El Mundo del Mago Capítulo 1-Reencarnación

Bien. Esto me lo mandaron de la ultima que recomendé. Espero que les guste.


El Mundo del Mago Capítulo 1-Reencarnación

Me duele la cabeza…

Este fue el primer pensamiento de Fang Ming al despertarse. Sentía como si hubiese un corte en su cabeza, que le dolía tanto que parecía que su cráneo estaba a punto de romperse.

Cuando su conciencia se aclaró, se dio cuenta de que estaba montando en lo que parecía un coche de caballos. Su cuerpo rebotó a lo largo del ritmo del carro en movimiento, enviando ondas de choque a través de la herida. El dolor era tan grande que tuvo que aspirar varias veces.

Abriendo los ojos, examinó su entorno.

Lo que llenaba su visión eran muros formados de tablones huecos. Compartiendo este carruaje con él, había unos cuantos jóvenes rubios y de ojos azules, con los ojos cerrados en su ensueño. Ninguno de ellos se molestó en echar una ojeada en su dirección.

Parecía estar tendido en el suelo del carruaje. Sintiendo el mordisco frío de la madera, Fang Ming se dio cuenta de que su cuerpo no sería capaz de soportar la tortura mucho más tiempo. Para evitar resfriarse, se esforzó por levantarse con prisa.

En ese momento, sintió un agudo dolor atravesando su cabeza.

El dolor fue repentino, y trajo consigo una inundación de extraños recuerdos. Los ojos de Fang Ming retrocedieron cuando él se desmayó.

“Leylin… ¡Leylin! Despierta…” Fang Ming oyó en su aturdimiento, y no pudo evitar abrir los ojos.

‘-¿Es esto… reencarnación?’ Todavía recordaba claramente las llamas deslumbrantes de la explosión del reactor de energía, que era imposible sobrevivir con su falta de protección. Por encima de todo, este tipo de carruaje hecho de tablones de madera era considerado una antigüedad en su viejo mundo, y definitivamente no se utilizaría.

Después de organizar los nuevos recuerdos en su mente, Fang Ming ganó una cierta penetración sobre su cuerpo y este mundo.

Este reino estaba en una era que era similar a la Edad Media en Europea. Pero había algo más en este mundo que eso, la presencia de una fuerza misteriosa. La presencia… de la magia.

El dueño original de su cuerpo actual se llamaba Leylin Farlier, y era hijo de un Noble Menor. Había sido probado para ser dotado con el talento para convertirse en un Mago y, como tal, su padre, el Vizconde John Farlier, había tirado cuerdas para permitirle convertirse en un Mago en la formación, un acólito. El carruaje de caballos en el que estaba actualmente viajaba hacia una Academia de Magia.

El que lo había despertado era un joven grande y masculino.

Sus grandes ojos estaban rodeados por sus gruesas cejas que complementaban su nariz larga y recta y sus brillantes cabellos dorados. Aunque su rostro era algo tierno, mostrando su juventud, tenía un cuerpo robusto y musculoso. Se veía muy varonil.

Al ver que Fang Ming había despertado, el chico se rió alegremente, “Jaja… Leylin, ¡Finalmente estás despierto! Si hubieras estado durmiendo unos minutos mas, probablemente no habrías cenado. No quieres morir de hambre, ¿Verdad?”

Fang Ming bajó los ojos. Después de un poco de pensamiento, él descubrió la identidad de esta persona, “Gracias, ¡George!”

Todos los jóvenes de este carruaje habían sido probados para ser dotados de magia. George era el hijo legítimo de un Conde, y uno de los favorecidos. Cuando su regalo fue revelado, el Conde gastó muchos recursos y tiró muchas cuerdas para entrar en una Academia de Magia.

‘-¿Un Conde?’ Fang Ming pensó en su interior.

Sus recuerdos volvieron al padre de Leylin, Vizconde John Farlier. Sus tierras eran tan grandes como una sola ciudad de la vida anterior de Fang Ming, y tenía miles de soldados bajo su mando.

En este mundo, las clasificaciones Nobles estaban inexorablemente ligadas a la fuerza personal. El padre de George que era un Conde significó que sus tenencias eran probablemente el tamaño de por lo menos varias ciudades, y su renta anual era algunos mil de monedas de oro. E incluso con esas finanzas y poder a su disposición, había tomado mucho esfuerzo para que él consiga a George en este carro. Fang Ming no podía dejar de preguntarse cómo el padre de Leylin logró hacer lo mismo por él.

Aun cuando empezó a meditar la pregunta, otro dolor agudo se sacudió por su cabeza, y otra escena apareció en su mente.

