Metalord Revolution Capitulo 147

CAPITULO 147

ALERTA ROJA

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Toda esta edificación subterránea, nunca fue creada desde un principio por los Enanos como creíamos, incluso Creik estaba perplejo de descubrirlo. Sus auténticos dueños, los arquitectos tras todo este sitio, Dnurke, fueron los Logianos.

— ¿Entonces todo este sitio tiene más de dos milenios de existencia? –Me pregunte en voz alta.

 

—“Los Enanos descubrieron este lugar a través del sistema subterráneo” –Explico Pirer.

 

El pasaje secreto que se nos fue revelado, conduce a una red subterránea, se desconoce la razón del porque los Logianos la crearon tanto como a este sitio. Pero antes de la llegada de los Enanos, solo era posible acceder aquí dentro a través de allí, cuanto el reino de Nagret logro descubrirlo, hicieron algunas remodelaciones para construir una entrada directa que no dependiera de dicho sistema, por supuesto, dicha entrada debía ser discreta y secreta.

 

—Fue la entrada que utilizamos para llegar a Dnurke –Dijo Mecil —¿Solo esa parte fue hecha por los Enano y el resto de todo esto pertenece a los Logianos?.

 

—“Elemental, los Enanos por más que se autoproclamen como los mejores artesanos de Avalia, no poseen el nivel de recursos y desarrollo como civilización para lograr esta edificación subterránea”.

 

Por lo que Pirer explico, los Enanos sellaron el sistema subterráneo y con ello bloquearon toda forma de acceder a esta. El Sistema subterráneo es una inmensa red con varias entradas como salida al exterior, ubicadas en diversos puntos en lo que actualmente es la zona prohibida.

 

Básicamente, el sistema subterráneo es como un atajo que conecta a varias localizaciones de este inhóspito sitio, siempre se encontraba cerrada y era imposible de acceder. Al menos eso fue hasta que Pirer la abrió y actualmente ese “atajo” se encuentra disponible tanto utilizarse, solo que aun nadie en la Zona prohibida conoce de su existencia, pero eventualmente se dará.

 

—“Iba a desbloquear el sistema subterráneo, para el uso personal de mi ejército rojo, una vez que mis fuerzas estuvieran en su mejor forma, se desplazarían en masa por dicha red…”

 

—Atacaría la zona prohibida al mismo tiempo en diversos lugares a la vez y eliminarían a sus actuales “residentes” los buscadores, para reclamar toda esta tierra como propio, ¿me equivoco? –Fue la intuición que tuve de su plan.

 

—“Si, deshacerme de todos buscadores de Navum era el primer paso, el siguiente era eliminar todos los puestos militares de los Enanos creados con el propósito de ejercer un perímetro de vigilancia en la zona prohibida”.

 

—Maldito golem… que astuto… -Maldijo y elogio Creik a la fría y calculadora lógica de la IAC.

 

—“Mi tiempo se acaba… los últimos tramos de mi energía se desvanecen… pero en mi lecho de muerte… dos mecanismo se activaran… una para autodestruir todo este sitio… y el otro… para hacerle un favor a este… barbárico mundo…”

 

Una fuerte explosión estática silencia su voz, la IAC que amenazo con un considerable poderío tecnológico y aspiraba al dominio mundial bajo un sistema comunista, oficialmente ya no existía. Y con su “muerte”, entonces aquellas advertencias suyas se hicieron realidad.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Los cristales de Navum pegado en las diversas salas de Dnurke, comienzan a reaccionar ante la desaparición de su Premier, generando grandes cantidades de poder mágico. Todo empezó a temblar y una voz grave se manifestó en los pilares de Navum, aquellos encargados de iluminar donde todo el elenco de aventureros y prisioneros liberados yacían.

