Rules-Free capítulo 12

Kon’nichiwa minna-san ~~♫♫ !Shu-chan reportándose¡ Después de un breve descanso después del pack, volvemos con fuerza y con enfermedad… Al menos traigo rikura…

Traductor: Shu-chan
Editor: Bro-chan

Capítulo 12

 

La Sacerdotisa era algunos niveles por encima de mí, y el jefe de este tutorial, pero yo tenía habilidades y estadísticas trampa. Eso, y el hecho de que estaba en lo cierto sobre lo de que una pelea contra mi equipo la llevaría a estar en condiciones críticas, incluso si ella ganase, la dejé bailando en la palma de mi mano. Honestamente, estaba empezando a amar a este nuevo personaje aún más que Torgan. Hubo un montón de situaciones como esta que no se obtendrían simplemente golpeando al mal.

 

Mientras nos movíamos a la habitación privada, les dije a mis esclavas que encendieran una fogata y que prepararan un asador, obteniendo una sonrisa de la Sacerdotisa. Ella estaba bastante confiada en su capacidad para resistir, sin duda pensando que estaba demasiado confiado debido a mi naturaleza Incubus.

 

Una vez dentro de la habitación, empujé a la sacerdotisa hacia mí usando mi fuerza mejorada, sosteniéndola contra mi cuerpo, y la besé en los labios. Mientras ella farfullaba en shock, yo silenciosamente colocaba “Amante Egoísta” en ella. Oh, claro, una sacerdotisa probablemente notaría el truco si yo lo usara normalmente, pero ella estaba un poco nerviosa, y lo perdió.

 

Una mano se alzó, sosteniéndola firmemente por la garganta, aunque no la asfixiaba, mientras la otra empezaba a desnudarla. Todo el tiempo, mantuve contacto visual con la mujer, viendo cada reacción mientras un dedo pellizcaba un pezón ahora expuesto, o ligeramente acariciaba entre sus muslos, o jugaba con su terso trasero. Podría no ser educado decirlo, pero había algunos juegos porno de realidad virtuales muy reales por ahí, y había jugado suficientes de ellos para haber recogido algunos trucos. No tanto en la vida real, aunque nunca he tenido ninguna queja.

 

No me había desvestido, como tampoco había sacado mi polla. Sólo seguía tocando, burlándome, frotándola, besándola, tal vez mordiendo un poco, y masturbándola, continuando las preliminares y poniéndola más y más caliente. Por supuesto, ella no podía alcanzar el clímax, porque yo no la había liberado del hechizo. Así que el placer continuó subiendo y aumentando. No, no es justo. La justicia es para idiotas y a mí me gusta ganar. Especialmente cuando es este tipo de ganar.

 

Finalmente, después de poco más de una hora de mis placenteras torturas, Jayde se desmoronó y gritó: —¡OH, MALDITA SEA! ¡SOLO DÉJAME CORRERME! —Ella estaba cerca del delirio y jadeando pesadamente.

 

Solté su garganta, y dije: —De rodillas, y suplicar por la liberación.

 

Temblorosa, cayó de rodillas y mientras me miraba rogó: —¡Por favor! ¡Te lo suplico, fóllame, viólame! ¡Solo déjame correrme ya!

 

Sonriéndola dije: —Yo gano —. Y luego le hice ver mientras me quitaba la ropa. Ella jadeó mientras veía el tamaño de mi miembro, pero en este momento, ella estaba demasiado ausente como para pensar en cualquier cosa excepto en terminar.

 

Agarrándola del pelo, la levanté y la puse sobre una mesa, extendiendo sus piernas. Cuando la empujé dentro, ella estaba mojada y completamente lista, pero eso no detuvo un grito de dolor, a medida que yo me aseguraba de ir hasta el fondo dentro de ella. Agarrándola por sus bien formadas caderas, continué el asalto, teniendo en cuenta sólo mi placer. Y me divertí inmensamente.

 

Pero incluso cuando terminé dentro de ella, no dejé que la mujer se corriera. La dejé allí, desgastada y jadeando, pero todavía excitada, mientras sacaba el [Asador Curador] de mi inventario. Cuidadosamente, lo alineé, y con una facilidad que nació de mi habilidad para cocinar, desplacé el pincho desde su ano y a través de su cuerpo hasta que salió de su boca, en ese momento liberé “Amante egoísta”, haciendo que ella tuviera el orgasmo más intenso de toda su vida.

