Metalord Revolution Capitulo 87

CAPITULO 87

LA IDENTIDAD DE JACK

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

En las calles de Macur, la poca gente que circulaba es testigo de cómo tres misteriosas puertas negras surgen del suelo, estas se abren surgiendo de su interior numerosos sangre de bruja armados con artefactos mágicos quienes al exclamo de “al ataque” desatan el disturbio.

 

Las brujas guardianas Wixau cercanas notando tal actividad responden contra los agresores, pero viendo que su número era solo de 6 y los sangre de bruja en sus filas eran más de tres docenas, optaron por enviar un mensaje de alerta y ayuda.

 

— ¡Rápido, envíalo! –Ordena una de las Wixau

 

Con un arco en manos, apunta hacia el cielo, disparando una flecha cuya punta era de un cristal rojo, al alcanzar una elevada altura, la punta de cristal imbuido con el mana de su usuaria, se hace pedazos manifestando una pequeña pero intensa esfera de luz roja en el cielo que deslumbra en todo Macur con un fulgor de su color.

 

La punta de cristal de la flecha era de naturaleza mágica, al contacto con el mana de su arquera, expone un conteo automático para “activar” su efecto, que consiste en liberar una esfera de luz a modo de una bengala como señal en el cielo, la Wixau utiliza este medio como estrategia para enviar señales rápidas de comunicación a los suyos para informar de situaciones esenciales en relación en torno a Macur.

 

Dependiendo de que flecha de punta de cristal de color es utilizado, cada una alberga una señal específica con un contexto exacto, solo se conocen tres colores; blanco, azul y rojo.

 

BLANCO: Para informar que una situación está bajo control.

 

AZUL: Utilizados para informar sobre amenazas y/o criminales hallados en suelo de Macur, nivel de amenaza moderada.

 

ROJO: Aviso de numerosas fuerzas hostiles o invasión elevadamente amenazante en Macur.

 

La Wixau del cuartel no tardó en percatarse de la señal, entre ellas estaba la sargento Madaleg Vesh.

 

—Luz roja, y a esa distancia… ¡el enemigo está en las calles de Macur! –Exclama la sargento.

 

— ¡Mi señora, la mitad de nuestras fuerzas yacen en el coliseo, la capitana también se encuentra allí! –Informa una de sus subordinadas.

 

—Ruego porque hallan visto la señal, en cualquier caso, ¡envíen un mensajero e informen a la capitana Nigme! –Ordena la sargento.

 

— ¡Mi señora!, ¡mire!, ¡ESO ES…!

 

Una segunda puerta negra surge del suelo, saliendo de su interior otras docenas de sangre de bruja armados con artefactos mágicos.

 

—Sangre de bruja, debí suponerlo que este día llegaría, ¡Guardianas Wixau en posiciones, defiendan este sitio con su vida de ser necesaria! –Ordena  Madaleg Vesh a sus guardianas subordinadas.

 

La Wixau contaba con su magia natural, equipamiento armamentístico de calidad y los 1000 encantamientos de Astado de su lado, los sangre de bruja se la apañaban con sus artefactos mágicos, contando variedad de armas mágicas en sus filas que iban desde lanzas que invocaban el poder del hielo, arcos que disparaban proyectiles ígneos, escudos que desataban barrera capaces de reflejar ataques mágicos y entre otros. Una intensa lucha se desata entre ambas facciones

 

__________________________________________________________________

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Una barrera domo mágica gigantesca cubrió todo el coliseo, estábamos atrapados, la guardia Wixau del lugar intentando lidiar con este fenómeno, se percata de que la “dureza” de su defensa sobrepasa a sus poderes, pues sus encantamientos y armas eran completamente inútiles y no le hacían nada de notable daño.

 

Luego enfocaron su atención en el cristal rómbico flotante que había invocado dicha barrera, con la evidente intención de destruirlo, pero incluso dicho objeto estaba fuertemente protegido por un escudo personal aún más fuerte que la que encerraba a todo el mundo aquí.

