Metalord Revolution Capitulo 146

CAPITULO 146

EL ORIGEN DE DNURKE

 

 

PERSPECTIVA: Douglas

 

Al separarnos, ese chico Rozuel junto a la Sargaria y el Enano estuvieron por su cuenta, estoy perplejo al ver todo lo que pasaron durante ese tiempo. ¿Qué es esa cosa gigante?, su voz es la misma que la que salía en los cristales de Navum, ¿es el líder de todo esto?, ¿una especie de golem gigante parlante?.

—Suena absurdo, tan irreal pero… no debo desconcentrarme –Reflexione entonces.

 

Debo centrarme en la razón del porque estoy aquí, veo a un montón de personas y Sargarios en pésimos estados, sin duda fueron prisioneros liberados. Los que estuvieron cautivos por el ejército rojo, entonces “él” debe estar entre ellos, debo buscarle cuanto antes.

 

— ¿Dónde te encuentras?, por favor… que aun estés vivo… -Suplicaba en mis pensamientos.

 

Busque entre los prisioneros humanos, no veía su rostro en ninguno de ellos, ¿no está aquí?, ¿y si está encerrado en algún otro lado?, tengo que hallarle, no puedo permitir el perderlo también, es la única familia que me quedaba.

 

— ¿Dónde estás Dario? –Deje salir tal pregunta en voz alta mirando a los alrededor entre los diversos presos liberados.

 

Mientras seguía buscando, un Sargario de repente me llama y se acerca a mí.

 

—Disculpe, ¿acaba de decir “Dario”? –Pregunto el semihumano.

 

—Sí, ¿por qué lo preguntas?.

 

—¿Es usted el señor Douglas?.

 

—¿Qué?, ¿cómo sabes mi nombre?, ¿acaso tu… conoces a Dario?.

 

—Había un humano aprisionado junto a nosotros llamado Dario, él me pidió como un favor personal que le entregara esto a un tal “Douglas”.

 

El Sargario toma de su pantalón un collar de plata, el adorno unido por dos pequeñas cadenas plateadas tenía el aspecto de dos niños y una mujer tomado de las manos como una familia.

 

—Unos Golem se lo llevaron  pero antes de partir, se acercó a mí, me entrego esto y me pidió ese favor, me dijo “gracias” y se marchó con una sonrisa –Declaro el semihumano entregándome el collar.

 

Apreté mi pecho al sentir un fuerte golpe en mi interior, un repentino malestar, este collar era de él, de Dario. Hasta el último momento tú, nunca perdiste la fe en que vendría por ti, confiaste nuestro preciado tesoro en un desconocido que ni era humano, solo para poder entregármelo a mí, ¿es tu forma de despedirte?, hermano…

 

—Dario… -Replique su nombre con aflicción y caí de rodillas —Gracias… muchas gracias… -Fue mi agradecimiento para el Sargario que hizo posible que esto llegara a mi manos e inevitablemente no pude evitar derramar una lagrima.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Observe a Douglas arrodillarse frente a un Sargario, sujetaba con un rostro melancólico algo entre manos, opte por no intervenir, pues sentía que era innecesario. Mientras tanto le explique a Mecil Devon sobre nuestro hallazgo, pero evitando contar sobre el origen Trotamundos tanto de Pirer como mío, ya era bastante que Creik lo supiera.

 

Le describí a Pirer como una existencia única, un golem con consciencia creado por algún inexplicable fenómeno mágico, de esa manera su identidad como una máquina de otro mundo se mantendrá oculto. En cuanto a ellos, al ver al Sargario Syhér solo, me entere entonces que Rahul y Pitt habían muerto, asesinados por un golem, del mismo modelo con el que elimine haciendo uso del rifle Gauss.

 

—Un golem inteligente… ¿capaz de convertir humanos e incluso semihumanos en golems?, en verdad suena increíblemente absurdo –Opino Mecil tras escuchar mi explicación.

 

—“Aparte de tener las pruebas ante tus ojos, sigues dudando de lo que es verídico, la humanidad de Avalia es realmente bastante estúpida” –Hablo la IAC.

 

Su voz se hizo escuchar ante todos los presentes, los prisioneros liberados expresaban temor y odio a la máquina, en cuanto a los aventureros, era puramente asombro.

 

— ¿Un golem consciente?, que existencia tan aterradora –Comento Camira.

 

—Hmmm… pero ahora que ha sido vencido, ya no supone ninguna amenaza para nadie –Dijo Ars el sujeto que cubría su cabeza con un yelmo.

 

Con los prisioneros liberados y Mecil como el resto de los aventureros aún vivos en el lugar, se ponía en marcha organizar a todos para evacuarlos de allí y llevarlos fuera de la zona prohibida. Mientras tanto el herido Creik fue tratado gracias al enigmático Ars y el representante del gremio.

