Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 33

CAPITULO 33

 

Una de las mujeres lobos veinteañera que se había adentrado al calabozo de Moldevil, Karen, hace acto de presencia en un momento crucial. La mujer loba mira detenidamente a la Paladín y observa luego el deplorable estado de Peter.

 

—No puedo permitir que le sigas haciendo más daño, si retrocedes y dejas que me lo lleve, evitare luchar contigo, mi prioridad es él, pero no puedo asegurar que la próxima vez que nos veamos tengas tanta suerte –Le comunico la mujer loba.

—“¿Próxima vez”?, no habrá una próxima, acabare con tantas bestias indecentes como ustedes me sea posible –Opto Sasha señalando con su espada ligera a Karen.

 

—En verdad los humanos son tan estúpidos y problemáticos, si bien podrías haber salido de esta sin que resultaras herida y escoges en lugar de eso pelear.

 

— ¡Calla monstruo!, que nuestras armas hablen.

 

Un choque de mirada fomenta tensión entre las contrincantes, esperando a que una de las dos tome el primer ataque. La Paladín es quien se hace con la iniciativa agitando su espada Gear para generar ondas de vientos de elevadas temperatura, pero Karen con una compostura tranquila la evade tirando su espalda hacia atrás doblándolo a 90 grados.

 

—Que buen estirón me dio eso… -Comenta la loba levantando su espalda con un rostro relajado.

 

— ¡No te burles de mi licántropo y toma con seriedad nuestro encuentro! –Le notifica molesta la cazadora

 

—De acuerdo, si insistes –Levanta ella sus brazos aceptando su petición.

 

La loba es la siguiente en atacar, con una bestial velocidad hace uso del guantelete de acero que portaba en su mano izquierda, propinando un puñetazo a su oponente. La cazadora toma la defensiva con el uso de una barrera de Nova, pero para su sorpresa el golpe de Karen agrieta esas mismas defensas hasta destruirlas y producir una fuerza de choque que empuja a la Paladín varios metros hacia atrás dándose de espalda contra la pared.

 

Sasha se recupera al instante y mantiene firme su posición en pie, estaba abrumada por el increíble poder que su rival mostro en solo ese puñetazo.

 

—Con que eres una Novamancer, eso sí es una sorpresa, pero no cambia que te matare si interfieres en mis asuntos, ultima oportunidad, retrocede y deja que me lleve al chico sin necesidad de seguir esta absurda lucha –Le volvió a proponer ella.

 

— ¡Me niego a dejar que una bestia indecente me derrote!… ¡menos dejar que me muestre esta clase de piedad! –Expreso Sasha.

 

—Lo que me faltaba, me toco una de esas “arrogantes” a más no poder, estúpidas hasta el final –Se queja Karen entre suspiros.

 

Sasha arremete con una ofensiva cuerpo a cuerpo con su espada, pero la licántropa resulta ser más rápido que ella. De una zancada propina un puñetazo golpeando la hoja de la cazadora mientras ella mantenía su espada en alto haciendo que su Gear saliera volando fuera de sus manos hacia atrás.

 

La Paladín estaba desarmada y su contrincante estaba a segundos se darle otro puñetazo, entonces utilizo su segundo Gear, el escudo. Karen propina un izquierdazo aún más fuerte que el anterior, la fuerza de su choque en el escudo se transforma en vibraciones de sonido que utiliza contra la mujer loba.

 

Pero la licántropa ni se inmutaba ante las violentas vibraciones y su guantelete seguía produciendo fuerza bruta sobre el escudo hasta el punto de agrietar el Gear. El Gear defensivo de la cazadora es destruido y toda la inercia que había absorbido es dirigido a su usuaria, Sasha es impulsada hacia atrás dando contra la pared nuevamente.

 

Pero la firme actitud perseverante de la Paladín le impedía darse por vencida, volviendo a ponerse de pie en cuestión de segundos y recogiendo su espada que estaba a escasos centímetros de ella.

 

—Ese guantelete en tu mano, es un Gear –Dedujo Sasha.

 

—Pues obvio, ¿en verdad crees que uno ordinario habría destruido tu barrera de Nova y ese escudo Gear que tenías?, la respuesta es evidente –Contesto Karen.

 

—Pero la fuerza que genera con ese golpe y la forma en que destruyo mi escudo, ese Gear… es de “categoría oro”, ¡no hay duda!.

 

—Y tanto tu escudo como esa espada son de “categoría plata”, ¿no es así?.

