Metalord Revolution Capitulo 118

CAPITULO 118

RECUERDOS ENTRELAZADOS “Myldark”

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Un ataque nocturno es llevado a cabo por los Afligidos bajo el mando de un enigmático usuario de magia, con el nombre de “mago sombra”, su inminente presencia revela ser alguien de destacable poder y con el objetivo de eliminar a Rozuel Drayt, con su primer ataque deja a Roz inconsciente y a la merced de su ejecución, hasta que…

— El mocoso aun es un novato, pero no puedo darme el lujo de que mi actual “portador” muera aun –Dijo Roz resaltando una segunda voz grave que no era suya.

 

— ¿Quién eres tú? –Le pregunta el mago sombra.

 

—Siéntete orgulloso, mago, aun con este debilucho cuerpo humano, tendrás el honor de probar una fracción del poder de un auténtico dragón ancestral.

 

Rozuel levanta la vista mirando cara a cara al mago sombra, revelando poseer rasgos inhumanos, en sus ojos grises, iris con forma de rombo y en su boca sobresalía unos minúsculos colmillos.

 

— ¿Dragón ancestral? –Repitió el mago enigmático en su mente con cierta confusión ante las palabras del chico.

 

No dudaba de que algo extraño se había tornado alrededor de aquel muchacho al que tenía por objetivo eliminar, su voz sobrenatural y aquellos rasgos reciente ajenos a su humanidad, pero había inquietud en un detalle muy crucial, no era capaz de sentir la “presencia” de Roz.

 

Podía ver una fuerza emanar del cuerpo del chico, una energía de naturaleza mágica azulada y mayormente gris sobresalía del cuerpo del joven, y a su vez también otra energía de aspecto incoloro en menor cantidad, estaba esparcido débilmente en todo el cuerpo, pero con dos puntos en donde más se concentraba dicha energía, la cabeza y el pecho en la zona del corazón.

 

— ¿Qué es eso?… –Se preguntó el mago.

 

La energía azul y gris aun incapaz de percibirla sensorialmente, no le costaba deducir que era mana, poder mágico, pero aquella energía incolora que le envolvía a escasa notabilidad, no la sentía como tal, pero la duda albergaba de su auténtica naturaleza y una pregunta repercutió en sus pensamientos; “¿aquello me impide sentir a este niño nada ordinario?”.

 

Inmediatamente tuvo que abandonar la conversación en sus pensamientos cuando sintió con sus oídos, el fuerte estruendo del muchacho acercársele velozmente, había cubierto su mano derecha de aquella sustancia negra de la armadura oscura, haciendo una mano metálica de tamaño descomunal con largas y afiladas garras.

 

Un zarpazo fue dirigido contra el mago, pero el enigmático personaje se desplaza como una fantasmagórica serpiente sombría por el suelo evitándolo, volviendo a su forma ordinaria tras tomar 6 metros de distancia de su oponente, acto seguido crea una esfera oscura y la lanza contra él.

 

El chico ni se toma la molestia de evadirlo, pues golpea la esfera con su descomunal mano partiendo el esférico ataque en dos los cuales se desvían e impactan contra el suelo produciendo el choque de fuertes golpes.

 

—Un enemigo problemático… -Pensó el mago enigmático.

 

Rozuel se lanzó a la ofensivo con otro zarpazo, pero el mago sombra vuelve a evadirle de la misma forma y al regresar a su estado normal se eleve a unos cuantos metros en el aire apuntando con sus dos manos hacia el chico, creando numerosas esferas oscuras a su alrededor que son dirigidas hacia él.

 

El muchacho con una confianzuda expresión maliciosa en el rostro, se mueve con agilidad y rapidez sobrehumana mayor al nivel que contaba con su Intense Iron en su “modo Knight”, no había señal de fatiga o cansancio ante tal demostración de dotes físicos, cada esfera que esquivaba revelaba causar una explosión oscura que dejaba marcado el suelo con mayor grado que sus anteriores ataques.

 

Al haber evitado con éxito todo el ataque del mago sombra, el chico mira fijamente a su enigmático enemigo, con su siguiente movimiento planeado, tomo el AK-47 con el brazo izquierdo y un suceso nuevo se da en curso, el arma se fusiona con el material oscuro de la armadura dando un resultado fascinante.

 

La extremidad izquierda se había convertido en un brazo-rifle con el cañón del AK-47 en la punta, con ella tuvo en la mira al mago sombra y disparo tres balas, los proyectiles atraviesan el cuerpo del usuario mágico como si estuviera hecho de niebla oscura, una sombra incorpórea.

