Metalord Revolution Capitulo 63

CAPITULO 63

LOS AQUELARRES CLASIFICADOS

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Sobre el aire a una altura de 5 metros, con la escopeta en manos, apunte a Geha protegido sobre una invocación suya, con los requisitos necesarios, jale del gatillo del arma y…

 

¡PUUUUUM!

 

El monstruoso “Big Shot” me propulso hacia atrás, el retroceso era más impresionante de lo que pensé, pero la sorpresa más abrumante fue la potencia de su disparo. El cristal por el cual Geha observaba mientras yacía en el interior de su espirano, era fácilmente atravesado, sus barreras mágicas machacados y ella alcanzada por el fuego del arma, atónica a lo que ve, de la perplejidad queda totalmente paralizada y atestigua de primera mano su final en esta competencia.

 

¡BOOM!

 

Los cartuchos especiales utilizada en la escopeta, tenía como efecto extra causar explosión sobre lo que impacta, en resumidas palabras era munición explosiva, lo que permite producir tal reacción era el contenido de su interior, mezclas de ingredientes alquímicos que con la chispa necesaria estas estallan, cuando el cartucho disparado impacta contra un objetivo, se logra esta “chispa” que activa su mecanismo de detonación.

 

Como muchos otros artilugios, este tipo de elemento, son empleados también por aventureros, aunque por supuesto de otra manera, utilizados para ser arrojado en pequeños frascos, la “chispa” en estos casos deben ser aportado por ellos cuando el contenido es liberado sobre algo o alguien, ya sea con magia o algún objeto con fuego a la mano.

 

La magnitud del daño producida por este disparo también supero mis expectativas, más aun empleando munición explosiva, toda la cabeza del inmenso gigante metálico es destrozado, no solo paso la barrera y a su usuaria, sino que siguió su trayectoria y le dejo un segundo agujero, como era de esperarse del “Big Shot”, cuya reputación se ganó al perforarse a quemarropa un tanque de guerra cuyo modelo poseía el blindaje más grueso de su época.

 

La explosión resultante de la munición daño todo el interior y las mismas paredes metálicas de la cabeza del gigante quedo hecho un desastre, por supuesto con la muerte de su usuaria, el espirano gigantesco desaparece por consecuencia.

 

Desciendo aterrizando sin problemas en el momento oportuno, pues el cuerpo empezaba a tomar fatiga de este prolongado combate, llevándome a desinvocar por voluntad Intense Iron de momento.

 

— ¿Me pregunto si habrá quedado algo de ella?.

 

Con todo ese daño, entre recibir de lleno el disparo de tres cartuchos y la explosión de por medio, no me extrañaría que quedaran solo cenizas y estas ya las haya llevado el viento.

 

— ¿Eh?…

 

Escudo un ruido, era de algo liviano que había caído cerca de mí, volteo y al acercarme veo que se trataba de una mano chamuscada, la cual por consiguiente se transforma en partículas de luz despareciendo sin dejas rastro.

 

—Supongo que eso responde a mi pregunta.

 

Recargo la escopeta (con cartuchos de munición normal) y vigilo mis lados, no veía a nadie o sentía la presencia de alguien al lugar, Allum sale de donde estaba en su forma humana trayendo consigo el rifle Mosin-Nagant.

 

— ¿Ganamos?, ¿amo? –Pregunto él.

 

—Sí, de momento ganamos… un buen respiro –Dije recostando de espalda sobre una roca

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Un buen par de minutos habían pasado, nadie nos ha atacado, ¿podría deberse a que ya no quedaban competidores?, no, deben de haberlo aún, de otro modo no seguiría aquí.

 

— ¡Amo! –Pronuncio Allum con un rostro atento.

 

Tanto él sintió lo mismo que yo, eran dos presencias juntas acercándose hacia aquí, me situé sobre una roca lo suficiente grande para ocultarme, para esperar a que se acerquen lo suficiente y tomarles por sorpresa, Allum por su parte pensaba hacer lo mismo asaltándolas desde el aire con su brazo cuchilla.

