Metalord Revolution Capitulo 127

CAPITULO 127

ALTO CALIBRE

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

La ofensiva con la M259 fue un éxito, lo que al principio se calculó un total de 150 buscadores con la suma de los miembros de las facciones Anarquía y Orden, pocos escaparon y el resto muerto yace muerto, como otros pocos moribundos y al borde de morir también, solo dos quedaron ilesos, Horaldez y Jaxthen.

De los 500 cartuchos que disponía al principio, solo me quedan 42 actualmente, he hecho hice un gasto bastante atrevido de 458 disparos, en un estimado económico, he gastado con esa cantidad de munición utilizada casi el equivalente de 10.000 Bals.

 

Cuanto mayor es el calibre de una munición, más recurso metálico preciso y no menciono aparte lo tedioso de su elaboración, de no ser por Allum y su capacidad de elaborar un metal especial para mí, quizás tendría 2000 u 3000 Bals más de gastos en su desarrollo.

 

Aunque fue todo un éxito el ataque lanzado contra los buscadores, creo que hubiera bastado haber utilizado la mitad o 300 cartuchos, pero ya era tarde para pensar en ello ahora, lo que si no debo tomar nota es que la M259 es perfectamente funcional y con la potencia necesaria para lidiar contra varios elementos mágicos de un buen nivel, desde barreras, Espíranos y habilidades defensivas que transmutan el cuerpo a un estado más duro.

 

Aunque debo agradecer mayormente al hecho de que el arma contactara con la potencia de la fuerza electromagnética, sin embargo, para ser franco esta imitación de dicha forma de energía electromagnética que mi habilidad ESP ejerce con el MIP, apenas posee la mitad del auténtico potencial de la fuerza electromagnética.

 

Por no hablar de que no dura para siempre, al parecer la fuerza electromagnética que imito tiene un tiempo estimado hasta que comienza a “desgastarse”, en mi vida anterior las armas que creaba perteneciente a dicha generación armamentística, tenía una duración de 2 a 3 años, claro que también contaba con que podía “restaurar” dicha energía para que esté como nueva y darle otro estimado de duración hasta la próxima vez.

 

¿Cuánto durara en esta ocasión el fenómeno electromagnético?, espere hasta los 12 años de mi segundo vida, para que finalmente poder ser capaz de ejercer la capacidad de recrear la imitación de esta fuerza de energía, de haber contado con dicha cualidad desde el principio, habría facilitado bastante mi situación en previos encuentros con el peligro.

 

—Mocoso… ¿qué demonios eres? –Me pregunta un irritado Horaldez con notable rabia.

 

—No soy “Mocoso”, soy “Metalord” –Conteste.

 

Hace tiempo que no hacía uso de ese apodo, a mis actuales armaduras de Intense Iron les he puesto las iniciales “ML” en honor a ello, muchos aventureros en su larga carrera se hacen con apodos cuando destacaban demasiado, si algún día llegara a darse mi caso, entonces ya se cual escoger.

 

—“¿Metalord?” –Replica Horaldez entre confusión.

 

— ¿Qué?, ¿eres tan viejo como para no saber que es un apodo?, era de esperarse, en muchos casos no se le puede enseñar saberes nuevos a un perro viejo –Exprese a modo de provocación.

 

El líder de anarquía se enfureció bastante, apretaba sus labios y venas sobresalieron en su cara y frente, tanto él como mandamás de Orden se encontraban protegidos por barreras de energía ejercidos por sus habilidades, Horaldez por medio de un escudo azul manifestó por escrituras de dicho color que envolvían el brazo izquierdo de su armadura, Jaxthen hacía uso del gran escudo de madera envolviéndose en un poderoso escudo mágico, mismo que utilizo previamente contra el bombardeo efectuado en el campamento montado de sus facciones.

 

— ¡No me subestimes, mocoso! –Exclamo molesto Horaldez levantando su brazo derecho.

 

Las escrituras en rojo del brazo derecho que ponían “ataque”, se despegan del miembro y se unen materializando en la mano en la forma de una espada roja, acto seguido abanica su arma creando una hoja de energía roja hacia mí, dicho ataque atraviesa su propia defensa del escudo azul sin afectarlo.

