Rules-Free capítulo 16

Kon’nichiwa minna-san ~~♫♫ !Shu-chan reportándose¡ Disfrutad del capítulo semanal.

Traductor: Shu-chan
Editor: Bro-chan

Capítulo 16

 

Estaba satisfecho con los aumentos que la clase Brujo me daba, así que decidí que comprobaría las otras habilidades más tarde. Mirando hacia Varric, dije: —Muchas gracias, anciano. Saldré de la ciudad el próximo día, o algo así, y puede que no vuelva por aquí por algún tiempo. ¿Hay un Santuario Oscuro en el reino elfo de Greenwood?

 

—Ah, ¿esas princesas te pidieron que las escoltases? Oh, no te veas tan sorprendido. El rumor ha estado bastante activo desde que su carruaje fue encontrado saqueado y sus guardias muertos. Y luego un Viajero aparece del bosque, con las princesas a su lado.

 

—Heh. Supongo que he conseguido un poco de renombre por accidente.

 

—Bueno, no te preocupes por eso. En todo caso, sí, hay un Santuario Oscuro en el Capitolio, pero no sé dónde. Los elfos tienden a dejar caer el “martillo de la justicia” en cosas que bordean… hechos menos agradables que hacen la vida más fácil, más rápido que los reinos humanos, por lo que está oculto. Pero te enviaré mensajes a través de ciertos canales, y el Guardián del Santuario entrará en contacto contigo si tiene alguna petición.

 

Bueno, eso tenía sentido. Asintiendo con la cabeza, le di las gracias a Varric y luego me acerqué a las mesas para ver qué estaba a la venta. Los hechizos y rituales eran interesantes, pero realmente necesitaba trabajar en los que ya tenía antes de comprar nuevas variaciones. Adquirí un hechizo, sin embargo, por 5 de plata (aunque he pagado en cobre). Se llamaba Portal Oscuro, y me permitía abrir un portal a cualquier Santuario Oscuro en el que hubiese estado antes.

 

Los libros de lore estaban bien, pero no había nada que necesitara en este momento. La armadura, por otra parte, era algo que definitivamente me servía, ya que ahora podría usar armaduras. No quería gastar todo mi dinero, especialmente porque aún necesitábamos conseguir algunos suministros para viajar, obtener profesiones, y así sucesivamente. Pero  estaba dispuesto a hacer una buena inversión en una armadura decente.

 

Algunas de las que tenían en los mostradores eran basura para principiantes, y algunos de ellas estaban muy por encima de mi nivel. Sin embargo, vi un par de cosas que funcionaron bien. Después de comprarlos (total de 1 de oro), los encanté, así tuve:

 

1

2

Puse los encantamientos de INT porque era un Brujo ahora, y necesitaba mucho maná si quería mantener las cosas buenas en marcha. Casi me quedé sin maná durante mi pelea en el gremio, y prefiero no tratar con eso en una pelea real.

 

De todos modos, mi compra ya fue hecha, era hora de dirigirme hacia fuera y conseguir algunas profesiones para las chicas, y desbloquear las chucherías de mi profesión. Así que fuimos al Gremio de Comerciantes cercano para ver lo que estaba disponible. Yo esperaba sólo profesiones “normales”, como Herrero y tal, pero me sorprendió gratamente. Había una docena de profesiones, por lo menos.

 

Al final, para las chicas elegí las profesiones que se ajustan a sus construcciones, y lo que quería obtener de ellas. Della ya era una Sacerdotisa, así que la hice un Boticario. Esto la dio la habilidad de Alquimia, y un par de otras cosas, pero lo más importante, la hizo capaz de hacer pociones y diagnosticar enfermedades más fácilmente. Eso sería una gran cosa, una vez que realmente saliésemos a la naturaleza. Severa, por otra parte, era muy flexible, y decidí hacer de ella una bailarina. Consiguió un par de habilidades que no servían para combatir (Danza y Acrobacias), pero se beneficiaron principalmente de DES, por lo que encajaban bien con sus habilidades de Pícara. Además de los gastos de formación, también compré un poco de equipo (un kit de alquimista para Della, y una pandereta y un traje de bailarina de seda y delgados velos para Severa), dejando mi bolso un poco más ligero (principalmente porque elegí ese tiempo para quitarme algunas de las monedas de cobre).

