Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 28

CAPITULO 28

 

Escapando nuevamente de las frías manos de la muerte, Peter se encuentra desorientado en una sala cerrada envuelto en un repulsivo tejido viscoso color gris que envolvía casi la mayor parte de las paredes de la habitación, traído allí por su salvador.

 

Una masa robusta carnosa de color gris con sobresalientes venas rojizas, su único rasgo humano es un rostro abominable que contaba con solo un ojo (el derecho), una tentadura al descubierto chueca, orejas deformes puntiagudas que chorreaban un burbujeante líquido verde y dos agujeros bajo su único globo ocular a modo de fosas nasales.

La abominación ocupaba un cuarto de la habitación, echando raíces involuntariamente a modo de tejidos que recubrieron casi toda la sala, desbordando un clima cálido equilibrado entre frio y calor, el manantial de cual Peter fue rescatado como sacado de allí, yacía cubierto por las extensiones orgánicas del ente inhumano.

 

Inesperado, la criatura resulta ser inteligente, capaz de hablar y de un carácter tranquilo y amable, dando a conocer su pasado como un humano cazador que fue traicionado por sus compañeras de cazas y dejado a su suerte en la sala donde se encontraba actualmente, lo que inesperados sucesos la llevaron a terminar lo que era.

 

Pero lo más asombroso fue que el abominable ser, conocía bastante sobre Peter, al punto de incluso deducir su procedencia de otro mundo.

 

— ¿Cómo sabes eso? –Pregunto Peter con una fría y hostil mirada.

 

—Esa mirada… miedo… -Una aterradora inquietud penetro la mente de la abominación.

 

Un miedo sin igual que nunca había sentido ni en sus años humanos como cazador, invadió todo su ser, la sola mirada del joven peliblanco basto para hacerle temblar emocionalmente y sentir un terror profundo.

 

—E-espera por favor… cálmate, si dije algo que te ofendió me disculpo…

 

—Contéstame, ¿cómo sabes sobre mi “humanidad” que perdí?, no, más bien, ¿cómo sabes lo del “otro mundo”? –Pregunto con la misma frialdad el lobo de pelo blanco.

 

—Bueno veras… tiene que ver con lo que soy actualmente –Responde la abominación para luego hacer surgir dos tentáculos que actuaban como sus brazos —Cuando sostengo a alguien de la cabeza con estos tentáculos, puedo ver parte de sus recuerdos en mi mente, descubrí que tenía esta habilidad al usarlo en los Cryptian acuáticos capturados en el manantial por mis extensiones, podía ver fragmentos de sus recuerdos, sentirlos como si yo los viviera en persona.

 

— ¿Miraste mis recuerdos sin mi permiso mientras estaba inconsciente? –Pregunto el lupino seriamente molesto.

 

—Si… disculpa, es que llevo tanto tiempo aquí que eres la primera cosa que no es un Cryptian con la que me encuentro –Responde entre lamentos el abominable ser —No suelo usar muy seguido esta habilidad, ya que mientras veo los recuerdos del otro, se produce en mí una sensación semejante a la náusea y el dolor de cabeza, dicho sensación aumenta conforme más tiempo vea los recuerdos.

 

—¿Qué tanto viste en mí?.

 

—Vi… una ciudad, con cosas que jamás había visto en toda mi vida, enormes edificios, personas con atuendos extravagantes y herramientas extrañas, sentía como la sensación de nausea y dolor de cabeza se iba a apoderando de mí conforme seguía mirando los recuerdos, pero lo que presenciaba era tan único, especial y maravilloso, que resistí lo que pude, un mundo sin Nova, sin Cryptian y sin cazadores –Detalla la cosa inhumana.

 

— ¿Es todo lo que viste?, ¿nada más?, ¿nada relacionado CONMIGO? –Recalco la última palabra con notable pronunciación.

 

—Si… lo vi, dolor, sufrimiento, oscuridad… una sed de sangre insaciable, una sed de sangre inagotable, una sed de sangre humanamente inhumano –Declaro el ex-humano monstruoso.

 

— ¿”Humanamente inhumano”?, eso no tiene sentido –Opino Peter.

 

— ¿Cómo explicarlo?, es como si formara parte esencial de la misma humanidad… pero a la vez aborrecida por el hombre, algo que existe por defecto con naturalidad y a la vez considerado innatural, “Humanamente” por formar parte del ser humano, “Inhumano” por no ser aceptado por esa misma humanidad a la que pertenece, es la forma en que lo veo, pero aun así, albergo dudas de ello, ¿qué es esa “esencia” especial de humanidad que alberga en ti? –Plasmo la aberración su punto.

