Metalord Revolution Capitulo 144

CAPITULO 144

PERSPECTIVA DE IDEOLOGÍA

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

—“¡MALDITO SER ORGÁNICO INFERIOR!… ¡PAGA POR TU ATREVIMIENTO…!”

 

Pirer balancea su aguijón artificial directo hacia mi persona, encontrándome en un momento de vulnerabilidad estaba expuesto a ser herido como tal. Intense Iron había desaparecido sin mi voluntad, estando sin defensa alguna, tendré suerte si sobrevivo…

— ¿Qué?…

 

Mi reacción confusa no se hizo de esperar cuando note la sangre salpicada a mi rostro, que no era mía, pero oí a la perfección el sonido del metal perforar la carne. Lo primero que noto que fui empujado fuera del rango de ese aguijón y lo primero en ver de cerca es a Tayra.

 

— ¿Ella… me salvo a consta de su propia seguridad? –Me pregunte en mis pensamientos.

 

Pero observando con más claridad, me doy cuenta que incluso la propia Tayra también fue empujado para no convertirse en el blanco. Quien le empujo a ella fue nada más que el Enano Creik, su hacha doble de combate había sido partido, probablemente lo uso como escudo para resistir el letal aguijón y el desenlace fue este.

 

El buen Enano había sido atravesado desde el estómago, la herida penetrante termino incluso atravesando su espalda. La propia Tayra queda perpleja al ver que Creik salvo su integridad física cuando ella misma estaba decidida a exponer la suya por mi seguridad.

 

— ¿Por qué? –Le pregunto la semihumana.

 

—Es el honor y deber de un guerrero Enano proteger a los jóvenes… -Contesto Creik con una orgullosa sonrisa.

 

Pirer finalmente pierde el control sobre su cuerpo y la carencia de energía que disponía para mantener sus movimientos han dejado a su “avatar” como un pedazo de ojala inservible. Incluso si invocara aquellos tubos metálicos para suministra energía a su cuerpo, seria en vano, este esta tan dañado que perdería lo que se le intentara suministrar.

 

Creik cae rendido al suelo sentándose en este, el aguijón seguía aun clavado en él y de momento es mejor dejarlo allí. Su cuerpo ha padecido una herida penetrante muy seria, y si le retiramos el objeto que se lo causo, dejaremos expuesto una hemorragia grave como tal que lo mataría al rato.

 

—No te aflijas por mi chico… este viejo soldado siempre estuvo preparado para dar su vida algún día en batalla –Me declaro aquellas palabras para mí.

 

Si fuera una batalla por su nación, sería comprensible la razón de su punto, pero en este caso fue para preservar la vida de Tayra. Incluso si ella no hubiera intentado arriesgarse a salvarme, sin duda Creik lo habría hecho también por mí, un Enano honorable de noble actitud.

 

—“Mi proyecto Avatar, vencidos por un Enano, una semihumana y un humano, todos orgánicos inferiores…” –Comenta con desdén la IAC —“¿En que he fallado?, mi barrera era poderosa, impenetrable a las capacidades bélica de este mundo, incluso a las tuyas” –Dirigió ese último punto hacia mi arsenal.

 

—Como te dije anteriormente, tu defensa es meramente mágica, solo tengo que derribarla siguiendo las reglas de la magia –Replique tras enseñarle el escudo de Jaxthen.

 

—“Ese escudo… no es metal ordinario”

 

—Es Arcarnis.

 

—“El Metal con propiedades antimagicas… no preví la posibilidad de que pudieras replicar munición hecho de dicho recurso, subestime tus capacidades”.

 

La máquina quien mostraba ser altamente orgullosa y de altos picos de arrogancia, ¿admite su error ante uno de esos “orgánicos inferiores” que tanto agravia verbalmente?.

 

—Se acabó Pirer, tu ambición de dominación mundial termina aquí –Declare a la IAC.

 

—Has perdido maldito golem, ¡devuélveme a mi gente! –Le exigió la semihumana.

 

—“La puerta que conduce a la sala de celdas esta despejada, como prometí, mi derrota es el rescate de ellos, adelante, ve a buscarlo, a este punto ya no puedo hacerles nada”.

 

La barrera de Navum que anteriormente impedía cruzar la puerta blanca doble ya no estaba, Tayra entonces marcho para buscar a los presos que yacían en su interior. Con su abrumante fuerza natural no tardo en abrirla y abrirse paso hacia dentro.

