Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 24

CAPITULO 24

 

Peter sostuvo su espada con la punta en el cuello de su atacante, una muchacha de vestigios de apariencia tribales, la joven al ver su inminente derrota levanta en alto las manos sin oponer resistencia.

 

— ¡Peter espera! –Le detiene Lyra — ¡Es ella!, es la amiga con que debía reunirme.

Y pese a saber ese detalle, el muchacho no bajo su espada, siguió manteniéndola en el punto vital de la muchacha donde su néctar de la vida se concentraba en grandes cantidades.

 

—Eso no es excusa para atacarme –Dijo Peter.

 

—Creí que solo eras otro aperitivo, ¿qué te traes con este Lyra? –Pregunto la contacto de la chica loba.

 

—Veras Sarina, él es un hombre lobo –Le responde Lyra revelando el nombre de su contacto.

 

— ¿Qué?, ¿estas segura? –Pregunta la tal Sarina con incredulidad.

 

La muchacha de larga cabellera marrón miro detenidamente la mejilla izquierda del chico, pues en ella debía poseer una herida causada por uno de sus virotes de Nova disparada por su ballesta Gear, que en el transcurso aquel proyectil le rozo, pero aquel leve corte había desaparecido, tan solo quedaba como rastro la poca sangre que se perdió.

 

—Regeneración… ¿eres algún humano con habilidades curativas o algún otro monstruo…?

 

— ¡No!, te lo juro Sarina, él es un auténtico lobo macho, ¡anda Peter, muéstraselo!.

 

—Tsk… ¿por qué debo demostrarle algo después de que intento matarme?, hace rato que debería haberte hecho un orificio en el cuello –Opino el chico peliblanco

 

—Vamos Pete… no seas malito –Le abraza desde un costado su demasiado mimosa compañera.

 

— ¡De acuerdo, ya entendí!, que pesada eres… -Contesto haciéndola a un lado

 

Mientras seguía manteniendo su espada sobre el cuello de Sarina, el muchacho peliblanco con la suficiente concentración revelo parte de sus rasgos lupinos como sus orejas animalescas, eso llevo a que la loba del mechón que le cubría un ojo quedara sorprendido de que tal anécdota fuera cierto.

 

—En verdad eres un lobo… -Dijo con ojos que denotaban fascinación.

 

—Sigo sin confiar en ti –Opino el muchacho peliblanco.

 

La loba retrocedió saliendo del alcance de la punta de la espada de Peter y se puso de rodillas disculpándose por su hostil reacción.

 

—Normalmente cuando me encuentro con Lyra, ella casi siempre trae consigo a alguien para que pueda eliminarlo, tomamos el botín que lleva consigo y devoramos su carne como tomamos el resto para el calabozo, se ha vuelto cono una rutina habitual –Dijo la loba Sarina en su defensa

 

—Pensé que tu nariz podría captar el olor licántropo de Peter –Añadió Lyra.

 

—Puedo sentirlo ahora que lo tengo tan cerca, de hecho empecé a sentirlo con mayor claridad cuando enseño sus rasgos, debo decir que su mascarada humana oculta bastante bien su identidad de lobo, de no ser que él me hubiese mostrado que era un hombre lobo, no me habría dado cuenta, su aroma licántropo en su forma humana es débil y poco reconocible –Explico ella.

 

— ¿Lo ves Peter?, ella se disculpó y explica por qué te ataco sin querer –Agrega Lyra en su defensa.

 

—Me hubieras advertido que iba a hacer eso, ¿no dice que esto lo hacen habitualmente cuando se juntan? –Pregunta el chico a su compañero.

 

—Uhhh… se me olvido, perdón –Se disculpa Lyra con poca vergüenza.

 

—Pero hay algo que me inquieta –Dice Sarina acercándose al arma de Peter —¿Por qué usas una espada de plata?.

 

—Porque esta espada me gusta, ¿tienes algún problema con eso? –Le objeta Peter con mala cara.

 

—No es muy inteligente cargar con tu propio “veneno” como tu arma predilecta –Comento ella.

 

Peter no supo cómo reaccionar pues poco le entendió sobre lo que le dijo.

 

—Veras Peter, lo que Sarina quiere decir es que los nuestros tienen una fuerte debilidad por la plata –Le revela Lyra —Si eres herido por un arma de plata contundente, cortante o puntiaguda, el daño será mayor, al igual que el dolor infligido y las heridas causadas entorpecen nuestra regeneración.

