Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 47

CAPITULO 47

 

La licántropa de negro pelaje y Gear del tipo arco observaba como la cazadora arquera era inmediatamente invadido por un horror indescriptible. Todo a causa de haber chocado su mirada con la de Peter, observo entonces al lobo blanco, su monstruosa expresión junto a la sorpresa del manifiesto de Novamancia en sus manos imbuyendo incluso su propia arma, era alguien totalmente diferente comparado a la última vez que se vieron.

 

— ¡Oye lobo!, ¿quién eres tú? –Una pregunta repentina llego a sus oídos.

 

Seis mujeres lobas se le acercaron, eran parte del grupo de Fraila, encargados de asegurar el bienestar físico del lobo blanco hasta el retorno de su ama.

 

— ¿Eres una licántropa de Armenia acaso o… El Reino? –Fue la principal interrogante de la mujer loba.

—Ni uno ni la otra, soy de una manada libre, mi nombre es Erian –Revelo ella su identidad y la alienación de su manada.

 

—Hablaste con ese lobo como si lo conocieras muy bien, ¿qué relación tienes con él?.

 

—Tuvimos un encuentro hace varios días, pero por culpa de otra licántropa le perdí, tenía la corazonada de que vendría a la caza lunar de este sitio, por eso es que vine hasta aquí.

 

La loba de Fraila tenía sus sospechas, tanto para la interrogadora como para el resto de las cinco, Erian era alguien a quien considerar como una potencial “amenaza”, pues había tenido contacto con Peter anteriormente. A Fraila tal novedad no le haría gracias, pues pensarían que aquella mujer bestia pelinegra esta tras él como todas las féminas salvajes a su alrededor, solo esperaban el momento oportuno en la caza lunar para actuar.

 

__________________________________________________________________

 

Peter había eliminado a dos de las cuatro cazadoras, avisto a la arquera como su siguiente víctima y corrió a toda prisa como un depredador acercándose a su presa. Sus manos estaban teñido de una forma de Nova rojo, era su Novamancia aún activo de forma débil y fragmentada, la velocidad de giro de su espada sierra reacciona a su pensamiento cuando una lucha se avecina.

 

Las dos mujeres lobas que enfrentaban a la arquera, sintieron los pasos de aquella bestia blanca acercarse, al voltear, observaron su rostro sintiendo a un monstruo lupino sediento de sangre ansiando su próximo bocado y evidentemente no tardaron en comprender quien era. Las dos habían optado por no intervenir y dejarle a la humana a la hambrienta bestia masculina.

 

Los hombres lobos tienen la especializada de luchar en grupo como una manada incluso con otros lobos desconocidos, pero ellas sentían que aquel lobo macho en particular, proyectaba con solo su presencia cercana una intimidante sensación que les hacía reconsiderar el luchar a su lado. Las dos féminas por unos leves segundos habían percibido una especie de tétrica aura roja alrededor del cuerpo de Peter con la forma de una sombra diabólica con cabeza de lobo, algo diferente al Nova rojo que envolvía sus manos, pues este desprendía una macabra sensación a la mente.

 

La cazadora arquera sumida en el miedo se defiende, pero dado a la fragilidad de su moral influida por su extremo temor, su desempeño en su Gear a distancia era lamentable. Lanzaba sus proyectiles con brazos temblorosos y una visión borrosa, las flechas de Nova en su mayoría siquiera se acercaban a su hostil blanco, y los pocos que seguían la trayectoria correcta, eran repelidas en un instante por la hoja de la espada sierra.

 

— ¡NO, NO, NO… ALEJATE DE MI, ALEJATE DE MI, ALEJATE DE MI!… ¡¡¡ALEJATE DE MI!!! –Repitió una y otra vez mientras inútilmente seguía lanzando flechas de Nova para ahuyentarle.

 

Pero eventualmente le alcanzo, a solo escasos centímetros, la bestia se abalanzo sobre ella y abanicando su arma letal, golpeo el arco de la cazadora, su Gear fue destrozada en el acto y su desesperación se convirtió en una pesadilla viviente. Sin su arco, estaba totalmente indefensa, pues no tenía un arma secundaria bajo la manga, estaba a merced del lobo que le miraba con horridas intenciones.

