Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 56

CAPITULO 56

 

La bestia blanca mira con suma hostilidad a la enigmática mujer de túnica blanca y mascara de lobo, su disgusto es causado por el coitus interruptus al que fue forzado, frustrando sus metas biológicas de reproducción. Ruge con ferocidad mientras sostiene la espada de plata dentada con ambas manos, declarando sus intenciones homicidas contra la misteriosa fémina.

—Lo hiciste enojar –Le dijo la vampiresa de cabellera gris.

 

—Puedo sentir perfectamente sus deseos por asesinarme –Dejo en claro la enigmática enmascarada.

 

—Seguro que cuando acabe contigo, seguirá dándole duro a la cazadora.

 

—No necesitaba saberlo, pero lo tendré en cuenta.

 

La espada sierra de Peter se envuelve en el aura rojo de Nova lo que causa que la hoja comience a girar a alta velocidad, activando la habilidad principal del Gear, arremete velozmente contra la enmascarada, con su arma apuntando a su cuello, anhelando decapitarla. La misteriosa fémina por su parte, no se mueve de su sitio, mantenía su posición, observando como el encolerizado licántropo estaba a segundos de asestar su arma contra su cuello.

 

—Que predecible… -Opino en voz alta la enmascarada.

 

Pronto la bestia albina se detiene de forma abrupta, no era por voluntad propia, su cuerpo intentaba moverse de manera forzada, como si algo lo estuviera paralizando con gran obstáculo. Acto seguido aquella fuerza invisible que le detuvo, lo hace ponerse contra el piso en posición boca abajo, intentaba resistirse a aquel fenómeno opresor, pero sus esfuerzos eran en vano.

 

—Sus cualidades físicas y poder destructivo con su Nova son notables, pero su habilidad de lucha es deficiente, combatir con simple fuerza bruta no siempre funcionara contra todos –Aclaro la enigmática enmascarada.

 

Se acercó al incapacitado lobo, mirando fijamente su viril miembro, luego su semilla expulsada esparcida en el suelo y feminidad de Sunlaire con restos de su virginal sangre.

 

—“No fue solo un acto de pura satisfacción personal, lo hizo con un propósito específico, su forma de comportarse, es como la de una bestia primitiva, y los impulsos más primarios de un ser salvaje semejante son la necesidad del hambre, la seguridad y la reproducción” –Dedujo en sus pensamientos.

 

Acerco su rostro a los ojos de la bestia albina mirándole detenidamente, este le respondía enseñando sus fauces, gruñéndole y forcejeando para recuperar su movilidad.

 

— ¿Quién eres tú? –Le pregunto la enmascarada —El chico al que hemos observado y tomado nota desde su transformación en hombre lobo, no eres tú.

 

Las palabras de la enigmática fémina hicieron que el lupino cesara sus gruñidos, pronto empezó a mover su boca, intentando formular palabras…

 

—Ge… no… ge… no…

 

—“Geno”, ¿qué significa eso? –Replico con confusión la enmascarada.

 

Siguió repitiendo aquellas palabras, hasta que nuevas se formularon de su boca.

 

—Geno… ma… ex… pan… dir… dege… nera… ción… ce… lular… in… minen… te… nese… cidad… de… ex… pan… dir… geno… ma…

 

La enmascara unió las palabras dichas a medias, obteniendo lo siguiente: “Genoma” “expandir” “Degeneración” “celular” “Inminente” “Necesidad” “De”. Como si cada palabra fuera un acertijo, uno que relativamente resolvió con una oración que acomodo de la siguiente manera: “Necesidad de expandir Genoma, degeneración celular inminente”.

 

— ¿Quién eres o que eres?, ¿qué relación tiene con Peter Garnier?, ¿eres acaso una existencia que convive internamente con él o eres alguna clase de consciencia propia? –Fueron las interrogantes formuladas por ella.

 

—Repro… ducir… mi… geno… ma… debe… sobre… vivir…

 

Siguió repitiendo las palabras “Genoma” y “expandir”, volviendo su pronunciación más entendible al oído.

 

—En verdad no entiendo nada –Confeso la vampiresa acercándose al sometido lobo —¿Qué es un genoma para empezar?.

 

—Es el material genético en sí, su ADN –Contesto la enmascarada.

 

—Hmmm ya lo capto, es lo que está en sus testículos –Comento Illusia.

 

—No eres buena en ciencia biológica, ¿verdad? –Expreso la enmascara su decepción en torno al intelecto de la vampiresa —Lo que trata de decir para ser más exacto, es que este “Peter” está buscando engendrar descendencia para expandir su genoma, su ADN, para que hayan otros que porten sus genes.

 

—Oh, entonces quiere hacer cachorritos, es como llaman los hombres lobos a sus hijos, ¿no?.

 

—El termino correcto sería “Licanbezno” –Corrige la enigmática de la túnica —Y no es algo simple, ¿entiendes lo que significa que él procree?, sus descendientes, ¿adquirirían sus mismos rasgos?.

 

—¿Hablas de licántropos que sean como él?.