 

No me molesté en ver su estado, ya que el asador empalado solo la causó un bajo nivel de daño en el tiempo, mientras que usaba su maná para curarla. En cambio, introduje una segunda vara en su trasero para estabilizarla en el poste, y luego até sus manos y pies al asador, mientras me aseguraba de tirar de su cabello hacia atrás y amarrarla bien.

 

De mi inventario, tomé condimentos de la propia cabaña de la Sacerdotisa, y comencé a frotarla con aceites, haciendo lo mejor que podía para asegurarme de que su carne tuviera buen sabor. Quien programó el [Libro de Cocina de Dolcett] sabía de estas cosas, lo que me hizo preguntarme ciertas cosas sobre su vida real. En un juego era una cosa, en la realidad era otra.

 

Cuando terminé de condimentar, me vestí y llamé a mis esclavas las cuales llevaron a la antigua Sacerdotisa (ahora carne) al fuego, mientras yo iba a ver de cerca a las dos elfas. En el camino, revisé mis ventanas.

 

1

2

3

 

Comprobé la búsqueda, pero todavía estaba en curso, aunque me di cuenta de que la cuenta regresiva se había detenido. Probablemente tenía algo que ver con llevar a la Sacerdotisa fuera de juego, pero no matarla completamente. Aún no, de todos modos. Podría tener que hablar con los elfos en primer lugar, también.

 

Al llegar al elfo más cercano, le sonreí, y suavemente quité su mordaza, aunque no la desaté todavía. Mejor esperar hasta que estuviera seguro de que no se había vuelto loca, o si era una cultora. O que ella no se asustaría de la vista de la Sacerdotisa siendo volteada en las llamas. En élfico, la dije: —Hola, lindura, ¿quién podrías ser?

 

Por supuesto, usé “Observar” en ella y la otra elfa, para ver lo que traían. Cuando empiezas un nuevo juego, la información es poder, e incluso si ellas mienten, esto me dirá algo.

 

4

5

 

Entonces, ¿princesas? Y probablemente hermanas. Interesante. No esperaba encontrar a las princesas elfas tan temprano en el juego. Mirando a la elfa frente a mí, esperé a oír lo que ella diría.

 

Preparándose lo mejor que podía teniendo en cuenta que estaba desnuda y atada a una columna como un sacrificio, dijo: —Soy Aravae Liarora, Princesa de Wyrmwood y Sacerdotisa de Sharess. Mi hermana Esyae Liarora, princesa de Wyrmwood y Cazadora del Windfather está allí. ¿No estás con los cultores? ¿Cómo has llegado a encontrarnos aquí?

 

Sonreí mientras ella iba directa hacia la verdad. —Yo soy… un Viajero —. Tuve que pensar por un segundo para recordar el término que usaron los NPCs para los Jugadores en este mundo. Tenía el efecto deseado. Sin embargo, mientras los ojos de Aravae se iluminaban, ella asentía con la cabeza para que continuara. —Acabo de llegar a este mundo, y me encontré en el bosque. Después de varias batallas con las criaturas de la naturaleza, encontré una cabaña en el bosque. Lo que encontré allí creo que ya lo sabes. Recibí una misión, diciéndome que investigara el templo, y detuviera el ritual, si pudiera.

 

—¿Y eso requería rostizar a la Sacerdotisa con vida? Puedo ver que se retuerce un poco por encima del calor.

 

—Oh no. Esa elección era mía. Pensé que era apropiado que alguien que quisiera traer Terrores al mundo sufriera antes de morir.

 

—¿Y la razón por la que mi hermana y yo seguimos atadas?

  

—No sabía si estabas bajo el control de alguien, o si podrías reaccionar mal a las… circunstancias. Además, ambas son increíblemente hermosas. Por cierto, dijiste que eras una Sacerdotisa de Sharess, ¿verdad? Si te libero a ti y a tu hermana, y te traigo algo para vestir, ¿me pregunto si podrías compartir algunas ideas sobre la diosa? Sólo tengo la información básica sobre las principales deidades de este mundo, y me encantaría aprender más.

 

Aravae sonrió. —¿Un íncubus desea aprender más sobre la diosa del amor y de la pasión? ¿Por qué no estoy sorprendido? ¿Y qué forma de “ideas” te gustaría?