 

—Te lo suplico… -Los ojos de la cazadora lagrimaban a montón y poniéndose de rodillas le suplico con la cabeza baja —No me mates… ¡por favor no me mates!… no quiero morir… no quiero…

 

Levanto su mirada solo para ver el rostro indiferente de ojos penetrantes del monstruo, todo su cuerpo por reacción tembló, llegado al punto de incluso orinarse encima y su ropa se empapara con su esencia y fuerte hedor. Las dos lobas en las cercanías notaron como la humana termino ensuciándose con su propia orina, incluso el olor de esta se notaba en el aire.

 

Peter puso un pie sobre la espalda de ella y ejerciendo presión hizo que la cazadora terminara recostándose boca abajo, oyó entonces el crujir de su columna rompiéndose por la fuerza del pie del lobo.

 

— ¡DUELE, DUELE, DUELE, DUELE MUCHO!…

 

En solo cuestión de poco tiempo, la cazadora no podía moverse, literalmente quedo incapacitada como un vegetal por el brusco movimiento del peliblanco. Pero eso no fue suficiente para él, mientras sostenía con una mano su espada, con la otra, sujeto la cabeza de la muchacha clavando fuertemente sus garras en ella.

 

La joven exclamaba a todo pulmón ante el calvario que padecía, derramando lágrimas, mucosidad y baba en grandes cantidades, la bestia ignorando su lamentable agonía, ejerce una pizca de su fuerza hacia atrás en la mano que sujetaba la cabeza de la humana. Fue una decapitación instantánea y limpia, arrancándosela con el acompañar de un formidable sonido de tejido y huesos destruyéndose en el proceso, en su mano sostenía el botín de su reciente asesinato y fijo sus ojos en el último blanco de su venganza personal.

 

La espadachín de la gabardina negra aun mantenía su lucha contra las tres licántropas, usando la habilidad de su Gear, el filo de su hoja aumentaba de temperatura para brindar cortes sumamente calientes. Sumido en su cólera, había ignorado por completo la muerte de sus demás camaradas, hasta que de pronto, una cabeza es arrojada a sus pies que hace que salga de su furia desatada.

 

Baja su cabeza chocando entonces su mirada con la de su amiga del arco, con horror siente un deseo de vomitar al ver la cruel condición en que había quedado. Miro a su alrededor hallando entonces el cuerpo restante de ella, y en el transcurso se percató también que su compañera Novamancer había sufrido una inhumana muerte como las demás.

 

No tardo de entender que solo quedaba ella, todas habían fallecido, asesinados sin piedad y con mera brutalidad por una persona en particular, no, más bien por un monstruo. Su mirada entonces se enfoca en dirección de donde la cabeza fue arrojada, allí se encontró con la abominable bestia, el asesino de sus camaradas y amigas.

 

—Les dije que les haría pagar por lo que me hicieron en aquella vez –Declaro Peter —Tus zorras compañeras están muertas, dieron un buen espectáculo con el gemir de sus lamentos, con excepción de la última –Dijo mirando la cabeza de la arquera —Fue tan patética, mearse encima en un momento como este, ¿no se supone que son cazadoras profesionales?, ¿es este el nivel de profesionalismo que tiene la humanidad?, que lamentable grupillo mierdoso de caza resultaron ser –Una leve carcajada burlona suena en la boca del lobo.

 

La cazadora restante con un rostro emocionalmente afligido, sujeta con todas sus fuerzas su espada, convirtiendo toda esa tristeza, miseria y angustiante sentimiento por perder a sus amigas, en ira. En sus recuerdos, fragmentos de memoria de todas las aventuras que había experimentado con ellas se materializan en su mente, las batallas vividas para ganarse el sustento, los momentos de ocio en el bar para emborracharse y las carnales noches de intensa lujuria.

 

Las había perdido para siempre y su asesino estaba parado a pocos metros justo ante sus ojos, no iba a llorar, no hasta haber matado al infeliz que arrebato a sus seres queridos. El calor de la hoja de su Gear se intensifico con sus emociones iracundas manifestándose en su interior, su arma estaba sacando todo el poder que poseía para su lucha contra el monstruoso lupino de pelaje blanco.

