Kuro no Maou: Capítulo 44

Hola gente!!!

La verdad, el capitulo lo tenia traducido y listo para publicar el día domingo, pero como me dio la flojera y ya que han esperado tanto me dijo ‘mismo, publicalo mas tarde que uno o dos días mas no hacen diferencia’ y por esa razón esta para hoy!!

Con esto se termina el arco de ‘La llegada de los cruzados’ donde la protagonista fue Sariel. ¿pero que ocurrirá mas adelante?

Disfruten!!!


Capítulo 44 – Reunión de Apóstoles

 

Sede central de la iglesia, [Iglesia de Santa Elysion], se encuentra en la ciudad Santa Elysion. En su parte más profunda, donde se hizo una sala de conferencias en exclusiva para clérigos de alta clasificación, de los 12, 6 Apóstoles se habían reunido.

Había Apóstoles que quedaban y se servían en Elysion así como aquellos que fueron enviados a los frentes lejanos como Sariel. Por lo tanto, era raro para los 12 el reunirse al mismo tiempo. A la vez, que también da a entender que la guerra nunca terminó en este continente Arc.

Los apóstoles que se habían reunido hoy eran el 2° y el 5°, que residían en Elysion, así como el 3°, 4°, 11° y 12°, que acababan de regresar.

“— La conquista del continente Pandora, se continuará confiado a la 7° Apóstol Sariel.”

El que estaba actuando como el representante de esta reunión, el segundo apóstol Abel, declaró esto.

Con la magnífica victoria de los cruzados en Goldran, cada noble e iglesia había empezado a enviar refuerzos allí. Aun así, Abel declaró que no va a enviar otro Apóstol allí.

“Parece Enfadado, 11° Apóstol Lord Misa.”

Al sentir las reacciones de todos, Abel habló a Misa que claramente parecía insatisfecho.

“Sariel resultó gravemente herida mientras que luchaba con ese dragón llamado Gaevinal ¿verdad? Y se necesitará tiempo para restaurar las partes destruidas, por no hablar de que va a tomar por lo menos un mes si ella duerme en el [ataúd].”

De todos los apóstoles reunidos aquí, Abel y otros 3 estaban vestidos con ropas que ocultaban sus rostros y apenas mostraban ninguna piel. Pero el traje de Misa, y mucho menos la cara, incluso los hombros y las piernas fueron claramente expuestas del manto modificado que llevaba.

Misa tenía una cara linda que todavía conservaba su juventud, una cara que se adapta a una bishoujo de 17 años de edad. Desde el punto de vista del estricto clero, el alto nivel de la exposición de su cuerpo hubiese inducido la ira, y el manto modificado resaltando aún más la hermosa línea de su cuerpo femenino lo remataba.

Desde la diadema que lleva en el pelo de color rosa claro, todo su cuerpo estaba decorado con adornos brillantes, pero en lugar de hacer su estilo excesivamente vestido, sólo se sostiene su belleza sublime. De hecho, el brillo de las numerosas joyas parecían ser eclipsadas delante de ella.

“Estoy de acuerdo. Ser incapaz de moverse durante 1 mes sería peligroso tanto para Lord Sariel y los cruzados también.”

Después de las palabras de Misa, el 12° Apóstol Mariabelle también habló.

Ella también no llevaba vestimentas que ocultaban la cara como Misa. Con el pelo rubio y ojos azules similares a su hermano mayor el Arzobispo Liuchrome, quien poseía la belleza que podría hacer que alguien lo confundiese con una niña. Sin embargo, su pelo largo y liso diferente del cabello ondulado natural de su hermano valía la pena mencionarlo también.

“Ciertamente, si otra fuerza militar que posea igual fuerza que la de Gaevinal fuera a atacar, los cruzados sin duda serán aniquilados. Pero, tal nivel de oposición aún no ha sido confirmado. También estamos hablando del cauteloso Arzobispo Liuchrome aquí; no va a probar algo estúpido como lanzar otro ataque sin planes adecuados desde Daidalos. Y sobre todo, en la actualidad se están enviando refuerzos uno tras otro a Pandora, los militares pronto serían restaurados en toda su fuerza.”

