Werewolf & Assassin Capitulo 15

CAPITULO 15

 

Con el eufórico deseo de descuartizar al repentino ogro de 5 metros de altura, Peter sumido en su objetivo, ignorando que tal gigante amenaza estaba al tanto de su presencia, le miraba fijamente y preparándose para hacer uso del pesado árbol sostenido por su mano derecha.

— ¡Peter cuidado! –Advierte Lyra.

 

Pero sus palabras no son oídas a tiempo, como si recibiera un batazo de tamaño descomunal, Peter es golpeado a su costado abdominal izquierdo por el árbol del ogro, del fuerte golpe escurre sangre de su boca y es mandado varios metros en el aire hacia atrás, cayendo sobre un montón de arbustos que amortiguaron su caída.

 

— ¡Peter!… –Trato su compañera de socorrerle pero ahora el Cryptian tenía ojos puesto en la loba.

 

Lyra vestía con atuendos ligeros, sobre su torso usaba una camiseta con el ombligo al descubierto y unos short negros, ropa sin beneficio defensivo alguno para situaciones de combate, sin embargo, incluso ella era consciente de ello, pues podía compensar ese detalle enseguida, invoco el pequeño cofre de cobre flotante.

 

Al abrirse el mágico ítem, una luz sale disparada de su interior impactando en el cuerpo de la chica loba, la luz se manifiesta sobre ella como un conjunto de dos armadura ligera, una pechera ligera de cuero que dejaba también como su camisa su ombligo al descubierto y sobre su cintura vestía una prenda de cuero del mismo tamaño que el short, estas ofrecían una defensa mínima pero había algo más, estas prendan estaban encantadas con efectos pasivos beneficiosos.

 

____________________

 

NOMBRE: Pellejo del Audaz (Pecho)

 

CLASIFICACIÓN: Objeto mágico “Clase Raro”

 

HABILIDAD INCORPORADA: [Agilidad +15] y [Velocidad de Movimiento Aumentado en un %3].

 

 

NOMBRE: Protección del Osado (Cintura)

 

CLASIFICACIÓN: Objeto mágico “Clase Raro”

 

HABILIDAD INCORPORADA: [Agilidad +10] y [Flexibilidad Aumentada en un %4]

 

____________________

 

Pero Lyra no solo se equipó mejor, sino hizo uso de otro de los pergaminos mágicos con efecto de “analizar” el objetivo, evaluando la fuerza del ogro.

 

____________________

 

NOMBRE: Ogro del Bosque Profundo

 

NIVEL: 3

 

TITULOS: (Ninguno)

 

HABILIDADES: [Raíz de Espinas LV4]

 

ESTADISTICAS:

 

FUERZA: 230

 

DESTREZA: 79

 

RESISTENCIA: 209

 

INTELIGENCIA: 98

 

ESPIRITU: 101

 

SUERTE: 25

 

____________________

 

Su fuerza y resistencia eran monstruosa, pero su velocidad deprimente, podía usar ese factor a su favor, aunque aquella única habilidad que poseía era su mayor preocupación, la chica loba tenía un mal presentimiento, revela parte de sus rasgos lupinos, desde orejas puntiagudas y algo peludas, hasta su largo rabo y colmillos acompañados de ojos amarillentos.

 

__________________________________________________________________

 

Tras haber recibido de lleno un golpe severamente fuerte en su costado abdominal izquierdo, Peter vuelve en si ante el inmenso dolor que padecía.

 

—Que imprudente fui, un golpe como ese debería haberme matado… oh, es cierto, ahora soy un monstruo, por lo tanto un monstruo no puede morir tan fácilmente –Dijo en sus pensamientos acompañados de una desquiciada sonrisa —Pero si llegara a recibir otro impacto semejante, dudo que lo resistiera en buena parte, mmm… lo estoy sintiendo, el nuevo metabolismo de mi “inhumanidad”.

 

Los hombres lobos además de poseer cualidades físicas mayor al humano promedio, tenían a su favor una capacidad regenerativa, tanto para sanar daño tisular de cortes o hematomas, por lo general su regeneración es mejor para compensar daños del tipo contundentes, tanto tus huesos como músculos son respaldados por esta habilidad de raza, sin embargo, la regeneración toma nutrientes de su organismo, un lobo desnutrido o mal alimentado le costara mucho más autocurarse.

 

Una de las costillas de Peter se había fracturado y otras dos estaban casi en su límite de terminar igual, pero su regeneración licántropa curo esa costilla rota, pero dicha curación aún estaba incompleta, dado a que la regeneración interna era más lenta que la externa, la razón lógica era la complejidad de esta, no era lo mismo sanar un hueso dañado a curar una herida de corte en el brazo, lo primero compensaba más tiempo y nutrientes.