 

—Lo hiciste muchacho… lograste vencer a esa cosa… mi reino está a salvo… el mundo quizás… también… -Me halaga el herido Enano.

 

—No hables señor Creik, podría empeorar su condición –Le aconseje.

 

—“No tienes idea de lo que has hecho” –Me dice Pirer.

 

—Arruinar tus planes, eso fue lo que hice.

 

—“Mis planes pudieron haber conformado una gran utopía y una poderosa civilización en este mundo, eliminar las absurdas barreras de las clases sociales y buscar la igualdad e camarería entre todos los orgánicos, ¿acaso tales planes suponen un mal para ti?” –Me planteo Pirer.

 

Desde el secuestro de aldeanos y posterior conversión de estos en ciborg por inhumanos experimentos quirúrgicos. Hasta pasar a hacerles lo mismo a semihumanos, inclusive no tuvo la más mínima duda en intentar tener esos mismos resultados aplicándolos en niños, ¿podría ser que su concepto como humano artificial se justifique con el clásico “El fin justifica los medios”?.

 

— ¿Igualdad?… ¿camarería?… después de todas las atrocidades que has cometido, ¿te excusas diciendo que buscas lo mejor para todos en el mundo?… tu arrogancia es tan grande como la de un maldito noble codicioso… -Opino el Enano molesto soportando el dolor de su herida mientras hablaba.

 

—Tu comunismo no se proliferara en Avalia, se acabó Pirer, tu ambiciosa y genocida intenciones de extender tus garras sobre todo el globo, culminan y morirán aquí –Le dije de mi parte.

 

—“Cuanta ignorancia… ¿¡acaso para ti la palabra “comunismo” es sinónimo de maldad!?, ¿¡es para ti el concepto y encarnación de todo lo maligno e irracional!?, ¿¡es eso lo que piensas de mí solo por buscar la revolución de un mundo mejor ejerciendo dicha ideología!?” –Con irritante ira me declaro tales palabras la IAC.

 

Suspire entonces, porque Pirer pese a exponer su punto, tenía una muy equivocada idea de mi manera de pensar sobre este dilema.

 

—Pirer, tienes una idea muy errada sobre lo que pienso del comunismo, para mí no es bueno o malo, como muchas otras ideologías, tiene sus Pros y Contras –Aclare —Si el comunismo soviético surgió, fue por la mera necesidad de la población para satisfacer la situación que padecían. En cambio aquí, tú quieres IMPONER dicha ideología por tu mera necesidad sobre toda la población de Avalia a la fuerza, mirándolo desde ese punto, tu “revolución” es solo una mera ambición de dominación mundial.

 

La máquina inteligente no me respondió al instante, sino que se tomó su momento para hablar.

 

—“No negare que mis métodos son poco ortodoxo e inhumanos, pero incluso tú, un Trotamundos como yo, sabes mejor que nadie que a pesar de todas los sacrificios, todos los fallecidos y el sufrimiento que pudo desembocar en consecuencia del cumplimiento de mi meta, a futuro, tanto humanos y los demás razas habitantes de Avalia, tendrían garantizado una vida mejor que las primitivas sociedades que disponen y pueden ofrecerle. Piénsalo, ¿de verdad crees que permitiría a la esclavitud seguir existiendo?, ¿qué dejaría que la muerte de una niña semihumana causada de manera imprudente por uno de esos nobles arrogante saliera impune?, ¿qué organismos teocráticos de grandes influencia sociales tengan la autoridad para hacer de la injusticias que quisieran sobre los inocentes de la población?. Lo admito, no soy perfecto, incluso siendo una existencia binaria, un programa que imita a detalles con un gran nivel de complejidad, las actitudes y forma de ser de un humano, soy vulnerable a los errores como cualquier orgánico, pero aun así mi meta siempre ha sido imponer el bien común al mundo con la ideología que me ha plasmado a mi conciencia, de la gran unión Soviética”.

 

Podría aplaudirle, pero eso no corregiría los actos despiadados de las decenas o posiblemente cientos de vidas que fueron tomados a disposición de cumplir su meta. Creik me mira perplejo al oír que yo era un Trotamundos, a saber lo que debe pasar por su cabeza sabiendo incluso que la IAC también era tal cosa.

 

—Puede que hayas tenido buenas intenciones para este mundo, pero incluso como Trotamundos, no somos quienes para controlar a la fuerza el destino de sus habitantes, no de esa manera –Opine.

