Metalord Revolution Capitulo 73

CAPITULO 73

FÚNEBRE CRUELDAD

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Para el inicio de un nuevo día, la primera cosa en que pensábamos todo el grupo era estar informado sobre la competencia entre aquelarres, Liha se nos había adelantado, habiendo salido primera de la posada, regreso a la habitación y consiguió un pedazo de papel escrito a modo de panfleto que detallada sobre los equipos que habían ganado con los respetivos resultados de sus combates.

 

RESULTADOS DE LA RONDA 2:

 

BATALLA 1: Wicau VS Zadas

RESULTADO: (Wicau) 48 a 0 (Zadas)

GANADOR: Wicau

 

BATALLA 2: Lathia VS Osgaria

RESULTADO: (Osgaria) 22 a 12 (Lathia)

GANADOR: Osgaria

 

BATALLA 3: Yammes VS Imbalc

RESULTADO: (Yammes) 17 VS 15 (Imbalc)

GANADOR: Yammes

 

BATALLA 4: Wildsword VS Sadath

RESULTADO: (Wildsword) 38 a 0 (Sadath)

GANADOR: Wildsword

 

BATALLA 5: Walorth VS Walgis

RESULTADO: (Walorth) 0 a 45 (Walgis)

GANADOR: Walgis

 

BATALLA 6: Theoz VS Sadelia

RESULTADO: (Theoz) 11 a 19 (Sadelia)

GANADOR: Sadelia

 

BATALLA 7: Wingvoz VS Grimar

RESULTADO: (Wingvoz) 0 a 50 (Grimar)

GANADOR: Grimar

 

BATALLA 8: Cognitio VS Windaz

RESULTADO: (Cognitio) 0 VS 20 (Windaz)

GANADOR: Windaz

 

—“Wiii, somos ganadores” –Comento el pequeño slime de la alegría al ver los resultados.

 

Como era de esperarse, los tres aquelarres principales de esta competencia destacaron con resultados aplastantes en sus victorias, en especial Grimar quien obtuvo la mayor puntuación y sin dejar que su rival hiciese un solo punto.

 

Este mismo panfleto además mostraba los siguientes combates que se llevarían a cabo en la ronda 3.

 

CLASIFICACIÓN DE LA RONDA 3:

 

BATALA 1: Wicau VS Yammes

 

BATALA 2: Osgaria VS Walgis

 

BATALA 3: Sadelia VS Grimar

 

BATALA 4: Wildsword VS Windaz

 

La ronda comenzara en dos días, allí las 4 batallas se llevarían a cabo, a diferencia de la ronda anterior en había durado más de un día, la ronda 3 se desenvolverá en una sola fecha y según Liha, las otras dos siguiente que le siguen, también se harán todo en una sola.

 

Por golpe de suerte o mera gracia, tampoco nos tocó luchar con alguno de los tres aquelarres principales, pero sin duda, si nuestro equipo llegase a pasar a la siguiente ronda, no tengo duda de confrontaríamos a uno de ellos.

 

—Hmmm… con el aquelarre Wildsword, sí que será algo complicada –Opino Liha.

 

— ¿Son más fuerte que el aquelarre Cognitio? –Pregunte.

 

—Mucho más fuerte, mientras que el aquelarre Cognitio hace uso de artilugios mágicos como su estilo de combate, el aquelarre Wildsword por su parte se centra mayormente en su fortaleza física, inclusos sus poderes mágicos son mayores que los de Valee y las demás.

 

Es cierto, ahora recuerdo, el aquelarre Wildsword, “ella” me lo había descripto en nuestro entrenamiento hace un buen tiempo, sus cualidades físicas sobresalen a comparación de todas las brujas que enfrente hasta ahora.

 

—Solo tenemos que volvernos más fuerte –Dijo Livia dirigiéndose a la puerta.

 

— ¿Vas a entrenar? –Le pregunto Liha.

 

— ¿Hay un lugar ideal para entrenar aquí? –Pregunte de curioso.

 

— ¿No lo sabes aun?, eres un sangre de bruja desinformado –Se mofa Livia de mí.

 

—Sí, el mismo coliseo ofrece un espacio para entrenar –Me contesta Liha.

 

No sabía de ello, pensaba que si se trataba de entrenar, bastaría con ir a un lugar apartado de la ciudad y practicar allí, a Macur lo rodea un bosque, por lo que en lógica seria obvio que ese “lugar apartado” fuera en esa zona boscosa de a su alrededor.

