Metalord Revolution Capitulo 57

CAPITULO 57

LA MARCHA DE LOS REPRESENTANTES

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Tras la victoria del ultimo combate y convertirme de forma oficial en el tercer representante, el grupo elegido de Windaz para participar en la competencia de aquelarres finalmente estaba conformado.

 

Luego de ser felicitado con el inmenso público a mí alrededor y sobre todo mi familia, la Eldar acompaña el desenlace de esta pequeña serie de combates con un discurso junto a los tres ganadores a su lado, felicitándolos por nuestra victoria y a las demás por participar, por supuesto no olvidó mencionar que al anochecer se haría una celebración en nuestro honor y mañana finalmente nos iríamos del pueblo hacia el lugar donde se llevaría a cabo esa competencia.

 

Todo este evento finalizo para las 12 del mediodía, tiempo que me di para ir a casa y prepararme, tenía en mente preparar todo lo que necesito para el viaje y luego dormir un poco, madre y mi hermana (con Allum) se encontraban junto con casi todos los pobladores de Windaz preparando la plaza del pueblo con la decoración y los demás elementos necesario para la fiesta de la noche que sería a las 9 (dándome esa cantidad de hora para estar listo).

 

Eso me dejaba a mí en absoluto silencio y soledad, mientras me ponía a trabajar en la mesa de la cocina con los ajustes de la nueva munición para la escopeta, cartuchos metálicos diferenciados de la ordinaria habiendo en la especiales algunas de raya roja, otras verdes y otra amarilla, después de ello le daría un buen mantenimiento al rifle Mosin-Nagant.

 

—Que malo eres, parece que ni mostraste la mitad del ingenio de tus “juguetes”, guardando lo mejor para debutarlo en la competencia, ¿eh? –Me dijo una Liha apareciendo de la nada en mi hogar.

 

—No eres la más indicaba para decirlo, en ninguna de tus pelea fuiste en serio –Le conteste de mi parte.

 

—Es que de hacerlo las habría déjalo muy fatal.

 

—Me imagino que lo tienes planeado, ¿no?, puede que aquí hayas podido convencer al aquelarre de permitirme ser parte de esto, ¿pero qué seguridad tienes de que podrás hacerlo cuando te encuentres en frente de las brujas que manejan esa competencia?, no se quienes sean, pero si rechazan tu propuesta, eso provocaría que Windaz sea descalificada, ¿o me equivoco?.

 

—Para nada, tu suposición es correcta, si rechazan en aceptarte en la competencia, Windaz quedaría fuera sin siquiera participar –Responde la bruja de cabellera naranja muy tranquila y con naturalidad.

 

—En verdad tienes mucha confianza en ti.

 

—Si no lo tuviera, no estaría segura de esto, me gusta tener de antemano todos mis asuntos en orden.

 

Otra invitada llega a casa, una bruja adulta de larga cabellera naranja, era la bibliotecaria del pueblo, Miha Gramwind, madre de Liha y Riza.

 

—Hola Roz –Me saluda con su amabilidad de siempre —Mi niña, finalmente te encuentro, he preparado casi todo lo que necesitas, deberías echarle un vistazo al inventario para ver si es el correcto.

 

—Claro madre –Contesta Liha —Nos veremos al anochecer, en vista de que pareces bastante ocupado –Dijo mirando los objetos sobre la mesa.

 

Con madre e hija mayor fuera, finalmente quede solo para seguir con el asunto de mi equipo, a los pocos minutos alguien golpea a la puerta y atiendo siendo visitado por una mujer de voluminosa cadera, gran busto y pañuelo en la cabeza, era la alquimista y había llegado justo a tiempo.

 

—Hola Roz, traje lo que me pediste, dado a que te iras mañana, coloque todo lo que dijiste que necesitas –Dijo entregándome cuidadosamente un morral que coloca sobre la mesa de la cocina.

 

—Gracias por todo, ¿cuánto seria el total por los materiales? –Pregunte por la cuenta de los productos obtenidos.

