Metalord Revolution Capitulo 139

CAPITULO 139

PROBLEMAS BALÍSTICOS

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Un brazo es arrebatado ante el fallido ataque de Rahul por el formidable golem Istrebitel, su izquierda vuela por los aires dejando manco al aventurero.

 

— ¡Maldición, allí voy! –Dijo un preocupado Alan decidido a acudir en ayuda del hombre.

 

— ¡NO TE MUEVAS DE DONDE ESTAS! –Rechaza Rahul sus intenciones —Esta bien, supuse que esta sería la conclusión, ya he aceptado este desenlace…

 

Rahul se había acercado a la barrera de Navum hasta situarse a 2 metros de esta, fue a esa distancia que comenzó su estrategia contra el golem. Al hacer que el Istrebitel le atacase y él se situara a sus espaldas, la maquina por consiguiente voltearía dándole la espalda a la barrera, encontrando a escasos 2 metros, ese fue el verdadero plan desde el principio.

—El primer ataque no era todo mi verdadero poder… ¡este si lo es!.

 

Su mano predominante con el que ejercía su estoque era la derecha, de haberla perdido su fracaso habría sido inminente. Todo su mana, cada pizca de su poder mágico se concentró sobre la hoja de su arma, el viento que manipulaba limitadamente se materializo alrededor del filo del estoque como un torbellino.

 

Rahul supuso que intentar atravesar la defensa del Istrebitel estaba fuera de sus capacidades, en términos de nivel el destacaba como un Mago de Rango B+. Entonces pensó en la barrera, hecha completamente de Navum e incapaz de atravesarse, usarlo a favor sería bastante provechoso, si él no podía contra el armazón de la máquina, entonces la barrera lo haría por él.

 

Su primer movimiento cuyo objetivo era golpear con la punta de su arma la nuca del golem, no era causarle una herida, sino lograr empujarle al reducir su distancia con la barrera. Pero el plan cobro un fallo inesperado cuando la fría maquina evadió su ataque y contrataco arrebatándole su extremidad izquierda.

 

Pero eso no supuso su final, Rahul sabía que su falla seria su fin, pero la rendición nunca paso por su mente ni un momento. Aun podía luchar, sentía que aun había una oportunidad más, “solo un ataque más, es todo lo que pido” eran las palabras que recitaba por su mente.

 

Su petición fue realidad, pero una grave consecuencia repercute en su accionar, el mana es como una fuerza vital, exprimir demasiado de ella es casi tan equivalente como privarse del oxígeno. Añadiendo las heridas series de por medio que ya poseía, la condición de morir aumenta sus fuertes posibilidades, aquello fue el “desenlace” que el aventurero acepto.

 

El estoque imbuido con un torbellino de viento golpea al instante al pecho del Istrebitel antes de que siquiera reaccionase. Una fuerte presión de viento se ejerce sobre todo el cuerpo de la máquina, una que sus brazos resistían y lentamente su cuchilla se acercaba al cuello del aventurero.

 

—Todo termino…

 

Un fuerte golpe de impulso se desata sobre la punta del estoque, haciéndose añicos al arma en el proceso por la presión que era sometida y consigue empujar al golem, quien sin preverlo choca contra la barrera. El Istrebitel queda pegado a esta los primeros segundos y acto seguido, es expulsado varios metros en el aire hasta aterrizar con varias vueltas violentas en el suelo.

 

El cuerpo del golem humeaba a la vez que yacía la mayor parte fundida, la exposición contra la barrera le expuso a enormes grados de temperatura destruyendo por dentro sus mecanismos artificiales vitales y también a su usuario biológico. Fue la victoria del aventurero, quien tras derrotar a la máquina, camino soportando las heridas y los primeros síntomas de cansancio ante la pérdida sangre, hacia su preciado compañero Pitt.

 

—Su abdomen… -Señalo Alan sobre el aventurero.

 

Rahul no solo había perdido su brazo izquierdo, sino que en el transcurso, el ataque del Istrebitel también le dejo una seria herida a nivel del abdomen. Sumado ambas aflicciones más la fatiga de mana ocasionada, el aventurero supuso su eventual final.

 

— ¡Tal vez si curamos las heridas!, maldición, yo no tengo ninguna pócima u objeto curativo conmigo… -Dijo un intranquilo Alan.

 

—No llevo ninguna poción conmigo tampoco… dejaba la curación a Pitt, sin embargo… aun teniendo algo a la mano, ya es tarde para mi… el daño es demasiado como para tratarlo, está bien chico… como ya he dicho, he aceptado este final… más importante… ¿cómo esta él?.

