Metalord Revolution Capitulo 70

CAPITULO 70

RONDA 2 “CAPTURA LA ESFERA DE CRISTAL” (Parte 3)

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

A tan casi solo quedar la mitad del tiempo de la ronda, nuestro equipo estaba en fuerte desventaja, ellos nos llevaban tres puntos de diferencia y para empeorar las cosas, Liha fue vencida sin recurrir a su muerte, incapacitada para evitar que “resucite” y dejada totalmente fuera de juego e incluso Allum ya no está.

 

—No te distraigas, Rozuel Drayt –Me advirtió Valee —Te costaría muy caro.

 

Coloca sus manos en su espalda a la altura de la cintura, sujeta algo con fuerza, dos cuchillas habían sido generados por aquel traje mecanizado de golem que traía, acto seguido retira ambos objetos lanzándolo hacia mí, la manera en que giraban hacían ver ese par de cuchillas como letales sierras, podía sentir como emanaba magia en ellas, era evidente que el mana jugaba un rol fundamental en su composición y lanzamiento.

 

Me defiendo con dos disparos de la escopeta a cada una de ellas, logrando no solo repelerlas sino destrozarlas.

 

— ¡Oh, nada mal!, ¿pero esa extraño artefacto tuyo puede seguir dando batalla? –Pregunto con un tono desafiante.

 

Genera más cuchillas de su metálica vestidura mágica, en este caso lanzándome un total de 6 consecutivas, era imposible defenderme con la escopeta dado a que solo le quedaba un cartucho, incluso si estuviese recargado, solo tendría tres disparos y me libraría de tan solo la mitad.

 

— Intense Iron – Modo Knight.

 

Recubriendo todo mi cuerpo por completo con la armadura negra, descomprimí de una canica metálica colocando en el suelo al escudo Barrera Metallix en “Modalidad Cobertura”, algunas de las 6 cuchillas terminan clavadas en ellas, otras tras impactar son repelidas hacia atrás u otra dirección, en cualquier caso fácilmente pudo con todas.

 

Acoplo la escopeta en mi espalda gracias a una fuerza magnética de la armadura y descomprimo otra canica siendo respetivamente la que porta el AK-47, con el escudo haciendo de cobertura, me coloco al extremo de uno de los lados y apunto el arma hacia donde está la bruja enemiga abriendo fuego.

 

Cubre su rostro mientras su traje recibe los impacto, se percibía una barrera de mana colocada en toda su vestidura metálica con la finalidad de aumentar sus defensas, avanza velozmente para cubrirse entre los gruesos arboles de la selva, las balas habían atravesado parte de la barrera y dañado su armadura moderadamente, detengo mis disparos al no tenerla en la mira, aunque ya le quedaban casi nada de balas al cargador.

 

—Seguir peleando con ella es inútil –Pensé enseguida.

 

No tiene sentido seguir confrontándome contra ella, el tiempo no corre a favor mío y solo dos de mi aquelarre se encuentran operativo en este momento, si lo que dijo Valee es cierto, entonces Liha debe seguir allí en alguna parte totalmente paralizada.

 

Si una pequeña vara metálica mágica incrustada en su cuerpo es la causante de dejarla inutilizada, entonces de retirárselo debería volverla a la normalidad, en este momento el plan más lógico es recuperar a Liha y que nuestros números contra el aquelarre enemigo estén balanceados, porque a este paso, ni Livia y yo vamos a poder lograr mucho por nuestra cuenta contra tres y con el tiempo pisándonos los talones.

 

Noto enseguida que algo se acerca del cielo, era una esfera de energía, la misma que golpeo en Allum, concentraba mucho mana y se dirigía hacia mí, desde esa altura no iba a dar contra el escudo, iba a pasar por encima y dar desde donde estaba.

 

—¡Maldición!.

 

Me salgo de mi cobertura portátil sin tener el tiempo necesario para cambiar su modalidad y usar su defensa a mi favor, la esfera impacta explotando fuertemente, aunque la explosión logra alcanzarme me había alejado lo suficiente para hacer del daño lo más leve posible.

 

— ¡Eso no estuvo nada más mal!, Rozuel Drayt, subestime bastante a tu artefacto mágico, no creí que fuera capaz de atravesar las defensas de mi protección blindada y mágica –Comento Valee.

