Werewolf & Assassin Capitulo 21

CAPITULO 21

 

Solo quedaban 6 días para la próxima luna llena, Peter había conseguido control de su licantropía, pero aun no era un control absoluto, eso fue lo que Lyra le dijo cuándo los dos bajaron a almorzar con el servicio de comida matutina de “La Osa Golosa”, estando los dos con sus rasgos normales en público por supuesto.

— ¿Qué?, ¿aún falta más? –Pregunto Peter desayunando un plato con carne.

 

—Sí, lo ideal es que seas capaz de adoptar la forma completa de un hombre lobo, ¿puedes hacerlo ahora? –Le pregunta ella quien desayunaba lo mismo.

 

La dieta de los lobos convenía de ingesta de carne mayormente, aunque eso no significa que no pudiesen saborear verduras o frutas.

 

—Yo… -Dijo el chico tornándose pensativo.

 

El joven peliblanco se dio cuenta entonces que en aquel momento en que adopto sus rasgos de lobo, lo máximo fue lo que su cuerpo pudo anoche, no sintió la capacidad de poder transformarse en una auténtica bestia al completo para verse como la mítica figura de un hombre lobo.

 

— ¿Otra vez tendré que patearle el culo a mi “yo” interno peludo de cuatro patas? –Pregunta él.

 

—No lo sé, es la primera vez que me encuentro con alguien que literalmente ha confrontado a su “bestia interna” –Contesta la joven loba.

 

En los 20 años de vida de Lyra, nunca había presenciado que un lobo precisara tener complicaciones como la de Peter para controlar su licantropía, le era inusual pero no tan descabellado, aunque si descubriese el origen real del joven peliblanco, Peter era consciente de que su reacción seria de otra dimensión, pues al principio el mismo chico revelo que el originalmente era humano y fue una mordida la que desato su actual condición.

 

—Ah… que problema, ni modo, si tengo que pelear contra esa cosa de nuevo, lo hare y la próxima me asegurare de romperle sus patas, destrozarle la mandíbula y meterle el primer palo afilado que me encuentre en el suelo por el cu…

 

— ¡Ya entendí! –Le interrumpe Lyra —Pero no deberías ser tan duro, ya que es tu “yo” y forma parte de ti al final de cuentas, ¿o no?.

 

—Nadie controla mi cuerpo sin mi permiso, excepto yo… y tal vez la borrachera –Objeto el muchacho —Por cierto, ¿los hombres lobos pueden embriagarse?.

 

—Sí, cuesta más emborracharse a diferencia de los humanos, pero si puede.

 

Para el resto del desayuno, Lyra le explico otros puntos interesantes a Peter, como por ejemplo mediante su tarjeta de identidad (aquella que revela los datos de su nivel, habilidades y estadísticas), si el presionaba con su dedo sobre el nombre de alguna de las habilidades o título que poseía, la tarjeta abre en ella misma como una ventana que explica en detalles la descripción de dicho elemento.

 

—Mmm… probemos con esta primero –Presiona con el dedo su habilidad [Instinto Asesino LV2].

 

____________________

 

[Instinto Asesino]

 

EFECTO: ???

 

“El puro instinto biológico de matar”

 

____________________

 

Aquello fue la explicación que dio sobre dicha habilidad, le parecía raro que en la parte de “efecto” aparezca con signo de interrogación conociéndolo él mismo lo que era capaz tal capacidad.

 

—Entonces probemos con este –Presiona esta vez su único título [Licanpatia].

 

____________________

 

[Licanpatia]

 

EFECTO: ???

 

“La ramificación de la demencia licántropa”

 

____________________

 

Tampoco había información destacable en lo segundo, Peter siquiera conocía el efecto de poseer aquel título y según su compañero, todo título (que es difícil de conseguir) brinda siempre un beneficio a su portador, pero este era algo desconocido y raro, ¿qué se traía este en particular entre manos cuyo efecto es desconocido?, incluso su descripción era bastante confusa.

 

Los dos terminaron sus platos y pagaron cada uno con su moneda su desayuno, eran las 10 de las mañana, no había muchos clientes alrededor, los pocos que había, también eran gente desayunando, aunque sus dietas incorporaba más avena o algún plato liviano.

 

__________________________________________________________________

 

Con los dos fuera del establecimiento, sus ojos perciben el cielo diurno mostrándose nublado como siempre, las calles de aspecto victoriana con el transitar de su gente, el dúo se dispone a planificar sus siguientes actividades.

 

—Creo que iré a cazar algunos Cryptian, a darle un buen uso a mi nueva fuerza –Dijo el muchacho con su espada en manos.

 

—Mmm… quede con alguien para reunirme muy pronto, ¿por qué no me acompañas?, habrá buena caza de por medio –Propone Lyra.

