Metalord Revolution Capitulo 84

CAPITULO 84

¡LA PENÚLTIMA RONDA DA INICIO!

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

El día ha llegado, quien habría pensado que llegaríamos tan lejos, la cuarta ronda, la penúltima de esta competencia, nuestros oponentes en este caso, son los representantes de uno de los tres aquelarres más antiguo, Grimar.

—“¿Le parece bien que yo lo tenga?, ¿amo?” –Pregunta Allum.

—Te has adaptado bastante rápido a usar de forma eficiente esta arma, creo que te queda mejor a ti –Le dije de mi parte.

— ¿Estas listos? –Pregunta Liha.

Partíamos de la habitación de la posada camino hacia el coliseo, todo el equipo estaba reunido, Livia se mantenía en silencio como todo momento, se ha vuelto bastante distante con nosotros desde lo ocurrido en la tercera ronda.

En cuanto a los huérfanos del orfanato de la señorita Chrisha y el mismo Marcos, no nos acompañarían en esta ocasión para que puedan disfrutar del evento, era evidente la razón, tras lo ocurrido anteriormente, no podría ponerlos bajo riesgo otra vez, no de nuevo.

__________________________________________________________________

De camino al coliseo notaba algo que me parecía sospechoso, varios sangre de bruja circulaban en las calles, no sería extraño si no fuera por un detalle en específico, todos parecían ir a una dirección en concreto, como que disimulasen eso, pero incluso el hábil ojo de Liha lo percibía.

— ¿Qué piensas al respeto? –Me pregunta ella.

—No lo sé, pero no deja de verse extraño –Conteste —Con lo agitado que están las cosas en Macur, me sorprende ver tantos sangre de bruja transitar en las calles como si nada.

—¿A dónde crees que se dirijan?.

—Quien sabe, no es de nuestra incumbencia, es mejor no involucrarse.

Livia también parecía voltear la vista hacia dichas personas, pero lo hacía de una forma discreta, ¿por qué?, no es como si que fuéramos a decirle algo por tener curiosidad al igual que nosotros.

__________________________________________________________________

A las 13:00 justas, llegamos a nuestro destino, como siempre el coliseo era una zona de bullicio entre tanta gente que ansiaba ver los combates, nos adentramos al interior del sitio y nos ubicamos en unos asientos, esperando como el resto de los espectadores a que iniciase el primer combate. En el transcurso de la espera, cierto trio de bruja se nos acercó, resultando ser a las que menos esperaba ver hasta ahora.

— ¿Así que este es el sangre de bruja del que todos hablan? –Pregunta de forma provocativa una mujer de cabello negro y ojos castaños.

Quien inicio el dialogo y con un tono un tanto irritante, era la líder de dicho trio, las brujas representantes del aquelarre Grimar.

— ¿Hace falta responder a algo tan obvio?, estamos en la cuarta ronda, a esta altura del partido para más de la mitad de esta ciudad ya ni eso es novedad –Conteste.

—Lo siento, no soy de recordar novedades sin interés, ¿debes de creerte alguien muy especial solo por estar aquí?.

—Seguro que no es tan “especial” como tu propio ego.

—Típico de un sangre de bruja, una lengua grosera y poca educada, una mentalidad inmadura acorde contigo.

—Claro, me habla sobre “madures”  la misma bruja que me dobla en edad y discute con provocaciones infantiles a un niño, no sabría si describir tus “anécdotas” como una mera estupidez o simplemente argumentos pocos convincente de una bruja egocéntrica de un aquelarre con ideales estúpidos con delirios de grandeza.

— ¡No te atrevas a insultar a mi aquelarre, escoria abominable! –Replica ella manifestando en la palma de su mano una cantidad considerable de mana.

Tan pronto como su mana inundo el aire, le apunte con el AK-47 que llevaba mediante el portafusil a mis espaldas, chocando nuestras desdeñosas miradas sobre el otro, Liha mantenía su “alegre” expresión y Livia ni se inmutaba, ninguna de las dos parecía sentir la necesidad de estar alerta o atentas.

—Escucha idiota, todo problema que tengas conmigo, guárdatelo para la pelea –Le aconseje hostilmente.

—Je, allí te veré, basura –Contesta la líder de los representantes de Grimar —No voy a matarte rápido, me tomare mi tiempo para hacerte sufrir.

Tan pronto declaro aquellas palabras, se marchó lo suficiente lejos de nosotros.

—Vaya, no hemos ni pisado la plataforma del coliseo aun y la brujita de los Grimar ya te tiene fichado en su lista negra, ¡cuánta tensión! –Comente entre risas la bruja de cabellera naranja.

—Eres un sangre de bruja bastante busca pleitos –Agrega Livia después de tanto silencio.

—“Esa mujer… es odiosa” –Opina Allum.

— ¿Buscando pelea contra los de Grimar antes de que comience la ronda?, sí que eres impaciente –Comenta cierta bruja de tés morena acercándose a nosotros.

Se trataba de nada menos que Rirac Ordarms, la líder de los representantes del aquelarre Wildsword.

