Metalord Revolution Capitulo 130

CAPITULO 130

AARÓN AINZ RYSTHER VS EL CAMPEÓN ROJO (Parte 1)

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

El joven mago más fuerte del mundo, de nivel SS, la más alta categoría de la jerarquía de magos, los sabios cercanos a lo divino, Aarón Ainz Rysther, de todos los lugares a los que podría volver a encontrarme con él desde de aquel combate amistoso a mis ocho años, ¿¡cómo es que termino aquí!?.

 

— ¡Mi intuición no me fallaba!, ¡jajaja! –Ríe el joven mago de nivel sabio —Había escuchado rumores sobre que en la zona prohibida, las cosas allí estaban agitadas por un ser problemático muy fuerte, ¡que buen descubrimiento!.

Ahora que recuerdo, este sujeto viaja buscando oponentes fuertes, ¿y se planteó a buscarlo en uno de los sitios más ponzoñoso del mundo?, decir que es alguien excéntrico es quedarme bastante corto al respeto, pero siendo honesto su inesperada presencia es bastante oportunista.

 

—Oh, creo que el gigantón va a atacar –Avisa Ryg el compañero de Aarón.

 

El golem colosal carga su siguiente disparo, de su ojo-visor el próximo rayo es lanzado y su objetivo en esta ocasión era Aarón, el joven mago en su respuesta manifiesta un circulo gigante en el aire cuya trayectoria el rayo entablaría contacto, al hacerlo una explosión se desata y el ataque del golem es evitado.

 

La cantidad de mana utilizado en ese círculo que creo el mago, para nada era pequeño, no es de extrañar que los de nivel SS tengan una fuente de energía mágica inmensa.

 

—Puedo tomar ese ataque como un desafío y realmente tengo anhelo de enfrentarlo –Comento Aarón —Oye chico, ¿te importa si me encargo de esa cosa?.

 

El joven mago considerado el más fuerte de Avalia, ¿pidiéndome permiso para lidiar con un problemático enemigo que logro acabar fácilmente con uno de los nuestros?, no sé qué otras monstruosidades mecánicas tendrá el ejército rojo más adelante, pero si podemos dejar a un lado a este gigante y seguir adelante, nos ahorramos tiempo y esfuerzo.

 

— ¿Estás seguro?, no es tan sencillo como parece –Le dije de mi parte.

 

—Eso es lo que lo hace emocionante, si fuera un oponente sencillo, todo el viaje sería un aburrido suspiro –Expreso su despreocupada opinión el mago de nivel SS.

 

Incluso mis compañeros aun si no decían nada, era más que obvio que tenían en mente la idea de dejar que Aarón se ocupara de esa cosa, sin objeción alguna también acepte ese punto.

 

—Es todo tuyo, pero no te quejes en la otra vida si llega a matarte, o a tu compañero –Le deje en claro a Aarón.

 

—Jeje, no hay problema, toda la responsabilidad es mía –Acepta el mago deseoso de combatir al golem de colosal tamaño.

 

—Oye, no pongas la seguridad de mi vida en tus responsabilidades, me da escalofríos –Opino de manera burlona el tal Ryg.

 

Con el asunto del gigante soviético resuelto, teníamos vía libre para seguir adelante, Douglas señalo el camino que llevaba hacia el bosque morado, aunque Tayra lo conocía también dado a que provenía de allí, no tenía problema en dejar que el buscador hiciera de guía.

 

—Vamos Pitt, levántate, debemos irnos –Rahul levanta a su joven compañero del suelo y le hace volver en sí.

 

Pitt había quedado algo en shock a causa del sacrifico de Alan, desconozco si es la culpa o una aflicción emocionalmente al ver a alguien morir tan cerca suyo, por suerte recobra la compostura y sigue el ritmo del resto, aunque en su cara aun persistía cierta expresión de agobio. Había enfocado buena parte de su atención en ese momento de vulnerabilidad mirando los restos del fallecido Alan, los cuales ya no estaban, pues había sido partido a la mitad e incinerado casi por completo y puede que el viento haya hecho de las suyas al volverse cenizas.