 

—¿A qué lugar tienes en mente ir?.

 

—A un calabozo.

 

— ¿Qué cosa con eso?, ¿quieres estar entre rejas?, tienes fetiches muy raro.

 

—No, no ese tipo de calabozo, del que yo me refiero son áreas subterráneas dotadas de tesoros ocultos en su interior, dando el motivo suficiente para explorarlas y hacerse con ellas, por supuesto, estará infectada de monstruos y puede que alguno que otros peligros, como trampas escondidas.

 

— ¿Y si este calabozo ya fue saqueado?, sería una búsqueda del tesoro en vano.

 

—No lo creo, los calabozo son de origen mágico, su interior permite crear ambientes para Cryptian y también generar tesoros en ubicaciones aleatorias, por lo tanto, nunca estará ausente de objetos valiosos, siempre habrá algo nuevo que encontrar ya sea hoy, mañana o el siguiente.

 

—¿Y qué tesoro se puede encontrar?, ¿dinero, oro, jemas?.

 

—No solo eso, sino también esto…

 

La joven loba hace aparecer su pequeño cofre flotante de cobre y retira de su interior una pechera ligera de cuero.

 

—Toca este objeto –Le pidió ella.

 

Al tocar Peter la pieza de armadura, un aura verde se hace presente en el objeto y pronto dicha energía crea una interfaz que detalla la descripción de sus propiedades mágicas.

 

____________________

 

NOMBRE: Pellejo del Audaz (Pecho)

 

CLASIFICACIÓN: Objeto mágico “Clase Raro”

 

HABILIDAD INCORPORADA: [Agilidad +15] y [Velocidad de Movimiento Aumentado en un %3].

 

____________________

 

Lo primero que se le vino a la mente el muchacho que tenía un toque bastante de videojuego, pero la naturaleza de toda esta manifestación era mágica, moldeado por los dioses que alguna vez hubo en grandes cantidades en este mundo, pero ahora todo se reduce a una sola deidad.

 

— ¿Observas como este objeto tiene “bendiciones”? –Le pregunta Lyra.

 

Las bendiciones eran el nombre dado a las “habilidades” que posee cada individuo, para Peter era la primera vez que veía que incluso objetos inanimados podían poseerlo.

 

—Esto es un objeto mágico “encantado” y “bendecido”, la diferencia radica en que los objetos “encantados” solo portan una ventaja mágica básica, que no poseen habilidades –Explico ella.

 

En el mundo de la herrería, con conocimientos suficiente se puede fabricar armas mágicas o encantarlos, los objetos imbuido con herrería mágica brindan pequeños reforzamientos ofensivos y defensivos en el ítem aplicado, por ejemplo, en una espada, un encantamiento podría brindarle mayor filo a su corte, o la capacidad de cubrirse de llamas u otro elemento, en el caso de una armadura proveerle de magia para aumentar la defensa física de su protección o resistencia a elementos.

 

Pero los encantamientos no ofrecen “habilidades”, por lo tanto los objetos con el atributo “bendecido”, no pueden ser creados por herrería mágica, tan solo pueden conseguirte por otros medios, como la obtención en calabozos, comprándolo en subastas o negociando con cazadores e individuos.

 

Los objetos “bendecidos” están clasificados en categorías que definen su calidad, cuanto mejor sea el ítem en cuestión, mayores serán las habilidades y beneficio que brindara, dicha clasificación está determinada por un sistema de colores en forma de aura que rodea al objeto bendecido.

 

AURA BLANCA: Inferior (El menos valioso)

 

AURA VERDE: Raro

 

AURA AZUL: Único

 

AURA PURPURA: Ancestral.

 

AURA NARANJA: Legendario (El más valioso)

 

AURA NEGRA: Objeto Maldito

 

Con este conocer acoplado en su mente, Peter pudo entender con simpleza que si quería fortalecerse aún más en este mundo, no solo tendría que valerse de las habilidades y estadísticas que posea a futuro, un buen equipamiento será necesario tarde o temprano. La loba vuelve a guardar su pieza de armadura bendecida en el cofre volador de cofre haciéndole luego desaparecer.

 

—Iremos al calabozo de “Moldevil”, un sitio ideal para nuestros niveles actuales –Desvela el nombre del siguiente punto de los dos —Pero antes debemos comprar un “set” de tienda de campaña y provisionarnos con una cierta cantidad de viveres.

 

—¿Y eso?.

 

—Las exploraciones a un calabozo pueden durar más de un día, en estos tiempos hay que ser cautos y aprender a prepararse, yendo a las tiendas correctas y comprando artículos de calidad.

 

—Suena como un día de picnic.

