Metalord Revolution Capitulo 105

CAPITULO 105

LOBA PISTOLERA

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Oscuridad, flotaba en ella sobre una cantidad infinita, recordé esta sensación, ya había pasado por esto, ¿he muerto entonces?, todo ese camino, ¿y he vuelto a morir de nuevo?, que maldito desperdicio.

—“No estás muerto aun, mocoso” –Una voz familiar resuena en mi cabeza.

 

—Myldark… ¿eres tú?.

 

—“¿Qué otro dragón conoces que pueda hablar en tu frágil y diminuta mente?”.

 

—¿Dónde estoy?.

 

—“Seré directo contigo chico, no estás muerto, pero estas muriendo” –Aclaro el dragón oscuro —“En este momento un grupo de individuos están intentado salvarte con magia y pociones curativas, sin mucho éxito, pero al menos consiguen que te mantengas vivo por un rato”.

 

— ¿Qué?, ¿¡como…!?

 

—“Esa herida en tu espalda, te ha dejado fatal, solo es cuestión de minutos para que mueras”.

 

—¡Carajo!, no puedo morir aun… no he vuelto a ver a mi familia, ni a Riza… momento… ¿por qué pienso en ella en una situación como esta?.

 

—“Cosas de humanos, supongo” –Opino Myldark —“Pero tengo una propuesta que podría beneficiarnos a los dos”.

 

—¿Tengo opción?.

 

—“No, a no ser que quieras morir, solo aceptando mi propuesta podrás salvarte”.

 

Era demasiado sospechoso, a pesar de llevar casi 4 años con Myldark, casi nunca hablamos al mismo nivel de relación que lo haría con un amigo, entre los dos nuestra relación se asemejaba más a una simbiosis.

 

—¿Qué es lo que tienes en mente?.

 

—“Con el lazo de tiempo que hemos llevado, mi alma ya lleva un buen rato con un grado de sincronía perfecta con la tuya y tu cuerpo”.

 

—¿A qué quieres llegar?.

 

—“Los Intense Iron por ejemplo, son producto de esa sincronía, a medida que el tiempo paso has notado como su duración y efectividad han aumentado, eso se debe a que tu cuerpo comienza a aceptar mi presencia y mi espíritu”.

 

—¿Y que hay con eso?.

 

—“Si extendiera la influencia de mi espíritu más allá del collar, es decir en tu cuerpo, podría influir con mis poderes en sanar la herida junto a quienes se encuentran curándote, eso salvaría tu vida, es la única opción que puedo darte”.

 

—¿Por qué necesitas pedirme permiso para hacerlo?.

 

—“Es tu cuerpo, tu alma, incluso para un dragón en mi estado, hay reglas de lo que puedo hacer y lo que no, actualmente mi influencia se concentra puramente en el collar negro, pero si recibo tu permiso, podre extenderlo a través de tu cuerpo, acercarme a tu herida y sanarla”.

 

Demasiado sospechoso, tanto que no dude en decir lo que pensaba.

 

—Suena a que también tendrías el “permiso” de tomar mi cuerpo.

 

—“Una preocupación que se veía venir, pero incluso cuando eche raíces más allá del collar, aun no podría controlar tu cuerpo si lo quisiera, pero vuelvo a decírtelo, es tu decisión, te doy esta opción porque si mueres, será un lastre esperar al próximo que me porte”.

 

¿Qué otras opciones tenia?, dejar en manos a la suerte mi moribundo cuerpo a aquellos se encuentran curándome con pocas posibilidades a su favor o darle permiso a la entidad espiritual de un dragón en echar “raíces” de la influencia de su alma sobre mi cuerpo para asegurar una recuperación que me salve, decisiones.

 

—De acuerdo Myldark, tienes mi permiso.

 

—“Ya no estas dudando, tu respuesta es honesta y los requisitos para extender el lazo de mi alma en ti, se ha completado, prepárate, puede que sientas un intenso dolor”.

 

Y no bromeaba, aquel dolor provenía de mi espalda, justo en la zona donde esa criatura me hirió, una dolencia desagradable como si una operación quirúrgica se llevara en mi retaguardia, lo sentí constantemente por un buen rato hasta que me acostumbre y aprendí a ignorarlo, antes de que me diera cuenta, ya había desaparecido.