 

—Con que cuenta con una habilidad mágica que le permite defenderse y a la vez atacar, dicho ataque no toca su propia defensa sino que pasa a través de él sin causarle reacción alguna, de esa manera puede atacar las veces que quiera sin tener que bajar su defensa –Analice en mi mente la habilidad de Horaldez.

 

Aunque eran dotes mágicos bastantes destacados, no era algo que mi actual Intense Iron no pudiera lidiar, con moverse hacia un lado esquive dicha ataque de energía y avance a un paso rápido desenfrenado entre saltos hacia el suelo y estructuras rocosas como de madera, me sitúe a espaldas de Horaldez sin que este lo notara hasta el último instante.

 

La defensa de su escudo azul aunque fuerte, tenía una notable desventaja, solo podía protegerle desde un punto en concreto, si es su frente, su espalda esta desprotegida, a diferencia de la defensa de Jaxthen cuyo escudo abarcaba todos sus lados.

 

— ¿Cómo… como es que te llegaste hasta ahí? –Dice el iracundo líder de Anarquía con nervios.

 

“Intense Iron Jetlegs”, es una de las nuevas modalidades de armadura, su imagen, apariencia y capacidades emulan al exoesqueleto “Explorer Jetlegs”, un exoesqueleto mecánico perteneciente a una serie especializado para la exploración y el reconocimiento, brindando unas impecables cualidades sobrehumanas que destacan principalmente una excelente flexibilidad, agilidad y rapidez.

 

Su mayor aporte es la movilidad respaldada por una velocidad superior a otros exoesqueletos, para ser especifico, el Jetlegs puede igualar y superar la velocidad de una chita, animal reconocido por ser el terrestre más veloz del planeta con una velocidad estimada de 120 kilómetros por hora.

 

Por supuesto, como especifico, este tipo de exosqueleto es utilizado mayormente para tareas de exploración y reconocimiento por brindar la agilidad y movilidad perfecta para desenvolverse en los terrenos, el añadido de combate no es su atractivo, pues posee un blindaje ligero el cual está más elaborado para soportar las altas velocidades que se ejercen con ella que daños causados por proyectiles o de otros tipos.

 

— ¿Para qué explicarle a un perro viejo algo complejo cuando no puede entender ni que es un apodo? –Conteste de manera ofensiva la inquietud de Horaldez.

 

El líder de anarquía por reacción se molesta ante mi falta de respeto hacia su persona, voltea rápidamente atacándome con su espada, una notable explosión se desencadena donde su hoja roja golpea, pero para entonces me había movilizado hacia el sito anterior, cuando Horaldez se dio cuenta eso le enojo aún más.

 

Con la velocidad a la que podía moverse, a la manera en que podía reaccionar y contando que aún me quedaban 42 balas en el cargador de la M259, fácilmente podría haber matado primero al líder de Anarquía en todo lo momento en que tuve la chance y el semielfo no era la excepción, ¿por qué no lo hago?, porque ya he hecho mi parte.

 

Miro a mis compañeros, ni Riha, Creik, Rahul, Pitt o Douglas interferían, incluso Tayra quien era la que más tranquila se mostraba de todos, era de entender que comprendían que la situación estaba bajo control, pero lo cierto, que la situación es más que solo “bajo control”, ya todo había terminado, la lucha de los dos líderes por su ambición era inútil, pronto conocerían el resultado de su trágico fracaso en carne propia.

 

—Te dejo el resto a ti –Dije en mis pensamientos refiriéndome a alguien en concreto.

 

— ¡Basta!, da igual cuán rápido seas, ¡solo necesito volverme más rápido también y cuando te alcance, te hare trizas! –Comentaba Horaldez entre rabia —No… no te hare trizas al instante, me tomare mi tiempo, ¡Y TE HARE SUFRIR EN UNA AGONÍA INTERMINABLE!.

 

Su cuerpo manifestaba una cantidad de poder mágico envuelto en un intensa aura, tal cantidad de magia y tomando en cuenta su habilidad, podía definir a Horaldez como un mago de Nivel A o quizás Nivel A+, el “+” por definición, resalta que alguien es superior a alguien ordinario de su misma categoría pero no mejor a alguien del siguiente nivel.

 

En resumidas cuenta, Horaldez poseía el potencial mágico superior al mago de Nivel A promedio, pero en términos de poder era inferior a alguien de Nivel S, el “+” lo catalogaba como alguien que se encontraba en medio de la categoría de Nivel A y S.

