Werewolf & Assassin Capitulo 5

CAPITULO 5

 

Rodeado de numerosos goblin, el chico de inusual comportamiento sonríe con malevolencia mientras les esperaba con los brazos abiertos, los fieros duendecillos verdes le atacaron con las armas blancas que poseían.

Como un acróbata, el chico esquivaba cada ataque sin el menor esfuerzo, consideraba los movimientos de los primeros monstruos con lo que se topó, más lento que el humano promedio, era un chiste de reto.

 

¿Cómo podía tener tanta confianza?, ¿de dónde particularmente sacaba tanto talento para valerse de una situación tan anormal?, la respuesta estaba en su misma “condición”, tal era que trascendía de manera biológica y repercutía como una cualidad de temática paranormal.

 

Los ojos de Peter percibían algo que otros no, sobre los goblin veía siniestras auras rojas color sangre sobre cada uno de ellos, cada una de estas auras creaba una imagen fantasmal del individuo y realizaba una acción hostil en concreto hacia el chico, acto seguido el sujeto mismo replica la acción que el fantasma creado por el aura.

 

Lo que Peter veía de esas imágenes fantasmagóricas rojas, eran precogniciones de las hostilidades cercanas a él, podía prever casi cualquier ataque dirigido a su persona, ¿pero que era esa aura roja?, la respuesta se resume en; la manifestación visible de la sed de sangre.

 

Desde que tal cualidad “despertó” en él, podía sentir la sed de sangre de cualquier persona, hasta en el más mínimo detalle, el ansia de matar, la sed por violencia, Peter podía sentirla en menor a mayor grado como un sexto sentido pudiendo saber quiénes tienen pensamientos de hostilidad hacia él y de esa percepción sensorial única, desarrollaba otras características.

 

No solo podía ver con anticipación los movimientos de sus adversarios, sino incluso la sed de sangre le mostraba a veces en que parte en concreto atacarles, el aura roja se lo indicaba como un punto palpitante que aparecía en el momento indicado en alguna parte del sujeto hostil, lo denominaba “el punto débil”.

 

Pero la cosa no terminaba ahí, la propia sed de sangre del muchacho le confería a él ciertas actitudes físicas iguales o mayor a la de un atleta, se manifestaba a través de la sangre que recorría cada gramo interno de su cuerpo, afectando sus músculos, tejidos y huesos para brindar una ventajosa movilidad, proveyendo mayor resistencia, fuerza y flexibilidad.

 

No eran para convertirlo en un súper hombre, no era para volverlo un humano más fuerte que el promedio y destacar del resto, la única razón de esta habilidad, era para hacerle un individuo centrado en una especialidad en concreto, el matar.

 

Como una bendición y a la vez una maldición, poseía una fuerza que podría catalogarse como extraordinaria, pero en consecuencia, está obligado a satisfacer cierta “necesidad” de la condición única que poseía, marcado por siempre a tener que segar vidas ya sea por voluntad u obligación, no hacerlo conllevaba a un sufrimiento físico y psicológico semejante a un síndrome de abstinencia, pero en escalas de dolencia aún mayores.

 

Todas estas caracterizas estaban manifestadas en el nuevo entorno en el que yacía, bajo el nombre de la única habilidad que disponía, [Instinto Asesino LV1].

 

—Esto empieza a aburrir…

 

Entre tantos esquivos, deja la defensiva y pasa a la ofensiva, con mover su espada y dar su primer movimiento, le parte la tapa de los sesos a uno de los goblin matándole en el acto, masa encefálica verde salpica en el suelo junto al cadáver del feo duendecillo, para por consiguiente desaparecer junto al Cryptian y dejar en su lugar un pequeño cristal negro.

 

— ¡Maldición!, es muy pequeño, pero de esto hablaba –Dijo tomando el cristal y viéndolo detenidamente de cerca.

 

Los otros goblin le atacan mientras posaba su vista en el cristal, pero él podía evadirles aun así sin necesidad de verles, ya que sentir su intención de matar era el equivalente a sentir su misma presencia.

