Guerreros del olvido: capítulo 2

Para terminar el día (putos trabajos T.T) les dejo un nuevo capitulo de esta novela original hecha por Etmakur.

Disfruten!!!


Capítulo 2 – Primera prueba

 

“Mi ser late de alegría cada vez que te escucho, siempre grito tu nombre pero nunca me has contestado, ¿acaso no deseas escucharme?” – Ketany

 

  • Debemos retirarnos amo, no debes tomar la prueba a no ser que quieras involucrarte y revelar quién soy – dijo ketany.

En esos momentos sentimos una presión mucho más fuerte que la anterior, una presión tal que cualquier movimiento era una tortura; mi compañera profirió ciertas palabras en un idioma que jamás había escuchado y un escudo de agua se formó a nuestro alrededor y luego dijo.

Creo que es demasiado tarde amo la prueba ha comenzado.

La presión cedió y entró un gran grupo de soldados, tomaron a todos los que estaban inconscientes en el piso y además de aquellos que a duras penas podían moverse.

  • Me decepcionan – dijo leviatan – creí que eran más fuertes, solo un puñado de ustedes han pasado mi saludo, venid y seguirme a la próxima habitación, la prueba está a punto de comenzar.

Llegamos a una habitación con infinidad de relojes de arena, de todos los tamaños y formas, algunos de ellos poseían arenas de colores que caían lentamente, otros con arenas más finas se movían a una velocidad tal que era difícil decir si fluía hacia arriba o hacia abajo, daba la sensación de un lugar misterioso y sagrado, había tres puertas con grabados de oro, la primera servía como centro de entrenamiento y aprendizaje, el tiempo corría más lento según la voluntad del administrador, se dice que cuando leviatan era joven estuvo entrenando por mucho tiempo y que en esa ocasión utilizo el máximo de tiempo es decir un año que transcurre en un segundo de nuestro tiempo, la segunda parte es empleada para monitorear todo el reino y la tercera puerta acelera el tiempo, se emplea principalmente para cultivo y crianza de animales para consumo, por lo que pueden tener una producción casi infinita de alimentos.

  • Son habitaciones del tiempo amo, en ellas el tiempo no tiene medida, un segundo puede ser un año o un año un segundo. El objetivo es resistir el mayor tiempo posible – dijo ketany.
  • Entren uno a uno – dijo leviatán – comenzaremos convirtiendo el tiempo en minutos.

O sea que un segundo en este plano será un minuto en la habitación explico sonriente ketany.

Un ser gigantesco se adelantó al grupo, “entrare primero” dijo con orgullo, era un minotauro de 2 metros de alto, músculos sobre músculos y cicatrices sobre cicatrices, debe haber peleado miles de batallas pensé; su mirada infundía temeridad.

  • Qué tal si apostamos una buena cena – dijo ketany – seguro no resistirá más de 5 segundos.

El gigante entró y a los 3 segundos salió con su rostro completamente pálido y cubierto de sudor, no dejaba de templar y fue necesario la ayuda de varios soldados para recostarlo contra una pared.

 

  • Te lo dije, mucho musculo poco corazón, lástima que no te guste apostar amo, no sabes el hambre que tengo – dijo ketany

Así fueron entrando uno a uno, unos resistían más, otros menos, pero todos salían con el mismo semblante y el mismo temor incrustado en sus ojos, pronto fue el turno de mi acompañante…

  • Es mi turno de entrar amo, por favor llámeme cuando deba salir, no deseo destacar – dijo Ketany.

Todos a mí alrededor se burlaban diciendo si los guerreros más fuertes han resistido tan pocos segundos seguro ella saldrá antes que se cierre la puerta.

  • Es solo una Nereida, lo máximo que sirven es de escudo en una pelea.
  • Ni eso, he escuchado que si se asustan, no pueden invocar su magia.
  • Y que se asustan hasta de su sombra.
  • Apuesto a que no resiste 3 segundos.
  • Así que quieres burlarte de nosotros, todos sabemos que no los resistirá.

La nereida entro a la habitación y antes de cerrar dijo en un susurro “no lo olvides…”

Empezaron a pasar los segundos y la habitación no se abría, 1 minuto, 2 minutos, Leviatan miraba con incredulidad e impaciencia

  • ¿Amo ya es hora de salir? – Escuche en mi mente.
  • Sal de una vez – dije.

Y así la puerta que se cerró entre burlas se abrió con el silencio y admiración de todos los presentes.

Que malo eres, creo que te olvidaste de mi – dijo ketany haciendo un puchero – todos a mi alrededor miraban con incredulidad y admiración.