 

De la mano izquierda del hombre del yelmo, agua surgía de esta y caía en torno sobre la herida del Enano, a la vez que Mecil invoca un espirano, un águila de plumaje dorado rodeado de un aura de fuego. El espíritu invoca llamas amarillas sobre la herida de Creik y entonces los dos con fuerza retiran el aguijón de su cuerpo.

 

Las propiedades del agua de Ars y las llamas del espirano de Mecil habían conseguido regenerar buena parte del tejido dañado de Creik, sin embargo dicha curación no era perfecta. La herida aún estaba abierta y esta seguía perdiendo sangre, poca, pero seguía siendo una perdida, el tejido regenerado se encontraba en un estado muy delicado, la fuerza bruta más mínima podría causar que se hiciera pedazos.

 

Por lo tanto Creik tenía prohibido realizar proezas que requiriera un considerado esfuerzo físico hasta que su herida haya cicatrizado completamente con naturalidad y la piel regenerada recobrara su resistencia normal. En cuanto al sangrado que aun tenia, fácilmente se resolvió con unas vendas que el representante cargaba consigo.

 

—Amo, me alegra haberle encontrado a salvo, si algo malo le hubiera ocurrido, yo… -Mi buen y pegajoso compañero se pone triste al pensar lo peor que pudo pasarme.

 

—No te hagas sufrir a ti mismo Allum, estoy bien, es lo que importa, ¿no? –Pongo una mano sobre su cabeza para consolarle.

 

— ¡Yo también me preocupe por ti Roz, en verdad me habría deprimido bastante si algo te hubiera pasado! –La Lupian se pega a mi lado con ojos afligidos —Por favor, no mueras antes que yo…

 

—Tonta, ¿qué clase de declaración es esa?, como si quisiera permitirme morir en mi plena adolescencia –Fue la respuesta que le di —Gracias por preocuparte también, Riha –Mi mano restante fue para su cabeza para calmar su decaído ánimo.

 

Los sentimientos de los dos eran genuinos, de Allum es de esperarse dado a que estamos enlazado como “dueño y mascota”, aunque actualmente no lo considero como una mascota en sí, sino un individuo como tal. En cuanto a Riha, apenas solo llevamos unos días desde nuestro reencuentro, se apega demasiado a mí, aunque me es difícil no pensar que tiene que ver por el aprecio que siente hacia mis armas de fuego.

 

Se comenzó a discutir sobre la manera en que los prisioneros liberados serian escoltados, gracias a la intervención de Mecil y la ayuda del semihumano Syhér como también la influencia de Tayra, los Sargarios libres accedieron a cooperar con nosotros formando parte del grupo de escolta, aun cuando hay desconfianza como intranquilidad de los aldeanos hacia ellos, debido a la imagen negativa que tenían como raza. Pero sabían que sus posibilidades de supervivencia serían mayores si colaboraban junto a los humanos que los miraban con indiferentes ojos, todo era cuestión de conseguir que la mayoría de su Dolafh saliera de allí con vida. Por supuesto tales planes tenían bastantes complicaciones…

 

—Si salimos de aquí, daremos con el bosque morado, de allí hacia el pantano corrompido y llegaremos al Campo Malahierba –Concluyo Mecil —Considerando la hostilidad de esas zonas… es difícil determinar cuántas vidas se perderían de por medio.

 

Mecil discutía con los demás aventureros (incluyendo a Tayra y Douglas) sobre la complicada tarea de escolta, la charla se hacía a una considerable distancia de los prisioneros, mientras ellos trataban de mantener la calma, esperando el consuelo de que sus salvadores planificaran su exitosa manera de llevarlos a casa. Pero la triste realidad es que con los pocos efectivos que disponíamos, aun si destacaran hábilmente 3 o 4 miembros en el grupo, era difícil creer que los peligros de la zona prohibida no terminaran matando a uno, dos o una docena de los prisioneros.

 

De los 28 Sargarios que lograron ser rescatados, aun pese a su debilitado estado, tenían la mayor chance de conseguir salir de la zona prohibida, pero incluso el número de victima en su grupo tras el proceso no sería pequeño. Del lado de los humanos rescatados, se contó a un total de 90 de ellos, pues la mayoría de los prisioneros o murieron por las terribles condiciones o por los experimentos o se convirtieron en golem.

 

Se estima que de esas 90 personas, atravesar la zona prohibida, entre las abominaciones y el peligro del Navum en el ambiente, se calcula que perecería un 30% a 40% de ellos. Sin importar cuantos planes o recursos dispongamos, está fue la que se calculó como la hipotética menor cantidad de perdida de todas, pero incluso así, había inmensas fallas en el plan.