 

—Con uno solo no tendría ni para pagar por media mierda, aunque con todos ustedes, espero que me alcance lo suficiente para un buen plato caliente con pan, una cómoda cama y cerveza, ¡no puede faltar la cerveza! –Exclamo el muchacho guardando el cristal en el bolso que llevaba encima.

 

Centro su atención nuevamente en los Cryptian que le rodeaban, mirándolos de manera siniestra, cierra sus ojos un momento y al suspirar, los vuelve a abrir para luego esto dilatarse, al cabo de un segundo se desplaza ágilmente y evade el ataque de un goblin con lanza, saltando hacia un árbol y apoyándose de la planta con sus pies para dar otro salto y caer encima de su agresor con su espada partiéndole el cráneo, siendo el segundo en aniquilar.

 

Los demás le atacaron en grupo, pero Peter podía sentir su sed de sangre, leer sus movimientos, esquivar, contratacar, cercenar, decapitar, descuartizar e inundar de sangre verde con otros viscosos fluidos inhumanos el terreno, los cadáveres de los Cryptian asesinados pronto pasan a convertirse en cristales ennegrecidos.

 

—Solo quedan ustedes, mis “amigos” –Les dice el chico con una tétrica sonrisa a los únicos goblin restantes.

 

Solo dos de ellos quedaban, Peter sentía como la sed de sangre de ambos mermaba, pues el miedo predominaba en el dúo, justo antes de que hiciese algo, descubrió una nueva cualidad de [Instinto Asesino LV1], la misma sed de sangre de uno de los goblin manifiesta frente a los ojos del chico una interfaz roja escrita con letras de sangre características del Cryptian igual a la tarjeta de identificación que revelaba su habilidades y estadísticas.

 

____________________

 

NOMBRE: Goblin

 

NIVEL: 1

 

TITULOS: (Ninguno)

 

HABILIDADES: (Ninguno)

 

ESTADISTICAS:

 

FUERZA: 121

 

DESTREZA: 115

 

RESISTENCIA: 89

 

INTELIGENCIA: 39

 

ESPIRITU: 32

 

SUERTE: 17

 

____________________

 

 

—Fascinante… -Dijo Peter en voz alta con una mano en su mentón.

 

Uno de los dos goblin restante hace a un lado sus dudas y se lanza al ataque con su maza hacia el chico, Peter tomándole atención, de un golpe con su espada le retira el arma de la mano desarmándole y acto seguido le propina un corte severo en su brazo derecho, cortándole el miembro a la mitad.

 

El hueso del feo duendecillo era rotundamente visible y su sangre verde salía a chorros de tal herida, gritaba de agobio con tal aflicción, que el muchacho no pudo resistir a sus quejas e intervenir, tomando a la criatura desde la herida.

 

—Vamos, sé que puedes gritar mejor, ¡chilla para mí! –Exclama el joven peliblanco apretando fuerte la herida del goblin.

 

El Cryptian aumentaba el volumen de su agonía, pero a Peter no le bastaba, entre carcajadas presionaba con más fuerza la herida del enano humanoide para hacerle chillar aún más fuerte, llegando el punto de que con su fuerza termina por arrancarle el mismo brazo casi cortado.

 

—Pfff… ya me aburrí de ti –Opino él acabando con su miseria de una decapitación rápida.

 

El goblin restante miro al humano con sumido miedo, quien antes se dedicaba a matarlos y comerlos, observaba a lo que consideraba su “alimento”, como un monstruoso ser sin compasión o vacilación en inducir hasta el sufrimiento más enfermizo.

 

Con esa mentalidad su cuerpo y mente solo reaccionaron a una intuición, huir, los goblin no destacaban como una raza inteligente, pero saben cuándo la situación no juega a su favor. El último Cryptian restante intenta irse despavorido de la zona, pero para su mala suerte es atrapado por el muchacho de un sorpresivo salto cayendo sobre él.

 

El chico retira la única arma del goblin y lo arroja lejos, le da vuelta y sujetando ambos brazos con una mano y su codo en su cuello, mire frente a frente al indefenso Cryptian mientras lo tenía boca arriba en el suelo.

