Metalord Revolution Capitulo 60

CAPITULO 60

RONDA 1 “DEATHMATCH” (Parte 1)

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Liha logro con su elocuencia que mi ingreso a la competencia más importante para las brujas fuera posible, ahora se acerca el primer round de este evento, no cabría la duda de que tuviera que pelear, eso claro había quedado, la cuestión es, ¿con quién será en la primera ocasión?.

— ¡Entonces procederé a explicar las reglas de la primera ronda de la competencia! –Manifestó la Eldar Carina.

La gigantesca bola de cristal tras su declaración empezó a manifestar una cierta cantidad de mana en su interior.

— ¡El “Magnus Kali”!, ¡la poderosa esfera de cristal heredara de nuestros antepasados!, ¡hoy hace uso de sus poderes para proclamar “vida” y “muerte” en esta competencia”!.

Tenía una mala sensación cuando dijo esas dos palabras, ¿será una lucha a muerte?, de ser así, no deberé escatimar mis recursos.

— ¡La primera ronda “Batalla real” dará inicio!, ¡las reglas serán las siguientes!, ¡cada aquelarre será absorbido por el Magnus Kali y transportado a una zona específica en donde junto a sus compañeras deberían luchar contra otros aquelarre para ser los últimos en pie!, ¡diversas zonas se crearan y cada una albergara por separado un número estimado de aquelarres en total!, ¡para que un aquelarre gane, debe eliminar a las demás competidoras que se hallen en su zona, aun si sus propias compañeras son eliminadas, con tal de que quede una sola del grupo y logre vencer al resto, su aquelarre habrá ganado! –Explicaba la Eldar Carina.

Ya veo, eso quiere decir a modo de un ejemplo que se podrían crear 10 zonas en total y cada una albergaría unos 20 aquelarres, lo que sería un combate mortal entre 20 equipos, eso conllevaría sin duda a una encarnizada lucha hasta la muerta, si me cargo a tantas, ¿cuál es la repercusión de las brujas de a mi alrededor?, tenía una certeza, no será nada gratificante.

— ¡Oh, olvide mencionar un detalle!, ¡no teman luchar con todas sus fuerza e incluso si deben ir a matar!, ¡sin importar la manera en que sean “asesinados” las competidoras dentro del Magnus Kali, estos no morirán realmente! —Explico la Eldar — ¡Cuando alguien “muera” dentro de una zona, será eventualmente expulsado del Magnus Kali hacia afuera!, ¡podríamos decir que el interior del Magnus Kali no se considera un sitio “real”, su cuerpo y alma serán absorbido hacia adentro al iniciar la ronda, pero al “morir” volverán sanos y salvo hacia afuera, quedando eliminado de la ronda!, ¡pero les advierto que todo el dolor que experimentaran en cada momento será completamente real!, ¡así que luchen con todas sus fuerzas y que los mejores aquelarres ganen!.

Esa noticia me venía como anillo al dedo, podría usar mi armamento sin importar el daño que pueda causar, al final las brujas “asesinadas” por mí, no morirán realmente y de primera mano saborearan el plomo caliente de un arma de fuego.

La esfera gigante flotante llega a un punto en que emite un intenso brillo y empieza a absorber como se previa a cada competidora, eventualmente le llegó el turno a nuestro aquelarre y fuimos llevados al interior de esa cosa, viajábamos flotando por un largo túnel de energía, se sentía como estar en un plano psicodélico.

Llegamos al final del “túnel”, aterrizamos sobre un terreno completamente diferente al coliseo, era un páramo, repleta de muchas elevaciones rocosas y varias piedras alrededor desde pequeñas y algunas con el tamaño de una casa pequeña.

—Que agradable lugar, lo mejor será luchar por separarnos y de esa manera no seremos eliminados todos tan rápido –Aconsejo Liha.

—Concuerdo, con que quede uno de nuestro aquelarre, bastara para ganar si vencemos a los demás –Apoyo Livia el consejo de la Gramwind.

—Hmmm… en ese caso escojo este sitio como mi “zona de batalla” –Agregue por mi parte.

— ¿Qué?, ¿lo escoges para no moverte a otra parte?, eres un sangre de bruja perezoso –Se mofa Archan de mí.

— ¡Te equivocas!, este lugar me ofrece toda la ventaja que necesito –Aclare yo.

