Metalord Revolution Capitulo 115

CAPITULO 115

RECUERDOS ENTRELAZADOS “Ordinem Deam”

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Abrí mis ojos hallándome en un cuarto estrecho, estaba recostado en una cama con varias vendas alrededor sobre mi torso, en especial mayormente sobre mi espalda en sentido de la columna, sentía algo de dolor que provenía de allí, la única prenda que vestía era mi pantalón largo negro.

El cuarto no tenía ventanas, a mi derecha había una pequeña mesa y cerca un estante con algunos libros, Allum estaba allí, durmiendo sobre una silla en su forma de slime en mi lado izquierdo, lo que más llamó además mi atención era el símbolo que observe arriba de la única puerta del cuarto.

 

Describiendo la figura divina de una mujer de vestido blanco y una larga cabellera del mismo color, con un par de alas azules, su cuerpo estaba cubierto de un aura mágica, tenía sus manos alrededor de un planeta como si lo abrazara y su rostro con sus ojos cerrado expresaba nostalgia como afecto hacia el cuerpo celeste.

 

De la puerta ingresa un individuo trayendo una bandeja de madera con un plato de avena, un elfo de piel morena, revelando su raza como la de un elfo oscuro, pinta de cuarentón, ojos de color oscuro, cabello corto ámbar y un parche cubría su ojo derecho, vestía una camisa blanca en conjunto con un pantalón marrón y llevaba enfundado una espada en la cintura, en la prenda de su torso llevaba el símbolo que observe arriba de la puerta.

 

—Has despertado –Dijo el elfo con buena cara —Casi creí que te tomaría más tiempo abrir los ojos, me alegra haberme equivocado –Se acerca dejando la comida en el mesa de mi derecha.

 

Allum despierta también y al darse cuenta de que estaba consciente, adopta su forma humana y exclama mi nombre con sumo júbilo mientras se aferraba a mi brazo, sus ojos sollozaban mientras replicaba su alegría al verme.

 

Por mi parte yo estaba aún confundido, no sabía quién era el elfo oscuro, cuales fueran sus intenciones, o donde estaba, por mucho que me alegraba no haber muerto tras recibir ese serio corte en mi espalda, las dudas carcomían mi cabeza.

 

—Desorientado, ¿no? –Me dice el elfo —Es lo normal, al ver un rostro desconocido de un cuarto al que nunca has visto.

 

—Amo, ¿se encuentra bien?, ha llevado una semana entera en cama –Me revela Allum.

 

¿¡1 Semana!?, para mi fueron tan solo unas pocas horas, de modo que permanecí internado en este sitio por 7 días.

 

— ¿Dónde me encuen…?

 

Antes de que pudiera formular mi pregunta, mi estómago resuena y siento fuertes deseos de ir al baño, levantándome con ayuda de Allum, podía caminar por mi cuenta, le pedí al elfo el baño más cercano, llevándome fuera del cuarto hasta un pasillo con varias puertas grises, el señalo una de color marrón aclarando que estaba allí tras cruzarla.

 

Corrí desesperadamente hacia la puerta señalada, aun tras haber despertado hace unos minutos, no tenía problemas para caminar más rápido, al entrar hice uso del equivalente al inodoro en este medieval mundo, la letrina, un hoyo del cual no daré detalle de lo que alberga en su interior, tan solo me importaba llevar a cabo mi necesidad fisiológica que retuve por una semana en consecuencia de haber estado inconsciente todo ese tiempo.

 

__________________________________________________________________

 

Tras finalizar, había vuelto al cuarto donde descansaba para tener una charla con el elfo, me senté sobre la cama y nuestro dialogo se llevó a cabo.

 

—Me llamo Einquel, como ya lo sabes, llevas aquí una semana, llegaste hacia nosotros con una grave herida en la espalda  –Se presentó el elfo y describió el fatídico estado con el que termine aquí.

 

No hacía falta presentarme, pues conocía mi nombre dado a que Liha les hablo de mí, además de que Allum estuvo con ellos durante mi reposo.

 

— ¿Dónde está Liha? –Fue lo siguiente que pregunte.

 

Allum puso una cara melancólica, el tal Einquel apenas se expresaba, suspiro y luego me respondió de forma directa.