“Refuerzos, ¿es así? ¿No está usted quizá confundiendo hienas sedientas de refuerzos?”

“Está tomando sus palabras demasiado lejos, 11° Apóstol Lord Misa.” (Abel)

Abel le advirtió un poco, pero, Misa no mostró ningún signo de remordimiento.

“Usted también debe saber que no son nada más que un grupo de ladrones que están cegados por la codicia; no son más que escoria que disfrutan del saqueo y la masacre. Ellos no van a compensar una buena fuerza de combate.”

Aunque Misa desprecio los refuerzos de la iglesia y los nobles que se habían dado el nombre de los cruzados, así, Abel también comprendió su opinión por lo que decidió no oponerse más.

“Lord Misa, aunque no puedo aceptar plenamente su opinión, todavía no creo que estos refuerzos escucharan obediente a nuestras órdenes. Mi hermano es un comandante brillante en la sima de la existencia de un clérigo, pero, para mantener un gran número de personas bajo control, el poder de un Apóstol es necesario.” (Mariabelle)

A pesar de que estos dos habían estado claramente en contra de la decisión, Abel no mostró signos de cambiar su decisión.

“Ambos tienen sus opiniones de verdad en ellos, pero todavía no se puede autorizar el despliegue de un Apóstol. En la actualidad, la potencia necesaria para conquistar todo el continente Pandora ha sido asegurado. Ciertamente, los que entran a Pandora son los ejércitos privados de los nobles y la iglesia, y el saqueo también se producirá evidentemente, habría aún muchas peleas entre ellos por la fortuna también. Pero aun así, los números acumulados son más que suficientes para conquistar Pandora. El único problema que queda es cómo ‘dividir el pastel’. Tales batallas sin sentido no son algo que nosotros los apóstoles tengamos que tomar parte.”

Un apóstol se le es dado poder para destruir a los enemigos de Dios.

Por lo tanto, no había sentido en la obtención de la fama y la riqueza. Simplemente destruir al enemigo era su razón de ser. Si no hay enemigo para derrotar, entonces no hay sentido para que un apóstol esté allí.

El continente Pandora no tiene ninguna zona con fuerzas que podrían requerir la intervención de más Apóstoles.

Incluso si ellos eran como ladrones, tanto en el parlamento y la iglesia creen que sólo deben conquistarla con un número abrumador.

De hecho, el número de solicitantes fue lo suficientemente grande como para que la fuerza en el continente Arc llegara a ser insuficiente.

Si va a haber una escasez en la República debido a que el ejército era impulsado por la codicia, entonces los Apóstoles tendrán que proteger la paz aquí.

“La herida Lord Sariel seguramente le llevará alrededor de 1 mes para recuperarse pero, puesto que no hay amenazas no hay necesidad para que ella tome cualquier dificultad tampoco. Todo lo que tiene que hacer es permanecer allí como el comandante supremo de los cruzados. No habría ningún problema, incluso si ella no se mueve.”

“Pero–.”

Antes de que Misa pudiese elevar su voz en objeción de nuevo, el sonido de manos golpeando con un *Pan* la interrumpió.

“Ufufu, si usted está preocupada de Sariel-chan entonces vamos y reunámonos con ella.”

Como si sugiriese visitar a un amigo, la que habló con una voz suave era la 3° Apóstol Mikael.

Con un pelo rubio platino super largo y ondulado, sólo con mirar a su dulce mirada con ojos como amatista, dio una sensación de alivio y tranquilidad.

Tenía un enorme pecho, cuello delgado, caderas redondas y regordetas piernas largas. Una línea de voluptuoso cuerpo, lo que podría ser visto claramente incluso sobre el hábito blanco puro que llevaba.