 

__________________________________________________________________

 

Vuelvo al presente, a mi yo de 13 años, despierto en la parte trasera de la carreta por Riha y Allum.

 

—Despierta dormilón, hemos llegado –Me avisa la Lupian.

 

Al bajarme pise sobre baldosas de piedra, mire a mi alrededor las numerosas estructuras y gente circulando en la calle, habíamos llegado al pueblo fronterizo de Natgh. La carreta se detuvo en un puesto comercial afiliado a la empresa de Basan Nios, el señor José agradeció nuestra compañía, que por fortuna no requirió en el trayecto defender su mercancía y luego prosiguió a buscar al personal para bajar los productos que llevaba consigo.

 

Teníamos vía libre de circular por el pueblo, Natgh se veía igual de grande como Argoh, si bien el pueblo fronterizo fue construido con finalidad diplomática, dado a que aquí se encuentra los límites entre el reino de Luthe con el reino de Nagret, por lo tanto, habitantes de ambas naciones circulan por este sitio y ahí lo notamos, eran pocos enanos, pero formaban parte del hábitat de esta zona urbana.

 

— ¿Qué haremos amo? –Pregunto mi pegajoso compañero en su forma humana a mi lado.

 

1 día ha pasado desde que llegamos aquí, faltan 3 días para que finalice el reclutamiento de aventureros, entonces nuestras marcas tal y como dijo el señor Hersel, nos indicara el camino que debemos seguir para llegar para encontrarnos con todos los aventureros que han aceptado el encargo.

 

—Hacer tiempo, solo nos queda hacer eso, primero busquemos una posada al cual hospedarnos –Sugerí.

 

Como no conocíamos el sitio, decimos preguntar a cualquiera de los residentes circulantes de alrededor, solo basto con el primero, sin importarle nuestra edad o el hecho de que Riha era una semihumana, nos indicó con el dedo la posada más cercana a nuestro alcance.

 

Nos tomó unos minutos llegar a donde ese hombre nos había indicado, tan pronto vimos el enorme cartel de “Posada de Larty” en un edificio de dos pisos, confirmamos que era el camino correcto, ingresamos al sitio para hallarlos con su dueño, un gordo de barba con brazos fornidos que usaba un delantal blanco manchado de sangre.

 

No solo atendía un local con alojamientos, sino incluso vendía carne tanto para llevar como también para pedir en el menú de su negocio, era asistido por cuatro jóvenes, todos jóvenes varones que no parecían pasar de los 18 años (pero eran mayores a los 15, eso sin duda).

 

—Bienvenido a mi posada jóvenes, ¿qué puede hacer el viejo Larty por ustedes? –Pregunto amablemente el buen hombre.

 

—Necesitamos alojarnos en una habitación por los siguientes 3 días –Pedí.

 

—Sin problema, son 20 Bals la noche.

 

Pague por adelantado y nos dio la llave de una habitación en el segundo piso, tras llegar, abrimos y dimo con una sencilla habitación que lo conformaba dos camas pequeñas (por suerte), un armario y una ventana cerrada, si uno precisaba usar el baño, tenía que usar el de abajo.

 

—Habría sido mejor pedir habitaciones separadas –Comente.

 

—No, como compañeros de aventura, es necesario mantenernos juntos en todo momento –Opino Riha.

 

—No pienso orinar teniendo a mi lado.

 

— ¡Jajajaja!, descuida, te daré tu espacio para esos momentos de intimidad.

 

Al entrar al cuarto, lo primero que hice fue sentarme en la cama y tomar la pistola Mauser C96 de su funda que llevaba en la cintura, pensaba darle algo de mantenimiento con mi habilidad ESP, cuando noto la curiosa mirada de mi compañera centrada en el arma de fuego.

 

—Supuse que estarías bastante interesada en mis armas como la última vez, de modo que si vamos a trabajar junto y cuidaras de mi espalda como yo la tuya, es necesario que protejas la mía con lo mejor a la mano –Dije metiendo mi mano del cubo metálico.

 

Tome la imagen mental del ítem que iba a retirar, es un requisito para sacar de su interior los artículos que se guarda y retire una pistola, la “Desert Eagle XP4” de calibre 50, de fabricación norteamericana e Israelí, la serie “XP” por sus siglas de “eXtreme Powerfull” posee una modalidad de disparo secundario incorporado que otras variantes del tipo Desert Eagle no tienen.