 

Peter tras escucharle con un rostro serio e indiferente, pronto cambia su expresión a una sonrisa malevolente y se hecha a reír como un desquiciado por un rato.

 

— ¡Si!, ¡ahora lo tiene!, ¡TIENE TODO EL SENTIDO DEL MUNDO!, lo que soy es aberrante, pero esa aberración es parte de mí ser –Expreso el joven de pelo blanco en voz alta.

 

Luego enfoco su vista sobre sus cortadas piernas, aquellas enredadas por los tentáculos del ser inmundo.

 

—Oye, llevo rato preguntándome, ¿por qué tienes tus tentáculos sobre los restos de mis lisiadas piernas? –Pregunto por consiguiente el lobo.

 

—Oh, eso… veras, estoy tratando de sanar tus piernas –Contesto él.

 

—¿Eh?.

 

—Sé que los hombres lobos tienen una capacidad curativa que puede incluso abarcar la regeneración de miembros, pero observando el inmenso daños en tus piernas y a alguien de tu edad, quien sabe si podrás recuperar tus miembros, entonces haciendo uso de mi inhumana condición, me encargo de utilizar los nutrientes de mi cuerpo para aumentar considerablemente la habilidad curativa de tu licantropía, con esto el proceso regenerativo deberá ser posible y en cuestión de una o dos horas –Explico la aborrecible cosa.

 

—¿Dices que en una o dos horas recuperare mis piernas con normalidad?.

 

—Sí, siento demorar tanto, pero lamentablemente es todo lo que puedo hacer.

 

—Suena a que consumirá mucho de tus nutrientes, ¿eso no te afectaría negativamente?.

 

—Lo dudo, actualmente no preciso comer, todo este sitio me otorga los nutrientes que necesito de manera automática sin necesidad de ingerir comida.

 

La aberración explico que la naturaleza de su grotesco ser, le doto de la capacidad de no precisar alimentación, los tejidos de su abominable cuerpo esparcido por toda la sala cerrada, le proveen de los nutrientes necesario para su organismo, además de la atmosfera necesaria para vivir cómodamente acorde a su cuerpo, incluso la necesidad fisiológica de la excreción era algo que también quedo descartado

 

—Eres bastante sumiso y amable para ser alguien que fue traicionado, ¿no deberías estar lleno de odio y rabia por haberte la vida privado de tu humanidad y condenado a estar aquí por el resto de tus días convertido en lo que eres?, si llegaras a salir de aquí algún día, ¿no anhelas venganza? –Le planteo Peter.

 

—Alguna vez fue así, hace ya varias décadas o quizás un siglo, he perdido la noción del tiempo, deje de pensar en ello para no amargar tanto mi actual existencia, incluso deje de anhelar la venganza, aun si pudiera conseguirlo, no tendría sentido hacerlo hoy en día, puede que las cazadoras que me han traicionado ya estén muertas, asesinadas por el labor de su trabajo o por naturalidad –Explico la aberración su punto.

 

Entonces Peter comprendió el porqué de la naturaleza carente de hostilidad alguna de la aberrante criatura, pese al origen de su trágico destino, todo el odio, desprecio y el fomento de cualquier emoción negativa que pudiera tener, fue desapareciendo de su mente conforme paso décadas en constante soledad, era como la cadena perpetua para un inmortal inocente.

 

—Mmm… si vamos a estar así por dos horas, sería bueno matar el tiempo con una charla, dime, ¿quieres saberlo? –Le pregunta Peter a la abominación benevolente.

 

— ¿Saberlo?, ¿hablas de la “esencia” de tu humanidad?.

 

—Sí, si quieres llamarlo “esencia”, adelante, yo prefiero definirlo como una “puta maldición” que transita por mi sangre.

 

—Estaría encantado de oír su relato, pues soy todo oído –Dijo la aberración emocionado con toda su atención a las palabras del chico.

 

—De acuerdo, ¿por dónde comienzo?, supongo que ya viste la mayor parte de mis recuerdos de cuando tenía 13 años, ¿no? –Le pregunta Peter.

 

—Sí, de allí me genero esa duda –Contesto la monstruosidad bondadosa.

