Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 74

CAPITULO 74

 

—Tendré que ir en serio entonces –Exclamo la vampiresa

 

Pequeñas heridas de cortes surgen de la nada sobre las muñecas de Eliza, sangre brota de está moviéndose hacia arriba en lugar de caer al suelo, aquello era un fenómeno que mucho lo catalogarían como sobrenatural. La sangre da forma a seis proyectiles flotantes semejantes a flechas con una punta que no envidiaba a un virote penetrante de ballesta.

 

—Hematoquinesis… –Pronuncio Sasha.

La relación entre el vampiro y la sangre va más allá de solo lo simbólico, existe una conexión parapsicológica entre el ser vampírico con sus células sanguíneas, esa rama de su habilidad es conocido como “Hematoquinesis”. A través de la mente, puede invocar su sangre al exterior y utilizarla tanto para defenderse como atacar, moldearla y solidificar con una dureza igual o mayor al mismo hierro. Eliza apunta con sus proyectiles sanguíneos a su licántropa oponente, y los lanza con una velocidad semejante a los disparos de un mosquete.

 

—“Puedo verlos…”

 

Sasha se dio cuenta, su vista, su oído e incluso su tiempo de reacción, habían mejorado con la adquisición de su forma parcial, esquivo dos de los seis proyectiles sanguíneos con el moverse un costado y otro. Acto seguido se desplaza velozmente y mientras avanzaba, observa a los próximos acercársele, su ventajosa agilidad como una fémina loba, le propino el extra perfecto para evadir cada ataque lanzado de Eliza.

 

— ¿¡Que caraj…!? –Fue la reacción de la vampiresa desbordada con asombro —“Los esquivo a todos, esa forma de moverse, no es de una novata cualquiera, ¡es como si tuviera dotada de años de experiencia haciendo esto!”.

 

Los papeles se invirtieron, ahora la loba era la atacante y la vampira quien estaba a la defensa, la ex-cazadora estaba a solo un metro de alcanzarle, con su mano derecha cerrada y lista para lanzar un puñetazo. Eliza por reacción y falta del necesario tiempo para actuar, responde de la misma manera, con su propio derechazo.

 

El choque entre los dos puños termina como resultado en una aplastante victoria para Sasha, su fuerza como mujer loba era por lógica mayor a la de una vampira, pero tal demostración fue llevado a un grado abrumante. No solo la mano de Eliza termino destrozada, fragmentos de huesos y carne volaban por los aires, su miembro derecho ante tal presión de fuerza, fue pulverizada en varios trozos que se esparcieron en toda la arena.

 

—“Esa fuerza… ¡es anormal!” –Declaro con temor la luchadora vampira.

 

Toma distancia de Sasha, utilizando su sangre para acelerar la regeneración de su miembro perdido, la mayor parte del público se mostraba escéptico de lo que observaban, una luchadora “Amateur” estaba tomando terreno ante una “Sobresaliente”. Las expresiones de inquietud de Eliza, delataban su inseguridad, entre que su oponente logro evadir sus proyectiles de sangre con la velocidad de un arma de fuego y la desconcertante fuerza de su golpe, hizo que la vampiresa no solo se pusiera en total guardia.

 

—“Esta licántropa… no es ordinaria, me he batido con tantas de su raza, al punto de reconocer y comparar sus fortalezas… ¡pero la de ella en particular!… roza a lo exagerado” –Pensó la vampiresa —“Calma, si desgarro su cuello o apuñalo un órgano vital torácico, será mi victoria”.

 

Con el regenerar de su miembro completado, utiliza su sangre por consiguiente por encima de sus propias garras para solidificarla y crear unas zarpas más grandes como filosas, acto seguido arremete directamente contra Sasha, utilizando su hipnosis vampírica, ataca la retaguardia de la loba mientras ella la percibe en su lado izquierdo. Pero la ex-cazadora vuelve a contrarrestar la táctica de la hipnosis de Eliza, su método le permite reconocer auditivamente la verdadera dirección en donde ella procede a atacar, contraatacando con sus garras.

 

Aunque Eliza había fortalecido las suyas mediante su Hematoquinesis, las garras de Sasha eran por mucho más duras, tajantes y poderosas, destrozando las solidificadas zarpas de la vampiresa en el proceso, pero la luchadora sanguinaria no se rinde fácilmente. Pone en práctica unos movimientos diestros de lucha cuerpo a cuerpo que combinaba patadas y garras, pero para su sorpresa, la loba le responde con movimientos hábiles que rechazan su combo de golpe.

