Werewolf & Assassin Capitulo 22

CAPITULO 22

 

Estaban rodeados, por cazadoras cuyas intenciones hostiles estaban desembocados hacia Lyra, Verónica, la líder del grupo, se muestra deteniéndose a escasas distancia con sus ojos fijos en la mujer loba.

Peter podía sentir su sed de sangre, la deseosa intención de agredir con todo el clamor de la violencia hacia su compañera, y en el transcurso en que podía sentir su ansia asesina, también vio la información sobre sus “bendiciones”.

 

____________________

 

NOMBRE: Verónica

 

NIVEL: 4

 

TITULOS: (Ninguno)

 

HABILIDADES: [Corte Preciso de espada LV8] y [Brazo Fuerte LV7]

 

ESTADISTICAS:

 

FUERZA: 151

 

DESTREZA: 123

 

RESISTENCIA: 135

 

INTELIGENCIA: 90

 

ESPIRITU: 89

 

SUERTE: 47

 

____________________

 

Mientras observaba las habilidades de Verónica en la interfaz sangrienta, probó presionando sobre ella para descubrir que podía ver en detalle la información de aquellas mismas.

 

____________________

[Corte Preciso de espada]

 

EFECTO: Propina un corte de buena precisión con la espada.

 

REQUISITO NECESARIO: Espada.

 

“Que mejor que un buen corte, que uno que acierte con eficacia”

 

 

[Brazo Fuerte]

 

EFECTO: Las espadas pesadas resultan más livianas de ejecutar con el brazo dominante en combate (Pasivo).

 

“Nunca viene mal un buen brazo para sujetar firme la empuñadura”

 

____________________

 

—Tiene un nivel más que Lyra… -Pensó Peter.

 

Entre una espadachín con un nivel mayor que el de su compañera y cuatro de sus aliadas apuntando, destacando un mosquete, un arco, un bastón mágico y una ballesta, sumando que las amigas de Verónica podrían tener su nivel o el nivel de Lyra, lo que reducía considerablemente el nivel de posibilidades de la chica loba de salir de esta de una pieza o viva en su defecto.

 

—Nos volvemos a ver, con algo de privacidad, como debe ser –Dijo Verónica —Ahora, podemos arreglar aquel “asunto” que dejamos pendiente en “La Osa Golosa”.

 

— ¿En serio quieres llevar las cosas tan lejos?, no es muy profesional para una cazadora como tú –Comento Lyra de su parte.

 

—La moral de cómo debe ser una cazadora modelo me los paso por la vagina, esto es personal –Hace sonar Verónica sus puños —Te pusiste bastante arrogante conmigo.

 

—Oye, te querías robar a mi compañero –Objeto ella.

 

—Cuando termine contigo, tu compañero necesitara un nuevo grupo al cual integrarse, a ti no te importa eso, ¿verdad? –Dirigió esa pregunta a Peter.

 

—Meh… con tal de matar cosas, hacer buen dineral y un techo en donde gastarlo con alcohol incluido, todo en esta vida me vale –Opino el joven peliblanco.

 

—Jeje, me agradas, hice bien en poner mis ojos en ti.

 

— ¡Primero muerta, ni de broma pienso dejar que me lo quites tan fácil! –Desenfundo la chica loba sus dagas.

 

— ¡Eso me parece bien, luchemos con todo nuestro esfuerzo! –Empuña la cazadora joven su espada pesada.

 

Las amigas de Verónica dejaron de apuntar a Lyra, ya que su líder de grupo estaba dispuesta a luchar contra ella, pero no dejaron de estar atentas a cualquier acción sospechosa por parte de la licántropa.

 

La tensión en el ambiente aumento y cuando el decidido pleito entre la loba y la cazadora estaba por desembocarse, unos pasos procedentes de la dirección de Verónica se hicieron escuchar a oídos de todos los presentes, haciendo que se detuvieran.

 

Alguien se acercaba, una figura femenina, vestía una armadura pesada sin casco y que dejaba su vientre expuesto, sus armas eran un escudo de hierro y una espada ligera que llevaba sobre la espalda de su vestidura metálica, dándole un aire de caballero, sus rasgos faciales se hicieron más notorio a medida que se acercó a ellos.

 

Se trataba de una mujer de cabellera larga, quizás en sus 18 o 20 años, de ojos avellana y un inusual cabello de color mitad negro y mitad rubio, la joven deleitaba una fuerte mirada de serenidad en su rostro, al ver la escena de la cazadora confrontando a Lyra en su camino, se detuvo.

