Capítulo 15 – La Responsabilidad de un Secretario-‘​Sobrevivir a una Fantasía Cruel con Artículos de Trucos’

​Sobrevivir a una Fantasía Cruel con Artículos de Trucos Capítulo 15 – La Responsabilidad de un Secretario

Un cierto día, Lyle-sensei me llamó para hablar seriamente con él. 

A pesar de que este lugar era mi compañía, era la primera vez que entraba en la habitación privada de Sensei, así que mi corazón latía un poco.

Había libros alineados en fila en los estantes, y su escritorio estaba lleno de montones de documentos. Fue un poco difícil para mí encontrar un lugar para sentarse, así que tuve la sensación de que los 2 terminaríamos sentándonos en la cama.

‘Aunque.  ¿Cuál es la razón del porque Sensei emana un olor agradable, no es esa la característica de las muchachas?’

 
A pesar de su corto pelo marrón y su cuerpo cubierto de ropa oficial, como era de esperar, no parecía nada diferente de una chica con un perfil maduro, hermosa.

“¿Qué pasa, Sensei? Es raro que me llames para una charla.”

Por lo general, sería yo el que mantendría una conversación, sin embargo, esto era realmente raro. 

‘Haa, ¡¿podría ser que finalmente se llegó a ‘eso’?!’

¿Finalmente iba a revelar el secreto detrás de su género?

“Sí, no es algo que yo pueda hacer por mi cuenta, así que necesito hablar con usted.” 

“¡Sí!” 

¿Podría ser que levanté la bandera de Lyle-sensei, antes de que pudiera haberlo notado? 

‘Bien. ¡Se trate de un hombre o una niño travestida me encantan a los dos!  ¡Estoy listo para aceptarlos, hasta el punto de estar a punto de estallar!’

[J: jajajaja, ya estoy dudando seriamente de sus preferencias]

[R: No me afecta. Hace tiempo que perdí las esperanzas de que esté tipo algun día moje la punta. En vez de eso le mojaran la de el.]

“¿No piensas vender armas y cañones al país? Si te parece bien, utilizaré mi experiencia como secretario y elaboraré un plan de venta y distribución.” 

“Eh, eso es….”

¿Qué es esto? ¿Entonces no va a confesar su género?

Ser un traficante de armas es rentable, ¿sabes? 

“Sí.”

También pensé en el comercio de armas, ya que quería dinero… 

Sin embargo, también pensé que podría terminar como una mala idea.

“Entiendo bien tu preocupación, Takeru-dono. Tienes miedo de que las armas se usen en batallas entre humanos, ¿verdad?” 

Es cierto que también existe esa posibilidad.

Como se esperaba de Lyle-sensei. 

Parece que fue capaz de ver a través de todos mis pensamientos.

“Sin embargo, hay un “pero.” Los monstruos que se generan desde el Agujero de Maná Miasmático están causando grandes problemas al Reino. Sólo en la Capital Real, la zona cercana y la carretera principal son apenas capaces de mantenerlos alejados. Por otro lado, los pueblos y las ciudades del lado este están sosteniendo ataques devastadores de los monstruos, en lugar de luchar entre sí.” 

“Eso es….” 

“Bueno, por favor, déjame terminar de hablar. Si incluso las personas, que no son capaces de usar la magia, pueden usar armas y cañones para la autodefensa, cosas como tener dificultades para lidiar con los monstruos no va a suceder.” 

“Entiendo tu punto, Sensei.” 

“No, no lo haces, Takeru-dono. Es gracias a la gran afluencia de refugiados a la Capital Real, que hay muchos esclavos y, por lo tanto, muchos niños son enviados al azar a las minas.”

Ya veo. ¿Así que la situación se veía así? 

No me lo pensé mucho.

“Takeru-dono, también eres gentil con los esclavos, ¿verdad? Incluso rescató a los aldeanos de Ona que habían perdido su sustento básico, les diste medios de autoprotección y nuevos empleos. Eso es espléndido viniendo de ti. Yo también, me siento muy orgulloso de mí mismo habiendo ayudado.” 

“Bueno, no fue mucho, pero….”

Al final, utilicé a los esclavos y a los aldeanos para mis propias ganancias. 

Yo no estaba tratando de hacer ninguna buena acción, así que me sentí avergonzado por ser elogiado.

“Sin embargo, cosas como estas son originalmente lo que un país se supone que debe hacer. Incluso si no fuera yo quien los sugiriera, la Capital Real aún me preguntaría al enterarse de la rumoreada recuperación de la Aldea de Ona. Creo que comprarían las nuevas armas y no harían más que utilizarlas.”

Ya veo, Sensei también había pensado en eso. 

