Werewolf & Assassin [Reboot] Capitulo 22

CAPITULO 22

 

Tras el anochecer, el dúo decide acampar (por insistencia de Lyra) encontrando un punto interesante en el campo rodeado de follaje y algunos árboles que podría darles seguridad para esconderse al dormir en el aire libre.

 

Peter saco de su bolso aquella estaca de metal que Tharja, una licántropa de madura edad que conoció en un asentamiento oculto para hombres lobos, le entrego como compensación por su “favor”.

— ¡Que suerte que tengas una tienda portátil! –Dijo Lyra reconociendo el objeto en cuestión.

 

Siguiendo las instrucciones para usar aquel artefacto, el chico de pelo blanco la clavo con todas sus fuerzas en el suelo y mientras la sujetaba recita “Montar Tienda”, toma distancia y observa como de la estaca energía eléctrica brota, el objeto en cuestión se abre y de su interior surge como si fuera obra de magia, una tienda de campaña lo suficientemente espaciosa como para albergar 4 personas.

 

—Bueno, ahora si encuentro útil esta tecnología nova –Comento Peter.

 

Al entrar la tienda se veía más acogedora y cálida de lo que aparenta por fuera, su interior estaba detalladamente iluminado por un foco de nova que irradiaba luz y podía apagarse como prenderse con solo dos aplausos.

 

El suelo estaba decorado con piel fina de animal suave y de tacto cálido, le temperatura moldeada para proveer calor, frio o un ambiente cálido acorde a la situación del exterior y de sus huéspedes y el toque final eran dos cómodos colchones lo bastante grande para que cada uno pueda ser ocupado por dos personas.

 

—Pensé que sería una tienda de mierda, pero supero mis expectativas, ¡esta de puta madre, me encanta! –Dijo un convencido Peter por la comodidad de la tienda

 

Lyra había metido a la bandida Brenda dentro de la tienda, la chica estaba lo bastante atemorizada como para escapar, por no mencionar además que la mujer loba había atado sus brazos y pierna con gruesas cuerdas que le impedían todo intento si lo hiciese y su boca la cubrió con un trapo para callar todos sus griteríos.

 

—No vas a necesitar eso –Tomo Lyra los anteojos de Brenda y los arrojo fuera de la tienda —Si, ver tus ojos aterrados sin esos anteojos es mejor, más… excitante.

 

— ¿Qué clase de perversión tienes en mente con esa hija de puta? –Pregunto su compañero.

 

Lyra sonríe maliciosamente ante la pregunta de Peter y se desviste por completo quedando desnuda, sus rasgos lupinos se manifiestan en su cuerpo, su pelaje grisáceo crece cubriendo parte de su espalda, la mayor parte de sus extremidades superiores e inferiores y parte del torso y cintura, sus orejas se vuelven puntiagudas y peludas, sus ojos amarillentos y de su boca sus canidos de bestias emergen.

 

La bandida estaba aterrorizada, aún más que cuando fue atrapada, tener a tal monstruo de frente y a su merced, tanto fue su susto que por acto involuntario término orinándose.

 

— ¡Jajaja!, ¡mírala se acaba de mear!, los humanos son tan patéticos –Se mofa Lyra acercando un dedo con la uña filada características de sus garras al cuello de ella —Bien pequeña perrita meona, hoy serás mi “juguete” de entretenimiento, si sabes a que me refiero, y en caso de que no, aquí te va una muy buena pista…

 

Con salvajismo, Lyra arranca todas las prendas de la muchacha hasta dejarla tan desnuda como ella, luego retira las cuerdas que aprisionaban sus extremidades y el trapo en su boca permitiéndole hablar nuevamente, lo primero que hizo fue rogar.

 

— ¡Por favor… no me haga daño… por favor… lo siento mucho… yo no…!

 

—Shhhh –Lyra cubre su boca con uno de sus dedos callando sus ruegos —Mis juguetes no deben ser ruidosos, ahora abre esas piernas y ni se te ocurra volver a decir alguna mierda como “déjame vivir” o “ten piedad”, o te causare un intenso dolor del infierno, ¿lo has entendido mi preciado juguete?, contesta obedientemente a mi pregunta.

 

—S-si…

 

Ella separo sus piernas por orden de su “ama” y la loba empezó metiendo uno de sus dedos en la feminidad de Brenda, cuidando de que sus garras no lastimaran la vagina de la joven bandida, la muchacha entre lágrimas y temor, no puede evitar gemir por reacción.

 

—De verdad piensa cogértela, no bromeabas con lo que los licántropos son ninfómanos por naturaleza –Comento Peter.

 

—Ella tenía en mente con su grupito el violar de forma brutal a ese indefenso chico de la carreta, incluso quería venderte a ti como un esclavo sexual, creo que esto se adecua bastante como su castigo –Ríe la loba con perversidad.

 

Lyra metía su dedo una y otra vez en la vagina de su juguete humano aumentando la velocidad a cada tanto, la joven gemía con respiraciones intensas hasta que su ama se detuvo y reemplaza su dedo por su lupina lengua, lamiendo las húmedas y carnosas paredes de la humana.

 

La bandida se estremecía ante tanto estímulos, agarrando la piel de la tienda para presionarlo con fuerza como si soportara un intenso placer, sumándole su miedo y el pavor de verse rodeado de bestias inhumanas, su confusión y libido se entremezclaban, sentía estar acercándose al clímax, pero su ama se detiene y retira rápidamente su lengua al notarlo.

