Metalord Revolution Capitulo 91

CAPITULO 91

DECEPCIONANTE VERDAD

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Frotaba ligeramente su mano en su largo cabello negro, su blanca piel no hacía mucho juego con su oscura vestimenta, a pesar de posar sentada con una expresión sonriente, en todo momento no dejaba de aparentar una imagen sombría, Alice Kyte, fue como la bruja se presentó.

 

— ¿Alice Kyte? –Replique el nombre en mi mente.

 

Recordé entonces haber oído ese nombre antes, mencionado por la boca la Eldar Laabe del aquelarre Cognitio en una ocasión concreta.

 

__________________________________________________________________

 

 

Un fragmento de recuerdo hace eco en mi mente volviendo a reproducir las palabras de aquella conversación…

 

“—En vez de estar malgastando tiempo y esfuerzo con trivialidades xenofóbicas, deberían centrarse en encargarse de los que realmente nos dan mala imagen a las brujas, como por ejemplo, Alice Kyte.”

 

“— ¿Alice Kyte?, ¿quién es esa? –Pregunte.”

 

“ —Una bruja muy problemática, una “Yudaz”, la palabra es un término que usamos para las brujas criminales de la peor calaña –Respondió Liha con cierta seriedad.”

 

“—Hmmm… suena a alguien muy complicada de tratar –Opine.”

 

“—Y no es para menos, han habido muchas Yudaz en la historia de todo aquelarre, pero Alice Kyte es quizás la peor de todas, por 50 años su vil trayectoria se ha centrado en asesinatos, destrucción y caos por toda Avalia, ganándose el odio no solo de las brujas, sino del mundo entero, y lo peor es que sigue suelta, ella es muy peligrosa y su misma existencia tiene que ser eliminada –Argumento la bruja de cabellera naranja.”

 

El recuerdo se detiene allí.

 

__________________________________________________________________

 

 

Alice Kyte, una bruja criminal de talla mundial, pero hay algo que me desconcierta, ¿qué hace aquí tal peligrosa criminal en esta ciudad?, y otra cosa, se supone que ella tiene más de 50 años, pero por su apariencia luce como alguien de 18, ¿estará haciendo uso de magia para aparentar una figura más juvenil?.

 

—No puede ser… ¿qué hace aquí?, ¡tú, la Yudaz más detestada y despreciada en la historia de las brujas! –Exclama la sargento Madaleg Vesh con cierta alteración.

 

Incluso todas sus brujas yacían igual o más preocupadas como nerviosas, la sola presencia de tal figura que encarnaba asesinatos y destrucción, había bajado bastante la moral de la Wixau, y los sangre de bruja, ellos también se llevaron inesperada sorpresa, la persona que los convenció de llevar a cabo su “levantamiento” no era otra que una bruja y no una cualquiera, podía percibir en sus rostros el descontento y decepción al revelarse tan cruda verdad.

 

—Me alegra saber que conservo mi puesto como la peor Yudaz de la historia –Expresa con una mueca sonriente la manipuladora criminal.

 

—Asquerosa y pútrida perra, tu sola existencia es una vergüenza para todas las brujas, ¡no deberías estar viva!, ¡no deberías haber nacido! –Maldecía la sargento a la peligrosa criminal.

 

—Oh, ¿y que harás al respeto?, pequeña sargento –Responde ella con un lenguaje provocativo.

 

— ¡Escuadrón de asalto en formación! –Ordeno la bruja sargento a un pequeño grupo de Wixau.

 

5 guardianes responden al llamado de su superiora, con la vista en frente y su mano sujetando firme la espada aguja que empuñaban, se desplazan haciendo uso del fortalecimiento mágico hacia la posición de Alice, las cinco rodean a la peligrosa criminal posicionadas para atacarla en cualquier momento.

 

Pero la Yudaz ni se inmutaba, con los ojos cerrados bostezaba aun en su situación, eso hacia rabiar a la sargento quien sin desperdiciar un segundo más, ordeno al grupo atacar, el pequeño escuadrón se moviliza sobrehumanamente al unísono con el veneno cubrir en el filo del arma a la vista, pensaban liquidar a la bruja ya sea perforando sus órganos vitales o envenenándola con la mortal toxina de la espada.

 

La Yudaz abrió lentamente sus ojos, se podía notar la mínima seriedad en esa faceta y lo letal que era, y eso último lo demostró enseguida.

 

¡KABOOM!

 

Las 5 guardianes Wixau fueron eliminadas, como si en medio de su trayecto cada una pisase una mina invisible, aniquilando con suma facilidad al pequeño escuadrón, en el aire volaban restos de sus uniformes y partes calcinadas del cuerpo que se destruían al tocar el suelo reduciéndose a polvo.

 

Esta mujer era poderosa y la sargento quien se mostraba orgullosa como decidida a poner en su lugar a la osada criminal, ante tal demostración, su voluntad guerrera fue demolida.