 

Estaban a tan solo 5 metros, si el ataque sorpresa falla, tendré que equiparme Intense Iron y prepararme para lo peor. ¡Era el momento, estaban casi sobre mí, era ahora o nunca!, salí rápidamente de mi cobertura y apunte con la escopeta a las dos brujas poniendo mi dedo en el gatillo.

 

— ¡Espera Roz! –Reconocí esa voz al instante.

 

En solo unos microsegundos pude reaccionar a tiempo para evitar ejercer presión sobre el gatillo, mirando con más atención, las dos brujas a las que casi disparo, resultaban ser Liha y Livia.

 

Liha se veía algo asombrada, acompañado de una mueca alegre con algo de sudor en el rostro y sus manos las tenía en alto, Livia por su parte me apuntaba con su arco con una feroz mirada.

 

—Casi… -Dije retirando el arma de sus caras.

 

— ¿Qué fue eso?, eres un sangre de bruja traidor –Se mofa Livia de mi dejándome de apuntar con su arco.

 

—Si ese fuera el caso, habría disparado sin dudar –Opine enseguida.

 

—Y yo atravesado tu corazón con mi flecha –Añadió Livia por su parte.

 

—Y mi compañero, quizás te habría rebanado para rematar –Señale con el pulgar arriba de la roca en el que me ocultaba.

 

En dicha roca se encontraba Allum, mirando fijamente a Livia, con una inexpresiva mirada carente de emoción y conservando aun su brazo en forma de cuchilla, la bruja parecía sentir cierta intimides por el slime en su forma humana.

 

—Estamos reunidos, ¿ahora qué? –Consulto Livia.

 

—Hmmm… ¿cuantas brujas han eliminado ustedes dos de la competencia? –Pregunto la Gramwind.

 

—No lo sé, diría que cerca de la suma de 3 aquelarres –Conteste yo.

 

—En ese caso yo elimine la suma de 2 aquelarres –Respondió Livia.

 

— ¿Qué hay de ti? –Le pregunte a la bruja de cabellera naranja.

 

—Hmmm… no sabría responder con exactitud, si la suma de 5 o 6 aquelarres.

 

Diciéndolo tan relajada y sonriente, no sería una mentira, tomando en cuenta que contaba con la maldición incura del linaje Gramwind que llevan como habilidad hereditaria y sumándole sus propias habilidades naturales, esta bruja debe guardarse muchos trucos bajo la manga.

 

Livia inmediatamente avista algo acercándose en el cielo, todos enfocamos la vista en dicha dirección y percibimos visualmente a una bruja sobrevolar a gran altura, lograba tal proeza montado sobre un espíritu familiar resultando ser una especie de mantarraya azulado.

 

—Vaya, que osada, pero moviéndose con esa velocidad tan baja y en pleno aire lo deja con tantas aberturas –Comento Liha.

 

—Yo me encargo –Manifestó Livia apuntándole con el arco.

 

Tomo una flecha de su carcaj y colocándola en su arma predilecta dispara el proyectil envuelto en su mana para potenciarlo, la bruja avistando la flecha hace que su espirano se desvíe a la izquierda para evadirlo, pero dicho proyectil por cuenta propia se desvía por la misma ruta como si estuviese imbuido con un encantamiento para perseguir a su objetivo hasta el final.

 

Sin tiempo para reaccionar ante tal sorpresa, el espirano de la bruja recibe el flechazo atravesándole su cabeza, no había sangre, en su lugar los espíritus familiares “sangraban” perdiendo porciones de energía blanquecino dependiendo de la magnitud de la herida, su interior era en esencia energía espiritual en lugar de carne y tejido.