 

— ¿Cobrarte a ti?, ¡jajaja, no es necesario!, esto va por cuenta de la casa, además es mi manera de aportar a la causa, si necesitas algo más que te resulte útil, no dudes en consultarme.

 

Agradecí sus intenciones y luego de despedirse, me fui a revisar el morral recibido, varios ingredientes alquímicos estaban puesto en tubos de vidrio cerrado con un corcho y colocado cada uno en tres soportes de madera diferentes, con esto a la mano, tenía todo lo que necesitaba y me dispuse a continuar trabajando con la munición y el rifle. Las horas pasaron y antes de darme cuenta ya eran las 5 de la tarde, con el sueño invadiéndome, me fui a mi habitación a dormir un rato.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

—Oye despierta, ¡despierta! –Una voz femenina me replica lo mismo una y otra vez.

 

Mis ojos se abren, lo primero que percibo es su rostro y su cabello verde oliva, mirándola fijamente reconocí de inmediato quien era.

 

— ¿Livia Archan?, ¿qué haces en mi casa?, más precisamente en mi habitación –Le pregunte.

 

—Tu madre me envió a buscarte, ya es la hora, eres un sangre de bruja dormilón –Me contesta ella.

 

Me quede profundamente dormido que ni cuenta me di de la hora, madre termino enviando a alguien a buscarme en un caso como este, me levante rápido y lavando mi rostro, me dirijo a la plaza del pueblo con Livia.

 

Mis ojos se sorprenden con la increíble decoración festiva que los pobladores habían armado y ni hablar del banquete preparado en numerosas mesas, sin duda será una noche para recordar, ya todos habían tomado asiento, Livia me condujo a la mesa en la que estaban Liha, Naya y la Eldar.

 

— ¡Su atención por favor! –Se pone de pie la Eldar con su copa en alto — ¡Quisiera hacer un brindis en honor a nuestros representantes para la competencia!, ¡salud!.

 

— ¡SALUD! –Exclama al unísono todos los presentes.

 

Se da inicio a la celebración y con ella el disfrute del banquete, no me decidía entre el pollo, las buenas verduras o la carne de cabra, mientras comía platicaba con Naya.

 

—Te deparan batallas más arduas –Hablo mi maestra de la espada.

 

—Batallas que no pedí, pero sin embargo de algún modo termine por involucrarme –Agregue yo.

 

—Eso está bien, las batallas complicadas son una buena manera de ganar experiencia en el arte del combate, además en uno de nuestros entrenamientos, ¿no habías dicho que buscabas una buena oportunidad para “probar” todo lo que necesitas?.

 

—Es un buen punto.

 

Lo cierto es que tenía un motivo personal para entrar a esta competencia, necesitaba probar mi nuevo armamento contra un reto, esta competencia era la ocasión perfecta, una experiencia real para probar mis habilidades y mis nuevas armas.

 

— ¿Podre ir con usted?, amo –Me pregunta Allum apareciendo a mi lado en su forma humana (y por suerte vestido).

 

—Oh, un Slime con la capacidad de adoptar forma humana, estas lleno de sorpresas después de todo –Opino Liha.

 

—Por supuesto que vendrás, eres alguien esencial para el equipo –Le respondí con sinceridad a Allum quien agradece mostrando una expresión humana de alegría.

 

—Oye Allum, ¿quieres probar este platillo? –Le ofrece la Eldar un plato con carne y verduras.

 

—No gracias, ya tengo comida a la mano –Responde él devorando un trozo de metal con sus dientes humanos.

 

— ¿Puedes comer metal en tu forma humana?, recuérdame decirte que no hagas eso en público –Le dije en voz alta.

 

Entre en medio de toda la charla, cierta bruja llega a mis espaldas, se trataba de Zara Firaspuch, luego de ser atendida, se veía con su brazo y pierna herida vendados, toma asiento en un lugar vacío a mi lado.

 

— ¿Enojada? –Le pregunte.

 

—No, a decir verdad, te estoy agradecida –Me contesta ella con cierto regocijo —Te juzgue mal al principio sin conocerte bien, lo siento por eso.