— ¿Buscar problemas?, más bien los problemas me buscan mayormente a mí –Conteste.

— ¿Qué trae a la líder que representa al joven equipo del aquelarre Wildsword aquí?, creía que con su derrota, su aquelarre ya no tenían asuntos en Macur –Pregunta Liha de una manera un tanto grosera.

—Por lo general luego de una derrota, solemos marcharnos después de la ronda e ignoramos el resto de la competencia, pero nuestra Eldar tiene mucho interés en los siguientes combates que siguen y ha decidido a quedarse a verlos –Responde ella.

—Oh, ¿qué podrá haber captado el interés de la Eldar de Wildsword para seguir disfrutando de la competencia aun tras la derrota de sus representantes? –Pregunta la bruja de cabellera naranja con picardía.

—Jeje, quien sabe –Responde Rirac siguiéndole el tono —A decir verdad, mentiría si dijera que no tendría razones también para quedarme, quería hablar contigo, Rozuel Drayt, y también, agradecerte profundamente.

—¿Eh?, ¿por qué?.

— ¿Recuerdas que te hable sobre que hace dos años cierto sangre de bruja salvo a una persona muy querida para mí? –Me pregunta a forma de recordatorio.

Fue fácil recordarlo, a aquella bruja que salve junto a otros hechos esclavos hace dos años junto a la semihumana Sargaria llamada Tayra.

—Aquella persona a la que salvaste, era mi madre –Revelo Rirac —Madre se encontraba cazando una bestia mágica a las afueras de nuestro pueblo en un grupo de tres, cuando fueron sorprendidos por un mago fuerte que lideraba a numeroso de bandidos.

—Lars –Adivine el nombre de aquel mago fuerte.

—Sí, el mismo, por medio de artimañas y trampas de venenos paralizantes, terminaron venciendo a mi madre, pero ella logro con suficiente tiempo resistir para que sus compañeras pudieran huir y notificarlo a todos en el pueblo, se organizó un grupo de búsqueda para hallarle, del cual no me permitieron formar parte por razones “emocionales” que podrían interferir con el labor,  pero… por 1 mes entero, no tuvimos noticias de mi madre.

¿1 mes entero?, los bandidos de Lars no eran muy conocidos por brindar un buen cuidado a sus prisioneros “mercancías”, a pesar de haberla hallada con una vestimenta hecha una ruina, conservaba bastante bien su espíritu luchador, no era una bruja débil.

— Estaba deprimida, saber que mi padre había caído en manos de tales escorias…en la desesperación por mi mente corría la decisión de salir del pueblo y hallarla sola por mis medios, fue que en una noche…

Rirac explica que en la noche en que pensaba huir a espalda de todo el aquelarre para buscar a su madre, justo cruzando los límites de la tierra de los suyos, sus pasos cesan de inmediato y su rostro alterado comienza a lagrimar del regocijo, pues en frente suyo se hallaba a esa preciada persona a la que tanto quería buscar, su madre había vuelto y ella dejándose llevar por el momento, corre hacia sus brazos para una reconfortante reunión familiar.

—Al día siguiente me hablo sobre la persona que le salvo y fue que empecé a tener fuerte interés en conocer a este sangre de bruja –Manifestó Rirac.

—Y helo aquí –Dice Liha —Pero te lo advierto, ya hay muchas pretendientes en el transcurso.

—En serio, tu pésimo humor solo provocan muchos malentendidos –Opine con la mano derecha en el rostro.

— ¡Jejeje!, no sería de extrañar, eres bastante fuerte para atraer la atención de más de una mujer interesada –Hablo Rirac.

—Es verdad, pero Rozuel simplemente no parece interesarle –Comenta Liha de forma burlona.

— ¡No pienso discutir sobre mis interés románticos en mi plena juventud de diez años!.

—“El amo tiene muchas seguidoras, ¡siiii!” –Opina Allum de su parte.

—Allum… tu no…

Tanto Liha, como Rirac y Allum se reían volviendo esta atmosfera agradable, reírse y bromear entre compañeros, me trae leves recuerdos, aquellos tiempos de mi anterior vida en el orfanato y cuando formaba parte de ese grupo de mafiosos, estaba rodeado de compañeros en los que confiar, tanto en las buenas como en las desgracias.

__________________________________________________________________

En la tribuna ocupada por la Eldar Carina y las demás autoridades brujas de otros aquelarres que la acompañaban, estaban todas las presentes de la ronda anterior, la Eldar de Wicau poniendo de pie con su llamativo búho blanco de su hombro, levanta sus brazos para dar por iniciado oficialmente esta ronda mediante un discurso emotivo.

— ¡Deleitados por las apasionantes luchas, la destreza juvenil de la actual generación de brujas y la honrad de saber que Astado nos observa!, ¡nos acercamos a un paso más de la culminación final de este grandioso evento consagrado cada 5 años!, ¡es por eso que demos un fuerte aplauso a los siguientes combatientes! –Exclamo Carina ante todo el público.