 

Al haber recibido un daño serio, el espirano de la bruja comienza a perder el equilibrio y eventualmente desaparece, su usuaria empieza a caer bruscamente hacia el suelo, la bruja piensa rápido y fortalece su cuerpo acompañándolo con barreras de energía.

 

Al haber aterrizado, los tres caminamos en dirección hacia donde ella cayó, nos encontramos en brevedad de frente con la bruja quien para su fortuna había logrado sobrevivir al impacto, sin embargo eso dejo sus piernas y brazos muy debilitados como herido, al voltear su vista y tenernos a los tres tan de cerca, no puede evitar sentirse intimidada como asustada.

 

—Las reglas dicen que esta ronda solo podrá ganarse cuando quede un aquelarre en pie, ¿están pensando lo mismo que yo? –Nos preguntó la Gramwind.

 

Livia creo una flecha con su energía mágica y le apunto con su arco, yo en cambio tome la escopeta y la tuve en la mira, Liha por su parte creo una pequeña bola de aire en una de sus manos que adopto de inmediato la forma de una cuchilla curvada flotante semejante a una hoz.

 

Fue al mismo tiempo que entre un flechazo, un escopetazo y una cortante cuchilla de viento maldito, la bruja rival fue abatida sin misericordia y eliminada de la competencia.

 

Sorpresivamente una luz nos absorbió a los cuatros, enviándonos por un túnel de energía del cual flotábamos y nos transportó de vuelta al coliseo (con Allum en su forma de slime y sobre mi hombro), estábamos situado encima de la plataforma, con ver que arriba sobre nosotros se encontraba aquella gigante bola de cristal flotante, el “Magnus Kali”, habíamos comprendimos que esta ronda la habíamos ganado.

 

Habían otros cuatro grupos de aquelarres sobre la plataforma también, pero incluso fuera de la plataforma también se encontraban otras brujas, en mayor número, de hecho, eran bastantes aquelarres lo que estaban afuera, fue entonces que deduje, aquellos que seguían sobre la plataforma eran los que habían ganado y aquellos que no, tuvieron la desgracia de perder.

 

Note por curiosidad a cierto rostro conocido en uno de los aquelarres de mí alrededor que habían ganado, era la bruja con heterocromía, la que tenía mi misma edad y su brazo derecho yacía envuelto una larga cinta blanca, ¿también era una participante?, sus compañeras se mostraban 5 a 6 años mayores que ella.

 

El “Magnus Kali”, aquella enorme bola de cristal levitante, no solo servía como medio para generar los “escenarios” de la ronda, sino que además incluso desde su cristalizada estructura se podían observar como si fuera un televisor de alta resolución, los combates que se llevaban a cabo en las diversas “zonas”.

 

—Es como el HD pero visto desde una bola de cristal –Argumente a modo de broma en mis pensamientos en referencia a la vista en el Magnus Kali sobre las demás luchas.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Liha nos dijo que debíamos quedarnos quieto y esperar, pues la ronda acabaría cuando el resto de las “zonas” finalizasen con un aquelarre en pie, con el pasar del tiempo más brujas aparecían fuera de la plataforma y en eventual otras sobre dicha estructura, hasta que finalmente el último grupo concluyo, en total 16 aquelarres eran los que habían ganado.

 

— ¡He aquí a los aquelarres que se han hecho con la victoria y el derecho de avanzar hacia la cima, felicidades, con sus fuerzas han demostrado ser aptas para los desafíos que se avecinan! –Fue el discurso que Carina Svensdotter brindo todos los ganadores de la ronda.

 

Por supuesto no podía faltar el clamor de la gente, de todos los espectadores que observaban con pasión y admiración cada lucha llevado a cabo, sus elogios se lo dedicaron tanto a aquellos que ganaron como a los que lo intentaron.