 

No tomábamos en cuenta la frágil moral de estos aldeanos o Sargarios, si ellos entraran en pánico al momento de ser atacados en la zona prohibida, las cosas se pondrían aún más complicadas. Los dos grupos son propenso a la presión emocional y con el mal rato que llevan encerrado aquí, es de esperar que transiten por esta hostil tierra con toda intranquilidad, que les entren un repentino estado de crisis podría culminar con una baja estimada de más la mitad de ellos.

 

Note entonces que el elfo oscuro que los demás habían rescatado y se hallaba descansando junto a los demás presos libres distanciado levemente de los humanos y Sargarios, mantenía una perfecta calma como si las inquietudes no existieran para él, si todos tuviera ese comportamiento, nuestro plan para escoltarlos a todo a salvo realmente iría a mejor.

 

—Mmm… que complicado, a pesar de que logramos rescatarlo, escoltarlos fuera de aquí es de hecho aún más difícil de lo que parece –Dijo Alan.

 

—A propósito, ¿qué será de este nefasto sitio cuando nos vayamos? –Pregunto el Sargario Syhér.

 

—Lo mejor es destruir este sitio –Opino Tayra.

 

—Me encargare de informarlo a mis superiores, cuando salgamos de aquí –Respondió Creik.

 

Pirer se hecho a reír tras darse la declaración del Enano, una risa incomoda que captó la atención de todos.

 

—“¿De verdad crees que dejare que los tuyos pongan sus barbáricas manos sobre todo lo que he creado aquí?” –Fueron las desafiantes palabras de la IAC.

 

—Oh, ¿eso quiere decir que aun puedes luchar? –Pregunto Ars.

 

—En ese caso me encargare de destrozar lo que queda de esa cosa –Camira posa con ojos iracundos sobre la maquina inteligente.

 

La reacción de Pirer solo fue de carcajadas, no hizo ningún movimiento sospechoso u hostil.

 

—“No puedo luchar, de hecho, con la destrucción de mi cuerpo móvil, mi recipiente principal también sufrió daños críticos y es con este cuerpo que poseo la capacidad de manipular todo este sitio y a mi ejercito también” –Declaro Pirer —“Ya… no me quedan energías para luchar o llamar a mis soldados para acudir a mi ayuda, ni siquiera dispongo de la capacidad de reparar los serios daños que poseo, inevitablemente me quedare sin mana y mi consciencia se apagara para siempre”.

 

Si lo que dice es cierto, ¿entonces como planea en ese estado evitar que el reino de Nagret se haga con el control de este lugar?, a decir verdad, también me intranquiliza pensar que ellos tomen este sitio y se hagan con la tecnología de Pirer.

 

—“Sin embargo, cuando mi consciencia desaparezca, se activara un mecanismo de autodestrucción que he creado si llegara a darse tal inesperado suceso, concluirá con la absoluta destrucción de todo este sitio y todo lo que haya en él” –Revelo entonces la astuta máquina —“Calculo que solo me queda… 1 hora de energía”.

 

— ¿¡1 HORA!?… –Exclama la mayoría de los aventureros.

 

No soy bueno llevando la cuenta, pero todo el recorrido que hemos hecho en este sitio, sin duda ha transcurrido 1 hora, o quizás un poco más de eso. Si lo calculo bien, salir de aquí nos podría tomar una hora entera, desconozco si al activarse su mecanismo de autodestrucción se iniciaría un conteo o será una activación inmediata.

 

La cuestión es que al tener el tiempo en nuestra contra, nos vemos obligados a tener que movilizarlos hacia la salida y con ello irnos al exterior. Encaminarnos entonces a la zona prohibida aun sin haber planeado una estrategia optima sobre la manera en que escoltaremos a los aldeanos y Sargarios.

 

La cosa solo se puso peor, pues nuevamente ambos grupos empezaban a ponerse intranquilos (más el lado humano), pues ya empezaban a sospechar que el rescate no saldría tan bien como su fe deseaba.

 

—“Rozuel Drayt, ante la proeza de lograr vencerme pese a ser un orgánico, tienes mi respeto y por ello estoy dispuesto a hacerte un favor, como último gesto honorable de mi parte” –Fueron las palabras de la IAC.

 

¿Un favor?, después de todo lo ocurrido, me costaba creer que la arrogante máquina soviética, empezara a mostrarse bastante amistoso y más ahora con la situación critico que teníamos.

 

—“Desbloqueare el sistema subterráneo para facilitar tu huida de la zona prohibida”.

 

— ¿”Sistema subterráneo”? –Replicaron todos confusos.