 

Se ha activado la secuencia de autodestrucción, repito, se ha activado la secuencia de autodestrucción, esta secuencia no puede ser abortada…

 

La puerta por la que todos los aventureros habían llegado se cierra y sella por sí sola, dejando la única ruta que tomar, aquella abierta por Pirer. Grandes cantidades de magia se acumulaban en todo lo que tuviera Navum.

 

— ¡Todos rápidos diríjanse al pasaje! –Les comunico Mecil dirigiendo a las masas.

 

Como un talento nato de liderazgo y un confiable carisma, el representante del gremio guía a todos los aldeanos y Sargarios por la entrada al sistema subterráneo. Por seguridad de ellos, algunos aventureros los acompañaban posicionándose al frente para evitar cualquier adversidad inesperada.

 

Y en medio de toda la conmoción, una segunda voz se manifestó, pero esta no provenía de algún cristal Navum pegado a la pared, aquella voz en particular, venia del inmenso misil balístico que era un objeto desconocido para todos, menos Rozuel.

 

Secuencia de activación de emergencia completada, iniciar lanzamiento inminente, tiempo estimado de calibración para impacto final: 3 horas… blanco determinado: Prayt…

 

Numerosos círculos mágicos pequeños surgen alrededor del misil, cada uno brindaba un aumento considerable de magia en el gigantesco objeto.

 

— ¿Qué es esa cosa?, está recibiendo grandes picos de poder mágico –Pensó el representante con inquietud.

 

Pero un círculo acaparo sobre el resto, surgiendo encima del misil, su tamaño era tal que abarco todo el objeto en cuestión. Empezó a descender atravesándolo de manera etérea y a la vez imbuyendo el armamento en poder mágico, hasta situarse por debajo de este, ahí fue cuando la concentración de magia llego a un punto tan alto que todo apuntaba a que iba a explotar.

 

Tal explosión no se dio, el misil en su lugar desaparece por completo, junto a toda la presencia del poder mágico que había acumulado. Tanto Mecil como los pocos aventureros espectadores estaban confusos, el único que se mostraba no tan asombrado, era Rozuel.

 

El representante vio al joven aventurero de 13 años con una actitud un tanto sospechosa, era el único que se había quedado atrás con el inicio de la autodestrucción, como siempre estaba junto a la Lupian y el slime de metal con forma humana. Considerando la dirección de donde estaba recientemente, apuntaba al destruido recipiente de Pirer.

 

— ¿Qué estaba haciendo ese muchacho? –Se preguntó ante la duda.

 

Pronto el pasaje al sistema subterráneo empezó a cerrarse, Mecil alzo la voz a lo que aún quedaban de acelerar el paso. Finalmente tanto aventureros como los aldeanos y Sargarios rescatados consiguieron salir de Dnurke, ahora estaba la cuestión de hacerse con un camino seguro que los sacara de la zona prohibida.

 

—Cuánta oscuridad, ¿cómo podemos circular por estas sendas peligrosas con esta poca visibilidad? –Pregunto Alan.

 

Sonidos de interruptores se hacen de oír a los oídos de todos, poniendo nervioso a los indefensos aldeanos, temerosos como en guardia a los Sargarios y en total alerta a los aventureros. Pero lejos de ser una señal de peligro, mecanismos de iluminación de tinte mágico se manifiestan sobre las paredes.

 

Era como una especie de bombilla espectral color amarillenta, situadas de manera numerosa en la pared, no era posible tocarla y la luz que emanaba era lo suficiente para iluminar haya donde estuviera. Revelando un espacioso salón con numerosas columnas de entre 7 a 9 metros, por su tamaño parecía estar hecho para que transitaran decenas de personas.

 

La marca de los Logianos estaba impresa en algunas partes, alimentando la veracidad de los auténticos constructores de estos dominios. La magia aun funcionable de los medios que brindaban iluminación, eran atestiguación de la magnífica arquitectura arcana de la extinta civilización.

 

—Como era de esperarse de una avanzada civilización extinta, aun con todo estos años, todo sigue funcionando, que gran calidad –Comento Ars.

