Metalord Revolution Capitulo 122

CAPITULO 122

“ANARQUÍA” Y “ORDEN”

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Tras lidiar con el pequeño grupo del ejército rojo y descubrir semejante verdad de su naturaleza, nos disponemos a partir con destino al pantano, aunque claro, antes teníamos que ir por la torreta Slime 2.0, pero por fortuna ese asunto se resolvió al instante.

—Casi lo olvido –Recordó Allum para luego sacar del interior de su cuerpo la torreta a la cual pensaba buscar —Pasamos por allí cuando le buscamos, como era difícil de llevar para el resto, la almacene en mi interior, teniendo cuidado de que mis jugos no la digirieran.

 

La razón por la que fui entroncado fue gracias tanto a Riha como a Allum, la Lupian por su parte ya tenía grabado el aroma de mis armas, en especial mi AK-47, pues le dio una profunda olida aquella vez que viajamos al pueblo fronterizo de Natgh, mientras estaba dormido, los de su clan tenían la cualidad de oler el metal y seguir el rastro de este, y dado a la distancia en la que pudo encontrarme, claramente el alcance de su rastreo es impresionante.

 

Mientras que Allum, tiene que ver el lazo entre “amo y mascota” que poseemos entre nosotros, el slime podía sentirme y localizarme en caso de que nos separáramos, se supone que también debería poder hacer uso de dicha habilidad, pero hasta el momento no he sentido tal capacidad, sin embargo, tal dote no es tan efectiva, la presencia del “amo” será débil si está lejos y a medida que se acerque es cuando podrá orientarse mejor.

 

Con el asunto de la torreta resuelta por Allum, el cual volví a guardar en la caja cuadrada metálica, después me ocuparía de restablecer su munición, discutimos sobre lo que haríamos al llegar al siguiente punto de nuestro destino, que era el pantano, Douglas procedió a explicarlo.

 

—Ahora mismo nos encontramos en “Campo Malahierba”, si nos dirigimos noroeste llegaremos al “Pantano Corrompido” –Aclaro el calvo buscador de Navum —En este momento una guerra se está librando en el pantano, entre buscadores de Navum y esas cosas del ejército rojo, si queremos tener alguna pista de donde proceden, tenemos que llegar allí cuanto antes.

 

Campo Malahierba, era el área más tranquila de toda la zona prohibida, los novatos que inician su vida como buscadores de Navum comienzan aquí, si bien los peligros de FTN y abominación están presente, pero a diferencia de otras partes de este inhóspito sitio, aquí es donde el nivel de peligro es menor que en otras áreas.

 

Ya entrando a áreas como “Pantano Corrompido”, hablamos de lugares más peligrosos, si bien también es donde abunda más Navum, pero también lo hacen los FTN y otras abominaciones aún más fuertes y dotados de problemáticas habilidades.

 

—Je, dirás acechadores del Navum –Corrige el Enano Creik con frío tono —Desde su intrusión a la zona prohibida, solo problemas han generado.

 

—Me da igual lo que pienses Enano, los buscadores de Navum, al final de cuentas somos una existencia para bien o para mal –Opina Douglas.

 

— ¡Dirá para pura criminalidad!, se adentraron a nuestras tierras sin permiso y roban las riquezas de nuestro pueblo para su beneficio personal.

 

— ¿Y se supone que somos los responsable de causar el origen de una de los lugares más corrompidos y peligrosos de este continente?, ¿qué habría sido si el incidente que creo la zona prohibida se hubiera extendido hasta cubrir varios reinos?, ¿quiénes serían los criminales?, ¿los que buscan la fortuna o los que crearon a los buscadores de fortuna?, su raza aunque reconocida como natos artesanos en toda Avalia, han demostrado con este acto, el descuidado de sus habilidad con la posibilidad de causar un cataclismo como ninguno, la zona prohibida es fruto de las manos de sus antepasados y un vestigio de como jugar a ser dioses puede desencadenar un paraíso de monstruos, tierra corrupta y muerte, nosotros los buscadores de Navum, solo somos una consecuencia externa de sus acciones.

 

—¡No te burles de mis antepasados, maldito acechador del Navum!, ¡tú existencia es mero error, son criminales, invasores!.

