Metalord Revolution Capitulo 78

CAPITULO 78

RONDA 3 “ARMADA DE HUESOS” (Parte 1)

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Era el último combate de la ronda 3, entre nuestro equipo contra el del aquelarre Wildsword, apoyados por los huérfanos, su tutora Chrisha y Marcos, marchamos los tres hasta la arena, por alguna razón, sentía que el menosprecio verbal de las brujas espectadores había disminuido algo en esta ronda comparado a las anteriores, aunque podría ser incierto y solo lo imagino.

 

Estábamos en la plataforma mirando fijamente a nuestros adversarios, las representantes del aquelarre Wildsword se presentaban como mujeres de piel morena en sus 18 años, llevaban ropa libera que dejaba su vientre marcado con abdominales expuesto al aire, al menos dos de ellas eran brujas pelinegras cuya altura estimaba era alrededor de 170 centímetros.

 

Pero la tercera integrante difería, parecía ser dos años menor a sus compañeras, tenía un color de pelo marrón oscuro, incluso su altura era unos centímetros menos, quizás unos 160, mientras que sus compañeras deleitaban cuerpos fuertes y esculpidos en sus brazos, piernas y abdomen, ella en cambio mostraba un físico endeble, pero lo curioso, era que ella cargaba a sus espaldas la espada más pesada del grupo, cuya hoja superaba en anchura a las de sus colegas brujas.

 

Al cabo de unos segundo, descubro que la bruja de cuerpo endeble y menor en edad como altura de sus compañeras, era en si la líder del equipo representante, una inusual sorpresa que pega como anillo al dedo la frase “no juzgues un libro por su apariencia”.

 

—Sangre de bruja –Soy hablado por la misma líder represéntate de Wildsword quien se acerca a mí con una mirada fija.

 

— ¿Sucede algo? –Conteste mirándole a los ojos.

 

—He observado tus luchas, sangre de bruja, no eres tan débil como la gente piensa, pero tampoco creo que seas tan fuerte como la Gramwind afirma, yo Rirac Ordarms te desafío a luchar contra mí con todo lo que tengas, pues también pienso dar todo de mi parte –Declaro a modo de desafío.

 

— ¿Qué?, ¿es alguna especie de reto formal o algo así?, ¿eres de esa clase de personas que luchan por el “honor y la gloria”? –Fue mi reacción a sus palabras.

 

—Nos veremos en el campo de batalla, sangre de bruja –Se aleja de mí tras su declaración.

 

Era tal y como “ella” lo describió, el aquelarre Wildsword tiene un fuerte sentido del honor cuando de luchar se trata.

 

—“Luce fuerte… y su espada deliciosa” –Argumento Allum quien estaba en mi hombro, nuevamente, soy el único en oírle en su forma de slime.

 

—Vaya, se ve como alguien problemática, aunque por suerte, parece que solo tiene ojos en ti, Rozuel –Supuso la bruja de cabellera naranja.

 

—Mala suerte, eres un sangre de bruja demasiado llamativo –Se mofa por su parte Livia.

 

La Eldar da inicio oficial al último combate de esta ronda y ambos equipos son absorbidos por el Magnus Kali.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Los tres (incluido Allum) terminamos cayendo en una zona repleta alrededor de edificios abandonados y dañados como si el tiempo hubiera golpeado fatalmente este sitio, al instante me percato de que el terreno elegido para este combate, era una ciudad abandonada.

 

El lugar donde pisábamos tan solo mostraba un camino por el cual seguir a pie, alrededor de ese único camino había largas edificaciones deterioradas que impedían avanzar por ellas, al menos que pudieses treparlo o saltar bien alto.

 

Repentinamente en ese mismo lugar comienzan a surgir de manera espectral hasta adoptar una forma física completa, los soldados esqueléticos, primero en decenas y el número aumenta hasta superar los cientos, mostrándose obedientes ante nosotros, sus “generales”.

 

—Sí que son una gran cantidad –Opino Liha —Hay de diferentes tipos.

