Metalord Revolution Capitulo 164

CAPITULO 164

INESTABILIDAD

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

—“Niels… Niels… Niels…”

 

Una voz de tono femenino pronunciaba su nombre, el esper flotaba en oscuridad, era incapaz de abrir sus ojos y a cada minuto un frio se extendía a todo su cuerpo.

 

— ¿Quién me habla?, no reconozco esa voz…

Su nombre era pronunciado con más fuerza, el volumen de esta aumentaba, pronto aquel frio en su cuerpo disminuía y su calor corporal subía  hasta estar en la condición más óptima.

 

—Me siento… bien…

 

Sus parpados se sentían pesados y eso le impedía abrirlo, pero de a poco esa sensación de pesadez estaba desapareciendo, empezó a moverlos y finalmente los abrió. Lo primero en observar era el cielo nocturno, y lo siguiente fue a Aleeza sobre su pecho, él se hallaba recostado boca arriba en el suelo.

 

—Estoy… ¿vivo?.

 

Recordó entonces que lo llevo a estar allí, un asalto cuyo agresor le golpeo varias veces sin piedad en el lado derecho de su abdomen, le había dejado un considerable hematoma con fuertes posibilidades de una hemorragia interna mortal. Pero ahora no sentía dolor, era extraño, porque recordaba el intenso dolor que padeció cuando fue golpeado numerosas veces en la misma zona.

 

Examino la parte donde fue golpeado, solo para descubrir que la hematoma que había quedado en el lado derecho de su abdomen ya no estaba, había desaparecido en su totalidad, sin marca ni nada, como si nunca hubiera sido herido en esa zona.

 

—No lo entiendo…

 

—“Niels… vivo… gracias… por… volver…”

 

Niels escucho nuevamente aquella voz, miro a los alrededores pero no vio a nadie, tan solo estaban él y Aleeza, pronto se percató de algo, aquella voz era la misma que le hablo en la oscuridad, pero no era solo eso.

 

—La voz… suena en mi cabeza…

 

—“Niels… ¿esta… bien…?”

 

Volteo hacia abajo mirando a la serpiente de anillos morados, quien le mirada haciendo un gesto que describía estar en confusión, el esper llego a una conclusión sobre la procedencia de aquella voz.

 

—Aleeza… ¿eres tu quien me está hablando? –Pregunto él abrumado.

 

—“Si… Niels… ¿esta… bien?”.

 

El Esper estaba más que sorprendida, su perplejidad no tenía comparación, aquella fiel compañera escamosa se estaba comunicando con él con palabras, de manera telepática.

 

—No lo entiendo, ¿cómo es posible?.

 

Observo entonces la presencia de partículas de energía sobre la zona de su abdomen donde alguna vez hubo alguna herida, dichas partículas también estaban sobre la palma de su mano.

 

—Esto es… Psi, pero no es el mío, ya que el brazalete bloquea mi poder –Concluyo Niels.

 

Haciendo una observación más notoria y mediante “Sincronía”, aquellos rastros de Psi en partículas procedían de las escamas de Aleeza, del interior de su boca percibió una pequeña concentración en torno a sus colmillos. Su amistad animal no era alguien ordinario, era una serpiente mutada a través de ciertas exposiciones a una radiación procedente de Espers.

 

— ¿Podría ser que…? –Se preguntó en voz alta.

 

Le pregunto a Aleeza que sucedió con la herida, más asombrado dejo a Niels tras oír que la amistosa serpiente inteligente fue la responsable de curar su aflicción, pues había clavado sus colmillos sobre la parte lesionada. Es aquí donde la intuición del joven esper sale a relucir, pensó entonces que lo que Aleeza hizo fue posible gracias al Psi que poseía, ella era una forma de vida animal con poderes ESP semejante a un Esper.

 

La existencia de animales con la capacidad de manipular el Psi no era algo insólito, existían, pero eran pequeños casos que en su mayoría trataba con animales domésticos, ya fueran perros, gatos e incluso algunos tipos de aves. También se han sumado algunos animales “mutados” como el caso de Aleeza.

 

Los animales a diferencia de un ser humano, al no poseer una capacidad de razonamiento semejante, en el mayor de los casos son propenso a utilizar sus habilidades ESP de manera involuntaria. Las normas internacionales establecidas por la ONU han dictado que las formas de vidas salvajes con capacidades de psi, deben ser confinados en reservas naturales bajo estricta observación. En el caso de mascotas domésticas, se les obliga a usar un collar que inhiba su poder ESP.

