Metalord Revolution Capitulo 187

CAPITULO 187

OPERACIÓN TORMENTA DE ARENA NOCTURNA “CONFRONTACIÓN ARENOSA”

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Cuerpos de Kamodos se apilaban por el terreno arenoso del piso subterráneo, el enigmático aliado, un hombre de alta estatura y conocimientos en torno a las armas de fuego, había asistido a la Lupian en su lucha contra los semihumanos que le asediaban en tal territorio desfavorable. El misterioso joven manipulaba la Beretta 92 9mm con evidente experiencia de un profesional, mientras Riha se valía de la Desert Eagle.

 

La lucha concluyo con la muerte de los últimos Kamodos, la loba humanoide de los 6 cargadores del Desert Eagle, consumió un total de 5 y medio (tres balas restantes), quedándole uno de reserva. Mientras que al joven mago con la 9mm, solo le restaban los últimos tres de dicha arma, lo más asombro es que aquel muchacho logro conseguir un número de bajas casi semejante a la Lupian, pese a que la potencia de fuego de dicha arma era menor a la suya y costaba aún más eliminar a los semihumanos reptilitos con la Beretta 92.

—“Su puntería y manejo de la pistola es impresionante, su concentración a la hora de apretar el gatillo está a otro nivel comparado al mío, hasta el punto que incluso los blancos en movimientos sucumbieron a sus balas, casi todos sus disparos acertaron en puntos débiles de la gruesa piel de los kamodos en torno al cuello… ¿quién es este individuo?” –Evaluó la Lupian seriamente con una gran incógnita.

 

Pronto su cuerpo sucumbe a una debilidad física y cae de rodillas, sus extremidades inferiores temblaban e ignoraban sus órdenes de moverse a la voluntad de la loba. No tardo en averiguar las razones de ellos, la energía mágica obtenida por el segundo cristal de mana que consumió estaba por agotarse, pero no era solo eso.

 

—Mis piernas…

 

— ¿Qué sucede? –Le pregunto el pelinegro.

 

Los temblores en sus extremidades inferiores conllevaron a ser entumecimientos, los temblorosos movimientos involuntarios de estos le impedían hacer uso de ellas de manera efectiva, la Lupian fue privada temporalmente de su capacidad de caminar con normalidad. Aquello fue una consecuencia negativa producido por el consumo de dos cristales mágicas de mana de manera seguida. Siendo la primera vez que utilizaba dichos objetos, su cuerpo no estaba acostumbrado a ello, experimentando la famosa “sobredosificación mágica”.

 

—Tengo que encontrar a Roz…

 

— ¿Roz?, ¿es el nombre del chico que llevaba en las manos el rifle de asalto? –Le pregunto el enigmático joven pero experto en la pistola.

 

—Si… tengo que llegar a él… está en peligro, tengo que ayudarle.

 

—Entiendo tu punto, ¿pero sabes donde se encuentra siquiera?.

 

—Tengo el aroma de su arma… puedo rastrearle, pero tenemos que salir de aquí primero.

 

— ¿Puedes rastrearle a través del olor de su arma de fuego?, que habilidad tan útil –le elogio el muchacho.

 

Incapaz de ponerse de pie por su cuenta, aquel muchacho le ofrece subirse a su espalda, Riha a pesar de no confiar en absoluto en tal persona, acepta con tal de poder llegar hacia su compañero de aventura. El enigmático joven le cargo en su espalda sin tener la más mínima complicación, desde su prepositiva, la Lupian era un peso extremadamente ligero o quizás poseía más fuerza de lo que su delgado cuerpo de solo brazos algo fornidos describían a la vista.

 

—Debemos ir por el círculo de teletransportacion por el cual vinimos… -Le explico la Lupian.

 

—De acuerdo –Contesto el joven aceptando las indicaciones de la Lupian —A todo esto, ¿cómo te llamas?, para saber cómo dirigirme a ti, no creo que el termino chica licántropa o mujer loba sean de tu agrado, por decirlo de alguna manera.

 

—No soy una licántropa, soy una Lupian, mi nombre es Riha Sharpsteel –Se presentó la chica Lupian

 

—“Lupian”… leí de tu raza en un libro algo viejito, pero es la primera vez que veo a uno en persona –Expreso con sinceridad aquel joven —Yo soy Crokrengunn, pero como es algo “largo”… con Crok es suficiente.

 

—No eres de este reino, ¿eres siquiera de este continente?, hablas mi misma lengua.