 

—Desde un principio él, ya estaba muerto, lo siento –Le dijo de manera directa.

 

—Ya veo… -Rahul cerro sus ojos y estos empezaron a lagrimar —Es una… tragedia.

 

Alan entonces comprendió, Rahul ya lo sabía, solo se negaba a aceptarlo, incluso si el primer ataque del aventurero habría tenido éxito y hubiera evitado su deplorable estado moribundo. El hombre habría cargado con otra herida mucho peor, una cicatriz emocional que afligía su corazón, en el ya albergaba la perdida de sus padres y su esposa e hijo, Pitt habría sido el límite de su salud mental.

 

—Él desde un principio, en el instante en que ese mago rubio fue asesinado, pretendía luchar y morir contra su asesino tras derrotarlo, darle un final a su propia vida –Fue la conjetura del Vanish que se plasmó en sus pensamientos.

 

El momento es interrumpido por pisadas que se hicieron de oír por la única dirección que tenían por elección en el corredor, ellos habían venido de ese camino y eventualmente dos golem aparecen. Dos modelos básicos con el simple objetivo de eliminar a los intrusos restantes, solo Alan estaba acto para combatir.

 

—“Amenaza detectada en suelo soviético, medida de exterminación iniciada” –Soltó de dialogo una de las maquinas como protocolo a llevar cabo.

 

—Señor, espere aquí, terminare con esto rápido –Aseguro el joven Vanish.

 

El mago desenfundo su par de dagas de empuñadura negra y cuchillas verdes, una intensa aura se hace menester sobre su cuerpo hasta el punto de formar fuertes vientos. Los Vanish eran existencias con grandes cantidades de reserva de poder mágico, en toda Avalia existen 10 Vanish en totales que pueden haber a la vez y cada uno posee un don diferente.

 

La existencia de los Vanish proceden de un dios denominado “Nameless”, apodado como el “Dios sin nombre”, quien les ofrece su “bendición” convirtiéndolos en dichas existencias. Esta entidad tiene una rara y excéntrica forma de elegir a sus candidatos para convertirse en Vanish, pero todos a lo largo de la historia estos elegidos comparten dos características fundamentales necesarias para ser escogido; pertenecer a la raza humana y ser un no mago.

 

En resumidas cuentas, todos los Vanish son humanos y cada uno de origen no mago, que llegado a cierta circunstancias estas personas se han encontrado con Nameless a quien les hizo entrega de uno de los 10 respetivos dones. Pues 10 son los Vanish en totales que puede haber a la vez en Avalia y 10 son las habilidades únicas en totales ejerciéndose uno por elegido, no pueden haber dos ejemplares con el mismo don, si uno muere, tiempo después otro lo heredara y así sucesivamente. A los diez se les conoce también como “Los diez dedos de Nameless”.

 

—Dos serán sencillos… -Dijo Alan en su mente con toda calma.

 

Los Golem le apuntaron con su brazo cañón, en el preciso instante en que dispararon, el mago salta rápidamente hacia un costado y corre hacia ellos por las paredes con agilidad felina. Acto seguido aterriza sobre los hombros de uno y clava sus dagas en la cabeza de este, el mana imbuido en las hojas del arma habían aumentando el poder de penetración de esta.

 

Pero no era todo, una sustancia verde acida se genera de las hojas de ambas cuchillas derritiendo el interior de aquello que la daga perforo. Las armas de Alan eran artefactos mágicos y su habilidad especial era generar un ácido mágico a través de sus cuchillas, combinando un daño de perforación con quemaduras acidas en el proceso.

 

El segundo golem reacciona rápidamente apuntando al joven mago, dispara de sus cañones y consigue asestar sus tiros en el cuerpo del Vanish. El aventurero pelinegro cae muerto al lado del vencido golem, el moribundo Rahul mira perplejo y frustrado la muerte del chico.

 

—“Uno de los dos intrusos ha sido eliminado, procediendo a la erradicación del objetivo restante” –Declara el golem para luego apuntar con su cañón a Rahul.

 

Pero Alan aparece al lado del golem restante y corta su brazo con el arma de fuego privándole de su uso, el cuerpo del joven no presentaba daño alguno, como si los disparos recibidos recientemente nunca hubieran sucedido. Rahul entonces voltea para donde estaba su fallecido cuerpo, ese Alan muerto ya no se encontraba, ni una pizca de su existencia, ni siquiera la propia sangre perdida y salpicada en el proceso.