 

Los Gear estaban clasificados dentro de una categoría que determinaban su calidad y nivel, estas se clasifican en 4 tipos; Cobre, plata, oro y platino.

 

COBRE: La de más baja calidad, estos Gear carecen de habilidad y solo poseen de las propiedades Nova el reforzamiento en su material que supera a los metales ordinarios.

 

PLATA: Los Gear de esta categoría poseen una habilidad especial.

 

ORO: Su durabilidad como resistencia son aún mayores, poseyendo una habilidad capaz de desafiar pelotones enteros de guerreros.

 

PLATINO: Sus inmensos poderes la catalogan como un tesoro nacional, su manufacturación es casi imposible, pocos son los Gear existentes de esta categoría y pocos son quienes tienen la actitud de dominar sus destructivas capacidades.

 

La mayoría de los cazadores humanos o quienes dedican el oficio de la caza de Cryptian, usan mayormente Gear de categoría Plata, los novatos que recién comienzan y poseen poco efectivo, por cuestiones económicas comienzan con los de Cobre. La Categoría Oro es un privilegio reservado para los de grandes fortunas pues uno solo puede llegar a costar entre 50 a 100 veces uno de categoría Plata y ni hablar de los Platino, su precio está fuera de cifras razonables por no mencionar la dificultad de hacerse con una.

 

¿Cómo se sabe que un Gear pertenece a X categoría?, la respuesta estaba en la misma herramienta, sobre en alguna parte del artefacto yace impresa el dibujo de una estrella que marca su categoría correspondiente. Los de Cobre poseen una estrella, los de Plata dos estrella, los de Oro tres estrellas y los Platillos cuatro estrellas.

 

El guantelete de Karen llevaba impresa tres estrellas sobre la parte inferior de esta, mientras que las de Sasha llevaban dos estrellas que revelaban la categoría de las suyas.

 

—Un Gear de categoría Oro es demasiado lujo para una mujer loba, no vienes de una manada cualquiera, ¿eres una Licántropa de “El Reino” o quizás de “Armenia”? –Le pregunto Sasha.

 

—Lo siento pero no puedo responder a eso, Saria me patearía el culo hasta rompérmelo y no de una manera erótica que digamos –Rechazo ella a decir algo de su procedencia.

 

—Da igual, si mis Gear no pueden contigo, ¡entonces mi Novamancia se encargara de ti!.

 

La Novamancia de la cazadora se tiñe de dorado, era el fuego de su habilidad especial despertando. Una gran masa llameante que se asemejaba a un sol miniatura es creada encima de Sasha.

 

— ¡Jajaja eso tampoco me lo esperaba!, con que eso es una habilidad de Fase despertar, se ve atemorizante –Expreso Karen con toda tranquilidad al ver el poder de su rival.

 

La licántropa se posiciona con el brazo que sujetaba su Gear hacia atrás, su intención era defenderse contra el poder de Sasha de un puñetazo. La cazadora arroja su esfera llameante dorada, del guantelete de Karen surgen de manera imprevista unas garras y cambia su intento de puñetazo a un zarpazo que emite ondas de energía Nova.

 

El contacto entre las dos fuerzas desata una sacudida violenta a los alrededores, hasta que la esfera de Sasha se desvanece por las zarpas de Karen.

 

— ¡No es posible!… mi habilidad fue contrarrestada, ¡con su calor un Gear de alguien que ni es Novamancer no debería tener oportunidad! –Objeto ella anonada.

 

— ¿Eres tonta?, eso parece, da igual si sea o no una Novamancer, con que utilice un Gear basta para luchar contra alguien que usa Nova sin uno. Todo se resume en la Novamancia con mayor voluntad que prevalece sobre la otra, por eso tu habilidad fue superada –Le aclaro Karen.

 

— ¿Dices que mi Novamancia es…?

 

—Débil, mediocre, insuficiente y si quieres pódelos decirle flácida, no, no queda muy bien esa última. ¿Ahora entiendes que esta pelea no tiene sentido?, yo solo vine por el chico, confrontar cazadoras es secunda…

 

Karen se interrumpe a si misma al voltear un momento para darse cuenta que Peter había desaparecido, un camino marcado con pequeñas manchas de sangre en el suelo resaltaban que el herido peliblanco se había levantado por su cuenta y marchado por la única puerta de la sala.

 

— ¡Mierda me distraje tanto que no me di cuenta de que se fue! –Exclama preocupada la licántropa.

 

Ella corrió en dirección siguiendo el rastro de sangre, La Paladín quien antes habría detenido a su rival por intentar huir yacía con su orgullo abatido.