 

Sonreí y extendí una mano hacia adelante para colocarla en su cintura, recogiendo a la doncella para poder desenganchar las cadenas desde donde estaban unidas a la columna.  —Creo que ambos podríamos disfrutar de algunas “ideas”, ¿no?

 

—¿Y mi hermana?

 

—Ella puede ver, o unirse, si lo desea.

 

—¿Y esas dos mujeres junto al fuego?

 

—Mis esclavas, ambas recientemente atrapadas. A una se le ha prometido un recordatorio de su lugar, y deseo que las dos vean que puedo ser amable, así como cruel.

  

-¿Y nos escoltarías a mi hermana y a mí a Wyrmwood?

  

—Soy un Viajero. No tengo necesidad ni deseo de permanecer en este templo arruinado para siempre. Un viaje a un reino de elfos, escoltando a sus princesas a casa con seguridad, no suena demasiado mal para mí.

  

Mientras hablábamos, la llevé a donde su hermana estaba encadenada, y pronto tuve una elfa desnuda en cada brazo. Trasladándome a un área alejada del altar, arrojé unas cuantas túnicas y mantos como cama improvisada, y procedimos a compartir varias “ideas”.

 

(Luego)

 

Después de nuestra “conversación”, Aravae me inició como seguidor de Sharess. La clase de Sacerdote se abrió, pero yo no quise elegir una clase, por ahora. Mejor esperar hasta que estuviésemos en la civilización, y tuviese más opciones para elegir. Lo que sí hice, sin embargo, fue obtener un par de bonificaciones por tener una deidad patrona.

 

6

 

Oh, claro, estos no valían exactamente nada en una pelea, excepto tal vez la resistencia a encanto, que me dio una enorme resistencia de -40% contra las hembras tratando de encantarme (o -90% si eran más hermosas que yo), pero la elección de escoger si impregnar o no a la gente, o simplemente el poner “Pasión fructífera” en alguien que estaba tratando activamente de tener un niño, podría ser un largo camino de mantener a padres y maridos enojados buscándome con antorchas y horquillas de campo.

 

Mirando hacia la Sacerdotisa, me divirtió un poco ver que todavía estaba viva. El asador la había causado grandes daños cuando lo empujé a través, ya que fue considerado un golpe fatal y un crítico, y el sangrado que causó estaba haciendo aún más daño en el tiempo, junto con el fuego, pero su MP había alimentado al [Asador Curador] suficiente para mantenerla apenas viva, incluso mientras su carne estaba cocinándose a la perfección.

 

Las doncellas élficas estaban un poco desconcertadas por comer carne humana, pero finalmente las convencí. Mis esclavas hicieron lo que las dije, naturalmente, aunque parecía no gustarlas demasiado. Pero todos estuvieron de acuerdo en que la carne estaba maravillosa. En algún momento del camino, la Sacerdotisa finalmente murió, y recibí varias notificaciones.

 

7

 

8

9

 

Maravilloso. Un arco que no podía usar aún, aunque fuera impresionante. Pero una vez que encontrase un arco servible, Flecha de Maná sería bastante útil, creo.

 

20

 

11

 

12

 

Una razón más para llegar a la ciudad, al parecer. De todos modos, decidí comprobar la forma en que podría mejorar mis espadas. Con el tiempo, decidí añadir un poco de genialidad temática a mis armas. Ambas se estaban desarrollando de diferentes formas, para hacer frente a diferentes amenazas.

 

13

14

 

Después de nuestra comida, tuve a las esclavas limpiando, mientras que las princesas y yo buscamos su equipo. Cuando estaban vestidas, les mostré el anillo y el arco de Wyrmwood, y describí cómo los conseguí. El anillo era de su casa, aunque de un antiguo diseño de antes de La Plaga. Ellos querían que yo lo guardara, ya que yo había ganado el favor de su casa, cosa que obtuve por todas esas cosas de salvarlas de ser sacrificadas.

 

En cuanto al arco, se lo intercambié a Esyae. Ella podría usarlo, y en cambio yo todavía tenía un largo camino que recorrer antes de poder equiparlo por mi bajo nivel. Eso sí, ella me dio su arco a cambio.

 

15

 

Cuando salimos del templo, apareció otra pantalla.

 

16

17

18

Anuncios

2 pensamientos en “Rules-Free capítulo 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s