 

— ¡Y aún hay más! –Dije tras sacar otro cargador para el rifle de asalto.

 

—¡No lo vas a hacer!.

 

Estira la palma de su mano derecha y partículas de energía se concentran creando otra de esas esferas suyas rápidamente que lanza hacia mí.

 

— ¿¡Un ataque inmediato concentrado de energía!?.

 

Evadir su ataque hizo que mi mano soltase por accidente el cargador dejándolo atrás, la explosión cercana lo daña, en gran parte yo logro salir de su rango.

 

—He notado que si no “unes” esa pieza en ese artefacto mágico, no recargara la magia que le permite disparar esos mortíferos proyectiles a gran velocidad, al menos es lo que nuestras observaciones concluyen, lo mismo es con aquel otro artefacto de tres pequeños tubos unidos con semejanza a un cañón, cada vez que disparas, necesitar recargar su “magia” y la cantidad de disparos que realiza es igual al número de “pequeños cañones” que posee –Dedujo la bruja.

 

Como era de esperarse de un aquelarre especializado en tecnología y magia, son esplendidas observadoras y de mente aguda, pero ahora tenía otras preocupaciones que centrarme que su peligrosa curiosidad hacia mis creaciones, debo alejarme de ella e ir hacia donde se encuentra Liha.

 

Para cuando corro en dirección hacia donde ella provino y fui testigo de aquella explosión, mi camino es detenido por diversas esferas explosivas suyas de mí persistente rival.

 

—Se lo que planeas, Rozuel Drayt, planeas rescatar a tu compañera Liha Gramwind y de esa manera voltear esta ronda a tu favor –Deduce ella de inmediato.

 

—Tsk… ustedes los genios y sus rápidas deducciones son muy molestos, no deben ser muy buenos organizando fiestas de cumpleaños sorpresas.

 

—Oh, no somos tan aguafiestas, me sorprende que puedas bromear y mantener la calma dado a la situación.

 

Si no estuviera calmado y me dejara llevar por lo nervios o el estrés, solo terminaría entorpeciéndome, debo mantener la calma, concentrarme y pensar sin prisa como salir de esta.

 

—Lo tengo… -Dije en voz baja.

 

—¿Eh?, ¿dijiste algo?.

 

—Sí, que tengo algo para ti.

 

—Hmmm… ¿qué será?.

 

—Un regalo sorpresa con un sabor algo… “acido”.

 

De uno de los bolsillos retiro una canica y la descomprimo rápidamente siendo una granada de ácido, retira el anillo de esta e inicia el conteo de “detonación”, la lanzo hacia mi adversaria quien reacciona rápidamente y se hace para atrás al “denotar” esta, la granada se parte en dos y esparce su corrosivo contenido.

 

Valee logrando impulsarse hacia atrás, evade el ácido de la granada, aunque una pequeña parte logra tocar la pierna izquierda de su vestidura blindada, observa como el poco corrosivo acido que yacía sobre el metal devoraba una buena porción de su pierna, por fortuna para ella no logra atravesar toda la armadura y llegar a su piel.

 

Sin embargo, funciono de acuerdo a mi idea, aquella granada solo era una distracción, para cuando ella centro toda su atención en la granada, yo corrí directo hacia la selva, para cuando centro sus ojos en mí, ya estaba sobre la vegetación dirigiéndome a paso veloz hacia dónde provino aquella explosión y donde seguramente se encontraría Liha.

 

—Solo un poco más… ¿¡que!?

 

Una esfera explosiva impacta a unos centímetros frente de mí, una luz cegadora inunda mi visión y soy empujado por la fuerte onda expansiva hacia atrás a unos míseros metros, cuando recobro la vista y me levanto me doy cuenta de algo, estaba de vuelta en aquel terreno abierto con el lago cerca y el dinosaurio gigante que Allum acabo.

 

— ¡No puede ser!…

 

Me había adentrado muchos metros en la selva y aquella explosión solo empujo a una mísera distancia atrás, ¿¡cómo es posible que haya terminado aquí!?, ¡no tiene el más mínimo sentido!.