 

—Aleeza… me salvaste la vida, nuevamente.

 

Niels no pudo evitar abrazar a su fiel amiga y expulsar lágrimas de sus ojos, pues tales gestos benevolentes, jamás pudo experimentarlo en su propia gente, en su propia raza.

 

—“Niels… amigo… Niels… amigo”.

 

—Claro que somos amigos –Le dijo el esper —Ya sea en esta… o en la otra vida, siempre serás mi amiga, Aleeza.

 

—“Niels… me gusta… tu… cabello…”

 

—Gracias Aleeza.

 

__________________________________________________________________

 

Con la reciente capacidad descubierta de Aleeza de comunicarse telepáticamente con Niels, el dúo no tardo en llevar largas platicas juntos con los días venideros. La pequeña serpiente con el tiempo, mejoro notoriamente su habla telepática, formulando las oraciones con más fluidez y aprendiendo nuevas palabras enseñadas de su humana amistad.

 

Pero no fueran las únicas actividades que llevaron a cabo para fortalecer su lazo, ya fuera escuchar música clásica de un viejo reproductor de MP3, leer juntos cuentos populares graficados e inventar un juego con cartas de naipes para el disfrute de los dos. Este último se convirtió en la actividad que más llevaban a cabo juntos, para entonces ya había transcurrido un mes y medio…

 

—De acuerdo Aleeza, voy a repartir las cartas –Dijo Niels barajando un mazo de naipes.

 

—“Entendido” –Contesto la pequeña asentando con la cabeza.

 

Una partida entre los dos es llevado a cabo en el terreno baldío de siempre, se colocan cinco cartas boca abajo cerca de Aleeza y luego otras cinco cerca del Esper, ninguno de los dos tenía idea de que cartas habían sido dadas a cada uno y no podían mirarlas. Niels elige una de las cinco que tenía cerca de él y Aleeza elige una de las cincos próxima a ella, usando la punta de su cola para señalarla.

 

Ambas cartas son llevadas al frente, Niels voltea primero la suya resultando ser un siete de tréboles, luego Aleeza usando su cola voltea la suya mostrando un rey de corazones.

 

—Rayos, me ganaste de nuevo –Dijo un vencido Esper.

 

—“Si, yo gane, gane” –Festeja un contento reptil con el sacudir de su cabeza —“Van 3 victorias, ¡premio!, ¡premio!, ¡premio!”.

 

— ¡Jajaja!, seguro, te la ganaste con todo derecho.

 

Toma una bolsa de plástico para sacar de su interior un taco que estaba envuelto en varias servilletas de papel, se la deja en frente de Aleeza, quien moviendo su cola agitadamente expresaba su inmensa alegría. El inteligente reptil no tarda en darle un bocado, tragándose dicha comida lentamente como una presa depredada, era su modo de saborearlo.

 

—No es la primera vez que te veo comiendo un taco, pero me sigue pareciendo extraño y a la vez gracioso ver una serpiente comiéndose uno –Comento Niels con honestidad.

 

—“Tacos ricos, ¡muy ricos!” –Opino la serpiente con suma felicidad.

 

—Y lo mejor de todo es que son más baratas y deliciosas que una hamburguesa –Dijo el Esper —Originalmente quería trabajar en un puesto de tacos, pero todos los lugares que los preparan ya estaban abastecidos de empleados, así que tuve que conformarme con uno donde hacían hamburguesas con papas fritas, y sin ensalada.

 

Una charla en torno a los tacos se llevó entre el dúo de amigos, comentarios absurdos chistosos y risas se hicieron menester en la conversación.

 

—“Niels”.

 

—¿Si Aleeza?.

 

—“Me gusta tu cabello”.

 

—Oh, que adorable –Dijo el esper acariciando la cabeza de Aleeza —Lo sé, hace juego con tus anillos, ¿no lo crees?, ¡el buen morado siempre alienta!, ¡jajajaja!.

 

Sumidos en sus risas, y sin saberlo, Niels y su fiel amiga, eran observados a la distancia por dos jóvenes, el primero era un chico de complexión delgada y el segundo un gordo, ambos tenían de relación conocer a Niels y ser los mejores amigos del matón de Bick.

