Werewolf & Assassin Capitulo 14

CAPITULO 14

 

14:52 PM, ocultos tras un árbol en el bosque, Peter y su ahora compañera, Lyra, se preparan para atacar a un grupo de 8 lobos Cryptian, los fieros animales en términos de aspecto, tenían un cuerpo más grande y de mayor grosor que el lobo adulto ordinario así como garras y colmillos superiores, un denso pelaje negro casi espinoso cubría su piel, acompañado de un cuerno en la frente y dos ojos completamente rojos con un sentido de la vista superiormente desarrollado.

— ¿Estrategia a la antigua o estrategia a lo cazador? –Pregunto Lyra.

 

—Solo matémoslo y ya –Responde Peter.

 

—Muy bien, que sea a la antigua, iré primera, espera mi señal y ataca al más cercano cuando estén concentrados en mí.

 

La hábil destreza de Lyra le permite subir un árbol silenciosamente, desenfundando un par de dagas gemelas de fundas sujetas en su cintura, realizando con ellas un movimiento de ejecución con un salto, aterrizando sobre una de las fieras criaturas para atravesar su cabeza con las dos al mismo tiempo, el Cryptian recibió una muerte instantánea.

 

Los demás lobos entraron en estado de alerta al ver a uno de los suyos ser abatido, uno en especial se acerca a la chica loba con una postura ofensiva y acto seguido emprende una veloz zancada antinatural hacia ella, Lyra evade su movimiento y observa como el monstruo con aquella abrumadora velocidad hace uso de su cuerno para derribar un árbol.

 

Ella sospecha que aquello no era un ataque normal, revisando el bolsillo ubicado en la parte trasera de su cintura, retira un pergamino blanco el cual abre mientras mantenía su vista sobre el Cryptian que le ataco, en dicho objeto que estaba totalmente en blanco, pronto es rellenado con información del monstruo.

 

____________________

 

NOMBRE: Lobo oscuro menor

 

NIVEL: 2

 

TITULOS: (Ninguno)

 

HABILIDADES: [Embestida Cuerno LV2]

 

ESTADISTICAS:

 

FUERZA: 106

 

DESTREZA: 119

 

RESISTENCIA: 87

 

INTELIGENCIA: 27

 

ESPIRITU: 30

 

SUERTE: 12

 

____________________

 

—Como pensaba, un movimiento problemático –Dijo ella.

 

La criatura agresora mira fijamente de nuevo a Lyra, tenía obvias intenciones de repetir su ataque, hasta que su cabeza se separa de su cuerpo, había sido decapitado por la espada de Peter, saliendo del escondite sin recibir la señal de su compañera.

 

Sangre negra brotaba de la carne cercenada del peludo animal sobrenatural, su cuerpo sin cabeza tambaleo unos escasos segundos y luego murió convirtiéndose en un pequeño cristal negro.

 

—Que impaciente eres, recuerdas que esta cacería es para reforzar nuestro trabajo en equipo –Le objeta ella por salir sin recibir la señal aun.

 

— ¿Si tu concepto de “trabajo en equipo” es hacerme esperar eternamente atrás de un arbusto mientras te quedas con toda la diversión?, recordare la próxima vez entonces traer algo para leer porque con todo ese tiempo me sobra para una cagada, en todo caso, menos charla y más matanza, ¡me pido al más gordo! –Declara el muchacho corriendo hacia uno de los Cryptian con su espada en alto.

 

—Cielo, que temperamento tienes, eso me agrada.

 

Peter al estar cerca de su siguiente blanco, observa como dos lobos apoyan a su compañero arremetiendo contra el flanco derecho e izquierdo del muchacho, pero no contaban con que él pudiera leer sus movimientos, sentir su sed de sangre y con ellos “ver” lo que el entrometido dúo lupino intentaba hacer a sus lados.

 

Peter observa como la precognición de su visión sanguinaria se hacía realidad, los dos lobos Cryptian saltan al mismo tiempo con su mandíbula abierta y sus zarpas de frente, dirigiéndola hacia él en sus dos lados, pero el chico con el conocimiento previo de sus acciones, salta hacia atrás y hace que los dos lupinos en vez de embestir contra él, lo hagan entre ellos con sus cabezas.

 

Toma esta oportunidad y sujeta con dureza la empuñadura de su espada, ondeándola horizontalmente, partiendo a la mitad a ambos lobos los cuales abre esparciendo sus tripas ennegrecidas con su sangre y enviados por la fuerza del impacto hacia el Cryptian que el muchacho tenía por blanco original.

 

El monstruo es bañado con las vísceras y la esencia vital oscura de sus despedazados compañeros, sus ojos se ciegan un momento al contacto de tanta sangre, recupera su visión en escaso tiempo y lo primero en ver, es la diabólica sonrisa del muchacho con su espada en alto.