 

—Tú… eres esa paladín que estaba boca de todos hace poco, Sasha Sunlaire, del linaje de paladines “Sunshine” –Nombro la cazadora la identidad de la mujer caballero, con ciertos nervios.

 

—Veo que me conoces, haciendo a un lado las presentaciones entonces, ¿qué sucede aquí? –Pregunta la llamada Sasha con una penetrante mirada hacia Lyra.

 

—Oh no, yo no soy del problema, es tu “amiga” Verónica la buscapleitos aquí, de la nada se aparece queriendo robarse a mi compañero y ahora busca de excusa una pelea para hacer de las suyas –Dijo Lyra desconcertada.

 

—Hmmm… ya veo –Volteo mirando a Verónica — Eres una cazadora, ¿no tienes vergüenza de andar molestando a otras cazadoras por caprichos egoístas?.

 

—Tsk… este no es tu asunto paladín, para empezar ni pintas aquí, sigue tu camino –Le dice de mala gana ella.

 

—Nuestros enemigos son los Cryptian y tú tienes la osadía de mancillar el título de cazador, con tus berrinches de niña pequeña, ya no es vergüenza lo que haces, es pena ajena –Opino la paladín.

 

— ¿¡Ahora te vienes a hacer la justiciera!?…

 

—Si ignorase esto, me despreciaría a mí misma, no soy la justicia perfecta, pero al menos hago lo que pueda, iré al grano, te detendrás o… ¿piensas llevar las cosas muy lejos? –Le advirtió la mujer caballero.

 

—Je, ¿¡crees que porque eres del linaje Sunshine te tengo miedo!? –Le apunta Verónica con su espada a Sasha — ¡Además, por lo que he oído tú fuiste ex…!

 

A un paso bestial, la paladín se arma con su espada y escudo, atacando a Verónica, de un solo movimiento con su arma, manda a volar la pesada espada de la cazadora quien queda atónica y callada al ver cómo fue desarmada fácilmente y en cuestión de segundos.

 

Sus amigas reaccionan con intención de defenderla, apuntan con sus armas a la paladín, pero denotando brazos temblorosos, había dudas en ellas, en las cuatro a la vez, pese a tener la superiora numérica y atacar con seguridad a la distancia, ninguna se sentía segura de involucrarse en una lucha contra Sasha.

 

—Te lo repetiré, te detendrás o… ¿piensas llevar las cosas muy lejos? –Posa su espada cerca del cuello de Verónica, mientras su seria mirada chocaba contra la de la cazadora.

 

Verónica se sentía totalmente insegura de la situación, incapaz de responder con confianza como suele hacerlo, un mal movimiento suyo y sabría que la paladín no dudaría en terminarlo rápido.

 

—N-nos vamos… ¡nos vamos de aquí! –Ordena a su grupo y retrocede conservando los nervios aun.

 

La cazadora toma su espada y se lleva a sus amigas largándose, fue una victoria de intimidación absoluta por parte de Sasha, quien guardas sus armas al ver que todo concluyo a su favor, se retira sin siquiera decir unas palabras a Lyra, como si no quisiera agradecimiento alguno por su noble acto, pues sigue su camino hasta hallarse lejos de la mirada del dúo lupino.

 

—Del linaje “Sunshine”… jamás pensé ver a una paladín de dicha familia por aquí, debe ser muy poderosa –Supuso Lyra.

 

—No lo dudo…

 

Peter quien se mantenía al margen en todo momento, había hecho uso de [Instinto Asesino LV2] mientras la paladín amenazaba con su espada a la cazadora, pudo sentir su sed de sangre, era débil pues no lo manifestó en su totalidad, pero fue suficiente para ver la información sobre sus bendiciones, el resultado fue…

 

____________________

 

NOMBRE: ??

 

NIVEL: ??

 

TITULOS: (Ninguno)

 

HABILIDADES: ??

 

ESTADISTICAS:

 

FUERZA: ??

 

DESTREZA: ??

 

RESISTENCIA: ??

 

INTELIGENCIA: ??

 

ESPIRITU: ??

 

SUERTE: ??

 

____________________

 

Fue lo mismo que le salió cuando se lo hizo a Lyra la primera vez que se encontraron en la cueva, lo que demuestra un punto, era alguien con un nivel mayor al de Verónica, mayor al nivel 4.