 

—Oye, ¿qué ese no es el imbécil de Niels? –El delgado le reconoció a simple vista.

 

—Sí, es él, ¿qué diablos está haciendo? –Pregunto el obeso chico con duda.

 

Los dos se pusieron a cubierto para evitar ser vistos, el delgado muchacho haciendo uso de su poder ESP, saco de la palma derecha de su mano un binocular. Echa un vistazo rápido hacia donde se encontraba Niels, a quien le observo parecer que le hablaba a una serpiente que no era agresiva con él.

 

—Está charlando con una serpiente como si fuera una persona, que tipo tan subnormal –Opino el muchacho delgado.

 

—Bueno, ¿qué puedes esperar de alguien patético y sin amigos?, no me extrañaría verlo hablar con un árbol –Comento su obeso colega.

 

—Sin duda a Bick le gustara saber esto.

 

—Sí, vamos a decírselo.

 

__________________________________________________________________

 

Los días de invierno eran mayormente nublados, sin lluvia, pero el frio ambiente con un cielo sin un rayo de luz ya era común en la época en la que se vivía. Tras un nuevo día, Niels se encamino a la escuela, al llegar y cumplir con todas las horas de clases que respetivamente tenia, noto algo que llamo su atención.

 

—“No he visto a Bick en todo el día” –Pensó con cautela el Esper.

 

Aunque Bick era un bravucón, pocas eran sus ausencias en la escuela y todas estaban justificadas con un permiso firmado por su padre, Niels pensó que posiblemente una urgencia le habrá surgido el día de hoy que le hizo faltar a clases. Lo cual le beneficia inmensamente, sin Bick, no hay bullying y con eso presente era algo de que alegrarse.

 

Tras salir de clases y encaminarse a su trabajo, miro al cielo, observo a las nubes teñirse de oscuridad, ¿era acaso un anuncio de probabilidad de lluvia tormentosa?. Sintió entonces una rara sensación de mal augurio en el aire, y tal presagio vino a su mente al ver dichas nubes, lo que lo dejo unos momentos pensativo.

 

—No puedo perder más tiempo, si llego tarde al trabajo, el imbécil de mi jefe me va a bajar el sueldo otra vez…

 

Volvió centrar su mente en sus tareas mundanas, moviéndose con prisa hacia su sitio de trabajo, soportando a su malhumorado jefe y compañeros del empleo poco confiables. Pues al final de todo esto, podría ir a buscar a su querida amiga.

 

__________________________________________________________________

 

Una vez llegado al terreno baldío tras culminar su trabajo, se sitúa cerca de la maleza y llama a Aleeza, pero esta no aparecía por ningún lado, lo cual le preocupo. Pensó que podría tratarse de otra de sus bromas, así que se situó sobre la maleza esperando caer para que se mostrara, pero nada, ella no se mostraba.

 

Pronto dos personas llegan al lugar, Niels queda desconcertado y con gran miedo al ver que dichos individuos eran un chico delgado y otro gordo, ambos de su misma edad. Los reconocía, ellos eran los mejores amigos del bravucón que hacia su vida un fastidio cotidiano, el dúo le miraba fijamente con una maliciosa sonrisa.

 

— Mi viejo y querido amigo Niels… -Una voz provino a sus espaldas.

 

Aquella voz erizo su piel, pues era de la figura antagónica principal de su felicidad, una de las mayores fuentes actuales de su desgracia e incertidumbre, lentamente se dio vuelta para verle cara a cara. Su cabello de mohicano era irreconocible junto a su cuerpo en forma, su malicia era visible en su expresión sonriente.

 

— ¿Sabes?, ya ha pasado un mes y medio, y aun no tengo novedad de ti sobre el dinero de las entradas para ver a Deepmetal, ¿acaso lo olvidaste? –Le pregunto él con un rostro que denotaba enojo.

 

—No, no lo he olvidado… apenas junte todo el dinero, te lo daré… solo dame tiempo –Le aseguro él aterrorizado esper.

 

—Niels, siento que has estado perdiendo más el tiempo que preocupado por encontrar una manera razonable de conseguirme esas entradas –Opino Bick —Tal cantidad no es fácil de hacerse a la ligera, a veces la vida nos lleva a mirar otras potenciales oportunidades, si tú me entiendes claro…

 

Cualquier que fuera a la misma escuela donde Bick asistía, podría oír numerosos rumores en torno a él, de que su propio padre y hermanos, estaban metido en negocios ilícitos. Por supuesto, para la inmensa mayoría, tales rumores no eran simples conjeturas, pues la realidad es que no era difícil imaginarse a Bick como un criminal, Niels lo sabía muy bien.

