipo 79 se acostó en una esquina. Cuando la puerta se abrió de golpe, con calma apretó el gatillo. Su arma escupió balas como una lengua en llamas sobre la puerta. Los dos Militantes fueron abatidos inmediatamente. Uno de los hombres murió en el acto, el otro recibió un disparo en la pierna.

La Profesión de Chi Yang era Soldado. También tuvo la Habilidad de Control de Armas de Fuego. Su Habilidad de disparo se podía comparar a los Soldados que habían pasado por un riguroso entrenamiento.

Chen Yuan se sorprendió. Agachándose, rodo hacia un lado.

El otro Militante se dirigió al otro lado de la puerta.

“¡Duele! ¡¡Ayuda!!”

El Militante que tenía un agujero a través de la pierna soltó un grito de intensidad grave, dolorosamente luchando en el suelo.

“¡Que te jodan! Es demasiado Feroz.”

Regañó Chen Yuan. En cuanto a la villa, de alguna manera no sabía qué hacer.

Los Militantes del Pueblo Siempre Brillante eran una turba de gente que nunca habían pasado por un estricto entrenamiento militar. Eran personas comunes que sostenían armas. Chen Yuan no sabía cómo atacar la posición de Chi Yang y no tenía ningún tipo de armas pesadas.

Las dos partes se estancaron.

Por otro lado, Zhang Xiang y Lei Chen combinaron sus fuerzas y se dirigieron a la fuerza de Chen Yan para atacarlos. Tomándolo con la guardia baja, la fuerza de Chen Yan sufrió fuertes pérdidas, perdiendo cuatro hermanos. Chen Yan, Chen Si y los otros dos Militantes se retiraron a una pequeña casa de estilo occidental para defenderse.

Zhang Xiang ordenó el ataque y regañó en su mente al mismo tiempo: 

“¡Que se jodan! Esa basura de Chen Yuan, ¿cómo es que no ha traído a esas perras?”

En comparación con Chen Yan, Zhang Xiang tenía aún más miedo de Yue Zhong. Por lo tanto, aprovechó la oportunidad para hacerse con el poder del Pueblo Siempre Brillante. Ya habia considerado todos los aspectos de todo. Sólo necesitaba agarrar a Chi Yang y Lu Wen, entonces él podría obligar a Yue Zhong a rendirse. A excepción de Tigre, Lei Chen y Chen Yan no eran dignos de consideración por Yue Zhong.

Tigre llevaba a los pistoleros más fuertes a su lado cada vez que salía. Zhang Xiang no se atrevió a actuar en erupción en lo más mínimo. Sólo podía honestamente convertirse en el Perro de Tigre. Debido a la crueldad de Tigre, él ni siquiera dudaría en matar a sus mujeres. Nadie pudo reprimir las ambiciones salvajes de Tigre.

Desde lejos llegó un vehículo con el sonido de un motor rugiendo mientras los dos estaban luchando con ferocidad.

La cara de Zhang Xiang cambió. Él no calculó que Yue Zhong podría volver tan rápido: 

“¿Yue Zhong regresó tan rápido?”

Según las estimaciones de Zhang Xiang, Yue Zhong debe haber tenido mucho tiempo para combatir a los cuatro Perros Mutantes. En ese momento él podría capturar completamente el Pueblo Siempre Brillante. Él no necesitaba tener miedo de las amenazas de Yue Zhong porque en ese momento él tendría rehenes.

“¡¿Yue Zhong regresó?! ¡Y una mierda, ese bastardo asesino al Hermano Tigre! Necesito conseguir venganza por el Hermano Tigre”

Los ojos de Lei Chen se volvieron rojo sangre, gruñendo. Llevo a sus cinco secuaces a la entrada del Pueblo.

Tigre le dio a Lei Chen una gran bondad, nunca lo despreciaba. Lei Chen le pagaría toda la bondad que Tigre le mostro.

Zhang Xiang le dio un vistazo a Lei Chen, con desprecio en su mente dijo: 

“Idiota”

“¡Vengan conmigo!” 

Teniendo en cuenta sus pensamientos, Zhang Xiang llevó a los ocho hombres bajo su mando hacia la residencia de Yue Zhong.