Que hayan entendido o no, basto para que ambas se retirasen buscando otros lares por el cual desempeñar sus habilidades, de este modo Allum y yo quedamos completamente solos aquí, esperando el momento.

__________________________________________________________________

—“Han pasado 10 minutos desde que llegamos, ¿está seguro de querer esperar aquí?, amo” –Pregunto mi pegajoso compañero tambaleándose sobre una roca floja.

—Paciencia, Allum, ya vendrán aquí –Le respondí.

—“¿Vendrán?”.

Mi percepción comenzó a actuar, podía sentir magia provenir desde mi lado izquierdo, voltee y sobre una elevación rocosa, aviste a dos brujas, una cargaba un martillo metálico de combate fortalecido con magia y su acompañante llevaba un guantelete de cuero, ambas tenían equipada armadura del tipo ligero (hecho de cuero) en sus cuerpos.

— ¡Allí esta! –Señalo hacia mí la bruja del martillo metálico.

La bruja del martillo salta desde 5 metros de altura aterriza sin rasguño alguno gracia a la magia que fortalece su cuerpo y emprendió una zancada veloz próximo hacia mí.

—Esto es demasiado fácil –Dije suspirando.

Tome el rifle AK-47 y en modo semiautomático desate varios disparos sobre la bruja, quien perpleja detiene su paso creando una barrera con su mana, logra resistir los dos primeros disparos pero eventualmente el tercero lo pulveriza y sus piernas se vean comprometidas con una bala en cada una.

— ¡AAAAAAAAAAAH!, ¿¡qué demonios es esa cosa!? –Exclama la adolorida competidora sin poder levantarse.

Apunte nuevamente y el siguiente disparo dio en su frente matándola en el acto, su cuerpo de inmediato comienza a volverse energía y desaparece en fragmentos de luz sin dejar rastro alguno ni siquiera de su propia sangre.

—Miserable… ¡la mataste!.

Su compañera situado en la elevación rocosa, carga una esfera de energía con el guantelete de cuero que inmediatamente aumenta de tamaño y acto seguido arroja hacia mí en forma de un puño de tamaño descomunal, ruedo por mi vida esquivando su concentrado ataque mágico.

—“¿Estas bien?, amo”.

—Sí, estoy bien, no te preocupes, colócate en mi espalda y cuídame la retaguardia –Le pedí a Allum

Podía notarlo, el guantelete de esa chica que tenía no era ordinario, de alguna forma amplificaba su ataque, dado a la situación, me equipe “Intense Iron – Modo Standard” y la armadura de torso me envuelve como es debido.

—¡Te voy a hacer pedazos!.

Su furia alentaba su determinación y poder, cinco bolas de energía se manifiestan cerca suyo, todas de unen en una sola en la palma de la mano con el guantelete, el tamaño al que crece resulta ser más descomunal que el que me arrojo hace un rato.

— ¡No, no lo harás! –Dije apuntándole con el rifle.

Disparo dos veces dándole en el brazo, más concretamente en el guantelete de cuero, sin dificultad además de destrozar su protección también le perfora el miembro, para mi sorpresa dicho guantelete estaba hecho de mana, era una manifestación mágica de la bruja, un tipo de magia en el que el usuario materializa un objeto mediante su mana, tal objeto puede ser un arma, armadura, ect y portan por general sus propias habilidades.

— ¡Mi brazo!… ¡duele mucho…! –Dice mientras trataba de contener la hemorragia de la herida con su otra mano.

—Ya no eres tan ruda sin tu magia, ¿eh? –Le dije luego de concluir con un disparo directo a su frente —Dos muertes por “headshot”.

—“¡Cuidado amo!”.

La advertencia de Allum hace que me percate de un proyectil mágico en dirección hacia a mí, tome cobertura y basándome en la dirección en que vino aquel ataque me percate de la ubicación de mi atacante.

A unos 150 metros de distancia, sobre una elevación aún más alta de rocas, se hallaba una bruja con una ballesta en manos, podía percibir el aura emanando del arma a distancia y de que cada flecha disparada por esta era potente, para empeorarlo, ella podía disparar consecutivamente, como si cada siguiente proyectil surgiera mágicamente cargando el arma de inmediato.

—Mi turno –Dije saliendo de mi cobertura y apuntando a mi atacante.