 

Mientras intentábamos huir para dejar atrás al inmenso golem mágico, este por su parte no tenía pensado hacernos fácil el escape, cargo otro de sus ataques de rayo y lo lanzo en dirección hacia nuestro grupo, un círculo mágico extenso en medio del aire surge y el rayo impacta en el causando una explosión.

 

El humo causante de tal explosivo acto se disipa revelando estar al nivel del suelo en la misma trayectoria donde el circulo se manifestó nada menos que Aarón, quien nuevamente nos acaba de volver a salvar el pellejo.

 

— ¡Oye gigantón! –Llamo él su atención —¡Tu oponente soy yo!, ¡si los quieres a ellos, tendrás que primero acabar conmigo, y te lo advierto que no soy precisamente alguien fácil de matar!.

 

El golem dirigió su atención hacia él, lo que nos garantizó un escape exitoso. En cuestión de minutos nos habíamos alejado lo suficiente hasta no tener a ninguno de ellos a la vista, podíamos oír ruidosos estruendos procedentes del sitio del que nos habíamos alejado, de modo que la lucha entre ese golem y Aarón finalmente comenzó, siento intriga por saber cómo se desvuelve tal combate, pero primero mi seguridad que mi curiosidad.

 

—Qué alivio, escapamos por los pelos –Opino entre suspiro el Enano Creik —Esa cosa… para nada pudo haber sido creado por Enanos, ¿qué clase de sujeto pudo fabricar tal magnitud de golem monstruoso?.

 

—Me hago la misma pregunta, el que dirige el ejército rojo debe ser una especie de genio de golem para crear algo así –Di mi opinión.

 

—Sería un milagro no toparnos con otro de esos en el camino, pero a este punto ya nada es seguro –Comento Rahul.

 

—Pero miren el lado bueno, estamos vivos, ¿o no? –Dio su punto Alan.

 

Tan pronto nos dimos cuenta de que él estaba con nosotros, nos detuvimos un momento quedando abrumados de verle vivo, pues todos fuimos testigo de cómo ese golem destrozo todo su cuerpo  y ni siquiera había quedado algo de él, note como Pitt sintió cierto alivio mental al volverle a ver entero y en vida.

 

—Imposible, estabas muerto, ¡te vimos morir!, ¡TODOS! –Dice un incrédulo Douglas.

 

—No suelo estar de acuerdo con él, ¡pero realmente fue así!, ¿tu “muerte” acaso fue producto de alguna clase de poderosa ilusión? –Consultaba el Enano entre dudas.

 

—No, no fue ninguna ilusión y todos están en lo correcto, yo morí –Aclara Alan como si nada.

 

— ¿Dices que moriste… y ahora estas aquí?, ¿eres alguna clase de no-muerto o qué? –Le pregunto Riha.

 

—No, estoy perfectamente vivo, por supuesto, es todo gracias a mi poder.

 

—Entonces… ¿moriste y usaste alguna habilidad mágica para volver a la vida totalmente ileso? –Pregunte de mi parte por consiguiente.

 

—Para resumirlo así de simple, sí.

 

— ¡No es tan simple!, ¿realmente tienes un poder para revivir?.

 

— ¿Una habilidad que permite alguien volver de la muerte?, no sé porque, pero me suena haber oído de un poder conocido con esa característica –Comenta Rahul.

 

Las dudas se volvieron pesadas incógnitas, hasta que el mismo Alan saca a la luz la respuesta de inmediato.

 

—Ni modo, les dije que tarde o temprano lo averiguarían, verán, la cosa es que no me presente por completo –Aclaro él —Soy Alan Catsel, un “Vanish”, portador del décimo don “Nueve Vidas”.