 

—Podría decirse que sí y no, si, el continente de Gresswold es mi hogar natal, aunque… no se encuentre allí del todo.

 

—No lo entiendo muy bien.

 

—Larga explicación, lo cierto es que yo…

 

Cuatro de las seis plataformas con los círculos de teletransportacion comenzaron a activarse, saliendo de estos refuerzos enemigos en la forma de más Kamodos y guardias humanos de la fortaleza armados con escudos pesados. Una inevitable confrontación se desataría por llegar a la plataforma que precisan utilizar, aquella era una de las dos que no se habían activado.

 

Assim se sitúa al frente de ambos, con sus dos docenas de sables mágicos flotantes, miro al enemigo con hostilidad a la vez que con su cabeza le señalaba a Riha y a Crok la plataforma de teletransportacion por la cual todos vinieron. Les estaba encargando buscar tanto a Adil como a Rozuel, el mago sin brazos sin miedo encaro solo a tantos enemigos.

 

—Gracias… -Le dijo la Lupian apreciando su noble gesto.

 

—Sujétate fuerte –Le aconsejo Crok.

 

Aplicando fortalecimiento mágico en su cuerpo, el joven corre a toda velocidad hacia la plataforma de teletransportacion, flechas eran disparadas por los pocos arqueros kamodos recién llegados, los agiles pasos de Crok evitaron que alguna de estas lograse alcanzarle. Cuando algunos estaban por cargar cuerpo a cuerpo contra ellos, un par de sables mágicos de Assim les apoyo, reteniendo a los agresores.

 

El dúo consigue alcanzar la plataforma el cual se activa con el mana de Crok, los dos son llevados de vuelta a la habitación vacía que conduce al salón de celdas por el que pasaron anteriormente.

 

—Puedo sentir el aroma… es débil, pero puedo rastrearle –Aseguro la Lupian.

 

—Señala el camino entonces.

 

La pared secreta de la habitación se abre por cuenta propia, del otro lado se encontraban una docena de guardias de la fortaleza, armados con armas punzantes (lanzas), cortantes (sables) y en menor número con contundentes (maza de hierro). Al ver al dúo de ghrayb, estos reaccionan con hostilidad apuntando sus armas contra ellos, tres guerreros que portaban escudos pesados se sitúan al frente para cubrir a sus compañeros.

 

—No nos harán las cosas fáciles, lamentablemente –Opino Crok con la pistola 9mm en una mano.

 

—Tendré dificultad para moverme, pero no para disparar –Dejo en claro Riha con el Desert Eagle en su derecha.

 

—No uses abruptamente tu arma, solo te quedan unas pocas balas –Le aconsejo el pelinegro —Concéntrate en los que tienen escudo, con eliminar a uno, el resto se sorprenderá y en esa fracción de segundo se distraerá lo suficiente para acercarme lo suficiente y acabar con el resto.

 

Una estrategia algo arriesgada, considerando que el riesgo expuesto lo conllevaba aquel muchacho, la loba opta por tomar su recomendación, apuntando a uno de los guardias que portaba un escudo pesado.

 

__________________________________________________________________

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

—Rozuel Drayt, te desafío, yo, Yusuf Ahja Zad´tyk, uno de los tres Muhaqdad del reino de Quiatar, a un combate a muerte.

 

Tras dicha declaración el Muhaqdad se quita el turbante negro revelando un corto cabello oscuro y se retira la túnica blanca junto al calzado de cuero que llevaba puesto, quedando únicamente con unos largos pantalones atado con una gruesa cinta negra. De su torso desnudo deleitaba un físico en forma, como una autoridad militar de inmenso rango, era evidente que estuviera en las mejores condiciones físicas.

 

—Que melodramático eres –Opine en voz alta.

 

Apunte y dispare del AK-47 en modalidad ráfaga, los tres disparos asestan en la zona pectoral, uno justo al nivel del corazón, aquello era un impacto de muerte total, o al menos eso pensé.

 

—Otra vez ese truco…

 

Aquel Muhaqdad al que “abatí” se volvió arena, ese truco lo uso cuando se situó arriba del jarrón de arcilla enorme que aplasto al demonio Beremita, me puse en alerta y al instante pude sentir magia hostil concentrada en una dirección. Al voltear me encuentro con que se ha desplazado a dicha dirección y creado nueve proyectiles de arena con la forma de lanzas flotando a su alrededor, a los cuales arroja hacia mi dirección con una fuerza equivalente o mayor a un virote de ballesta.