 

—“Oh, y dime joven Trotamundos, ¿cómo lo habrías hecho tú?” –Me pregunto la IAC.

 

— ¿Cómo lo haría a mi manera?, no intentando buscar dominarlo para empezar –Resumí mi respuesta.

 

Pirer comienza a reír, tal gesto deja incomodo al Enano y a mi confuso, ¿la maquina finalmente colapso a la locura?, ¿o su gran lógico y calculador pensar perdió cada aspecto de su cordura?.

 

—“Teniendo a tu disposición las herramientas y medios para marcar una diferencia notable en este mundo, te centras en cambio a vivirla como si fueras un granjero ordinario que se ha hecho con una suma millonario de dinero y prefieres gastarlo con moderación para solo las cosas vitales con que subsistir. Tu no ambicionas nada grande, pero intentas sobrevivir con morigeración haciendo uso de tus talentos naturalezas sin sacar más provecho del que podrías si te lo propusieras, eres impredecible y en cierto modo alguien interesante, Rozuel Drayt” -Expreso la IAC.

 

—Si fuera ese granjero millonario y pudiera sobrevivir gastando lo mínimo aun con todo ese dinero a mi disposición, ¿qué tendría de malo hacerlo de esa manera?, un gasto imprudente podría desembocar a una vida de imprudencia y una actitud imprudente tiende a llamar demasiado la atención para ser notados por ojos ajenos, ajenos y problemáticos ojos…

 

Aunque en el fondo sé que ya es muy tarde para mí el no intentar llamar la atención al ejercer las capacidades de mi poder ESP, aún recuerdo ese día de hace unos años en que me encontré con ese tal contacto del Búho. Un sirviente de una de las figuras más misteriosas de Avalia y cuyo oficio es la venta ilegal de información de todo tipo, aún recuerdo aquel día que me ofreció una información que necesitaba con importancia a cambio de solo utilizar el AK-47 frente a él para que viera de lo que era capaz.

 

De muchas maneras he expuesto mis creaciones a otros, pero no existe otro momento que me dejara con una duda angustiante como ese día. ¿Cómo utilizo a su favor ese contacto y el mismo Búho la demostración de cómo ejercí el AK-47?, cuanto más lo pienso, más intranquilo me pone, es evidente que tarde o temprano daré con esa consecuente respuesta.

 

—“Dime joven Trotamundos, una vez hayas acabado conmigo en su totalidad y rescatado a los que he apresado, ¿qué harás después?” –Me pregunto Pirer.

 

—Ayudar a Creik por supuesto, aunque lo hayas herido seriamente, ese Enano es tan terco para dejarse morir fácilmente –Conteste.

 

—Je… tienes razón… aunque ayuda bastante… que este aguijón no haya perforado algún órgano vital… -Dijo el Enano mostrando humor pese a su agravante estado.

 

El aguijón no parece haber dado en algún órgano abdominal, aunque con certeza no puedo asegurar si su hígado, páncreas o intestinos estén del todo intacto. Es bueno ver que la dureza, estamina y resistencia de ese guerrero es admirable para soportar tal herida y seguir respirando aun, los Enano son tan tenaces como se dicen.

 

—“En verdad no te has dado cuenta ni solo un momento, de la amenaza que está cerniendo sobre todos ustedes y su preciado mundo” –Comento la IAC.

 

— ¿Una amenaza… como tu…?… que novedad –Dice Creik mofándose de la máquina.

 

— ¿De que estas hablando? –Le pregunte.

 

—“Realmente no tienen ni la más mínima idea de lo que está ocurriendo fuera de este lugar, se centraron tanto en mí, que olvidaron un detalle en concreto, dime, ¿qué fueron del grupo de Templarios que estaban con ustedes en un principio?”.

 

Ahora que lo pienso, después de que fuimos emboscado por los golem de Pirer en aquel campamento que montamos tras nuestro primer día en la zona prohibida. No hemos vuelto a saber nada más de ese escuadrón de Templarios dirigidos por el tal Comandante Frederic, la mayoría de los aventureros los darían por muertos o no mostrarían importancia en el asunto.

 

—¿Sabes que fue de ellos acaso?.

 

Tras formular mí pregunta, los pilares de Navum que iluminaban toda esta zona, pronto comienzan a emitir imágenes como si fueran una cámara de video. En ella se observaban un escuadrón de soldados Templarios junto a muchísimos Golem claramente propiedad de dicha fuerza, quien los lideraba era el Comandante Frederic.