 

—Sí, pero no debemos bajar la guardia, quien sabe las desagradables sorpresas que tenga este sitio –Aconsejo Camira.

 

—Más importante, ¿Cuál camino debemos seguir? –Consulto Tayra.

 

Pues ahora la incógnita estaba en la selección de rutas, actualmente donde estaban, había tres caminos para elegir, no era difícil intuir que más adelante habría otras bifurcaciones. El sistema subterráneo era como un laberinto a la vez, aun tras conseguir escapar de la destrucción de Dnurke, las malas rutas podrían llevar al grupo a merodear por estos lares para siempre.

 

— ¡Oigan!, creo que esto puede servir –Comunico Rozuel su descubrimiento al resto.

 

En las cercanías se hallaba una tablilla de 5 metros, imbuida con magia casi semejante en color a las luces mágicas, un mapa se manifestaba, mostraba en detalle la red de caminos del sistema subterráneo y sus salidas. Curiosamente, los nombres escritos estaban en el idioma que todos comprendían y para mayor casualidad, eran los nombres de las áreas de la zona prohibida.

 

—Que magia tan… increíble, los Logianos no eran de alardear, ser capaz de hacer todo esto –Opino Rozuel en la intimidad de sus pensamientos.

 

— ¡Aquí! –Señalo Mecil —Esta ruta conduce a una salida que lleva al área de Campo Malahierba, si llegamos ahí, salir de la zona prohibida será sencillo.

 

—Hmmm… ciertamente llegar hasta allí nos garantizara un recorrido seguro, pero… ¿alguien tiene con que anotar las rutas correcta de este mapa? –Pregunto un inseguro Ars.

 

—No será necesario, ya me lo memorice –Dice Alan echándole un vistazo al mapa de la tablilla —Debemos ir primero por allí –Señalo correctamente la primera de muchas rutas para llegar al destino que precisaban.

 

— ¿Te has memorizado todo el mapa con solo haberlo visto hace unos momentos? –Pregunto Syhér sorprendido.

 

—Digamos que recordar se me da muy bien, bastante diría –Aclaro el Vanish pelinegro.

 

La ruta estaba trazada, con la impresionante memoria de Alan, su guía serviría para llevar a todos al camino correcto, pronto esta misión terminaría para los Aventureros, los aldeanos regresaran a sus hogares y los Sargarios volvieran con su Dolafh. Pero para Rozuel, sus asuntos en la zona prohibida aún no habían culminado, visiones de una remota destrucción próxima a hacerse realidad, se materializaron en sus pensamientos.

 

—“Destrucción… masiva…” -Susurraban palabras a sus oídos.

 

Se observaba a sí mismo en una desolada y abandonada ciudad, del cielo descendía envuelto en llamas, un objeto volador metálico a gran velocidad.

 

—“Caos… y Armagedón…”

 

El objeto impacta generando una explosión descomunal que forma una nube de hongo morada en el cielo, a la vez que toda la ciudad es devorada por una onda expansiva de fuego que arrasaba todo a su paso a kilómetros a la redonda.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

— ¡Roz!, ¡Roz!, ¡Roz!… –Riha pronunciaba mi nombre incontables veces.

 

Me había despertado del trance, la volví a ver una vez más, Navum y destrucción, esa maldita máquina, esa IAC desgraciada, preparo dos jugadas por si fuera vencido. La primera para autodestruir Dnurke y que nadie pudiera hacerse con su tecnología, y la segunda, consiguió hacer funcionar ese misil balístico a base de Navum.

 

—Amo, ¿se encuentra bien? –Allum pregunta preocupado por mí.

 

—Está bien Allum, hay mejores cosas de la que preocuparse ahora.

 

No podía irme aun de la zona prohibida, Einquel estaba aquí, el resto de sus acompañantes de la Ordinem Deam están aquí, una guerra pronto se cernirá sobre la ciudad fantasma y su desencadenante final, es la total destrucción. Además, esa “cosa” no me dejara en paz, eso sin duda alguno.

