GDW: 46-47


Capítulo 46: Momento al Tocar (la Puerta)

Después de descansar durante más de dos horas, el equipo de Yue Zhong, una vez más se dirigieron hacia la carretera de Xing Ning.

Una vez en Xing Ning, los cuatro se encargaron rápidamente de los Zombis que encontraron, limpiando toda a su paso.

Yue Zhong, Blancos Huesos, Chi Yang y Ji Qing Wu, ninguno era débil. Después de mucho tiempo, los cuatro lograron limpiar de Zombis de la carretera Xing Ning.

Después de que se mataran a los Zombis en Xing Ning, sólo habían unos Zombis que quedaban dispersos por la zona. La mayoría de los Zombis estaban atrapados en las viviendas, oficinas y tiendas.

Después de haber matado a más de 200 Zombis, Ji Qing Wu y Chi Yang estaban extremadamente cansados ​​y ya no podían luchar. Yue Zhong no los obligó a más y volvieron al refugio.

Yue estaba acostado en la parte superior de la cama por el cuarto día, cuando de repente la red eléctrica de la ciudad de Lei Jiang dejó de funcionar. La electricidad en los edificios de los apartamentos se interrumpió por completo. Por la tarde, tuvieron que retirarse en el apartamento. 
[Nota del traductor: Están hablando de los 4 días en los que se estaban recuperando, no 4 días después de que acabaran de matar a cientos de Zombis]

De vuelta en casa, después de la cena, Yue Zhong se sentó en el sofá y en silencio miraba el Libro de Habilidad en su mano.
“Habilidad de Nivel 1: Golpe Crítico

Después de usar la Habilidad, 7 Puntos de Aguante serán consumidos, el siguiente ataque tendrá el doble de potencia destructiva (los daños al arma no se consideran).”

Yue miró el Libro de Habilidad: Golpe Crítico, y ligeramente frunció el ceño. El poder de la Habilidad es buena, pero en comparación con Habilidades de segundo y tercer nivel, era mucho peor. Siete puntos de consumo de energía eran demasiado, Yue Zhong tampoco podía permitirse el lujo de ser dilapidado. Esta Habilidad era de poco valor para Yue, que tenía la Pistola: Aguijón.
[Dilapidado: significa gastar  de  modo  irracional  los  bienes.]

“¿Hay alguien aquí? ¡Te lo ruego, por favor, abre la puerta!”, Acompañado por el sonido de los golpes en la puerta, se oyó la voz de una mujer suplicando.

Chen Yao dio un vistazo a Yue Zhong, en busca de su opinión.

En este momento con la fuerza de combate en el grupo presente, también con armas de fuego a la mano, entre el edificio de apartamentos, no había ninguna amenaza para ellos.

Al ver que Yue asintió, Chen Yao fue a la puerta y miró por la mirilla.

A través de la mirilla, Chen Yao vio claramente que fuera de la puerta, estaba una mujer joven regordeta y recatada de pie al lado de un niño de 11 años.

“¡Una mujer y un niño pequeño!” Antes de abrir la puerta, Chen Yao reporto la situación a Yue Zhong… Después de ser atacado por la turba de matones, Chen Yao ahora era más precavida.
Yue Zhong frunció el ceño, pensando por un momento y poco a poco, dijo: ” Que entren.”
Chen Yao abrió la puerta…
“Hola señorita. Mi nombre es Zhao Li, ¿Nos pueden dar para comer? ¡No hemos comido durante dos días! “Zhao Li agarró la mano de Chen Yao y de manera avergonzada le suplicaba.

En este punto, Wang Fang que mordía una galleta, se acercó. Era curiosa al ver a Zhao Li y a su hijo.

“¡Mamá tengo hambre! ¡Quiero comer galletas! ¡Quiero comer galletas!” Los ojos del niño se iluminaron cuando vio la galleta en la mano de Wang Fang y gritaba ruidosamente, mientras  agarraba el vestido de Zhao Li.

Los ojos de Zhao Li estaban de color rojo, con lágrimas corriendo por su rostro, sacó un fajo de billetes y se lo entregó a Chen Yao: “Señorita, por favor. Danos algo para comer. No lo estoy pidiendo a cambio de nada, aquí tengo   10.000 Yuan para usted. Por favor, danos algo de comer, o de lo contrario vamos a morir de hambre.”