Su figura se llenó de belleza, y todo el que la veía sentía que desprendía la sensación divina similar a la diosa de la cosecha de la antigüedad o de la madre tierra misma.

Mikael pensando que acaba de dar una gran idea, con una cara sonriente, se veía hermosa y ordenada digna de ser llamada la [Santa mujer].

“Espera, no estaba particularmente preocupada por Sariel, pero—” (Misa)

“Lo apruebo. Si usted no está preocupada entonces Lord Misa puede quedarse aquí. Será menos ruidoso así que estoy realmente feliz por ello.” (Mariabelle)

“¿¡Q-quien dijo que no iba!? ¡Estaba preocupada como su eterna rival si sus habilidades habían caído o no! ¡Eso es todo!” (Misa)

Batallas y peleas entre los Apóstoles estaban prohibidas pero mirando a Misa sólo se sentía como una pelea de niños, por lo que Abel decidió no decir nada.

“En primer lugar, Mariabelle no tiene ninguna relación significativa con Sariel ¿verdad?” (Misa)

“No digas mi nombre con tanta familiaridad, ¿¡Y que quiere usted decir con que no tengo ninguna relación, huh!?” (Mariabelle)

“Soy su rival; Tú no eres más que un compañero Apóstol.” (Misa)

“Estás bromeando, eso no es —” (mariabelle)

Cierto, era algo que no podía decir al final. Él tenía sentimientos anormales por Sariel, pero eso no quiere decir que tenía una relación especial con ella.

Una vez, había entrado en una batalla dirigida por Ars, quien aún no se había convertido en un cardenal, junto con su hermano Liuchrome para luchar contra los herejes.

En esa batalla, el apóstol enviado por la iglesia era Sariel.

No importa cómo se viera, ella tan sólo era una camarada de armas. En primer lugar, si es que se le puede llamar una camarada por haber luchado juntos una vez, entonces todos los 15.000 cruzados eran también sus camaradas.

“De ninguna manera…..Yo……” (Mariabelle utiliza boku para referirse a sí mismo.)

“Fufun.” (Misa)

Mariabelle estaba preocupado acerca de sus sentimientos de un solo lado, y por alguna razón Misa parecía como si hubiera ganado algo.

“Esta es la primera vez que voy al continente Pandora. ¿Me pregunto qué clase de lugar es?”

Mikael estaba en su propio ritmo, ya en un estado de ánimo viajero.

Mirando a estos tres, Abel hizo una cara cansada. Aunque su rostro no podía ser visto desde que tenía puesta la capucha.

“—de cualquier forma, No voy a prohibir el reunirse personalmente con Lord Sariel, todos ustedes actúan según su propio criterio. Con esto, la discusión ha terminado. Dispérsense.”

Después de dar la orden de dispersión, Abel se levantó de su asiento.

Puesto que había dicho lo que quería decir, no tenía ninguna razón para quedarse aquí. Mikael, Misa, y Mariabelle pueden hacer lo que quieran.

El 4° y el 5° Apóstol quienes habían estado en silencio desde el principio hasta el final, también se pusieron de pie. El caballero de plata vestido con una armadura de pies a cabeza era el 5° apóstol Johann.

Era el comandante de los [Caballeros templarios] de la cual la 1° unidad de caballería, que dio el golpe final al ejército de Daidalos durante la escaramuza en Goldran, estaban afiliados también.

Un cuerpo de 2 metros de altura cubierto con una armadura de cuerpo completo que al sentarse en la silla parecía una obra de arte.

El otro, que llevaba una túnica similar a Abel y una capucha que era aún más gruesa a través del cual ninguna expresión podría ser vista, era el 4° Apóstol Judah.

Nadie sabía que era su trabajo, y Apóstoles debajo del número 5, por no hablar de sus poderes, ni siquiera sabían cómo actualmente se veía. Era una persona muy misteriosa.

El 2°, 4° y 5° Apóstol cuyos rostros no se podían ver pronto se fueron, y los tres que querían conocer a Sariel se quedaron.

