Metalord Revolution Capitulo 110

CAPITULO 110

LA NOCHE DE LAS ABOMINACIONES VIVIENTES (Parte 1)

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

La familia Schaeltgood es un distinguido linaje de nobles de la ciudad de Carmuy, la capital del reino de Luthe, tal es su reputación como aristócrata que mantienen una relación cercana con la familia real Serafia.

 

Todos sus miembros ejercen cargos importantes como funcionarios, administradores bancarios y soldados de alto rango de la milicia del reino, Reredy Schaeltgood, fue alguna vez el miembro más joven de esta familia.

— ¿¡Que dijiste maldito!? –Aprieta Reredy sus puños mientras miraba fijamente con desprecio a la persona que tenía en frente.

 

Un hombre joven con unos cuantos años más que él, poseedor de un cabello rubio más esplendoroso y elegante, vistiendo fino ropaje que resaltaba su estatus de noble, miraba con ojos soberbio a Reredy con sus brazos cruzados.

 

—Dije que eres un completo inútil, no puedes socializar bien con nadie a causa de tu inmadura y arrogante conducta, eres pésimo con los números y la matemática, y en términos de poder como un mago que es lo único en que resaltas, tus habilidades son de menos que la lastima, eres todo un caso perdido –Afirmo el joven.

 

—¡No te atrevas a mirarme hacia abajo!, ¡te hare tragar con sangre tus palabras!.

 

Reredy ante sus provocaciones carga violentamente contra el joven, quien lo vence en cuestión de segundos con suma facilidad, dejando al rubio menor adolorido en el suelo.

 

— ¿Se te olvidas que soy el hijo mayor de entre los actuales descendientes del linaje Schaeltgood?, además estás viendo uno de los futuros capitanes del glorioso ejercito de Luthe, jamás dejaría que me venciera una completa escoria sin valor como tú –Declaro el joven mayor alejándose de su vencido hermano.

 

Reredy entre lágrimas de odio y rencor, miraba con asesinas intenciones la espalda de su hermano mayor, gestándose una malicia en su interior que marcaría para siempre la relación discrepante entre los dos, siempre referido como el más inútil del linaje Schaeltgood, bajo la sombra del mayor, el menor de la familia sucumbiría a sus instintos más ruin.

 

Fue en un día lluvioso cuando todo sucedió, el mayor, leyendo con toda atención un libro en la biblioteca de la mansión de la familia, es acechado entre las sombras por Reredy, quien se acercaba lentamente con un cuchillo enveneno en su mano dominante, fortaleciendo su brazo con su magia para procurar apuñalar con la mayor fuerza posible y que la toxina hiciese el resto.

 

Pero los hábiles dotes militares del mayor, no eran para subestimar, fácilmente leyó las intenciones a distancia de su hermano y lo venció con la mera simplicidad.

 

—De todas las cosas estúpidas que has hecho en tu vida, esto de lejos, sobrepasa el nivel de tu idiotez e inutilidad, eres una basura tan lamentable, no, incluso la basura tiene más dignidad que tu –Los ojos del mayor miraban con discriminación e indignación al menor.

 

Tal incidente no quedo impune en la familia, padre y madre, tan pronto se le fue llegado a oídos tal acontecimiento, desemboco en el fin de Reredy como miembro del prestigioso linaje.

 

—¡Eres una vergüenza para el apellido Schaeltgood!, ¿¡atentar contra la vida de tu hermano mayor!?, ¡quedas expulsado de esta familia, a partir de ahora ya no eres un Schaeltgood! –Fueron las duras palabras y sentencia de su padre.

 

A Reredy se le fue retirado su estatus como noble de Schaeltgood, echado de casa y dejado a su suerte a los 15 años de edad, dejando en sus manos por compasión del hermano mayor, una pequeña bolsa con algunos Bals para valerse por sí mismo.

 

Sin muchas opciones, Reredy como un noble caído, solo puede sobrevivir valiéndose de sus dotes como mago, eligiendo hacerse aventurero, con los años los frutos de sus esfuerzos eventualmente lo haría destacar como un aventurero de rango 4 y acceder al encargo de la zona prohibida, donde conocería su inevitable desenlace.