 

El muchacho se levanta de a poco sintiendo el dolor abdominal desapareciendo a poco, su regeneración le respaldaba en su deseo de luchar contra la monstruosidad que le dejo mal parado, pero esta vez, era consciente de la fuerza del ogro y no iba a cometer la misma tontería.

 

—Me emocione demasiado y baje mucho mi guardia, pero ahora, me voy a poner serio –Dijo en sus pensamientos estirando el cuello — ¡OYE GORDO DE MIERDA! –Exclama fuertemente captando la atención del Cryptian.

 

—Peter… -Dijo su compañera lupina contenta al ver que él se encontraba bien.

 

—El gordo es mío Lyra, se la debo por ese golpe.

 

—¿¡Perdiste la razón!?, ¡esa cosa es nivel 3!, ¡tiene mi nivel pero su fuerza es de lejos mayor a la mía!.

 

—Tendrá una fuerza jodida, pero según veo no es muy rápido.

 

Peter no era consciente de las estadísticas del ogro, pues no podía verlo mediante [Instinto Asesino LV1], pero eso no le permitió el intuir que por muy fuerte que fuera, la gordura de este le hacía alguien lento y tomando en cuenta su cualidad de “sentir la sed de sangre”, tomo con optimismo que esta pelea jugaba bastante a su favor.

 

—Tu cuerpo ahora será más fuerte que un humano promedio, pero si te da otro de esos ataques… -Le advirtió ella.

 

—Sí, si… el primer golpe que me dio, fue de pura suerte, ahora… estoy todo concentrado en rebanar a ese gordito.

 

El ogro gruñe enfurecido a Peter, ya sea porque se sentía ofendido de verlo bastante bien pese a haberle dado un fuerte golpetazo o quizás porque entendía que hablaba mal de él.

 

— ¿Eso fue un gruñido o un eructo?, siento no poder diferenciarlo, ya que eres un gordo de mierda –Le insulto el muchacho.

 

El Cryptian con venas de ira sobresalirle en la cara, carga dirigiéndose hacia el chico a toda velocidad con pasos que hacían temblar el suelo.

 

— ¡Peter!, ¡trabajo en equipo! –Le recomendó Lyra.

 

— ¡Lo que digas “Lassie”!.

 

 

Continuara…

 

 

DIARIO DE UNA VIDA PASADA:

 

23 DE DICIEMBRE DEL 2014: Volví a tener el estatus de siempre que todos en este lugar tenían, comida de mierda, maltrato por parte de los adultos y las palizas predilectas del trio adolecente, en esta ocasión toco la hora de la ducha.

 

Todos fuimos llevados al baño con varias regaderas completamente desnudos, solo que esta vez, el gordo mandamás no estaba para vernos bañarnos, de hecho, ni sus hombres estaban allí, pues estábamos completamente solos por nuestra cuenta, pero seguíamos teniendo los 30 minutos para terminar de bañarnos, pues en ese tiempo un par de ellos entrarían para buscarnos y sacarnos de aquí (por la fuerza bruta de ser necesario).

 

En ese mismo instante, el trio de adolecente quien lleva jodiéndome desde hace días, vuelve a tenerme en la mira, los tres se me acercan con intensión de rodearme.

 

— ¡Hola!, perrita del jefe, oh perdón… quise decir “ex”, debe ser doloroso para ti que hayan roto contigo en la primera cita –Se burló el líder del trio junto a los suyos.

 

—No tan doloroso como el dolor de culo que debe tener aún –Comento un segundo de ellos haciendo alusión a la peor parte de aquel día, lo que fomento aún más las risas.

 

Volvía a verlo, aquella aura roja en sus cuerpos, ahora era más notorio, pero no era lo único, note nuevos características interesantes de esta nueva “perspectiva” que poseía…

 

—Ya sabes cómo va la cosa –Me dijo el líder del trio adolecente —No nos caes bien y te vamos a dar alta paliza, no te dolerá tanto como debe dolerte el culo, pero carajo que vamos a poner nuestro mayor esfuerzo para que lo sientas –Dijo tras hacer sonar sus nudillos.

 

Allí viene, una imagen fantasmagórica rojo del sujeto que iba a darme el primer golpe, aquello no me tocaba físicamente, pues no era eso lo que llamaba mi atención, sino lo siguiente, lo que esa imagen fantasmagórica mostro, el mismo adolecente le imita a la perfección, es como si… esta nueva vista me revelara la manera en que me fueran a hacer daño, como si viera unos escasos segundos el futuro en una pelea y supiera donde me golpearan para tomar completa defensa y defenderme con total éxito.