 

Esta primera ronda era una prueba de clasificación, ahora tenía sentido, cualquier aquelarre podía participar en la competencia mientras cumpliera los requisitos para su “ingreso”, sin embargo es la primera ronda la que decide realmente que aquelarres participaran, habiéndose decidido entre decenas y decenas, solo 16 fueron los elegidos.

 

Con un breve pero emotivo discurso de aliento para los participantes que no lograron pasar, la Eldar del aquelarre Wicau da por finalizado el evento de este día, mañana anunciarían por medio de mensajeros a cada grupo participante y avisos en las calles de Macur, el orden de los siguiente enfrentamientos, que aquelarre lucharía contra quien, las futuras rondas serian de uno contra uno.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Ignorando las hostiles miradas de las participantes que no habían logrado ganar y las brujas ajenas a la competencia, me sorprendí al descubrir una cosa, toda la munición que emplee en la primera ronda, seguía en mi inventario, es decir, no fue consumida realmente, es como si el Magnus Kali replicase todo lo que usemos en la ronda sin temor a perderlo, eso era bastante ventajoso, de esa manera me ahorraba el tener que reponer.

 

— ¡Hey, sangre de bruja! –Soy llamado por alguien.

 

Al darme vuelta, me percato que se trataba de Geha Guilbluez, estaba junta a sus dos compañeras del aquelarre, se mostraba con una mirada algo desconcertante, poco a poco se acerca hacia mí y al tenerla bastante cerca, su expresión cambia rápidamente por una amistosa.

 

— ¡Ha sido un combate fabuloso!, eres muy fuerte, sangre de bruja –Me felicita chocando su palma sobre mi hombro con cierta fuerza.

 

No está molesta, eso me ahorraba problemas, estaba cerca de desenfundar un arma, Allum de ponerse hostil estando sobre mi espalda y Livia de sacar una flecha de su carcaj, la única que se mostró calmada en todo momento, como era de esperarse, se trataba de Liha.

 

— En serio, la palabra “sangre de bruja” está bastante gastado, agradecería que me llamasen por mi nombre, o hasta incluso por “Oye” o “Tú” –Le dije a la bruja del monóculo.

 

Sus compañeras parecían sentir mis palabras como una falta de respeto pues reaccionaron molestas, por supuesto no respondieron a mi “insulto” dado a que antes de que pudiesen decir algo o hacer algo al respeto, Geha levanta la mano en señal de “alto” sobre ellas deteniéndolas al instante y cesando en ambas toda expresión de hostilidad.

 

—Lo sé… ¡bien luchado, Rozuel Drayt! -Soy nuevamente elogiado por Geha, quien acompaña sus amables palabras junto al gesto de chocar los puños.

 

Respondo a sus intenciones y choco mi puño contra el suyo con suma confianza, volviéndose la pesada atmosfera que suelo percibir entre tantas brujas desconocidas, un momento agradable y regocijante.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Decidimos volver de regreso a la posada, la fatiga acumulada de la lucha llevada a cabo en el Magnus Kali resultaba ser tan real como el dolor mismo que se percibía allí, supongo que olvidaron mencionar ese detalle.

 

En el camino nos topamos en medio de la calle con el amontonamiento de mucha gente (casi todas mujeres) apostando todos los presentes sus miradas en un callejón, la curiosidad nos invitó a nosotros y mientras caminábamos entre las numerosas personas, variados comentarios se oían desde “Lo volvió a hacer”, “¿Quién haría algo tan ruin?” o “Esto es algo atroz”.

 

Al pasar entre tanta muchedumbre habíamos dado con la razón que llamaba la atención de todos, en el callejón se encontraba un cadáver, el cuerpo sin vida de una bruja decapitada cuyo pecho había sido profundamente abierto de un corte fino digno de un carnicero.

 

Al lado del cadáver, sobre la pared había un mensaje escrito con la sangre de la víctima, con tétricas letras ponía; “Desde el infierno… Jack los saluda”.