 

—Estoy acostumbrado, tampoco es que me afecta tanto en estos días, ¿tus heridas duelen mucho?.

 

—No tanto, incluso pudieron extraer fácilmente esos “proyectiles” de mi cuerpo, mira –Enseño un pequeño frasco con las dos balas de rifle usadas en ella —Mis heridas sanaran en poco tiempo, pienso quedarme con este frasco como un recuerdo.

 

—¿Un recuerdo?.

 

—Si, como un recuerdo, de mi estupidez, eres una buena persona, Rozuel Drayt, pese a quien eres o los inconvenientes que la vida te deparo, has sido una luz para este pueblo y sus habitantes.

 

—Exageras demasiado.

 

—No, realmente eres alguien fascinante y fuerte, no cabe duda de que eres el más calificado para participar en la competencia y representar a Windaz, todas nosotras las aspirantes velaremos por ti y por tus compañeras.

 

Zara señala detenidamente en una mesa, al voltear allí estaban las aspirantes que no pudieron hacerse un lugar para ser las elegidas, sin embargo, no se veían desanimada, con la copa en alto nos deseaban en buen gesto la suerte y buena fortuna, todas repentinamente cambiaron su forma de verme en tan solo un día.

 

Por supuesto no fueron las únicas en pasar a saludar, pues todas las brujas jóvenes (de mi edad o con unos años más o menos que yo) también vinieron a animarme y desearme suerte, entre tantas en un mismo lugar y con lo ruidosas que eran, parecían como un grupo de fangirls hormonadas.

 

—Vaya, parece que has hecho muchas fanáticas, o debería decir “potenciales novias” –Comenta Liha en plan bromista.

 

—Un sangre de bruja mujeriego –Opino Livia por su parte.

 

—Con ustedes dos sí que me harán del viaje uno bastante “largo” –Agregue ante sus provocaciones burlonas.

 

Las horas pasaron y la celebración se hizo cada vez más animada hasta llegar a su eventual conclusión cerca de la tres de la mañana, la limpieza quedo a cargo de algunas brujas, en cuanto a nosotros los representantes de Windaz, nos pidieron retirarnos a nuestro hogar para descansar para la partida que se dará cuando amanezca.

 

 

__________________________________________________________________

 

 

Fui despertado a las 9 de la mañana en esta ocasión por madre y Laiza (y claro Allum también, en su forma de slime).

 

—Ya es hora, no debería hacer esperar a las demás –Dije levantándome y estirando mi cuerpo.

 

—Hermano, ¿volverás a casa después de que termine la competencia? –Pregunta Laiza algo preocupada.

 

— ¿Dónde más iría al fin y al cabo? –Conteste acariciando su cabeza.

 

—Mi niño se marcha de nuevo, me entristece verte irte lejos de casa, pero como madre siempre me enorgulleceré de ti, mi querido Roz –Expresa madre su afecto con un maternal abrazo en compañía del resto de la familia.

 

—Gracias, madre, también los echare de menos a las dos.

 

Su cálida despedida me reconforto, toda duda o nervio que tuviera o haya tenido para este viaje, desapareció por completo, me vestí con la ropa cotidiana de siempre, me coloque sobre mi cintura el cinto con los varios bolsillos, puse el rifle AK-47 sobre mi hombro y con ayuda de Allum en su forma humana llevamos entre los dos un morral algo pesado que será mi “equipo de viaje”, afuera de mi hogar me esperaban Liha y Livia.

 

—Siento la tardanza –Dije por mi parte.

 

—Eres un sangre de bruja dormilón –Se mofa Livia cargando una bolsa liviana de cuero con correa en su hombro.

 

—Lo importantes es que estamos todos –Comenta la bruja de cabellera naranja con su natural optimismo y su equipaje también lo traía en un morral pero más pequeño que el mío.