 

Un espíritu hecho de energía morada, ¿Navum?, una entidad aún desconocida para mí, solo yo era capaz de verle y era perceptible a sus palabras. No sé lo que es, pero desde que empecé a verle tras adentrarme al sistema subterráneo, siento… cierta familiaridad en él, ¿de qué tipo?, ni yo mismo puedo entenderlo.

 

—Oye chico, nos estamos yendo, es por aquí –Mecil me comunica la ruta por la cual los aventureros se dirigían.

 

—Lo siento, pero no puedo acompañarles –Le respondí.

 

— ¿Qué?, nuestro única tarea era encontrar a las personas desaparecidas y lidiar con el responsable, ya solo queda escoltar a los aldeanos de vuelta al reino de Luthe, ¿qué razón tienes para quedarte aquí?.

 

—Aún tengo asuntos pendientes en la zona prohibida, ajenos a los asuntos del gremio de aventurero.

 

El representante me miraba con sospecha, no era de extrañar, por su mente debía transitar la sola incógnita de “¿qué asuntos tendría un muchacho de tan 13 años en uno de los sitios más hostiles de Avalia?”.

 

—De acuerdo, no preguntare cuáles son sus asuntos, te deseo suerte –Fueron las palabras del representante del gremio —Los demás aventureros estaremos en el pueblo fronterizo de Natgh, pero solo nos quedaremos allí unos dos días, será para registrar todos los hechos relacionado con este encargo, que luego enviare más tarde como informe al gremio de aventureros, solo podrás cobrar la recompensa si das tu testimonio, además de que solo de esa manera se reconocerá de forma oficial tu participación –Me notifico.

 

En resumidas cuentas, debía terminar con mis asuntos de la zona prohibida lo antes posible y luego regresar a Natgh, de lo contrario, no obtendré un centavo y mi rango seguirá como esta.

 

—En ese caso no debemos perder tiempo –Insiste una impaciente Riha —Si vas a darme un sermón sobre el que no debería involucrarme en tus asuntos aun si no son cosas del gremio de aventureros, olvídalo, ¿ya olvidaste que compartir parte de las aventuras fue parte del trato cuando nos hicimos compañeros?.

 

Es obvio que esta loba terca no atiende a razones, está decidida a seguirme incluso a las entrañas de la podredumbre, y Allum, es un fiel aliado inseparable cuya lealtad no podría dudar. Tayra se acerca a mí acompañada de Eutel, ella me agradece por haberle ayudado a rescatar a su gente y su única hermana, disculpándose por no poder seguirme y ayudarme, como si quisiera compensar algo.

 

—No tienes nada que disculparte, y no me debes nada, considerado como una ayuda mutua, ahora tienes que llevar a tu Dolafh donde están los demás, ¿no?, cuídate Tayra, ha sido un placer volvernos a encontrar –Estreche mi mano en señal de despedida.

 

Tayra no estaba muy familiarizada con el saludo humano, pero tampoco lo desconocía, extendió su brazo y entrelazo su mano dominante con la mía, en un fuerte apretón, era notable la fuerza de una Sargaria.

 

—Juro que algún día, te compensare por todo la ayuda que me has dado, ¡es una promesa Sargaria! –Juro la fuerte Tayra con un rostro serio.

 

—Gracias… -La pequeña Eutel se aferra a uno de mis costados abrazándome como muestra de su agradecimiento.

 

—Eutel, sin duda ella no te ha olvidado desde la última vez –La Sargaria hace referencia a los hechos de los bandidos de Lars.

 

Me despedí del resto de los aventureros e incluso de Creik, quien acercándose a mí me susurro al oído “Descuida, guardare muy bien tu secreto” y se fue deseando mi retorno sano y salvo. Emprendieron su marcha junto a los aldeanos y Sargarios liberados, guiados por Alan con su hábil memoria, nos habíamos quedado solo, pero no estábamos solo Allum, Riha y yo únicamente, había alguien más.