 

A lo que Liha se refería, era a que no todos los soldados esqueletos presentes eran de la misma clase o luchaban con el mismo conjunto de armas en común, había un grupo que usaba espada junto a un escudo, otros llevaban lanzas, le seguían los de arcos, algunos cabalgaban sobre una montura no-muerto como ellos y había quienes usaban bastones a mano, creo que esto precisa una explicación.

 

Como se mencionó en la explicación de las reglas de esta ronda, el ejército de esqueletos cuenta con diversidad de clase en sus fuerzas armadas, en efecto, contaba un total de cinco tipos de soldados esqueletos.

 

Infantería de escudo y espada: Soldados esqueléticos equipados con una espada liviana de una mano y un escudo rodela en la otra,  usan una cota de malla en conjunto a un casco de hierro, son la unidad de mayor número en las filas, habiendo unos 100 presentes hasta ahora.

 

Infantería de lanza: Portan defensivamente el mismo conjunto de cota de malla con un casco de hierro, lo único que difiere es una larga lanza de acero a dos manos que llevan como arma predilecta, ideal para perforar defensas, son la unidad de segundo mayor numero en las filas, habiendo unos 80 presentes hasta ahora.

 

Infantería con arco: Vistiendo el mismo conjunto de cota de malla con casco de hierro, son la unidad a distancia de la fuerza, armados únicamente con su arco a manos y el carcaj compuesto con un número determinado de flechas cada uno, representan el tercer mayor numero en las filas, habiendo unos 50 presentes hasta ahora.

 

Caballería: Esqueletos con armadura pesada y sobre una montura equina no-muerto también equipada con protección, sus armas de lucha principal consistía en un gran mazo de batalla en una mano y un escudo de hierro en la otra cuyo tamaño era mayor a la que poseen la infantería de escudo y espada, son el cuarto mayor número de la fila, habiendo unos 12 presentes de ellos hasta ahora.

 

Mago: Su vestimenta era únicamente una túnica negra y su arma, un largo bastón de hierro adornado con un cristal mágico color azul en la punta, por claridad representaban la fuerza mágica del ejército, era la unidad de menor número en la fila y quizás la más poderosa,  habiendo unos 6 en total presentes hasta ahora.

 

Más unidades de cada clase empezaron a surgir al cabo de unos minutos, entre los tres nos organizamos, optamos para que cada uno llevara una cantidad determinada de estas fuerzas no-muertas consigo, nos separaríamos y cubriríamos más terreno, pues el único camino que teníamos de donde avanzar nos llevó hasta un cruce con tres direcciones por la cual ir, Livia tomo la izquierda, Liha el frente y yo la derecha, la pequeña “guerra” de esta ronda dio inicio.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Bajo mi mando contaba con un total de 100 soldados de infantería de escudo y espada, 60 lanceros, 40 arqueros, 6 de caballería y 2 magos. Sin embargo más unidades seguirían surgiendo del punto desde donde partimos (siendo este el “cuartel”), al no haber nadie que los reciba (pues ya no estaríamos allí), estos automáticamente se moverán por su cuenta en dirección a la ubicación de un general en particular, pudiendo uno de los tres recibir “refuerzos” de manera aleatoria en cualquier momento.

 

Es una pena que no se pueda alterar el equipo que llevan los esqueletos, pues estos estaban determinado a usar por obligatoriedad lo que traen consigo únicamente, de haber sido posible, los hubiera equipado con armas que proporcionasen más fuerza de apoyo.

 

Note una curiosidad en la palma de ambas manos, en la izquierda mostraba el porcentaje de las fuerzas de mi equipo, mientras que en la palma derecha la del equipo adversario, de esta manera nosotros sabríamos quien estaría llevando la delantera. Al igual que la ronda anterior, el tiempo límite estaba mostrado ante nosotros en el cielo con un gigantesco contador que detallaba la hora, minutos y segundos.

 

— Amo, ¿cree que nos encontremos con ella primero? –Pregunto Allum caminando a mi lado en su forma humana, refiriéndose a la líder representante del equipo Wildsword.