 

__________________________________________________________________

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

El enigmático aventurero con el yelmo en su cabeza de nombre “Ars” y su compañera Camira, se nos habían acercado con intención de interactuar con nosotros, por muy amistosos que fueran sus propósitos, no estaban fuera de toda sospecha, como lo es también el caso de Alan.

 

— Viéndote a ti y a tu encantadora amiga Lupian, al ser tan jóvenes, ¿no creen que arriesgan demasiado su vida siendo aventureros? –Pregunta el tal Ars

 

—Independientemente de que lo seamos o no, es lo que escogimos ser, nuestra vida, nuestra forma de ser, ¿le quitaría a un niño de 7 años su manera más rentable de ganarse el pan solo porque es demasiado joven para ejercer un trabajo que no es seguro para alguien de su edad? –Fue mi respuesta.

 

—Mmm… entiendo tu punto, siento la pregunta entrometida, es que no soy de lo que disfrutan o pueden ignorar del todo que jóvenes pongan su vida al peligro de tal manera, es un hábito que tengo, disculpa por eso –Dice Ars arrepentido.

 

—Eres libre de opinar lo que quieras, tampoco es que sea la primera vez que opinan o comentan sobre mi edad, ni siquiera lo tomo en cuenta al final –Exprese.

 

— ¡Además Rozuel no es alguien débil, es bastante fuerte! –Opino Riha.

 

—Y tampoco está solo, siempre estaré al lado de mi amo para protegerlo de lo que sea, incluso si eso significa sacrificar mi vida –Añadió Allum de su parte.

 

—Cuanta confianza y camarería, estas en buenas manos chicos, ¿lo sabias? –Me dice Ars.

 

—Mmm… quizás, ¿por qué no? –Dije de mi parte.

 

Allum tenía toda mi confianza al ser su naturaleza como slime metálico, de no haberlo encontrado me pregunto cuanto habría avanzado en aquel entonces, además con el tiempo que ya llevamos juntos, no necesito pensar demasiado en el tema de la lealtad con él.

 

Riha por otra parte es un caso diferente, apenas la conozco a pesar de que nuestro primer encuentro fue hace 5 años en el pueblo de Arkay, aunque nos ayudamos mutuamente en ese corto intervalo de tiempo que estuvimos juntos, muchas cosas pueden suceder con el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que nos vimos, aun debo confirmar toda su lealtad para confiar del todo en ella, entregarle esa pistola fue un acto de riego, veremos cómo lo compensara.

 

—Señor Ars, mire eso… -Dijo su compañera Camira señalando con su mirada.

 

Voltee incluso también para ver de qué se trataba, alguien se acercaba solo hacia el campamento, cuando más se aproximaba más pudimos notar de quien se trataba hasta identificarlo, era aquel problemático aventurero rubio, Reredy Schaeltgood, ahora que recuerdo, ¿no había ido acompañado de esas dos chicas?.

 

—Luce terrible –Opino Alan quien estaba de pie mirando fijamente a Reredy.

 

El rostro de Reredy presentaba sangrado en los ojos, pero no fue la única cosa extraña en notar, en sus manos empuñaba aquella vara suya transformado en una espada elemental de fuego, y sobre su ropa había manchas de sangre que parecía ser dudoso que fueran suyas.

 

—Tengo un mal presentimiento… -Pensé.

 

Incluso ese presentimiento llego a la mayoría de los aventureros, quienes observaron a Reredy con ojos atentos y vigilantes, en especial Mecil Devon y el Enano Creik.

 

—Amo, tenga cuidado, se está acercando hacia nosotros –Me advirtió Allum.

 

Efectivamente, Reredy caminaba en dirección hacia donde estábamos, la forma en que se desplazaba era extraña, tambaleaba como si estuviese ebrio e incluso podría decir que caminaba como un muerto viviente, su comportamiento no solo era sospechoso, algo realmente andaba mal con él.