 

— ¿Por qué no te has ido con ellos?, estoy seguro de que ya no tienes motivo para seguir con nosotros –Fue lo que le dije.

 

El hombre calvo de gabardina marrón hecho de cuero, se había quedado con nosotros, note que estaba usando un collar que antes no tenía. Douglas, quien dedicaba su vida a ser un buscador de Navum, uno de tantos busca fortunas en estas tierras contaminadas, aún seguía con nosotros.

 

—Cierto, no albergo razones para seguir con ustedes, pero… -El hombre toca su collar con una de sus manos sintiendo cierta nostalgia por dicho objeto —He logrado encontrar lo que buscaba, estoy profundamente decepcionado de lo que halle, pero a la vez aliviado.

 

Su rostro sereno reflejaba un cierto grado emocional, el buscador de Navum que en todo el viaje mostraba ser poco expresivo con los demás, estaba siendo más comunicativo y abierto.

 

—No negare que sin tu ayuda, no habría podido encontrarlo, dicho esto voy a ayudarte, sea cual sean tus “asuntos” pendientes aquí, te echare una mano, es lo menos que puedo hacer –Juro el buscador su leal ayuda.

 

—A dónde vamos, las cosas se pondrán mucho peor que todo lo ocurrido con el ejército rojo –Le advertí.

 

—Morir ya poco me importa, siendo sincero… empieza a disgustarme seguir siendo un buscador de Navum, si por alguna razón llegara a sobrevivir en el camino, dejare este oficio…

 

Entonces el equipo estaba conformado, Allum, Riha, yo y Douglas, partiríamos a Prayt, debíamos apresurarnos, pues pasado las 3 horas, la ciudad fantasma se convertirá en una zona de caos.

 

—Amo, ¿sabe que camino debemos tomar para llegar a nuestro destino? –Me pregunto Allum.

 

La tablilla mágica que mostraba un mapa, describía 5 accesos en el sistema subterráneo que conectaba con el exterior, una de ellas llevaba al Campo Malahierba, donde los demás se fueron. Eso nos deja 4 que elegir, ¿pero cuál de ellos nos dejara más cerca de Prayt?.

 

—Si es Prayt donde quieres llegar, según el mapa de esa tablilla, debemos ir por la salida que conduce al “Valle desolación”, ya que de esa área se accede a la ciudad fantasma –Recomendó Douglas.

 

—Como se esperaba de un conocedor de la zona prohibida, entonces está decidido, partimos hacia Valle desolación –Afirme nuestra siguiente parada.

 

—Pero Roz, ¿qué camino tomamos?, sabemos que este sitio es como un laberinto y yo, siendo sincera no tengo buena memoria para aprenderme todo ese mapa –Comenta Riha.

 

—No te preocupes por ese detalle, solo digamos que no tendremos problemas para orientarnos.

 

Entonces volvió a aparecer, la serpiente de Navum, era el único que podía verle, me susurraba a la mente “seguir… el camino…” para luego desplazarse hacia uno de los tres caminos que teníamos a disposición, ya contábamos con nuestro guía personal.

 

—Es por aquí –Señale la ruta que la entidad de Navum me mostraba.

 

Continuara…

 

EPILOGO:

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Ubicada a miles de metros en las alturas, el misil balístico del ejército rojo yacía suspendido en el aire, aguardando mientras apuntaba hacia el suelo a una dirección en concreto, numerosos círculos mágicos se manifestaban y desaparecían a su alrededor, acompañado de una voz que anunciaba una cuente regresiva…

 

Tiempo estimado de calibración para impacto final: 2 horas 24 minutos… blanco determinado: Prayt…

 

Continuara…

Anuncios

2 pensamientos en “Metalord Revolution Capitulo 147

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s