 

El mago contraataca y elevando una de sus extremidades crea un número de esferas oscuras mayor al anterior, sin embargo, el muchacho con el concentrar de magia en su brazo derecho, realizo un zarpazo desde donde estaba invocando una potente onda de viento del cual fluía su poder mágico.

 

Este se desplaza como un violento ventarrón casi huracanado que daña el suelo conforme su avance, al llegar hasta la posición del mago sombra, la fuerza de esta corriente ventosa hace desaparecer sus esferas, al pasar el fuerte viento lo siguiente que presencia es el cañón del arma del chico apuntarle nuevamente.

 

5 disparos esta vez, pero todos vuelven a traspasar su cuerpo como si niebla volvieran a tocar, el mago desvelaba una problemática habilidad para tornar su estado físico en uno incorpóreo acorde a su sombría apariencia, volviéndose hasta el punto de ser invulnerable a los ataques físicos del joven esper.

 

—Jejeje… -Ríe Roz denotando con claridad la segunda voz grave.

 

El mago sombra presenciando el nivel como amenaza de su nada ordinario oponente, pensó enseguida llevar su poder al siguiente escalón, dos pentagramas de fuego sombrío se manifiesta en cada palma, conjurando alrededor de su rival docenas de lanzas oscuras flotantes que apuntaban hacia él, sin embargo eso no intimido a Roz.

 

—Tsk… me subestimas mago.

 

Un par de bultos surgen en la espalda de la armadura del muchacho al nivel de los omoplatos, creciendo y dando origen a dos alas metálicas de aspecto reptilico, el mago enigmático cierra sus puños y eso causa que las lanzas flotantes se muevan velozmente con intenciones asesinas hacia su objetivo determinado.

 

Pero nuevamente el joven esper vuelve a deleitar otra muestra de fuerza de su anormal comportamiento, sus alas recién adquiridas se mueven como si voluntad propia tuvieran y repele a cada lanza como si las abofeteara, culminando con el desatar de un huracanado viento con estas que hacen retroceder como desaparecer al resto de las amenazantes lanzas.

 

La fuerza de la corriente ventosa levanta una cortina de polvo en el transcurso, la cual es aprovechada por el mismo mago enigmático, atacando por la retaguardia de su oponente.

 

—“¡Tridente de Penumbra!”.

 

Fue su técnica empleada, de sus manos sujetaba un tridente hecho con poder mágico de sombra con el cual sus afiladas puntas tenían la intención de penetrar en la zona de la armadura donde llegaría a la parte cardiaca del chico, pero el esper sintió su presencia y su sorpresivo ataque, con su mano-garra tomo al tridente y cambio su dirección para atravesar su espalda y las partes punzantes salir de su abdomen.

 

El mago sombra toma distancia, observando como el tridente desaparece al no yacer en contacto con él, dejando a la vista el daño de las tres heridas penetrantes tanto en la espalda como en la parte delantera sobre el abdomen, pese a ello el lastimado Roz no exclamo dolencia alguna o sentía la debilitante repercusión del daño provocado en su cuerpo.

 

— ¿Qué ocurre mago?, ¿es todo lo que puedes hacer? –Volteo el chico esper para mirar a su enigmático oponente con una expresión arrogante.

 

Mientras tanto, sobre la niebla oscura que cubría el campamento montado por los combatientes, los miembros de Ordinem Deam luchaban contra los Afligidos que le atacaban, Einquel disparando a las presencias hostiles que sentía, logra salir de la niebla para hallarse en escena el confrontar del mago contra Roz, pero lo más llamo su atención fue lo siguiente que presencio.

 

Noto las heridas penetrantes en el cuerpo del chico, estas sangraban pero el mismo joven ni se inmutaba de ello, observo como por consiguiente, aquellas mismas heridas empezaban a cerrarse deteniendo la hemorragia y acto seguido la materia negra de la armadura cubre el daño de penetración en la misma vestimenta metálica reparándola.

 

—Es como aquella vez… -Dijo anonado el elfo oscuro.

 

__________________________________________________________________

 

Einquel estuvo presente aquel momento en que Roz fue traído y atendido por el personal de la enfermería de la guarida de la organización, en su espalda tenía una brutal herida vertical de corte que se extendía en toda la columna, era un daño que estaba fuera del nivel de las capacidades curativas de su gente, lo que daba a pensar que el niño no sobreviviría.

 

— ¿Qué diablos?… –Fue su reacción de asombro al igual que el personal cuando lo presenciaron.