 

—No… no lo entiendo, no entiendo que quieres decir Bick… -Se disculpó el esper por su incapacidad de comprenderle.

 

Bick se hecha a reír junto a sus dos amigos, el bravucón del mohicano se sitúa frente al joven de cabellera morada y le mira directo a los ojos.

 

—Hablo de hacer dinero fácil bobo, ¿eres bueno robando celulares?, ¿te gustaría vender ciertas sustancias ilegales?, ¿qué tan bien se te da transportando algunas cosas peligrosas hacia un destino fijo y sin llamar la atención de otros? –Le dijo el bravucón del mohicano — ¡Dinero fácil!, ¡muy fácil!, y más que suficiente para conseguir esas entradas.

 

Entonces Niels no tardo en entender la maraña de estos acontecimientos, en el fondo se hizo una interrogante, Bick y su familia estaban metidos en negocios turbios, del cual la droga era uno de los temas potenciales. Sabiendo eso, ¿por qué necesita Bick pedirle dinero a Niels para las entradas si dicho negocio ilícito que ejerce con su familia le proporciona unas ganancias envidiables?, ya debería contar con el suficiente efectivo para no solo comprar tres entradas de antemano.

 

—Le propusiste lo mismo a Norbert, ¿no es así? –Fue lo siguiente que Niels declaro a su bravucón.

 

Los amigos de Bick expresaron su asombro ante su atrevida pregunta silbando al mismo tiempo, Bick por su parte, se hecha unas carcajadas breves y le da la espalda con las manos en su retaguardia.

 

—Realmente pensaba que eras muy estúpido, pero veo que bajo esa cobarde y patética persona a la que veo en ti, hay alguien con cierto ingenio, nada mal –Expreso Bick su opinión en torno a Niels y se da vuelta para mirarle cara a cara nuevamente —Si, le propuse lo mismo a Norbert, ¿y sabes qué?, lo hizo muy fatal, como resultado tuvo que desaparecer por hacer enojar a cierto grupo y el resto ya puedes imaginártelo.

 

Norbert era intimidado y llevado al límite de su tolerancia psicológica por Bick y compañía con un claro propósito, hacerlo tan psicológicamente frágil y sumiso, tales cualidades lo harían ser una obediente herramienta. En pocas palabras, Bick elegía a sus victima principales, para acosarlo física y emocionalmente hasta convertirlo en un inseguro, dócil y subyugado infeliz.

 

No escogía a cualquiera, solo a aquellos con un perfil bajo, a los que nadie importaría de su desgracia o ausencia, a aquellos que no significaban nada para la sociedad. La desaparición y hallazgo de un fallecido Norbert lo decía todo, la cruel verdad es que a la inmensa mayoría no le importo en realidad lo que fue de él o los acontecimientos crueles que llevaron a su tragedia.

 

Bick escogió a Niels, porque al igual que Norbert, cumplía con los requisitos para ser un obediente candidato para realizar tareas del bajo mundo. Aunque el esper de cabellera morada consiguiera mucho dinero metiendo en tales trabajos oscuros, la mayoría de las ganancias irían para Bick, pues él solo sería una herramienta para cumplir con todas las exigencias de su bravucón, él terminaría cargando con toda la responsabilidad y los riesgos, solo para que Bick se quedara con casi toda las ganancias.

 

Niels entendió entonces la razón detrás del porque Bick le encargo la obligatoria tarea de conseguirle esos boletos, dichos boletos eran una excusa, su intención real era hundirlo en el mismo fondo como a Norbert. Convertirlo en un esclavo dócil a través del miedo y la intimidación, explotarlo al máximo en el bajo mundo del crimen para obtener notables ganancias económicas sin tener que arriesgarse por su cuenta, pues Niels asumiría todos los peligros por él.

 

—No, no puedo hacer eso, no quiero cometer esa clases de fechorías –Rechazo el joven de cabellera morada la sola idea de platicarlo.

 

El rostro de Bick se puso rígido y su enojo no se hizo de esperar, le dio la espalda unos segundos a Niels y tomando distancia, voltea de inmediato para mirarle a la cara y señalarle con uno de sus dedos.