[Nota del traductor: Yuan es el nombre de la moneda china, si usted no lo sabía. 1 US   =   6.21 Yuan actualmente. Por lo que  10.000 Yuan equivalen a   1611 EE.UU.]

Al ver los 10.000 Yuan en la mano de Zhao Li, los ojos de Wang Fang se iluminaron. Ella venía de una familia normal y rara vez había visto un paquete de   10.000 yuanes.

Chen Yao, después de todo, seguía siendo una chica amable, incluso después del acontecimiento con los matones. Ella todavía no era capaz de deshacerse de su bondad: “Hermana, usted no tiene que hacer eso. Espere un poco, voy a conseguir algo de comer.”

Chen Yao fue detenida por Wang Fang y con una cara seria, dijo: “¡Espera un minuto! Chen Yao, no tenemos mucha comida, ¿Cómo puedes simplemente dárselos a los demás?”

En el apartamento de Chen Yao, había tres habitaciones. Había más de una docena de personas en dos de las habitaciones. El consumo de alimentos para una docena de personas no era pequeña. Especialmente para Yue Zhong, Ji Qing Wu y Chi Yang, cuyo cuerpo mejoraba, consumiendo una gran cantidad de alimentos. Durante estos doce días, los suministros que reunieron a partir de los dos pequeños supermercados fueron casi agotados. Con este consumo sin restricciones de suministros, en el mejor de los casos sólo podrían mantenerlos durante cinco o seis días.

Al conocer la noticia, los demás se reunieron en la sala.

Los ojos de Chen Yao estaban rojos de ira hacia Wang Fang y dijo: “Wang Fang, ¿Cómo puede decir eso? ¡Son madre e hijo que han tenido hambre durante dos días! No me diga que usted quiere que mueran.”

Wang Fang con severidad dijo: “Es sólo su historia Chen Yao, todos estos suministros son difíciles de conseguir. Estabas a punto de darles comida sin el consentimiento de todos. Usted sabe que nuestras reservas de alimentos, a lo sumo, sólo tendremos suficiente para cinco días. Eres una buena persona al regalar comida a otros, ¿Quieres que nos muramos de hambre?” 

Al escuchar las palabras de Wang Fang, Chen Yao y el resto de las chicas que iban a ayudar, todas cerraron sus bocas. Tenían miedo de que si la comida se agotaba, en ese momento, ellos no sabrían qué hacer. En el fondo, no están dispuestos a alimentar a otros, pero decir que no como Wang Fang causaría que en su conciencia se sientan culpables. Por lo que sólo podían estar en silencio. El mundo no había cambiado por mucho tiempo y no habían pasado por demasiado sufrimiento, por lo que su conciencia no había desaparecido.

Al ver a las otras chicas que estaban en silencio, los ojos de Zhao Li se llenaron de miedo. Su ella y su hijo habían pasado hambre durante dos días hasta el punto del agotamiento. De lo contrario, no se atrevería a sacar al niño de la seguridad de su sala.

En este punto, Yue Zhong llegó con dos bolsas de fideos instantáneos y bajo la mirada de todos, dijo: “Para usted. Ahora debe regresar.”

Al ver a Yue Zhong, Wang Fang no se atrevió a decir nada más. Ella era una persona muy sabia y no quería ser expulsada del equipo por Yue Zhong.

Zhao Li tomó las dos bolsas de fideos instantáneos, con los ojos llenos de lágrimas, constantemente hablaba palabras de agradecimiento: “¡¡Gracias!! ¡¡Gracias!! ¡¡Gracias!!, ¡¡Usted es una buena persona!!”
El niño también dijo: “Gracias Hermano Mayor”

Con los dos paquetes de fideos instantáneos para comer, les permitiría vivir un poco más.

El niño de 11 años levantó la vista hacia Yue Zhong y con una voz joven dijo su agradecimiento de nuevo: “¡¡Gracias hermano!!”