 

Bloquea las patadas con sus propias piernas en una sincronización perfecta, y los ataques de garras los rechazaba golpeando la zona de la muñeca del oponente con sus codos para desviar la dirección de esto, para acto seguido contraatacar. Sasha sujeta uno de los brazos de Eliza y le aplica una llave de agarre que fuerza a la vampiresa a terminar boca abajo contra el suelo, con la loba encima de su espalda.

 

—“Esos movimientos son una forma entrenada de técnicas de defensa personal, ¡no se adquieren pasándose una vida cazando Cryptian o en peleas como estas!, ¡son estilos de combate que se adquieren con intenso adiestramiento de clase militar!” –Dedujo Eliza.

 

Luego recordó las palabras pronunciadas por Sasha:

 

“Me disculpo anteriormente, nunca te subestime en ningún momento, luchaba en serio con todas mis facultades, lo cierto es que no tenía idea de cómo adquirir mi forma parcial, para mí… esta manera de vida, apenas la conozco”.

 

— ¿Quieres eres tú? –La vampiresa con una atónita expresión formula dicha pregunta.

 

— ¿Qué quién soy?, mi nombre es Sasha –Contesto ella.

 

—¿¡Quién demonios eres en realidad!?, tu manera de luchar, la técnica que me estas aplicando en este momento, es bastante semejante a la utilizadas por cazadores y soldados humanos, ¿quién o que eres en realidad? –Pregunto Eliza.

 

Sasha en lo recóndito de su mente supo entonces el grave error que cometió, las palabras que pronuncio anteriormente, su estilo de lucha cuerpo a cuerpo que adquirió con intensos entrenamientos obligatorios cuando aún formaba parte del clan Sunlaire. La vampiresa que tenía ante sus ojos, era alguien de perspicaz conocimientos, no estaba sospechando, estaba deduciendo lo que la ex-cazadora era en realidad, y eso solo significaría una cosa, si lograba armar ese rompecabezas en torno a Sasha, su verdadera identidad podría verse expuesto en toda Tsurquez, lo que conllevaría a un alarmante resultado en torno a ella, debía evitar que tal suceso se desencadenara y solo una forma podría evitarlo.

 

—“Tengo que matarla… ¡cuánto antes!”.

 

En la fracción de segundos en que Sasha se distrajo ante la pregunta pronunciada por su rival, Eliza tomo esa oportunidad para liberarse, manifestando varias incisiones en su espalda, invoca numerosas espinas solidificadas que obligo a la loba a soltar a su rival y retroceder. La defensiva de la vampira provoco que una de esas espinas le propinase una herida penetrante en uno de los pies de la ex-cazadora, a la cual no tardo en sanar en unos instantes.

 

Las espinas sanguinarias en la espalda de Eliza se desintegran en partículas en el aire que desaparecen a la vista, era el desenlace que le ocurre a toda sangre invocada de un vampiro en el exterior, se utiliza y se pierde para siempre, tal maniobra además rompió la parte trasera de su vestido rojo, dejando la piel desnuda de su espalda al descubierto. Claro está que “Doncella de la sangre” no tenía tiempo para avergonzarse, su vida estaba en juego y una vez que se puso de pie, un frio, intenso y desdeñoso choque de miradas se da entre ella y la loba.

 

—“Para haber utilizado tal cantidad de sangre, debe haberse alimentado lo suficiente para esta ronda” –Pensó Sasha —“He luchado con tantos vampiros en el pasado, pero el control de su Hematoquinesis es sin duda mejor al promedio de ellos”.

 

Un humano promedio tiene un estimado de 5 litros de sangre, un vampiro puede hasta quintuplicar dicha cantidad en su organismo, cinco en realidad es lo máximo que su cuerpo permite, almacenando la sangre extra en pequeños sacos carnosos ubicados cerca del corazón, aquello es un proceso biológico propio de la raza vampírica denominado “Hematokratisis”. Cada saco puede almacenar entre 2 a 3 litros de sangre, sin embargo, cada vampiro solo puede producir un numero de estimados de estos sacos, el mayor valor registrado hasta la fecha de sacos de sangre por Hematokratisis en un vampiro es de 9 en totales. Eliza solo poseía la capacidad de contar con tres como máximo.

 

—“He consumido casi todos mis sacos de sangre, como estoy librando un segundo combate en esta misma noche, no he repuesto la que utilice en el primero, porque cuando se me dijo que combatiría a una Amateur en el segundo encuentro, di por hecho que era innecesario hacerlo, no quería desperdiciar tal valiosa sangre contra una contrincante de tal bajo calibre, pero me equivoque” –Pensó la vampiresa con pesadez emocional —“Ella no solo no es débil, tampoco es ordinaria, ella… es algo más…”

 

Eliza es sacada de sus pensamientos con el notar de la proximidad de su rival lupina acercarse velozmente, al estar a un rango cercano para fomentar una confrontación cuerpo a cuerpo, la ex-cazadora propina un zarpazo que la vampiresa evade, luego le sigue una patada y otro intento de alcanzarse con sus garras. “Doncella de la sangre” era más rápida que Sasha en un margen pequeño, pero lo suficiente para evadir sus ataques.