Dispare conservando la modalidad semiautomática, la bruja se oculta a su izquierda en su propia cobertura el cual era un inmenso pedazo de roca gruesa que mis balas les costaba atravesar a tal distancia y por si fuera poco, era apoyado por un ave de plumaje aguamarina con una cabeza semejante al de un pavo que invocaba al abrir su pico una barrera circular de fuertes vientos capaces de desvía la mayoría de las balas, claramente note que el ave emitía su propia poder mágico, era un espíritu familiar o espirano, centrado en brindarle únicamente defensa a su usuaria.

—Situada de forma permanente en un punto alto y estratégico, difícil de acceder o atacarle y que le da una buena ventaja para atacar a otros que aparezcan en su línea de tiro, lo que me faltaba, una bruja “camper” –Dije suspirando de frustración con la mano en el rostro.

—“¿Puedo hacer algo para ayudar?, amo”.

—Hmmm… se me ocurre una manera, Allum, ¿puedes moverte sigilosamente hacia un lado, subir por esa elevación sin que ella te note y llegar hacia dónde está?.

—“Por supuesto”.

—Bien, te daré fuego de cobertura para tener su atención, al momento en que empieza a disparar, muévete deprisa y que no te vea, de ese modo la tomaras con la guarda baja.

Ideado el plan, salí de mi cobertura exclamando con provocaciones a la bruja mientras le disparaba seguido en modo semiautomático, Allum comenzó a moverse hacia el lado derecho pasando de roca en roca, dado a que la bruja se mantenía por su seguridad atrás de la gruesa piedra y a la vez era protegido por su espíritu familiar, no sospechaba nada de ello.

— ¡Aun tengo más para ti, bruja! –Recargue el rifle continuando con los disparos para no dejar que salga de su cobertura.

Llego el punto en que Allum en su forma humana se aparece sobre ella, con un brazo en forma de cuchilla ataca a la desprevenida bruja clavándola de un impacto en su cabeza, matándola de inmediato y su espirano por consecuencia desaparece al verse su usuaria eliminada, el cuerpo de la competidora al igual que las demás, desaparece de la misma manera a modo de fragmentos de luz sin dejar rastro alguno de su ya extinto cadáver.

Allum levanta los brazos para dar la señal de que “ya era seguro” y se baja desde tal distancia saltando hacia el suelo, cambia a su modo de slime y logro atraparlo sin problema dado a su pegajosa composición sin mucho peso.

—3 brujas eliminadas, literalmente me cargue 1 equipo entero, con tu ayuda claro –Dije agradeciéndole a mi compañero.

—“Amo, ¡mire!” –Me avisa Allum mirando para dicha dirección.

A una distancia de más 300 metros, 9 brujas se muestran mirándome fijamente con mala cara, algunas armadas con armas cuerpo a cuerpo, otras habían invocado espíritus familiares para luchar a su lado.

—Un momento… ¿tres aquelarres están haciendo equipo con el fin de eliminarme de la competencia?, ¡eso es hacer trampa legal!, la bronca que me deben tener es impresionante para llegar a estas alturas –Opine algo molesto.

—“¿Qué haremos?, amo” –Pregunto con cierta preocupación Allum.

—Luchar –Conteste sacando de uno de los bolsillos la canica metálica que corresponde con el rifle Mosin-Nagant.

Las brujas se movilizan con rapidez hacia mí, dado a que el terreno en el que se movían era un campo abierto sin casi nada de elementos con el cual pudieran cubrirse, aproveche para probar mis dotes de francotirador en un combate real ahora que el rifle Mosin-Nagant tenía incorporado una mira telescópica, pero no fue lo único en aprovechar.

—Es hora de probar el nuevo “juguete”–Dije tras retirar de uno de los bolsillos otra canica metálica la cual sujeto por un corto plazo muy fuerte — ¡Cuento contigo!, ¡Torreta Slime! —Arrojo la canica en una determinada dirección.

Por orden de mi PSI que concentre tras sostenerlo brevemente, se materializa en un arma sostenida por un grueso trípode, se trataba de una ametralladora del mismo calibre que mi AK-47, en ambos lados poseía un par de cajas metálicas repleta de munición que por medio de un mecanismo auto-recargaban el arma al encontrarse en escasa cantidad y sin la necesidad de ser operada por alguien, en pocas palabras, había creado una torreta automática.