Después de decir sus agradecimientos, Zhao Li tomó el paquete de   10.000 yuanes y se lo puso en las manos de Chen Yao, a continuación, tomó a su hijo y rápidamente se dirigió hacia las escaleras.

Al ver que Zhao Li actuó de esa manera, las chicas en la habitación estaban pensativas. Bajo la protección de Yue Zhong, Ji Qing Wu y Chi Yang, habían sido bien alimentadas en los últimos días. Al ver a Zhao Li rogando y llorando por dos bolsas de fideos instantáneos, dejó un tremendo impacto en sus mentes.

Capítulo 47: La incineración
Chen Yao tomó el paquete de dinero y le preguntó a Yue Zhong: “¿Qué  hacemos con el dinero?” Su pedigrí fue excelente;    10.000 Yuan no eran mucho en sus ojos.

Yue Zhong, sin mirar, dijo: “Lo que sea, el que quiera puede tenerlo.”

Ahora que el mundo ha cambiado, incluso si usted tiene dinero, no puede ser utilizado para comprar cualquier cosa. Incluso no se podría utilizar como papel higiénico, Yue Zhong se quejaba de que el dinero era demasiado áspero. Ahora sólo es papel.

Pero Wang Fang rápidamente dijo: “¡Lo quiero! ¡Dámelo!”

Chen Yao observo a Wang Fang, luego arrojó el paquete de dinero a ella.

Wang Fang miró a todos, y en su mente se burló: “Un montón de tontos. El gobierno ha establecido un enclave de sobrevivientes; usted sabrá el dolor de no tener dinero cuando llegue allí.”
El dinero representaba la confiabilidad del gobierno. Si no hay gobierno, entonces el Yuan es equivalente al papel sin valor. Con la existencia del gobierno, el Yuan aun servía y todavía tenía el poder de compra. ¿Cuánto vale la pena? Sin embargo, esa es la cuestión.

Ji Qing Wu fue hacia Yue Zhong y le preguntó: “No tenemos suficientes suministros de alimentos. ¿Cuándo vamos a buscar más?”

Yue Zhong sin vacilar dijo: “¡Mañana!”

A la mañana siguiente, Yue Zhong convocó a todos en el apartamento.

Zhang Li, Lin Qi, y Su Ru Xue fueron dejados atrás para proteger el refugio, mientras que Yue Zhong llevó a los otros a los dos camiones Dong Feng y se fue.

“¡Ya están saliendo!” En el 6º piso, Zhao Li miró por la ventana, mirando con envidia como Yue Zhong y su equipo salían en el camión Dong Feng. Ella no tenía la capacidad de salir y reunir suministros con los otros.

Con el uso de los dos camiones Dong Feng, Yue Zhong elimino a los Zombis en torno a dos tiendas de alimentos cerca. Después de cargar todos los suministros comestibles, volvieron a casa.

Esta vez, nadie se quejó. Además de Chen Yao, Lu Wen, y Ji Qing Wu, todas las chicas estaban involucrados en el manejo de los materiales. En comparación con Zhao Li, que era muy afortunada de no tener que preocuparse por la comida.
De vuelta en casa, las chicas movían los suministros a la vivienda. Yue Zhong mató a cualquier Zombi que interfería, pero por lo demás no ayudó a las niñas con su trabajo.

Estas chicas tenían miedo de los Zombis y el combate, Yue Zhong también no tenía suficiente munición para convertirlos en tiradores. Su única función en este momento era transportar suministros.

Después de que terminaron, Yue Zhong tomó a Chen Yao, Lu Wen, Wang Shuang Ji Qing,  Wu y Chi Yang en los dos camiones Dong Feng y se fue.

Los llevo a una gasolinera para llenar a los dos camiones con contenedores con todo tipo de gasolina y diésel. Incluso llenaron botellas de agua y los cargaban en los vehículos.

Ji Qing Wu miró el extraño comportamiento de Yue Zhong, frunció el ceño y preguntó: “¿Qué estás planeando?”

Yue Zhong con una voz profunda, dijo: “Voy a matar a los dos Cazadores  hoy…..”