 

—Sí, no puedo darme el lujo de permitir eso a la ligera, no aun.

 

__________________________________________________________________

 

— ¿Dónde estoy?…

 

Una infinita oscuridad asolo su existencia, estaba asustada, sintiendo un gran terror que le hacía incapaz de poder concentrarse en averiguar dónde yacía. Desde su joven niñez y a la entrada de su adolescencia, debió enfrentar el hecho de esconder sus temores para no exhibir debilidades que la hicieran ver vulnerable.

 

Ahora Sasha Sunlaire, se encontraba al borde del miedo absoluto, la alguna vez formidable guerrera que forjo su carácter duro a lo largo de los años, estaba desnuda en posición fetal temblando, llorando y suplicando por la presencia de sus fallecidos padres.

 

—Papa… mama… alguien… por favor…

 

—Pequeña Sasha, veo que estas en un estado muy delicado, como esos postres que ignoro y con el tiempo terminan caducados.

 

Una voz resonó en las cercanías de Saha, para hacer que la joven guerrera detuviera su lloriqueo y volteara para encontrarse con un joven de ojos rojos, cabello despeinado negro y unos dientes chuecos amarillentos. Su vestimenta consistía en un traje negro gótico remendado y con numerosos parches, un largo sombrero de copas y calzado negro.

 

—Señor Mad… -Reconoció la Sunlaire al excéntrico vampiro.

 

— ¡Elemental mi querida Sasha, soy yo!, ¡el inigualable, intelectualmente raro y con gran afición al buen té!… ¡Mad!, para serviros mi joven lady –Declara para luego tomar la mano de Sasha y besarla con caballerosidad.

 

—¿Es usted real?.

 

— ¡Por supuesto, soy tan real como una gripe mortal o una patada en la entrepierna!, pero por favor no me des una patada en la entrepierna, ese tipo de dolor me resulta incómodo.

 

Mad toma asiento sobre una silla de madera bebiendo una taza de su infusión predilecta, la inquietud de Sasha merma al ver al excéntrico joven de sobrenatural existencia.

 

—Veo que algo te inquiera pequeña Sasha, algo agobiante, doloroso, ¡como una estaca entre las nalgas para un vampiro!, ¿qué es esa pesadez en tu corazón que aflige tu propia existencia y carcome tus bellos… cachetes? –Fue la interrogante del vampiro.

 

El ánimo de Sasha mejora, la actitud de Mad le sacaba cierta gracia a su decaído estado psicológico, la joven se recuesta en el suelo mirando hacia arriba a la infinita oscuridad, mientras Mad yacía sentada a su lado escuchando sus inquietudes.

 

— ¿Por dónde comenzar?, primero falle en matar a un hombre lobo, luego fui vencido por ese mismo hombre lobo y después violado por ese hombre lobo –Relato Sasha.

 

—Ya veo, interesante, oh sí, es fascinante –Mad fingía tener un cuaderno del cual anotaba todo lo que la Novamancer le decía —Dime Sasha, ¿odias a los hombres lobos?.

 

Con esa pregunta, el rostro de la Novamancer hace una mueca iracunda, aprieta el único puño que le quedaba, respondiendo con sus expresiones la pregunta del excéntrico vampiro.

 

—Entiendo que fue uno quien te dejo en tal herido estado, pero mi pregunta específica, ¿de dónde se originó ese odio a los hombres lobos?, ¿robaban tu dinero de la merienda?, ¿te hacían bromas pesadas con temática de flatulencia?, ¿o quizás se burlaban del tamaño de tus pompis?, eso ultimo sí que es sacrilegio, las pompis de un caballero es algo sagrado –Resalto Mad.

 

—Son el enemigo de la humanidad, bestias impías que todo lo destruyen, pase buena parte de mi vida cazándolos, forjando mis habilidades con el Nova y la espada a través de numerosas cacería en nombre y honor de mi linaje –Contesto ella.

 

—Sabes que yo no soy un humano mi querida Sasha, soy un vampiro, con gran gusto por el té de calidad y las meriendas dulces sin pasas –Admite Mad.

 

—Lo sé, pero usted es muy diferente a los vampiros y licántropos que conozco.

 

—Oh, ¿por qué será?, ¿qué tiene este galante guapetón de diferencia con los demás?.

 

—Usted me brindo su ayuda cuando más lo necesitaba, no lo considero alguien malvado o de malignas intenciones como a esos monstruos.

 

Una serie de recuerdos en torno a una joven Sasha, muestra a Mad entregando algo a manos de la Sunlaire, aquello que le era dado se observaba sumamente borroso, pero resaltaba una advertencia dado por el vampiro “No hay vuelta atrás, ¿estas segura?”.

 

— ¿Lo has olvidado Sasha? –Pregunta Mad.

 

— ¿Olvidar que? –Replico con confusión ella.

 

—Todo está en tu cabeza Sasha, los malos momentos, los buenos recuerdos y los traumáticos episodios, tus estas olvidando un detalle concreto esencial y necesario que entiendas de esas experiencias pasadas de tu vida.