“¡Tenemos una situación! ¡Detén el coche, salgan y prepárense para la batalla! Asesinen a cualquiera que los amenacen con una pistola”

Sus cejas se arrugaron y dio órdenes al conductor. Desde lejos Yue Zhong escucho los intensos ruidos de disparos.

El conductor detuvo rápidamente el vehículo. Los cinco Militantes, Yue Zhong y Ji Qing Wu todos bajaron del vehículo.

Los dos jeeps no podían detener las balas. Y si corrían directamente, sin duda se convertirían en un gran objetivo. Yue Zhong tampoco podía usar sus Habilidades a plena potencia en el vehículo.

Los ojos de Yue Zhong destellaron una luz intensa. Emitiendo una orden al aterrador Huesos Blanco: 

“Mátalos, con excepción de las personas que viajan conmigo, mata a todos los que tengan armas.”

Sus hombres y mujeres jurados de Yue Zhong estaban todos en Pueblo Siempre Brillante. Ya estaba muy enojado. Sus pensamientos se convirtieron en asesinos.

Recibiendo la orden de Yue Zhong, los ojos de Huesos Blancos brillaron con su magia de Fuego del Alma, corriendo hacia el Pueblo Siempre Brillante como un torbellino.

Yue Zhong señaló a un Militante delgado y de entre los cinco que parecía de unos 25 o 26 años y dijo: 

“¡Liu Yan, te estoy haciendo el líder de este pequeño escuadrón! Este pequeño escuadrón seguirá tus órdenes. Después de entrar en el Pueblo, mata a cualquiera que apunte con un arma a nosotros, viole a las mujeres, saquee los suministros, todos serán asesinados por nosotros. Yo iré primero a matar a esos hijos de puta.”

Liu Yan estaba feliz en su corazón. De pie con la espalda recta, dijo: 

“¡Sí! ¡Hermano Yue! ¡Te garantizo la finalización de la misión!”

Las dos mujeres Ji Qing Wu y Chen Yao eran de corazón blando. Antes del Apocalipsis-Z, esas eran buenas cualidades. Pero no pudieron llevar a cabo las órdenes que Yue Zhong mandaba. Aquellas dos no pudieron matar a la gente, o llevar a cabo la orden de Yue Zhong. Yue Zhong también sólo dio la misión a esos Militantes previamente bajo el mando de Tigre. En cuanto a su fiabilidad, Yue Zhong no pensaba mucho en ello. Después de todo, no tenían a nadie más.

La figura de Yue Zhong brilló, siguiendo detrás de Huesos Blancos. 

“¡¡Abran fuego!!”

Huesos Blancos apenas se habían acercado al Pueblo Siempre Brillante.

Lei Chen rugió a aquellos bajo su mando. Seis Militantes agarraron sus Rifles tipo 81 y sus Metralletas tipo 79 rociaron las balas a Huesos Blancos que se aproximaba.

Huesos Blancos saltó como un mono en forma de zigzag, evitando las balas. Unas pocas balas simplemente golpearon en su Armadura Ósea, incapaces de romper su esqueleto.

Huesos Blancos ya tenían tres veces la condición física de una persona ordinaria. Sus movimientos eran extremadamente ágiles, cerrando la distancia del centenar de metros en un abrir y cerrar de ojos. Corriendo ante el grupo de Lei Chen, dio un salto, justo en frente de Lei Chen. Empuñando su Hacha de Hueso, el cráneo de Lei Chen fue enviado a volar. La sangre se esparció por todas partes. El cuerpo sin cabeza de Lei Chen cayó al suelo.

“¡¡¡AHHHHH!!! ¡¡Hahhh!!”

Un Militante estaba cubierto por la sangre de Lei Chen. Él gritó de miedo. Apretando el gatillo, vacío con locura su arma en Huesos Blancos.

GDW Capítulo 80: ¿Sin Título?

El cuerpo de Huesos Blancos brilló, esquivando casi la totalidad de las balas. Luego agitó su Hacha de Hueso, decapitando al Militante, la sangre salía disparada hacia el cielo.
 

Huesos Blancos se había especializado en un combate especial, desde que Yue Zhong lo convocó, había decapitado a los Zombis. Ahora, su estilo de lucha adquirió el estilo de cortar las cabezas de su presa.
 