 

—Tomando en cuenta mi suerte últimamente, las posibilidades son…

 

Interrumpo mis palabras y me detengo, ordenando a todas las fuerzas esqueléticas que me seguían con el levantar de mi puño derecho el detener sus pasos, la razón en particular era el sitio por el cual avanzábamos, en verdad fui bastante estúpido como descuidado el haberme dado cuenta ahora.

 

—…bastante altas –Pensé con respeto a la pregunta de Allum.

 

Seguíamos un camino reto, pero lo que llamaba mi atención y fomentaba mis sospechas, eran las estructuras de nuestro alrededor la cual estaban lo suficiente dañadas para introducirse en estas y esconderse entre sus ruinas para idear una de las tácticas más usadas y favorables en una batalla de fuerzas armadas.

 

— ¡Emboscada! –Exclamo Allum.

 

Una lluvia de flecha procedente del frente es disparada hacia nuestra posición desde distintas ubicaciones de aquellos edificios abandonados, mi mal presentimiento una vez más tuvo razón.

 

Ordene a aquellos con escudo (infantería de espada y caballería) protegerse juntos, a los arqueros, lanceros y magos situarse a espaldas de ellos, por mi parte saque del bolsillo del cinturón la canica que corresponde con la Barrera Metallix y la coloque en “Modalidad Cobertura” para brindar defensa a mi persona.

 

Ninguna de las flecha disparadas podía con mi defensa, pero la que se dirigieron hacia los soldados terminaron eliminando a algunos de ellos, las flechas eran lo suficiente fuerte para atravesar sus cota de malla y escuchar el crujir de huesos destrozándose del impacto, algunos lancero e infantería de espada cayeron.

 

Pero los problemas no acaban aquí, lanceros de la fuerza adversaria salen de ambos lados de nuestra ubicación desde los edificios abandonados, tomando por sorpresa a mi infantería de espada y escudo, cargando en grupo contra ellos con sus afiladas lanzas de acero las cuales atraviesa sus defensas fácilmente y una masacre de no-muertos se lleva a cabo.

 

En respuesta a ello saque otra canica del bolsillo lanzándola al suelo, esta se descomprime para abrir paso a la Torreta Slime, automáticamente se mueve por su cuenta gracias a su mecanismo interior y ataca a los lanceros enemigos arrasándose con ellos fácilmente.

 

— ¡Amo cuidado! –Me advierte Allum.

 

En mi descuido dos esqueletos magos de las fuerzas adversarias apostados en lados diferentes me toman por sorpresa, habiendo centrado mi atención en sus lanceros baje mi guardia un momento y sin haberme equipado Intense Iron era vulnerable y estaba próximo de ser alcanzado por rayos disparados entre los dos.

 

Pero Allum me empuja lo suficiente para alejarme lo necesario y recibir tales ataques por mí, enfurecido, me equipo con “Intense Iron – Modo Knight” y desenfundando el AK-47 en su forma de canica, disparo contra uno de ellos acabándole, el segundo mago se prepara para atacarme antes que yo, pero la Torreta Slime quien ya le había fijado como blanco dispara una ráfaga que culmina con su existencia no-muerta.

 

— ¡Allum!

 

Él daño que había recibido por mí fue lo suficiente para dejarle en un severo estado cuya forma humana era irreconocible, aunque su cuerpo conservaba algo de aspecto humanoide, yacía en su forma pegajosa.

 

—Estoy bien… amo, solo necesito un momento, me regenerare enseguida… y estaré como nuevo –Aseguraba Allum con suma confianza.

 

Pero lo peor aún no había pasado, sentí una presencia, una lo suficiente fuerte para ponerme en alerta y estresar mi calma, estaba situado sobre la Barrera Metallix, lentamente volteo mi vista para ver que dicha presencia era la de Rirac Ordarms, la líder representante del aquelarre Wildsword.

 

Con una mirada fría y desafiante, la bruja morena de cuerpo endeble coloca su mano derecha sobre la empuñadura de su espada, pronto un aura de energía mágica rodea su cuerpo y soy testigo directo de como su debilucho cuerpo comienza a fortalecerse, de sus brazos, piernas y su abdomen son esculpidos con un físico semejante al de un fisiculturista.