 

—Entonces adelantare los hechos, al punto central que contestara tus dudas, aquello ocurriría a mis 14 años, pero antes es necesario conocer otros detalles que se desvolvieron tras escapar del infierno de hogar que tuve con anterioridad…

 

__________________________________________________________________

 

La historia de Peter se embarca a su pasado en su mundo natal, tras haber escapado a manos de un peligroso grupo de matones que secuestraban menores, los explotaban físicamente, sexualmente y también de manera caníbal.

 

Pero antes de llegar a sus 14 años, tuvo que lidiar con los primeros problemas en sus primerizos pasos de nuevo en el exterior. Comenzando por el dineral que había obtenido de la persona que tomo su primera vez, desencadenado en él su más profundo odio despertando su cualidad única y al cual asesino macabramente con todo placer, el muchacho se las arregló para ocultarse de la mirada de las autoridades de la ciudad, viviendo en los barrios más marginados, peligrosos y poco vigilados por la policía.

 

Había conseguido dar con una serie de departamentos clandestinos cuya casera era una mujer mayor involucrada en negocios sospechosos muy turbios, en el que si tenías dinero, las explicaciones no eran necesarias, mientras se pagara, te ofrecerían sus servicios, incluyendo ropa nueva.

 

La cantidad de dinero que poseía no durarían para siempre, necesitaba hacer más en caso de que se agotara la que tenía a manos, pero en medio de las circunstancias, Peter también encontró otro problema, más pronto que tarde descubrió otra característica procedente su cualidad única, una bastante perjudicial.

 

Un intenso dolor recorrió su cuerpo, sintió que su mente era picoteada con cuchillas, haciendo que se retorciera en el suelo, tal caso duro solo un minuto, pero no fue la única vez, tuvo otros periodos del mismo malestar en el cual su duración aumentaba de segundos a más minutos, y fue un día en que descubrió la “cura” para ese malestar.

 

En medio de la calle de una lluviosa noche, en un callejón, Peter volvió a ser víctima de aquellos síntomas de dolencia física y mental, un vagabundo que estaba durmiendo cerca, noto al adolorido chico de pelo blanco tirado en el suelo retorciéndose del dolor y se le acerco preocupado por él.

 

Cuando Peter noto su presencia, su cuerpo se levantó con fuerzas que no era de su voluntad y desenfundando un cuchillo que llevaba consigo siempre ha escondido en su ropa por seguridad, sin piedad corrió hacia el hombre con una demencial expresión y apuñalo su estómago.

 

El vagabundo no tuvo manera ni las fuerzas para responder, solo se quedó quieto mientras su estómago era abierto de manera visceral, esparciendo todo su contenido hacia el suelo, pero el cuchillo de Peter no le basto solo apuñalar esa parte, también comenzó a descuartizar la cabeza y las piernas.

 

Cuando el joven de pelo blanco volvió en sí, aquel malestar que tanto le afectaba había desaparecido, a pesar de haber asesinado a un inocente, a un pobre diablo sin hogar, no sintió remordimiento alguno.

 

Su única preocupación era que el cuerpo no fuera hallado por las autoridades, aprovecho la torrente lluvia para deshacerse de la sangre y tiro el resto del despedazo cuerpo como de los intestinos y restos de órganos en los contenedores de basura, dejando el resto a la suerte.

 

En los siguientes días aquella dolencia no volvió a manifestarse, con audacia lo relaciono quizás con el asesinato del vagabundo, pero no lo confirmo, hasta que volvió a suceder tres semanas después, la dolencia de su cuerpo y mente retorno, y cuando asesino a otra persona, en este caso una mujer, corroboro ese punto, su malestar desapareció.

 

Comprobó su punto una tercera y cuarta vez, ya fuera un mes entero o en tres semanas, ese mal volvió a asolarle, solo la muerte a otro individuo propinado por su mano podría calmar tal aflicción, entonces cuando mato a otra persona con casi transcurrir tres semanas desde la anterior víctima, la dolencia como tal no se manifestó en él.

 

—Ahora lo entiendo –Se dijo a sí mismo el chico de pelo blanco.

 

Con una mano cubriendo sus ojos y riéndose a carcajadas en su interior, descubrió la anormalidad de su situación, poseer la cualidad de ver la hostilidad de otros no era simple casualidad, algo no estaba bien con él, ni física o psicológicamente.

 

—Matar o sufrir, que dilema –Se planteó en sus pensamientos.

 

La condición que tenía era anormal, además de aportar aquellas cualidades únicas, jugaba una notable contra, estaba obligado incondicionalmente a tener que matar cada cierto tiempo, de negarse, su cuerpo sucumbiría al malestar físico y mental que había sentido con anterioridad.