 

El público no tardo en entrar en pánico, algunos gritaban horrorizados exclamando que algo terrible se iba a cernir sobre ellos, para Liha y yo, nuestra preocupación fue otra, en medio de toda esta conmoción, dejado de los pies de Livia surge un círculo mágico.

 

— ¿Q-que está ocurriendo?, mi cuerpo… no puedo moverlo –Dice ella completamente paralizada.

 

— ¡Livia! –Exclama la bruja de cabellera naranja corriendo a socorrerla.

 

Sin embargo, así como de la nada el círculo apareció, también desapareció y se llevó consigo a Livia.

 

—No siento la presencia de Livia… ha desaparecido en su totalidad –Afirma Liha.

 

Observe como Brala Nigme, quien vigilaba los alrededores del coliseo junto a un buen puñado de las suyas, baja hacia el lugar donde se encontraba la Eldar Carina, informándole quizás de lo difícil que era destruir la barrera.

 

Luego de eso, una intensa luz roja se ilumino en el cielo, era como una bengala, no entendía que significaba, pero todas las brujas de este aquelarre parecían mirar aquella luz con cierta inquietud.

 

— ¡Su atención por favor! –Hablo la Eldar Carina tratando de calmar a todos —¡Al parecer una fuerza hostil que aún desconocemos de quien se trata, ha invadido el suelo de Macur!, ¡por favor, mantengan la calma y dejen que la Wixau se ocupe de esto, hemos pasado por situaciones peores y el aquelarre Wicau no caerá fácilmente!.

 

Sus palabras inspiraron cierta tranquilidad en el público, eran menos gritones ahora, es una pena que su mensaje no quitara la idiotez en “ciertas personas”.

 

—¿¡Que estas sucediendo!?, ¿¡esto es cosa tuya sangre de bruja!? –Exclama con prepotencia la líder de los representantes de Grimar.

 

— ¡Ni yo tengo la más mínima idea de lo que está pasando y tu andas molestando con idioteces!, ¡vete a joder a otra parte, loca rematada con delirios de grandeza! –Le grite de mi parte.

 

Se puso molesta, tanto como para empezar a insultar, pero ni atención le prestaba, pues me centre en Livia y lo que sea que estaba ocurriendo aquí.

 

—“¿Qué piensa amo?” –Pregunta Allum quien estaba en mi hombro derecho.

 

—No lo sé, todo está ocurriendo bastante rápido y ni sabría por dónde comenzar –Dije.

 

—Livia fue teletransportado con una magia bastante complejo de espacio y tiempo, quien hizo todo esto no es alguien cualquiera, tiene un ingenioso conocimiento como buenos recursos mágicos a su disposición y se tomó bastante de su tiempo para prepararse con anticipación, lidiamos con alguien o algunos potencialmente… problemático –Dedujo Liha.

 

Pensativo en ello, otro circulo como el que se llevó a Livia, surge del suelo y en esta ocasión sobre mis pies, me había paralizado por completo y una fuerza de repulsión empuja a Allum de mi hombro como si este hechizo hubiera sido invocado para solo enfocarse en mí.

 

—“¡Amo!” –Exclama un alterado Allum al verse empujado pocos metros por los aires y separado de mí.

 

Como a Livia, esta cosa también me llevo consigo, fui teletransportado, una intensa luz semejante al flash de una potente cámara digital, cegó mi vista por un momento, para cuando abrí mis ojos, me sorprendí al ver en donde me encontraba, estaba en las calles de Macur, me había enviado fuera del coliseo, pero entonces note la inquietante vista de mi alrededor.

 

Daños estructurales causadas por una fuerza determinante y fuego se habían hecho con algunos edificios, parecía la escena sacada de una desenfrenada lucha, en el suelo note cadáveres, algunas eran de brujas de la Wixau y otros eran de chicos jóvenes y adolescentes, en sus cuerpos note que llevaban artefactos mágicos, cada uno de ellos.

 

—No puede ser… son… ¿sangre de bruja?.

 

Mi mente maquinaba de forma imaginativa lo que pudo haber ocurrido y lo que desemboco en este paisaje macabro, ¿realmente está sucediendo?, eran como las palabras de Rudy, aquel sangre de bruja rubio que conocí en el cementerio.