 

—Liha no vino con ustedes, se quedó en la Isla única.

 

No pude evitar sentir cierta agobia al oír tal noticia.

 

—No lo entiendo, ¿por qué se quedó allí?, ¿por qué no uso el portal para salir también? –Pregunte en voz alta.

 

—Amo, cuando fuiste herido, Liha aún no había finalizado la concentración necesaria de la energía del portal para los tres –Me responde Allum.

 

Mi pegajoso compañero me lo detallo todo, cuando fui herido de gravedad, a Liha aún le faltaba concentrar la energía necesario para sacar a los tres, pero tenía la necesaria para activar el portal y poder sacar a dos del mundo espiritual.

 

La bruja de cabellera naranja sabía que cada segundo era vital y para cuando concentrara la energía necesario para todos, podría morir, por ello, activo el portal con la que energía concertada que disponía, para que Allum y yo consiguiéramos salir de allí, Allum quien estaba presente, escucho las últimas palabras de Liha antes de abandonar la isla Única.

 

—Por favor dile a Roz, que no es su culpa, toda la responsabilidad recae en mí, quiero que viva , pues yo también viviré, no voy a darme por vencida hasta volverlo a ver a ustedes dos, es una promesa –Coloca su mano en el pecho en señal de compromiso —Hasta que nos volvamos a encontrar, ¡cuídense! –Una optimista sonrisa relució en su cara.

 

Después de eso fuimos transportados y terminamos en manos de Einquel como de otras personas, quienes me brindaron la atención medica que precisaba sobre la fatal herida, cuando mi condición se tornó estable, fui internado en ese cuarto y todos los días era alimentado con avena, en compañía de Allum a mi lado esperando ansioso mi despertar.

 

—Liha se quedó allí atrapada… ¿pero no puede usar el portal de nuevo? –Consulte.

 

—Hasta donde tengo entendido, ese pergamino mágico, es una creación de nuestra líder y solo podía ser usado una vez, siento darte esa mala noticia –Responde Einquel.

 

Liha quedo totalmente atrapada en ese lugar sin posibilidad al alcance de salir, con ese gusano invencible y esos esbirros suyos por doquier, por mi culpa ella… no, no puedo pensar así y admitir tan rápido su muerte de manera precipitada, solo podía confiar en que aun seguía viva, sobreviviendo y buscando la manera de regresar, ella lo prometió, ¿no?.

 

—Entiendo, ¿dónde me encuentro en este momento? –Fue mi siguiente duda.

 

—En el reino de Wilstone, en un cuartel subterráneo de nuestra organización, “Ordinem Deam” –Contesta con sinceridad el elfo oscuro.

 

Con que fui transportado en un asentamiento de la organización a la que Liha está afiliada, era de esperarme, de repente el cuarto se sacude momentáneamente en solo unos segundos, el movimiento había sido acompañado por un fuerte sonido que reconocía, ¿una explosión?.

 

— ¿Qué está sucediendo? –Pregunte.

 

—Siento tener que darte más mala noticias, pero en este momento estamos con ciertas dificultades –Dijo Einquel.

 

—¿De qué tipo?.

 

—Bélica, estamos luchando contra las fuerzas de nuestros enemigos jurados, han encontrado esta base que estaba bien escondida, y no mentiré al decir que es de vital importancia que no sea destruida o en el peor de los casos tomado por ellos, resultaría en el fin de la organización –Detallo Einquel.

 

Lo peor era también que a pesar de me encontraba despierto, salir de aquí me era bastante difícil sin exponerle a la lucha que se llevaba a cabo en el exterior, esta base subterránea estaba situado en un bosque, sobre una abandonada iglesia, su enemigo logro encontrarla y ahora ha llevado sus fuerzas contra ellos para matar a todo miembro de la organización y hacer añicos este sitio.

 

La razón por la que este lugar es vital para la “Ordinem Deam”, es que aquí se coordina casi todas las operaciones que llevan a cabo, toda la información recompilada y recursos que disponen, se encuentran almacenados aquí, tienen asentamientos en otras partes del continente, pero es justamente este cuartel el corazón de su grupo y donde su líder se ubica.

 

— ¡Esta aquí cuidado! –Una voz resonó fuera del cuarto.