La escena de Mikael mirando a Misa y Mariabelle, quienes estaban discutiendo, con una sonrisa como de santo, era como un maestro mirando a sus alumnos problemáticos.

El castillo real de Daidalos que era aún más enorme que la fortaleza de Virginia, en una sección de este castillo había una habitación especial.

Originalmente, era un gigantesco almacén del sótano, pero en la actualidad un gran círculo mágico fue dibujado en el suelo de piedra fría, y sacerdotes de ropas blancas se situaron en las cuatro esquinas. Y en el centro había un ataúd blanco puro.

Un mes después este cuarto fue creado después de la ocupación de Daidalos. La luz de la iluminación el interior de la habitación parpadeaba lentamente. Aparte de los suspiros cansados ​​ocasionales de los sacerdotes que estaban usando la magia continuamente en rotación, no había ningún otro sonido dentro de la habitación. Pero en este momento, el cambio que ellos estaban esperando finalmente ocurrió.

—- *Bashari*

El sonido del agua llegó desde el interior del ataúd.

*Basha* *Basha* el sonido del agua y sorprendente movimiento vino dos veces, tres veces. Los 4 sacerdotes se aseguraban de que ellos no estaban alucinando debido al exceso de trabajo.

Tan pronto como los sacerdotes salieron de la habitación, 2 hermanas entraron en la sala para reemplazarlos.

Una de ellas tenía una toalla, y la otra sostenía una tunica. Ambas cosas eran de color blanco puro, sin una sola mancha.

Mientras las dos se acercaron, se abrió la puerta del ataúd. (ball: debería ser tapa pero… meh…)

Dos brazos blancos salieron. Las manos agarraron el ataúd y lentamente levantaron el cuerpo.

El cuerpo desnudo de la chica mojado con el agua bendita mantenido en el ataúd apareció.

Gotas de agua cayeron desde el pelo largo y plateado; los dos ojos rojos se abrieron y miraron a las 2 hermanas delante de ella.

Se suponía que las 2 hermanas intervinieran a la chica que salió del ataúd primero, pero esta fue la primera vez que las dos, nunca habían visto directamente a la chica y se olvidaron de su propio deber debido a la belleza que era amada por Dios y estaban sin aliento.

Lo que vieron fue el cuerpo desnudo sin heridas de la chica blanca.

Después de la pelea con Gaevinal, la 7ª Apóstol Sariel supuestamente había perdido un brazo y había sufrido heridas graves, pero no había ni una sola cicatriz en su cuerpo ahora mismo. En este mes, en el interior del ataúd lleno de agua bendita, las heridas de Sariel se habían curado por completo.

“…… ¿Cuánto tiempo estuve ausente?”

Preguntó Sariel.

Era su pequeña voz habitual, pero eso fue suficiente para que las dos hermanas recuperaran su compostura.

“Hoy es el día 12 del mes del Nuevo Sol (Shinyou). Han sido 36 días desde que se durmió.”

“Ya veo.”

Ella escuchó el estado actual de las cosas de la hermana con la túnica mientras su cuerpo era secado por la hermana con la toalla.

“Me parece una situación un poco problemática.”

“Sí, no hace mucho tiempo, el primer ministro de Daidalos se suicidó en la habitación del trono—”

Escuchando de la hermana, Se puso la túnica y se convirtió en la figura blanco pura de costumbre.

“Ahora bien, el arzobispo Liuchrome está esperando, por favor, por aquí.”

La hermana comienza a guiarla allí.

Y los pasos de Sariel, que estaban siguiendo a la hermana, eran lo suficientemente estables que nadie podría pensar que ella estuvo dormida durante un mes.

‘Mi cuerpo está rígido……. el brazo derecho no se puede utilizar por al menos una semana en batalla.’

Al sentir las inconsistencias en su cuerpo, ella decidió ir fuera del castillo para la rehabilitación y la inspección.

 

4 pensamientos en “Kuro no Maou: Capítulo 44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s