 

—No… no lo entiendo…

 

El escenario pronto cambia, Sasha se encontró en un cuarto cerrado, dos mujeres rubias estaban parados en la cercanía, no se movían, como si estuvieran congeladas por el tiempo. Su vestimenta conformada por una gabardina con numerosos bolsillos tácticos y Gear en su cintura, sugerían que eran cazadoras, una de ellas portaba un hacha con la hoja ensangrentada.

 

Percibió entonces la presencia de un tercer individuo quien estaba de rodillas, un hombre de brazos fornidos decapitado, Sasha entonces comprendió lo que estaba viendo, aquello era la ejecución llevada a cabo a su fallecido padre. Sintió como su corazón palpitaba con una rapidez anormal y su respiración tuvo el mismo impacto.

 

—Calma lady Sasha, todo está en tu cabeza, son recuerdos, no pueden herirte, pero si insultarte emocionalmente –Advirtió Mad.

 

— ¿Por qué?… ¿por qué estamos aquí? –Pregunto ella con profundad ansiedad.

 

—Por favor contéstame esta incógnita, ¿cuál fue la causa aparente e innegable de la muerte de vuestro querido padre? –Pregunto cortésmente el excéntrico vampiro —Resumen breve de la pregunta: ¿cómo murió su padre? –Susurro al oído de la Novamancer.

 

—Él… él fue… sentenciado… a… a muerte…

 

La pregunta ocasiono que tragara saliva con evidente nervios, su frecuencia cardiaca aumento considerablemente, sudoración se manifestó sobre su rostro, un temblor en sus extremidades se observó a simple vista…

 

— ¿Qué causo la muerte de su padre? –Volvió Mad a plantear la misma pregunta mientras sorbía de su infusión.

 

—Sentencia… sentencia de muerte… sentencia de muerte…

 

—¿Por qué lo sentenciaron a muerte?.

 

Su respiración se hizo más intensa como si le costara tomar aire, el sudor descendía de su rostro a su cuello, sus ojos temblaban con creces y miraba atónita al cuerpo del decapitado familiar en rodillas…

 

—Un… un crimen… cometió un crimen…

 

—¿Qué crimen cometió su padre?.

 

—Él… él…

 

Su diafragma se contrae con anormalidad, de su boca se producía un descomunal aumento de saliva que empezó a desbordarse fuera de su cavidad, su visión veía duplicaciones distorsionadas de las cazadoras y el ejecutado hombre…

 

—Él… cometió… un crimen… muy serio… él… cometió…

 

— ¡El crimen, deme el maldito crimen! –Replico Mad como si imitara a un juez de la corte.

 

Voces susurraron en la cabeza de Sasha, ella cubre sus oídos intentando silenciarlo pero en vano era, aquello que oía eran recuerdos manifestados auditivamente. Voces de su yo del pasado y de sus progenitores muertos, cada uno reproduciéndose al mismo tiempo sobre su psiquis.

 

Excesivo estrés se gestaba en su interior carcomiendo su salud mental, algo profundo estaba intentando salir a la luz, un recuerdo resguardado celosamente en lo más profundo de la memoria de la Novamancer. Este recuerdo bloqueado estaba materializado en su consciencia como un espejo que no reflejaba nada.

 

Cada vez que la incógnita sobre el crimen de su padre se repetía a sí misma, el espejo se dañaba, numerosas grietas resurgían de su cristalizadas estructura, cuando la pregunta plasmada se volvía más fuerte, mayor eran las grietas. Hasta que finalmente esta se destruye, volando en pedazos sobrenaturalmente, cayendo una lluvia de fragmentos alrededor de Sasha, pero ninguno le hacía daño.

 

Las voces cesaron, su respiración y diafragma volvieron a la normalidad, su corazón latía con tranquilidad, el sudor desapareció, tragaba saliva con total calma y el desbordante estrés se disolvió de sus emociones.

 

— ¿Señor Mad?.

 

Sasha miro a su alrededor y Mad había desaparecido sin dejar rastro alguno, de repente una oscura figura escondiendo su anonimato bajo una túnica, se manifestó a unos metros de la Sunlaire. Señala con una mano en dirección hacia el hombre decapitado, más concretamente a la cabeza de este que yacía en el suelo.

 

La figura desaparece al instante como un fantasma y la cazadora lentamente se acercó con el palpitar de nervios, cuando se encontraba lo suficiente cerca para contemplar con mayor detalle la cercenada cabeza de su padre. Un shock emocional repercutió en ella.

 

— ¿Qué… que significa esto? –Pregunto una Sunlaire súbitamente estupefacta.

 

—Eso mi querida Sasha, es tu padre –Contesto Mad surgiendo a su lado como si nada con una seria expresión en su rostro.

 

La cabeza decapitada denotaba unos rasgos inhumanos, un pelaje grisáceo como el de un animal se hallaba entre sus orejas, unos colmillos sobresalían de la boca y poseía unos ojos amarillentos.

 

Continuara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s