 

Los rostros de casi todos quedan estupefactos, me esperaba varias cosas al sospechar de él, pero que fuera un Vanish, esa si no la vi venir, desde la inesperada aparición del joven mago más fuerte de Avalia y que uno de nuestro grupo resultara ser uno de los “diez dedos” de Nameless, este trabajo es por momento el mayor en deleitar sorpresas de la nada.

 

—Me pregunto cómo le estará yendo a Aarón… -Consulte en mis pensamientos.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

El “Campeón rojo” era el nombre de la inmensa creación del denominado Premier Pirer, midiendo una altura de 10 metros, el majestuoso golem de rojo y amarillo deleitaba la marca de la URSS en la dureza de su metálica estructura mecanizada.

 

Un objetivo primordial fue impuesto en el “Campeón rojo”, su misión “capturar vivo a Rozuel Drayt y traerle ante su Premier”, al hallar al objetivo de su importante encargo, procedería primero a eliminar a las amenazas u obstáculos que yacían a su alrededor, sus compañeros aventureros y el mismo Douglas.

 

Pero un obstáculo aún más persistente hace acto de presencia, uno que era poseedor de un intenso poder mágico, capaz de repeler su rayo de Navum disparado desde su visor visual, Aarón Ainz Rysther.

 

— ¡Oye gigantón!, ¡tú oponente soy yo!, ¡si los quieres a ellos, tendrás que primero acabar conmigo, y te lo advierto que no soy precisamente alguien fácil de matar! –Fue la declaración del intrépido mago hacia el golem.

 

El campeón rojo miro fijamente con su visor al joven mago, la maquina procesaba en su interior como si fueran pensamientos, una serie de debate rápido sobre cómo debía actuar, tomando en cuenta que su objetivo primordial era la captura de Rozuel Drayt.

 

—“Objetivo principal en huida, amenaza inmediata detectada; mago humano, potencial mágico notable percibido; Nivel de categoría desconocido, evaluando situación, la erradicación de obstáculos mayores supondrá menores dificultades para cumplir con la tarea prioritaria”.

 

Su lógica determino que para que la misión tuviera éxito, las obstrucciones más problemáticas que interfirieran debían ser eliminados para garantizar el cumplimiento de su deber, procesando entonces que vencer a Aarón Ainz Rysther era la opción más idónea.

 

—Aarón, escúchame con atención y por favor no lo olvides –Le pidió su compañero de cabellera picuda azul y una cicatriz con forma de rayo en su mejilla izquierda —Estamos en la zona prohibida, no puedes moverte por donde quieras a tus anchas, el Navum es el veneno mágico clasificado como el más toxico de toda Avalia, por más que ostentes el título del mago más fuerte del mundo, solo una dosis de Navum basta para condenar tu vida, no hay cura para ese tipo de envenenamiento, por eso te dije que no viniéramos aquí.

 

—Agradezco tus palabras Ryg, no te preocupes, soy consciente del riesgo de venir hasta aquí –Le dice un serio Aarón manteniendo su confiada sonrisa —Además no olvides que compramos un buen lote de pociones de resistencia al Navum a esos Enanos antes de entrar, apenas tome recién mi última dosis y mientras no pisemos lugares como ese tal bosque morado, todo estará bien.

 

—Eso ya lo sé, solo quería recordártelo.

 

El dúo además de contar con varias pociones de resistencia al Navum, contaban también con un medidor Navum el cual estaba en control de Ryg (por ser el más responsable y de mayor sentido común de entre los dos).

 

El golem gigante tras haber calculado sus siguientes acciones, cierra los puños de sus manos y adopta una posición de combate, una intensa aura de color morado procedente del Navum concentrado en su cuerpo se hace menester y causa el liberar de una notable corriente de viento que llegaba hasta el dúo.

 

—Ryg, como siempre no vayas a interferir por favor, y otra cosa, te sugiero buscar un lugar seguro para observar el combate –Le notifica Aarón.

 

—Tomare tu consejo, lo cual es raro –Contesta él —Recuerda Aarón, no vayas a tus anchas, desde pisar un FTN (Fenómeno Trampa de Navum) o pisar una parte del área con fuerte concentración de Navum, será tu fin.