 

Me preguntaba si esta ciudad ofrecía un sitio hecho específicamente para entrenar y veo que esa respuesta misma estaba en el coliseo, no me vendría mal algo de entrenamiento personal con mis armas y algo de practica con mi espada, ¿pero entrenaría allí en privado o con las demás competidoras de la competencia en el lugar también?, seria molesto tener algo de “espectadoras” cerca.

 

Livia se marchó a entrenar y Liha le siguió luego en retirarse de la habitación, aunque como siempre no da pistas o deja en mínimo claro a donde va, quedando solo con Allum también opte por salir afuera, quedan dos días para la siguiente ronda, por ahora creo que iré a la biblioteca para leer un poco más acerca de los tres principales aquelarres.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

De camino a la biblioteca me encontré en la calle a Ermando llevando en sus brazos un ramo con muchas flores, todo parecía normal cuando note unos movimientos sospechosos, venían de dos brujas jóvenes (de entre 20 a 24 de edad), ambas con miradas fija en el chico se acercaban lentamente a él, de antemano era bastante evidente lo que podría ocurrió si ignoraba esto.

 

—No puede ser… ¿es en serio? –Dije en mis pensamientos apretando los puños.

 

—“¿Amo?”.

 

—No te preocupes Allum.

 

Camine rápido hacia Ermando y levante mi mano derecha.

 

— ¡Hey Ermando!, ¿qué tal estas? –Salude a mi buen amigo teniendo su atención.

 

Ambas brujas desviaron sus miradas hacia mí, les devolví la mirada, una llena de disgusto y acompañado del movimiento de mis labios diciéndole “lárguense de aquí o de seguir así pasaran un mal rato”.

 

Se sintieron nerviosas, con su expresión temblorosa en sus frentes y algo de sudor, ellas sabían de inmediato quien era, de lo que era capaz para ser un niño de 10 años, un sangre de bruja, ambas razonaron tras leer el ambiente y se fueron deprisa sin titubear.

 

— ¿¡Rozuel!?, ¡me alegro volverte a ver!, no nos habíamos visto desde que ese día en que los dos terminamos en el cuartel de la Wixau –Dijo Ermando contento del reencuentro.

 

—“También estoy aquí” –Comento el pequeño slime desde mi hombro derecho, lástima que sea el único en oírle

 

—Sí, ese fue un mal día, siento no haberte visitado desde entonces, tenía mucho en que pensar –Dije con cierta pena.

 

—No hace falta que te disculpes, como el primer sangre de bruja que participa en esta competencia, llevas una carga muy grande, ¡escuche que tu equipo gano y avanzo a la ronda 3, eso es genial!.

 

Como era de esperarse, se sobre emocionaba solo por querer conocer los detalles de mi combate, era como un leal fanático.

 

—Por cierto, ¿porque llevas estas flores? –Le pregunte.

 

—Son para un amigo que voy a visitar –Me contesto con un tono algo decaído.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Acompañe a Ermando (con su permiso) con el fin de que llegue a su destino con total seguridad, me alegraba saber que contaba con amigos y en especial un buen amigo al cual sea objeto de llevarle flores, pero esa expresión de alegría que tenía, se vuelve algo funesta cuando descubrí que aquel amigo que visita, se hallaba en un cementerio.

 

Pasando por un portón negro hecho de rocas mármol, dimos con este sitio de descanso, varias lapidas como mausoleos decoraban el lugar, no era de extrañarse que con una ciudad de más de un siglo de existencia, hallan muchas tumbas.

 

—Esta por aquí –Seguí a Ermando.

 

Nos apartamos un poco de las numerosas tumbas, para llegar a un terreno que parecía separarte del resto del cementerio por una débil y agrietado muro de piedra, su entrada por llamarlo de algún modo, era la mitad de una puerta derrumbada, una vez adentro llegamos a un extenso campo verde seco repleta de docenas de lapidas, pero a diferencia de las otras, estas lapidas estaban en su mayoría en mal estado y sucias.

 

— ¿Por qué estas tumbas están apartado del resto del cementerio? –Pregunte en mi cabeza.

 

Ermando guiándose por su orientación especial, se detiene frente de una tumba y sacando una flor del ramo que llevaba la deja sobre la lápida, repite este proceso con otras lapidas y cuando finalmente le quedan las ultimas 7, camina siguiendo un patrón determinado de ruta para dejar todo el ramo con las flores restantes sobre una lápida, a la cual se sienta y pone su mano sobre ella con su cabeza mirando al suelo.