 

Continuara…

 

 

EPILOGO 1:

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona…

 

Minutos después de finalizar la primera ronda y el evento de este día, una de las 7 Eldar presente se levanta para retirarse.

 

—Siento que su aquelarre no haya podido clasificar para la siguiente ronda –Manifiesta con respeto Carina la Eldar de Wicau —Sin embargo, eso no quiere decir que el aquelarre Belganes no haya luchado con gran intensidad, sus chicas son fuertes brujas, Eldar Mabel Reenalgo.

 

Carina se dirigía a una mujer en sus cincuentas, de corta cabellera color negro, sus rasgos más distintivos era el monóculo de su ojo derecho y el par de pulseras de metal que tenía sobre sus muñecas, se trataba de la Eldar del aquelarre Belganes.

 

—Puede que mi aquelarre no haya clasificado para la siguiente ronda, pero estaré presente para ver los próximos combates –Argumento la Eldar Mabel.

 

—Oh, ¿qué habrá traído tanto su atención para seguir de espectadora pese a que su aquelarre no haya ganado?.

 

—Jejeje, la respuesta es obvia, tengo interés en ver con mis ojos hasta donde es capaz de llegar con sus propias fuerzas.

 

—Hmmm… ¿me pregunto de quién podría estar hablando?.

 

—Ambas lo sabemos, mi estimada Eldar Carina –Se retira la Eldar Mabel con una satisfactoria mueca en su rostro.

 

Continuara…

 

EPILOGO 2: Aquelarres clasificados

 

ZONA 1: Aquelarre Lathia

 

ZONA 2: Aquelarre Wicau

 

ZONA 3: Aquelarre Walgis

 

ZONA 4: Aquelarre Osgaria

 

ZONA 5: Aquelarre Wildsword

 

ZONA 6: Aquelarre Sadelia

 

ZONA 7: Aquelarre Grimar

 

ZONA 8: Aquelarre Zadas

 

ZONA 9: Aquelarre Yammes

 

ZONA 10: Aquelarre Windaz

 

ZONA 11: Aquelarre Imbalc

 

ZONA 12: Aquelarre Theoz

 

ZONA 13: Aquelarre Sadath

 

ZONA 14: Aquelarre Walorth

 

ZONA 15: Aquelarre Wingvoz

 

ZONA 16: Aquelarre Cognitio

 

 


 

 

Ha pasado un tiempo desde el ultimo capitulo que publique, bueno todo se debe a que he estado para empezar como dos semanas sin internet (mi router se quemó y se tardaron bastante lo del servicio de internet en decírmelo), por no mencionar que el nuevo router está dando problema y el internet viene y va (estando más tiempo desconectado), vinieron a chequear, hicieron todo lo posible y no hay solución para volverlo lo mejor estable.

Todo este dilema ocurrió por un transformador que cayo y fue reemplazado por el servicio encargado del tema, aquí hay un trasfondo largo de historia, pero resumiré la situación, mi internet de Wi-FI es inestable, la solución, optar por una conexión directa, en mi hogar hay dos PC, la de mi hermano y el mío. El equipo de internet está conectado en la PC de mi hermano, de allí está el router y donde sale el internet Wi-Fi, dado que el router ya está fallando (no el aparato en sí, sino el Wi-Fi en sí), deben colocarme una conexión propia para brindarme internet con conexión directa, sin embargo, el ingeniero (persona a cargo de instalar dichos aparatos en la compañía que me brinda internet) se encuentra de vacaciones y no volverá hasta la semana entrante (se desconoce de qué día).

No se dé como, pero aprovecho ahora que el internet esta algo “estable” para publicar este capítulo y así no dejar abandonado la historia, de ser posible, para la siguiente semana, todo volverá a la normalidad, saludos y feliz año nuevo pese a que lo digo con tardía (dado que mi problema de internet surgió 1 semana antes de navidad).

Un pensamiento en “Metalord Revolution Capitulo 63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s