 

No hubo manera de reaccionar para el lobo, el chico descendió todo el peso del filo de su arma sobre su cabeza, no solo clavando la hoja en ella, sino llevándosela hasta el suelo y aplastándola con brutal presión, el sonar del cráneo crujir destrozándose le seguía con el esparcir de su sangre acompañado de la escasa masa encefálica de la criatura y sus reventados globos oculares.

 

Pero la cosa no había acabado aun para Peter, pues sintió por ende al solo unos segundos de haber matado a aquel lobo, la sed de sangre de otros de ellos intentando atacarle por la espalda, se da rápidamente vuelta y listo para responderle con su espada.

 

Pero este es eliminado por su compañera, la chica loba quien se aparece hábilmente con rapidez encima del sobrenatural animal y utiliza una de sus dagas para atravesarle la nuca y la yugular de una potente puñalada, cayendo el monstruo muerto al instante y su asesina aterrizando de manera atlética al suelo tras realizar un salto de espalda con un giro completo.

 

—Con estos son todos –Revela Lyra el haber acabo con otros dos lobos Cryptian antes de eliminar a aquel que atacaba a Peter.

 

—Es fuerte, bueno… era de esperarse tratándose de alguien de nivel 3 –Opino el joven peliblanco en su mente sobre su compañera.

 

Pues no era para menos, pues ella le llevaba dos niveles de diferencia y poseía mejores estadísticas físicas.

 

____________________

 

NOMBRE: Lyra

 

NIVEL: 3

 

TITULOS: (Ninguno)

 

HABILIDADES: [Perforación Critica LV6], [Salto Asesino LV5] y [Replica ilusoria LV5].

 

ESTADISTICAS:

 

FUERZA: 143

 

DESTREZA: 135

 

RESISTENCIA: 111

 

INTELIGENCIA: 70

 

ESPIRITU: 83

 

SUERTE: 41

 

____________________

 

 

—8 en total, cada uno de nivel 2, ¿cuándo nos darán por sus cristales? –Pregunto Peter.

 

—No mucho, serán monstruos de nivel 2, pero unos bastantes débiles –Respondió Lyra.

 

—Como sea, recojamos el botín y salgamos de aquí.

 

—Sí, tienes razón, en unas cuantas horas anochecerá y creo que sería bastante provechoso practicar el manejo de tu licantropía esta noche.

 

— ¿Y qué me harás hacer?, ¿es algún ejercicio de concentración como meditar con los ojos vendados con velas o sobre una cascada fría?.

 

—Que estupidez, ¿cómo ayuda eso?.

 

—Ufff… me alegra saber que no es eso, era bastante refrito, pero en serio, ¿de qué se trata?.

 

—Paciencia, pronto lo sabrás, y te gustara, eso sin duda.

 

—Mientras no se trate de algo que involucre meterme cosas por donde no me da el sol o una mariconería similar, entonces me agrada.

 

En medio de la recogida de los cristales negros obtenidos por su cacería en equipo, unas vibraciones en el suelo captan la atención del dúo, aquello se hace más fuerte revelándose como pisadas que se acercaban cada vez más hacia los dos y finalmente la fuente de aquella preocupación se hace presente.

 

—No puede ser… ¡es una jodida broma!… –Exclama Lyra totalmente estupefacta.

 

Un gigantesco Cryptian obeso de 5 metros, tenía una grasienta piel grisácea, carecía de cabello y nariz, sus ojos eran completamente negros, sus brazos y piernas denotaban descomunal físico, su entrepierna estaba cubierta por un denso follaje verde y en su mano derecha cargaba un árbol entero el cual sostenía como si fuera una maza.

 

—Un… un “Ogro del Bosque Profundo”, ¿pero que hace uno en zonas de monstruos de nivel 2?, ¡esta cosa tiene mi mismo nivel!, no… es aún más fuerte –Comentaba la chica loba consigo misma bastante preocupada.

 

Pero Peter sin embargo, denotaba una mirada desconcertada al ver al monstruo, acompañado de recuerdos sonoros de gritos de un niño exclamando de dolor y la vil risa de un hombre adulto.

 

— ¿Peter? –Replica ella su nombre tratando de hacerle volver en razón.

 

El muchacho en lugar de contestar, expresa una macabra sonrisa en su rostro sujetando su espada con más fuerza y usando ambas manos.

 

—El gordo es mío -Cito Peter enseguida con un profundo deseo de matar.

 

—Espera… ¡Peter no… esa cosa es muy fuerte, tenemos que…!

 

Pero en vano fueron las advertencias de su compañera, el muchacho corrió perdido en sus enfermizos deseos homicidas ansioso de lacerar cada parte del obeso cuerpo del monstruoso ser.