 

—Incluso si dices eso, los Enanos de tu reino obtienen Navum mayormente de los mercaderes de la zona prohibida, quienes a su vez ellos la obtienen comprándoselo a esos acechadores que tú detesta, incluso tu misma gente que nos odia, deleita hipocresía.

 

La discusión iba a dar para más, así que los calle para centrarnos en lo importante, pero antes le pregunte a Creik sobre que paso con el resto de los aventureros cuando fuimos atacados por los hombres lagartos de armadura dirigido por el enigmático encapuchado.

 

—Desconozco que fue del resto, yo conseguí escapar junto a este chico –Señalo el Enano a Alan Catsel.

 

—Con todo ese polvo que se levantó y los ataques mágicos explosivos que caían del cielo, apenas pude distinguir que ocurrió con los demás, cuando salí de allí que era lo más lógico y seguramente otros habrán pensado lo mismo, me encontré con el Enano guía y luego con Riha e Allum –Declara el aventurero pelinegro.

 

Riha y Allum se habían encontrado con los dos tras seguir el rumbo que tome luego de salir volando por el impacto de uno de esos bombardeo mágico por parte del bando enemigo, el Enano y Alan habían escapado por la misma dirección en la que fui a parar, con los aventureros desorganizado con el consecuente emboscada del dicho enemigo, optaron por emprender el encargo acompañándonos.

 

—Podrían simplemente retirarse, si mal no recuerdo, este encargo deja claro que si está más allá de lo manejable, es posible retirarse y cobrar parte de la recompensa por participar –Dije a los dos.

 

— ¿Con lo tanto que hemos avanzado?, ni hablar, además esto es bastante entretenido –Se excusa Alan dejando en claro sus intenciones de seguir con este encargo del gremio.

 

—La aparición de esos extraños lagartos y ese ejército rojo, con humanos convertido en mitad golem, ¿cómo podría abandonar tales hechos que asolan en las tierras prohibidas de mi patria?, no, como un Enano de Nagret, debo averiguar el fondo de estos hechos y eliminarlo por el bien de mi gente –Dio Creik sus razones para seguir en la zona Prohibida.

 

En cuanto a Riha, no hacía falta decir de sobra, que al ser compañeros aventureros, la Lupian sentía fuerte apego a acompañarme sin importar los peligros que nos encontrábamos adelante. Nos habíamos apartado bastante del tema principal, le pedí a Douglas que nos explicara qué haríamos al llegar al pantano.

 

—Debemos contactar con los líderes de “Anarquía” y “Orden” –Contesto él.

 

El buscador de Navum, detalla a fondo sobre la existencia de dos facciones formada por varios buscadores de Navum con un ideal en común, eran dos en totales, cuya existencia lleva ya 25 años y cada una tenía su nombre; “Anarquía” y “Orden”, ambas fundadas al mismo tiempo.

 

ANARQUÍA: Es una facción de buscadores de Navum, que luchan para que los suyos se hagan con el control absoluto de toda la Zona prohibida, perdurar su existencia, hacerse con todas sus riquezas que ofrece para incrementar el poder de los buscadores y fomentar el acceso libre al exterior para compartir lo que la zona puede ofrecer al mundo, en consecuencia tienen como enemigo a la milicia de los Enanos quienes creen que si llegaran a hacerse con dicho poder, podía desembocar en una guerra entre la zona Prohibida y todo el reino de Nagret.

 

ORDEN: Facción de buscadores de Navum que buscan luchar para detener la expansión y existencia de la zona prohibida, pues creen que algún día esta podría crecer y engullir al continente de Gresswold para corromper todo a su paso esparciendo los horrores que conforman estas tierras malditas, los miembros de este grupo ven necesario mantener un estricto control de la zona prohibida como lo haría la fuerza armada de un reino, con la finalidad de evitar que se desencadene otra desastre aun peor que creo esta inhóspita tierra.

 

Los ideales de ambas facciones, chocaban entre sí, pues cada una era lo contrario a la otra, mientras que unos buscaban el poder y proteger la zona prohibida mientras se lucraban de esta, otros preferían su destrucción y establecer una orden segura en ella, por ello, en los 25 años que llevan existiendo, han luchado entre ellos sin parar.