 

La raza licántropa además de poseer dotes físicos a niveles sobrehumanos, tiene aparte en sus capacidades biológicas la habilidad de regenerar sus heridas, sin embargo, existen medios para incapacitar o entorpecer esta autocuracion natural de ellos.

 

La hoja como el conjunto de dientes con similitud a una motosierra del arma de Peter, estaba hecho de plata, un metal toxico para licántropos, pues este mineral era la debilidad de la raza, las heridas causabas por armas de plata en hombres lobos son capaces de entorpecer su capacidad generativa e incluso a grandes rasgos mermar sus fuerzas temporalmente.

 

Sin embargo el mayor peligro es que la misma plata se infiltre por el organismo de un lobo, pues llegado a ese punto, solo una minúscula dosis de este metal dentro del cuerpo, pueden dejar a un hombre lobo en gran agonía y acto seguido matarle, en resumidas cuentas, la plata era una enemiga mortal de los licántropos.

 

— ¡Pero nunca jamás permita que entre a tu cuerpo!, sobre todo la plata en su forma de polvo o liquida, la más pequeña dosis es una chance del más de 50% de morir, ¡es un veneno mortal que te hará agonizar mientras acaba contigo lenta y dolorosamente! –Le advierte su compañera.

 

—Lo tomare en cuenta.

 

Luego del malentendido, Lyra explico en breves palabras el cómo se encontró con Peter, revelando la identidad de su compañero como un “lobo de ciudad” a lo que Sarina comprende en parte su actitud calmada al llevar tal arma de plata en manos pese a conocer la fatal debilidad de su nuevo ser.

 

— ¿Entonces él hará grupo con nosotros en el calabozo? –Pregunta Sarina.

 

—Sí, cuanto más seamos mejor, además contar con un lobo macho es más que un golpe de suerte –Opino Lyra.

 

—No lo malinterpretes –Le aclara Peter —Solo te acompaño porque debo reunirme con alguien que esta allí adentro, alguien que tiene respuesta a preguntas que necesito conocer a detalle.

 

— ¿No es un sitio demasiado peligroso para reunirte con alguien? –Le pregunta Sarina.

 

—Yo no hice las reglas, lamentablemente solo las sigo, si no considerara esto importante, lo habría ignorado hace rato y no me estaría arriesgando –Contesta Peter.

 

—De cualquier modo ya estamos todos, por cierto S, ¿tienes “eso” contigo? –Le pregunta Lyra a su amiga.

 

—Obvio que sí, no perdería algo tan valioso.

 

De la vestimenta de pieles que conformaban su cintura, revelaba un bolsillo del cual saco un cubo metálico hecho de cobre con el tamaño de un cubo rubik, acto seguido la chica lupina del mechón cubriéndole el ojo izquierdo, oprime un botón del objeto causando que esta se imbuyera de energía Nova y luego crezca de tamaño.

 

El objeto en cuestión ahora había crecido como fenómeno del Nova hasta tener tamaño de equivalente a una sandía, sin embargo, su peso seguía siendo ligero gracias a las propiedades tecnológicas de su composición.

 

— ¿Qué es eso? –Pregunto Peter.

 

—Esto es un “recipiente de almacén – Edición cobre” –Respondió Lyra.

 

De su interior retira una bolsa llena de comida más grande que el mismo recipiente en donde era guardado, por lógica no debería ser posible que hubiera cabido allí adentro, pero la tecnología Nova que conformaba este objeto era la razón de que violase aquella lógica de la física.

 

—Este Gear es utilizado por muchos aventureros que cazan Cryptian y exploran áreas en busca de tesoros, para almacenar sus pertenecieras en su interior como retirarlas cuando a uno se le apetezca, aun cuando parezca pequeño, dentro de este recipiente yace una dimensión de bolsillo que permite guardar un número limitado de objetos sin importar el tamaño e incluso ignora su peso, el Gear seguirá siendo de peso ligero siempre –Explico detalladamente Lyra —Esta “Edición cobre” por ejemplo, tiene un límite máximo de 1000 objetos, existen una “Edición Plata y Oro” que permiten llevar como 5 a 20 veces más que esta, por desgracia estos Gear son muy caros, esta que es la más económica no es la excepción.