 

Continuara…

 

 

DIARIO DE UNA VIDA PASADA:

 

19 DE DICIEMBRE DEL 2014: Últimamente había sido tratado mejor que los demás, los guardias mostraban ser menos violento conmigo, tenía mejores comidas y ninguno del sádico trio adolecente se atrevía a ponerme una mano encima, desconozco cuál será la razón, pero siendo sincero, poco o casi nada me importaba saber el porqué, con lo horrible que era estar aquí, tal trato me venía como un medio para consolar mi situación.

 

20 DE DICIEMBRE DEL 2014: Eran las 23:30 de la noche, me encontraba dormido cuando mi celda es visitado por uno de los hombres del jefe despertándome al instante con un importante mensaje para mí, pues me comunicaba que aquel obeso hombre pelón mandamás me llamaba para tener cierta “platica” conmigo en su habitación.

 

El hombre del jefe me llevo una parte de este sitio que nunca antes había visitado, pasando del taller por un pasillo hasta llegar a una puerta decorada con un color dorado.

 

—El jefe te espera adentro, no le hagas esperar, jejeje… -Dijo con una inquietante sonrisa maliciosa en el rostro.

 

No entendí que sucedía, pero no era buena idea hacer enojar a este gordo, aunque últimamente he recibido buen trato y todo apunta a ser cosa de él, no podía aun así verle con buenos ojos, pues este sujeto era la razón de que me encontrara aquí, tan solo entrare, fingiré agrado por él y después de que todo esto termine, volveré como si nada a mi celda. Curiosamente en solo unos minutos cumpliré otro año, con este serán 12 años.

 

21 DE DICIEMBRE DEL 2014: Todo sudoroso, con el asqueante olor inmundo de un gordo y fuerte dolor, yacía desnudo boca abajo en la cama de aquel repugnante pelón, ubicado en su glamoroso y lujosa habitación, aquel obeso hombre en la misma condición de desnudez que yo, se levanta con cierto esfuerzo y saca un habano de un cajón repleto de estas, dándose el gusto de fumarlo.

 

—Creí que sería distinto contigo, y resulto ser todo lo mismo, vaya decepción –Comento el obeso disfrutando del placer de su fino tabaquismo.

 

Mis lágrimas brotaban pero mi voz era muda, me sentía inmensamente miserable, con el motivo necesario de suicidarme pero sin el esfuerzo suficiente para hacerlo, este vil acto perpetrado por este hombre era imperdonable, yo…

 

— ¡Que alguien se lleve a este enano de mierda a su celda! –Ordeno el obeso tras abrir la puerta de su habitación para llamar a alguno de sus muchachos.

 

__________________________________________________________________

 

Llevado con brusquedad a mi celda por dos de ellos, fui arrojado desnudo dentro de esta, se me dio mi ropa aunque arrojado al rostro luego de recibir sus bruscas burlas y retirarse satisfecho.

 

— ¡Vaya, pero si es la perra favorita del jefe!, ¿qué tal te fue en tu primera cita?, ¡marica!, ¡jajajajaja! –Exclama uno de los sádicos adolecentes.

 

Incluso a los propios ojos de mis “compañeros” cercano, era víctima de burla de mi desgracia, me acobijaba con mi sucia vestimenta habitual, tratando de soportar sus bravuconas risas, pero solo fue cuestión de tiempo…

 

—Este sitio… este trato… todos ellos…

 

Recordaba en mis pensamientos cada aspecto desagradable, repugnante y vomitivo de mi actual vida, pero de entre todos, uno estaba por encima, el eje central de mi aborrecimiento y desdén.

 

—Ese hombre… obeso… ¡de… mierda…!

 

Ya no sentía ganas de matarme, sino de ser quien mata, ¡a todos y a cada uno de ellos!, ¡sentirlos en mis manos, agonizando y suplicando en vano piedad!, ¡yo…!.

 

— ¡…QUIERO MATARLOS A TODOS! –Exclame en mi cabeza acompañado de una risa desquiciada que hice resonar en cada celda de mi alrededor.

 

Eso por supuesto llamo la atención de mis “compañeros”, algunos simplemente me veían con lastima, otros seguían sus burlas tachándome de loco, los ignore, pero no pude ignorar ese repentino dolor de cabeza e incluso aunque suene demente, escuche susurros, extraños y tétricos que duraron solo unos segundos.

 

Y fue entonces que empecé a ver algo surrealista, alrededor de cada uno de ellos, había mínimo unas extrañas auras rojas sobre su cuerpo, algunos denotaban en mayor cantidad que otros, destacando el sádico adolecente, no sé qué era, no sé qué me estaba ocurriendo, pero no sentía miedo o temor, mas bien, encontraba confort, gusto y cierto placer de esta nueva e intrigante… perspectiva.

 

FIN DE LA ENTRADA 13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s