Por eso era tan apasionado al fabricar algunos apoyos e investigar cómo usarlos.

No sé si hay alguna diferencia, pero, también hemos probado un montón de materiales para la munición cuando se construyó un cañón de bronce, en lugar de sólo el estándar de hierro. 

“¿Por qué estoy pensando tanto en un solo pueblo?” – Pensé sospechosamente en esto.

“Sin embargo, incluso si este país compra nuestras armas, usted dijo que nunca ha habido un caso donde las explotarían, ¿verdad?” 

“Cierto. Por eso, me gustaría que aceptara esta propuesta.”

“Te lo imploro.” – Sensei, a quien yo estaba muy endeudado, inclinó la cabeza hacia mí. Incluso tuve dificultades para responder a eso.

Sensei siguió solicitando,  estaba vacilante.

“El número de esclavos no caerá mientras la raíz del problema continúe, las personas desplazadas, todavía existirán. No puedo garantizar que las armas no se utilizarán entre los demás humanos, pero, ¿no será una oportunidad para el Reino de Silesia para superar esta crisis…? ” 

“Ah, sí, lo entiendo. Por favor, haz lo que creas correcto Sensei.”

“Gracias Takeru-dono. Tienes mi eterna gratitud.”

La magnífica y suave palma de la mano de Sensei se posó sobre la mía. 

Estábamos a punto de conceder al país, donde los arcos y las espadas eran todavía comunes, armas y cañones grandes.

Tal vez, fue realmente una mala decisión. 

Sin embargo, si no fuera por la ayuda de Sensei, habría muerto hace mucho tiempo. 

Yo también, agarré la cálida mano de Sensei a cambio. 

En realidad, yo debía estar eternamente en deuda con él.

Incluso yo, que poseía el conocimiento de la historia de la guerra moderna, no podía saber en absoluto qué efecto tendrían las armas en este mundo de vastas llanuras, a pesar de que las personas aquí son atacadas por monstruos que desembocan de ese agujero miasmático de maná.

Puede ser que las armas no se utilicen sólo para la autodefensa, ya que pueden ser probados altamente eficientes, por lo que también hay un miedo de que inducirá a las guerras, algo que no se puede deshacer. 

Fue un problema que no pude resolver, aunque lo medité. Sin embargo, no podía evitar preocuparme por el futuro, ¿no? 

En cuanto a mí, sólo podía elegir el camino que la gente a mí alrededor seguía caminando.

Con mi mente llena de nada más que asuntos serios, me dirigí hacia el comedor por un capricho.

“Ah, Maestro. ¿Quieres que te haga algo?”

La que me recibió en el vestíbulo fue la pelirroja de ojos negros, Colette, la antigua hija de un panadero. 

Ella tiene un profundo interés por la comida, por lo que de alguna manera se convirtió en un ser a cargo de la cocina.

Además de eso, Colette también estaba a cargo de suministrarnos comestibles. Mientras lo hacía, también solía ayudar a las familias lecheras en las aldeas cercanas a Est, e incluso ayudaba a Laure, que era una pobre habladora, a recolectar suelo para hacer salitre, a cambio de otros servicios.

No era tan competitiva como Laure, pero también era muy trabajadora.

“Ah no, pensé en hacer algo nuevo hoy, así que….” 

“Entonces, yo te ayudaré.”

Colette se puso un delantal sobre ella, calentó la estufa, trajo utensilios de cocina y se puso en espera, como si fuera algo natural para ella.

“Entonces, ¿puedes ayudarme?” 

“Ya que tengo mucha curiosidad por la cocina de Maestro, por favor permítame aprender por todos los medios.” 

Recientemente, había tenido un montón de tiempo libre, así que decidí revivir la cocina moderna y manejarlo. 

Normalmente me gusta comer, así que tal vez, podría crear algo de comida rara con poco esfuerzo, y añadirla a mis productos para la venta.

Mantequilla y crema cruda. 

“Sí…. ¿Está bien que yo lo haga como antes?” 

La crema cruda y la mantequilla son productos creados a partir de la grasa de la leche de vaca.

Hay un refrigerador en nuestro comedor (Lyle-sensei lo hizo mediante la creación y enfriamiento de agua con su magia.), Por lo que deje la grasa allí durante todo un día, encima del sedimento.

“Sí, voy a hornear Crepes.”

Mezclé harina de trigo, leche de vaca, algunos huevos, azúcar, y luego crema cruda.

“Así que horneara la harina de trigo como una galette, ¿verdad?”

La galette, de la que hablaba Colette, era una comida hecha de harina fina cocida, común para la clase obrera de este país.