 

Pero da igual el nivel que tuviera, que tan notorio fuera su poder como mago, no podría prever ni por asomo lo siguiente que se desencadenaría para atentar contra su vida, pues el orgulloso y rabioso líder de la facción de Anarquía iba a conocer su trágico fin en estos oscuros pantanos de mala muerte.

 

— ¡LAMENTARAS EL DIA EN QUE…!

 

Mientras exclamaba con prepotencia la ira que desembocaría en mi cuando me tuviera en sus manos, la mayor parte de sus piernas son arrebatadas para la percepción de todos los presentes, en el mismo intervalo de tiempo, no, más bien fueron pulverizadas a un charco de sangre, ignorando la protección de su armadura mágica como si esta fuera mediocre papel, quedando sus pies y una minúscula fracción de sus miembros inferiores.

 

Como pronosticaba, no lo vio venir, el impacto de una bala cuya potencia de fuego era superior a un proyectil de mi M259, pues esta munición era de un arma especifica especializada en dar lo mejor de sí en disparos de un tiro, a diferencia mi ametralladora que resaltaba su poder a disparos de ráfagas.

 

— ¿¡Donde… de donde vino ese ataque!? –Exclama alterado el semielfo tras presenciar tal macabro acto.

 

Aun si no podía verle, sabía muy bien en donde estaba, a unos cuantos metros sobre una posición elevada, quizás en un árbol o una roca, en sus manos empuñaba otra de mis creaciones pesadas, la “KSVK Dykhaniye Drakona” o conocido también como “Rifle aliento de dragón” o simplemente “KSVK Dragón”

 

De fabricación Rusa en el año 2041, pertenece a la generación de armas electromagnéticas, un rifle antimaterial de calibre 12,7 mm, lo que hace famoso a este rifle es su efecto de generar una emisión de calor de 1000 grados Celsius a todo lo que impactaba, fenómeno causado por nada menos que la energía electromagnética, haciéndolo por naturaleza artificial un tipo especial de munición incendiaria.

 

Por desgracia, la imitación de mi energía electromagnética es limitada y me es imposible el replicar ese efecto de calor, por lo que KSVK Dragón que construir solo es un rifle de alto calibre potenciado por la fuerza electromagnética, la única solución que se me ocurriría para añadirle esa cualidad que la hace destacar de la auténtica, es por medio mágicos, pero será cosa de más adelante, si el tempo y las posibilidades lo permiten.

 

Mis compañeros quedaron abrumados al ver semejante daño causado hacia el líder de Anarquía, en especial Douglas quien sabia lo fuerte que era dicho individuo, que un poderoso mago como él fuera herido de gravedad de esa manera tan sencilla y que el responsable directo recaiga en un chico de 13 años, deja mucho por discutir.

 

Por supuesto, quien se lleva el crédito en realidad por ese disparo es Allum, quien porta en el rifle que cree para apoyarme a la distancia, contando un poder mayor que la que fomentaba con el Mosin-Nagant, mi pegajoso compañero puso empeño en sus primeros blancos vivos, pues anteriormente solo había practicado con objetos inanimados inmóviles, por suerte le dije que usara sabiamente cada bala, pues crear uno ya es más costoso que tres de la M259.

 

El semielfo pese a que no podía percibir se manera sensorial el arma dado a su naturaleza no mágica, se guio de la dirección de la sangre de las piernas pulverizadas de Horaldez para calcular de donde procedió tal disparo, nada mal, pese a ser de noche y con el poco viento corriendo en el pantano, ese elfo tenía una vista aguda, pues volteo protegiendo con su escudo en casi exactamente la dirección en donde Allum se encontraba.

 

— ¡Maldito… MALDITO… como si un niño de mierda… fuera a acabarme…!

 

Horaldez aun respiraba, se encontraba tirado en el suelo en posición bocarriba, pese a tener sus piernas destrozadas y con la cantidad pérdida de sangre, el mago hizo uso de una cantidad considerable de energía mágica para conseguir acelerar el proceso de cicatrización lo suficiente para detener la hemorragia en semejantes heridas abiertas de los restos de sus miembros inferiores.

 

—Aun… puedo respirar… ¡aun puedo luchar por la gloria y el orgullo de Anarquía! –Manifestó el perseverante mago líder de la facción.