  • Muy interesante – dijo leviatan con un gesto de satisfacción – veremos si ese guerrero al que llamas amo lo hace tan bien.

Sus habilidades son increíbles, me encantaría enfrentarme con ella, seguro no solo domina la magia defensiva, según lo que he visto puede invocar magia de muy alto nivel, pero no me quedare atrás, demostrare que estoy a la altura de su poder, un guerrero nunca se rinde, pensé mientras ingresaba a la habitación.

Entre a la habitación, las puertas se cerraron y la oscuridad era tal que no había distinción entre cerrar o abrir los ojos, no sentía mi cuerpo, era como si no existiera.

  • Tranquilo amo – escuché en mi mente – esa es la primera etapa de la prueba, recuerda que eres una materialización de los pensamientos de Dios, eres una célula de su ser y este espacio solo busca que creas, que te crees, es un lienzo en el que puedes plasmar tus pensamientos, recuerda un mundo gigantesco se oculta en nuestra alma esperando ser descubierto pero siempre tenemos miedo de aceptar su existencia por lo que debes enfrentar tus mayores miedos; tus verdaderos enemigos y además creo que me inspire por eso me debes una buena cena, muero de hambre…

La oscuridad empezó a tomar forma y se convirtió en un gran campo de batalla, una especie de coliseo, lava ardiente fluía alrededor, un contrincante me esperaba vestido con una túnica que tapaba su rostro y como arma un bastón, me mire y llevaba una armadura de cuerpo completo y una poderosa espada de la que se desprendían luces rojas y un aura negra.

No es una pelea justa dije.

No es una pelea justa para quien escuche una voz de trueno que me hizo tambalear, la voz provenía del encapuchado pero se sentía que procedía de todas partes, arremetí con todo mi poder pero detuvo mi espada con su bastón y utilizando su otra mano me lanzo varios metros de allí.

Me levante de nuevo una y mil veces, pero en todas ellas fui vencido con mucha facilidad; poco a poco fui perdiéndome a mí mismo, me despoje de mi armadura y arma y la furia fue nublando mi mente.

Me convertí en un animal sediento de lucha, a cada golpe que recibía, mi furia y mi poder aumentaba, ya no sentía dolor, ya no sentía nada, solo el deseo de destruir, me perdí totalmente.

  • Noooooooo, noooooo – grite tratando de mantener mi cordura, no quiero luchar solo por luchar, a lo lejos una voz resuena en mi mente, que me quieres decir, que me quieres… -Acepta tu lado salvaje, acepta tu furia, acéptate a ti mismo – era la voz solloza de Ketany.

Eso es todo lo que tienes, entonces no me queda otra que destruirte dijo el encapuchado…

Es cierto siempre he tenido miedo de mi poder, de mi parte salvaje, siempre la he tratado de ocultar, de eliminar, pero también es una parte de mi pensé.

  • Entonces acéptame – escuché dentro de mi – incluso si el mundo se aparta de ti estaré a tu lado porque tú eres yo y yo soy tu.
  • Te acepto y te reconozco como mi igual, como mi complemento, como mi ser – dije en voz alta, el encapullado levanto su gorra y sonrió – ya era hora que lo hicieras mi querido yo.

La puerta se abrió y la nereida salto sobre mí.

  • no me hagas preocupar tanto, tardaste un eternidad, pero me alegra que te hayas encontrado – dijo ketany tratando de ocultar sus lágrimas.
  • Bien hecho guerrero – dijo leviatan – creo que he encontrado algo interesante.

Sonaron unas fuertes trompetas.

  • lo habéis hecho bien mis elegidos, id a comer y descansar, lo necesitareis para mañana que será el final de la prueba.

 

  • Ya era hora amo, por fin podremos comer, he preparado los alimentos que tanto te gustan.
  • Y como es que sabes mis gustos, si apenas hoy nos conocimos
  • No debes bromear con estas cosas, no son nada graciosas, son los alimentos que compartiste conmigo hace mucho tiempo, por lo que considere que eran tus preferidos – dijo Ketany.
  • Dime porque tienes tantas consideraciones conmigo y porque me llamas amo contesta.
  • No podía hacer menos por lo que hiciste por mí, por la persona que salvo mi vida y a mi raza, mi querido amo – dijo la nereida sonrojándose.
  • ¿Que hice qué?, ¿no será que me confunde con otra persona? – Respondí.
  • ¿Queeeeeeeee? ¿¿Acaso no lo recuerdas?? Debes estar de broma, está bien – suspiro la nereida – creo que te lo recordare, de la manera como salvaste mi mundo y de la promesa que hice en ese instante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s