 

Sobre el cuerpo del chico un aura gris le envolvió y unas venas grises surgieron del collar negro de su cuello extendiéndose hacia la espalda, de repente aquella mortal herida de corte empezaba a sanarse lentamente, los magos curanderos no tenían la menor idea de que ocurría, pero no era causa de su magia la razón de tal fenómeno.

 

Sin embargo, aprovecharon tal extraño manifestar, mientras la herida se curaba, trataban de mantener vivo e hidratado al muchacho, en cuestión de una hora y tanto, aquel feo corte fue suturado por completo evitando toda pérdida de sangre y luego empezó a cicatrizarse, pero la situación del chico aún era frágil.

 

Mientras su herida iniciara el proceso de cicatrización, aquella parte no debía ser tocada o la sutura se abriría, al cabo de una semana y cuando Roz finalmente despertó, fue que vio ante tal grado de recuperación, que ese chico que Liha había conocido, no era para nada alguien normal.

 

Mostrar tales cualidades de sanación que ni un mago de nivel ordinario podría fomentar, considerando que él era un no mago y también estaba el hecho de que no pudiera sentir su presencia, su magia o mana, alrededor de ese tal Rozuel Drayt, le envolvía un aura de incógnitas que el mismo elfo sentía curiosidad y a la vez temor.

 

 __________________________________________________________________

 

—No hay duda, es como aquella vez…

 

Observo detenidamente al chico notando los nuevos rasgos de su armadura, las alas eran algo que no había mostrado en todo las veces que uso su tal “Intense Iron”, pero también noto que su voz cuando abría su boca para hablar con provocación al mago sombra, relucía un segundo tono grave que no era suyo.

 

—No sé qué está ocurriendo o que le está ocurriendo al chico, pero si esto nos da una oportunidad para vencer al mago sombra, debo aprovecharla –El elfo se hecha cuerpo a tierra apuntando al mago sombra y manteniéndolo en la mira.

 

Él era consciente de la habilidad del mago enemigo para volver su cuerpo en un estado incorpóreo para evitar el contacto de todo ataque mágico o físico, pero sabía que tal poder no era invencible y confiaba que Roz descubriría su punto débil, permitiendo al elfo aprovechar esa ocasión para dispararle.

 

El mago sombra al ver la capacidad regenerativa de su oponente, tanto para sanar su cuerpo como reparar la armadura, opto por subir a otro nivel su grado de poder mágico, su cuerpo se envolvía en un aura sombría y repentinamente se replica a si mismo con ahora 5 magos sombra rodeando a Rozuel.

 

Los cinco poseían aquella oscura aura y al levantar todos juntos sus manos a la altura del abdomen, numerosas lanzas oscuras se crean a su lado y en sus mismas manos un tridente se crea a su disposición, posicionándose cada uno para cargar contra su dificultoso rival de armadura negra.

 

—Ya veo, conque así funciona –Dijo en sus pensamientos el joven esper mirando con sus anormales ojos a los 5 magos sombras.

 

Apunto y realizo un disparo, pero no a uno de los 5 que tenía rodeándole, sino a otro mago sombras que estaba a unas distancias de una de las réplicas, en un estado de invisibilidad, el proyectil del AK-47 atraviesa su estómago y vuelve a ser visible para todos, causando en consecuencia la desaparición de todos sus duplicados como también las lanzas y sus tridentes.

 

El daño del disparo dejo una herida en la zona abdominal del enigmático usuario de magia, no había sangre escurriendo, solo un agujero negro carente de carne o algún contenido orgánico, tan solo un hoyo de oscuridad.

 

—Querías engañarme y distraerme con esas lastimosas replicas, pero lo más interesante fue descubrir que no puedes usar tus poderes para atacarme y ser invulnerable a la vez –Revelo Roz —En el momento en que hagas uso de tu poder mágico para centrarte en la ofensiva, no puedes usar tu habilidad defensiva para hacer tu cuerpo incorpóreo a los daños, eres vulnerable cuando atacas, teniendo que elegir entre atacar o defenderte, pero nunca los dos a la vez.

 

— ¿Cómo pudiste darte cuenta?, estaba lo bastante oculto como para ser sentido sensorialmente –Pregunta el mago sombra curioso de saber cómo fue encontrado al volverse invisible.

 

—Estúpido mago, mis ojos no son inferiores como los tuyos, puedo ver y percibir lo que humanos y seres de tu bajo nivel no podrían ni en cientos de años –Le dice con prepotencia el joven esper.