 

—No tienes un mal sabor, es hora de pasar al plato principal.

 

Lyra acerca su licántropa vagina con la de la humana y se chocan entre sí, frotándose sus órganos sexuales con inmensa lujuria, ambas partes emiten cachondos gritos de gozo, la loba aumenta el ritmo y la bandida era quien más fuerte gemía, para los ojos de la chica lupina era una principiante.

 

Tan gustosa quedo Lyra de las expresiones primerizas de placer de su presa, que no puedo evitar besarla y violar el interior de su boca con su lengua, mientras aumentaba aún más la velocidad del rozo entre sus lujuriosas vaginas, culminando con una corrida entre las dos donde sus lascivos jugos se mezclan.

 

Entre verlo, escucharlo y el olor que se percibía en el ambiente con un olfato aún más desarrollado que el ser humano, Peter no podía evitar excitarse, sintió que su corazón se aceleraba, su calor aumento y con ello le creció su rabo carnoso entre sus piernas, Lyra al instante olfateo las feromonas masculinas de su amante peludo.

 

—Ven, acércate… -Le pidió su compañera con deseo pasional.

 

La bandida queda casi fatigada con esa corrida, pero la loba no le permitió descansar, se coloca a espaldas de su juguete humano, con una mano manosea los senos de la joven presa, para luego ponerla a ella en posición de perrito.

 

—Vamos, únetenos, esa verga tuya suplica penetrar “nuevas fronteras” -Una mirada lujuriosa de la loba viene acompañado de su invitación.

 

—No soy fanático de la tortura sexual, pero… siento que el cuerpo me cosquillea, ¡es molesto! –Peter se abraza a si mismo intensando calmar tal incomoda sensación.

 

—Te lo dije, somos una especie muy libidinosa en lo que respeta a la perversión sexual, déjate llevar, por años has reprimido esa parte de ti, déjate experimentarlo, el placer más puro y dicho de nuestra bestial naturaleza.

 

Los rasgos lobunos de Peter se manifestaban en contra de su voluntad, no sentía capaz de controlar sus impulsos primitivos, tal y como su compañera sugería, era su naturaleza incitándole a participar en tales actos carnales.

 

Amaba matar, pues era un instinto obligatorio que tuvo que aceptar en su oscura niñez, cuando conoció la pubertad y el placer sexual, pese a agradarle, no le llamaba tanto la atención, hasta ahora donde su nueva identidad inhumana se lo refregaba en lo más profundo de su organismo.

 

—Conque mi nueva naturaleza, sí que es molesto que lo haga contra mi voluntad… aunque al menos me ofrece opciones agradables para variar –Dice el muchacho en voz alta.

 

Se levantó del colchón con su erecto miembro acercándose a la bandida.

 

—Ni modo, entonces me uno a ustedes –Se expresa el joven peliblanco con una mueca maliciosa en sus labios.

 

—Que sea una noche entre monstruos que esta perra meona no olvidara –Comento su compañera con una diabólica sonrisa dedicada a su juguete —Pero vamos a hacerlo mejor, oye, méteselo en este lado –Señala con su dedo el culo de la bandida.

 

Lyra tomo el erecto miembro de Peter haciendo que esta rozara contra las nalgas de Brenda, la bandida se sentía impotente, aún más horrorizada de lo siguiente sucesos que estas bestias en celo pensaban hacer con ella.

 

—No… por favor… no eso… lo siento… lo siento mucho… -Entre lágrimas suplicaba ella que parasen.

 

—Oh, por supuesto que “lo sentirás”, ¿sabes qué?, por desobedecer y suplicar cuando bien claro dije que no lo hicieras, recibirás un castigo por ello, te lo meterán sin lubricarte, directo y duro, dime, ¿eres virgen de ese lugar?, porque si la respuesta es la que creo, esto se pondrá interesante –Le susurra la loba entre risa.

 

— ¡No… NO!…

 

—¡Abajo carne!.

 

La loba con una mano la tomo del cuello y mantuvo su cabeza en el suelo, y con la mano restante sujeto sus brazos desde la muñeca, impidiéndole toda resistencia de su parte, Peter por otro lado acerco su pene endurecido incitado por la perversidad de Lyra.

 

—Siendo sincero, no soy de lo que le gustan el anal, pero nunca está de más una primera vez, por mera curiosidad –Dijo el lobo de pelo blanco tomando la cintura de Brenda con ambas manos y sus garras clavarse en ella.

 

La bandida grita de dolencia ante las afiladas uñas de la bestia de pelo albino atravesar su piel, pero no era nada a lo que se avecinaba, la punzante verga de Peter empezó a tocar su culo, buscaba meterlo, los primeros intentos el joven lobo tenía problemas para conseguirlo, pero con paciencia los primeros centímetros entraron en el cavernoso ano de ella, un gemido de angustia se emite de la boca de Brenda.

 

—Déjame decirte algo mi querida bandida –Le comunico Lyra a Brenda acercando su boca al oído de la mujer —A diferencia de sus “machos” humanos, los de nuestra especie suelen ser más “agresivos”, además de que están mejor dotado allí abajo, con eso debería darte una buena idea de lo MUCHO que te dolerá.

 

Sin delicadeza alguna y como toda una bestia, Peter metió con todas sus fuerzas toda su verga dentro de la bandida, Brenda gime de intenso dolor, exclama a todo pulmón como si fuera despellejada viva, sangre brotaba del ano penetrado, denotando ser con autenticidad su primera experiencia sexual de tal índole.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s