Werewolf & Assassin Capitulo 12

CAPITULO 12

 

En “La Osa Golosa” Peter se hizo con un jugoso bistec de calidad acompañado con huevos revueltos, deleitándose cada gramo de su sabor, por supuesto, una buena comida necesitaba ser acompañado de una buena bebida y el muchacho supo darse el gusto con una jarra de cerveza.

—Comparado a todas las comida en ese subterráneo por ciudad en el que estuve, ¡este es el maldito paraíso culinario! –Dice el chico en sus pensamientos.

 

Paga la cuenta tras terminar su plato, entre la comida y la bebida, todo sumaba un total de 3000 Ralods, había ordenado una comida con un costo moderado, pues la más barata conllevaba a gastos de 1500 a 1750 Ralods y lo más caro del menú trascendía de entre 7500 a incluso platillos de 10.000.

 

Lo siguiente fue en alquilar una habitación barata para dormir un rato, su habitación fue la 28, la misma que uso con anterioridad, le pago al barman y luego se dirigió al pasillo que llevaba a las habitaciones económicas buscando el suyo, en el camino podía oír gemidos producto del sexo frenético en los cuartos de a su alrededor, haciendo oído sordo de ello sigue su camino hallando su cuarto alquilado.

 

Arroja sus cosas a un lado y se tira a la cama, acurrucándose en ella, al cabo de unos minutos el sueño se apodera de su consciencia.

 

__________________________________________________________________

 

Su onírico destino en esta ocasión, fue otra vez, en aquel enigmático bosque oscuro de tinte sobrenatural, donde yacía en él completamente desnudo.

 

— ¿¡Es que cuesta tanto darme unos putos calzoncillos si quiera!? –Exclamo molesto el chico.

 

El lobo blanco de marcas tribales en el rostro vuelve a hacer acto de presencia a escasos metros frente a él, le miraba fijamente.

 

—¿Q-que se supone que eres?, ¿¡eres alguna clase de metáfora o alguna mierda así!?, ¡si te muestras a la primera es simple coincidencia, pero una segunda ya es raro!, ¡sé que todo este paisaje exótico es como una clara señal que me está gritando en los tímpanos “ERES UN JODIDO HOMBRE LOBO”!, ¡pero no entiendo un reverendo comino el que significa que un extraño lobo con pinta de ser la mascota de un fanático de rock pesado se me aparezca en mis malditos sueños!, ¿¡acaso me estas acosando o que!?.

 

El lobo solo se quedó mirándole fijamente.

 

—Claro… y yo de idiota esperando a que un animal me respondiera, ni en mis sueños, ¿eh?.

 

El salvaje animal aúlla, revelándose en el cielo una gigantesca luna llena, una que atrae al mismo y serio Peter, cuando más tiempo lo miraba sus ojos empezaban a teñirse de amarillo y colmillos salían de su boca.

 

— ¡No de nuevo!…

 

Reacciona y regresa en sí, pero los cambios empezaban a manifestarse, grueso pelaje empezaban a cubrir sus brazos y este se extendía hacia todo su cuerpo, el chico solo podía sentirse preocupado por ellos hasta el punto de gritar como si le desgarraran la carne desde adentro.

 

__________________________________________________________________

 

Despierta, había regresado de nuevo a la habitación del local, tenía el pecho cubierto de sudor, tal sueño le había quitado las completas ganas de dormir, pues el cansancio se había esfumado completamente.

 

Sale de su habitación para dirigirse al salón principal de “La Osa Golosa”, mirando el reloj de manecillas en la pared, eran cerca de las 22:30 PM, el lugar era atendido por el barman del horario nocturno, a quien Peter decide consultar ciertas dudas.

 

—Oye, ¿conoces de un buen sitio para cazar para un novato como yo? –Le pregunta el muchacho.

 

—Si mal no recuerdo, usted señor es nivel… ¿1? –Le contesta el barman.

 

—Sí soy nivel 1, a propósito, la cacería de los goblins me fue bastante bien, gracias por haberme hablado de ella.

 

—Me alegra saber que le fue de utilidad, señor, en cuanto a su pregunta, mmm… veamos, de lo que entiendo y he oído, los Cryptian más débiles del bosque se hallan al este de aquí, a unos 20 a 25 minutos de camino.

 

Para la explicación de esta ocasión, el barman hizo uso de un mapa que ilustraba la zona boscosa de Brahim, solo basto un puñado de segundos para que el chico entendiese a donde debía ir.

 

Al este, sur y oeste de Brahim estaban los caminos al inmenso bosque que poseía, al norte, llevaba a extensos llanos con caminos de tierra que llevaban de destino a otras ciudades, poblados o puntos urbanos del país. Con su espada en mano y el bolso, el chico estaba lo suficiente preparado, dirigiéndose hacia allí.

 

__________________________________________________________________

 

Peter noto en el camino sentirse algo raro, era como si tuviera un poco más de calor de lo normal, y la noche era lo bastante fresco y nublado como para no sentir el frio entre las manos, ese ligero calor empezó a experimentarlo desde que despertó de la cama, pero mayor fue esa sensación cuando salió del establecimiento.