 

Levanto en alto su brazo derecho e intento materializar por medio de las escrituras rojas, la espada de dicho color destinado al ataque, pero su desesperado plan se ve frustrado cuando una daga de empuñadura negra y hoja verde, cuya cuchilla estaba inmersa con un gran poder mágico atraviesa el pecho de la armadura de Horaldez y apuñala su corazón.

 

—Imposible… yo… yo te mate… -Declaro Horaldez ante su agresor.

 

— ¿Qué puedo decir ante eso?, oh, claro, que hiciste un pésimo trabajo asesinándome.

 

La puñalada mata por consiguiente a Horaldez, culminando el final del líder de la facción de Anarquía, el asesino era alguien que ya conocía, era un joven chico pelinegro con 170 de altura y edad adolecente, cuya armas principales eran un par de dagas gemelas, se le creyó muerto, y regresa poniendo fin a la existencia de uno de los dos líderes traidores.

 

— ¡ALAN! –Exclamaron de sorpresa Riha y los demás, incluyéndome.

 

—Les dije que le alcanzaría –Dijo el aventurero con una confianzuda sonrisa —Por cómo están las cosas, sí que me perdí de algo increíble –Opina tras observar los numerosos cadáveres en el panorama.

 

—Tu eres un… ya veo, eso lo explica –Dijo el semielfo en voz alta mirando a Alan.

 

— Realmente creíamos que estabas muerto, ¿cómo nos encontraste? –Pregunto Riha.

 

—No fue fácil pero tampoco complicado, por fortuna me guie por donde ustedes escaparon y para mi buena suerte, me topé con unos chicos que eran buscadores de Navum, estaban huyendo de algo, no me costó nada atrapar a uno e interrogarlo y me señalo enseguida la dirección de donde se estaba montando un buen alboroto –Explica Alan la manera en que nos encontró.

 

¿Se encontró con los buscadores que habían logrado huir?, lo que más me sorprende es que esté vivo y para mayor sorpresa, ¡completamente ileso!, según me habían explicado los demás, él se quedó a confrontar a todo un campamento lleno de buscadores y los dos líderes respetivamente, ¿y regreso así nada más?, empiezo a tener serias sospechas del poder que oculta como mago ese aventurero.

 

Un fuerte ruido de oye de inmediato, era otro disparo perpetrado por el rifle KSVK Dragón a manos de Allum, Jaxthen tenía la vista en frente y su escudo mágico respaldado con toda su magia para resistirlo, el resultado final de esta colisión…

 

— ¿Eh….? –Formula de manera incomprensible el semielfo con la sangre escurriendo de su boca.

 

La mitad de su escudo en el lado izquierdo había sido devorado por el pesado proyectil, su escudo no tuvo ni la mínima chance de resistir tal poder de fuego, su armadura obtuvo el mismo resultado, la bala le arrebato todo su brazo izquierdo y buena parte de su hombro, una fuente de sangre salía disparado de la herida del mestizo líder de Orden, Jaxthen cae al suelo de rodillas con ojos pálidos a consecuencia de la anemia.

 

—Lo sabía… esa arma… tal poder… no es de este mundo… no usa magia… -Comento el moribundo Jaxthen.

 

— ¿Qué? –Reaccione ante su declaración acercándome a él —¿Por qué llegaste a esa conclusión?.

 

El semielfo miro el escudo y cerro sus ojos, entonces mire su arma defensiva llevándome una sorpresa, la madera que creí que era lo que componía tal objeto, en realidad era un engaño, dentro de la misma madera, se hallaba el auténtico escudo, uno hecho de metal.

 

—Este material… -Analice con mis dedos la fina pieza.

 

El metal de este escudo tampoco era ordinario,  estaba compuesto de “Arcarnis”, un raro metal natural con propiedades antimagicas, puede anular todo tipo de poder mágico cuando hace contacto con este, existen derivaciones artificiales de este metal pero su poder de anulación es menor pasando mayormente a debilitar más que anular.

 

Sin embargo, el escudo de Jaxthen era evidentemente Arcarnis autentico, el semielfo sujetaba este objeto con un soporte hecho de metal ordinario para no hacer contacto con el Arcarnis y de esa manera evitar que sus poderes mágicos sean suprimidos, aun así, su escudo al final aunque una defensa de alta calidad contra la misma magia, resulto inútil contra un arma que carecía de ella.