 

— ¿Qué clase de sargento envía a una muerte segura a sus subordinados?, en verdad ha decaído bastante el poder militar del aquelarre –Se expresó ella volviendo a su faceta sonriente.

 

—Es una monstruosidad… -Decía Madaleg tensa e insegura.

 

Si ni la misma Wixau que conformaba brujas entrenadas por años podía hacer frente ante tal amenaza, temo que menos podría hacer por mi parte, aunque las armas de fuego me confieren un buen factor de ventaja, no hay duda de que ella puede estar al tanto de la funcionalidad de cada una, atacarla significa exponer mi vida y sería demasiado riesgo al asumir, mi objetivo no era establecer una lucha contra ella y vencerla, yo no era un héroe o justiciero, mi prioridad era buscar a mi compañera, lo demás era relevante.

 

— ¿Por qué?, ¿por qué no has mentido? –Pregunta uno de los sangre de bruja que conformaba el grupo que luchaba contra la Wixau —¿¡Porque nos has engañado!?, ¡nuestra lucha!, ¡nuestro sufrimiento!, ¡nuestra sangre!, ¿¡acaso todo ha sido un juego para ti!? –Exclamo agobiado el joven sangre de bruja.

 

— ¿De qué hablas?, en ningún momento los he engañado –Contesta Alice manteniendo su serenidad.

 

— ¿Eh?…

 

—Yo solo les ofrecí los “recursos” para su causa, en ningún momento los obligue a que lo llevaran a cabo, fueron ustedes mismo quienes ejercieron sus propias decisiones, no las mías, entonces, ¿dónde está el engaño?, no la hay, es un acusación bastante fea de tu parte, pequeño sangre de bruja.

 

—No puede ser… nuestra causa… nuestra lucha… todo… una mentira… -El joven sangre de bruja cae de rodillas con una fuerte depresión.

 

— ¿Aunque sigues insistiendo en que todo era una mentira?, bueno, si eso te reconforta, bien por ti.

 

—Jugaste con nuestras emociones… ¡eres un monstruo sin corazón!.

 

—Oh, querido, he oído tantas veces esa frase, que ya la siento como un poema.

 

— ¡MALDITA! –Se pone en pie el ahora enfurecido joven sangre de bruja.

 

En sus manos empuñaba un sable mágico, un artefacto mágico cuyo hoja corroe lo que cortaba, con la habilidad “Afinidad de Astado” que todo sangre de bruja portaba, el joven influenciado por sus rencorosas emociones, sintió la fuerza del ítem mágico rebosar inmensamente en todo su cuerpo, se lanzó a la carga sin pensarlo dos veces contra la bruja que había jugado con sus sentimientos.

 

—¡MUERE!.

 

—Je, tu primero.

 

La bruja extendió su brazo izquierdo y cien espadas de luz emergieron a su alrededor desplazándose a una velocidad igualada a la del sangre de bruja que cargaba contra ella, cada una apuñalando al pobre muchacho sin compasión, con solo la décima atravesándole el cuerpo, basto para detener su ataque y que cayese desde una elevada altura moribundo hacia el suelo siendo en el proceso vilmente atravesado por el restos de las espadas invocadas, dejando únicamente de él restos de carne lacerada y sangre a montón.

 

— ¿Alguien más quiere intentarlo? –Pregunto la Yudaz sonriente.

 

Pero nadie se atrevía, la Wixau estaba con la moral baja y los sangre de bruja al descubrir la cruda verdad de su “levantamiento” estaban igual o peor de decaído, a pesar de que la fuente de su desgracia yacía al frente de sus ojos, era imposible para ellos desquitarse contra la bruja, ella era fuerte y ellos débiles, esa era la realidad, luchar significaba una muerte segura y claramente todos temían a la muerte, tan solo podían tragarse su impotente sentir.

 

Aun así, no podía resignarme a olvidar a lo que vine, como deje claro, no tengo bajo ninguna razón enfrentarme a ella, entonces opte por obtener lo que buscaba por el dialogo.

 

—Haciendo a un lado el que no quieras revelar tu razón de venir a Macur, con respeto a lo ocurrido en el coliseo, ¿qué hiciste con mi compañero? –Pregunte albergando el pensamiento de que ella tuviera la respuesta.

 

— ¿Tu compañera?, ¿compañera?, ¿compañera? –Repetía la palabra fingiendo hacerse la pensativa — ¡Oh, claro!, tu compañera, por casualidad será… ¿una joven bruja de edad adolecente con un cabello verde oliva y buen dominio de la arquería?.

 

—Sí, ¿qué hiciste con ella?.

 

—No le hice nada.

 

— ¿Entonces puedes explicarme que sucedió en el coliseo con ella?, ¿por qué razón Livia fue teletransportado de la nada al igual que yo?, ¿dónde está ella ahora?.

 

— ¡Ah, ya lo entendí!, lo que quieres saber es donde se encuentra tu compañera, ¿por qué no lo dijiste antes?, se dónde se encuentra ahora ella en este instante.