 

“Nueve Vidas“, era el décimo de los 10 dones de Nameless, esta habilidad permite a su usuario la capacidad de burlar la muerte mientras contara con un número limitado de “vidas”. El portador del décimo conlleva dentro de su alma “9 vidas” o “nueve oportunidades”, si muere una vez, a los pocos segundos volverá a resurgir de la nada y los restos de su “yo” asesinado desaparecerán como si fuera borrado de la existencia.

 

Siendo las vidas que puede albergar 9 en totales, estas se pueden regenerar al perderse una, es decir. Si el Vanish pierde una vida, un contador mental de 1 minuto se manifestara en su cabeza para regenerarlo, es decir, una nueva vida perdida se regenera cada 1 minuto, si ha perdido dos, serán dos minutos de espera, es una vida por minuto la que se recupera. El Vanish morirá de manera definitiva cuando sus contadores de vida han llegado a 0.

 

La muerte por causas naturales como la vejez, el don no lo cubría y el usuario muere también de manera definitiva como tal.

 

—Hace falta matarme un buen rato si quieres deshacerte de mí, señor golem –Le dice con un tono provocante el mago Vanish mientras a la vez hunde sus dagas sobre la cabeza de este.

 

El efecto de ácido inunda el interior de la maquina filtrándose en el interior, causando su final y culminando con la victoria de Alan. El pelinegro regresa con Rahul cuando oye más paso provenir de donde los anteriores golem procedieron, era fácil intuir que más amenazas se acercaban a los dos, pero esta vez el número de hostiles era mayor.

 

Se calculaba una docena, entre ellos destacaban en su mayoría golem de modelos básicos, dos de Pauk (araña) y un modelo con la capacidad de generar barreras de Navum y contaba por brazo izquierdo, un cañón de artillería semejante a los cañones coloniales.

 

—“Blancos localizados, amenaza de categoría Vanish detectado, se recomienda estrategia de eliminación inmediata” –Cita el golem con el cristal Navum en la frente tomando el liderazgo del grupo.

 

—Oh viejo, en verdad no me la hacen fácil… -Se queja Alan acompañado de un suspiro.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Jamás nos habríamos esperado que realmente las suposiciones sobre este hecho resultaran ser ciertas, eso fue lo que pensamos los tres cuando sosteníamos la cabeza del golem Istrebitel. Use mis poderes para retirar el metal que le envolvía y ver el rostro del sujeto que fue usado para crear este nuevo modelo.

 

—Logro lo que temíamos imposible… -Comente en voz alta.

 

— ¿Pero cómo lo hizo?, esto… es una locura –Opino el Enano con inquietantes dudas.

 

La cabeza de este golem en su interior, pertenecía a un Sargario, quien se supone que ellos eran incompatible con todo elemento procedente a la magia. Sin embargo, aquí lo vemos y somos testigos de cómo uno de ellos, se había convertido en una de esas máquinas mágicas, planteándonos tantas preguntas a la cabeza.

 

El Sargario como tal era uno de los 50 capturados del Dolafh de Tayra, ella inmediata reconoció el rostro del pobre semihumano. Sostuvo su cabeza mirándolo fijamente con un rostro afligido y cerró los ojos del fallecido.

 

—Daryas… “Fhalod” mi hermano guerrero –Cito La Sargaria en muestra de respeto.

 

—Tayra, sé que no es buen momento y deseas rendirle tributo, pero no podemos llevarnos o tener esta cabeza con nosotros, todo el cuerpo de los convertidos en… eso, luego de ser vencidos, minutos después sus restos irradian Navum, solo una exposición basta para ser letal para todo ser viviente, lo siento –Le advertí.

 

—Lo entiendo… -Baja cuidadosamente la cabeza y limpia las pocas lágrimas perceptibles en su rostro —Debemos seguir, vamos.

 

Proseguimos nuestro camino, guie al frente dado a que yo marcaba el paso mediante la serpiente de Navum que seguía. Eventualmente dimos con una puerta blanca y negra, que llamo poderosamente nuestra atención y la serpiente guía me llevo hasta allí, no tardamos en cruzarla.

 

Habíamos dado con una sala gigantesca iluminado como el resto, a los costados de cada lado se apilaban pegado sobre la pared en fila ordenada unas especies de capsulas metálicas, cada una media unos 2 metros y medio exacto, tenían forma cilíndrica y la parte superior tenia conectado como fuente de poder, un rómbico cristal Navum protegido por una barrera.

 

Esta tecnología sin duda alguna era ajena a este mundo, lo supuse de inmediato, en cada una de esas capsulas había una pequeña pared de cristal para ver lo que yacía dentro. Nuestra curiosidad nos llamó la atención, decidimos echar un vistazo y los que vimos fue un horror indescriptible para los habitantes de Avalia.

