Metalord Revolution Capitulo 54

CAPITULO 54

LA PROPUESTA DE LA GRAMWIND MAYOR

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

Una pregunta nada esperada de la persona menos esperada.

 

—Roz, ¿te gustaría ser uno de los representantes de Windaz para la “Competencia Juvenil entre aquelarres”?.

 

— ¿¡EH!?…

 

Eso fue la pregunta planteada hacia mí por la hermana mayor de Riza, Liha Gramwind, no la he visto en cinco años y de repente saca este tema de la nada.

 

— Es broma, ¿no? –Fue mi respuesta “inteligente”.

 

—No, no lo es –Contradice ella para darle firmeza a su pregunta.

 

— ¿Hablamos de la misma competencia que se realiza cada 5 años y en la cual participan muchos aquelarres diferentes?.

 

—No conozco otra competencia juvenil entre aquelarres, más que esa.

 

—Eres consciente de que no soy “una bruja”, ¿no?.

 

—Sí, perfectamente.

 

—Quieres ver arder al mundo, ¿no es así?.

 

—No, solo quiero que participes y que seas uno de los candidatos que represente a Windaz este año.

 

— ¡No se puede!, es una competencia creada y exclusivamente para “brujas”, por lo tanto no puedo participar, duh.

 

—No, es una competencia entre “aquelarres”, cierto que no eres una bruja, pero en tus venas corre la sangre de una, literalmente eres un miembro sanguíneo de un aquelarre y las reglas de competencia solo permiten a los de “nuestra sangre” competir, si entiendes mi punto, se puede lograr que participes en el evento, solo debes confiar en mí.

 

—Apenas te conozco aparte de ser la hermana mayor de Riza, ¿y me pides que confié en ti para semejante cosa?.

 

—Así es, es lo que te pido –Acompaño su respuesta con una sonrisa —Piénsalo, mañana se llevara a cabo en la plaza del pueblo la lucha entre todas las brujas candidatos para representar a Windaz, solo tres pueden ganar e ir a la competencia.

 

Es cierto, como aquella vez hace 5 años, hubo una serie de luchas entre diversas brujas para decidir a las representantes de Windaz, era evidente que usarían el mismo procedimiento de nuevo para elegir a las nuevas candidatas.

 

Tras comunicármelo, Liha se despide dejándome con mis asuntos, con lo discutido hoy, perdí las ganas de seguir practicando y volví a casa a tomar un baño, debo aclarar que en los últimos días del año pasado en el jardín de nuestro hogar se halló sobre el suelo un interesante descubrimiento, agua minerales calentada de forma natural, para ser más claro eran aguas termales.

 

Con este hallazgo se construyó encima de estas una estructura con paredes y techo con el fin de mantener su calidad temperatura y acumulación de vapor en su interior, claro que todos en Windaz empezaron a usarla como un medio de relajación o reducir estrés y madre tan generosa no cobraba por ello (al fin de cuentas su construcción y descubrimiento fue gracias al resto también), ahorrare los detalles sobre lo incomodo que es a veces bañarse aquí siendo el único varón residente “de mi edad” en todo el pueblo.

 

Por suerte con el caer de la noche y en estos días no hay nadie en ella y aprovecho la ocasión para usarla en solitario, desnudándome por completo me adentro a las naturales aguas caliente, con solo empezar a sumergir los pies ya sentía un placer y gusto como ninguno.

 

—En verdad este sitio sienta tan bien… -Dije en mis pensamientos con un relax impecable.

 

Escucho la puerta abrirse, madre no estaba en casa, Laiza estaba en sus tareas de la escuela y Allum durmiendo en mi cuarto, ¿quién podría ingresar a esta hora desierta aquí?, volteo y quedo boquiabierto de averiguarlo.

 

Se trataba de un chico, calculaba tenía mi misma altura y quizás edad, su cabellera corta incluso era casi igual en estilo al mío con la diferencia de que color era un inusual gris, de la nada entro desnudo aquí sin previo aviso.

 

— ¿¡Quien rayos eres!? –Le dije señalando con el dedo algo alterado.

 

—Soy yo amo –Contesto el chico todo calmado.

 

— ¿Escuche bien?, ¿dijiste “amo”?.

 

—Soy yo, Allum.

 

—Que mal chiste, ya en serio, ¿de quién es la broma?.

 

—Realmente soy yo, amo, observe.

 

Adopto con uno de sus brazos en un intervalo de corto tiempo a una forma gelatinosa que reconociera sin duda a la de mi pegajoso compañero sin igual.

 

— ¿¡Allum!? –Cite su nombre con asombro y algo de incredulidad — ¿¡Pero cómo!? –Pregunte confuso.

 

—No sé, simplemente descubrí que podía transformar mi cuerpo a una apariencia humana, y como el amo es la única persona a la que he visto completamente en todo ángulo, me base en su aspecto para darle forma al mío.

 

Mirando detenidamente la complexión de su tórax, cintura, rostro, nariz y el cabello ya detallado, podría decir que es un intento bastante bien hecho de replicar mi cuerpo para su imagen humana.

 

—Lo replicaste en casi todo detalle, EN CASI TODO… -Dije estupefacto mirando detenidamente en su entrepierna.

 

—Oh, no sé muy bien para que sirve esto, simplemente lo replique porque es parte de su cuerpo también y quería hacer el mío lo más posible parecido al suyo –Contesta Allum picando con su dedo humanizado con cierta curiosidad “esa parte” de su nuevo cuerpo.

 

— ¡Ya lo entendí!, ¡pero ya deja de tocarte en esa parte, en serio detente por favor!, es raro como bizarro y el simple hecho de que lo hagas en un sitio como este es… incomodo.