 

__________________________________________________________________

 

Su primera parada antes de dirigirse al calabozo era una tienda para comprar los bienes vitales necesarios para el viaje, fue que llegando a un cruce entre tres caminos con casi nada de gente transitando por allí y sin la seguridad de la ciudad patrullando aquellas áreas, el dúo se ve detenido por dos cazadoras que interrumpen su marcha.

 

—Presiento problemas –Dijo Peter en voz alta.

 

El joven peliblanco podía sentir una sed de sangre moderada en ellas, todas concentradas en ellos mismos, cuando se dieron vuelta otras dos estaban allí y sus rostros fueron reconocidos por la pareja lupina, eran las compañeras de la cazadora Verónica, aquella que intento “convencer” a Peter de ir a su grupo y quien tuvo un cruce de cierta rivalidad con Lyra.

 

—Ah mierda… ya sé a dónde va esto… -Comento Peter.

 

Por el último y tercer camino, Verónica hace acto de presencia, acercando a los dos hasta estar a una distancia de 4 metros de distancia del dúo, miraba fijamente a Lyra con maliciosos ojos, mientras sus compañeras, desenfundan sus armas teniendo sus ojos atentos, no a los dos, sino específicamente a la mujer loba.

 

—Con que “ya no estaremos en esta ciudad” cuando den contigo, ¿eh? –Objeto el muchacho a su compañera con respeto a su optimismo comentario de ayer.

 

—Ok, me equivoque –Reconoce Lyra su falla al confiar demasiado en su suerte.

 

Continuara…

 

 

DIARIO DE UNA VIDA PASADA:

 

25 DE DICIEMBRE DEL 2014: La mujer se tomaba su tiempo, me seguía apuntando con la pistola que me arrebato hábilmente de una patada, podía sentir su sed de sangre constantemente pero en ningún momento su “fantasma” se manifestaba para mostrarme como y donde me dispararía.

 

—Niño, ¿quién eres? –Me hablo ella.

 

—El “niño” que iba a darse el gusto de descuartizar a este gordo pelón de mierda –Respondí —¿Quién eres tú?.

 

—Una mujer tomada como “puta” para saciar los apetitos de este gordo pelón de mierda al que querías descuartizar con gusto, ¿esa respuesta te satisface?.

 

—Sí, lo que resta es, ¿vas a disparar o no?, no tengo todo el día.

 

—Mmm… eres un niño bastante peculiar, tengo entendido que este tipo tiene secuestrado a una cantidad de menores a quienes explota en trabajos con castigos rigurosos y sin piedad a quien lleve la contraria, ¿dónde están el resto?.

 

—Muertos.

 

— ¿Este estúpido asesino a su propia “mano de obra gratis”?, que extraño.

 

—Te equivocas, yo LOS MATE.

 

La mujer entreabre sus ojos por reacción al oír mi declaración.

 

—Los asesine a cada uno de ellos, impartiéndoles una agonía como ninguna, me suplicaban… me rogaban que me detuviera, yo ignore cada una de sus palabras, con excepción de sus gritos, su gemir de dolencia, preste atención a cada una de ellas mientras los hacia sangrar a grandes cantidades, cuando finalmente acabe con todos, hice uso de sus cuerpos para mi beneficio con el fin de darme una oportunidad perfecta para escapar de aquí, fue la razón que llevo a asesinarlos, tenía una chance de huir y a la vez matar a ese gordo bastardo hijo de puta, solo debía acabar con ellos, si, tan solo debía matarlos y mi plan estaría en marcha, fue sencillo.

 

La mujer se tornó pensativa, tan solo me apuntaba y me miraba fijamente, como si contuviera sus emociones o reacción alguna ante la macabra anécdota que le conté, alguien normal se pondría nervioso e incluso no dudarían en disparar si tuviesen un arma en manos.

 

—Ya veo… -Deja de apuntarme con la pistola —De modo que eres otro pobre diablo más.

 

—Je, y supongo que tu situación no es para menos –Opine burlonamente.

 

—Te propongo lo siguiente, trabajar juntos para salir vivos de aquí, ¿qué dices? –Me propone caminando hacia la puerta.

 

—¿Confías en un “niño” para que te cubra las espaldas?.

 

La mujer se queda pensativa unos escasos segundos y finalmente me da su respuesta.

 

—Desde el principio sentí que no eras un niño ordinario, en el momento en que te vi cruzando esa puerta, no dude un segundo en ponerme seria, es por eso que sí, estoy confiando mis espaldas a un anormal y demencial niño que acabo de conocer y que no tiene miedo de llenar sus manos con sangre.

 

—Ya veo, me alegra escuchar tu “voto de confianza” –Respondí con una repulsiva sonrisa de mi parte.

 

Con el gordo muerto, ya no tenías razones para quedarme aquí, era hora de irme.

 

FIN DE LA ENTRADA 20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s