 

El misterioso mago estaba aún más impresionado, su fuerte oponente no solo vio bajo su ataque y la debilidad de su defensa, incluso logro conseguir causarle una herida, con tales hazañas era bien sabido que tenía que ir con todo lo que tenía permitido a su disposición, un pentagrama mágico surge de su mano derecha y con ello invoca un muro del suelo.

 

Una fortificante estructura defensiva oscura con una altura de 5 metros, del otro lado lanzas surgían de la pared sombría como proyectiles preparados para ser disparados hacia el chico, su siguiente técnica estaba centrado tanto para el ataque como defensa de su frente.

 

—Con esto debería… ¿¡Hmmm!?…

 

Percibe a tiempo como una premonición el peligro hacia su costado, con sus reflejos sacrifica la mitad de uno de sus brazos para desviar aquello que casi pudiera causarle un serio daño, el proyectil de una bala de rifle, miro detenidamente la dirección de donde procedía, notando la presencia de Einquel con el Mosin-Nagant en manos en una posición de tirador.

 

—Que descuidado he sido, me centre tanto en el combate y en ese chico, que ignore a mi alrededor… debo reflexionar esto más tarde… -Pensó el mago sombra.

 

Repentinamente, el muro que había invocado es derribado por la mano-garra del joven esper, quien se desplaza rápidamente hasta detenerse a escasos centímetros del enigmático mago, ubicándose cara a cara de él, el chico sabía que el sombrío mago estaría usando su habilidad defensiva para que todo ataque traspase su cuerpo, pero eso no le detuvo.

 

—Como te dije, mis ojos pueden ver y percibir lo que seres inferiores no pueden, por ejemplo…

 

Con su mano-garra la acerco al mago sombra, como preveía esta atravesaba su cuerpo, aun así llevo su garra en la parte de su pecho, estando dentro de su incorpóreo cuerpo, el brazo de Roz empezaba a concentrar poder mágico.

 

—Porque si hago esto…

 

Retiro su mano-garra del cuerpo del anónimo mago causándole una herida en el pecho, ignorando su incorpóreo estado de niebla sombría, este retrocede y toma distancia al ver que pudo recibir daño incluso con su habilidad defensiva activa.

 

—Por fuera serás inmune, pero si ataco “desde adentro” con magia en un punto específico, también serás vulnerable –Dice su oponente de la armadura negra con arrogancia entre risas.

 

—No debería saber eso, ni siquiera sentirlo, ¿realmente sus ojos pueden ver la vulnerabilidad interna de mi habilidad sombría para traspasar todo aquello que intente infligirme daño? –Se preguntó anonado el mago sombra.

 

Tres Afligidos salen repentinamente corriendo con frenesí, surgieron de la niebla oscura muy cerca de Einquel, pero pese a tener al elfo a su alcance y con alta posibilidad de tomarle por sorpresa, le habían ignorado y centraron toda su atención en Rozuel.

 

Dos de ellos eran del tipo regular, estos saltaron y como depredadores enloquecidos descendían con intenciones de clavar sus garras sobre el chico, pero él hizo uso de la suya, con solo un zarpazo de su mano afilada descuartizo a los dos en un movimiento volviéndolos más unos sacos de sangre que carne que terminaron por dispersarse en el terreno.

 

El tercer Afligido era un acorazado, cargaba con su pesada hacha descomunal contra Roz, él chico apunto con el rifle hacia la gigante criatura, la extremidad fusionada con el arma de fuego se envolvió en magia, disparo proyectiles demostrando la capacidad de imbuirlos con poder mágico y potenciar su poder de fuego, las balas atraviesa cada mano del gigante destrozándolas como un frágil paño.

 

El Afligido al perder su único medio para sostener su hacha, su arma cae haciéndose sonar su pesadez al impactar contra el suelo, Roz salta haciendo uso de las alas, no podía con volar con ellas como un dragón, pero era capaz de realizar saltos de mayor altura y planear en el aire, de su brinco elevado cayó encima de la cabeza del monstruo.

 

Y haciendo uso de su garra, las clavo alrededor de la cabeza del Afligido, unas venas grises surgían del collar hacia la extremidad con la que obraba su movimiento y en solo el primer intento, arranco toda la cabeza con cuello incluido de la entidad inhumana con brutal fuerza, arrojándola en el aire a una elevada distancia hasta perderse en el bosque.