 

—Como sea, te salvaron el culo, sigamos nuestro camino antes de que vuelvas a encontrarte con ellas de nuevo –Sugirió Peter.

 

—Hay tanta verdad en esas palabras, que no lo voy a discutir –Pensó la loba en voz alta.

 

Eventualmente, los dos fueron a la tienda recomendada por Lyra, quien vendía varios productos a los cazadores destinados a apoyarle en combate tanto en la ofensivo como defensivo, entre todo el inventario, se hallaban los “set” de tiendas de campaña especializados para calabazos, lo cual se vendía como una estaca de acero imbuido con magia en su interior.

 

— ¿Esto… es la supuesta tienda de campaña? –Pregunta el joven peliblanco con ojos incrédulos.

 

—Lo es, no lo juzgues hasta verlo por tu mismo –Le dijo la loba comprando el artículo.

 

—Espero que esos 15.000 Ralods valgan la pena…

 

—Oh lo valdrá, y otra cosa, esto es para ti.

 

Una funda de espada grande para llevar en la espalda es regalada por Lyra para Peter.

 

—Te veo todo el rato cargando tu arma en manos, ya es hora de que la lleves con más “profesionalismo” –Guiño su ojo derecho tras entregarle la funda.

 

Lo siguiente en la lista eran los suministros alimenticios, y mientras ellos salían de la tienda, a los pocos minutos alguien más ingresa, alguien vestida con una armadura completa que dejaba su vientre expuesto y no poseía casco, Sasha, la paladín.

 

—Disculpe, ¿qué tienda de campaña me recomiendo para el calabozo de “Moldevil”? –Pregunto la mujer caballero de cabellera mitad blanca y rubia.

 

__________________________________________________________________

 

Mientras tanto en algún callejón sin salida de Brahim, al mediodía, dos jóvenes mujeres lejos de la mirada del público, se encontraban frente a un moribundo muchacho de 18, quien sangraba sentado contra la pared cubierto de heridas fatales, heridas causadas por las manos de las “no inofensivas” chicas.

 

La primera se presentaba como una mujer de 180 centímetros de altura y de veinticuatro años, de piel blanca, cabello negro corto y un lunar pequeño en su mejilla derecha, vistiendo una camisa marrón y pantalones negros, en su cintura enfundaba un arma corta de manera horizontal en su espalda, posaba en su rostro una mirada indiferente hacia el muchacho herido.

 

La segunda mujer se observaba como una de veintitrés con unos escasos centímetros menos a comparación de la primera, de tez algo oscura, cabello despeinado medio largo color marrón, su atuendo era una camisa gris sin mangas y pantalones cortos negros, en su brazo izquierdo empuñaba un guantelete de acero que cubría toda su mano izquierda, ella miraba al herido chico con ojos cerrados y una sonrisa.

 

—Malditas bestias… no se saldrán con la suya… -Dice el moribundo joven.

 

—Estamos en un callejón, lejos de cualquier ayuda para ti y donde tu voz no va a llegar a nadie –Le dice la mujer de cabello negro y lunar en la mejilla con un tono agraviante —¿De verdad crees que alguien se preocuparía por la desaparición de un novato cazador de mierda que nadie conoce?.

 

—Si tan solo no hubieras “visto demasiado” quizás seguirías con tu vida, lo lamento por ti –Le habla la segunda mujer del guantelete de acero.

 

—Karen, encárgate de él –Le ordena la mujer del lunar.

 

—Sí, Saria –Responde su compañera.

 

La nombrada como Karen levanta en alto el brazo con el guantelete de acero, revelando del arma unas filosas garras metálicas con la cual ataca al moribundo chico, las últimas palabras del novato cazador fueron sus gritos de agonía, el callejón termina inundándose aun más de su sangre.

 

Las dos muchachas se marchan tras concluir su “trabajo” dejando el cuerpo en las manos de las ratas cercanas, justo sobre la entrada del callejón al cual salían, Saria suspira y a paso veloz toma a Karen del cuello de su camisa, poniendo su espalda contra la pared.

 

—Todo esto paso, porque inconscientemente dejaste revelar tu cola, tenemos suerte de que haya sido solo uno y un novato quien te la vio, bajo ninguna circunstancia nuestra identidad como licántropas puede salir a la luz en una ciudad humana, aun me queda mucho porque vivir, Karen –Le dice Saria molesta.