 

— ¡Oye, más te vale no acercarte más de la cuenta!, ¡ese artefacto que vez montado allí! –Señale la Torreta Slime 2.0 —¡Te atacara a matar si intentas algo estúpido!, ¿¡he sido claro!?.

 

A pesar de mi advertencia él no se detuvo, siguió avanzando hasta alcanzar el radio mínimo en que la torreta tenia orden de disparar contra él, como fue programado, los primeros disparos que hizo fue de tres balas, fallando a propósito, fueron tiros de advertencia, Reredy dejo de avanzar, quedándose allí parado mirando hacia mí.

 

—No se te que propones o que ocurre en tu cabeza, pero si puedes entenderme, te conviene darte la vuelta y regresar, o pasaras un mal rato –Le advertí al rubio.

 

El solo emitía sonidos semejantes a un gruñido, parecía realmente un muerto viviente con ese acabado aspecto en su cara, ¿habrá sido cosa del Navum?, incluso sigo sin ver a esas chicas que estaban con él, ¿dónde están?, o siquiera, ¿están bien?.

 

—Oye colega, mejor hazle a Roz, a no ser que quieras que te agujeren como lo hicieron con tu fémina compañera, bueno, tu ex-compañera, ahora está muerta, ¿no? –Comento Alan.

 

Reredy no reacciono ni dijo alego entendible, solo estaba allí parado, mirándome con esos sangrantes ojos, emitiendo quejidos como un no-muerto, no mentiré que me sentía incómodo teniendo a semejante imbécil actuando así, en especial observándome con un subnormal.

 

—¡AAAAAAAAAAH!.

 

Exclamo Reredy como un bramante rugido y se lanzó cargando con su espada de fuego hacia mí, Allum estaba atento y preparado para actuar, como Riha también, yo por mi parte, permanecí tranquilo en mi lugar por una buena y confiable razón..

 

¡TATATATA!…

 

Era la dulce melodía de la torrera slime 2.0 haciendo su trabajo, con 12 disparos acribillo de manera efectiva y sin misericordia el cuerpo del aventurero rubio, por más loco que estuviese, no era inmune a las armas de fuego, era su fin, pues los proyectiles lo habían dejado como un queso suizo, echado en el suelo en su propio charco de sangre.

 

—Pfff… que idiota –Opine en mis pensamientos.

 

—Es extraño –Dijo el tal Ars.

 

—Sí, sin duda lo es –Apoya su compañera Camira sus palabras.

 

—Entiendo que él haya tenido cierta discrepancia con el chico, pero ese tal Reredy en verdad no estaba pensando por su cuenta, su manera de actuar, es como si fueran las acciones de alguien más.

 

También pensaría lo mismo, ¿pero si no fueran sus acciones?, ¿de quién más seria?, mi única conclusión es que posiblemente el Navum le chiflo el cerebro y como era el mayor objeto de rabia que tenía cerca, por instinto de su locura me ataco, esa era mi hipótesis, hasta que algo más relevante y coherente diga lo contrario.

 

Mientras tanto, los demás aventureros como Templarios, ante tal escena, no se pudo evitar que terminara llamando la atención, el Enano Creik en especial se acercó al cuerpo del fallecido rubio mirándolo detenidamente, como si sospechara de algo en concreto.

 

—Como sea, si con esto termina la noche entonces… -Pensé detenidamente cuando algo interrumpe mi meditación interna.

 

Un dolor de cabeza, una enorme jaqueca de la nada se desata en mí, me sentía con un tormentoso dolor cefálico, ¿¡porque de repente me siento tan fatal!?, no es posible que me haya expuesto de manera indiscriminada al Navum, vigile muy bien el medidor y en ningún momento nos hemos hallado con una potencial fuente peligrosa en todo el camino que hemos hecho.

 

— ¿¡Entonces porque me duele bastante la cabeza!? –Pensé con mis manos en sobre mi sien intentando aliviar tal dolencia.

 

—¿Roz?, ¿¡que te sucede!?, ¡te ves como si sufrieras mucho! –Dijo Riha muy preocupada.