Estaba en un cuarto oscuro, con los estantes viejos y mohosos alineados en los lados llenos con un sentido de antigüedad. Los alrededores estaban llenos de polvo.

Bajo la tenue luz, John Farlier le pasó solemnemente un anillo, diciendo, “Leylin, mi querido hijo, esta es la herencia de nuestra Familia Farlier, de una promesa con un Mago. Tu abuelo había ayudado a un Mago herido y, a cambio, le regaló este anillo.

Este anillo es una promesa. Si alguno de los descendientes de tu abuelo tuviera el don de la magia, ¡Podrían usar este anillo para entrar en una Academia de Magia gratis! Te doy esto ahora, con la esperanza de que puedas ser el orgullo de la Familia Farlier y defender nuestro legado… ”

‘¡El anillo!’ Los ojos de Fang Ming se estrecharon, y su mano derecha subconscientemente se movió hacia su pecho.

Mientras su mano tocaba su ropa, podía sentir algo sólido debajo, el anillo metálico todavía estaba allí.

Alzando un suspiro de alivio en su corazón, pensó para sí mismo: -‘¡Pew! O esos tipos no reconocen esto como un tesoro, o hay una restricción de algun tipo. De cualquier manera, gracias a Dios esto no fue arrebatado.’

Fang Ming era un científico en su vida anterior, y la mención misma de una fuerza tan misteriosa como la magia lo llenó con el deseo de realizar algunas investigaciones al respecto.

Además, no quería ser perseguido de vuelta a casa porque había perdido una prueba tan importante de entrada.

Aunque se había hecho cargo de este cuerpo e incluso de sus recuerdos, seguía siendo muy diferente del original Leylin. Los miembros de su familia, que habían pasado años con él, fácilmente serían capaces de diferenciarlo. Si lo confundían con un demonio y tal vez le rogaran a uno de esos misteriosos Magos que investigara, era muy probable que lo descubrieran.

Sin embargo, si puedo entrar en una Academia de Magia, probablemente no regrese por lo menos por varios años. Para ese momento, cualquier cambio en el comportamiento será anulado como parte del curso del tiempo. Los Magos son conocidos por ser extraños y excéntricos. En ese momento, sería extraño si no hubiera cambiado en absoluto, ¡No si lo hubiera hecho!

Justo cuando estaba en un profundo pensamiento, un par de fuertes manos grandes lo ayudaron de repente a ponerse de pie.

“¿En qué estás pensando?” Preguntó George.

“¡No, nada!” Fang Ming sacudió rápidamente su cabeza, pero luego se aferró a ella una vez más, todavía con dolor.

De repente giró la cabeza y miró a George, haciendo que el corazón del muchacho se detuviera. Se sentía como si estuviera siendo observado por una serpiente venenosa.

Fang Ming puso los ojos en blanco y preguntó: “Querido George, ¿por qué no me has despertado antes, en lugar de dejarme simplemente tumbarme en el suelo así durante tanto tiempo?”

“¡Je je! ¡Te vi tener un sueño tan agradable, y pensé que te gustaba estar acostado allí!” George se rascó la cabeza con recelo. Sin embargo, sus ojos brillaron con un brillo astuto.

Bajo la mirada asesina de Fang Ming, finalmente alzó las manos en señal de entrega, “Bien! ¡Me rindo! ¿Quién te pidió que ofendieses a mi diosa? Ofenderla todavía está bien; Como tu hermano, no soy tan insignificante. ¡Ay, todo el carruaje ahora te está tratando como a un enemigo, y yo tampoco quiero estar aislado!” 

‘¿Ofender? ¿Diosa?’ Fang Ming se rascó la cabeza, pero de repente se acordó de por qué fue golpeado.

Era una chica llamada Bessita. Aunque tenía sólo 15 años de edad, su cuerpo ya estaba bien desarrollado y voluptuoso. Además de sus grandes ojos llorosos, era un gran atractivo para el lujurioso Leylin.

El Leylin original no era un caballero. Había perdido su virginidad a la edad de doce años, y después de eso, había seducido o forzado su camino con muchas otras, y había dormido ya con más de un centenar de mujeres! Había sido conocido como el azote de las posesiones de su padre.

Cuando Fang Ming terminó de explorar los recuerdos, volvió a rodar los ojos una vez más con desdén. No es de extrañar que este cuerpo fuera tan débil y frágil, no sólo por las heridas.

Recordando, estaba claro que Leylin había estado demasiado acostumbrado a causar problemas en su propio territorio, y no había podido controlarse cuando vio a Bessita.

Las primeras veces fue bastante normal; Coqueteando y haciendo pases a ella. Cerca del final, sin embargo, había recurrido a medios violentos. Cuando Fang Ming vio estos recuerdos, no pudo evitar describir al original como un idiota.