 

—No lo entiendo, ¿por qué debemos buscar a los líderes de dos grupos que se odian a muerte entre sí? –Pregunta Alan.

 

—Porque en este momento se ha dado un hecho insólito que nadie se lo esperaba –Dice Douglas —Anarquía y Orden, se han aliado, nunca en los 25 años que llevan luchando entre sí, se han dado tregua alguna entre estas facciones, pues el odio mutuo que se sienten es inimaginable, y esta alianza es consecuencia de la amenaza del ejército rojo, ¿comprendes ahora lo grande que es esto?, para que dos facciones que llevan matándose entre ellos desde más de dos décadas, que de repente dejen a un lado sus diferencias y se unan para combatir a un enemigo en común, esto es algo de lo que alarmarse, demuestra que el ejército rojo no es poca cosa.

 

Douglas explica que Anarquía y Orden, son los buscadores de Navum mejor equipado de la zona prohibida, un buscador tiene tres facciones a elegir, ser un miembro de Anarquía, un Orden o un independiente, mayormente el número de buscadores son del tercer grupo (Independientes), pero el mayor ingreso se obtiene formando parte de una de las dos primeras, por supuesto, eso conlleva a ser enemigo de la otra y aceptar los riesgos y situaciones bélicas del grupo al que decidas estar.

 

—Hace unos días miembros de ambas facciones se han reunido en el pantano corrompido, incluso los actuales líderes se dirigieron allí, según parece el ejército rojo está teniendo una fuerte presencia en ese lugar y los dos grupos con esta alianza pretenden eliminarla, creen que de esa manera podría mermar su amenaza por estas tierras, que últimamente ha pasado a llamar demasiado la atención y razón no hace falta para creer de ello –Explico el buscador calvo.

 

No solo estarían luchando contra el ejército rojo, pues se cree que incluso pueden haber logrado averiguar más de ello de lo que nosotros sabemos, algún indicio que nos una pista de donde se encuentra su guarida.

 

Nos faltaba mucho para que ya casi fuera mediodía, pero aún quedaban horas para llegar al pantano, cada uno estábamos lo bastante provisionados, por fortuna Creik llevaba consigo los brebajes de resistencia al Navum.

 

Douglas incluso contaba con un medidor Navum y brebajes del mismo tipo, tal parece que las herramientas de los Enanos hechos para sobrevivir a la zona prohibida, llegaron a manos de los mercaderes que realizan su negocio allí, no era un secreto, incluso Creik lo sabía, le asqueaba pero no le quedaba otra que aceptarlo e ignorar de ello.

 

—Hay algo que me llevo preguntando, si la zona prohibida es demasiado peligroso para explorar a pie, ¿por qué nadie ha pensado en usar un barco volador? –Consulto Alan.

 

El Enano tocando el hombro del muchacho con un dedo, este voltea a verle teniendo su atención y Creik señala en una dirección que responde a la duda del chico, los restos de madera de un barco volador, que eran escasos y daban el aspecto de llevar un buen puñado de tiempo, se encontraban dispersos sobre el campo y a su alrededor lo rodeaban unas FTN.

 

—Transitar con barcos voladores y criaturas aladas en la zona prohibida tampoco es buena idea, los cielos de este sitio también experimentan mortales fenómenos de Navum capaz de destruir sobre lo que vueles, lo peor es que son casi indetectable, siendo casi imposible surcar los cielos de este hostil territorio, dejando únicamente el viaje a pie como seguro –Explico el Enano.

 

Incluso la zona prohibida se las arregló para idear en su inhóspito ambiente, una especie de mecanismo antiaéreo para imposibilitar los viajes en las alturas, si bien, en los cielos se pueden observar volar aves, pájaros normales que no parecen haber sido afectado por el Navum o eso creo a primera vista.

 

__________________________________________________________________

 

Horas han transcurridos, de extensos campos dimos con una bajada, hasta dar con los primeros tramos pantanosos, agua estancada poco profunda de un vasto lago del que crecía una densa vegetación marina, las áreas terrestre transitable lo conformaban numerosos árboles secos hasta el punto de casi parecer un bosque muerto.