 

Einquel acudió y tras cruzar la puerta se halló con dos hombres armados vestidos con una túnica blanca que llevaban el símbolo de su organización a modo de insignia en el hombro de su vestimenta, los tres miraban al frente con rostros serios y en guardia, el elfo oscuro tenía su espada desenvainada.

 

No tarde en salir del cuarto también y observar la causa del alboroto, a escasas distancia se hallaba ante nuestros ojos una criatura horripilante, su cuerpo parecía estar hecho de una coraza dura de aspecto carnosa, era como un tejido viviente palpitante con tinte metálico, se sostenía con 4 musculosas piernas con garras de 10 cuchillas cada una, su cabeza era como un cráneo inhumano, su boca se componía de numerosos fauces amarillas con la fuerza quizás de triturar material resistente.

 

Su vista la componía únicamente un gran ojo color negro con numerosas venas sobresaliendo a su alrededor, su torso parecía una armadura corpulenta de aspecto esquelético, todo su cuerpo era color rojo con excepción de su ojo (que era negro) y sus dientes (amarillentos). Mi primera impresión era de que esa cosa sin duda suponía una amenaza, más para mi vida cuando me situé en su rango de visión.

 

Se estaba preparando para atacar, Einquel contaba con su espada y posiblemente con magia (dado a que los elfos son usuarios mágicos de nacimiento), los dos hombres en cambio, el primero contaba con una alabarda, el segundo con un arco, sus armas parecían estar hecho de material de calidad y desconocía si eran o no usuarios de magia.

 

—Si tan solo tuviera mis armas de fuego –Dije en mis pensamientos.

 

— ¡Amo! –Allum replica mi nombre.

 

Al voltear, veo que el slime tiene mi cinturón marrón de cuero con numerosos bolsillos, esta estaba guardada en el cajón de la pequeña mesa, corre hacia mi entregándomelo y ya teniéndola en mi posición, no pierdo el tiempo, tomo una de las canicas metálicas del bolsillo para regresarla a su forma verdadera, la criatura se posiciono como un depredador preparado y brinca en dirección hacia nosotros atacándonos.

 

En mis manos invoque la escopeta Cerbero, apunte rápidamente hacia el monstruo y dispare, para mi buena fortuna, el arma aun le quedaba un cartucho, la potencia del disparo asesta sobre su grueso cuello venoso, siendo destrozado y por la fuerza del impacto su cuerpo retrocede hacia atrás, la cabeza rueda en el aire hasta terminar en el suelo y con la parte inferior seriamente dañada al recibir los perdigones desatados.

 

La criatura fue fácilmente abatida, lo que abrumo a los dos hombres de la organización y al elfo en particular también, luego Einquel centro su atención en los dos individuos a quienes le pidió un informe de la situación, al parecer más de esas cosas se habían adentrado, no lo comprendí muy bien, pero por lo que entendí, estas criaturas se habían infiltrado.

 

— Protecto, ¿cuánto son en total? –Pregunto Einquel como si le hablara a un subordinado.

 

—Tres, Vigidente Einquel –Responde el hombre dirigiéndose al elfo como su superior.

 

—Esto es malo, ¿han localizado a las amenazas?.

 

—La división sensorial de Eithan está llevando a cabo la búsqueda de los intrusos.

 

—Buen trabajo Protecto, retírese e informa a nuestro superior de que uno de los infiltrados ha sido eliminado.

 

Los soldados responden con respeto a su orden y se retiran, supongo que como organización, deben tener su sistema de rangos, siendo el de Einquel superior al de esos hombres, incluso aunque era un elfo, aquellas personas no mostraron desagrado o seña alguna de discriminación hacia su identidad elfica oscura.

 

—Recibía informes de Liha sobre ti, creí que exageraba cuando hablaba de un joven sangre de bruja con invenciones capaz de luchar en igualdad contra fuertes usuarios de magia, maldición, ahora entiendo el porque te venía con tanto interés –Me elogia el elfo oscuro —Agradezco tu ayuda, esa arma tuya sí que es formidable, luchar contra ese “Afligido” en un espacio cerrado hubiera sido problemático.

 

— ¿Los llaman “Afligidos”? –Pregunte.