 

Antes de que pudiese lograr apuntarle con mi rifle de asalto, antes de que la Torreta Slime pudiese tenerla bajo su mira, ella desenvaina su espada a una velocidad alarmante y desata hacia el suelo una monstruosa presión de aire producto del ondeo de su espada en dirección hacia donde estaba mi pegajoso compañero, tal fuerza me empuja unos cuantos metros atrás y al detenerse, observo como resultado una notable fisura en el piso mismo donde impacto tal ataque.

 

Pero lo más horrido fue ver, que tras aquel movimiento, no solo destrozo la Torre Slime, sino incluso había arrasado con Allum, de mi pegajoso compañero solo venia minúsculas porciones de limo de su cuerpo, no se juntaban para regenerarse, poco a poco estas desaparecían sin dejas rastro alguno de su presencia.

 

—En verdad… eres un “libro” que no debe juzgarse por la apariencia –Comente en voz alta mirándole con el ceño fruncido.

 

Continuara…

 

 

EPILOGO:

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

40 minutos habían pasado desde el inicio de esta batalla y la situación no ameritaba estar a favor del equipo represéntate de Windaz.

 

Rodeado en un estrecho camino, Liha se encontraba superado en amplio número por las fuerzas no-muertas enemigas, casi un centenar de arqueros la apuntaban a buena distancia en conjunto con unos pocos magos esqueléticos, lanceros la rodeaban de cerca y a la vez estas eran apoyadas por 10 unidades de caballería.

 

La bruja de cabellera naranja tan solo tenía a su disposición, un pequeño puñado de soldados esqueletos, conformado por infantería de espada y escudo, algunos lanceros y arqueros, toda su caballería y magos que disponía habían sido erradicados y el número de la pequeña tropa que tenía actualmente era inferior a 30.

 

Había caído en una emboscada, su oponente se presenta desde lo alto de una torre en ruinas de 4 metros de altura, era una de las dos brujas morena pelinegra, con su espada en mano, observaba a la Gramwind con un rostro de satisfacción tras haber caído en su trampa.

 

—Había oído que la tal Gramwind era alguien muy fuerte, pero lo cierto es que no estás dando una buena primera impresión de ti –Opino ella de forma burlona.

 

—Supongo que tendré que esforzarme, ¿no? –Le responde Liha de forma provocativa con una mueca sonriente, manteniendo la calma como si nada pese a su situación.

 

—No creas que podrás envenenarme con ese alucinógeno que usaste en tu lucha en la ronda 2, estamos al tanto de esa “táctica” tuya y siento decirte que las tres estamos lo suficiente entrenadas para resistir todo tipo de magias o toxinas que alteren nuestra percepción.

 

—Oh querida, gracias por el aviso, aunque puedes estar segura de que no lo usare en esta ocasión, es un producto demasiado caro para depender demasiado.

 

Una segunda bruja llega al lugar, con rapidez y agilidad sobrehumana se sitúa sobre la torre en ruinas reuniéndose con la primera que estaba allí, era la segunda bruja de piel morena pelinegra.

 

—Siento la demora –Dice ella tras llegar.

 

—Oye, ¿qué no te estaba ocupando de la mocosa arquera? –Le pregunto.

 

—¿Hablas de esta?.

 

De su pregunta retórica, la bruja muestra de su mano la mitad superior de un carcaj cortado, dicho objeto partido era una pertenecía de Livia y lo usaba para guardar sus flechas mágicas, Liha habiendo notado con una agudizada vista el objeto que su oponente exhibía a su compañera, mira la palma de su mano izquierda para ver el porcentaje de las fuerzas de su equipo.

 

—En verdad… lograron acabar con ella –Manifestó la bruja de cabellera naranja con veracidad.

 

AQUELARRE WINDAZ: 52% Fuerzas restantes

 

AQUELARRE WILDSWORD: 95% Fuerzas restantes

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s