 

— ¿E-e-e-es para mí? –Dice la loba tiritando de la emoción.

 

— ¿Vas a tomarla o no? –Le ofrecí acercándole el arma para que lo recogiera.

 

La Lupian tomando la pistola, la abraza con mucho afecto como si fuera una mascota.

 

—Juro que nunca le quitare un ojo de encima y la cuidare como si mi vida dependiera de ello –Prometió la semihumana con firme mirada.

 

—Tu juramento me tranquiliza, pero antes de que puedas utilizarla, primero debes aprender a cómo hacerlo de manera correcta, nos enfocaremos en estos días en entrenarte con ella –Le dije.

 

— ¿¡En serio!?, ¡Roz eres el mejor!.

 

Sin verlo venir, soy rápidamente abrazado por ella y acerca su hocico lamiéndome varias veces en mi mejilla derecha mientras agitaba su cola como un perro contento, tras pedirle que parara (por la cantidad de baba que me dejaba), Riha se detiene y luego corre hacia la puerta del cuarto ansiosa por salir de la posada e ir a la práctica.

 

— ¿Qué esperas?, el tiempo es valioso y no puedo aguantar para usar esta obra de arte –Se retira con la motivación en alto.

 

—Amo, ¿estás completamente seguro de darle una de sus armas de fuego? –Me pregunta abiertamente Allum.

 

—No te culpo por la falta de confianza, incluso con todo lo poco que he pasado con Riha, aun albergo mis dudas –Opine —Pero aun así, la zona prohibida no es algo que subestimar, cuanta más podamos contar con miembros capacitados para usar armas de fuego, mayores nuestras posibilidades de sobrevivir.

 

—Confiare siempre en su juicio, amo –Expreso el slime.

 

—A propósito Allum, ¿cómo se encuentra tu arma actual? –Le pregunte.

 

—No la he usado mucho, pero está en buenas condiciones dentro de mí, cargada y lista para ser usada en cualquier momento que lo precise –Contesto de buenos ánimos el slime de metal humanizado.

 

—Bien, con Riha tendremos la potencia de fuego de tres personas, aunque de momento cuente con una pistola, si resulta ser de auténtica confianza, quizás le demos algo más fuerte, por ahora la instruiré en el arma más básica de usar –Dije caminando hacia la puerta.

 

Faltan 3 días para que el encargo se lleve a cabo, me bastaran para la instrucción de Riha, tan pronto Allum y yo bajamos y salimos de la posada, nos la encontramos en la entrada aun emocionada y sin forma de ocultar alguna con esa cola animalesca suya sacudiéndose.

 

__________________________________________________________________

 

Nos alejamos lo suficiente lejos del pueblo, hacia un silencioso campo repleto de algunos árboles seco, elegí una roca de gruesa dureza y del tamaño de una casa como objetivo de práctica, fundí un pequeño trozo de metal con mi habilidad ESP sobre la rocosa estructura hasta darle forma de una pequeña diana de metal, hice de su dureza metálica ligera, por lo que los disparos de la pistola podrían atravesarla.

 

Le pedí a Riha situarse una cantidad de metros aproximados, comenzamos primero por 10 metros, a medida que progresase aumentaríamos la distancia de práctica, tras posicionarse le pedí que tomara el arma en alto con ambas manos y apuntara al frente preparándose para jalar del gatillo, su objetivo era la diana metálica.

 

Sus primeros disparos eran un desastre, el retroceso derrotaba a la Lupian haciendo que terminara desviando sus disparos fuera de la roca, dando en algunos en árboles, por fortuna no había nadie a unos 3 kilómetros y el alcance efectivo del Desert Eagle que le entregue es de 75 metros.

 

La capacidad del arma es de 7 disparos, los siete fueron un completo fallo, ni una dio en la roca siquiera y era comprensible, la Lupian no estaba acostumbrada en su totalidad a un arma de fuego, el retroceso le jugaba una fuerte desconcentración y a eso le sumo el ruido del disparo, tomando en cuenta que sus rasgos auditivos semihumano son superiores al humano promedio, era una completa experiencia nueva para ella que su cuerpo se acostumbrara mientras más usase el arma.

 

— ¡No voy a rendirme! –Se dijo la loba antropomórfica a sí misma en voz alta, estimulando su autoestima.