 

—Voy a matarte… lenta y dolorosamente… ¡primero te cortare los pies y las manos, luego aplastare tus minúsculas bolas… Y FINALMENTE TE CORTARE LA VERGA PARA FREIRLA Y HACERTELO TRAGAR!, ¡MONSTRUO DE MIERDA! –Fue la venganza exclamaba por la cazadora restante.

 

Las lobas con la que habían sostenido el combate, optan por no interferir, pues como las demás féminas salvajes, eran capaz de sentir la sed sanguinaria del macho presente. Su canida sonrisa de demonio era evidencia de la ausencia de nervio o intimidación ante la declaración de la cazadora, al contrario, con toda la frustración que sentía la espadachín, la sola derrota la hundiría aún más en la decepción psicológica y era un plato que el lobo quería disfrutar antes de matarla.

 

— ¡MUERE! –Exclamo la espadachín para luego gracias a unas botas especiales realizar un salto sobrehumano de 3 metros.

 

Tomo la iniciativa con un ataque elevado, cayendo velozmente en picadas hacia el lobo blanco, el impacto de su aterrizaje levanta una cortina de polvo. Al disiparse y ser visible los dos combatientes, la pelea había llegado a su conclusión, pues Peter fácilmente evadió el movimiento de la espadachín con solo moverse un poco a uno de los costados y acto seguido, al momento en que el arma de su contrincante toco el suelo, él contraataco.

 

Su espada sierra en un instante corto ambas manos de la cazadora, al privarle del medio con el que vitalmente precisaba para sujetar su Gear, el combate había concluido con victoria para el hombre lobo de blanco pelaje.

 

—No… no puede ser… -La derrotada guerrera negaba los hechos.

 

Por la mente transito la loca idea de sujeta la empuñadura de su arma con la boca, pero antes de que pudiera dar un solo paso, Peter volvió a atacarle con su espada sierra. Esta vez, le arrebato ambos pies, perdiendo el equilibrio y cayendo hasta quedar boca arriba en el suelo, era incapaz de ponerse en pie en tal estado.

 

Con manos y pies privados, la guerrera entonces había caído en la desgracia, no solo fue su derrota total, con un cuerpo dañado como el suyo yacía en la completa inutilidad y fácilmente era susceptible a ser sometido por la dura crueldad de las bestias a su alrededor. Observo entonces con nervios y temblor, las miradas diabólicas de los lobos acercándose a ella, no solo del canido que le derroto, sino también de las licántropas con las que había luchado y las otras con la que habían sostenido un combate sus fallecidas amigas.

 

Estaba rodeada de monstruos lupinos a su alrededor, cada uno con viles miradas que desprendían sádicas y tortuosos deseos de someterla a un infierno de experiencia. Peter tomo entonces el Gear de la derrotada cazadora y activando su habilidad para desprender de la hoja del arma un intenso calor, la utilizo sobre las heridas de cortadas de los miembros.

 

Ante la exposición del calor de la hoja sobre la carne lacerada, la cazadora grito con notable agobio, el sangrado de estas que padecía se detuvo, la intención del lobo blanco era de evitar que ella muriera a causa de la hemorragia. Soltó entonces el Gear ajeno una vez cumplido con su propósito.

 

— ¿Qué tienes en mente para ella? –Pregunto Erian acercándose a su lado —Dado a que es tu presa, tú decides el cómo vas a eliminarla, sea lenta o rápidamente.

 

—Hmmm… cierto, dado a que tú la venciste, tienes el derecho de elegir como matarla –Otra loba apoya la decisión de la ejecución en manos de Peter.

 

El lupino de pelaje blanco no tardo en pensar la forma en que llevaría a cabo sus macabras intenciones, levanto su espada sierra y la descendió sobre la cazadora. Pero no fue piel, músculos o huesos los afectados por el conjunto de dientes de su hoja, fue la ropa la que destrozo en el acto.

 

Había dejado a la espadachín expuesta con su piel desnuda ante las miradas de todas aquellas bestias en las cercanías. Justo en ese momento, su espada sierra deja de girar volviéndose un arma común y la Novamancia roja que recubría sus manos desaparece, pero ya eso no le importaba, pues para su siguiente asesinato, únicamente precisaba de sus manos y sus filosas garras de hombre lobo.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s