 

— ¡Amo!, ¿¡que sucede!? –Intento Allum comprender mi malestar.

 

A cada segundo que pasaba, el dolor incrementaba, sentía que me volvería loco, que mi cabeza estuviera a cada paso de estallar, mientras soportaba el dolor noto como el único Sargario del lugar, quien yacía sentado tranquilo con su grupo, se pone pie moviendo sus orejas como si captara algo con su aguda audición.

 

Acto seguido toma una roca con solo su derecha lo suficiente grande como del tamaño de una cabeza humana y la arroja con formidable fuerza en dirección de donde Reredy provino, un fuerte quejido inhumano de dolor provino de donde lanzo su piedra.

 

Había algo allí y con tanta oscuridad era imposible de ver que era, uno de los aventureros que poseía un arco, saco una flecha la cual lanzo en dirección hacia donde vino aquel ruido sospechoso, la flecha cae en la oscuridad y emite una intensa luz revelándose como un proyectil mágico con el objetivo de aportar iluminación en las sombras.

 

—¿¡Que es esa cosa!?.

 

Todos nos sorprendimos cuando lo vimos, la flecha revelo con su luz la presencia de una horrenda criatura humanoide de pequeña estatura (unos 120 centímetros de altura), tenía una anormal piel gris, sin presencia de pelo alguno, grasoso cuerpo desnudo carente de genitales, ojos enteramente negros, sin orejas y dientes amarillentos chuecos, pero su característica más llamativa era su cabeza.

 

Tenía la forma de un cerebro, palpitaba como un corazón, la criatura emitía sonidos inentendible como si fuera un animal salvaje, la luz de la flecha (la cual cayo a pocos centímetros a su lado) le había ocasionado una ceguera temporal, pues cubría sus ojos con mucho dolor, sobre su abdomen presentaban una leve hinchazón con enrojecimiento, allí fue donde recibió la pedrada del semihumano.

 

— ¡Es un “Manipulador del Navum”! –Revelo el Enano Creik con asombro —¡Hay que eliminarlo cuanto antes, es una peligrosa abominación con el poder de manipular la mente de otros y volverlos sus esclavos!.

 

Mi dolor de cabeza había desaparecido en el instante en que el Sargario arrojo la piedra, en cuanto a lo que Creik dijo de esa cosa, tenía mucho sentido y a la vez percibí cierta sensación familiar que no sentiría sino estando en mi mundo natal.

 

Incluso aunque suene paranoico, creo haber sentido esa misma percepción, cuando Creik nos enseñó sobre los “FTN” o “Fenómeno Trampa de Navum”, ¿cómo explicarlo?, lo que sentí cuando mi cabeza dolía como el infierno y aquel fenómeno de Navum eléctrico se manifestaron, era semejante a la “Sincronía”.

 

La capacidad de un Esper para sentir a otro Esper o rastros de energía ESP en las cercanías, similar a cuando uno percibe la magia en el ambiente, ya sea en el terreno, en un determinado objeto o emitido por un individuo, en el tiempo en que esa jaqueca me volvía loco con su insufrible dolor, era como si sintiera también “Sincronía”.

 

No tenía sentido, no había algún esper a mi alrededor (salvo yo) y tal percepción desapareció tan pronto mi cabeza ya no dolía, sería demasiado absurdo creer que esa abominación tenia poderes ESP, porque si fuera el caso, debería poder sentirlo, de percibir su naturaleza esper con “Sincronía” ahora mismo en el acto, pero no había nada, solo puedo argumentar ante tal experiencia, que todo lo que percibo sea una mera equivocación mía o un delirio.

 

— ¡Todos aquellos que puedan atacar a la distancia!, ¡ataquen a la abominación! –Aconsejo el Enano Creik.

 

Los pocos arqueros aventureros tensaron sus arcos contra la criatura, lo mismo hicieron los arqueros y portadores de ballesta del grupo Templario, por mi parte yo desenfunde mi pistola Mauser C96, numerosas flechas imbuida con magia que potenciaba su poder de penetración y balas de un arma de fuego dieron contra la criatura.