 

Una fuerte luz se manifestó sobre la pared, denotando una marca, esta tenía la forma de un triángulo azul con un circulo negro en su interior que se asemejaba a un ojo y a su vez lo componía otro circulo más pequeño con la diferencia de que en ambos lados poseía unos brazos curvados que simulaban un par de alas y arriba de dicho circulo denotaba la cabeza dibujada de un búho mirando de frente.

 

—Esa marca… ¡pero si es el símbolo Logiano! –La reconoció Creik.

 

— ¿Los Logianos?, ¿no es esa civilización extinta con más de dos milenios de existencia? –Pregunto Alan.

 

— ¿Por qué la marca de dicha civilización se encontraría brillando en este sitio? –Pregunto Ars.

 

La pared se abre revelando un pasaje secreto, pero había mucho más de lo que aparentaba ese camino, sin duda esto es cosas de Pirer. ¿Por qué nos enseñó esto?, ¿realmente esto tiene que ver con ese favor que decía?.

 

—“Todo este sitio, no fue creado por los Enanos, pues ya existía mucho antes de que ellos aparecieran en este mundo” –Dijo Pirer.

 

— ¿A qué te refieres? –Le pregunte.

 

—“Todo lo que ves, tocas y sientes a tu alrededor, fue creado por los llamados Logianos”.

 

—¿¡Que!?, ¿¡Dnurke fue creado por los Logianos!? –Exclamo exaltado el Enano.

 

¿Está diciendo que todo este sitio y quizás ese pasaje revelado… datan de más de 2000 años?.

 

Continuara…

 

 

EPILOGO:

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Mecil como el resto del grupo, estaba sorprendido de descubrir que donde estaban, había sido creado originalmente por los Logianos. Pero por la mente del representante del gremio, también otro asunto fue el foco de su atención, miraba con ojos atentos a todos los prisioneros humanos liberados, buscaba un rostro en particular entre ellos, era el de un aventurero que había sido capturado.

 

—Terius no está aquí… -Concluyo en sus pensamientos.

 

Terius estaba acompañado de Mecil cuando los dos buscaban dar con la guarida del ejército rojo, sin embargo él había sido capturado en el transcurso. El representante entonces supuso que sería llevado junto al resto de los aldeanos apresados, pero al ver que no estaba entre ellos, solo podía concluir un fatal resultado, haber muerto o convertido en uno de los tantos golem de Pirer.

 

__________________________________________________________________

 

Mientras tanto en el sótano de una de las tantas guarida de la zona prohibida, se encontraba un hombre de 175 de altura, en sus 30 a 40 años, cabellera negra con presencia de canas, barba corta, portador de una armadura de acero que cubría su torso, protecciones de cuero reforzado en brazos y piernas, que envolvía su vestidura metálica con una capa marrón y su arma predilecta era una larga espada.

 

—Hmmm… de modo que soy el único que queda del grupo enviado –Suspira el hombre.

 

Aquel individuo era nada menos que Terius, el hombre le daba mantenimiento al filo de su espada con una roca para afilar y a la vez observaba un mapa incompleto de la zona prohibida.

 

—Ni los Enanos consiguieron crear un mapa definitivo de la zona prohibida, pues todo este sitio aún conserva lugares inexplorados –Pensó él —Pero ni modo, me servirá para guiarme con lo que pueda, creo que me marchare hacia allí.

 

Señalo una ubicación del mapa denominada “Valle desolación”, pues en el fondo creía que dirigiéndose allí se encontraría con su auténtico objetivo.

 

—Maldición, a pesar de que solo era una misión de observación e informar, termino complicándose todo, bueno… considerando donde me llevo este trabajo, no sería de extrañar las dificultades de por medio –Reflexiona en sus pensamientos en torno a su designado “deber” —No por nada este maldito sitio es considerado uno de los lugares más mortíferos de Avalia, de todo el grupo enviado, solo he quedado yo, ¿me pregunto si ese mocoso se encuentra…?

 

Sus dudas le llevo a plantearse el estado de una persona en particular y la razón central de su presencia en la zona prohibida. La muerte de esta persona, supondría en una mala noticia para quien le envió allí.

 

—No, no puedo dar por sentado que él haya muerto hasta verlo con mis propios ojos, y no puedo darme el lujo de rendirme ahora, se la debo al rey Ailbert Halzat III, ¡cumpliré con la tarea que me ha designado y saldré de aquí con vida! –Se prometió a sí mismo con una confiada sonrisa en el rostro.

 

Guardo el mapa, como también el equipo de afilar y su arma la llevo a su espalda, poniéndose en pie marcho dirigiéndose al “Valle desolación”, con la posibilidad de encontrarse a esa persona que el rey le encargo observar.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s