 

— ¿Te vas sin siquiera despedirte?, trato de ser un buen invitado, ¿y así me agradeces?, tu mala educación me parte el corazón –Expresa de forma satírica su falso sentir de decepción –Al menos que te parece un “beso” de despedida, ¡jajaja! –Dice para luego acercarle poco a poco su espada a la boca del goblin.

 

La resistencia del duendecillo era inútil, con sus brazos sujetos, Peter acercaba cada centímetro la hoja de su espada a la boca del Cryptian para fomentar el “beso”, el pequeño humanoide se sacudía de la desesperación, pero todo en vano.

 

La hoja empezó a entrar a su boca, cortando su lengua y todo tejido a su alrededor, la sangre escurría acompañado de vómito, mientras que el chico, con una macabra mueca de felicidad y aguantándose una desquiciada risa, seguía hundiendo aún más su arma hasta tocar fondo.

 

Las expresiones de dolor del goblin no eran tan diferentes al de un humano, sus ojos lagrimaban de tanta angustia y su boca interpretaba hasta la última vocal de dolor, cesando cuando el mismo muchacho de pelo blanco levanta su arma para arriba arrancado la cabeza del ya difunto enano.

 

—Es el beso francés más bizarro, sangriento y vomitivo que haya visto, hasta ahora…

 

Todas las amenazas de su alrededor habían sido eliminados, quedando los cristales negro para recoger, cuando se proponía en hacerlo, escucha algo acercarse al lugar, mirando detenidamente en dirección de donde procedía tales pisadas se da un inesperado encuentro.

 

Otro Cryptian hace acto de presencia, pero este era diferente a los goblin, la criatura se presentaba como un humanoide de piel verde con una altura semejante a la de Peter, llevaba vestido un abrigo oscuro complementado con protecciones de cuero en el pecho y los hombros, pantalones largos marrones, presentaba cuero cabelludo negro y en su cintura cargaba una espada en conjunto con un escudo en su espalda.

 

En términos de aspecto, se veía más humanizado que los goblin, la criatura arrastraba consigo sujetándole desde un largo cabello, el cuerpo sin vida de una mujer desnuda con magullones en la piel, cuya entrepierna resaltaba un espeso fluido blanco que chorreaba en el camino. Al notar el inhumano ser la presencia de Peter, detiene sus pasos cruzando miradas con él.

 

Continuara…

 

 

DIARIO DE UNA VIDA PASADA:

 

31 DE DICIEMBRE DE 2012: Nos hicieron esperar en un campo de refugiados, en tiendas de campañas armadas por las fuerzas militares, uno a uno, cada familia era llamada individualmente para ser llevado a la entrada de aquella ciudad bajo tierra, hoy le toco a la nuestra.

 

Escoltados por un pequeño grupo de soldados, pasamos por una fortificada puerta metálica, llevándonos por un corredor hasta llegar a un determinado sitio, una plataforma, los soldados dejaron de acompañarnos desde allí retirándose.

 

Un científico situado desde una sala anexa, nos indicaba desde el otro lado de un cristal que nos paráramos encima de aquella plataforma, los tres hicimos caso a sus instrucciones y luego aquella persona de bata blanca comenzó a manipular un ordenador haciendo que la plataforma comenzara a moverse hacia abajo como un ascensor.

 

Tardo como 40 minutos en llegar a su destino, desconocía cuantos kilómetros de descenso había hecho aquella plataforma, una puerta nos esperaba al final de un corredor, adentro estaba custodiado por más fuerzas militares acompañados de científicos.

 

Nos separaron a los tres para hacernos un chequeo de nuestra condición física y psicológica, padre, madre y yo fuimos atendidos por diferentes personas. Tal revisión duro aproximadamente unas horas, tras finalizar, un escolta soldado nos lleva por otro corredor con la puerta que conducía a la entrada definitiva del nuevo hogar que nos deparaba.

 

FIN DE LA ENTRADA 4

Anuncios

Un pensamiento en “Werewolf & Assassin Capitulo 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s