 

Como acto final, con esas mismas garras, partió en dos al Afligido desde un ángulo vertical, iniciando su fino corte desgarrador en la parte donde la cabeza extirpo, el chico se hecho a reír, con una imponente carcajada que denotaba su voz inhumana.

 

El mago sombra al atestiguar tal monstruoso poder, pudo concluir el significado de aquellas palabras que dijo el chico antes de iniciar el combate, “Siéntete orgulloso, mago, aun con este debilucho cuerpo humano, tendrás el honor de probar una fracción del poder de un auténtico dragón ancestral”.

 

—No puedo sentirlo, pero puedo verlo tan claro como el día, dentro de ese cuerpo humano, abunda la presencia de algo más, ¿quién eres entidad autoproclamada como un dragón ancestral? –Le pregunto el mago sombra.

 

—Soy Myldark, dragón ancestral también conocido como el “Acero de las Sombras”, regocíjate y tiembla ante mi presencia, mago –Contesto Roz revelándose de manera oficial como Myldark quien hilaba de las acciones.

 

— ¿Myldark?, ese nombre me suena… lo recuerdo, pertenece a uno de los “seis dragones del fin”, título acuñado por habitantes tanto humano y semihumano de toda Avalia, a 6 dragones ancestrales que una vez se unieron y le dieron guerra a tres reinos a la vez hace varios siglos atrás en el continente de Gresswold, aquello seria conocido como “La guerra de los seis dragones del fin” –Pensó el mago sombra —Lo último que se sabe de Myldark, es que lo vio custodiando su territorio ubicado en el reino de Zaragos hace más de medio siglo, protegiéndolo celosamente de intrusos, no atacaba aldeas o arrasaba ciudades, tan solo estaba allí y a veces era retado por campeones como magos poderosos, todos caían ante el poder de ese temible dragón, pero un día misteriosamente desapareció de su territorio, se dice que alguien lo venció, pero se desconoce quien fue y a donde fue a parar el cuerpo de este dragón ancestral, su cadáver no sería solo un trofeo decorativo, sino un valioso ingrediente para crear formidables artefactos mágicos, así que este… ¿es ese Myldark? –Reflexionaba en su mente el sombrío mago.

 

—Je, tienes suerte de que no tenga mi cuerpo original, habría acabado contigo desde el principio –Dijo el mismo Myldark.

 

—Morir es algo que tengo prohibido, hasta que el sueño de “Madre” se haga realidad, Hmmm… esta “vestimenta” ya no me es funcionable.

 

El mago sombra se retira la túnica que vestía revelando su verdadero aspecto, un hombre joven de bello rostro, tenía un inusual pelo corto con la mitad de su lado izquierdo de color blanco y la otra parte de negro, pero lo más llamativo eran sus ojos, su izquierdo era totalmente negro como la oscuridad y el derecho blanco como la luz, ambos carente de iris y cejas, llevaba encima un manto gris en conjunto con un largo pantalón azul junto a unos botas de color marrón, la herida en su abdomen y pecho ya no estaba, y la extremidad que sacrifico a la mitad, se encontraba entera e ilesa de nuevo.

 

— ¿Es ese tu autentico aspecto?, luces igual de endeble –Opino con prepotencia el dragón.

 

— ¿Así lo crees recipiente del dragón ancestral Myldark?, da igual, mis asuntos aquí han concluido –Dijo el enigmático mago —Si tuviera el permiso como la capacidad de luchar con todo mi poder, no lo habría dudado un segundo.

 

—¿¡Piensas huir de mi!?, ¡mago cobarde! –Exclamo molesto Myldark.

 

—Volveremos a vernos, de eso no hay dudas, estimo que tu muerte será beneficioso para “Madre”.

 

—Tsk… no se quien sea esa “Madre” de la que tanto fanfarroneas, pero suena como alguien tan débil para depender de otro debilucho para hacer su mandato, je, patético.

 

—Cuidado dragón, de tu arrogante carácter, podrías conocer por primera vez el auténtico terror si osas enfrentarte a “Madre”, pero no dejare que eso ocurra, caerás en mis manos antes de que pongas tus escamosas garras encima de su suprema presencia.

 

—¡Cállate, debilucho mago!.

 

Apunto con el rifle y disparo contra el mago, pero este al recibir la primera bala su cuerpo se transforma en niebla oscura y desaparece en el aire, con sus últimas dedicadas al dragón.

 

—“Nos veremos las próxima vez recipiente del dragón Myldark, hasta entonces sobrevive y vuélvete más fuerte, porque yo, Luzbel, sirviente de Madre, volveré por ti y te eliminare”.