 

Por fortuna todo el equipo que llevábamos no tendríamos que cargarlo nosotros, Livia había invocado un espirano con forma de cofre y un par de piernas bestiales tamaño humano, cuya utilidad era almacenar grandes cantidades de objetos en su interior, al abrirse muestra tener adentro suyo una especie de pequeño portal que deslumbraba con una dimensión de bolsillo personal, al meter en él todo nuestras posiciones, el espíritu sella su cofre cuerpo y desaparece resguardando para ser nuevamente llamado.

 

Todos (incluyendo a Allum, en su forma de slime) emprendimos nuestra marcha hacia la salida sur de Windaz, en el camino nos aguardaban cada habitante del pueblo, reunidos para darnos la despedida definitiva, aclamándonos y deseándonos un buen viaje, allí vi a todos los rostros conocidos.

 

A ex-compañeras de escuela, al herrero, a la alquimista, Naya, la Eldar, la madre de Riza y Liha, y un sinfín más, a este punto me despedí por última vez de madre y mi pequeña hermana, saliendo entonces del pueblo hacia nuestro nuevo destino.

 

Continuara…

 

 

EPILOGO:

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt (Noche de la fiesta en honor a los representantes de Windaz).

 

Era las 12 de la medianoche, parte de los invitados estaban bastante animado entre sus charlas, danzas y alcohol.

 

Yo por mi parte no soy buen bailarina así que paso de ello, me bastaba con quedarme sentado y matar el rato conversando, pero ahora mismo me hallaba hablando conmino mismo, algo triste, pero ni modo, Allum estaba con Laiza, madre con sus amigas, Liha y Livia estaban ausente (a saber dónde fueron), Naya y la Eldar metidas en su propia conversación junto a otras adultas y nadie a quien conozca con gran cercanía estaba cerca.

 

—Hola invitado de honor, ¿puedo sentarme a tu lado? –Me pregunta una mujer.

 

Era una bruja joven (en sus veinte y algo) de corta cabellera negra, luego recordé quien era, era la misma bruja de aquella ocasión cuando tenía 5 años, ella sola defendía un punto en concreto contra una invasión de los bandidos de Lars, allí probé por primera vez mi segunda creación, la uzi, otro recuerdo que tengo de ella es haberla dejado inconsciente al haber intervino en mi camino cuando me dirigí a la guarida de Lars por motivos personales.

 

—Tu eres… -Dije sin recordar muy bien su nombre.

 

—Daphne, ¡Daphne!, ¿en serio te cuesta acordarte de mi nombre? –Pregunta ella tomando asiento.

 

—Eso parece.

 

—En serio, es el colmo, como sea, ¿emocionado por lo de la competencia?.

 

—Quizás.

 

— ¿”Quizás”?, ¿qué clase de respuesta es esa?, yo estaría toda emocionada en tu lugar.

 

—¿Y porque no participas?.

 

— ¡Ja!, ya quisiera, pero no puedo, no tengo la edad necesaria y… no soy lo suficiente fuerte, en parte, te envidio.

 

— ¿Una bruja envidiando a un sangre de bruja?, que hilarante.

 

—Yo lo veo como algo normal, por cierto, sonara grosero mi pregunta pero… dime sinceramente, ¿aun guardas cierto rencor hacia las brujas?, ya pases, por el pasado.

 

Una pregunta directa que abre algunas heridas emocionales, no niego que recordarlo me hace en parte sentir violentos pensamientos de ira e enojo, pero en el fondo lo acepte hace tiempo como un capitulo pasado de varias páginas atrás, no lo he olvidado, pero tampoco me sigue frustra a estas alturas como antes, este recuerdo ya se encontraba balanceado en el punto perfecto, no podía pedir más.

 

—No, lo pasado es pasado –Respondí con mera sinceridad.

 

—Es bueno saberlo, gracias y disculpa por la incómoda pregunta.

 

Cuando me vaya de Windaz, cuando llegue a ese lugar desconocido, a ese sitio repleto de brujas que desconozco y ellos a mí, si llegara a suceder, a encarnar esos mismo recuerdos en mi presente, a recapitular las mismas experiencias funestas con mi yo actual, ¿tendría la fuerza para soportar y aliviar una vez más ese rencor?.

 

Continuara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s