“¡Monstruo! ¡Monstruo!”

 
El estar en un rango cercano a Huesos Blancos era buscar la muerte, además de que su líder fue decapitado. El deseo de batalla de los militares se vino abajo y comenzaron a huir en todas direcciones. Con el fin de disminuir la carga de sus cuerpos, tiraron los Fusiles de tipo 81 y las Metralletas tipo 79 al suelo. Lanzaron sus cascos a la distancia, así como su dignidad. Uno puede ver que esta escena fue verdaderamente, un sitio de vergüenza.

(Nota TL: tirar el casco puede consistir en poner una de las opciones de ahorro de la vida / También podría consistir en poner el orgullo en el suelo)

Huesos Blancos era resuelto en el seguimiento de las órdenes de Yue Zhong. Tenía una apariencia como la Parca, con su Hacha de Hueso, decapitaba a cualquier Militante que no abandonaba su arma. En algunas respiraciones, aquellos Militantes que aún sostenían sus Armas de Fuego fueron decapitados.
 

Aprovechando el período de tiempo en el que Huesos Blancos decapitaba a aquellos Militantes, la figura de Yue Zhong brilló, entró en el Pueblo Siempre Brillante y directamente se dirigió hacia su casa de campo.
 

Después de que Huesos Blancos terminara de decapitar a los enemigos, corrió tras Yue Zhong.
 

No mucho después de que  Yue Zhong salió, Liu Yan, junto con sus cuatro miembros del equipo llegaron al Pueblo.

 
“¡Hermano Yue es realmente impresionante!” 

Liu y los otros miembros del equipo, en el Pueblo, miraban los cadáveres decapitados de los otros Militantes. En su corazón, tenían miedo, pero también se sentían afortunados. Se sentían afortunados al hacer la elección correcta.

 
Liu Yan y su equipo. Por un lado reunían las Armas de Fuego en el suelo y en el otro lado sin piedad derribaron a aquellas personas que trataron de aprovechar la confusión y robar los suministros.

“¡Chen Yuan, ¿Qué demonios?! ¿Por qué no ha entrado aún?”

Zhang Xiang llegó a la residencia del grupo de Yue Zhong. En cuanto a Chen Yuan se escondió en la puerta, él se enfureció. Él no pudo evitar maldecir. Si no podía capturar a los amigos y las mujeres de Yue Zhong, su oportunidad de ganar sería destruida.

Chen Yuan clamó diciendo: 

“¡Hermano Xiang! Chi Yang tiene armas. Dos de mis hermanos han sido asesinados. No podemos entrar.”

Zhang Xiang parecía feroz, agarrando una pistola apuntaba a la cabeza de Chen Yuan: 

“¡Cierra tu puta boca! ¡Inmediatamente entra y tráeme a Chi Yang! Coge a las otras personas. ¡De lo contrario papá te va a disparar!”

Zhang Xiang gritó a los otros Militantes: 

“¡Y todos ustedes! ¡Todo el mundo siga mis órdenes! ¡¡Si  no atrapan a las personas en el interior, todos morirán!!”

“¡Sí! ¡Hermano Xiang!”

Chen Yuan apretó los dientes. Con su cara amarga, se volvió hacia la puerta y se precipitó adentro.

Chi Yang se ocultó en las sombras. Apretó el gatillo tan pronto como el grupo de Chen Yuan se precipitó. Vació un cargador a la vez, una lluvia de balas envolvía la entrada. Tres de los Militantes fueron alcanzados por las balas. Chen Yuan también fue alcanzado por una bala, pero él rodó a un lado.

Aprovechando que el cargador de Chi Yang estaba vacío, los otros Militantes abrieron fuego, barriendo la ubicación del Chi Yang. Al mismo tiempo, bajo el fuego de supresión, invadieron el patio.

Chi Yang rodó cerca, dejando  su posición original y se ocultó en la villa. Las prendas defensivas de Nivel 2 podrían detener las balas de pequeño calibre, pero no eran invencibles. Moriría si recibía un golpe en la cabeza.

Escondido dentro de la casa, todas las mujeres tenían miedo, creían que iban a morir. Ellas nunca pensaron que inesperadamente se encontrarían con un tiroteo. Antes del Apocalipsis-Z, era un espectáculo que sólo se veían en las películas y en la televisión.