 

Enseñarle a recargar fue lo siguiente para prepararla a seguir con su práctica, le mostré detenidamente como debía realizar la recarga del arma que usaba y luego se le entregue para que ella lo hiciese en la próxima.

 

Efectuó los dos primeros disparos siendo nuevamente desconcentrada por el retroceso, fue entonces que se le ocurrió fortalecer su cuerpo con su magia y disparo nuevamente, esta vez no perdió el equilibrio de sus disparos, estas dieron en la roca, pero ninguna en la diana metálica.

 

Le entregue un cargador para la pistola y ella misma prosiguió a recargar el arma, su comienzo fue torpe pero empezó a agarrarle la manía a la mecánica de la recarga. El ciclo se repitió, disparos y recarga, por fortuna dado a que pronostique sobre esta situación, cree bastantes cargadores para la Desert Eagle, por lo que no tenía preocupación de su escases.

 

Finalizamos la práctica tras ver al sol comenzar a ocultarse, para cuando regresamos a la posada ya era de noche y al llegar pedimos una comida para los tres, aunque teníamos guardada nuestro alimentos, aquello era para preservarlo para la zona prohibida, por lo que mientras estuviéramos en Natgh saciaremos nuestra hambre con los locales del poblado, como la posada vendía comida, nos ahorraba buscar un lugar al cual acudir.

 

Al terminar nuestra comida volvimos a nuestro cuarto y cada uno se fue a dormir en una de las camas de la habitación, Allum se quedó conmigo a mi lado en su forma de slime.

 

—Ahora que lo pienso, estoy durmiendo en la habitación de una posada con una chica a mi lado, una muy peluda chica –Dije en mis pensamientos mientras observe brevemente a la completamente dormida Riha —Bah, tampoco es la gran cosa –Me dispuse a dormir quitándome esa tonta impresión.

 

__________________________________________________________________

 

Regresamos al mismo sitio al amanecer del siguiente día para continuar con las practica, se nota el progreso de Riha, ahora sus disparos no solo daban en la diana metálica (y tenía que cambiarla por otra tras recibir demasiados tiros), tiro que ha reducido enormemente la necesidad de utilizar fortalecimiento, pues su cuerpo por naturaleza ha empezado a acostumbrarse a los disparos del arma.

 

—Muy bien, aumentemos la distancia –Di la siguiente intuición.

 

Ahora la distancia de práctica paso de 10 metros a 18 metros, le enseñe a Riha las mejores posturas para efectuar con eficacia los disparos, tanto en pie como sentado, la loba no tardo en acostumbrarse, los primeros disparos daban en la roca pero no en la diana, para la siguiente recarga dos de los siete disparos dieron en la diana metálica.

 

Su manera de recargar se hizo más hábil, su forma de disparar con más notoria maestría, dejando de prescindir del fortalecimiento en su totalidad, y sus tiros en su mayoría acertaban al blanco. Fue entonces que le pedí pasar de 18 metros a 25 metros, al principio los primeros disparos no daban en la diana, pero luego eso cambio, la semihumana empezó a tener un nato manejo de la pistola.

 

— ¿Qué tal lo hago? –Pregunta ella toda contenta.

 

—Nada mal –Opina Allum.

 

—Ya estas listas para la siguiente lección –Le conteste —El arma que posees tiene una modalidad de disparo secundario.

 

— ¿Modalidad de disparo secundario? –Repite mis palabras con confusión.

 

—¿Has notado esa pequeña palanca en el medio del cañón del arma?.

 

—Sí, me preguntaba a veces para que servía.

 

La Desert Eagle de la serie XP se le fue incorporado un nuevo modo de disparo, conocida como “Taladro Cinético”, para efectuar dicho disparo es necesario presionar de la pequeña palanca que el arma posee ubicada en medio del cañón sobre dejado de esta, el mecanismo es simple, se la debe mover hacia adelante la cual se desplazara a escasos centímetros, al efectuar el disparo esta retrocederá volviendo a su posición original, para realizar otro disparo secundario debe moverse de nuevo la palanca y repetir el procedimiento si se vuelve a usar dicha modalidad de disparo.

 

Al desplazar la palanca, se activara un mecanismo interno que habilitara al arma para realizar un poderoso disparo de tres a cuatro veces más fuerte a comparación de los disparos ordinarios, sin embargo, dicha modalidad tiene una fuerte desventaja, el arma al efectuar este disparo secundario, se verá afectado por un excesivo sobrecalentamiento.