 

Los Gear del tipo “almacén” son muy cotizados por cazadores de Cryptian y de fortunas, su útil efecto de almacenamiento permite llevar como guardar todo objeto ignorando su tamaño y peso, los ítem guardados en su interior se retiran cuando al poner la mano dentro del recipiente se piensa en dicho ítem a retirar.

 

Sin embargo, su interior solo puede guardar un límite fijo, aunque se coloquen varios objetos dentro de una bolsa y se guarden dentro de un Gear del tipo almacén, el recipiente contara a cada objeto como ocupante y no a todo la bolsa como uno solo como muchos pensarían, la bolsa de suministro alimenticios de Lyra es un ejemplo de ello.

 

—Actualmente nuestros recursos de comida son lo que ocupan mayor espacio en el Gear, pero no hay problema, apenas casi hemos llegado a la mitad de su capacidad –Aseguro la loba —Peter, para que te sea más cómodo te recomiendo guardar la tienda portátil aquí adentro, por preocupación para que no tengas que estar pendiente de tu bolso y evitar que se te pierda.

 

—De acuerdo, pero te estoy vigilando mientras tengas algo de mis pertenecienticas –Le entrega Peter con cierta desconfianza la estaca Gear con la tienda de campaña portátil a su compañera lobuna.

 

Peter por su parte, decidió dejar en su bolso su comida como dejas objetos de su pertenencia, la loba metió en el interior del Gear, el objeto del joven peliblanco y luego presiono el mismo botón con el que se agrando, solo que en este caso, el efecto esta vez fue contrario y se achico hasta su tamaño originalmente presentado.

 

El grupo de licántropos estaban más que listo, se adentraron al calabozo de Moldevil, la horrorosa calavera que daba forma a su siniestra entrada los recibió y el trio descendía por una escalera hacia un nivel subterráneo.

 

Cerca de una hora después, el calabozo recibiría a otro invitado, una mujer que portaba una armadura que dejaba su vientre expuesto y no poseía casco, siendo la conocida como Sasha la paladín Novamancer, pero no sería la última.

 

Otra hora después, un dúo de mujeres de edades veinteañeras, se acerca a la entrada del calabozo de Moldevil dispuestas a entrar, ellas eran las dos mujeres lobas Karen y Saria.

 

—Para ser alguien con una vejiga grande, tus meadas duran una eternidad –Se queja Saria.

 

—En verdad lo siento, pero realmente tenía ganas y no quería volver a empapar mi ropa con una cascada de orina por aguantarme, otra vez –Expresa Karen con sincera disculpas.

 

Cuando las dos estaban a punto de poner un pie en el primer escalón hacia abajo, Karen comienza a sentir un aroma que capta su atención y se pone se rodillas olfateando el suelo como un animal tratando de rastrear a su presa.

 

— ¿Otra vez tu “super olfato” pesco algo interesante? –Le pregunta la loba de cabellera negra corto y lunar pequeño en su mejilla derecha.

 

—Si… huele a… otros lobos –Le responde la loba de tez oscura.

 

—Ya veo, con que otras mujeres lobas están en el calabozo, como sea, aun si no son de las nuestras, mientras no nos molesten, no tendremos problema con ellas.

 

—Capto el olor de otro lobo… un momento… este… no es de una hembra… ¡es de un lobo macho!.

 

El rostro del dúo se torna seria y fría, como si tal relevación tuviese un contexto importante para cada una.

 

—Karen, ¿estas completamente segura de ello? –Le consulta Saria sumida en una severa faceta.

 

—Sí, el olor es muy débil, pero puedo sentirlo, junto al olor de las mujeres lobas, se siente el aroma de un lobo macho –Confirma la audaz licántropa del distinguido olfato.

 

— ¿Recuerdas la razón del porque nuestro “Distrito” nos envió?, ¿no? –Pregunta Saria.

 

—Sí, somos quienes mejor experiencia tenemos en el exterior –Contesta su compañera Saria.

 

—¿Recuerdas cuál es la tarea que se nos encomendó?.

 

—Sí, “trae a cada lobo macho hacia nuestro Distrito”.

 

Con esos palabras dichas, el dúo de mujeres lobas se adentra al calabozo, ya no como un medio para para matar el rato, sino enfocados en cumplir en aquel deber que las dos conllevaban con mucha importancia.

 

Continuara…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s