 

—Oh, ¿es en serio? –Se preguntó a si mismo frustrado al mirar hacia el cielo.

 

En lo alto la luna se elevaba, era una noche de luna llena, como la chica loba le había dicho, dado a su condición, era evidente que era la causa de su inusual percepción térmica. Con cada minuto que se adentraba al bosque, aquel calor en su cuerpo aumentaba.

 

—Esto es absurdo… me siento como si estuviera en un puto sauna, ¡que maldito calor!…

 

Sus quejas no eran para menos, el calor se intensificaba a ritmos anormales, literalmente su cuerpo estaba caliente, concentraba una temperatura que para un humano seria síntomas de una fuerte hipertermia.

 

— ¡Aaaaah!… ¡no lo aguanto más!…

 

La desesperación hizo que comenzara a desvestirse, no le importaba que se encontrara en un oscuro y peligroso bosque, su lógica y razón se habían distanciado de él con tal de calmar tal aflicción calórica.

 

—No es suficiente… ¡NO ES SUFICIENTE!… –Exclama furioso con el levanta de sus brazos.

 

Se había quitado el abrigo marrón y la camisa blanca, pero el calor aun seguía fastidiándole, entonces pasó por los pantalones en conjunto con las zapatillas y al quedar en calzoncillos, este malestar insistió en que lo llevara al extremo.

 

—Mataría por una piscina llena de hielo… literalmente lo haría, ¡pero no lo hay y solo me queda hacer esto! –Dijo en sus pensamientos quitándose los calzoncillos.

 

Se sintió algo aliviado, el calor seguía, pero al quitarse la última prenda sentía soportarlo mejor, al menos así fue hasta que otra aflicción hizo acto de presencia en su cuerpo, un dolor, uno tan intenso, como si su carne fuese desgarrada por dentro, el mismo sentir que presencio en aquel sueño.

 

— ¡AAAAAH!… ¡ya basta!…

 

Mirando sus manos, se da cuenta del como sus uñas crecían para volverse garras y sus muñecas se volvían peludas, por no mencionar que le crecía pelaje por ciertos sitios privados.

 

— ¡Carajo!, ¡me está saliendo pelos sobre los pelos de mis pelotas!.

 

Sus cambios físicos se manifestaban junto a intensos dolores, tan grande era el sufrir de aquella transformación inhumana, que el chico retrocediendo distraído rápidamente hacia atrás, se da fuerte en la cabeza contra un árbol y pierde la consciencia, todo se vuelve oscuro.

 

__________________________________________________________________

 

Al volver abrir sus ojos, ya era de día, recordando que el amanecer es a las 10 AM en este mundo, pudo darse una idea de la cantidad abrupta de horas que estuvo “inconsciente”, pero eso era la menor de sus preocupaciones.

 

Pues había despertado totalmente desnudo y de regreso a la normalidad en el mismo bosque en el que se hallaba de noche, recostado boca arriba con vista al nublado cierto diurno, recordando el típico cliché de las pellicas de hombre lobo sobre “despertar desorientado en una noche de luna llena”, el muchacho lo tomo con bastante tranquilidad.

 

Hasta que se dio cuenta de que algo se aferraba a su brazo izquierdo, mirando detenidamente se trataba de una muchacha desnuda pelinegra profundamente dormida con una sonrisa de satisfacción en el rostro, no cualquiera, sino, la misma mujer loba en su forma humana.

 

Naturalmente el chico por reacción, retrocedería al instante estando en total alerta al tratarse de la misma persona que quiso matarle hace poco, pero apenas sentía la movilidad de sus brazos y piernas, parecía ser un efecto secundario tras regresar a la normalidad de aquella noche, que sin duda habrá sido bastante bestial.

 

Continuara…

 

 

DIARIO DE UNA VIDA PASADA:

 

7 DE JUNIO DEL 2014: Hoy nos tocaba ducha, todos éramos llevado a un extenso baño con varias regaderas, teníamos tan solo 30 minutos para higienizarnos todo el cuerpo, el obeso hombre pelón mandamás se encontraba allí observándonos en todo momento, tanto cuando nos desvestíamos hasta en el aseo, lo hacía sentado en una cómoda silla mientras fumaba un habano en compañía de un par de guardaespaldas bien armados, su cara deleitaba una mirada pervertida de temer.

 

Compartíamos entre todos los pocos jabones que había, todo parecía calmado, de no ser por ese trio de adolecentes psicóticos, ellos estaban allí también, por fortuna los tres no podían hacer de las suyas, pues el obeso jefe estaba allí de observador.

 

Era incomodo, asqueante y repulsivo tener a tal sujeto haciendo eso, podíamos notar como él sin una pizca de vergüenza sacaba su lengua como si saboreara este “panorama”, incluso se rascaba bastante con su mano derecha su entrepierna, ese viejo era inmundo en todo aspecto, tanto en lo físico como en lo psicológico.

 

Pero lo que más me perturbo, era que sentí o más bien quizás fue mi imaginación, a los últimos minutos de finalizar la ducha, él me miraba fijamente, quiero creer que era lo segundo, quiero creer…

 

FIN DE LA ENTRADA 11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s