 

Los alrededores por donde estaban no me eran familiar, parecían estar a las cercanías de una zona urbana, otros de los pilares mostraban una especie de altar. Este tenía incrustado y sostenido por un anillo de cuatro soportes, un cristal Navum que medía 4 metros, y no solo era uno, sino que había tres de esas cosas.

 

—Ese lugar… ¡eso es Prayt, la ciudad abandonada! –El Enano reconoce el lúgubre panorama mostrado por los pilares.

 

— ¿Pero que hacen los Templarios en Prayt? –Me pregunte entonces en mis pensamientos.

 

—“Si creían que mis planes ya eran una amenaza para este mundo, lo que les espera si los Templarios llegan a cumplir con el verdadero propósito del porque están aquí, les hará desear el haber preferido vivir bajo mi yugo que bajo de esos barbáricos fascista imperialistas”

 

Cuando un problema se soluciona, otro puede surgir repentinamente para fastidiarte el día, los Templarios muestran sus verdaderas intenciones que aun desconocía y evidentemente nada bueno viene de esto.

 

Continuara…

 

 

EPILOGO:

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

En las cercanías de Prayt situado sobre un barranco, con vista de la abandonada ciudad y los soldados Templarios, se encontraba un elfo de piel azul. De un largo y bello cabello plateado, vestía un grueso abrigo de piel color marrón que cubría casi todo su cuerpo denotando la imagen de una persona de la alta nobleza.

 

—Parece que somos los únicos interesados en este sitio abandonado por la mano de la desgracia de los muy curiosos y pocos cuidadosos –Resalto el elfo.

 

—Amo Lecius… –Una voz revela el nombre del enigmático elfo azul.

 

Un joven varón de unos 180 cm de altura, cabellera negra conformado por un flequillo puntiagudo en la parte de delante de su pelo y vistiendo una especie de gabardina roja en conjunto con una camisa negra debajo y pantalones oscuro, aparece detrás del elfo azul.

 

—Joven Travis –Pronuncio Lecius el nombre del muchacho —Tu presencia aquí me sorprende, ¿a qué se debe el placer?.

 

—Siento aparecer de manera tan inoportuna mi amo, solo quería informarle que los Templarios no son los únicos que han puesto sus ojos sobre Prayt, “ellos” también están aquí, creo que puede corroborar su presencia por estos lares si utiliza su “vista lejana”.

 

—Hmmm… lo hare, siento curiosidad.

 

Lecius cierra sus ojos y vuelve a abrirlos, estos brillan con una intensidad azulada, enfocándose en una dirección en concreto. Su visión hace un considerable aumento que no envidia a un par de binoculares modernos, hasta dar como ángulo la vista hacia una enigmática persona situado también sobre las cercanías de la abandonada ciudad como si esperara su momento para actuar.

 

La persona se muestra como un hombre joven de hermoso rostro, con un inusual pelo corto con la mitad de su lado izquierdo de color blanco y la otra parte de negro, pero lo más llamativo eran sus ojos, su izquierdo era totalmente negro como la oscuridad y el derecho blanco como la luz, ambos carente de iris y cejas, llevaba encima un manto gris en conjunto con un largo pantalón azul junto a unos botas de color marrón.

 

Al lado de dicho individuo lo acompañaban dos horrorosas criaturas, el cuerpo de estos parecían estar hecho de una coraza dura de aspecto carnosa, como un tejido viviente palpitante con tinte metálico, sostenido por 4 musculosas piernas con garras de 10 cuchillas cada una. La cabeza era un cráneo inhumano, su boca se componía de numerosos fauces amarillas. Su vista estaba conformado únicamente por un gran ojo color negro con numerosas venas sobresaliendo a su alrededor, su torso parecía una armadura corpulenta de aspecto esquelético.

 

—Luzbel y sus “Afligidos”, no es de extrañar que estén aquí, todos buscamos lo mismo –Declaro el elfo azul —Si “Ellos” están aquí, entonces la Ordinem Deam también lo está –Concluyo Lecius.

 

—La ciudad de Prayt que tantas décadas yacía abandonada en completo silencio, pronto será invadida para convertirse en un ruidoso campo de batalla –Expreso Travis.

 

—Je, que irónico acontecimiento.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s