La torreta empezó a moverse y reconociendo al enemigo disparaba ráfagas de proyectiles contra ellos, mientras yo lo apoyaba con fuego de francotirador. Algunas brujas notaron tarde la amenaza a la que se enfrentaba, sin comprender su mecanismo las primeras recibieron de lleno los disparos de la ametralladora.

Algunas quedaron fatalmente heridas y otras murieron enseguida, respondieron con barreras mágicas y protegiéndose con sus espíranos utilizándolos como escudos, aquellos que intentaron buscar refugio de las balas de la Torreta Slime, ignoraron por completo a mi rifle Mosin-Nagant y fue que conocieron su fatídico destino con un disparo a la cabeza, no fue hasta sino en la segunda baja de mis disparos que lograron hacerse con una cobertura eficaz para resguardarse por completo de la línea de tiro de nuestros disparos.

—6 de 9 eliminadas y 1 herida –Analice la situación tras la balacera —Un grandioso resultado y todo gracias a ti mi querida torreta.

¿Qué era lo que permitía a esta genuina pieza metálica de matar operar sin una mano humana?, ¿era alguna clase de motor interno?, para nada, carecía de los medios necesario para desarrollar una tecnología así.

La razón del porque podía moverse y disparar por cuenta propia consiste en mi pegajoso compañero, todo se centra a que una porción de Allum se encuentra operando desde el interior de esta torreta, descubrí que Allum o mejor dicho él descubrió que podía sacar pequeñas porciones de su cuerpo (en forma de slime) y moverlas mentalmente, fue entonces que pensé, “¿y si pudiera usar una porción de Allum para que opere un arma desde adentro usando esta cualidad?”.

En pocas palabas, la “Torreta Slime” era manejada por la mente de Allum gracias a la porción de su cuerpo que se encuentra en el interior del arma controlando cada mecanismo de esta, sin embargo esto tiene su desventaja, obviamente Allum solo puede manejar dichas porciones separadas de su cuerpo a una distancia limitada, si se encuentra demasiado lejos de la torreta, esta quedara inutilizada.

— ¿No te da problemas manejarla? –Le pregunte.

—“Claro que no, amo, es fácil de usar” –Contesto muy animado.

—Bien, mantenlo así, esas brujas no estarán por siempre ocultas.

Y de estarlo, recurriré al flanqueo como hice con la ballestera “camper”.

— ¿Eh?… –Levante la cabeza con vista al cielo.

Una presencia se acercaba a gran velocidad y venia descendiendo desde una gran altura, antes de darme cuenta hago contacto visual con el objetivo que aterriza a 100 metros de distancia frente de mí levantando una cortina de humo y viento, al deshacerse la molestia que perturbaba mi visión se revela una potencial competidora a escena.

Era una muchacha de unos 180 centímetros de altura, de corto pelo negro, vestido con un traje ligero ceñido de apariencia elástica que abarcaba del cuello hasta las piernas, carecía de mangas y era de color marrón, lo acompaña con un par de calzados negros con tacones, pero sus rasgos más destacados era el monóculo de su ojo derecho y el par de líneas horizontales azules que tenía en sus mejillas.

—La cantidad de poder mágico que emitía, era mayor a cualquier bruja que me haya cruzado –Dije en mis pensamientos con cierto nervio.

Supuse de inmediato que ella era un problema aún más grande que tres aquelarres trabajando en conjunto por un egoísta objetivo. La torreta Slime apunto hacia ella y desato su ráfaga de plomos, parecía ser mi victoria, pero estaba tan lejos de esa realidad.

La bruja del monóculo brinca tomando una elevada altura para escapar de las balas y con rapidez desciende a espaldas de la ametralladora, acto seguido se da vuelta y le da un puñetazo a la torreta cuya fuerza inutiliza el arma y la envía a volar varios metros hasta perderse a la vista, incluso su fuerza era monstruosa, la mujer vuelve a voltear para mirarme fijamente con un rostro malevolente.

—Te encontré, sangre de bruja –Sonríe con vileza chocando sus puños ansiosos de sangre.

Continuara…

NOTAS:

Camper: Termino usado en videojuegos para referirse a jugadores que permanecen quietos en algún punto estratégico del mapa de difícil acceso o que no es fácilmente visible, esperando a que otros jugadores aparezcan en su línea de tiro y así abatirlos. A quien ejerce tal maniobra se le llama “camper”. Es considerado como una molesta estrategia cobarde y en exceso defensiva.

Un pensamiento en “Metalord Revolution Capitulo 60

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s