 

— ¡Te tenía con cierto estimas y tan rápido las has jodido!, ¿rechazas la posibilidad de hacer una buena cantidad de dinero?, ¿¡rechazas mi propuesta!? –Exclamo furioso —No estas comprendiendo tu situación, no lo estas, necesitas motivación, algo que te haga entender cuál es tu lugar, que lo sientas no solo físicamente, también en tu mente.

 

Bick mueve su cabeza a modo de señal a su amigo de delgada complexión, este asiente y haciendo uso de su poder, de la palma de su mano derecha retira una bolsa transparente que contenía en su interior a una serpiente. Su piel verde oscura rodeada de numerosos anillos morados identificaba de inmediato su identidad, era Aleeza.

 

—¡ALEEZA!.

 

—“¡Niels, ayuda”!.

 

Tan pronto como pronuncio su nombre y oyó a su amiga pedir su auxilio, Niels corrió desesperado en dirección hacia donde se encontraba aprisionada, pero es detenido de un puñetazo en el estómago por el bravucón del mohicano. Su fuerte golpe lo envía contra el suelo y causa el vomitar del esper de cabellera morada.

 

—“¡Niels!” –Pronuncio Aleeza su nombre con suma preocupación.

 

— ¿No es maravilloso la habilidad de mi amigo? –Le pregunto Bick —Los poderes ESP con la capacidad de guardar objetos en un almacén personal (dimensión de bolsillo), por lo general no pueden introducir en su interior a seres vivos, pero mi colega es una excepción a esa regla, por supuesto, solo está limitado para poder almacenar seres vivos de pequeños tamaños, y esa serpiente cumple con el límite permitido.

 

—Por favor deja a Aleeza en paz… ¡te lo suplico!… –Acompaño sus suplicas con lágrimas.

 

— ¡Jajaja!, ¿Aleeza?, ¿ya le pusiste incluso un nombre?, ¿y encima lloras por una serpiente?, en verdad no sé si sentir lastima por ti o reírme hasta cagarme en los pantalones.

 

El trio de bravucones se echa a reír sin piedad, sin moralidad, disfrutando el sufrimiento ajeno del indefenso muchacho, mientras tanto Niels se pone de pie para acercarse a su amiga. Solo para ser tumbado en el suelo por otro puñetazo del maleante del mohicano.

 

—Debiste aceptar mi oferta, lo vas a lamentar mucho –Le dice Bick.

 

—La aceptare… la aceptare… solo por favor… no le hagas daño a Aleeza…

 

—Oh claro que lo harás, aunque debiste aceptarlo a la primera que te lo ofrecí, eres insolente y poco obediente –Bick suspira con decepción —Esto me resulta familiar, ¿sabías que Norbert tenía una mascota?, un pequeño gatito abandonado al que encontró en un callejón, en verdad adoraba tanto a ese gato.

 

Bick transformo uno de sus dedos en una navaja, y relato como acerco ese preciso dedo afilado al cuello del indefenso felino hasta hundírselo, sintió el dolor de aquel animal mientras se desangraba y se complació de ello. Disfruto oír los gemidos del moribundo gato, a la vez que Norbert observaba impotente como asesinaban vilmente a su pequeña mascota.

 

—Norbert nunca volvió a desobedecerme después de ese día, se volvió tan servil y útil, hasta que la fastidio en un trabajo sencillo, pero todo eso quedo en el pasado –Conto Bick —La cuestión ahora eres tu mí buen amigo Niels, tu etapa de rebeldía me resulta un fastidio y es hora de que habrás tus malditos ojos y entiendas CUAL ES TU SITUACION Y LUGAR.

 

— ¡No!… ¡por favor no lo hagas!… –El joven de pelo morado volvió a suplicar.

 

—Hazlo –Ordeno Bick mirando a sus dos amigos.

 

El bravucón de complexión le entrega la bolsa transparente al chico gordo y este lo sostiene con ambas manos.

 

— ¡NOOO!… ¡POR FAVOR! ¡BASTA, BASTAAAAAA!…

 

Bick vuelve a darle otro golpe a Niels para hacerle callar, luego sujeto al esper del cuello y le hace mirar de manera obligatoria los siguientes sucesos del cual era incapaz de detener. El gordo amigo del bravucón del mohicano empieza a emitir grandes cantidades de calor en sus palmas, quemando la bolsa y con ello a la serpiente cautiva en su interior.

