Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 45

CAPITULO 45

 

Lodhret antaño fue una gran ciudad, en sus años gloriosos era la envidia de otras naciones humanas, sin embargo, un día fue invadida por una horda de Cryptian liderado por un formidable monstruo. Su inmenso poder despedazaba tanto a soldado como cazador que se le cruzaba encima y fue entonces que esta metrópolis llego a su fin.

 

Ahora solo quedan sus ruinas, sus edificios tanto pequeños como grandes yacen dañadas y deterioradas con el tiempo, cubiertos por el moho y la suciedad. Sus calles pavimentadas ahora están agrietadas y rebosantes de maleza, una gran fuente de 3 metros decorada en el centro para ser deleitada por la vista de sus antiguos residentes, rebosaba anteriormente de gran belleza con la imagen de una ángel sosteniendo una vasija del cual expulsaba agua.

Hoy en día, en esa misma fuente está seca, la figura del sacro ser no posee su cabeza, con la mayor parte de su esculpido cuerpo de piedra agrietado y agujereado, invadido por la maleza en conjunto con gusanos. La torre de reloj que nunca se llegó a finalizar su construcción, ahora es un montón de escombros.

 

Esto es Lodhret en estos días, los vestigios de una gran ciudad vencida y dejada a su suerte hace 100 años, lo que dio por consecuencia el nacimiento de Brahim por los supervivientes de esta, apoyados económicamente por las autoridades de su nación.

 

Bajo la luna llena de las 3:33 AM la hora maldita da comienzo, numerosas bestias lupinas descienden de las desgastadas estructuras de varios pisos. Cryptian comienzan a surgir e invadir las calles para plagarla de su presencia, y montones de grupos de cazadoras hacen su acto de llegada para darle caza y tomar sus valiosas hemopetra cuyo valor ha sido alimentada por las partículas de Nova de la hora maldita.

 

Una lucha entre mujeres lobas y cazadoras era la confrontación principal de este evento, los Cryptian solo eran obstáculos eliminados fácilmente, dado a que solo había dichas entidades presentes de categoría D y C, lo cual no era un nivel de amenaza considerable para un luchador amateur moderadamente bien equipado.

 

—Bien, ¿por dónde comenzar? –Miro cierto lobo blanco a su alrededor buscando a su primera presa con su pesada espada de plata sobre su hombro la cual sujetaba con solo una mano.

 

Por otra parte, seis licántropas a sus espaldas, decididas a seguirle, discuten sobre el asunto de la ausencia de su princesa.

 

—La ama Fraila no está por aquí, ¿dónde se habrá metido? –Pregunta una de ellas

 

—Recuerda que ella dijo que tenía unos asuntos urgentes que atender, es obvio que se trataba de algo sumamente importante –Comenta otra.

 

—Pero ella no se perdería la caza lunar, es extraño, ¿deberíamos buscarla? –Propuso una tercera.

 

—No, ella nos dio una orden bien clara, hasta que volviera, debemos permanecer al lado de este lobo macho y protegerlo con nuestra vida de ser necesario, la princesa le tiene un gran afecto –Declaro la cuarta integrante.

 

—Entonces está decidido, vamos a seguir al lado del lobo macho y a satisfacer su comodidad como seguridad, todo por el bien del El Reino.

 

Las seis exclamaron al unísono “Por el Reino”, Peter las escucho pero nula importancia les dio, se centró en encontrar una cazadora con la que luchar. A su alrededor batallas entre lobos y humanos se estaban llevando a cabo, las primeras bajas vinieron de parte de las lupinas, pero las cazadoras también tenían sus pérdidas.

 

La mayoría de las cazadoras portaban dos Gear, una de ellas se caracterizaba por ser un arma hecha de plata, la debilidad de los licántropos, la razón era fácil de deducir. Un tipo de arma era para ser ejercido contra los Cryptian, mientras que la otra para lidiar con los hombres lobos, pues estos eran el principal obstáculo que les impedía cazar y hacerse con los valiosos Hemopetra.