 

—Sí, los Afligidos son la fuerza combatiente de nuestros enemigos, soldados sin voluntad, miedo o moral, con el único propósito de servir a sus amos –Contesto él.

 

Allum se acercó a la eliminada criatura tocando su torso, describiendo la composición del material de su cuerpo como algo cercano al metal, pero sin serlo a la vez.

 

— ¿Contra quién luchan? –Pregunte con consiguiente.

 

—Contra una potencial amenaza a la que llamamos, “Nexus”.

 

No sabían mucho sobre el tal “Nexus” más que estaba conformado por entidades de inmenso poderes (cuyo número e identidades son desconocidos aun), se dudaba de que sus integrantes fueran humanos, y de serlo, no eran ordinarios, las intenciones de este grupo parece centrarse en buscar poder, ya sea por artefactos poderosos o magias perdidas que en manos equivocadas podrían desatar serios problemas a nivel global a largo plazo.

 

Según se ha averiguado, el Nexus, ha destruido pueblos, ciudades y pequeños reinos de poco prestigio sin levantar sospecha alguna de su existencia, incluso se estima que muchos conflictos de guerra, son causados por ellos, ¿con que razón?, es desconocido.

 

—Suenan como un montón de tipos problemáticos –Opine.

 

Einquel observo un leve rato el cadáver del Afligido muerto.

 

—Me da cierta vergüenza pedírtelo, a pesar de que eres nuestro invitado y estuvimos de acuerdo con Liha una vez salieran del mundo espiritual, el ayudarte a volver a tu hogar en el pueblo de Windaz –Dice Einquel.

 

—Sin duda conocen bastante de mí, por lo visto se comunicaron con Liha mientras estábamos atrapado en esa isla situado en otro plano, ¿cómo es posible? –Pregunte ante la duda.

 

—El pergamino diseñado para sacarlos de allí, estaba encantada con una magia telepática que enlazaba al usuario que hacía uso del objeto y el creador de este, de esa manera Liha pudo hablar con nuestra líder, quien te mencione fue quien creo el pergamino –Contesto Einquel —Recuerdo que debía partirlo en una cierta cantidad de trozos, enterrarlo en un orden y distancia precisa, de esa manera podría utilizarse, pero una vez que comenzara la etapa de dividir el pergamino en pedazos, el enlace telepático se cortaría, para cuando quedamos incomunicados con Liha, estuvimos esperándolos para recibirlos y atenderles apenas llegaran aquí.

 

Pero solo Allum y yo terminamos usando el portal que ese pergamino nos brindó, Liha se quedó atrás con el fin de salvar mi vida.

 

—Dijiste que tenías vergüenza para pedirme algo, ¿de qué se trata? –Le pregunte.

 

—La manera en que fácilmente eliminaste al Afligido, me gustaría pedir prestado tu ayuda para eliminar a los que se infiltraron en el cuartel –Solicito humildemente el elfo oscuro —No estás obligado a ello, para aclararlo y aun si no puedes, no faltaremos nuestra palabra a Liha de llevarte a tu hogar.

 

Respetan bastante a la bruja de cabellera naranja, debe ser alguien de buen reconocimiento en su organización para acceder a ayudarme aun en su momento más crítico, si bien, involucrarme en asuntos que no me incuben solo me traería problemas, ya tuve demasiados con los de Macur y siendo sincero, aumentarlos solo me expone a más riesgo de terminar con mi segunda vida, sin embargo.

 

Si se trata de solo eliminar a tres de esas cosas, considerando que ellos me darán una mano para volver a Windaz, aun si es algo que me la deben dado a que uno de sus miembros (Liha) fue la responsable de involucrarme en asuntos que no me concernían, sería un desgraciado de mi parte no brindarles una pequeña ayuda de mi parte, aun si eso me expone a más problemas, me ablando demasiado.

 

— ¿Y qué hay de su líder?, ¿no es alguien fuerte para lidiar con el asunto de esas cosas? –Pregunte.

 

—Nuestra líder y varios de nuestros miembros de alto rango más fuertes se encuentran realizando tareas importantes fuera de este reino, el que nos hallan invadido en la ausencia de ellos no es casualidad –Respondió Einquel.