 

En ese momento, era casi mediodía, así que pensé que almorzar sería lo apropiado. Además, quería aprender un poco más sobre mis mascotas. Iríamos al mercado de esclavos después del almuerzo.

 

Afortunadamente, la gente que planeó el mercado calculó que la gente tendría que comer, y había una taberna cerca. Al entrar en la taberna con mis mascotas al lado, rápidamente escaneé la habitación, y encontré una mesa vacía en la esquina trasera. Tendríamos algo de privacidad para nuestra conversación, por lo menos.

 

Después de que pidiésemos, miré a las chicas. —De acuerdo, tenemos tiempo ahora, así que me gustaría escuchar vuestras historias. Vamos a estar juntos por mucho tiempo, así que también podría aprender algunas cosas sobre vosotras. Della, empiezas. Háblame de ti y de cómo llegaste a estar en ese templo.

 

 

<Della POV>

 

Ah, sí. Contando la historia de mi vida. Había mencionado algo sobre eso al Maestro antes, pero supongo que no le había contado toda la historia, ni se la mencioné a Severa, tampoco. Bueno, no era como si tuviera algo que ocultar.

 

—Nací en la aldea de Thara, cerca de la frontera con el reino de Caledon. Yo era la tercera de cinco niños. Mi padre era el sastre del pueblo. Vivíamos una vida sencilla, pero éramos felices y teníamos suficiente para comer, así que no hay mucho que decir en ese punto.

 

—¿Y cómo terminaste como sirvienta de Loviatar?

 

Oh, ¿me iba a obligar a decir eso? Maldita sea, mis mejillas están sonrojándose, ¿no? —Um, bueno, cuando yo tenía doce años, estaba enamorada de este chico que era unos años mayor que yo. Él… me pidió que le azotara. Me di cuenta de que me excitaba. La próxima vez que fuimos al Templo, el sacerdote nos dijo acerca de Loviatar, y simplemente… me encajaba. Yo iba a ser una sacerdotisa de todos modos, una vez que me dieran el dinero para el entrenamiento. “

 

—¿Y eso te llevó a crear el burdel?

 

Yo suspiro. Tendría que traer eso de nuevo. —Sí. Después de unos años, yo y algunas otras chicas intentamos crear un lugar para los hombres que disfrutaban del dolor. Pensamos que ponerlo al lado de un templo donde muchos de los fieles de Faheld asistían sería un plan inteligente. No contábamos con que esos gilipollas de la iglesia de Cael-Hazad se pusieran tan fuera de sí. El hecho de que valoraran la pureza no significa que todos lo hacen. Los bastardos dijeron al magistrado acerca de nosotras, y como realmente no teníamos los permisos, nos cerraron. Salí de la ciudad y terminé con el Culto del que me rescataste. Y ya sabes el resto.

 

 

<Zayn POV>

 

La historia de Della ciertamente trajo las cosas a una mejor perspectiva. Ella era una “S” que todavía anhelaba la aprobación de la gente, probablemente por la edad que tenía, y por el enamoramiento que había tenido. Sin embargo, esto hizo las cosas mucho más fácil. Siempre que la diera gente a la que latiguear, unos cuantos elogios, y no abusara de ella (demasiado), seguramente estaría de acuerdo con todo lo que dijera, aunque tuviera una elección en el asunto. También es probablemente por lo que ella se ha ajustado a ser una esclava tan fácilmente.