 

No todas podían darse el lujo de llevar más de un Gear, pero cada cazadora al momento de llegar a una zona afectada por el fenómeno de “La hora maldita” sabe perfectamente lo que va a encontrar. Numerosos Cryptian y una horda de licántropos esperándoles, este tipo de evento lleva décadas como siglos realizándose. Dicho esto, las cazadoras que solo podían valerse únicamente de un Gear, escogían uno especializado en combatir contra hombres lobo, pues ellos eran la amenaza más considerable a tomar en cuenta durante aquella ardua lucha.

 

— ¿Eh?… esas mujeres –Avisto Peter a un grupo de cazadoras que capto su interés.

 

Un grupo conformado por mujeres adultas armados con armas blancas, una de ellas una chica de gabardina negra sostenía una pesada espada de dos manos, la segunda usaba un hacha en una mano y en su restante era apoyado por un pesado escudo de hierro, la tercera por su parte usaba un arco de metal ubicándose a distancia de las demás para ejercer su rol de tiradora y la cuarta situada a su lado portaba solo un escudo, atacando con proyectiles de Nova semejantes a lanzas, revelando su rol como Novamancer del equipo.

 

— ¡Esas mujeres… las conozco!.

 

Ya había tenido un encuentro con ellas anteriormente, no una sino dos veces, en ambas ocasiones intentaron matarle, la primera vez fue en el primer día de Peter en Eliux, donde descubrieron su identidad como Licántropo. La segunda ocasión, fue cuando el peliblanco salía de la ciudad de Brahim, siendo avistado por ellas por mera casualidad en la entrada quienes delataron su identidad inhumana ante los guardias que protegían dicha zona urbana, este segundo encuentro casi concluyo con su muerte.

 

—Esas malditas mujeres, fueron dos veces que me quisieron matar… ¡debo devolverles el favor! –Una mueca rencorosa se hace presente en su rostro.

 

Apuntaba su espada contra el cuartero de chicas, anhelando matarlas por cuestiones personales, no lo pensó tanto, simplemente se lanzó a la caza. Las cazadoras luchaban contra un grupo de licántropas, la espadachín del grupo logra cortarle una pierna a una de las lobas agresoras causando que perdiera por consiguiente su equilibrio dejando su guardia baja.

 

Acto seguido aprovecha y apuñala a la bestia en el pecho para abrírselo llevando la hoja hasta el estómago, un charco de sangre, carne lacerada e intestino es expulsado de su interior. La fémina loba gime ante el dolor en su moribundo estado, la cazadora agita su arma para darle el golpe final en su sien, pero la hembra animal ante de caer, son sus últimas fuerzas logra propinarle un zarpazo a la espadachín en el vientre.

 

La loba cae ante la espada de la espadachín, a la vez que la vencedora humana recibe una herida moderada, la pérdida de sangre era baja, pero tal daño había sido por su imprudencia. Era de conocimiento común, que las bestias lupinas bajo la luz de la luna llena en su forma bestial, eran más tolerantes al dolor (en especial las hembras) y aun con heridas críticas, serían capaces aun de dar lucha hasta su último suspiro.

 

Más licántropas se acercaron al cuarteto, pero hubo uno en especial que acaparo la atención tanto de las salvajes mujeres como de las cazadoras. Un fornido hombre lobo de gruesa piel blanca se acercó a ellas, su mirada denotaba un desprecio total, el cuartero era la vista principal de su desdeñosa cara.

 

—Ustedes, hijas de puta, me hicieron pasar un mal rato hace tiempo –Le hablo Peter a las cuatro —¡Voy a disfrutar hacerla gemir de intenso dolor como zorras!.

 

— ¿Quién mierda eres tú? –Pregunto la espadachín mirando al lobo blanco con repugnancia, incapaz de reconocerle en su forma bestial —Como sea, solo eres otra puta piel de lobo para nuestra colección.

 

— ¡Ten cuidado, ese es un lobo macho! –Advirtió la Novamancer del grupo —Es extraño, nunca antes ha aparecido un lobo macho en estos sucesos de la hora maldita, por lo general son solo pura mujeres lobas lo que atacan a las cazadoras, y que lleve un arma hecha de plata lo hace aún más raro.

 

— ¿Qué se supone que tenga de especial que sea uno con un par de bolas peludas en lugar de tetas? –Pregunto la espadachín.