 

Tras aquella advertencia de Ryg, el joven de cabellera azul se dispone a moverse a una distancia considerable para no verse afectado por el combate de Aarón, mirando por supuestos el medidor Navum para no llevarse una desagradable sorpresa, encontrando un sitio de espectador sobre la resistente y larga rama de un grueso árbol.

 

El campeón rojo vuelve a cargar y dispara otro rayo de Navum hacia Aarón, pero el joven mago fácilmente logra defenderse de su movimiento con la invocación de otro círculo explosivo que bloquea y repele dicho ataque.

 

—Oh por favor, ya sabes que eso no me afectara, seguro que puedes hacer algo mejor, ¡adelante, te reto a superar mis expectativas! –Le desafía él de manera provocativa.

 

De las extremidades artificiales del gigantesco ser mecánico, surgen pequeños cañones iguales a los que portan los Golem de tamaños normales en uno de sus brazos, todos estos apuntaban hacia el confianzudo mago, él mismo observo esos cañones con el fortalecimiento de su visión, contaba un total de 24 en cada brazo haciendo un total de 48 de ellos.

 

—Hmmm… se ve interesante, bien… ¿qué esperas para usarlos?.

 

Docenas de balas redondas son disparadas hacia él, pero el mago sin mostrar ni la más leve señal de preocupación o nervio, tan solo se mantiene en su posición y una barrera es creada en su defensa, los proyectiles golpean contra ella y rebotan con suma facilidad hacia otra dirección, ningún tan siquiera era competencia para la defensa mágica.

 

— ¿Qué clase de broma es esta?, cuando los vi casi me recordaban al arma de ese chico, pero… no tienen ni la mitad del poder de esa arma –Pensó el mago poniendo su mano en un morral que cargaba sobre la cintura en su retaguardia.

 

Era la bala de un proyectil de arma moderna, más concretamente la misma que logro herir su brazo derecho hace 5 años atrás a manos de Rozuel Drayt, Aarón guardo aquella bala como el nostálgico recuerdo de un combate inolvidable del cual un joven no mago logro lo imposible que muchos magos poderosos no pudieron contra él, herirle.

 

—Tus ataques, todos ellos a la vez son un chiste al lado de uno solo de él, es patético y tu manera de imitarlo me hace enojar –Dijo Aarón en voz alta con una expresión de disgusto.

 

El mago chasqueo sus dedos haciendo surgir varios círculos explosivos alrededor de los cañones del golem, estos explotan a la vez y en conjunto el daño explosivo se intensifica destruyendo a los 24 cañones de cada brazo, el golem sintiendo la perdida de aquellas armas, comienza a recalcular su estrategia de combate.

 

—“Cañones secundarios destruidos, revaluando situación, cañón primario sugerido” –Proceso el golem en su interior.

 

De su brazo izquierdo sobre la muñeca este se habría dando lugar a un cañón similar a los anteriores, con la diferencia de que su tamaño era equivalente al de un obús o el de un tanque de guerra, su notable tamaño iba a acorde a su altura, era uno de sus principales armamentos, solo utilizados cuando la situación lo requiriera y contra el joven mago más fuerte de Avalia, ahora era el momento de hacer uso de ello.

 

—Oh, saco uno más grande, espero que no vuelva a decepcionarme con otra imitación barata –Opino Aarón en voz alta.

 

Energía mágica de Navum es cargada sobre el nuevo cañón del golem, disparando un proyectil morado redondo más grande que una cabeza humana, el resultado, golpea contra la barrera del mago agrietándola severamente, pero lo más sorprendente es que el proyectil en sí, no era una pieza hecho de metal, sino que era una esfera hecha de energía mágica lanzada con la fuerza de una poderosa bala antiblindaje.

 

— ¿Eh?… mi barrera…

 

La defensa del mago era lo suficiente fuerte para repeler varias balas del AK-47 de Rozuel Drayt, pero ahora ante sus ojos era testigo de cómo el primer proyectil del gigantesco golem había conseguido dejar mal parado su medio defensivo mágico.