 

— ¿Mi Novamancia… débil…? –Cae ella de rodillas con la vista al suelo.

 

Ecos de voces pasadas repercuten en su cabeza sobresaliendo el de una mujer en concreto.

 

—“Eres defectuosa, si estas viva, es solo por simple noble piedad de la familia, tu existencia avergüenzas al linaje Sunlaire…”

 

Ella grita con frustración e impotencia golpeando con sus manos el suelo hasta lastimarlas.

 

__________________________________________________________________

 

—El rastro de sangre sigue por este lado…

 

Karen continúa siguiendo el camino dejado por un sangrante Peter, sentía que estaba cerca, su olor se hacía más fuerte. En un cruce, tomando la ruta marcado por la sangre, vio que a solo unos metros daba con una puerta hacia otra sala, el aroma del joven lobo se sentía fuerte desde esa dirección.

 

—Lo encontré, allí estas… -Dijo toda emocionada.

 

Corrió a paso veloz y a tan solo poca distancia de llegar, en su distracción por todo el júbilo que experimentaba había presionado un interruptor trampa del suelo. La entrada se cierra y acto seguido es bloqueada por un cilindro giratorio cubierto de púas metálicas que se encaminan hacia la loba de tez oscura.

 

— ¡No otra vez! –Cito ella.

 

Fue una trampa semejante la que hizo que Karen y Saria se separaran, y ella fue la culpable de haberla accionado por distracción. Ahora se encontraba en una situación similar, habiendo perdido en esta ocasión al joven lobo mientras corría por su vida para no terminar molida por el cilindro giratorio de púas.

 

— ¡Saria definitivamente me va a castigar y no será nada erótico! –Exclamo ella con temor.

 

__________________________________________________________________

 

Con sus últimas fuerzas restantes, había conseguido moverse lejos de las dos combatientes mientras llevaban a cabo su lucha. Se desplazó hasta llegar a una sala tan extraña como las anteriores, el área era como una mezcla de bosque y cementerio a la vez, con numerosos tétricos robles y algunas lapidas viejas como dañadas alrededor.

 

El ambiente incluso era húmedo y contaba con una iluminación nocturna semejante a una autentica noche de luna, los calabozos tenían una naturaleza misteriosa y pocas eran las teóricas que explicaran estos fenómenos, pero todo se resumida al Nova que la origina.

 

Peter se había recostado contra la pared mirando al frente, una alucinación le hizo ver a un yo de su pasado a los 8 años de edad siendo vacunado por la enigmática medicina proporcionada por su madre Lana Garnier.

 

—“Mama, ¿estoy enfermo?” –Pregunta el niño.

 

—“Claro que no mi Peter, solo eres especial” –Contesto la madre consolando al pequeño con un abrazo.

 

El Peter actual se hecha a reír soportando el dolor que sentía de hacerlo.

 

—“Especial”, je, no mentía cuando lo decía –Dijo con hilarante sentido de la gracia.

 

—Nunca he querido mentirte, mi Peter.

 

La alucinación de su madre le hablaba al Peter de ahora, como si estuviera viva y en persona.

 

—Todo lo que he hecho, lo hice por ti –Dice Lana.

 

—Una frase tan trillada de algo que no existe para alguien que le importa un carajo –Expreso Peter.

 

— ¿Estás enojado?, ¿resentido por saber la razón de tu nacimiento?, ¿furioso por ver que el amor de tus padres no era autentico?, ¿me odias Peter?.

 

— ¿Para qué razón iba a odiarte?,  independientemente de la razón por la que me hayas parido, al menos te tomaste la molestia de criarme y alimentarme antes de morir por tu propia idiotez, el resto me importa un carajo, si por algo estoy molesto, es por encontrarme en esta deplorable situación.

 

—Es una pena…

 

—¿Por qué?.

 

La alucinación de Lana pasa a convertirse de golpe en un esqueleto viviente que apuñala con una lanza de plata el estómago de Peter. La criatura esquelética llevaba protecciones metálicas en hombros, extremidades superiores e inferiores y un casco resaltando su pinta de guerrero, un Hemopetra era perfectamente visible dentro del torso del no-muerto revelando su naturaleza como Cryptian.

 

Peter en su huida había arrastrado consigo su espada de plata el cual estaba a su lado, pero sus fuerzas estaban marchitas. Dada a su condición, solo podía ver como la criatura hundía centímetro a centímetro la punta de plata de su arma punzante.

 

Continuara…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s