 

—“Como un sangre de bruja forastero que eres, contéstame lo siguiente, si las cosas en Macur llegasen a desencadenar en una lucha sin cuartel entre brujas y sangre de brujas, ¿qué harías tú?, ¿intervenir o ignorarlo?, si llegara a ser lo primero, ¿de qué lado estarías?” –Fueron las palabras que Rudy dirigió a mí.

 

Que las cosas desembocaran en esto, es algo bastante tedioso, mirando los artefactos mágicos, me percato de que son bastante buenos, no eran artefactos de baja calidad o basura, si pienso que cada uno de ellos porta uno así y fueran numerosos, ¿acaso los sangre de bruja poseían en secreto una buena economía y todo este tiempo planearon este momento?, antes de que pudiera indagar más de ello en mis pensamientos, alguien se me apareció de frente.

 

Era el encapuchado de las zarpas metálicas adheridos a un guantelete color escarlata de su brazo derecho, estaba quieto allí, mirándome fijamente, si tuviera que añadir con respeto a lo que está ocurriendo, comenzaría por sospechar que “él” es el causante de todo esto, con mi AK-47 en manos le apunte al encapuchado, pero detengo mi intenciones de acribillarlo, cuando de su mano me muestra una hoja de papel en blanco, acto seguido arroja el papel el cual vuela lentamente hacia mi dirección cayendo en mis manos.

 

— ¿Qué dem…?

 

Letras surgen de forma sobrenatural en la hoja, en ellas ponían algo inquietante; “Si quieres volver a ver a tu compañera, Livia, sigue el camino”. Cuando voltee por respuestas de lo que significaba esto al enigmático encapuchado, este ya había desaparecido.

 

—“Sigue el camino”, ¿cuál camino?.

 

Energía mágica fluía de la hoja, estaba impregnada de mana, fue entonces que me percate que la total naturaleza de este objeto era absolutamente mágica, pues en el aire una neblina etérea se manifestaba del mismo ítem en cuestión marcando un rumbo exacto que tomar, ahora entendía mejor a que se refería con “sigue el camino”.

 

__________________________________________________________________

 

 

Siguiendo por las caóticas calles, incluso civiles sean brujas o magos, habían caído víctima de este conflicto civil, pocos eran sus cuerpos sin vida que decoraban el suelo, pero bastaba para entender la magnitud de lo que este evento se estaba volviendo.

 

Y para mi desgracia, incluso en mi trayectoria me vi obligado a cruzarme en medio de esta lucha, a pocos metros de mí, observe que estaban en plena batalla, tres brujas de la Wixau luchando contra un sangre de bruja armado con una espada mágica, una de las brujas usaba una ballesta encantada que disparaba continuamente virotes reforzado con magia aumentando no solo el poder se su penetración, sino incluso de su velocidad, pero el sangre de bruja no era lento y lograba evadirlos.

 

—¿¡Cómo pueden estos fenómenos ser así de fuertes!?, ¡es ridículo!, ¡ni siquiera son magos! –Se quejaba la bruja de la ballesta.

 

Ellas desconocían la verdadera habilidad de los nuestros, la bruja de la ballesta inmersa en sus quejas seguía disparando hasta que los virotes se acabaron, iba a reemplazar los proyectiles físicos con hechos de su propio mana, pero antes de que pudiera actuar, en su breve distracción para concentrarse en su arma y crear los virotes con su energía mágica, el sangre de bruja se le arremete de frente con un espadazo en el vientre.

 

El corte resulta tan profundo que se lo abre y gran parte del contenido visceral de su interior sale hacia afuera decorando el suelo, la bruja cae de rodillas en estado moribundo y el joven no-mago levanta su arma dándole el último golpe para acabar con ella.

 

Sin embargo, de las dos brujas Wixau restantes, una de ellas se le aparece sorpresivamente a un costado y le hunde su espada fina en el abdomen derecho, el sangre de bruja reacciona y lleva su arma contra ella, para entonces la bruja agresora retrocede y toma distancia evitando su ataque.