‘¡Que Bessita era la princesa de un país pequeño! Y Leylin todavía quería violarla. ¿Había un cerebro en su cráneo o era sólo suciedad? ¡Sheesh!’

Lo que sucedió después fue sin decirlo-A Leylin le fue enseñada una lección salvaje por un grupo de ‘Guardianes de las Flores (Lolicones)’, eventualmente sucumbiendo a las lesiones. Esto finalmente había beneficiado a Fang Ming.

‘Heh, esta Bessita no es tan simple como ella parece. ¡Una mente tan ingeniosa!’ Fang Ming rió fríamente de este pensamiento.

‘Bien. No importa que, he tomado tu cuerpo. Si tengo la oportunidad, te vengaré. Después de todo, ¡Yo soy ahora Leylin Farlier!’ Fang Ming juró en su corazón.

Leylin no encontró ninguna mención de los asiáticos en sus recuerdos, ni había oído nada sobre China. ¡En este nuevo mundo occidental, usar su propio nombre chino sería demasiado peligroso!

Leylin miró a su alrededor para descubrir que no había nadie más dentro del espacioso carruaje. No era de extrañar que George hubiera venido a llamarle.

“No importa que, todavía tengo que darte las gracias! George, ¿tienes algún medicamento?” Fang Ming se levantó y estiró su cuerpo. Aunque todavía le dolía en algunos lugares, no impedía sus movimientos, y la herida en la parte posterior de su cabeza ya se había convertido en una costra.

“Heh heh… ¡Yo sabía que usted necesitaría esto!” George se rió mientras lanzaba una botella pequeña, “Este es el producto secreto de mi familia. He oído que normalmente se usa durante el entrenamiento de Caballeros, y es extremadamente eficaz contra cualquier lesión corporal!” 

Mientras George hablaba, miró a su alrededor furtivamente, “¡Bien! La cena está a punto de comenzar. Voy a dirigirme allí primero, usted debe aplicar la medicina rápidamente y apurarse rápidamente. ¡Recuerda, no le digas a nadie más acerca de nuestra amistad!” 

Después de que terminó de hablar, se había escapado como una ráfaga de viento!

Mirando la figura de George desapareciendo en la distancia, Leylin no pudo evitar masajear su frente. Parecía que Leylin había despertado el nido de un avispón. ¿Fue una gran cosa? Sus recuerdos le decían que la gente de este mundo era bastante abierta sobre el sexo…

En este punto, no podía hacer nada para remediar la situación. Rápidamente se quitó la ropa, Leylin rápidamente frotó la medicina por todas las lesiones en su cuerpo.

“Hss… Este maldito George. ¿No podría ayudarme a aplicar el medicamento antes de irse?”* Leylin sacó varias respiraciones frías mientras aplicaba el medicamento.

*R: Oh y ahora, ¿Quien se lo aplicará a su tracero?*

La medicina era extremadamente eficaz. En cuanto lo aplicó, hubo una sensación de enfriamiento y el dolor desapareció.

Después de tratar con las heridas en su cuerpo, Leylin se puso la ropa y abrió la puerta del carruaje.

* Whoosh! * Una suave brisa sopló. El sol se ponía en el horizonte, pintando todo de un rojo dorado.

Los ojos de Leylin se humedecieron mientras murmuraba: “¡No importa qué, se siente bien estar vivo!”

Mirando los alrededores, notó varios carruajes grandes formando un círculo para hacer un campamento temporal crudo. Había un gran fuego en el medio.

Había muchos jóvenes alrededor del fuego, sentados y descansando sobre esteras de tela colocadas en el suelo. Estaban riendo y jugando el uno con el otro mientras comían el pan en sus manos.

Leylin caminó hacia una mesa que tenía unos cuantos panes y jugos colocados encima. Según sus recuerdos, esto era donde se distribuían los alimentos.

Cuando se acercó a la zona, vio que había algunas personas haciendo cola. Mientras observaban a Leylin, sus miradas se volvieron burlonas. Aunque Leylin se consideraba de piel gruesa, todavía le resultaba algo difícil de soportar.

Sin embargo, no se fue. No importaba qué cosa, todavía tenía que comer.

“-¡Apresúrate!”-exclamó una voz ronca.

“Así que… Lo siento, Lady Angelia!” Un niño pecoso rápidamente se disculpó y tomó su parte de la comida antes de huir.

[¡Bip! ¡Alerta de peligro! ¡Alerta de peligro! El cuerpo del huésped está muy cerca de una fuente de peligro. Se recomienda mover al menos 1000 metros de distancia!]

Anuncios

6 pensamientos en “El Mundo del Mago Capítulo 1-Reencarnación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s