 

No lo comprendía las primeras veces, tan solo me limitaba a quedarme quieto recibiendo los golpes, pese a saber dónde iban dirigidos, pese a saber lo dolorosos que serían, aun estando molesto y deseoso de hacerlos sufrir, pero hoy era un caso diferente, quiero poner en prueba ese punto.

 

El adolecente imita el puño que vi de su ente fantasmagórica rojo, un derechazo suyo que iba dirigido a mi mejilla derecha, me agacho esquivándole y su puño golpea contra la pared, el impacto termina por lastimarle gritando adolorido, no sangraba pero se escuchó el sonido de algún hueso sonar de su mano.

 

— ¡Hijo de puta! –Exclama enfurecido él.

 

Sus compañeros le apoyan y me atacan, uno de ellos me iba a dar una patada y el otro un puñetazo con su izquierda, los esquivo al saber de dónde iban a atacarme y ahora tenían que en mente que uno de ellos me agarrarse para el resto golpearme con total facilidad.

 

Uno de los tres corre hacia mí, creí que iba a atraparme, pero rodé moviéndome con más rapidez y destreza que él, ¿desde cuándo mejore mi condición física?, el trabajo forzado en este sitio no era un buen entrenamiento, por no hablar que no levanto pesas o corro en una de esas cintas automáticas para ejercitarme.

 

Pero lo sentía, mi cuerpo se movía mejor que antes, todo esto vino con el pack de la nueva visión que poseía, no entendía nada, pero no importaba, el partido que le sacaba con estos beneficios era espectacular y dulce, en el sentido placentero.

 

Uno de ellos estuvo a punto de atraparme cuando los hombres del gordo pelón llegaron aquí ordenándonos acabar, los 30 minutos habían pasado, era hora de terminar con este baño, el trio quedo sumamente molesto al ver que no lograron ponerme en mi lugar, en especial su líder, me lanzaba una mirada de furia considerable, habría represalias por este, querrán devolvérmelo multiplicado, incluso aunque pudiera causar mi muerte de por medio, no estarían satisfecho hasta dejarme en el suelo lleno de moretones.

 

Nos llevaron de vuelta a nuestras celdas, uno del trio que estaba cerca de mí, me miraba fijamente, estaba deseoso de ponerme las manos encimas, era cuestión de tiempo para que volviera a estar frente a los tres, debía pensar en algo rápido, ahora podía ver y predecir sus golpes gracias a esta nueva visión que poseía, pero seguía sin manera de defenderme con totalidad en la pelea, ¿cómo podría devolverles el golpe?, luchar con mis manos desnudas no parecía opción, pero tampoco tenía muchas rutas a mi favor.

 

24 DE DICIEMBRE DEL 2014: Estábamos trabajando en el taller el día de hoy, manejando como siempre ese polvo azul, mientras me envolvía en este trabajo “honesto”, tenía pensando la manera en cómo me defendería de esos bravucones.

 

En medio de todo esto, uno de los hombres del lugar cargaba hacia la oficina del jefe pelón una compilación de varios documentos muy importantes al parecer, estos estaban sujetos con un clip, de pronto el individuo se cae y dichos documentos termina dispersándose en el suelo, el clip que llevaba encima cae cerca de mis pies.

 

Ellos estaban concentrados en juntar aquellas hojas que eran importantes, en medio de esa conmoción, tome el clip y lo guarde en mi ropa interior, era incomodo pero era el mejor “bolsillo” que disponía.

 

Cuando ese tipo se hizo con todos los documentos, busco el clip en su momento, pero al no hallarlo y verlo como algo sin importancia, se olvidó del pequeño metálico objeto, ya que podía reemplazarlo con otro.

 

__________________________________________________________________

 

Fuimos llevados de vuelta a nuestras celdas como siempre tras culminar nuestra hora laboral “justa”, uno de los hombres responsable de regresarnos tras los barrotes antes de retirarse, nos comunica algo importante a todos.

 

— ¡Escuchen pendejos de mierda!, ¡mañana es navidad y el buen jefe con amabilidad le dará el día libre!, ¡podrán disfrutar del descanso en la sala de receso!, ¡y después no digan que no somos amables, malcriados desagradecidos!, ¡feliz nochebuenas!, ¡jajajajaja!.

 

Después de comunicar aquella noticia se retira, ciertamente era un muy “amable” por darnos ese día libre y sobre todo llevarnos mañana a la sala de receso.

 

—No puedo esperar para mañana –Dije con lúgubre emoción mirando el clip que sostenía con dos dedos de mi derecha.

 

FIN DE LA ENTRADA 14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s