 

Alice levanto su brazo derecho señalando hacia donde estaba, pero no era a mí a quien señalaba en realidad, sino lo que se hallaba a mis espaldas.

 

—Ella está parada justo allí.

 

En el instante en que ella lo dijo mientras señalaba, me di vuelta para ver la cara de una persona que inesperado yacía pocos metros a mi espalda, se trataba de nada menos que Livia, quien estaba allí parada con un inexpresivo rostro.

 

— ¿Livia…?

 

Y antes de que me diera cuenta, una flecha es clavada en mi pierna izquierda, me centre tanto en su cara, que no note que ella, la misma Livia en persona, empuñaba su arco y había tensado uno de sus proyectiles lanzándolo hacia mí.

 

— ¿Livia?, ¿¡qué demonios hiciste!? –Pregunte desconcertado y confuso.

 

—Eres un sangre de bruja bastante confiado –Contesto la arquera bruja con una sombría y fría expresión en su rostro.

 

—Livia… ¿qué significa esto?.

 

Antes de que pudiera elevar mi voz y moverse hacia ella enfurecido, noto que a pesar de que la flecha no se había hundido bastante en mi pierna, solo apenas la mitad de la punta se clavó, sentí como mi cuerpo era incapaz de moverse, poniéndome de rodillas y temblando, pero siendo imposible de cualquier manera el poder ponerme de pie o moverme con normalidad.

 

—Es inútil, el veneno paralizante concentrado en la punta de la flecha que dio en tu pierna ha comenzado a surgir efecto, no podrás moverte por un buen rato –Revelo ella.

 

¿Por qué hacía esto?, ¿por qué atacarme a mí?, a su propio aliado, no me digas que ella…

 

— ¡Tardaste bastante, Livia! –Le habla de manera bastante amistosa la bruja criminal Alice.

 

—Tarde más de lo estimado, pero los preparativos están completos –Le contesto con la misma confianza la bruja de pelo verde oliva.

 

—De modo que tu… ¿estas con ella? –Pregunte —¿Desde cuándo?.

 

—Desde hace mucho tiempo, todo estaba planeado –Confeso Livia.

 

¿Planeado?, entonces desde los enfrentamientos en Windaz para elegir a los candidatos representantes en la competencia, nuestras llegada a Macur, nuestras participación en cada una de las rondas, ¿todo este tiempo ella…?

 

—Traidora… ¡eres una traidora! –Exclame mirándole con indignación a los ojos.

 

Livia se muestra molesta con mis palabras y apretando sus puños, desata su poder mágico en el ambiente, un aura rodea su cuerpo, pero era diferente a todas las veces que había manifestado su poder, esta aura… esta presencia que exhibía, podía percibir… ¿oscuridad?, incluso su propia energía mágica podía notarse algo un poco más oscura, ella se me acerco manteniendo esa aura en su cuerpo y me tomo del cuello de mi chaqueta negra.

 

—Sí, soy una traidora, la vida no siempre es justa con todos –Me dice ella con desdén — ¿Una familia amorosa?, ¿un lugar al cual vivir en paz?, ¡no tuve nada de eso!, ni para cuando la ruina llego a mi vida, ¿crees que me volví una traidora por gusto?, ¿qué hice toda mi vida solo con la finalidad de traerles infortunio a ti y a todos aquellos quienes me brindaron su confianza?, tú no sabes nada, no eres diferente al resto.

 

—Independientemente de cual sea la razón, de cuáles fueron las causas desencadenante que te llevaron a esto, una traición es una traición, eso te convierte en una traidora, sea como fueron las circunstancia que moldearon tu vida y forma de ser, en el instante en que optaste por “apuñalarnos” por la espalda sin previo aviso, en que decidiste volverte nuestra enemiga, no te has convertido en más que una traidora –Argumente por mi parte.

 

Livia se mostraba aún más molesta, apretaba los puños con más fuerza como si quisiera molerme a golpes, pero tras un profundo suspiro, me suelta y avanza hacia adelante dándome la espalda.

 

—Por los cortos momentos agradables que tuvimos como “equipo”, pensaba dejar las cosas de buena manera –Comento ella.

 

— ¿Buena manera?, ¿y eso que quiere decir?, ¿pensabas hacer de tu traición algo menos evidente o simplemente no querías darnos la cara cuando nos dijeras la verdad sobre tus intenciones?.

 

—No, a lo que me refiero es que pensaba dejarte vivir, pero cambie de parecer –Aclaro Livia colocando la punta de una flecha mágica cerca de mi nuca mientras la tensaba con su arco —¡Voy a matarte! –Declaro por consiguiente con seriedad.

 

Podía sentir la magia de su flecha de mana lo bastante intensificado, incluso su misma presencia denotaba sus auténticas emociones, su fuerte deseo por matarme, esto lo confirmaba, la Livia Archan que conocía, ya no existía.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s