 

La primera pistola de la serie “XP” surgió en el año 2020 en Estados Unidos con la aparición de la “Desert Eagle XP1”, su diseño incorporo la capacidad de proveer en la bala un mayor impulso de energía cinética a través de fenómenos electromagnéticos recubiertos en el interior del cañón del arma.

 

Es decir, la bala es provista de mayor energía cinética en su trayecto por el cañón e inminente expulsión hacia el exterior (disparo), en consecuencia a mayor energía cinética mayor potencia de velocidad y penetración, sin embargo, tras el disparo del proyectil, el cañón sufre un excesivo sobrecalentamiento que provoca la incapacidad del arma de realizar otro disparo por un breve periodo de tiempo de 7 segundos (los primeros diseños tardaban entre 12 a 9 segundos).

 

Es por ello, que el disparo alternativo del Desert Eagle XP4 solo debe hacerse uso en caso de que la situación lo amerite o uno se arriesga a quedar desprotegido al yacer el arma inutilizada momentáneamente, además de que dicho disparo tiene como consecuencia también un notable aumento de retroceso.

 

Por supuesto, no le explique a Riha el mecanismo complicado de su funcionamiento, se lo resumí en que al mover la pequeña plancha que está debajo del cañón, la pistola hará un disparo más poderoso, pero que al hacerlo el arma no podrá disparar por un corto tiempo, recomendándole a usarlo con consciencia.

 

—Esta parte del entrenamiento se centrara en tu capacitación para manejar el disparo secundario –Le dije.

 

Tras explicarme nuevamente que debe hacer para habilitar el disparo alternativo, Riha procede a llevar a cabo mis instrucciones, presiona la palanca para adelante y apunta hacia la roca, jala del gatillo y siente con todo esplendor el poder de este disparo, el fuego exhalando del cañón, el inmenso ruido producido y la fuerza del retroceso que hace temblar los brazos de la Lupian.

 

No pudo dar en la diana, pero si en la roca, todas las balas que había disparado con anterioridad penetraron en la gruesa y rocosa estructura pero quedaron atascada en su interior, en cambio, con el siguiente disparo efectuado, la bala penetro en su totalidad como un taladro y dejo un notable agujero como marca de su hazaña.

 

Mientras que un disparo ordinario de la Desert Eagle tiene 75 metros de alcance efectivo, su disparo alternativo posee 200 metros de alcance, pero es a partir de los 100 metros en que produce mayor daño al impactar.

 

— ¡Otra más! –Volvió a intentar la Lupian otro disparo alternativo de la pistola.

 

Sus primeros intentos fallaban a causa de que debía adaptarse al nuevo poder de disparo de dicha modalidad, realizo un disparo tras otro, dejando a la roca llenas de agujero como un queso suizo y aun no había terminado.

 

En medio de la práctica de Riha, siento una minúscula presencia mágica acercarse con rapidez, volteo y observo una bola de pelo marrón café venir hacia donde estaba, deteniéndose a escasos centímetros de mí, la bola de pelo se revela como un ratón que me mira detenidamente.

 

Acto seguido el pequeño roedor manifiesta un círculo mágico sobre su cuerpo y se transforma en un arcón con la finalidad de ser abierto, al abrirlo de su interior encuentro una docena de lingotes de hierro y una nota escrita.

 

“Aquí tienen los suministros que te asegure enviarte, estaremos en contacto muy pronto cuando estés en la zona prohibida –Einquel”

 

—Nunca viene mal un buen abastecimiento de suministro, Allum es todo tuyo –Le dije a mi pegajoso compañero.

 

El slime en su forma humana solo basto con tomar todos los lingotes con sus brazos para introducirlos dentro de su cuerpo y que su propia anatomía hiciese el resto, al quedar el arcón vacío, este vuelve a su forma de ratón y a su vez se convierte en la bola de pelo del principio, para luego esparcirse en el aire como partículas diminutas y desaparecer.

 

— ¿Sucedió algo? –Pregunto Riha.

 

La loba estaba tan centrada en el entrenamiento del tiro secundario de la pistola que no se dio cuenta de lo ocurrido, lo que es mejor, de momento prefiero mantener esto en secreto por seguridad, engañarla de que nada interesante ocurría fue fácil y ella simplemente hizo caso y continuo con la práctica.