 

— ¡No vas a escapar! –Dice mi rival lanzándome más de aquellas esferas de energía explosiva.

 

Realizo un salto bien alto evadiendo de momento sus ataques y pensando en mi siguiente movimiento, no podía contar la Barrera Metallix, no estaba en mis manos y se encontraba incrustada en el suelo y alejado de mí, tampoco podía usar como medio de distracción la Torreta Slime ya que solo funciona si Allum está cerca, y por desgracia no puedo contar con él ahora, usar la granada acida ya no sería una sorpresa para ella, entonces me queda…

 

— ¿Hasta cuanto piensas seguir evadiéndome? –Me pregunta con intención de provocarme a luchar contra ella.

 

Luego de aterrizar tras aquel salto, retiro de uno de mis bolsillos otra canica que corresponde con una granada, sin embargo esta no era una con ácido.

 

— ¿En verdad piensas intentar corroerme de nuevo con eso?, casi función a la primera, será difícil que lo consigas a la segunda –Expreso Valee.

 

Con una mueca rebosante de confianza en mis labios, retiro el anillo de la granada y la arrojo a unos pocos metros cerca de mí, Valee mira confusa ya que no tendría sentido arrojarla a una distancia muy alejada de ella si su contenido era para intentar dañarla, fue entonces que cuando su rostro calmado denoto cierta preocupación, fue que se dio cuenta.

 

La granada “estalla” y libera de su interior un pestilente gas verde que cubre un buen rango alrededor, el espeso de su contenido gaseoso obstruye la visión de la bruja que ni se percata de mi huida en dirección hacia donde podría hallarse Liha, me adentro fácilmente a la selva y corro sin detenerme a buscar a mi compañera “apresada”.

 

En medio de avance otra de esas esferas se aparece a unos leves metros de mi izquierda, explota y desata una luz que ciega mi vista, la fuerte explosión me sacude pero logro resistir sin que me tire al suelo o me haga retroceder, pero al abrir los ojos tras recuperar mi visión, me topo con una inquietante y confusa situación que me hizo detener.

 

Otra vez, había vuelto sin saber cómo a aquel lugar en donde estaba la bruja, frente a mi yacía aquel lago imposible de no reconocer y cerca el cadáver del Tiranosaurio Rex muerto, ¿¡entonces como volví hacia aquí!?.

 

— ¡Esto no tiene sentido! –Dije en voz alta.

 

— ¡Claro que huir no tiene sentido! –Agrega mi rival apuntándome con la palma de su mano derecha.

 

Entonces solo podía deducir lo siguiente, ¿era obra suya?, ¿acaso me atrapo en alguna clase de magia que me impide escapar de ella?, ¿será una habilidad suya o quizás de esa armadura suya?, pero una cosa estaba claro para mí, ella no tenía intención de dejarme ir, con toda obviedad me estaba diciendo “si quieres avanzar, tendrás que vencerme primero”.

 

—No queda de otra…

 

Con el AK-47 en manos intente recargar, pero ella me lo impide lanzándome más de aquellas esferas explosivas, realizo un elevado salto y comienzo a descender en picada hacia ella.

 

— ¡Me lo estás haciendo fácil! –Dijo apuntándome desde donde estaba.

 

Lanzo una esfera con mucha concentración de energía mágica, ella sabía que desde el aire no podría evadirlo, pero mi intención no era hacerlo, así como ella me lanzo algo, yo también lo hice, tome de mi bolsillo otra canica que correspondía a una granada y la lance sin retirar el anillo hacia aquella esfera.

 

La esfera toca la granada y explota destruyéndola, liberando el contenido de su interior sin siquiera usar el mecanismo del artilugio, un fétido gas se esparce que obstruye la visión y nariz de Valee, ella retrocede para salir del rango de aquel apestoso gas, pero sin reacción a tiempo, yo había aterrizado cerca de ella con la escopeta en mis manos en lugar del AK-47 (quien estaba acoplado en mi espalda).

 

Con el arma totalmente recargada, cambie la modalidad de disparo de la escopeta Cerbero a su más letal disparo secundario y a una distancia de tan solo 2 metros, era un tiro acertado con toda seguridad, jale del gatillo y…

 

¡PUUUUUM!