 

— ¡NOOOOOOOOOOOOOOOO!… –Exclamo Niels con intensa incertidumbre.

 

—“¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!”.

 

En su mente a través de la telepatía, escucho los desgarradores gritos de agonía de Aleeza, mientras su cuerpo sucumbe a quemaduras severas, incapaz de acudir a su ayuda, solo puede observar entre lágrimas y suplicar en vano que todo se detuviera. Aleeza queda totalmente carbonizada, Bick suelta a Niels quien con un rostro emocionalmente demacrado se acerca a ella tambaleando hasta ponerse de rodillas frente a su preciada amiga.

 

—Aleeza… Aleeza…

 

Niels repitió su nombre varias veces, a la vez que la tocaba para obtener alguna respuesta de ella, pero nada, la voz de su amiga estaba en silencio y ni un solo movimiento se observaba de su cuerpo. Solo pudo llegar a una cruda conclusión, Aleeza ya había muerto, la única que pudo transmitirle ese cálido sentimiento de afecto en su oscura vida, quien no era un ser humano, se había ido para siempre.

 

—Esa falta de ánimo si se puede apreciar –Comento un satisfecho Bick gozando del sufrimiento de Niels —Bien, espero que nos hayamos entendido y comprendas cuál es tu lugar ahora, ¿tanto te afecta perder a una estúpida serpiente?, podrás comprar las que quieras cuando me hagas estos trabajos para mí, eso sí, procura hacerlo mejor que Norbert o lo pasaras tan mal como él.

 

El esper de cabellera morada al oír las risas de los tres, en especial de Bick, seca sus lágrimas y aprieta sus puños con fuerza, su angustia, tristeza y pena pronto se convirtieron en inmensa ira. Se puso de pie para luego propinarle un puñetazo en el rostro al bravucón que tantos años le había hostigado.

 

—La mataste…

 

Replico aquella palabra y le lanzo otro puñetazo al bravucón, el joven del mohicano enfurecido, le responde con varios golpes de su parte, culminando con una fuerte patada que hace a Niels terminar en el suelo adolorido.

 

— ¡Pedazo de basura!, ¿¡crees que vas a salir ileso después de esto!? –Le declaro en cólera el bravucón del mohicano.

 

Bick se preparaba para darle una severa paliza a Niels, físicamente él tenía la ventaja, pero el esper de cabellera morada no se dejó intimidar, observo una roca a su lado del tamaño de su puño. Agarro entonces dicha roca con su mano derecha sin que el bravucón se diera cuenta y la uso para golpearle con todas sus fuerzas en la boca, sangre y dientes salen expulsado de la cavidad oral del matón.

 

El golpe causa que Bick caiga de espalda hacia el suelo, mientras sucumbía al dolor cubriéndose con ambas manos su boca, el esper se le acercaba con intenciones de propinarles tantos golpes como fuera posible con la roca en la cabeza del bravucón. Hasta que es detenido por los amigos de Bick, quienes le agreden por la espalda, causando que soltara la roca y luego le sujetaran de los brazos.

 

Era incapaz de soltarse, los leales compañeros del bravucón del mohicano le retenían sin problema, Bick logra ponerse de pie, y denotando un rostro inmerso en rabia, se acerca a Niels extendiendo su brazo derecho. La llevo rápidamente hacia el estómago del sometido esper, pero en lugar de sentir un golpe contundente, oyó como su piel y carne era atravesado por filosas cuchillas.

 

El maleante no golpeo a Niels, sino que transformo sus dedos con su ESP en navajas y poseído por su ira, le apuñalo con los cincos a la vez. Al retirar sus transmutados dedos afilados, sangre brotaba de la herida ocasionada, los dos sueltan al malherido muchacho quien se desangraba en el suelo.

 

—A nadie le importara cuando mueras, deshacerse de ti será muy fácil –Le dijo un enojado Bick escupiendo a la cara de su agredida víctima —Si solo hubieras sido un obediente infeliz, no te estarías desangrado como un reluctante imbécil, ¡ahora sufre perra!.