Los Militantes se precipitaron al patio, una luz mágica de color amarillo apareció en el suelo. A continuación, una larga espina de tres metros de repente salió de la tierra, penetrando directamente a través de un hombre armado. La sangre se derramaba sin cesar desde la punta de la espina.

Esta espina de repente hizo que los Militantes entraran en pánico y destruyó su motivación, uno a uno buscaron refugio para escapar.

Chi Yang aprovechó esto y soltó una ráfaga de fuego. Después de que se retiraran dos Militantes, de inmediato se puso cerca.

Chi Yang solo había rodado a un lado, cuando una concentración de balas golpeó su posición original, golpeando la pared llenándolo de agujeros de bala.

Zhang Xiang rechino los dientes pensando:

“¡Maldita sea! ¡Nunca pensé que Chi Yang sería tan hábil!”

La Profesión de Chi Yang era Soldado. Con la Habilidad de Control de Armas, su Nivel de disparo superó con creces a la turba controlada por Zhang Xiang.

Las tropas de Zhang Xiang se vieron obligados a cesar su avance debido a una escasez de municiones. La cantidad de balas que cada persona disparó no era menos de cien, después de un tiempo, básicamente, ya no tenían ninguna.

“¡¡No corran!! ¡Mátenlo!”

Gruñó Zhang Xiang. Saltó fuera de la cubierta y se precipitó dentro de la villa. Más demora era desfavorable. Todavía tenían a cinco personas, tenían la ventaja  de números. Si se retrasaban sería un problema.

“¿A quién quieres matar?” 

Desde la parte trasera de Zhang Xiang se escuchó una voz helada.

El corazón de Zhang Xiang se enfrió e inmediatamente se puso a cubierto.

En el siguiente momento, balas cayeron en los cinco Militantes, perforando a través de dos de ellos y dejándolos caer al suelo.

Yue Zhong entró en el patio, sosteniendo una Ametralladora Tipo 79 en una mano y una Imitación de la Espada Tang en la otra. Se lanzó hacia los Militantes como un guepardo. Con un movimiento, la cabeza de un Militante rodo por el suelo.

Huesos Blancos también apareció como una sombra al lado de Yue Zhong. Lanzando su Hacha de Hueso, impacto en la cabeza de un Militante.

En todo el patio, solamente Zhang Xiang quedó.

El rostro de Zhang Xiang era presa del pánico. Arrodillado en el suelo, le rogó a Yue Zhong: 

“¡No me mates! Yue Zhong ¡No me mates! ¡Deseo rendirme! Deseo rendirme y ser tu perra. ¡¡¡No me mates!!! Voy a darte todas las mujeres hermosas a ti. ¡Te lo ruego, no me mates!”

Aunque Zhang Xiang parecía cruel y arrogante, su verdadera naturaleza era extremadamente patética. Él pidió clemencia a Yue Zhong tan pronto como algo salió mal.

Yue Zhong con frialdad miraba a Zhang Xiang. Su mano agitó la Imitación de la Espada Tang, enviando a volar la cabeza de Zhang Xiang de una rebanada.

La cabeza de Zhang Xiang cayó, rodando por el suelo, sus ojos se llenaron de miedo y temor.

La cantidad de presión que Zhang Xiang le dio a Chi Yang no era pequeña. Las armas le dieron a Chi Yang más problemas que los Zombis Normales.

Yue Zhong dijo: 

“¡Te dejare manejar este asunto! Permanece aquí y protégelas. Aparte de nosotros, no dejes entrar a nadie más.”

Chi Yang dijo: 

“¡Entendido!”

Después de terminar de hablar, Yue Zhong salió rápidamente.

En el Pueblo de  Siempre luminoso, los cuatro jefes más grandes representaban los cuatro poderes del Pueblo. La fuerza militar de Tigre fue destruida entre los tres Perros Mutantes. El poder de Lei Chen y Zhang Xiang fue destruida por la mano de Yue Zhong. Ahora, lo único que quedaba era la fuerza militar de Chen Yan.
-El Título del GDW Capítulo 80: La muerte de Zhang Xiang-