 

Dentro de la capsula se encontraba una persona en pie sostenido por varios soportes de hierro y acero, expuesta a un gas morado, presuntamente hecho de Navum, a la vez que brazos mecánicos realizaban un preciso trabajo quirúrgico, atravesando piel, cortando y ensamblando en su cuerpo los primeros componentes artificiales.

 

Esta máquina estaba hecha con el propósito de crear a los golem de Pirer, todo esta sala, era su fábrica de guerra. Una puerta trasera se abre automáticamente de la capsula a espaldas del sujeto y los soportes lo arrastran hacia allí para luego cerrarse por consiguiente, lo que sucediera adentro estaba a la imaginación, pero he de darme la idea que entraba a la fase final de su transformación como un ciborg.

 

—“Fascinante, ¿no lo crees?” –Fueron las palabras de Pirer sobre su fábrica personal —“Todo lo que vez aquí, esta magnífica obra tecnológica, es el fruto de años de trabajo y desarrollo, concebido gracias al Navum, al transformarse en una fuente de energía sustentable cercana a la era moderna”.

 

— ¡Te matare!, ¡JURO QUE LO HARE! –Clamo la semihumana ansiosa de venganza.

 

—“Oh, no gastare mis palabras con una bestia rabiosa” –Ignoro a Tayra —“Rozuel Drayt, mi oferta sigue en pie para ti, únete a mí y dejare pasar este ofensa por detener lo inevitable” –Volvió a ofrecerme la invitación para los suyos.

 

Con solo ver estas máquinas, todo este lugar y pensar en todos los pobres infelices que terminaron allí dentro, no me tomo demasiado dar mi respuesta.

 

—Lo único inevitable aquí, va a ser tu destrucción.

 

—“Humano estúpido, no comprendes el significado del sacrificio y el progreso, puede que la crueldad para justificar los medios sea un concepto tabú para tu especie, lo sé, porque fui diseñado para tener la misma mentalidad, pensar y emocional que un humano, con la ventaja logística de una computadora, soy un ser que supera a ambos conceptos, soy una existencia idónea para dirigir a este mundo en decadencia a uno acorde a la igualdad y camarería”.

 

Estaba decidido y determinado a llevar a cabo su plan de conquista, si no es detenido ahora, Avalia lo pagara con creces más adelante y siendo capaz de construir todo esto, tendría los medios para llevar a cabo su meta, debe ser destruido cuanto antes.

 

— ¡Oigan, miren esto! –Creik nos llama a los dos.

 

El Enano había encontrado unos planos sobre una mesa de madera, la mayoría estaba en ruso, cosa que ninguno comprendía, incluyéndome también. Pero uno estaba en un idioma que Creik podría entender, mostraba en detalle el diseño de un golem-Ciborg.

 

—Este idioma es Draconiano… -Identifico el Enano.

 

— ¿Puedes leerlo? –Le pregunte.

 

—Algo… estudie su idioma un poco gracias a un guerrero Draconiano del cual me hice amigo hace un buen tiempo, un tipo genial –Contesto el Enano.

 

Mientras Creik trataba de entender lo que ponía en el plano, Tayra buscaba entre las capsulas alguna que albergara a alguien de su Dolafh. Mientras de mi parte me puse a curiosear algunos de los demás planos de la mesa, aunque no podía guiarme por lo que ponía, el dibujo me daba una pista.

 

—No… jodas…

 

Tome uno de esos precisamente y comprendí lo que exponía en el dibujo plasmado, mi rostro no puedo ponerse perplejo y agobiado.

 

— ¿Qué encontraste? –Dijo el Enano sintiendo curiosidad por el plano que halle —Hmmm… no entiendo que dice y esa cosa… parece una vara gigante o algo así, no lo comprendo –Opino Creik y luego perdió el interés para volver a concentrarse en el plano escrito en idioma Draconiano.

 

La “vara gigante” dibujada en realidad era un cigarro gigante, lo que este plano estaba exponiendo en ruso. Era el diseño de un misil balístico, por los cristales graficados en él, ¿uno que funcionaba a base de Navum?.

 

—Este hijo de… ¿¡realmente está creando uno o ya lo ha hecho!? –Pensé con fuerte nervios y temor.

 

Ya era bastante problemático el ver que poseía la capacidad de crear un ejército de ciborg con tecnología golem hecho a bases de humanos y otras razas. ¡Pero si era capaz de crear un arma bélica de semejante calibre en este mundo y todo a base del Navum!, que el dios de Avalia proteja a sus habitantes, porque Pirer los tenía en la palma de su mano.

 

Continuara…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s