 

A cada minuto Niels se sentía débil, aun cubriendo su herida con ambas manos, el sangrado era imposible de detener, su muerte parecía ser inminente. Su vista se tornaba borrosa y somnolienta, pero llegó a notar algo que llamo poderosamente su atención y despertó sus debilitados sentidos un breve momento.

 

— ¿Aleeza?…

 

Arrastrándose lentamente, la quemada Aleeza se dirigía al malherido Niels, aun seguía viva, el esper de caballera morada estaba contento de ello, pero entonces se dio cuenta de algo. Su serpentina amiga estaba moribunda, al borde de la muerte, y se desplazaba lentamente, porque estaba haciendo uso de sus últimas fuerzas.

 

—Aleeza…

 

Se acercó lo suficiente a uno de los brazos de Niels y acto seguido, le propino una mordida, el trio quien además de sorprenderse de que la serpiente siguiera viva, se abruma al ver que mordió al herido esper, concluyendo que este moriría tanto por envenenamiento como por la hemorragia.

 

Pero la mordida no causo dolor o aflicción alguna, al contrario, Niels se repente sintió que su cansancio se desvanecía, la dolencia de su estómago había desaparecido. Tocando con sus manos la parte apuñalada, no sintió la herida, pues esta ya no estaba, se había desvanecido como todo su padecimiento físico.

 

—“Vive… Niels… vive…”

 

Oyó las palabras de Aleeza, el esper tomo a su pequeña amiga y la llevo a sus brazos, le rogo que no se fuera, le imploro que no marchara al sueño eterno, que no le dejara solo.

 

—“En verdad… me gusta… tu cabello…”

 

La voz de su amiga se calló para siempre, ahora su muerte era absoluta, Aleeza se había marchado de esta vida y como última voluntad, salvo de la muerte a su único mejor amigo por última vez. El esper recordando todos los momentos que experimentaron juntos, se hecha a llorar sobre su cadáver.

 

— ¿Qué demonios?, ¿no lo había apuñalado? –Pregunto con confusión el bravucón del mohicano al ver a Niels en buenas condiciones.

 

—No sé qué es más extraño, que él se encuentre bien después de que Bick le desgarrara el estómago o este abrazando a una serpiente quemada –Comento el joven de obeso físico.

 

— ¿A quién le importa?, el malnacido sigue vivo, ¡tenemos que encárganos de él o estaremos en problemas! –Aclaro el de delgada complexión.

 

Niels oía a los bravucones, no les basto con haber matado a su única amistad, no le basto con haberle causado tanto sufrimiento emocional, ahora ellos planeaban eliminarle a él de una vez por todas. No quería que ellos se salieran con la suya, “la muerte de Aleeza debe ser vengada”, era lo que su mente le replicaba.

 

Cerro sus puños con tanta fuerza que sus uñas se clavaban en su piel lastimándole, pero tal dolor era insignificante comparado a la rabia y desdén gestándose en su interior. Partículas de psi se manifestaron sobre la zona donde tuvo la herida del apuñalamiento, tales partículas se extienden hacia sus brazos.

 

—Los odio… a cada uno de ustedes… a todos… ¡ODIO A TODOS EN ESTE PUBLO!…

 

Declaro con un grito de cólera hacia el cielo, las partículas de psi en su cuerpo se multiplicaron hasta alcanzar una considerable cantidad que se manifestó como un aura morada a su alrededor. El brazalete reacciona intentando suprimir su ESP, pronto numerosas grietas surgen del objeto supresor, venas sobresalían de la cabeza y extremidades de Niels.

 

De repente los ojos del esper de cabellera morada empiezan a lagrimar sangre, sus notorias venas se hinchaban delatando que la causa era una acumulación de enormes cantidades de energía psi en su interior. Esta intentaba liberarse, expulsar hacia el exterior toda esa cantidad acumulada, pero el brazalete se lo impedía.

 

El trio de bravucones pronto se muestra sorprendidos como aterrados al mismo tiempo, paralizados e incapaz de reaccionar ante lo que atestiguaban. El brazalete se dañaba, las grietas empeoraban hasta que finalmente no pudo resistir tanta carga de psi, todo ese poder ESP se desbordo.

 

El grito de Niels se hizo más vigoroso como un bramido y la expulsión de tanto poder psi influenciado por sus intensas emociones de rabia, desato entonces una inminente explosión que arraso con todo a su paso. El pueblo de Hillstown ya no existía y en su lugar había una nube con forma de hongo…

 

Continuara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s