 

Valee solo pudo recurrir a la defensiva, se cubre con sus brazos mientras esparce una fuerte barrera mágica por todo su cuerpo mediante su vestidura metálica, pero “Big Shot” es una bestia sin compasión y de ese tiro hace añicos toda la parte de la cintura hacia arriba, porciones de su carne, tripas e intestinos triturados, el fluir de una inmensa cantidad de sangre y trozos de su blindada protección aquella salen dispersos alrededor, era lo que restaba de la parte superior de su cuerpo.

 

Con un rostro inmerso en la satisfacción, pronto aquel gozo leve de victoria se ve interrumpida ante una desagradable revelación, todo el cadáver de aquella bruja se vuelven restos de mana que desaparecen, normalmente creería que es el típico fenómeno de este sitio desapareciendo los cadáveres como he atestiguado en casos anteriores.

 

Pero no era así, la forma en que desapareció ella fue diferente, pero mi mayor inquietud, ¡fue que percibía la misma presencia de Valee a mis espaldas, cuando se supone que acabo de liquidarle frente a mis ojos!.

 

— ¿A dónde crees que estas disparando? –Dice su arrogante voz.

 

Volteo para encontrarla totalmente intacta, sin el más mínimo rasguño e incluso el daño que había dejado anteriormente en su armadura con mi AK-47 ya no estaba, entonces lo que había disparo en todo este tiempo, lo que había “matado”, ¿¡era una réplica o copia hecha de mana!?.

 

—Demasiado lento.

 

Sin reaccionar a tiempo, la bruja me lanza una veloz bola de energía con sus dos manos juntas, aquella esfera impacta en mi pecho y me arrastra unos pocos metros hacia atrás para consecuentemente explotar.

 

La explosión me lanza al suelo rodando violentamente y provoca un buen daño, mi armadura humeaba, pero no estaba destrozada o con un grado de daño preocupante, había resistido evitando una herida mortal en mi cuerpo, sin embargo, el dolor que sentía era tan fuerte, que me tomo un buen puñado de segundos ponerme de pie y en guardia.

 

—¿Cómo?… ¿¡cómo!?, ¿¡cómo lo hiciste!? –Le pregunte.

 

— ¿Eh?, ¿de qué estás hablando? –Contesta ella haciéndose la confundida.

 

¿Acaso su habilidad también le permite crear copias mágicas de ella sin el menor defecto para detectarla?, entonces quien está frente a mí, ¿es la verdadera u otra replica?, la duda inquietaba sobre si atacarla o no a esta “Valee”.

 

—Ha sido una batalla realmente interesante, ver en acción aquellos inventos de tu creación es más que emocionante, quizás… ¿excitante?, es una lástima que vaya a terminar tan pronto –Comento ella acompañada de un suspiro.

 

— ¿De que estas hablando?, apenas estamos comenzando –Objete por mi parte.

 

—Tu orientación del tiempo es malo, ¿has visto el contador?.

 

Sentía una cierta inquietud en lo más profundo de mi psiquis cuando escuche sus palabras, voltee despacio mi mirada hacia el cielo, hacia aquel contador que resaltaba el tiempo restante de esta ronda y aquella inquietud se volvió una perturbadora emoción como si una pesadilla hecha realidad se materializara ante mis ojos.

 

—No puede ser… ¿¡es imposible que haya pasado tanto tiempo!? –Decía con suma incredulidad.

 

—Pero así es, nos centramos tanto en nuestra lucha, que ambos perdimos la noción del tiempo –Alego Valee.

 

Mi moral decaía, mis ánimos se derrumbaban, me sentía emocionalmente impotente, dejo caer el arma de mis manos, Intense Iron se deshace y caigo de rodillas al suelo con la mirada llena de decepción y derrota.

 

—No puede ser… no puede ser…

 

Era el fin, tan pronto lo vi en el cielo, lo supe al instante, ya todo estaba perdido para nuestro equipo.

 

TIEMPO RESTANTE DE LA RONDA: 6 Minutos – 19 Segundos

 

AQUELARRE WINDAZ: 0 puntos

 

AQUELARRE COGNITIO: 20 puntos

 

—Nosotros… perdimos…

 

Continuara…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s