 

¿Pero porque cubría el escudo dentro de madera haciéndolo ver que era de dicho material?, ¿una artimaña para engañar al oponente?, había oído que aun sin estar en contacto del Arcarnis, si un mago está cerca de este metal, su poder mágico se debilita, ¿será por eso?, fuera lo que fuera, ya no tenía importancia, pues él líder de Orden ya había sido vencido.

 

—Tomare esto por las molestias –Anuncie ante el vencido semielfo tomando su escudo para mí y comprimiéndolo a la forma de una canica para guardar el botín dentro del almacén dimensional de la caja metálica cuadrada.

 

Un metal con propiedades antimagicas podría serme muy útil para más adelante y gracias a que guardaba dicha pieza en forma de canica, su poder de anulación sobre la magia no parece tener efecto sobre el recipiente metálico cuya naturaleza de su dimensión de bolsillo era puramente mágica, un hallazgo interesante.

 

El rugir de bestias nocturnas a los pocos minutos nos alerta de la aproximación de depredadores bajo manto de la noche, con todo el ruido que se ha fomentado entre los disparos de la ametralladora ligera que use y el rifle antipersonal utilizado por Allum, no me extraña que haya llamado la atención de la abominable fauna animal.

 

— ¡Seria buena idea salir de aquí! –Aconsejo Rahul.

 

— ¡Por aquí!, este camino por el que vine no me encontré con casi nada de abominaciones –Dijo Tayra indicando un camino por el que seguir.

 

— ¡Oigan, no se olviden de mí! –Dice Alan corriendo tras ello.

 

Fui el último en seguirles, pero antes de hacerlo, mi atención es retenida por cierta persona que aun seguía respirando, de momento.

 

—Tu… eres un… Trotamundos –Afirma el semielfo.

 

—Sigues vivo, pero no por mucho por lo visto –Le dije de mi parte.

 

—De haberlo… sabido… no habría… seguido… adelante…

 

— ¿Te arrepientes de haberme traicionado?…

 

—Si…

 

—Ya veo, es una pena que lo haya considerado demasiado tarde.

 

—Lo se… eres fuerte… Trotamundos… o más bien… Metalord…

 

—Ese es mi apodo, recuérdalo en la otra vida, Jaxthen, líder de Orden.

 

El semielfo dejo de hablar y mientras me alejaba valiéndome de la velocidad del Intense Iron Jetlegs, observo como una criatura humanoide se le acerca, era semejante a un sapo antropomórfico con el tamaño equivalente de un hombre adulto, piernas y brazos como la de un anfibio, con aletas en manos y pies, en su cabeza poseía un par también por oreja, se desplazaba con agiles y veloces saltos.

 

La fiera abominación abre su boca revelando una extensa y larga lengua cuya punta era tan filosa como una lanza, haciendo uso de tal extensión como un arma para atravesar el cuello del líder de Orden, fue lo último que llegue a ver de él, para luego retirarme a lo lejos y reunirme con los demás.

 

__________________________________________________________________

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

En una oscura sala, ubicado en algún enigmático lugar, se hallaba de pie, firme y quieto como un soldado obediente, el misterioso encapuchado de negro de baja estatura, brazos metálicos y portando sobre el hombro de su vestidura de metal la insignia de a quien servía.

 

A solo dos metros suyos, se encontraba pegado sobre una pared, un cristal morado dotado de energía mágica, revelándose tal mineral como Navum, la atención del enigmático individuo estaba fijado totalmente en el Navum.

 

—Todo va de acuerdo a lo planeado, Premier PIRER –Notifico con sumo respeto el encapuchado de baja estatura hablándole al cristal de Navum.

 

—Tus palabras y acciones enorgullecen a la madre Patria, con el tiempo los tiránicos y primitivos gobernantes de este mundo caerán y un nuevo poder se alzara para unificar las tierras como uno, la Unión Soviética enriquecerá y traerá prosperidad a estas barbáricas tierras sometidas por el yugo de la monarquía.

 

Una voz grave y de tono mecánico se emitía a través del cristal de Navum y a la vez del mismo mineral emergía el símbolo de la hoz y el martillo.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s