 

Me muevo en zigzag sobrehumanamente, con el apoyo de “afinidad de Astado” mi velocidad alcanza un factor que me permite evadir los proyectiles de mi rival. Mientras los esquivaba, observo como el impacto de estos contra el suelo generaban un notorio ruido, aquellas lanzas de arena habían adquirido una dureza que imitaba a la perfección a uno hecho de metal.

 

—“La arena del cual fueron hechos esas lanzas que me arrojo se endurecieron por su poder, pues esta arena…”

 

Mire con atención aquel terreno moldeado por la destrucción de aquel jarrón de arcilla, evidentemente no era de naturaleza ordinaria, aquel ser elemental de arena que observe antes de que su contenedor fuera destrozado, me dejaba a la mente pistas tan obvias. Como una corriente de agua, se sentía el mana esparcido en todo este arenoso suelo, luego recordé aquellas palabras pronunciadas por Yusuf…

 

“Quizás lo sea, pero son sus costumbres, yo vencí justamente a su maestro del clan por su posición y a todo el que intentaba retarme, al hacerme con la victoria me convertí según sus costumbres en su líder por derecho, yo soy su maestro arena”.

 

—“Maestro arena”…

 

Soy sacado de mis pensamientos por mi oponente, quien me arroja más proyectiles penetrantes a letales velocidades, pero mi reacción sobresale de su ofensiva a distancia y consigo salir ileso de su ataque. Acto seguido contraataco con el AK-47 en automático vaciando el cargador en el proceso, el Muhaqdad levanta en un instante no solo uno, sino tres muros de arena, los cuales actúan como una gruesa defensa férrea contra la lluvia de balas de calibre 7×62 mm.

 

—“Su poder en torno a la arena, es como mi ESP sobre el metal” –Pensé entonces.

 

El primer muro fue acribillado fácilmente, pero del segundo logro contener a la inmensa mayoría de las balas, pocas habían conseguido penetrar y el tercero repelió al resto, pues las anteriores mermaron la fuerza cinética del proyectil del AK en el proceso. Incluso si nunca ha tratado con armas de fuego, ha conseguido adaptarse para luchar contra mi rifle, por supuesto está la cuestión de la cantidad de mana utilizada de por medio. Puedo sentir como Yusuf posee una increíble reserva de mana, desde la forma en que crea sus proyectiles de arena e incluso la invocación de aquellos muros, la energía mágica que consume es en un término “moderado” algo grande.

 

—“¿Un mago S?, a mayor reserva de poder mágico, más claro es su escala de poder como un mago”.

 

Mi confrontación contra ese mago de nivel SS, me ha enseñado la monstruosa fuerza que tienen los niveles altos adiestrados en la magia, este tipo podría estar usando solo la mitad de sus poderes y a saber de lo que será capaz con toda su capacidad. Mientras recargaba el rifle de asalto, percibo fluctuaciones de mana concentrándose bajo mis pies.

 

—“¿¡Incluso desde ahí!?”.

 

Propine un salto sobrehumano rápidamente, evitando caer en una trampa espinosa de arena que podría haberme dejado las extremidades inferiores en un estado lamentable, pero imprevisto sin darme cuenta termine exponiéndome. En medio del aire, aquel líder militar arroja pequeñas proyectiles de arena de punta punzante semejantes a dagas que se mueven aún más rápidos que las lanzas, además de ser más numerosos.

 

Varias terminan impactando en mí, la fuerza me empuja hacia atrás y me hacen perder el equilibrio teniendo un aterrizaje de espalda, para mi fortuna la armadura logra absorber el daño de la caída y también evito que los proyectiles pequeños llegasen a mi piel. Sin embargo, aunque no penetro la armadura, dejo en su lugar numerosas abolladuras en torno a mi vestimenta defensiva, no era un daño que debería subestimar.

 

—Esa armadura mágica tiene una defensa envidiable, de haber sido una ordinaria o poseer un encantamiento de bajo poder, ya habrías muerto –Comento Yusuf — No es un desafío para mí, solo tengo que atravesarlo con algo más poderoso.

 

De modo que aquellos pequeños proyectiles eran una forma de probar la defensa de mi armadura, me pregunto si soportaría una de esas lanzas que me arrojo a la primera, probablemente seguiría vivo, pero el impacto podría dejarme una herida. Las abolladuras dejadas en mi metálica vestimenta desaparecen, se repara por sí mismo a través del mana, Yusuf nota ese detalle mostrando un leve asombro a manera de expresiones breves en su rostro.