 

Nos adentramos por un camino de tierra, evitando el agua lo mejor posible, si bien aunque era poco profunda, la amenaza que supone este sitio, eran las abominaciones que vivían en el agua, desde pirañas mutadas, hasta cocodrilos monstruosos.

 

— ¡Cuidado! –Advierte Douglas deteniendo al grupo.

 

Adelante nos encontramos con la primera abominación del área, del agua surge obstruyendo nuestro camino un cocodrilo de dos cabeza con escamas verde musgo con el tamaño de un carro de combate, su piel se mostraba ser gruesa y rodeado de púas moradas, en la frente de ambas cabeza tenían pegado un pequeño bulto de carne palpitante.

 

—“Trueno Bicéfalo” –Cito el Enano el nombre de esa cosa.

 

El bulto de las cabezas del coco empieza a palpitar más rápido al captar nuestra presencia y posar sus ojos sobre nosotros, entonces electricidad morada surge alrededor de su cuerpo a través de esas púas pegadas a él, acto seguido el aborrecible animal abre sus bocas y expulsa rayos del mismo color sobre nosotros.

 

Douglas hace sangrar uno de sus dedos para realizar la invocación de un Espirano, al completar el rito, un círculo mágico se manifiesta surgiendo de este una armadura viviente de dos metros con un enorme escudo como único equipamiento, el espíritu familiar situándose al frente recibe el rayo con su único medio defensivo, resistiéndola hasta que la abominación deja de expulsarla y cierra la boca de ambas cabezas.

 

— ¡Ahora! –Exclama el buscador de Navum en señal de contraataque.

 

De un lado del escudo, Douglas se situó atacando con su ballesta metálica incrustando en la parte superior de su arma una piedra mágica de esencia pura aguamarina que portaba poder del elemento viento, del otro lado yo me arme con la escopeta cerbero, ante tal monstruosidad blindada, con la AK-47 me tomaría bastante eliminarlo, pero con la escopeta sería más fácil hacerse cargo.

 

Douglas es el primero en atacar, disparando al coco bicéfalo con varios virotes de viento en intervalos de 3 segundos cada uno impactan sobre los ojos de cada cabeza, la abominación responde aunque ciego lanzando bolas de electricidad con ambas bocas en dirección de donde los proyectiles provienen.

 

—¡Intense Iron – Modo Knight!.

 

Me equipe con la armadura y salí de mi cobertura, mientras  el abominable ser estaba distraído con Douglas yo me acerque lo suficiente hasta tenerlo en un rango mortal con mi escopeta cerbero, debía apresurarme, sus ojos se estaban regenerando, cambie el selector del arma por el disparo secundario.

 

—¡Big Shot!.

 

El mortífero disparo de la escopeta destrozo toda la parte superior del cuerpo del lagarto monstruoso, fue abierto como si un bisturí gigante hubiese hecho el trabajo crudo, su aspecto visceral salió a la luz y de su interior entre tantas sangre, tripas y lo que fuera anatómicamente el resto, note la presencia de cierto objeto ajeno a un organismo viviente.

 

En el interior de este cocodrilo de dos cabezas, había una pequeña veta de 5 cristales morados, cada una con el tamaño aproximado de una manzana, aquello era la valiosa mercancía por la que los buscadores de Navum arriesgan su vida.

 

—Ciertas abominaciones poseen dentro de su cuerpo cristales de Navum –Dice Douglas —Como resultado, exponen más fuerza, tenacidad y resistencia que aquellos que no, ya que estos cristales actúan como una fuente de poder en ellos.

 

Estos cristales podían hallarse en sitios donde la concentración de magia se ha mezclado con esta energía morada, estando presente en varios territorios, ya sean boscosos, cuevas e incluso en este pantano, pero incluso hay animales, abominaciones que poseen estos cristales dentro de su organismo, lo que origina una mutación mucho más peligrosa que los monstruos convencionales.

 

—Los truenos bicéfalos son una de las abominaciones más peligrosa de Pantano Corrompido, matarlo provee una buena suma de dinero por los cristales de su interior, pero estas cosas son absolutamente difíciles de eliminar, que tú lo hayas hecho de lo más fácil con esa extraña arma tuya, hice bien en proponer esta colaboración –Comento el buscador retirando su invocación y siguiendo el camino para ignorar a su vez a la abominación muerta.