Tenía un sabor simple, así que me gustó bastante, pero, no era algo que recomiendo comer como dulce. 

Seguramente, si lo recuerdo bien, se supone que los Crepes son una cocina francesa, así que tal vez podrías encontrarla en algún lugar de este país, si fueras a buscar más profundamente.

Aun así, no pude verlo en ninguna parte de la Ciudad de Est, así que hice uno con crema cruda insertada en el interior. Éste es ciertamente un estilo japonés, por lo tanto, nadie lo encontrará probablemente en ninguna parte en este mundo. 

Añadí la crema cruda dentro de mi crepe rápidamente horneado, y traté de comerlo de una sola vez.

“Es delicioso, pero, creo que le falta un poco de dulzura.”

Sin embargo, para mí, se sentía como un gusto que había estado desaparecido durante mucho tiempo.

Colette me miró fijamente con un rostro diciéndome que quería algo, así que inmediatamente hice uno más. 

Pensé en aumentar la dulzura del Crepe, por lo tanto, puse un melocotón que era rico en azúcar junto con la crema cruda. 

Le presenté el Crepe envuelto en melocotón a Colette. 

Una vez que lo puso en su boca, sus ojos marrones brillaron con luz. 

Ella tenía una sonrisa increíble.

“Esto es delicioso….” 

“¿Es eso así?”

Se sentía muy bien ver a una niña disfrutando de algo delicioso. 

Yo mismo seguía siendo un adolescente, pero tal vez así es como me sentiría si tuviera una hermana.

Por alguna razón, verla me hace querer sonreír también.

“¡Maestro!, es tan delicioso que se siente como si mis mejillas se derritieran. Esta es la primera vez que siento algo así. Creo que este Crepe se convertirá en un gran éxito si lo añadimos a nuestra línea de productos de ventas.” 

“De hecho, eso sería bueno. Voy a hornear un poco más de crepes, ¿les dices a Laure y al resto?”

También agregué nueces y canela a otros Crepes, e incluso hice un Mille Crepe, para crear diferentes gustos para disfrutar. Los Crepes recibieron gran popularidad de los demás, tan pronto como les serví algo durante nuestro almuerzo. 

Todavía era difícil para nosotros producir grandes cantidades de crema cruda, pero, no es como si tuvieras que añadir crema a cada Crepe.

Acerca de su dulzura, siempre se puede añadir frutas como un reemplazo, a pesar de que eran un poco diferente en ese caso. En cuanto a la crema cruda, se puede utilizar la clara de huevo para hacer postres, como el merengue.

Por no hablar, también había crepes saladas, además de los dulces, que se podían comer como un sándwich con queso y jamón insertado. 

Hablando de eso, todavía hay bocadillos comunes en este país, ¿así que tal vez debería hacer algunas hamburguesas?

Había también chicas que querían abrir un carrito de comida dentro del edificio de la compañía. Si les digo cómo hacer comida callejera y hacer que la vendan, tal vez, se establezca una nueva cultura de comer mientras están de pie.

El Crepe como un producto de ventas no producirá ningún beneficio enorme, pero, podría convertirse en una fuente de aliento para las personas que se ganan un sustento con la cocina. 

Creo que esto dejará un impacto mucho mayor que sólo la promoción de armas y cañones.

Sosteniendo una carta con el sello pegado del Reino de Silesia, Lyle-Sensei entró dentro de mi habitación.

“¡Lo siento por intromisión!” 

“Ah, ¿qué ocurre?”

Era raro que Sensei, que era generalmente bien educado, entrara sin llamar a la puerta. 

Sensei, cuya piel era normalmente blanco puro sin bronceado, tenía una cara aún más pálida hoy. 

Supongo que no son buenas noticias.

“Es del Reino de Silesia. Nuestra propuesta para el despliegue de armas, ha sido rechazada…….” 

“Ah, ¿así que supongo que no fue bueno?”

Sentí lástima por Sensei que parecía molesto, pero esta información me hizo exhalar un suspiro de alivio. 

Eso es porque temía que la implementación de armas traería un enorme desequilibrio en la estabilidad hegemónica.

“Sin embargo, los dos hemos recibido una llamada urgente de la Capital Real. ¿Puedo hacerte venir conmigo? ¡Ahora mismo!”

¿Por qué fuimos convocados a la Capital Real, a pesar de que nuestra propuesta de desplegar armas ha sido rechazada?

Tuve una ligera mala premonición acerca de esta súbita llamada.

Sería bueno si fuera sólo una preocupación innecesaria, pero…

Anuncios

6 pensamientos en “Capítulo 15 – La Responsabilidad de un Secretario-‘​Sobrevivir a una Fantasía Cruel con Artículos de Trucos’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s