 

Laiza entra sin previo aviso a las agua terminales para pedirme que le bajara a mi excesiva voz, solo para quedar callada y atónica como confundida por la mala interpretación de esta escena, normalmente uno diría “no es lo que piensas”, pero preferir no hacerlo para quedar peor.

 

Cancele el relajante baño para vestirme y regresar a casa para explicar que estaba ocurriendo, por fortuna Allum en su forma humana también tenía la capacidad de generar ropa para su cuerpo además de su humaniza apariencia, se creó de vestimenta un chaleco gris acompañado de una camisa blanca bajo y un pantalón del mismo color que su chaleco el cual también resalto en su mismo calzado manufacturado por su habilidad.

 

— ¿¡Entonces él es Allum!? –Dijo mi pequeña hermana emocionada tras explicarle lo ocurrido.

 

—Vaya, vaya, nuestro pequeño Allum ha crecido bastante –Dijo madre contenta quien había llegado a casa en el momento oportuno para enterarse de ello.

 

—¡Siempre quise tener un hermanito!.

 

—Pero si él es más alto que tú –Le corregí a Laiza.

 

—Pero yo tengo más años que él, por lo tanto eso me hace su hermana mayor.

 

— ¿Soy tu hermano? –Pregunto Allum.

 

— ¡Si, desde ahora te llamare hermanito! –Contesta Laiza abrazando a su “nuevo hermano menor”.

 

—Como sea, ¿acaso todos los slime pueden hacer eso? –Pregunte con cierta duda.

 

—Hmmm… tal parece que en los slime variante son una posibilidad, quizás el hecho de que se haya vuelto cercano a ti lo haya hecho realidad –Contesta madre a modo de una suposición.

 

Es cierto que Allum es un slime variante, no había considerado las posibilidades de que desarrollase habilidades especiales considerando que por esencia es una criatura mágica, una ventaja destacable de haber tomado una apariencia humana es que podía hablar nuestra lengua y no llamaría tanto la atención si camináramos entre poblados o ciudades.

 

Después de un rato de charla y convencer a Laiza de que dejase de abrazar a Allum para que pudiera ir a dormir, me retiro a mi cuarto para un buen descanso, ya casi era la medianoche y los combate en la plaza se llevaría a cabo como a las 8 de la mañana.

 

—Amo, ¿puedo dormir con usted? –Me pregunta Allum aun en su forma humana.

 

—No tengo problema con que duermas pero… ¿podrás hacerlo en tu forma de slime? –Le pregunte a modo de consideración.

 

—Seguro, amo.

 

De forma inmediata todo su cuerpo vuelve a adquirir su forma original y pegajosa de siempre.

 

—“Buenas noches, amo” –Desea el pequeño slime acostado a mi lado.

 

—Buenas noches, Allum.

 

Trate lo más rápido de dormirme, pero me perseguía en mis pensamientos acerca de lo discutido por hoy con Liha.

 

“Roz, ¿te gustaría ser uno de los representantes de Windaz para la Competencia Juvenil entre aquelarres?”

 

¿Qué es lo que trama ella?, las brujas en su mayoría en general ya ven con malos ojos a los sangre de bruja, el simple hecho de el aquelarre en el que vivo me aceptara, fue gracia a una serie de eventos desafortunados que resultaron a mi favor al final por haberme involucrado en estas.

 

La sola idea de ir al lugar donde muchos aquelarres se encontraran, hallarme con una cantidad incontable de brujas a mi alrededor ya me daba una mala sensación en la boca, como si no fuera poco, ni siquiera tengo la menor idea sobre que trata esa competición, quizás involucre duelos o luchas, y si considero que casi tuve la posibilidad de morir en una que tuve con Riza en aquella época de mi pasado siendo una supuesta “practica”, ahora sumando que sea con toda seriedad y que toda contienda sea contra brujas, da mucho en que pensar.

 

Pensando en todo ello mis ojos poco a poco se cierran y me dejo llevar por el sueño, todo este dilema era algo preocupante, pero cuando más lo pienso y recuerdo contar con mis armas de fuego a mi lado, toda esa preocupación queda ignorada a un lado.

 

El amanecer había llegado, la hora de los combates entre las candidatas a representar las brujas se llevaría a cabo, me levante y prepare dirigiéndome a la plaza del pueblo junto a Allum y mi familia.

 

Como era de esperarse muchos se habían reunido en el lugar, pues esta competencia era un evento importante para las brujas, la Eldar Sara Dorbo haciendo acto de presencia, da un discurso acerca de la competencia presentando a las aspirante de candidatas para representar a Windaz en esta ocasión.

 

Todas las participantes yacían formada en línea a la vista de todos, este año 11 eran las aspirantes, todas ellas jóvenes brujas que no superaban los 21, la mayor rondaba por los 20 años justo y la menor por los 14.

 

Cuando esta por dar inicio a los combates singulares para elegir a los candidatos, Liha interviene levantando la mano y exclamando “¡un momento!”.

 

—Aún hay un aspirante más que no se ha presentado y está justo aquí entre nosotros –Dijo ella ante todos.

 

Las brujas estaban confusas, en especial las que participaban para ganar e ir a la competencia, Liha caminando tranquilamente se dirigió hacia el público espectador, para ser más exacto hacia donde estaba yo y sin decirme nada o pedir permiso, me toma del brazo mostrándome ante todos y captando su atención.

 

— ¡El también participara como aspirante para ser elegido! –Dijo la bruja de cabellera naranja con tanta naturalidad.

 

Como era de esperar las reacciones fueron notorias y sus expresiones de sumo perplejo.

 

—Ay maldita sea –Dije en mis pensamientos con la derecha en mi rostro.

 

Continuara…

2 pensamientos en “Metalord Revolution Capitulo 54

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s