 

El chico mirando fijamente con rabia a quien le hizo la herida, concentra su atención en ella, soportando el dolor y la hemorragia de la apuñalada recibida, insistía en seguir luchando, pero luego detiene aquellos esfuerzos cuando de repente escurre sangre de su boca, sus manos empezaban a temblar, sentía que le costaba respirar e inmediatamente cayó al suelo, temblaba como si sintiera frio y de a poco, empezaba a mermar sus movimientos para finalmente detenerse, había muerto.

 

¿La apuñalada le dio en una zona crítica?, no era solo eso, mirando fijamente la espada fina de la Wixau, la delgada hoja que parecía la aguja de un reloj, deleitaba un sospechoso líquido de posible veneno en la misma, no solo había herido a ese tipo, sino incluso envenado a la vez, si el veneno mato en cuestión de un minuto a un sujeto que en aspecto calculo que tenía el doble de mi edad, esa letal toxina de llegar a tocar mi organismo, seguro que sucumbiría en segundos.

 

— ¡Por allí, allá hay otro! –Una de las brujas me avista.

 

—Espera un momento… ¿no es ese el mocosos sangre de bruja que participa en la competencia? -Formula la segunda de ellas.

 

—¡Y ahora forma parte de este vil ataque!, ¡tras él!.

 

— ¡Oigan esperen!, ¡yo no tengo nada que ver en esto! –Exclame tratando de explicarles ese malentendido.

 

Pero toda palabra era inútil, para ellas “era otro enemigo que eliminar”, sin Allum a mi lado, tendría que encargarme de estas entrometidas por mi cuenta y así poder seguir ese camino etéreo, ambas brujas no perdieron el tiempo y me lanzaron uno de esos encantamientos de Astado a la vez.

 

—“Encantamiento Numero 57: Trueno veloz” –Pronuncian las dos brujas a la vez lanzándome un descarga eléctrica de sus manos.

 

—“Intense Iron – Modo Knight”.

 

Recubrí mi cuerpo con la armadura potenciado mis cualidades físicas y evado por milagro a tiempo aquel ataque, acto seguido apunte con mi AK-47 a una de ellas, disparando en modo semiautomático y dándole en la rodilla derecha, lo que la deja incapacitada y fuera de combate.

 

— ¡Miserable pedazo de…!

 

Antes de que pudiera terminar de formular su oración, recibe un disparo en el abdomen, por fortuna atine en una zona que no comprometiera un órgano vital, me acerque a ella quien parecía insistir en seguir dando pelea y antes de que pudiera hacer algo contra mí, le coloque el cañón de mi arma en su rostro obligándola a rendirse, ella arroja su espada al suelo y luego le doy con la culata del rifle en la nuca dejándola inconsciente.

 

Había logrado vencer a las dos brujas sin haberlas matado, no sé porque tuve cautela de no quitarles la vida, pero ahora no tenía tiempo para pensar en ello, seguí a aquel camino con el fin de salvar a mi compañera de equipo, sé que la ciudad tiene sus problemas, pero esos son asuntos de este aquelarre, yo solo estoy atendiendo los míos y de Windaz.

 

__________________________________________________________________

 

 

El camino me llevo hasta una plaza de la ciudad, reconocía este sitio, fue aquel que Ermando me hizo conocer aquel día en que nos vimos por primera vez, la niebla etérea desaparece y el papel con el mensaje se hace cenizas, no había duda, este será el lugar al que quería atraerme y la prueba definitiva de ello, estaba en el encapuchado que yacía a unos pocos metros en frente de mí.

 

Pero este encapuchado no llevaba aquel artefacto mágico de zarpas metálicas, sus manos las cuales estaban completamente vendadas, yacían desarmadas, quizás por ahora, como lo veía desarmado o porque aún no me había atacado, deduje que estaba interesado en abrir dialogo, de modo que desequipe mi Intense Iron, por ahora.

 

—Tú debes ser, Jack, supongo, ¿o no? –Inicie la charla.

 

—Supones bien, a medias –Responde él.