 

—Volví para visitarte nuevamente, Andy… -Dice Ermando.

 

Se podía escuchar su nariz sonar y las lágrimas mojar la venda que cubría sus ciegos ojos, en la tumba ponía solamente “Andy”, podía deducir que se trató de algún sangre de bruja cercano a Ermando.

 

—Debió de ser un gran amigo, Andy debe sentirse afortunado de contar con alguien que le visita –Dije tratando de animarle.

 

—Sí, fue el primer amigo que hice.

 

Lo único que hice fue abrir viejas heridas emocionales, Ermando con sus palabras describió como ambo se conocieron el orfanato, pese a llevarse bien con todos los niños que vivían allí, ellos dos eran los que más tiempo pasaban juntos, casi hasta parecer una relación entre hermanos.

 

—Entonces, un día…

 

Relato que Andy enfermo, su frente ardía en fiebre, su cuerpo se sacudía de dolor y su respiración se agitaba, las pocas brujas amables que tenían consideración por los sangre de bruja trataron de ayudarle con el poco nivel medicinal que disponían con su magia o medios convencionales.

 

Las únicas brujas que podían aportar solución real a la situación eran aquellos que marginaban a los sangre de bruja, una de ellas ofrecía una medicina alquímica para tratar con el mal estado de Andy, sin embargo, su “ayuda” no era gratis, una exagerada suma de dinero que estaba fuera del alcance de la encargada del orfanato era lo necesario para hacerse con el medicinal artículo.

 

—No tienes que seguir, está bien así, Ermando –Le pedí detenerse pues su lagrimas se hacían más notorio cuando profundizaba la historia.

 

—No, no hay nada de malo ocultarlo, Andy habría querido que lo supieras…

 

La bondadosa mujer que cuidaba de los niños, la bruja más apreciada de Macur por los sangre de bruja, al no poder comprar la medicina, trato de crear con su escaso conocimiento de alquimia y los pocos ingredientes que disponía, alguna que lograse curar el deplorable estado de Andy, sin embargo, estos solo aliviaban por un cortísimo tiempo su sufrimiento, eventualmente el cuerpo del sangre de bruja colapso por la enfermedad y murió a la edad de 7 años, fue un golpe duro para todo en el orfanato, pero sobre todo, para Ermando.

 

Guarde un minuto de silencio por respeto a su difunto amigo y mientras lo hacía, eche un vistazo a las demás lapidas cercanas desde donde estaba, todas ellas tenían tallado nombres masculinos, no era una coincidencia, en este lugar parecían estar enterrados solamente hombres, algunas lapidas apenas tenían grabado aparte del nombre, la fecha de nacimiento, pero casi ni una tenia grabado la de sus muertes.

 

El tiempo las había consumido y como no parecía haber nadie para proveer algo de mantenimiento a estas cunas funerarias, era obvio que su condición degenerase a esto.

 

—Tienes muchos conocidos aquí, ¿no? –Pregunte.

 

—No, solo a Andy, desconozco quienes son los demás sangre de bruja enterrados aquí, pero por respeto, dejo flores para algunas tumbas cuando vengo a visitar a mi amigo, no es mucho, pero es todo lo que puedo ofrecer –Respondió Ermando.

 

— ¿Sangre de brujas?, todas las tumbas que están aquí, toda la gente enterrada ¿son sangre de brujas?.

 

—Esta parte del cementerio está para albergar a todo sangre de bruja que fallezca, supongo que no lo sabes.

 

—¿Saber qué?.

 

—Macur tiene por ley obligatoria que los sangre de bruja no puedan ser enterrado en el mismo suelo santo que las brujas, por esa razón existe este lugar.

 

Incluso sus políticas los maginan en post-vida, personas como yo, que solo por haber nacido quienes son, están obligadas con inmisericorde a vivir de esta manera.

 

—Me sorprende que siendo Macur un sitio con muchos habitantes y mucho tiempo existiendo, solo hayan unas cientos de tumbas de sangre de brujas –Comente.

 

—En realidad Roz… hay más sangre de brujas enterrados aquí de lo que puedas imaginar, miles y miles para ser exacto –Me revelo Ermando —Las lapidas que ves, son de aquellos que tuvieron como mínimo la suerte de siquiera poseer una en su entierro, pero aquí hay miles y miles, que estando bajo tierra nunca será recordados, niños, adultos y ancianos, resegados al olvido.