 

Por otro lado, Severa seguía peleando. Claro, sólo habían pasado un par de días, pero incluso ahora, ella me miraba con ojos desafiantes. Tenía más fuerza interna que Della, pero yo todavía no consigo coger lo que la hace tan dura. Claro, yo podría hacer que ella hiciera lo que quisiera, pero eso se pondría aburrido después de un tiempo. Es mucho más divertido para que ella llegue a una realización, y acepte su nueva vida. No necesitaba tratar con las mujeres enojadas todo el tiempo.

 

Y había esa frase al final de su pantalla de estado:

 

3

 

Ampliando el campo, tengo esto:

 

4

 

 

Su historia era probablemente interesante. Mirando a Severa, le dije: —Bien, cuéntame tu historia, mi mascota. ¿Cómo terminó una chica de una vida noble en ese templo arruinado?

 

Oh, la chica en realidad palideció. Interesante. No puedo esperar para escuchar esta historia.

 

<Severa POV>

 

Oh. Oh, mierda. ¿Se enteró de que soy una noble? ¡Ah, maldita sea, debe haber leído mi estatus! Ahora, ¿puedo mentir? No, lo sabría. Y luego me castigaría de nuevo. Dormir inclinada, sosteniendo mis tobillos, con la semilla del bastardo goteando de mis agujeros era posiblemente la peor cosa que me había sucedido nunca. Maldita sea, ¿por qué tomamos ese estúpido trabajo? Si hubiéramos elegido un trabajo diferente, no sería el esclavo de este bastardo. Mi único consuelo fue que nos puso un hechizo para que no pudiéramos quedarnos embarazadas.

 

Suspiré y dije: —Por nacimiento, mi nombre es Severa Agitha Rex de la Casa Caledon. Mi padre era el Gran Duque Simud Iam Rex, hermano menor del rey Elmore Legget Rex de Caledon. Como la más joven de los tres, y la única hija, nunca iba a tener ningún poder real en Caledon, especialmente cuando el rey Elmore tenía sus propios hijos. Si me hubiera quedado, lo mejor que podría haber esperado sería convertirme en la concubina o trofeo de algún noble bastardo solo para ganar un poco más de nobleza por si mismo, o para ser cambiado como parte de un matrimonio político.

  

—Cuando tenía cinco años, decidí que esa vida no era lo que yo quería. Así que empecé a entrenar. No era tan fuerte como los chicos, así que no podía hacer entrenamiento de caballero, pero aprendí a manejar una daga, y a hacerlo bien. Cuando tenía quince años, me escapé del palacio y empecé mi vida como aventurera. Me las arreglé para encontrar un par de buenas compañías, hombres y mujeres que valoraban mis habilidades, y no sabían de mi patrimonio. La Mano Negra llegó a ser rango E con bastante rapidez, porque confiábamos unos en otros. Y por tres años, viajamos juntos. Incluso me las arreglé para mantenerme pura todo este tiempo, hasta que algún íncubo cabrón me esclavizó y me violó una y otra vez.

 

Oh, no debería haber dicho esa última parte. ¡Pero sólo mirarlo me pone enojada! ¡Por fin conseguí una vida propia, y este hombre me robó todo! ¡Y ahora sabe quién soy, además de todo!

 

Pero el bastardo sólo se rió, y dijo: —Bien, voy a dejar que te vayas libre por esta vez. Mantén tu lengua cortés cuando me hablas, o la utilizaré para algo mejor —Oh, yo sabía a qué tipo de uso de mi lengua se refería. ¡Prácticamente casi me ahogó hasta la muerte la última vez!

 

Afortunadamente, me salvó el hecho de que el Maestro había terminado su comida y bebida. —Vamos al mercado de esclavos. Todavía tenemos un poco de tiempo antes de que mi tarjeta de aventurero esté lista, y también podríamos mirar alrededor después de que termine de entrenar mi profesión.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Rules-Free capítulo 16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s