 

—¿Qué quieres decir?, ¿podría ser… que “Jack” realmente no sea solo una persona?.

 

—Sí, es tal y como es, “nosotros” somos “Jack”.

 

De modo que la bruja de Brala Nigme tuvo razón con su hipótesis de que Jack era un grupo de asesinos, en lugar de uno solo.

 

— ¿Tienes si quiera la menor idea de lo que has hecho?, todo este embrollo, lo del estadio y la guerra que los sangre de bruja y brujas se están dando en las calles de Macur, ¿¡tienes siquiera la mínima idea de las consecuencias que has provocado!? –Le pregunte molesto —No sé si querías hacerte el héroe o lo que sea, pero tú “revolución” por no llamarlo un “desastre total”, no hará más que afectar aun peor la imagen de los sangre de bruja, felicidades idiota, los has jodido aún más de lo que estaban.

 

—Son ellos quienes tenían la voluntad para aceptar o rechazar este “movimiento”, el simple hecho de que Macur se encuentre ahora en medio de una zona de batalla, refleja lo que ellos realmente han querido hacer todo este tiempo, así son las cosas –Argumento “Jack”.

 

— ¡Porque tú los llevaste a esto!, ¿te habrías preguntado qué hubiera pasado si “Jack” no hubiera hecho de las suyas?, ¡estoy seguro de que habrían estado mejor sin ti!.

 

—Solo acelere lo inevitable, las brujas siempre han visto de manera inferior a los tuyos y a los míos, solo era cuestión de tiempo, una convivencia entre ambos ya es inútil a estas alturas, el pasado de la historia en torno a ellas, lo deja bastante en claro, somos una existencia “aberrante” para sus ojos, para su dios, nos consideran un “error” que debe ser corregido con el tiempo, ¿tu aceptas ese destino?, ¿aquel que abraza a ser un mero “marginado” de las brujas?, yo no.

 

— ¡Pero esta no es la solución definitiva!, ¡si atacas primero, les demuestras todo lo que ellas quieres que seas!, ¡por muy “noble” que tus intenciones hayan sido, vuelvo a repetírtelo!, acabas de joderles la vida a esos sangre de bruja, ¡a cada uno de ellos!, incluso a aquellos que ni siquiera están involucrados en este “movimiento” tuyo, les has arruinado la más mínima pizca de esperanza que tenían de vivir con tranquilidad –Le apunte con mi rifle luego de declarar aquellas palabras.

 

— ¿Crees que matándome conseguirás que perdonen al resto?.

 

—No lo creo, pero al menos acabare con algo de esta locura, antes de que dispare directo a tu cráneo, ¿por qué no muestras tu cara de una maldita vez?, no tiene sentido seguir jugando al “asesino misterioso” con estas circunstancias.

 

—Tienes razón, lo hare, te mostrare, mi verdadero rostro.

 

Cuando se quitó aquella capucha para exhibir su auténtica cara, el solo ver quien era, me dejo perplejo, quería creer que era una broma de mal gusto, que el aclamado “destino” le encanta escupir en la cara de las personas, burlándose de ellas con situaciones como estas, pero otra vez, debo entender, que esta era la realidad, la dura y cruda realidad.

 

__________________________________________________________________

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

El rostro estupefacto de Rozuel era incapaz de definir la magnitud de su conmoción emocional, aunque no sufría ninguna lesión psicológica ante tal “revelación”, no podía evitar sentir un profundo desdén por las circunstancias que llevaron a esto.

 

No podía evitar repugnar al mismo destino en que el que poco y casi nada creía, por hacer que el rumbo elegido lo llevara a apuntar con su AK-47 al presunto asesino, un muchacho adolecente pelinegro cuyos ojos los tenia vendados, aquellos rasgos indistinguibles tan solo los reconocía en una persona en concreto.

 

—Ermando… -Cito con agobio su nombre revelando la auténtica identidad de Jack — Pensé que habías… ¿cómo es que sigues…?

 

—Incluso los muertos, reniegan de un descanso justo, hasta saldar las cuentas en vida.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s