“¡¡¿Por qué?!! Nuestros niveles siguen siendo demasiado bajos, la lucha contra los dos Cazadores va a ser muy peligroso.”, Argumentó Ji Qing Wu. Después de la batalla de ayer, también había avanzado hasta el nivel 8, pero ella entendía lo aterrador que eran los dos Cazadores. Incluso si ella fuera a utilizar su Habilidad de Movimiento, todavía sería más lenta que ellos.

Yue Zhong poco a poco, dijo: “Los Zombis están evolucionando muy rápidamente. La ciudad será un lugar más peligroso, por lo que tenemos que salir tan pronto como sea posible. Incluso un minuto antes sería mejor.”
Yue Zhong y su equipo fueron capaces de matar a un enjambre de Zombis, sólo porque habían nivelado muchas veces y por lo tanto, se fortalecieron. Su poder estaba muy encima de los Zombis normales, pero Yue Zhong, que había estado observando a los Zombis, era capaz de ver claramente que estaban en constante evolución. El mundo había cambiado en menos de un mes, pero los Zombis ya se han convertido en Zombis S1, Zombis L1, e incluso evolucionaron a terribles Cazadores.

Si se quedaban en la Ciudad Lei Jiang, en términos de 100.000 Zombis, incluso si un Zombi desarrollaba la capacidad de ordenar a los otros Zombis, todos ellos morirían sin tener un lugar para ser enterrados.

Además, la búsqueda para la misión del Pueblo de Novatos era muy tentador. Él quería obtener las recompensas primero y luego evacuar inmediatamente.

Chi Yang, que era una persona de pocas palabras, se acercó y dijo: “Estoy de acuerdo con Yue. Aún estamos a salvo porque los Zombis aún no han evolucionado. Una vez que aparezcan Zombis inteligentes, vamos a ser los primeros en ser eliminados debido a nuestra matanza por los de su clase.”

Ji Qing Wu frunció el ceño y pensó por un momento y luego dijo: Yue…”¡Está bien! Háblame de tu plan.”

El camión Dong Feng condujo cerca de Puente Lei Jiang, y los sonidos crepitantes del camión atrajo a los dos Cazadores. Los dos Cazadores eran como guepardos, lanzándose hacia ellos.

Como los dos Cazadores se movieron, el camión también comenzó a retirarse.

Yue Zhong se sentó allí, en silencio mirando la situación.
Observó que los dos Cazadores no se quedaron en el puente, pero después de salir corriendo por unos 500 metros, regresaron a su puesto. En comparación con la persecución de los enemigos, parece que vigilar la puerta era más importante.

Yue Zhong noto que los dos Cazadores se dieron  vuelta y de inmediato dijo: “Vuelve.”

Wang Shuang una vez más condujo el camión Dong Feng cerca de Puente Lei Jiang.

Al ver el camión de regreso, los dos Cazadores se precipitaron hacia ellos una vez más.

“¡Marcha atrás!”

Yue Zhong, Ji Qing Wu y Chi Yang tomaron los contenedores cargados de gasolina y diesel y locamente los derramaron en el camino. Lu Wen y Chen Yao también estaban lanzando las botellas llenas de gasolina y diesel por la parte trasera del camión.

El camión Dong Feng conducido por Wang Shuang, a continuación, comenzó a retirarse.

Esta vez bajo el mando de Yue Zhong, el camión se puso muy cerca del puente, por lo que los dos Cazadores se precipitaban rápidamente acercándose a ellos.

Después de ver que los dos Cazadores habían cubierto la distancia de 200 metros,                Yue Zhong inmediatamente encendió una antorcha casera y la arrojó a ellos.

La antorcha cayó en el suelo empapado de gasolina, e inmediatamente empezó a arder.

Las llamas quemaron a lo largo de la carretera y rápidamente alcanzaron a los dos Cazadores. Los Cazadores con la gasolina y el diesel en sus extremidades fueron engullidos por las llamas.

En medio del fuego, una de las botellas llenas de gasolina y diesel explotó, soplando humo espeso en el cielo.

“¿Están muertos?” Yue Zhong se quedó mirando las llamas y espero hasta que los dos Cazadores sean incinerados.*
[R: Que cabron… por eso soy su fan dx.]

Un pensamiento en “GDW: 46-47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s