 

Atacar su base cuando sus mejores hombres están fuera en una misión, el “Nexus” sí que sabía de estrategia, y conocer el momento preciso para hacerlo, refleja su capacidad en el sentido de “inteligencia militar”, evidentemente están organizados y actúan con planes, estos infiltrados suyos también sugieren ese detalle.

 

—De acuerdo, pero en este momento me encuentro vacío de munición, use casi todo lo que disponía en esa isla, tuvimos bastantes problemas allí –Le explique al elfo oscuro —El arma con el que mate al Afligido, era el último disparo que me quedaba, necesito abastecerme.

 

— ¿Qué necesitas?, solo dímelo –Einquel escucho a mi pedido.

 

—Metal, el que tengas sin servir o ser de utilidad, es el elemento que necesito para hacer más munición para mis armas, con solo una pequeña cantidad necesaria me bastara para lidiar contra los Afligidos que han invadido su cuartel, me tomara poco tiempo tenerla lista.

 

—Entendido, volveré enseguida.

 

Otra cosa que precisaba para mi viaje, era metal, realmente estaba vacío, use todo el que disponía en el mundo espiritual, así como el que Allum podía producir de su interior, necesita abastecer mi suministro armamentístico y eso era otra razón para ayudarles.

 

__________________________________________________________________

 

Einquel me trajo unas espadas degastadas así como lanzas y algunos escudos, tales ítems iban a pasar a manos de herreros de su organización para renovarlos y dejarlo como nuevos, pero dado la situación, me los dio y yo se lo entregue a Allum para que los devorara, obtuve el lingote que requería de su interior para crear munición.

 

En cuestión de minutos fabrique dos cargadores para el AK-47 (rellenando el cargador que aún tenía el cual poseía algunas balas) y 6 cartuchos para la escopeta Cerbero, con esta cantidad me bastaba, el elfo oscuro aparte, me trajo también ropa que vestir y nuevo calzado, dado a que ahora solo usaba el pantalón negro, la chaqueta negra que disponía estaba destrozada, además de lo gastado con el tiempo que estuve en esa isla atrapado y los zapatos que tenía también pasaron a mejor vida.

 

Me dio una camisa blanca que llevaba la insignia de su organización en la parte del pecho, al parecer esta ropa era usada por los miembros iniciados, no me puse delicado, la acepte y me vestí con ella, colocando después el calzado que me ofreció, estaba cargado, vestido y listo para la acción, otra vez, pase una semana entera en cama, estirar las piernas y los brazos no me venía mal.

 

Continuara…

 

 

NOTA DEL AUTOR:

 

Dibujar no es mi fuerte, incluso haciendo uso de programas, pero al final de cuenta aun sin importar la mala calidad, realice un mapa ficticio del Continente de Gresswold, que es en donde se desenvuelve las acciones de la novela, en Avalia hay tres continentes en totales: Gresswold, Sharya y Orianta.

 

De momento todo transcurre (incluso la actual saga) como ya mencione en el Continente de Gresswold, aquí una gráfica geográfica de dicho continente el cual hice usando solo Paint:

 

 

REINOS DEL CONTINENTE DE GRESSWOLD:

 

0: Aquelarre Windaz (Situado en territorio neutral entre el Reino de Luthe y el reino de Mordvolt)

 

1: Reino de Luthe

 

2: Reino de Fraya

 

3: Reino de Nagret.

 

X: Prayt (ciudad fantasma)

 

4: Reino de Zaragos

 

5: Reino de Mordvolt

 

6: Reino de Elvaria

 

7: Reino de Proust

 

8: Reino de Thardia

 

9: Reino de Galet

 

10: Reino de Druiz

 

11: Reino de Idalica

 

12: Reino de Dragnor

 

13: Reino de Wilstone

 

14: Reino de Greytwater

 

15: Macur (Aquelarre Wicau)

 

16: Isla Sargaro

 

17: Jytalia

 

Hay reinos sin nombrar en el mapa, pues son reinos que se considerarían menores o secundarios, puede que alguna vez vaya a nombrar algunos en la novela pero su mención en la parte geográfica no será necesaria.

 

El mapa del Continente de Sharya y Orianta aún no están realizados, aclaro que de seguir progresando la novela obviamente pienso que la historia se situé en alguno de dichos lugares (pues la trama misma armada así lo describe).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s