 

Fueron los proyectiles del Mauser quienes golpearon primero en el cerebro de esa cosa, chorreaba de su interior un repugnante líquido morado que era su sangre y sus restos de masa encefálica esparcidos en el suelo también poseían ese anormal color, la abominación es abatida en el acto y cada uno de los atacantes a distancia cesa su hostilidad.

 

—No tiene sentido… -Comenta Creik preocupado acercándose un poco al cadáver del monstruo —Los “Manipuladores del Navum” son considerados una de las abominación más temibles como peligrosas y solo se hallan en lo más profundo de la zona prohibida, nunca jamás se ha visto a uno en las cercanías, ¿qué hace uno aquí?.

 

— ¿Una casualidad? –Opina Mecil situándose al lado del Enano guía.

 

—Una con muy mala sensación, si una abominación de tal peligrosidad ronda por estas cercanías, quien sabe… que otras cosas de su nivel podrían haber…

 

Las palabras del Enano repercutió preocupando a los aventureros de alrededor, sea lo que sea que los Templarios pensaran, me daba igual, pero veía en el rostro de aquellos ejercían el mismo oficio que yo, que el mal presentimiento que todos sentían, no había sino, empezado.

 

El viento resoplo con una fresca brisa, tal agradable sensación debería poder calmar los nervios, pero seguía aun preocupado, de que el peligro nocturno aun no había terminado, entonces cuando note como el Sargario movía sus largas orejas como si fueran un par de radares que habían captado algo, mi temor fue confirmado.

 

— ¿Qué sucede Syhér? –Pregunto el integrante aventurero de su grupo, el hombre del mostacho y traje rojo semejante a un frac quien revela el nombre de su compañero semihumano.

 

—Siento algo acercarse rápidamente y no es solo uno, son varios –Advierte el Sargario con mirada atenta hacia la oscuridad de donde sus agudos sentidos sintieron la amenaza acercarse.

 

Tan pronto escuche sus palabras, voltee mirando a Allum y asentí mi cabeza dándole mi mensaje, él replico mi gesto comprendiéndolo al instante.

 

— ¿Lo utilizo ahora?, ¿amo? –Pregunto él.

 

—No, equípate con armamento básico, no derrochemos nuestra mejor artillería por ahora, al menos hasta que la circunstancia dicte lo contrario –Le ordene.

 

Del interior de su cuerpo humanizado, el slime sumerge una mano en su pecho tomando un revolver Colt Python, sujetando el arma con su izquierda, yo recargo mi pistola Mauser con un cargador lleno y la loba al vernos preparados con nuestras armas de fuego a mano, toma su Desert Eagle XP4 armándose con ella.

 

—Aquí viene –Dijo un Alan totalmente serio desenfundando sus dagas de empuñadura negra y hojas verdes que llevaba en la cintura

 

—Sera una larga noche –Comento el tal Ars tomando su mandoble y su aliada Camira preparándose por igual.

 

Todos los aventureros y Templarios habían llevado sus armas predilectas a mano, esperando con paciencia y mentalizados para luchar contra la monstruosidades que se acercaban entre las sombras.

 

Un descomunal y monstruoso rugido procede de la oscuridad en dirección de donde las abominaciones se acercaban, su tono era como un chirrido diabólico del inframundo, repercutía en algunos afectándole la moral, poniéndolos nervioso, pero la mayoría se contuvo manteniendo firme su espíritu de lucha, incluyéndome.

 

Sea de lo que fuera que haya emitido ese notable rugir, sería sin duda el enemigo “jefe” de esta noche agitada.

 

Continuara…

 

 

NOTA DEL AUTOR:

 

Del 5 al 22 de diciembre estaré en periodo de exámenes, por lo que mis novelas estarán sin actualizar por esas fechas (a no ser que culminen antes del 22, lo que es dudoso), gracias por su atención y siento la ausencia hasta entonces.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Metalord Revolution Capitulo 110

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s