 

—“¿Qué demonios estás haciendo?” –Myldark me pregunto con un tono molesto —“Tienes el poder más que necesario para acabar con ese presuntuoso humano, ¿¡porque no lo usas!?”.

 

—“Si utilizara “Materialización”, consumiría bastante energía solo para acabar con él” –Conteste mentalmente —“Además… estoy guardando esa as bajo la manga para darle un uso más vital” –Aclare —“Como ahora solo lidio contra uno, con las armas que cuento deben bastarme”.

 

—“¡Je!… dices que puedes lidiar con ese debilucho, ¡y el mismo te está llevando ventaja!”.

 

El campo de arena fue invocado por un Espírano suyo el cual cubrió casi todo el patio, se autoproclama un “maestro arena”, su habilidad mágica radica en la manipulación de esta casi de una forma semejante a mi poder ESP con el metal. Dado a que este patio carecía de arena en un principio, por eso posee un espíritu familiar que le permitió moldear el territorio a su gusto, no es un alto líder militar por nada, cuenta con los recursos necesarios para darle batalla en solitario a varios sin importar el lugar.

 

—Arena… -Pronuncio —Los requisitos para probar la nueva arma son más que perfecto, ¡jajajaja!.

 

Mi carcajada llama la atención del Muhaqdad, creyendo quizás que he enloquecido, Myldark por otra parte expresa que actuó como un…

 

—“¿Eres estúpido?, ¿por qué te pones a reír en un momento como este?” –Me pregunto con un tono indiferente —“¡Ríete cuando tengas a ese infeliz bajos tus pies!, a este paso tu serás quien termine sobre los suyos”.

 

—Te lo acabo de decir, esta combate reúne unos requisitos perfecto para probar la nueva arma, ¡este combate es más que esplendido para sacarle toda su utilidad!.

 

—“¿Nueva arma?, ya veo… la fabricaste cuando me encontraba en mi letargo, jejeje… impresióname entonces, mocoso, tengo interés en ver de lo que es capaz esa nueva creación tuya”.

 

Hago que el AK-47 adquiera su forma de canica, para luego guardarlo en uno de los tantos bolsillos del cinturón, acto seguido, de ese mismo retiro otra diferente, perteneciente a la nueva creación. Al retornarla a su forma original, en mis manos me equipo con la escopeta “Tavor AS12”. El Muhaqdad expresa confusión, pero ojos atento al ver que cambie el rifle de asalto por otro artefacto diferente.

 

La “Tavor AS12” es una escopeta bullpup calibre 12 de fabricación israelí, “bullpup” son tipos de armas de fuego en el que su mecanismo y cargador están situados detrás del gatillo, siendo armas de un cañón de mayor longitud con respeto al largo del arma en sí. Un arma con dichas características posee un peso eficiente en su manejo y lo hace útil para combates en espacios reducidos.

 

Sin embargo, esa no es su peculiar habilidad, la “Tavor AS12” es un arma derivada de la “Tavor TS12” la cual fue fabricada en 2018 por el mismo país de origen (Israel). La “Tavor AS12” fue creada en el 2037, en pleno desarrollo de la “Era Esper”, tuvo una finalidad bastante útil en su fabricación que le dieron esas iniciales “AS” en su nombre.

 

—Otra arma desconocida, pero igual será inútil ante mi magia –Expreso el Muhaqdad orgullosamente su habilidad con el levantar de su mano.

 

A su alrededor empezó a crear numerosas lanzas de arena en conjunto con pequeños proyectiles semejantes a dagas, si tuviera que adivinar, usara los pequeños para que estos asesten en mí y entorpezca mi movilidad, para hacerme un blanco más fácil de asestar con las lanzas. Pero no se lo permito, apunte la escopeta en dirección hacia él, había una distancia aproximada de 35 metros entre nosotros, y en los primeros 90 metros es un rango efectivo.

 

El cañón de esta arma mide unos 50 centímetros, su mecanismo interno consiste en cuatro tubos rotativos que recordaba en parte al tambor de un revolver, cada tubo permitía llevar una capacidad máxima de 3 cartuchos, cuando toda la munición de uno es disparada, automáticamente rotara para elegir al siguiente. El arma permite llevar un accesorio como una mira, con la cual lamentablemente no cuento (pero no supone un problema para mí), esta escopeta cuenta con dos modos de disparos, la primaria o disparo estándar (de a uno) y el secundaria o disparo ráfaga (tres disparos consecutivos en el lapso de un segundo). Disparar con la primera modalidad otorga mejor precisión, toma 6 a 7 segundos consumir toda la munición en dicho modo, en cambio la segunda otorga una dispersión de perdigones brutal, llaman también a esta segunda modalidad “Tormenta”.