 

Este aquelarre, además de forzar a enterar sus cuerpos lejos de las tumbas de sus brujas, ¿ni siquiera se dignan en ofrecerles al menos una mísera lapida?.

 

—“Pobre gente, me hace sentir… triste” –Comento con tristeza mi pegajoso compañero.

 

Bastante triste, pero es cierto, de mi parte es tonto quejarme como también inútil, se de antemano, que este es el “destino” que quieren dejar en claro este aquelarre y los suyos para los sangre de brujas.

 

—Ermando, por un cierto tiempo, deberías dejar de venir aquí, evitar salir a las calles hasta que las cosas se calmen –Le advertí.

 

—Agradezco tu preocupación Roz, pero estaré bien, he vivido lo suficiente en Macur como para evitar acercarme a los problemas–Me contesta él.

 

—Ermando, siento decirte que aunque intentes alejarte de los problemas, ellos van a llegar a ti lo quieras o no, veras, hoy… casi podrías haber muerto.

 

— ¿Qué?…

 

—No quería decírtelo, pero es necesario que lo sepas, no quiero arrepentirme más tarde por ocultártelo.

 

—No lo entiendo, ¿de que estas hablando?.

 

—Hoy estaba de camino a la biblioteca cuando te vi, pero en eso note que dos brujas se seguían de manera sospechosa, tenían sus ojos puesto en ti, iban a hacerte daño, lo más seguro es que no solo fueran a herirte, sino incluso también a matarte –La explique detalladamente —Quizás no lo sepas, pero aquel día en que terminamos en el cuartel de la Wixau por haber estado en esa escena de asesinato, la bruja que murió allí mismo, era una noble de gran influencia en Macur, una miembro “destacable” perteneciente al Consejo de este aquelarre, tras su muerte, las brujas de esta ciudad han empezado a ponerse más agresiva de lo normal hacia los sangre de bruja, hasta el punto de haber provocado la muerte de algunos, a las autoridades les importa un comino que esto ocurra y ni se molestan en investigar a las responsables de los homicidios, por eso te digo, que evites salir por un buen tiempo, sé que lo que te pido es mucho, pero solo quiero que estés a salvo, como tu amigo, me preocupo.

 

Tras explicarle la situación, Ermando se pone sollozo, pero en este caso lloraba acompañado de una mueca de alegría en sus labios.

 

—Eres una buena persona, Rozuel –Comento él —El aquelarre en donde naciste, las brujas con las que vives, ¿son buena gente?.

 

Era inevitable no recordar los primeros inicios de mi vida en Windaz, el mal tiempo que pase, pero los fragmentos de recuerdos que le siguen, aquellos cálidos momentos y a las personas que conocí, lo compensaban.

 

—Sí, son buena gente.

 

Continuara…

 

EPILOGO:

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Reunidos en la misma casa muy temprano en la mañana, se hallaban dos de las tres brujas de la reunión nocturna, eran las amigas de Amaya quienes se habían juntado, pues una de ellas se enteró por su bruja amiga algo que la restante desconocía.

 

— ¿Por qué me llamaste aquí? –Pregunta la bruja.

 

— ¡Amaya me lo acaba de comunicar!, ¿¡recuerdas que ella se puso en contacto con “La hoja discreta de Astado”!? –Le dice su compañera bruja.

 

—Eso ya lo sé, para mañana estará aquí, ¿no?.

 

—No, ¡esta es la mejor parte!, ¡”él” ya está aquí, llego antes de lo esperado!.

 

— ¿¡En serio!?, ¿¡ya está aquí!?, ¿¡y Amaya te lo dijo!?, ¿dónde está ella ahora?

 

—Digamos que estará en un buen “asiento”, disfrutando del buen desempeño de “La hoja discreta de Astado”.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

En el cementerio de Macur, en el terreno dedicado por ley a enterrar todo sangre de bruja que muera, bajo una tranquila atmosfera de paz yacían Rozuel y su buen amigo Ermando, pero aquella tranquilidad pronto se vería interrumpida.

 

Un individuo se aparece en el lugar, un extraño sujeto vestido con un hábito religioso, caminaba con su cabeza totalmente cubierta al anonimato como que el resto de su cuerpo y sus brazos juntos como la figura clásica del monje, acercándose a paso normal y con calma, hacia los dos únicos jóvenes que estaban allí.

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s