 

— ¿No piensas recoger los cristales de esta cosa?, dijiste que son muy valiosos –Le pregunte.

 

—Tenemos prisa, ya me lucrare cuando el tiempo no amerite presionarnos –Contesta él

 

Ciertamente la situación actual denotaba fuerte presión para los buscadores de Navum, pero era demasiado raro que pese a ello no recogiera esos cristales, sé que había dicho que al hallar el escondite del Ejército Rojo supondría la posibilidad de dar con una gran fuente de esta y de paso conseguir eliminar el problema que asola a los suyos, ¿pero era realmente toda su razón para hacer este peligroso recorrido?, no podía evitar que ocultaba algo más, una razón más personal para aceptar esta travesía mortal.

 

__________________________________________________________________

 

La fauna del pantano exponía otras peligrosidades a su vez, por ejemplo, este ambiente estaba habitado por ranas Fira, aquellas ranas albinas con numerosos anillos rojos y que al croar tenían la capacidad de escupir fuego, su tamaño normal es igual a cualquier rana conocida.

 

Pero los de la zona prohibida, tenían el tamaño de una camioneta y en cuanto a cuando expulsan fuego de la boca, no tenían mucho que envidiarlo a un dragón, esta especie era conocida como “Rana Fira del Navum”, un nombre simple para una mutación tan clara como el agua, algunas de esas cosas podían albergar cristales Navum en su interior, otros no.

 

También acechaban serpientes venenosas del tamaño de anacondas conocidas como “Arrastrante ponzoñosa”, su principal característica es su piel morada con manchas verde en su escamosa piel que al simple toque puede envenenarte, poseía dos notables colmillos visibles en su boca que chorreaban gotas de veneno ácido y sus ojos tenían la cualidad de inducir parálisis mágico sobre sus víctimas si estaban a un metro de ellos, es por eso que estas criatura se las combate a distancia, la buena noticia, es que eran lentas, muy lentas desplazándose, pues estas abominaciones son más de emboscar sorpresivamente a sus presas.

 

Otra peligrosa abominación era un ser humanoide, su aspecto era como la de un sapo antropomórfico del tamaño de un hombre adulto, sus piernas y brazos eran como la de tal anfibio con aletas en manos y pies, en su cabeza también poseía un par de aletas por oreja, se desplazaba mediante saltos altos y agiles y destacaba la presencia una extensa lengua que actuaba como una lanza, aquella criatura era llamada “Salteador pantanoso”, también tenía la habilidad de escupir una nauseabunda baba acida que impregna su olor en la victima, causando que otros salteadores se sientan atraído hacia la presa con el deseo de matarle.

 

Pero no todas las abominaciones eran hostiles, como por ejemplo existían peces nadando en ciertas áreas algo profunda del pantano, presentaban ciertos rasgos extraños como la presencia de brazos humanos que usaban para capturar a peces normales a los cuales comían o incluso luchar a muerte contra otros como ellos, pero eran indefenso para los buscadores.

 

También existían libélulas del tamaño de halcones que pasaban la mayor del tiempo pegado a arboles sin moverse, cuervos con cuernos y colas puntiagudas, estos últimos no atacan al menos que se les provocara y se alimentaban a manera de carroñeros.

 

Se podían avistar pequeños fragmentos de cristales de Navum en el suelo del pantano, pero según Douglas tales pedazos pequeños valen una miseria por lo que no tiene sentido recoger aun varios de ellas, también se percibe en el terreno la presencia de FTN, del mismo tipo que en el “Campo Malahierba”.

 

Nuestro recorrido llegaba una hora y el sol estaba próximo a ocultarse, en la noche, los depredadores nocturnos del pantano eran más activos y peligrosos, y según el experimentado buscador calvo, había posibilidades de toparse con una letal criatura que moraba en territorios más profundos de la zona prohibida, pues esta solo podía aparecer en el pantano por la noche, las posibilidades eran menores pero seguían siendo una posibilidad.

 

— ¡Alto! –Una orden es exclamada hacia nuestro grupo.