 

Culminamos el día con el sol ocultándose, regresamos a la posada con el anochecer completo, pedimos algo de comer y al terminar nos fuimos derecho a la cama.

 

__________________________________________________________________

 

Fue el último día, el resto Riha se lo pasó practicando con el disparo secundario hasta finalmente dominarla, luego practico con tiros ordinarios a mayor distancia y nuevamente los secundarios, la loba quien al principio era toda una novata en el uso de armas de fuego, en solo tres días logro adiestrarse por completo, le felicite con unos breves aplausos y algo más.

 

—Lo conseguiste, ya eres toda una pistolera y aquí te tengo un regalo de graduación.

 

Le hice entrega de un cinturón de cuero con funda para pistolas y varios bolsillos para almacenar sus respetivos cargadores de munición, los cuales estaban lleno pues me ocupe de dejárselo preparado para este día.

 

La loba lo recibió con mucho anhelo sintiéndose rebosante de alegría hasta el punto de querer llorar, pero le pedí que no lo hiciera porque era demasiado cursi, Riha se puso el cinturón arriba de los morrales que tenía en la cintura de su vestimenta y luego guardo la Desert Eagle XP4 en la funda.

 

—Ya casi es la hora –Dije mirando al cielo.

 

El sol pronto se ocultaría, volvimos a la posada para disfrutar del último plato de carne en la posada, luego nos fuimos derecho a la habitación y por consiguiente cada uno a su cama, como siempre Allum dormía profundamente en su forma de slime a mi costado

 

—Roz… -Me habla Riha quien aun seguía despierta.

 

— ¿Qué sucede? –Le pregunte.

 

—¿Estas nervioso por lo de mañana?.

 

—No, si tuviera nervioso serian por otras preocupaciones personales.

 

—¿Extrañas a tu familia?.

 

—Tuve el tiempo necesario para despedirme de ellos, ¿qué hay de ti?.

 

—Cuando los Lupian comenzamos nuestro peregrinaje, despedirse de tus seres queridos es algo primordial, es la forma de decirle a los nuestros, que asumiremos nuestros riesgos en el mundo exterior, incluso si eso significa que aquella despedida sea la última vez que volvamos a verlo.

 

—Ya veo…

 

Un minuto de silencio se hizo presente en nuestra corta conversación y culmino con una palabra por parte de Riha.

 

—Gracias…

 

— ¿Por qué? –Le pregunte.

 

No recibí respuesta alguna de ella, pues se había dado vuelta y vuelto a dormirse, la deje en paz, y me centre también en dormir, mañana sería un día importante, pues nos reuniremos con el resto de los aventureros e iremos a la zona prohibida.

 

__________________________________________________________________

 

— ¿¡Cuando es que empezó a sonar!? –Me pregunte algo alterado.

 

Nos habíamos despertado cerca del mediodía, nuestras marcas de aventureros se revelaron por si solas haciendo un sonido de silbido e indicando como una brújula el camino a seguir, tan pronto salimos de la posada corrimos a todo prisa siguiendo las indicaciones.

 

Los días anteriores siempre nos despertamos tempranos, pero ahora dio la mala suerte de que en este día termináramos despertando muy tarde, desconocemos si la marca lleva rato avisándonos o comenzó enseguida, en cualquier caso debíamos darnos prisa.

 

La brújula de la marca nos terminó llevando a un edificio que se encontraba entre la frontera de los dos reinos (Luthe y Nagret), la única entrada a aquella casa era custodiada por un guardia Enano armado con pesada espada que hacia juego con su armadura completa sin casco, me acerque a él para confirmar si era el sitio correcto.

 

—Disculpe, ¿es aquí donde se reúnen los aventureros para el encargo de la zona prohibida?.

 

— ¿Ustedes son aventureros?, lucen muy jóvenes, pero no voy a juzgar eso, sus marcas los identifican como aventureros, pueden pasar, el resto están adentro –Nos dio permiso el guardia enano para entrar.

 

Habíamos llegado y una vez adentro, conoceríamos a nuestros compañeros de trabajo para este encargo, ¿me pregunto cuanto de ellos al vernos serán como mínimo algo amistoso o hostiles?.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s