 

—Físicamente son un poco más fuerte que sus congéneres femeninos, pero a la vez un poco menos rápido –Concluyo la Novamancer como toda una erudita.

 

—Tsk… solo porque tenga un poco más de fuerza no cambia nada.

 

La espadachín del grupo tenía una opinión arrogante del lobo blanco, respaldada por su compañera del hacha y escudo, las dos se disponían a luchar contra él. Pero las mujeres lobas cercanas que ya se encontraban en contienda con ellas, no pensaban quedarse de brazos cruzados, cazar en manada era la especialidad de estas bestias bípedas conscientes.

 

—Oye lobo, ¿a quién de ellas tienes en mente matar primera? –Le pregunto una mujer loba adulta a su lado.

 

Peter miro a las cuatro, la espadachín era una potencial primera candidata, pero entonces se le ocurrió una perversa idea en torno a ella, y para llevarlo a cabo debía dejarla al último. Centro por ende su vista en la que portaba el hacha y el escudo.

 

—Matare primero a la zorra del hacha –Dijo él.

 

—Mmm… en ese caso, nos ocuparemos del resto, buena masacre –Le deseo la fémina salvaje.

 

Un grupo de 5 mujeres lobas centraron sus garras en la espadachín, la arquera y la Novamancer, la del hacha pensaba en apoyar a sus compañeros, pero Peter no se lo permitió. Su pesada espada choca con el resistente escudo de la guerrera humana, declarándole una lucha a muerte.

 

— ¿Quieres un pedazo de mí?, ¡entonces adelante y dame lo mejor que tengas, perro! –Fueron las provocadoras palabras de la cazadora del hacha aceptando la lucha.

 

La mujer arroja su hacha hacia Peter, solo para ser repelido por su espada, para sorpresa del joven, aquella arma que sale volando lejos y se supone dejaría a la cazadora desprovista de esta, desaparece y vuelve a reaparecer nuevamente en la mano de su dueña. Era la habilidad Gear del hacha, tenía la capacidad de “retornar” inmediatamente hacia la portadora cuanta esta se encontrara fuera de sus manos, haciendo de esta arma de combate cuerpo a cuerpo idóneo para ser arrojada y utilizarse ofensivamente a distancia corta.

 

Peter contraataca con su Gear predilecto, pero nuevamente la cazadora se defiende con su escudo, cuya resistencia era capaz de soportar el fuerte golpe de su arma. El lobo retrocede tomando distancia, sabe que evadir los ataques de su oponente era cosa fácil, pero lo que realmente quería, era destruir su defensa, necesitaba más potencia bruta.

 

—Oye lobo, ¿por qué no usas la habilidad de tu Gear? –Una de las lobas cercana que combatía contra las demás cazadoras le formulo aquella pregunta —Se nota que esa espada es un Gear de categoría plata, por lo tanto tiene una habilidad, ¿no crees que es momento de darle un uso?.

 

— ¿Una habilidad? –Pregunto confuso Peter.

 

Los Gear de categoría plata contaban con una habilidad especial, cosa que Peter ignoraba y hasta desconocía la manera de cómo utilizarse, pero al ver como el hacha de su oponente tenía la capacidad de teletransportarse nuevamente a la mano de su portadora. No tardo en entender que su pesada espada podría contar con una cualidad propia que aunque aún desconocida, tenía la certeza de que podría ayudarle en su combate.

 

— “¿Y cómo carajos hago eso?, ¿tienes alguna case de botón o qué?” –Miro el lobo peliblanco su arma intentando comprender el mecanismo para activar dicha habilidad.

 

— ¡No te distraigas maldito! –Exclamo su oponente del hacha arrojándosela otra vez.

 

Peter estaba por bloquearla con su espada como la anterior vez, hasta que una mujer loba equipada con una maza de acero a dos manos intercede en su defensa desviando el hacha de un golpe. Se trataba de una de las seis licántropas seguidoras de Fraila y las demás no tardaron en aparecer situándose al frente del lupino blanco. En vista de esto, la cazadora no tuvo más opción que ponerse a la defensiva una vez su arma retorno a ella.

 

—Oigan, no se entrometan, esta es mi presa –Aclaro Peter a las seis lobas.