 

De inmediato, el campeón rojo lanza su segundo disparo, Aarón no tenía tiempo de reponer su barrera, fortaleció su cuerpo para moverse sobrehumanamente y esquivar el disparo, observo como el poderoso proyectil del colosal golem destruyo el resto de su barrera, el mago se movilizo hasta situarse varios metros hacia el lado derecho de su mecanizado oponente, percibiendo los FTN alrededor para no pisarlos.

 

—Esta cosa… ahora empieza a mostrarse interesante –Dijo en sus pensamientos el joven mago.

 

El golem movió su brazo armado enfocando hacia Aarón, el mago de nivel SS era consciente de que defenderse de sus proyectiles con sus barreras era un desperdicio de tiempo, energía y esfuerzo, si quería sacarle ventaja, debía destruir su arma.

 

Espero a que el golem atacara, cuando lanzo su siguiente disparo, Aarón se movió sobrehumanamente hacia un lado evadiendo el proyectil y luego chasqueo los dedos para crear un círculo mágico explosivo encima del cañón del golem, acto seguido causa una notable explosión acompañada de humo, cuando este se disipa el mago se llevan una considerable sorpresa.

 

—De acuerdo… esa no me la esperaba…

 

El cañón seguía intacto, la razón de ello se debía a que a su alrededor una barrera morada protegía la pieza armamentística del colosal ser mecánico, el golem contaba con sus propias defensas mágicas y eran los suficiente para resistir los ataques explosivos del mago de categoría sabio.

 

Pero las sorpresas no acaban allí, de la muñeca del brazo derecho, el campeón rojo revela otro cañón igual al de su izquierdo, ahora la colosal maquina poseía dos de aquellas armas capaces de lidiar contra la defensa de Aarón.

 

—“Barrera defensiva operativas al 100%, cañones principales desbloqueados, evaluando amenaza, blanco demasiado veloz para ser alcanzado por los disparos, buscando contraofensiva, disruptor mágico sugerido; capacidad de generar un campo que anule toda forma de energía mágica que no proceda de Navum, posibilidad de éxito; 85%” –Proceso la máquina.

 

Del hombro del golem se abre una pequeña compuerta retirando de su interior una vara de metal de 1 metro de largo, la vara es balanceada a 45 grados y acto seguido es lanzada alcanzando una elevada altura, comienza a descender rápidamente hacia donde yace Aarón, pero no aterriza sobre él sino a pocos metros suyos, enterrando un lado dentro del suelo y permaneciendo la otra en el exterior.

 

— ¿Qué se supone que sea eso? –Pregunto entre dudas el mago.

 

La punta de la vara que permanece en el exterior se abre como una flor revelando poseer un cristal Navum incrustado, grabados rúnicos se manifiestan en el objeto metálico y el cristal por consiguiente comienza a emanar energía mágica acorde al color de esta, de repente un campo de energía de genera varios metros a la redonda, yaciendo dentro de dicho campo el mismo Aarón.

 

—Tengo un mal presentimiento de esto… -Dijo Aarón al respeto.

 

El golem apunta con sus cañones al mago concentrando energía en ellos para disparar contra él, Aarón se prepara para evadirlo comenzando con el fortalecimiento de su cuerpo, pero de repente se percata de algo.

 

— ¿Eh?…  mi poder mágico… ¿por qué no sale? –Noto que la magia no se manifestaba en su cuerpo y con ello no obtenía su fortalecimiento.

 

Aarón observo entonces a la vara de metal que había generado aquel campo de energía del cual se encontraba dentro, no tardo en comprender la causa de su incapacidad para usar su magia, si salía del rango del campo antimagico, podría usar sus poderes de nuevo, pero lamentablemente, el golem no le daría esa satisfacción. Sus dos cañones estaban preparados y apuntaban hacia Aarón, disparando en el acto.

 

Continuara…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s