Sus palabras hicieron que el furor de la gente resonase en todo el coliseo, dándole una ruidosa bienvenido a los siguientes equipos a combatir, por un lado estaba el aquelarre Wicau, conformado por Fary y sus dos compañeras veinteañeras, además de la niña con la larga cinta blanca envuelto en todo su brazo derecho, la segunda que más llamaba mi atención era la mujer rubia del chaleco blanco en conjunto con unos pantalones marrones.

—De alguna forma, cuando la veo… siento como si me resultara familiar –Dije en mis pensamientos.

—Ella también es alguien fuerte y muy conocida en Macur –Dijo Liha notando mis ojos en ella —Puede que no lo sepas, pero esa mujer está fuertemente relacionada con alguien que conoces y no te cae bien.

—¿De quién hablas?.

—Te diré su nombre y lo entenderás, esa mujer se llama, Aymie Nigme.

— ¿¡Nigme!? –Replique sorprendido al oír su apellido — ¿Qué acaso ella es…?

—Lo es, un familiar de Brala Nigme, para ser más exacto, Aymie es su hija.

La hija de la mismísima capitán de la Wixau, honestamente no me esperaba que esa mujer tuviera una hija compitiendo en este evento, que tuviera una sí, pero de entre todos los lugares a los que podría encontrarme con su primogénita, tenía que ser justo este.

__________________________________________________________________

El equipo representante de Wicau se sube a la plataforma y da a lugar la presentación del equipo Walgis, el trio de brujas de cabello teñido de verde avanza con el emotivo apoyo del público y se suben también, encontrándose ambos competidores frente a frente.

Con los dos equipos en la plataforma, la Eldar Carina explica las reglas de la siguiente ronda, dicha explicación resulto de lo más simple y de fácil entendimiento a comparación de las siguientes rondas, ¿por qué?, porque esto era lo siguiente en esta ocasión…

TRASFONDO: Los equipos serán llevados a un determinado terreno, en el que lucharan entre sí.

OBJETIVO: Vence a cada miembro del equipo adversario.

CONDICIÓN DE VICTORIA: No hay tiempo límite o restricciones, se debe haber eliminado a los tres miembros del equipo adversario para una victoria total, si llegase a dar la situación en que todos los miembros de cada equipo llegasen a morir al mismo tiempo, se impondrá una lucha extra uno a uno entre los últimos en morir de ambos bandos para dar un resultado final.

En simple términos, la cuarta ronda consistía en una lucha total entre equipos, no parecía diferente tomando en cuenta las anteriores, pero aquí lleva la diferencia de que no había elementos externos interfiriendo en la lucha, no había que llevar “X” cosa a cierto punto para ganar, no había que disminuir  el número de un ejército de no-muertos en un tiempo límite y no había que confrontar a decenas de equipos en un mismo espacio, este de forma directa, propone una confrontación entre dos grupos semifinalistas.

— ¡Que comience la lucha! –Exclama la Eldar dando inicio al enfrentamiento.

Los equipos son absorbidos por el Magnus Kali, la esfera gigante refleja el escenario en el que habían caído y resultaba ser una pradera muy rocosa llena de pequeñas elevaciones que servían como cobertura para idear una trampa u emboscada hacia los adversarios.

Los integrantes estaban separados a mucha distancia y la estrategia que cada uno planifico, fue luchar por separado, tomando cada uno de los dos equipos diferentes caminos que tarde o temprano terminarían por llevar a cruzarlo contra alguien del bando opuesto.

Era la esperada lucha entre representantes de dos antiguos aquelarre, aunque la Wicau se presume como la más fuerte, las Khuja de Walgis no era para nada débiles, sería un espectáculo bastante épico que denotaran estos equipos.

Continuara…

EPILOGO:

PERSPECTIVA: Tercera Persona

Una ubicación desconocida de algún subsuelo de grandes espacios, en él se hallaba una agrupación numerosa de más cien sangre de brujas presentes, de diversas edades adolescentes y jóvenes adultos que no superaban los 24 años, todos debatían impacientemente el mismo tema sobre cuándo podrían llevar a cabo su “justo cometido”.

— ¡Oye!, ¿cuándo más piensas hacernos esperar?, ya estamos todos los que debemos estar –Se queja uno de ellos —¿No es peligroso estar aquí demasiado tiempo?, ¿no crees que la Wixau sospeche y encuentre este sitio?.

Las quejas eran llevadas al mismo encapuchado que yacía sentado sobre las gruesas cajas pesadas que estaban aún selladas, mismo que motivo a los sangre de bruja reunirse en masa y les ofrecería su apoyo brindándole las herramientas para llevar a cabo sus “determinación”.

—Paciencia, aun no es el momento, solo un poco más, además no es posible que hallen este sitio, porque “este lugar” no existe en el plano físico, considérenlo una “zona privada” de mi persona –Declaro él enigmático personaje —Mientras tanto, les sugiero disfrutar del show.

El enigmático encapuchado hace aparecer un pergamino en su mano derecha, este flota de su mano y se pega contra la pared para convertirse en un reflejo que transmitía desde una vista isométrica el enfrentamiento entre ambos aquelarres que se llevaba a cabo en el coliseo.

—Solo un poco más y todos los preparativos se habrán completado.

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s