 

—Lamentamos interferir, pero queremos evitar que sufras daños innecesarios –Le dice una de ellas.

 

—Me importa un carajo a lo que vinieron a hacer, no se entrometan en mis peleas o pasare mi espada sobre ustedes –Fue la amenaza de Peter hacia sus protectoras.

 

Tomando en cuenta la actitud agresiva del peliblanco, sabían que no dudaría en usar la fuerza bruta si lo hacían enojar, entonces pensando rápido, se les ocurrió dejarle luchar como tanto quería y solo actuarían en su defensa en caso de ver que su vida realmente corriera peligro. De esa manera no desobedecerían a su princesa y a la vez el lobo blanco no se tornaría molesto por la protección de las seis.

 

—Está bien, no vamos a interferir en tu combate contra las cazadoras, al menos claro que sea necesario –Le aclaro una de ellas —Ahora dime una cosa, ¿por qué no usas tu Gear apropiadamente?, me he fijado que solo has realizado ataques normales sin depender de su habilidad.

 

—Yo que carajos sé cómo usar esa habilidad de la que tanto hablan –Dijo Peter en su defensa.

 

—Los Gear están enlazados psíquicamente con sus portadores, con solo pensarlo, desearlo en tu psiquis, lo activaras de inmediato –Le explico.

 

Peter entonces entendió que la cualidad especial de su arma solo podía activarse con el pensamiento, pero sin importar cuanto lo deseara en su consciencia, cuanto ansiara manifestar dicho poder para despedazar sanguinariamente a la cazadora, nada ocurría.

 

— ¡Oye, no pasa ni una mierda!, que pérdida de tiempo –Fueron las inminentes quejas del peliblanco.

 

—Déjame ver –La loba se acercó a su lado y miro detenidamente la espada acercando sus manos a esta.

 

La fémina salvaje hace surgir de la espada de plata una ranura desde la empuñadura, del cual dentro se encontraba un cilindro del tamaño de una pila grande (D2), el objeto en cuestión estaba de hecho de un vidrio transparente con dos electrodos sellando los lados izquierdo y derecho de esta, se podía observar el contenido de su interior, un cristal incoloro flotante con forma de estrella.

 

—Por supuesto que no podías activar la habilidad del arma, el núcleo de tu Gear está totalmente vacío de energía –Dejo bien claro la lupina.

 

— ¿Eh?… –Eso solo torno en más confusión al joven bestia de cabello blanco.

 

Los Gear para funcionar precisan siempre de un núcleo de energía, permitiendo recubrir al arma de propiedades que aumentaban su dureza y fuerza de impacto al utilizarse para atacar. Pero lo más vital es que son necesarias para que las habilidades del artilugio puedan activarse, dicho esto, un Gear sin núcleo o un núcleo vacío, es por ende un arma común y corriente.

 

Por lo tanto todo este tiempo, Peter blandía una espada de plata ordinaria, el hecho de que haya resistido contra toda penuria en su trayectoria sin haberse rompido, era un logro o milagro. A nadie se le ocurriría utilizar un Gear ausente de la potencia que un núcleo brindaba de manera esencial.

 

—Con esto debería bastar –La loba llevando consigo un núcleo de repuesto en un pequeño morral, retira el vacío y coloca el nuevo en el arma de Peter —Ahora, úsalo otra vez –Tras pedírselo luego retrocede por su seguridad.

 

Con su Gear recargado de un nuevo núcleo, vuelve a utilizar el pensamiento para activar la presunta habilidad, consiguiendo esta vez que funcionara. De repente, la hoja comienza a girar a alta velocidad como si una motosierra fuera, aquello que el peliblanco veía ante sus ojos, era la habilidad especial de su arma, una sonrisa macabra se hizo menester en sus labios.

 

—Me encanta, se acomoda bien a mis gustos, ¡ahora no solo estoy mejor armado, sino motorizado! –Exclamo el licántropo blanco mirando detenidamente a la cazadora de hacha y escudo, fuertes deseos de desmembrarla circularon en lo más profundo de su mente.

 

Las seis lobas entonces toman distancia al ver la nueva capacidad de la espada de Peter, dándole el gusto de deleitarse en su lucha contra la cazadora como tanto quería.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s