 

La licántropa sin detenerse continua moviéndose para intentar nuevamente atrapar a la vampiresa, modifica su táctica añadiendo una nueva artimaña, con el empeine de su pie izquierdo, toma uno de los tantos fragmentos de hueso disperso del brazo destruido de Eliza en la arena. Acto seguido, impulsa dicho objeto de hueso a través de su pie para llevarlo a su mano derecha y luego se lo arroja a la vampiresa con la suficiente fuerza que no envidiaba a una flecha.

 

Eliza observa el objeto arrojado por Sasha, con paso veloz se hace a un lado para evadirlo, sin embargo, al haberlo hecho, se expuso ante la ex-cazadora quien aprovecha para atacarla desde aquel lado en el que se movilizo, era incapaz de moverse a tiempo, un puñetazo iba directo a su rostro, con la abrumante fuerza que su oponente ha demostrado, dudaba de que pudiera sobrevivir a tal golpe, o incluso si llegara a hacerlo, tal magnitud de daño la dejaría en un estado fatal.

 

Invoco en su desesperación una cantidad indiscriminada de sangre de su cuerpo con su Hematoquinesis para generar un escudo que se solidifica al instante y usarlo como un medio de defensa. La ex-cazadora golpea dicha protección endurecida creada con la sangre vampírica de su oponente y logra destrozarla a pesar de eso, prosiguiendo su ataque contra ella, Eliza perpleja ante lo que observaba, recibe el puñetazo de Sasha en el rostro.

 

El golpe la envía varios metros hacia atrás con el arrastrarse violentamente en el suelo, pero sobrevive y el daño recibido a la cara era mínimo, la razón era obvia, aquel escudo que su oponente lupina destrozo, había absorbido la mayor carga de la fuerza de su puñetazo y ella se quedó con los restos, era un alivio aun haber conseguido sobrevivir a un acometida de la ex-cazadora que pudo haberla dejado en serias condiciones o incluso matarla, pero el precio a pagar…

 

—“Gaste toda la reserva de mis sacos, para haberme defendido de su ataque incluso me hizo consumir medio litro de sangre, tan solo dispongo de 4 y medio en el cuerpo” –Dijo en sus pensamientos con inquietud —“Si la cantidad desciende a menos de 4 litros, comenzare a padecer los primeros síntomas de anemia con debilitamiento físico, y eso… será mi fin”.

 

Todo se resumía en una lucha de desgaste, en el que eventualmente Sasha tendría la des ganar, no tenía forma de vencerla en un cuerpo a cuerpo, su oponente ejercía el uso de un estilo de defensa personal que superaba la suya, físicamente era más fuerte y lo único en que le superaba por un margen pequeño era en términos de velocidad, pero tal diferencia era insignificante, pues un mínimo error y en el instante en que fuera alcanzada, sería su fin.

 

—“Hija de puta, me tiene acorralada” –Pensó con frustración —“No tengo opción, si quiero salir viva de esto, tendré que usar “eso”, es una carta arriesgada, pero a este paso va a terminar matándome de todas maneras”.

 

Eliza comienza a reírse, primero levemente hasta luego aumentar el volumen de su carcajada y hacerse oír en todo el coliseo.

 

—“Eliza “Doncella de la sangre” está riendo con cierto humor… extravagante, ¿su cordura acaso ha sido consumido en esta lucha?” –Expreso el comentarista con cierta confusión.

 

Incluso el público, cuya mayoría apoyaba a la vampiresa “sobresaliente” se mostraba confuso y perturbado con la forma de comportarse de ella, pues en todos sus encuentros, jamás se ha visto tal faceta de sí misma.

 

—Lo has hecho novata… -Ceso su risa y le hablo a Sasha con un rostro que expresaba un cierto grado de insania —Me has puesto en una situación en la cual me veo obligada a mostrar un lado… aborrecible de mí.

 

Venas rojas sobresalían del cuerpo de Eliza, su rostro se retorcía con el escurrir de una cantidad desmedida de saliva en su boca, empezó a crecer de tamaño hasta el punto que su vestido se hizo añicos deleitando su desnudez femenina ante todos. Sus dientes se deformaban, sus manos y piernas también, luego el resto de ella paso por el mismo proceso, aquella vampiresa de elegante apariencia se había convertido en un horroroso monstruo de proporciones pesadillesca.

 

Continuara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s