 

El dragón refunfuña con los dientes de Rozuel enojado ante el abandono del mago dejando inconcluso la batalla, la niebla oscura del campamento montado por los combatientes desaparece tornándose el terreno nuevamente visible, Ordinem Deam parecía llevar ahora la ventaja de la lucha, pues el número de enemigos era inferior y casi todos eran Afligidos atacantes del tipo regular.

 

Un Afligido acorazado corre para cargar contra Rozuel poseído por Myldark, el dragón aun manteniendo el rencor de su lucha inconclusa, desquita su rabia contra el monstruo, se lanza contra el gigante ser cuerpo a cuerpo, el Afligido al tenerlo en su rango ataca con su pesada arma, un hacha de combate tan descomunal como su cuerpo.

 

Para sorpresa de todos, Myldark detiene su ataque sujetando el hacha desde el filo del arma con solo su brazo-garra, el suelo al que los dos pisaban se agrietaba ante la cantidad de presión que se ejercía, del collar negro venas grises se manifiestan extendiéndose a la extremidad con la garra, pero incluso las piernas se ven involucradas.

 

Masa muscular surge de las partes envueltas por las venas grises, acompañado de una inmensa cantidad de poder mágico que irradia en todo el cuerpo del chico, este crece como una columna visible de 4 metros que todos los presente de alrededor podían ver, pero no sentir, inclusos los Afligidos con curiosidad miraban aquella exagerada cantidad de magia atentamente.

 

—Solo eres otro débil e insignificante insecto –Insulto el dragón a su monstruoso rival.

 

Myldark le arrebata la pesada arma en la lucha de fuerza al Afligido, acto seguido hace uso de sus alas como un par de brazos extras, sujetando las extremidades superiores del monstruo para inmovilizarle y luego hace uso de su propia arma pesada contra él, partiendo en dos al monstruoso gigante de un solo corte horizontal desde la cintura.

 

El Afligido seguía vivo, pero el dragón con sadismo, comienza a golpear con salvaje presión de fuerza el pecho de la criatura con el hacha, en solo el primer golpe ya había hecho daño considerable al núcleo, al segundo la destruyo.

 

Pero continuo golpeando ese cadáver carente de resistencia, mientras se reía a carcajadas con malevolencia maniática, destrozando sin misericordia el cuerpo del fallecido Afligido, cada embestida del hacha dejaba un rastro tras otro de carne y sangre chorreante en los alrededores del ente inhumano, así siguió por varios minutos.

 

Los Afligidos restantes que aún quedaban, emprenden repentinamente la retirada, era curioso que lo hiciesen tras lo ocurrido a su compañero acorazado en manos del poseído Rozuel por el dragón ancestral oscuro.

 

Los combatientes no podrían estar más que contentos de su victoria ante la emboscada enemiga, pero cada uno no sentía ganas de festejarlo, una repentina sensación de miedo los invadía, intimidados por la abrumante presencia del Rozuel al que observaban.

 

— ¡Oye chico!, ¿¡te encuentras bien!? –Le pregunto preocupado el elfo oscuro intentando hablarle.

 

Roz, o mejor dicho Myldark, quien estaba de espalda al oír las palabras de Einquel dirijas a él, se da vuelta lentamente mostrando su rostro con sus inhumanos rasgos y un gruñido bestial de por medio, mientras miraba fijamente al elfo con ojos indiferentes, acto seguido le apunta con el brazo rifle.

 

— ¡Maldición! –Exclama el elfo sorprendido e incapaz de reaccionar a tiempo.

 

Allum aparece al lado de Einquel y arroja al elfo oscuro al suelo, luego crea como medio defensivo un muro de metal, el chico poseído dispara tres tiros imbuidos con magia, los disparos fácilmente atraviesan la defensa del slime y acribillan su cuerpo, pero gracias a su morfología mágica, los disparos atraviesan su cuerpo gelatinoso dejándole agujeros que eventualmente se rellenan.

 

—Gracias por la ayuda, chico slime –Le agradece Einquel a su salvador pegajoso.

 

—Él no es mi amo –Dice Allum.

 

—¿Cómo has dicho?.

 

—No puedo percibir la presencia de mi amo, no sabría cómo describirlo, pero aun así, puedo sentirlo como un pálpito, la persona que mueve su cuerpo, manipula sus acciones y se encuentra en frente de nosotros de pie, no es mi amo, ¡es alguien más!.

 

El dragón con una colérica mirada centra toda su atención en el slime y el elfo.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s