 

Su modalidad es escogida a través de un selector fácilmente visible cerca del gatillo, estaba puesto en el modo estándar (primario), jale del gatillo y abrí fuego contra Yusuf.

 

— ¡Es inútil! –Exclamo el Muhaqdad con el invocar de su defensa.

 

Tres muros de arena son manifestados del suelo, los perdigones atraviesa la defensa del primer muro dejando minúsculos agujeros en dicha estructura arenosa.

 

—“Si funciona como debería, entonces…”

 

Los muros se deshacen, miró fijamente hacia el líder militar enemigo, la mano izquierda de Yusuf tenía un notable agujero y en el lado izquierdo de su abdomen una herida de proyectil es observable a mi percepción visual. Su rostro denotaba ira y frustración, me doy cuenta además, de que la posición en donde se encontraba no era la misma que cuando invoco los muros, se había desplazado a pocos metros a la derecha. Todas las lanzas y demás proyectiles de arena que había creado, se deshicieron, quizás por el daño que su usuario recibió.

 

— ¿¡Como… como has conseguido traspasar mi defensa!? –Exclamo un colérico Muhaqdad.

 

—Fue un éxito –Expuse en voz alta.

 

La “Tavor AS12” fue una respuesta del ejército Israelí para lidiar contra insurgentes esper, cuyos poderes estaban especializado en manipular la arena de los terrenos desérticos y convertirla en un arma letal tanto defensiva como ofensiva contra infanterías e incluso unidades mecanizadas terrestres. Incluso como un medio para ocultarse bajo esta para evadir ataque aéreos y localizaciones por radar o sistemas satelitales. Es aquí donde entra la cualidad primordial y destacable de esta escopeta.

 

El cañón de la Tavor AS12 está imbuida con una fuerza electromagnética que al disparar, todos los perdigones se impregnan de dicha energía en su salida, el efecto de este fenómeno   electromagnético es una fuerza de repulsión. Cuando los perdigones entran en contacto con la arena, esta retrocede sin necesidad de tocarla, las partículas arenosas ante la propiedad electromagnética que rodea al proyectil, son incapaces de tocar al perdigón y son rechazados sin necesidad de contacto. En pocas palabras, no importa cuánto muros, escudos o cualquier cosa de naturaleza sobrenatural hecho de arena que se utilice como un medio de defensa se aplique contra esta escopeta, pues la ignorara en su totalidad. De allí vienen sus iniciales “AS”, “Anti-Sand” (Anti-arena).

 

Mi poder ESP a través de MIP (Movimiento de Influjo Psionico) me permitió replicar aquella fuerza electromagnética en la escopeta, este fue el mayor y laborioso trabajo entre todas las armas que desarrolle en ese intervalo de dos semanas. La desarrolle considerando el entorno donde me hallaba, pensando en posibles magos con ventajas en dicho terreno, ¡y atine al blanco!, el mismísimo Muhaqdad Yusuf Ahja Zad´tyk, resulto ser uno de esos magos del cual estimaba.

 

—“A pesar de que esta arma creada originalmente para lidiar contra esper de dichas habilidades, funciona de igual forma contra magos del mismo poder” –Pensé aliviado.

 

Por eso lo exclame como un “éxito”, la “Tavor AS12” es totalmente funcional y efectiva en esta combate.

 

—Conseguiste hacerme unas heridas… ¡heridas insignificantes! –Exclamo Yusuf.

 

El Muhaqdad desata la liberación de una cantidad inmensa de mana, una fuerte corriente de viento se manifiesta en torno a él como una explosión, la hemorragia de sus heridas es detenida, fortalecimiento fue aplicado para acelerar la curación de estos a un grado impresionante. Venas sobresalían de su torso y brazos, su musculatura se tonifico ante tal cantidad de energía mágica, una mirada de desdén es expresado en su rostro hacia mi persona.

 

—Fui demasiado blando, no volveré a cometer ese error, ya no me contendré –Expuso un serio y frio Muhaqdad.

 

La furia de Yusuf conlleva a desatar todo su poder mágico, esta será nuestra lucha decisiva, entre el Muhaqdad contra la Tavor AS12.

 

Continuara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s