 

Intensos dolores musculares que comenzaban desde el tórax y se extendían al resto del cuerpo, lo percibía como si un bisturí atravesara su piel y lo cortara por dentro, de su mente una jaqueca intensa lo invadía, percibiéndose entre la combinación de varias puñaladas de naturaleza psicológicas y el constante sonar de incontables gritos exclamados en un altavoz, era la manera en que lo padecía Peter aquella dolencia que lo afligía.

 

Desde entonces cada cierto tiempo, fue realizando homicidios de manera discreta bajo el manto de la noche, por lo regular, asesinando a personas adineradas para tomar de su cuerpo el sustento económico para mantener su capital, para su mala suerte, descubrió que cada vez contaba con menos tiempo.

 

Si antes su cuerpo le aguantaba un mes sin asesinatos, ahora paso a tres semanas, luego llevo a ser en dos semanas y media, para finalmente pasar a ser cada dos semanas, una “alarma” en su cabeza le decía cuando se acercaba el momento en que volvería a padecer ese malestar si no “saciaba” aquella necesidad homicida.

 

Por su mente se preguntó más de una vez, ¿a la larga sucumbiría a que fuera todos los días?, de llegarse el caso, ¿cuánto duraría hasta que fuera descubierto por las autoridades o asesinado en el acto por los peligros de la calle?.

 

__________________________________________________________________

 

Al llegar a los 14 años, transcurrieron los primeros meses con normalidad, hasta que la prensa empezó a reportar los asesinatos, en los diarios se informaron de homicidios que ocurrían en un lazo de tiempo determinado de a uno o dos semanas, concluyendo que la obra era de un asesino en serie, Peter pensó entonces.

 

—No era yo…

 

Pues él siempre llevo sus asesinatos de manera discreta en la noche, donde la gente casi no transitaba y con sitios cercanos confiables en donde ocultar la evidencias de sus crímenes, dejando a las ratas como a otros animales y el tiempo encargarse del resto, además las victimas reportadas no concordaban con las asesinadas por sus manos, tomando en cuenta el sitio donde estos fueron hallados y notificado en las noticias.

 

La conclusión era evidente, alguien más estaba llevando a cabo asesinatos como él, eso complico el estilo de vida de Peter, la policía empezó a actuar con mayor notoriedad en la ciudad por las noches, dificultando al joven de pelo blanco el saciar su apetito asesino.

 

Por su mente transito la sola idea de tener que lidiar con el asesino serial, ya que si este continuara de manera impulsiva asesinando y dejando evidencia de sus actos, eso motivaría a que la policía y otras autoridades tomaran mayores cartas en el asunto y complicasen aún más la situación de Peter, pero radicaba un evidente problema.

 

— ¿Dónde podría estar? –Se preguntó el a sí mismo evidenciando ese detalle.

 

Sin pista de dónde empezar a buscarlo, era como encontrar una aguja en un pajar.

 

__________________________________________________________________

 

Fue en un día nevado, con la costumbre de caminar en la noche, el aire gélido del ambiente llevo al muchacho de caballera blanca a abrigarse con trapos viejos, en su recorrido nocturno lo percibió, una fuerte presencia de hostilidad, pero no estaba dirigido a él, de pronto, el exclamar de un grito femenino que deleitaba profunda agonía.

 

Peter sin dudarlo corrió guiado por la hostilidad de la presencia, y fue que cruzando una reja con atlética habilidad, llego a un desolado estacionamiento a casi las tres de la mañana, se encontró con la macabra escena.

 

Hallándose a un hombre adulto de cabellera blanca como él, vistiendo ropaje magullado, yacía apuñalando el cuerpo sin vida de una mujer de piel morena, por la relevante vestimenta tras el abrigador ropaje de la fémina asesinada, se presumía que era una posible prostituta.

 

El asesino volteo percibiendo a Peter, tanto él como el adulto cruzaron sus miradas, el muchacho sintió una fuerte punción de naturaleza emocional en el pecho al ver la cara del homicida, sin duda, él era el asesino serial buscado por la ley y que complicaba su estilo de vida, pero a la vez, también era alguien que conocía.

 

—Estas vivo, que inesperado y desgraciado suceso… Peter –Declaro el asesino serial citando el nombre del joven peliblanco.

 

Peter apretando su pecho con una mano, miro con confusión al hombre que tenía en frente, era alguien conocido que creía, que había muerto ya hace cuatro años.

 

—Papa… -Pronuncio Peter confirmando la identidad del asesino serial en cuestion.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s