 

—Jejeje… lo siento Saria, supongo que me deje llevar demasiado, ya que al fin de cuentas participaremos en “ese evento” desde otro sitio y sabes cómo me pongo de solo imaginarlo –Dice en su defensa Karen —Además… prometo compensarte por las molestias que ocasiono –Besa apasionadamente a su compañera Saria —No dudes en castigarme como te plazca.

 

—Mmm… si no fueras que tienes un cuerpo que me atrae, te habría matado hace rato por tu estupidez.

 

Saria la suelta y las dos prosiguen su camino por las calles de la ciudad pensando en sus siguientes planes.

 

— ¿Qué haremos ahora? –Pregunta Karen.

 

—Faltan 6 días, matemos el rato mientras tanto –Contesta Saria —Hay un calabozo no muy lejos de esta ciudad, Moldevil, iremos allí para hacer tiempo.

 

—Suena emocionante.

 

—No te emociones demasiado o la volverás a cagar de nuevo.

 

—Puedes castigarme por eso también, jejeje…

 

—En verdad te has hecho adicta a mis castigos.

 

Continuara…

 

 

DIARIO DE UNA VIDA PASADA:

 

25 DE DICIEMBRE DEL 2014: Antes de salir de los pasillos que conducían a la habitación lujosa del culo gordo muerto, volví al oscuro y lúgubre salón en donde deje la pistola, tomándola y dejando aquí la sierra, pese a que no pude usarlo y era bastante tentativo el solo pensar los actos sádico que podría hacer con ella, por su peso y tamaño tomando en consideración mi edad, no me convenía aprovecharme de tal lujo por ahora, prefiriendo llevar una pistola en su lugar.

 

Regrese a la sala que con anterioridad acabe con 4 matones a punta de doble pistola (quienes uno de ellos tenía una escopeta de doble cañón), mismo lugar también en donde éramos explotados, a mí lado me acompañaba aquella mujer habilidosa en combate, quien observo los cuerpos unos escasos segundos guardándose sus reacciones.

 

Ignorando por donde llegamos, teníamos dos puertas para elegir, una llevaba a las celdas de los ya muertos chicos explotados, la segunda era nuestro boleto de salida, tan pronto como ella puso su mano en la manija, pude sentir “presencias” hostiles venir desde el otro lado.

 

— ¡Espera!, hay tres sujetos acercándose desde el otro lado de esta puerta –Le advertí a la mujer.

 

— ¿Cómo sabes eso? –Me pregunta ella sin mucha confianza.

 

—Por la misma manera en que pude acabar con ellos sin que me tomaran por sorpresa –Señales a los cadáveres cercanos.

 

La mujer por increíble que parezca me hizo caso y no abrió la puerta, sino que camino hacia el cuerpo que tenía la escopeta de dos cañones y la recoge armándose con ella, tirando a mis manos la pistola que llevaba y me arrebato con anterioridad, volviendo a tener dos 9mm en mi poder.

 

—Sabes usarla dos a la vez, ¿no? –Me pregunta.

 

—Ellos te pueden dar un indicio –Volví a señalar los cadáveres de nuestro alrededor.

 

Los dos nos situamos en una cómoda y estrategica posición de tiro uno al lado del otro, apuntando con nuestras armas hacia la puerta por la que nuestros “invitados” llegarían.

 

—Allí vienen… -Avise de inmediato.

 

La puerta se abre y tres matones ingresan, dos armados con armas blancas y el tercero con una pistola, el grupo abrió los ojos en grande y quedaron atónitos al encontrarse con los cadáveres de los suyos, antes de que pudiesen notar nuestra presencia, abrimos fuegos contra ellos.

 

Yo abatí al que tenía el arma de fuego con dos disparos de cada pistola en su pecho en partes vitales, la mujer acabo con la mísera vida de los dos restantes de precisos disparos enfocados en la cabeza, a uno se lo reventó a medias y al otro por completo, desparramándose por los suelos sangre y materia encefálica hecha carne molida.

 

De sus cuerpos, la mujer saqueo la pistola del sujeto al que mate y reemplazo la escopeta ya vacía de munición, yo por mi parte, preferí quedarme con lo que aún tenía a manos.

 

Ya preparados, proseguimos por la puerta que nos llevaría hasta la salida, dimos con un estrecho pasillo que llevaba a unas escalones que subir, estábamos cerca de huir finalmente de este sitio, lo presentía, así como también el inminente hedor a sangre de más adelante.

 

FIN DE LA ENTRADA 21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s