 

Tres hombres de gabardina de cuero negro con capucha equipada con protecciones metálicas moderadas en hombros, extremidades y pecho se aparecen entre arboles bloqueando nuestro camino, uno llevaba un arco como arma, el otro un fino bastón de madera con un pequeño cristal de mana en la punta y el tercero tenía un hacha pesada, denotando el ultimo como el más corpulento y mayor del grupo.

 

Pero había algo que los tres tenían en común, era la misma insignia o símbolo que llevaban en su prenda, en la parte del pecho, detallaba la imagen de un buscador de Navum vistiendo las mismas ropas que ellos, ocultando su cara con la capucha con solo su boca visible, con los brazos en alto, en su mano izquierda sostenía un cristal de Navum y en su mano derecha un cetro que irradiaba magia en forma de un aura.

 

—Son buscadores de Anarquía –Revela Douglas.

 

—¿¡Quienes son ustedes!?, ¡identifíquense! –Ordeno el buscador del hacha mientras el del arco y el bastón nos apuntaban con sus armas.

 

Por reacción hizo que nuestro grupo se pusiera en guardia contra ellos, Allum apuntando con su revólver, Riha con la pistola, Alan con las dagas en sus manos y el Enano sostenía su hacha preparado para combatir, por mi parte mantuve mis manos en mi rifle de asalto.

 

— ¡Esperen, no somos el enemigo!, hemos venido a ver a los líderes de Anarquía y Orden, queremos ayudar –Hablo Douglas por nosotros —Soy un buscador de Navum independiente y ellos son aventureros.

 

—¿¡Aventureros aquí!?, ¡eso es demasiado sospechoso! –Dice el hombre del hacha con fuerte mirada de desconfianza hacia nosotros.

 

La charla diplomática no parecía ir por buen camino y Creik tenía su opinión al respeto sobre como deberíamos lidiar con la situación.

 

—Yo digo que nos lo carguemos y sigamos adelante, nadie echara de menos a un par de acechadores del Navum –Expreso el Enano.

 

— ¿¡Quieres cerrar la boca y evitarnos más problemas!?, ¡Enano! –Le pidió “amablemente” el buscador calvo.

 

Sin embargo, ciertamente la situación parecía que iba a tomar camino al rumbo violento, nadie confiaba en nadie y al revelarse nuestra identidad como aventureros, los buscadores perteneciente a la facción de Anarquía, nos miraban con más recelo.

 

— ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!…

 

Un fuerte grito sacudió el ambiente, todos voltearon tu atención de donde procedía, quien emitió ese gemir de agonía que suspiro su último aliento, era el buscador arquero de Anarquía, quedamos boquiabierto cuando lo presenciamos.

 

Una lanza había atravesado el pecho del buscador desde su espalda perforando su corazón, su cuerpo sin vida era levantado por el arma de su atacante, una maquina envuelto en una pesada armadura, era uno de esos golem mitad humano o mejor dicho Ciborg, el símbolo rojo de la URSS grabado en el pecho de su metálico armazón revelaba su pertenencia al ejército rojo.

 

Con respeto al trio con los que lidiamos, este poseía diferencias en su aspecto, para empezar era más grande, los otros exponían alturas normales casi comparable a un hombre adulto, pero este medía 2 metros y medio, su blindaje se venía con más grosor, su brazo izquierda era una larga lanza y su derecha era la extremidad que portaba los dos cañones que relucían su naturaleza como armas de fuego.

 

Pero lo que llamaba también la atención, era la diferencia con respeto a la parte inferior de su cintura, no tenía piernas como las de un humano, en su lugar caminaba por medio de unas 8 extremidades arácnidas, cada pata era puntiaguda y filosa, incluso denotaba poder usarlas como arma cuerpo a cuerpo.

 

—“¡Modelo Pauk en directiva de Combate!, ¡sométanse al Ejército Rojo o perezcan!” –Advirtió el ciborg entonando su robótica voz.

 

Continuara…

 

 

NOTA DEL AUTOR:

 

Se me acercan tres exámenes, el primero el 22 de febrero, el segundo el 1 de marzo y el tercero aún desconocido, pero será entre el 2 al 15 de marzo, como consecuencia no podre actualizar las novelas como se debe, hasta entonces, disculpen si me tomo bastante en publicar los siguientes capítulos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s